Skip to main content

Full text of "España sagrada. Índice de la España sagrada"

See other formats


t  I 

I.  ¿ 


"  r; '" 


ir     V  ■■■■A 


!¿í?j 9E <*ivrj ^i^i wiriLjíi  y..¿  ^*Ms^*í#¡'&tó 


i  O  ,  5-  «*• 

.7^3 


ESPAÑA  SAGRADA. 

THE ATRO 

GEOGRAPHICO-HISTORICO 

DE  LA  ICLESIA 

DE  ESPAÑA. 

TOMO  X. 


Digitiz 


1 


Digitized  by  Google 


ESPAÑA  SAGRADA. 

THE ATRO 

GEOGRAPHICO-HISTORICO 

* 

DE  LA  IGLESIA 

DE  ESPAÑA. 

TOMO  X. 


Digitized  by  Google 


1 


Digitized  by  Google 


ESPAÑA  SAGRADA. 

THEATRO  GEOGRAPHICO-HISTORICO 

DE  LA  IGLESIA 

DE  ESPAÑA. 

ORIGEN  ,  DIVISIONES  ,  Y  LIMITES 
de  todas  fus  Provincias.  Antigüedad ,  Traslaciones, 
y  eftado  antiguo  y  prefente  de  fus  Sillas, 
con  varias  Diflertacioncs  criticas. 

TOMO  X. 

DE  LAS  IGLESIAS  SUFRAGANEAS  ANTIGVAS 
de  Sevilla  :  Abdera  ,  Ajido ,  Afligí  y  y  Córdoba. 

Dedicado  á  los  Santos  de  eftas  Diecefis 

Por  el R.P.M.FrÍHfnriqueFlorez,  Doblar  y  Catbedratico  de  Thcologia 
de  la  Vniverjtdad  de  Alcalá ,  y  Ex-Provincial  de  fu  Provincia 
de  Cajilla  de  N.  P.  S.  Augufiin ,  &*c. 


En  MADRID:  En  la  Oficina  de  ANTONIO  MARIN. 


Digitized  by  Google 


Digitized  by  Google 


APROBACION  DEL  M.  R.  P.  Afro.  FR.  FRANCISCO 
Martínez, ,  del  Orden  de  N.  P.  S.  Augufiin  ,  Mavftro  de 
Numero  de  efta  Provincia  de  Cafiilla  ,  Prior  que  ba  Jido  dt 
S.Pbciipc  el  Real  de  Madrid,  y  Provincial  abjbluto,  0*c. 

HE  vifto  los  dos  Tomos  décimo ,  y  undécimo  de  la 
paña  Sagrada  ,  que  N.  P.  M.  Ex-Provincial  Fr.  Henri- 
que  Florez,  quiere  dar  á  la  Eftampa  :  y  en  ellos  mifmos  hallo 
con  que  refponder  al  Oficio  dcCcnfór  ,  que  fe  me  impone, 
haciendo  mías  las  palabras  >  que  Alvaro  Cordobés  ofrece  en 
la  refpueíla  á  una  Obra, que  S.  Eulogio  remitió  á  fu  cen- 
fura :  Non  dif cutiendo  9/ed  admirando  textum  totius  opufeidi 
hudabilis  percurri.  Lei ,  dice  ,  el  texto  de  efta  Obra  lauda- 
ble: pero,  no  haíido  la  lección.,  teniendo  que  ventilar,  fino 
que  admirar.  Del  mifmo  modo  lei  también  eftos  libros.  Vi 
Jo  que  el  docto  inveftigador  extrae  del  The  foro  Sagrado  de 
nueftra  Iglefia ,  donde  fe  ocultaba  tanto  nuevo  y  antiguo: 
y  á  vifta  de  fu  precioíidad ,  no  hay  en  mi  pobre  pecho  cofa 
digna  para  Obra  tan  grande  ,  como  decía  Alvaro:  Et  quod 
•x  Tbe/auro  S  api  entice  Dei  d  do  61  o  Scriba  nova  &  veteri 
reconditione  prolatum  eft  ,  alte  profunde  que  totum  rimavi  yni- 
bilque  dignum  quod  tanto  rependerem  operi  ,  in  tenuifsim* 
peclore  pauperis  tui  invtnu  Es  el  theatro  de  la  Iglefia  de  Ef- 
paña  como  un  theforo  copiofifsimo ,  cuyas  minas  fe  cftien- 
den  por  el  cfpacio  de  unas  Provincias  muy  dilatadas  ,  en  que 
la  divina  Sabiduría  repartió  innumerables  piedras  preciólas 
de  fu  Iglefia ,  en  los  muchos  Martyrcs  ,  Doctores,  Confeflb- 
res ,  y  Virgcnes ,  que  nos  dio  :  pero  efte  gran  theforo  eftaba 
como  oculto  en  unas  partes:  en  otras  no  bien  purificados 
Jos  metales  ,  mezcladas  fus  vetas  con  efeoria  ,  lo  preciofo 
con  lo  vil ,  lo  verdadero  con  lo  apocry  fo.  Y  á  vifta  de  la  fa- 
tiga inmenfa,con  que  nueftro  Enfayador  prueba  los  metales, 
califica  fu  ley ,  fepara  lo  preciofo,  o  defeubre  lo  oculto ;  qufc 
podrá  decir  mi  pobre  pluma?  Cafi  quanto  dijo  Alvaro. en  fu 
refpueíla ,  pudiera  yo  copiar  en  la  mia:pero  me  contento 
con  adoptar  eftas  palabras  :  Eloquenter  atque  fplcndidcOrato- 
rum  more  ,  imd  Scbolafiica  eruditione  totum  opus  digeftum  ,  Ú* 
bumana  pariter  oc  divina  inftruftionc  perfeclum,  non  difcaf- 


Digitized  by  Google 


Jíone  inliget  ,  fed  potius  laudari  inquirit.  (fr)  Obra  trabajada 
con  eloquencia  y  cfplcndor  ,  dónele  brilla  hada  la  erudición 
Efcolaftica;  donde  las  inftrucciones  divinas  fe  ufan  tan  opor- 
tunamente >  donde  las  humanas  fe  miden  por  el  numero  de 
fus  claufulas  ;  cfta  no  pide  cenfura ,  fino  aplaufo :  Sed  potius 
laudari  inquirit.  Pero  ni  aun  foy  bueno  para  la  alabanza: 
porque  haviendo  yo  mirado  con  efpecial  propenfion  á  nues- 
tro Autor  defde  Novicio ,  y  defpues  en  el  Curfo  de  fus  eftu- 
dios  Theologicos  (en  que  tengo  la  complacencia  de  ha  ver 
fido  mi  auditor)  debo  fiar  el  aplaufo  á  ios  eftraños  :  guar- 
dándome el  reconocimiento  de  lo  mucho  que  le  debemos 
en  las  nuevas  producciones  con  que  cada  dia  iluftra  fu  te- 
naz aplicación  el  theatro  de  la  Iglefia  de  Efpaña  ,  para  pu- 
blica utilidad.  Efte  es  mi  íentir  ,  falvo,  &c.  San  Phelipe  el 
Real  de  Madrid,y  Abril  1 8.  de  1753. 

Fr.Frandfco  Martínez* 


LIC  ENCIA  DE  LA  ORDEN. 

EL  Maeftro  Fr.  Manuel  Vidal ,  Provincial  de  la  Provincia 
de  CaíHlla  de  la  Obfervancia  del  Orden  de  los  Ermi- 
taños de  N.  P.  S.  Auguftin,  &c. 

Por  la  prefente  doy  licencia  á  N.  P.  M.  Ex-Provincial 
Fr.  Henrique  Florez ,  para  que  pueda  imprimir  los  dos  T07 
mos ,  décimo  y  undécimo  de  fu  E/paña  Sagrada  ,  que  con 
hueftro  orden  han  fido  viftos  y  aprobados :  con  tal ,  que 
para  efte  efe&o  cumpla  lo  ordenado  por  el  Santo  Concilio 
de  Trento ,  y  Leyes  de  eftos  Rey  nos  en  punto  de  imprefsio- 
nes  de  libros.  Enrede  loqual  doy  la  prefente ,  firmada  de 
mi  mano ,  fellada  con  el  Sello  acoftumbrado  de  nueftro  Ofi- 
cio ,  y  refrendada  de  nueftro  Secretario  ,  en  efte  nueftro 
Convento  de  S.  Aug.  N.  P.  de  la  Villa  de  Madrigal  en  20.  de 
Abril  de  1753. 

Fr.  Manuel  Vidal,  Provincia!. 

• 

Por  mandado  de  N.P.M.Provincial, 
Fr.  Gregorio  de  Argaya,  Secretario. 

Al'RO- 

&)Alvat*i¡nEp¡ft.*dS.Euhg.Tom*Xl.?si*SU 


Digitized  by  Googl 


'APROBACION  DEL  R>  P.  PRESENTADO  FR.  JOSEPH 
Alonfo  Pinedo ,  Profejfor  de  Sagrada  Tbeologia ,  y  Catbcdra- 
tico  de  Pbilofophia ,  que  ba  fido  en  la  Univerjidad  de  Vallado- 
lid  ,  /  al  prefente  Predicador  General,  y  Titular  dtl  Conven- 
to de  Santo  Tbomas  ,  Orden  de  Predicadores  de  ejia  Corte. 

POr  mandato  y  comifsion  del  feñor  Vicario  General  de 
efta  Villa  de  Madrid  he  leido  los  dos  Tomos  X.  y  XI. 
de  la  Obra  intitulada :  E/pana  Sagrada,  que  quiere  dar  á  luz 
el  Rmo.  P.  Mto.  Fr.  Henrique  Florcz  ,  Doftor  y  Cathedra- 
tico  de  Theoloeia  en  la  Univerfidad  de  Alcalá ,  hijo  ,  y  he- 
redero del  theioro  ineftimable  de  profunda  fabiduria ,  que 
en  la  cabeza  de  fu  Gran  Padre  S.  Auguftin  amontonó  el  Cic~ 
lo ,  para  iluminar  la  Iglcíia  Santa.  Aun  vive  Auguftino ,  y 
renace  Phenix  de  la  luz  en  la  mucha  ,  que  cftc  Hijo  efclare- 
cido  va  derramando  fobre  las  tinieblas  de  una  hiftoria  Eclc- 
íiaftfe* ,  qual  es  la  de  Efpoña  ,  Nación,  que  fi  quifo  dejar  al- 
gunos relámpagos  que  nos  alumbraren  entre  lo  obfeuro  de 
tan  continuadas  tempeftades ,  necefsitaba  mover  á  un  mifmo 
tiempo  las  dos  manos ,  una  para  manejar  la  pluma ,  y  otra 
para  facaí  la  tinta  en  el  Oidor  ,  y  la  fangre,  con  que  regaban 
la  tierra  fus  habitadores  oprimidos  tantos  años  ,  y  aun  Si- 
glos i  ya 'de  ios  feroces  Africanos ,  ya  de  los  abortos  del  Sep- 
tentrión ,  no  menos  crueles  y  barbaros ,  que  los  Mahometa- 
nos. Quinto  ha  trabajado  nueftro  Rmo.  para  darnos  en  lim- 
pio eftos  fragmentos, y  quán  agradecidos,  le  debemos  eftát  á 
tu  infatigable  aplicación ,  en  ir  focando  á  luz  eftos  reftos  de 
nueftra  antigüedad?  Ya  se,  que  algunos,  dentro,  y  fuera  de  la 
Nación ,  fe  han  empeñado  en  divertir  á  efte  grande  hombre 
de  fu  comenzada  carrera,  echándole  ,  no  ya  volas  de  oro,co- 
mo  hizo  no  se  qué  Joven  con  aquella  tigera  muger,ctrya  her^ 
mofura  era  premio  á  quien  fe  la  adelantafle  en  la  carrera :  pe- 
ro nueftro  Rmo.  en  todo  prudente,  quiere  confumar  íucur- 
fo ,  eitimanda  mas  ddjar  á  la  Nación  un  mayorazgo  de  The- 
foros  para  la  erudición  ,  que  el  detenerfe  á  dar  larga  fatif- 
£&cáoa  á  impertinentes  Qriticos ,  fatisfechos  de  que  podrán 
mandar  al  Sol  pare  fu  vuelo  ,  y  que  es  mucha  razón  fe  de- 
tenga efte  Aftro  luminofo  á  efeuchar  ,  no  ya  los  quiebros  de 

lf4  un 


Digitized  by  Google 


un  Ruifeñor  Cortefano ,  fino  los  melancólicos  graznidos  dt 
los  Buhos.  No,  no  Rmo.  P.  Mro.  no  hay  que  retirar  el  bra- 
zo :  que  femé  jante  Obra  tendrá  rantos  defen  Cores ,  quantos 
fon  los  verdaderos  Efpaiíoles,  que  fe  glorian ,  de  que  ya  no 
necefsita  la  Nación  plumas  eftr-angeras  asalariadas ,  para  pu- 
blicar fus  glorias ,  quando  el  Ciclo  nos  ha  dado  en  fu  Perfo- 
na ,  quien  trabajando  por  todos ,  defengañe  á  nueltros  Emu- 
los, que  Efpaña  fiemprc  tiene  para  si ,  en  aguas ,  frutas ,  mi- 
nas ,  riquezas ,  en  artes  ,  ciencias  ,  y  todo  genero  de  erudi- 
ción. Por  lo  que  no  hallando  en  los  dos  Tomos  cofa  que  no 
fea  conforme  á  los  Sagrados  Cañones ,  Concilios  ,  Padres, 
fana  doctrina  ,  y  buenas  coftumbres  ,  foy  de  parecer ,  puede 
¡V.  S.  y  aun  debe ,  (1  quiere  bien  ,  como  lo  fupongo ,  á  fu  glo- 
rióla Nacion,dár  á  dicho  Rmo.  la  licencia  para  imprimirlos. 
Afsi  lo  fiento  ,  &c.  En  efte  de  S.  Thomás  de  Madrid.  Ju-* 
nio  i.de  1753. 

Fr.Jofeph  Alonfo  Pinedo, 
LICENCIA  DEL  O  RDINARIO. 

*  «  1 

NOS  el  Licenciado  Don  Thomás  de  Naxera  Salvador*,' 
del  Orden  de  Santiago  ,  Capellán  de  Honor  de.  S.  M. 
Inquiíidór  Ordinario ,  y  Vicario  de  efta  Villa  de  Madrid,  y 
fu  Partido ,  &c.  Por  la  prefente ,  y  por  lo  que  á  Nos  roca, 
damos  licencia  para  que  fe  puedan  imprimir ,  e  impriman 
los  Tomos  décimo  ,  y  undécimo  de  la  EfpaHa  Sagrada ,  ef- 
critos  por  el  Rmo.  P.  M.  Fr.  Henrique  Fiorez ,  del  Orden  de 
S.  Auguftin  ,  mediante  que  de  nueftra  orden  han  fido  reco- 
nocidos ,  y  no  contienen  cofa  opuefta  á  nueftra  Santa  Fe  y 
buenas  coftumbres.  Fecha  en  Madrid  á  dos  de  Junio  de  mil 
Setecientos  cinquenta  y  tres* 

Lie.  Naxeréi 

Por  fu  mandado* 
Jofefb  Muñoz  de  Olivare* 

t 

«  .'•  *  tm  a 


Digitized  by  LaOOQle 


¿PROBACION  DE  DON  PEDRO  RODRIGUEZ 
Campomancs ,  Abogado  de  ¡os  Reales  Confejos ,  Academüo  >y 
Ctnfár  atfual  de  Ta  Real  de  la  Hiftoria, 


HE  leído  con  atención  los  Tomos  X.  y  XI.  de  la  Efpañá 
Sagrada ,  que  V.  A.  fe  íirvió  remitir  á  mi  Cenfura.  En 
ellos  continua  el  R.  P.  M.  Florez  los  orígenes  de  la  Iglefia  de 
Efpaña  en  las  antiguas  Dioceíis  de  Abdcra,  Afido  ,  Aftigi ,  y. 
Cordoba.El  aflunto  de  fuyo  es  tan  útil  para  introducir  al  co-' 
cocimiento  de  la  propagación  del  Evangelio  en  Efpaña,y  fe* 
lie  de  la  difciplina ,  y  fuceflbs  Ecleíiafticos  en  ella  5  que  ya 
el  Público  lo  tiene  reconocido  en  los  Tomos  antecedente? 
de  efta  Obra. 

La  taita  en  la  Chronologia ,  y  Geografía  antigua  ,  que  fe 
bbferva  en  algunos  Efcritores  de  hiftorias  particulares  Ecle-i 
íiaílicas  de  Efpaña ,  es  el  manantial  de  las  inconfequenciasjj 
que  padecen  ,  ya  refpecto  al  tiempo,  ya  al  fitio  de  los  Obif-. 
pados  y  de  las  Metrópolis  ,  y  ferie  de  los  Prelados,  que  las 
rigieron  ,  y  Martyres  ,  ó  Confeflbres ,  que  las  Üuftraron.  De 
ai  es,  que  fin  defearriarfe  del  buen  raethodo  el  R.  Florez ,  fe 
leen  fin  moleftia  en  efta  Obra  muchas  memorias  ,  que  fon 
proprias  de  la  hiftoria  profana  ,  y  tienen  aquí  no  obftante 
conveniente  lugar. 

Las  Obras  del  Caballero  Alvaro  Paulo  ,  y  del  Abad  Sam- 
fon  del  Tomo  XI.  contienen  un  retrato  al  vivo  de  la  Iglefia 
Muzárabe  ,  que  fe  confervaba  en  egercicio  del  catholicif- 
mo  bajo  de  los  Mahometanos.  En  ellas  fe  vé  el  fervor  de 
los  Fieles  prontos  al  martyrio  j  el  eftado  de  la  difciplina, 
y  hierarchia  Eclefiaftica  arreglada  á  la  quepreferibe  la  Co- 
lección de  Ios-Concilios  de  Efpaña  $  y  finalmente  el  metho- 
do  de  eferibir  las  materias  de  Religión :  levantandofe  un 
hombre  del  Siglo  en  Alvaro ,  para  fuplir  la  falta  de  algunos 
Paftores. 

Ya  nueftros  buenos  Efcritores  (#)  havian  hecho  mención 


f*)  Ambrefio  de  Mor  ale  t  Pnié  *¡  tom,x,d<  fu  Cbronité,}  em  el  tem.}J¡b.i  4^ 


M.  P.  S. 


con 


s.l.  Bernardo  4 


Digitized  by  Google 


con  otros  Autores  Eclcfiafticos  del  Siglo  VTB.  y  IX.  de  las 
Obras  deSauifon  ,  y  Alvaro  5  copiando  algunos  palfages  ,  en 
efpecial  de  elle  ultimo ,  ei  doctií simo  An tiqu.ir io  Bernardo 
Aldrete  :  pero  la  edición  exa&a  ,  e  integra  quedó  refervada 
al  afán  con  que  el  R.  Florez  bufea  cítos  monumentos  ,  pa- 
ra que  de  efte  modo  queden  perpetuados  á  la  pofteridad  las 
virtudes  y  martyrio  de  muchos  fervorofos  Chriftianos  ,  que 
en  Córdoba  renovaron  en  el  Siglo  nono  los  tres  primeros  de 
la  lglcfia  en  la  conftancia  de  tcli  ificar  con  fu  vida  la  Fe  de- 
lante de  los  enemigos  de  la  Cruz. 

La  puntualidad  en  cotejar  y  confultar  las  memorias  de 
4a  Antigüedad  en  fus  originales ,  es  una  indifpenfable  obli- 
pación  del  que  trata  hechos  antiguos.  Mucho  há  que  á'iüo 
cita  regla  ,  y  la  pufo  en  practica  el  exa&o  Hiftoriador  Poly- 
bio.  (i)  Su  egecucion  fe  advierte  con  efpecialidad  en  los 
monumentos  del  Tomo  XI.  Qualquicra  que  repare  en  la  bar- 
•barie  del  Siglo  en  que  fe  eferibieron  las  Obras  de  Alvaro* 
y  de  Samfon  ,  corrupción  que  entonces  padecia  la  Latini- 
dad ,  conocerá  las  dificultades  que  venció  el  Autor  con  lar- 
{50  eftudio  para  fu  correcta  edición.  Aumentó  no  pequeño 
trabajo  no  haver  de  ambas  Obras  mas  que  un  folo  Manut- 
en ro  ,  Almamente  defarrcglado  en  la  Orthographia,  y  Gra- 
mática por  el  Copiante  primitivo. 

Por  confidcrar  efte  embarazo  dos  Siglos  há  el  diligentif- 

fi- 

(1)  Polyb.lib.  Xa.  de  fu  hifi.cap.  ult.  Tom.2.  Edition  de 
Amfterdam  16jo.pag.930.  donde  criticando  a  Timaeo  requiere 
-para  tratar  con  acierto  ¡a  hifioria  antigua  yj^fa^fiárm 
«rAíjG©* ,  r¡  j3i€Aie6>íx¿0  7tcv  yMTvijJVap  ,  efio  et :  Copia  de 
MSS.  ó  Memorias ,  y  buena  Bibliotbeca  a  la  mano.  Y  contir 
nuando  el  metbodo  de  poner  en  obra  eftos  materiales  ,  añade: 
Awrh  KAT*KUfUf*w  iptvrav  SU  T¿  £»|fot/fty»vci>  ,  *j  rvyicpi- 
Mjy  TcU  T«f  T^oyvyovórav  ovyypatyotv  ¿.yvoíif  ,  ¿*tv  w« 
ft*Koa-<*Gu*f ,  efio  es :  »  Lo  que  de/pues  refia  es  inveftigar  i  fu 
„  ef pació  (elAutbor)  el  affunto,y  cotejar,  ó  confrontar  los  yerros 
„  de  los  Efcritores  anteriores  y  coetáneos ,  libre  de  todo  efpirit* 
de  partido.  »  Vetfe  en  el  pajfage  de  Polybio  la  antigüedad,  y  ne- 
ce f sida  de  la  buena  Critica  con  el  auxilio  ,  /  cotejo  de  los  ori- 
gínales. 


Digitized  by  Google 


íimo  Ambrollo  de  Morales ,  (i)  dejó  fin  duda  de  publicar  ¿ 
Alvaro  con  S.  Eulogio ,  de  quien  viene  en  la  ferie  de  los  fur 
ccflbs  á  fer  continuador ,  y  en  lo  demás  compañero  y  amigo 
.por  refpc&o  al  zelo  de  la  Religión  ,  y  aplicación  al  eftudio 
-de  la  Efcrkura  ,  de  los  Concilios ,  y  de  los  Padres. 

Reduciendo  pues  mi  dictamen  á  lo  que  debo  5  fiemo  que 
Ja  Obra  es  muy  provechofajpara  la  inftruccion  pública  ,  y 
ten  nada  opueíta  á  los  interenes  del  Eftado.  Por  lo  que  la  en- 
cuentro digna- de  la  licencia ,  que  para  fu  imprefsion  folicita 
fu  Author ,  afanado  loablemenrc  en  la  edición  de  todos  los 
¿originales  puros ,  que  pueden  tener  conexión  con  la  niñea- 
ría edefiaftica  de  la  Igicfia  de  Efpaña.  Madrid  y  Junio  26. 
de  1753. 

Lic.  Don  Pedro  Rodríguez 
Campomancs. 

"  ■  "  ■  ii 

LICENCIA  DEL  CONSEJO. 

DON  Joíeph  Antonio  de  Yarza,Secretario  del  Rey  nocir 
rro  Señor,  fu  Efcribano  de  Cámara  mas  antiguo ,  y  de 
Gobierno  del  Confejo:  Certifico, que  por  los  Señores  de  el  fe 
ha  concedido  licencia  «1  Mro.Fr.Hemiquc  Fk>rez,del  Orden 
de  S.Auguftin, Ex- Provincial  de  la  Provincia  de  Cartilla, Doc- 
tor Theologo  y  Cathedr ático  de  la  Univcrfidad  de  Alcalá, pa- 
ra que  por  una  vez  pueda  imprimir,  y  vender  los  dos  Tomos 
X.  y  XI.  de  fu  Obra  intitulada :  Efpaña  Sagrada ,  con  que  la 
imprcísion  íc  haga  por  los  Originales,que  van  rubricados,  y 
firmados  al  fin  de  mi  firma ,  y  que  antes  que  fe  vendan  fe 
traygan  al  Confejo  dichos  dos  Tomos  impreífbs  junto  coa 
fus  Originales,  yCerríficacion  del  Corrector  dé  citar  confbto- 
mes,  para  que  fe  tafle  el  precio  á  que  fe  han  de  vender,  guar- 
dando en  la  imprefsion  lo  difpucfto  y  prevenido  por  las  Le- 
yes* 

4>)  Morales  ¡¡b.u^cap.iy.fthxxyji.  en  la  *$ts  margenaron  motivo  dt.ta- 
¡firir  Ja  Vida  de  5.  Eulogio  Jacada  del  Caballero  Alvaro ,  dice  del  Original  ,dt 
.la  Obra  de  efie  :  Todo  loque  fe  figue,  en  que  fe  da  á  enteoder  qué  era  U 
potencia  de  Recafrcdo,eíta  en  los  originales  tan  confufo,que  no  fe  puede 
percebir  cofa  clara  enteramente,  y  es  menefter  adivinar :  porque  de  otra 
manera  no  ay  entender.  Mfie  juicio  de  un  hombre  como  Morales  t  ti  un  elogio 
f9fiaoia  ^ara  la  tdttion-dt  Alvar  o,  fut  no»  produce  ti  JL  Florea* 


Digitized  by  Google 


yes,  y  Pragmáticas  de  cftos  Rcynos.  Y  para  que  confte  la 
firme  en  Madrid  á  treinta  de  Junio  de  mil  fetecientos  y  cin-> 
quenta  y  tres. 

Donjofcpb  Antonio  de  Tarsut. 

t  — 

FE  OE  ERRATAS. 

PAG.30*.  col.i.  lin.2.  a  Religión,  lee,  la  Religión.  P.  133. 
col.2  lin.8.  las  mas ,  lee,  los  mas.  P.141.  col.i.  lin.  14.  y. 
$. 1.  F.  fulij  Filius  ,  lee,  L.  F.  Lucij  Filius.  P.175.  col.2.  liru 
7.  pomos  ,  lee,  podemos.  P.200.  col.i.  lin.23.  contefimum,  lee 
tentejimum.  P.  203.  col.  2.  lin.  23.  Tabre ,  lee , /obre.  P.  246. 
¿ol.2.  lin.  30.  permitiéndole  ,  lee, permitiéndoles.  P.  278.  col. 
1.  lin.io.  algunos  ,  lee,  alguno.  P.359.  col.i.  lin.  i.Didicd/c^ 
lee,  Dcdhdfc. 

Efte  Tomo  X.  de  la  Efpaña  Sagrada  ,  compuefto  por  el 
P.  Mro.  Fr.  Henrtquc  Florez. ,  del  Orden  de  S.  Augu.Vm  ,  coc- 
refponde  con  fu  original ,  quitadas  eftas  erratas,  Madrid ,  y¿ 
Noviembre  29.  de  1753. 

Lic.  D.  Manuel  Licardo  de  Ribera, 
Corred.  Gen.  por  S.M. 

»  ■■■■  ■     ■    •  —  

T  A  S  S  A. 

DON  Jofeph  Antonio  de  Yarza,  Secretario  del  Rey  nues- 
tro Señor  ,  fu  Efcribano  de  Cámara  mas  antiguo,  y  de 
Gobierno  del  Confejo :  Certiñco  ,  que  haviendofe  vifto  por 
los  Señores  de  él  el  Tomo  décimo  de  la  Obra  intitulada: 
E/paña  Sagrada ,  fu  Autor  el  Mro.  Fr.  Henrique  Florez ,  del 
Orden  de  S.  Auguftin ,  que  con  licencia  de  dichos  Señores, 
•concedida  al  luíodicho  ,  ha  (ido  impreífo  ,  tañaron  a  diez 
mrs.  cada  pliego  :  y  dicho  Tomo  parece  tiene  fetenta  y  qua- 
tro  ,  fin  principios ,  ni  tablas  ,  que  á  efte  refpe&o  impor-* 
ta  fetecientos  y  quarenta  mrs.  y  al  dicho  precio  ,  y  no 
mas  ,  mandaron  fe  venda  ,  y  que  efta  Certificación  fe  ponga 
al  principio  de  cada  Tomo ,  para  que  fe  fepa  el  á  que  fe  ha 
de  vender.  Y  para  que  confte  lo  firmé  en  Madrid  á  7.  dq 

mi- 
Don  Jofepb  Antonio  deTarza. 

PRO- 


Digitized  by  Google 


PROLOGO. 

Ntramos  a  recorrer  el  Theatro  de  las 
Iglefias  Sufragáneas  antiguas  de  Sevi- 
lla :  y  nunca  mejor  podemos  ufar  de  la 
exprefsion  de  antiguas  ,  pues  entre  las 
quatro ,  de  que  trata  cite  libro  ,  han 
faltado  las  tres  í  y  la  quarta ,  que  per- 
manece ,  fe  halla  fuera  de  la  mrifdic- 
cion  de  laBetica :  de  modo ,  que  nin- 
guno de  los  Títulos  de  los  Obifpados 
aquí  expueítos  ,  fe  lee  hoy  entre  los  fufraganeos  de  la  Santa 
Igleíia  de  Sevilla ,  haviendo  fido  fuyos  en  lo  antiguo.  Tan- 
tum  dtvi  longavA  valct  mutarc  vttuftat.  Los  tres  primeros  Tí- 
tulos fon  el  Abderitano  ,  el  Afidonenfe  ,  y  el  Aftigitano.  EC- 
tosfe  extinguieron  totalmente  :  los  dos  en  quanro  al  Titulo, 
y  á  la  Sede  (pues  el  Obifpado  de  Abdera ,  y  el  de  Aftigi ,  no 
exiften ,  ni  fueron  trasladados  á  otro  pueblo)  El  de  Aí ido 
perdió  fu  antiguo  titulo  ,  y  fu  afsiento  5  pero  el  territorio 
conferva  dignidad  Epifcopal.  Solo  Córdoba  es  la  que  fe 
mantiene  con  Paftor ,  fin  alteración  de  fino  ,  ni  de  Titulo: 
pero  tampoco  dejo  de  participar  novedad ,  hallandofe  fegre- 
gada  de  fu  antigua  Metrópoli  de  la  Betica.  Eíta  es  el  mas 
copiofo  argumento  del  Libro  ,  no  tanto  por  lo  que  mira  al 
tiempo  de  los  Romanos ,  y  de  los  Godos  $  quanto  por  el  de 


Digitized  by  Google 


los  Saracenos :  en  que  ÍI  escampo  dilatado  para  explayarfe 
en  io  Civil ,  por  haver  fido  Corte  de  los  Reyes  >  no  lo  es  me- 
nos cnlo-Eclefiaítico ,  por  haver  fidó  como  Coluna  comSa- 
*  tida ,  pero  inmoble  en  ia  Fe  :  theatro  de  perfecucion  ,  pero-' 
también  de  triúmphos :  Iglefia  la  mas  anguítiada ,  pero  la 
mas  iluftrc :  pues  entre  todas  las  dominadas  por  los  Barbaros 
en  Afia ,  en  Africa  ,  y  eníuropa  ,  ninguna  como  Córdoba 
levantó  la  Vandera  de  la  <onfeísion  de  la  Fe,  fegun  anees 
que  yo  ,  publicó  el  Cardenal  Baronio.  (i) 

La  Iglefia  pues  Muzárabe  de  Córdoba  es  la  que  vuelve 
á  levantar  la  Vandera  ,  proponiendo  no  precitamente  lo  que 
todos  faben ,  de  haver  perfeverado ,  ni  efta  ó  aquella  cir- 
cundando ,  delineada  ya  en  uno,  ya  en  otro  niftoriador, 
íino  el  conjunto  del  cuerpo-,  de fmemb* anzole  en  fus  par- 
tes :  de  modo  que  no  folo  fe  conozca  que  le  huvo  ,  íino  que 
&  vea  el  orden !,  la  harmonía ,  y  las  'partes  de  que  citaba 
organizado ,  considerando  cada  edfa  en  fu  conftitucion  par- 
ticular. Levanta ,  digo ,  Córdoba  la  Vandera  ,  manifeftan- 
do  al  publico  la  difciplina  y  el  orden  con  que  efclavizada  la 
Ciudad  ,  militó  libre  fu  Fe ,  no  en  campo  fin  contrario ,  fino 
dentro  de  ios  Reales  de  fus  mas  formidables  enemigos.  Le- 
vanta la  Vandera ,  para  que  faliendo  nuevamente  á  feguir  el 
Eftandarte  de  la  Fe  los  mifinos  que  en  lo  antiguo  militaron 
f>or  ella ;  vean  los  vivientes  ,  y  la  pofteridad  el  Egercito 
que  una  fola  Ciudad  reclutó  contra  las  Fuerzas  del  fofiárnó; 
Levanta  la  Vandera,  repitiendo  fu  egercicio  militar  ,  no 
tanto  para  habilitar  á  otros  vifoños ,  quanto  para  moftrar  la 
deftceza  y  los  triumphos  de  fas  Soldados  veteranos.  Pone 
primero  por  delante  la  noticia  del  campo  del  Enemigo  ,  de- 
clarando fus  fuerzas ,  fus  armas ,  fus  Comandantes ,  cito  esi 
los  nombres  ,  tiempo  ,  y  genio  de  los  Reyes.  Declara  el  or- 
den con  que  la  Tropa  Chrilliana  cftaba  repartida  en  el  dif- 
trito  de  tantas  y  tales  Parroquias ,  con  la  cxprefsion  de  fus 
títulos ,  y  fitios.  Expone  el  modo  cor.  que  otros  eílaban 

(i)  Ut  exbic  pane  Cordubenfis  filix  EccUfta  prje  aterís  OREIS  Ecclefiit 
fucr'tt  Wuflrxt*  ,  tapóte  cjv*  SOLA  ínter  i  ni  micos  magna  conftantia  vtx'tlluim 
CinftftionU  erex'it,  An.  850* 


Digitized  by  Google 


como  acantonados  ón Virios  MónafteriÓs.  Refiere  la  políti- 
ca* con  que  fe  gobernaban  afsi  en  lo  Civil ,  como  en  lo  Ecle- 
fiaftico :  las  calidades ,  las  máximas ,  y  los  nombres  de  los 
Capitanes ,  que  guiaban  aquellas  Sagradas  Compañias ,  efto 
es  7  Cas  Doctores ,  fus  Abades  ,  y  fus  Maeftros.  Propone  el 
modo  de  militar  y  vencer  en  cada  Saldado  de  los  mas  ani- 
mofos  r  refiriendo  ios  nombres  r  y  fus  vidas ,  efto  es ,  el  EC~ 
quadron  de  los  Martyres  ,  que  voluntariamente  falieron  al 
campo  del  enemigo  a  prefentar  batalla.  Y  finalmente  da  no- 
ticia de  las  luchas  y  triumphos  no  folo  de  los  Varones ,  fino 
también  de  las  Doncellas ,  y  Cafadas  ,  que  en  efta  Milicia 
efpiriruat  llegaron  á  capitanear ,  y  aun  á  infundir  animo  á 
los  hombres. 

Algunos  Efcritores  precedentes  havian  ya  tratado  de  ef- 
tos  puntos.  Los  mas  cuidaron  de  referir  las  Vidas  de  los 
Santos.  No  ha  faltado  quien  apunte  otras  cofas :  pero  no  ha- 
viendofe  empeñado  en  el  todo ,  dejaron  no  poco  que  tra- 
bajar nafta  en  el  methodo.  El  Doctor  DJfuan  Gómez  Bra- 
vo ,  Colegial  que  fue  en  el  Mayor  de  Gienca ,  Canónigo 
Le&orál  de  Badajoz ,  y  finalmente  Magiftrál  de  Córdoba, 
venció  en  mi  juicio  el  eftudio  de  todos ,  y  formó  unos  Ana- 
les y  que  publicó  en  el  año  de  1739.  bajo  el  titulo  de  Catalo- 
go de  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Tengole  por  uno  de  los  ma- 
yores Efcritores  que  ha  dado  nueftra  Nación  :  pues  con  la 
valla  lección  de  quanto  perteneció  á  fu  dcíignio  ,  juntó  un 
juicio  muy  ferio ,  hablando  con  pefo  y  gravedad  fobre  co- 
fas en  que  otros  no  havian  manifeítado  penetración.  Eñe 
iluftre  Varón  me  ha  utilizado  mucho ,  excitando  con  fus'  ci- 
tas y  cfpecies  lo  que  acafo  fin  él  no  fe  me  huviera  ofreci- 
do ,  hallándome  ocupado  en  argumento  mucho  mas  dila- 
tado ,  en  que  no  es  fácil  tener  tan  efmerada  circunfpec- 
cion  de  cofas  individuales  ,  como  el  que  recoge  fu  eftudio 
a  una  fola  materia  en  particular.  Por  tanto  debo  deferir-: 
le,  y  le  defiero  mil  reconocimientos. 


DS 


Digitized  by  Google 


DE  LAS  MEDALLAS. 
A  Cerca  de  las  Medallas  tengo  ya  prevenido  ,  que  no  per* 
jt\  tcnece  á  nueftro  aíTunto  detenernos  en  fu  declaración» 
uno  tomarlas  como  medio  para  deducir  la  excelencia  del 
pueblo  donde  fe  eftableció  la  Silla  Pontifical  (que  no  debe 
ponerle  en  lugares  obfeuros)  ó  para  la  orthographia  del 
nombre  $  y  tal  vez  para  calificar  una  razón  civil ,  de  que 
pende  otra  Sagrada  ,  fin  que  haya  monumento  diverfo  para 
probar  la  excelencia  Eclcfiaftica ,  como  fe  ve  aqui  en  la  aven 
riguacion  de  una  firma  del  Concilio  de  Eliberi ,  en  que  eí^ 
triva  una  gloria  no  conocida  nafta  hoy  acerca  de  la  Ciudad 
de  Cádiz ,  y  afsi  de  otras  prerrogativas  ,  que  precifamente 
fe  pueden  deducir  por  las  Medallas.  Añadcfc  otra  razón,  ya 
prevenida  ,  de  que  conviene  ir  defpertando  entre  los  nues- 
tros el  conocimiento  de  una  ciencia  tan  ruidofa  entre  los 
eftrangeros :  y  juntamente  que  pues  empezó  por  Efpaña*' 
fea  cíta  la  que  miniítre  al  Orbe  literario  los  monumentos  de 
Medallas  gcographicas  de  ellos  Rey  nos »  que  acá ,  mas  que 
en  otra  Nación  ,  abundan ,  y  fe  van  defeubriendo  cada  dia, 
como  mueftra  el  efedto  de  que  eftando  ya  imprimiendofe 
cite  Libro ,  llegaron  á  mis  manos  Medallas ,  que  jamás  pude 
lograr ,  ni  han  vifto  la  luz  publica ,  ó  por  irfe  defeubrien- 
do nuevamente ,  ó  por  haver  dado  en  manos  de  quien  no, 
quifocoftear  los  gados  de  la  Eftampa.  La  principal  ocafion 
para  mi  aumento  ha  fido  Don  Pedro  Leonardo  Villa  ZevaJlos, 
Cavallero  de  Córdoba ,  fingularmente  aficionado  y  práctico 
en  cftas  Antigüedades ,  que  con  notable  diligencia  ha  reco- 
gido un  copiofo  theforo  de  Medallas  >  fobre  otro  incompa- 
rable de  Marmoles  é  Infcripciones  antiguas ,  dignas  de  un 
Soberano  ,  y  viniendo  á  efta  Corte ,  me  tranqueó  con  Angu- 
lar bizarría  y  generofidad  quantas  Medallas  miran  al  de- 
íignio  de  mi  Obra  :  quedando  ya  por  eftc ,  y  por  otros  me- 
dios en  mi  Eítudio  (para  Tacar  de  duda  á  quien  la  tenga)  no 
foto  quantas  van  delineadas  en  las  quatro  planchas  de  eftc 
Libro ,  fino  otras  de  Carteia  ,  y  una  de  Cádiz  de  plata,  con 
algunas  pertenecientes  á  los  Libros  ya  publicados ,  que  con 
otras  adquiridas  por  diferentes  medios ,  fe  pondrán  en  algún 
lomo  de  los  que  fe  figucn. 

Acer-n 


Digitized  by 


Acerca  de  las  eftampadas  aquí ,  añado  ,  que  la  de  BAL- 
BVS  mencionada  en  lapag.39.  y  pueda  en  el  num.  7.  de  la 
Eltampa  1.  fe  gravó  por  el  dibujo  de  un  amigo  ,  que  me  avi- 
só tenerla  perfectamente  confervada.  Pero  viftos  otros  Ca- 
tálogos ,  y  cotejados  con  la  mía  ,  es  aquí  Sccefpita  ,  ó  cu-« 
chillo  del  íacrificio,  lo  que  allí  fe  figura  como  piel  de  la  vic- 
tima. En  la  Medalla  9.  ion  las  letras  de  AGRIPPA  tan  gran- 
des como  las  del  reverfo ,  aunque  el  Entallador  las  facó  un 
poco  mas  pequeñas :  lo  que  debe  prevenirle  ,  á  fin  que  fi  al- 
guno la  logra  femé  jante  ,  no  juzgue  fer  de  cuño  diferente. 
En  el  reverlo  la  1.  ultima  de  MVNICIP1  debe  citar  un  po- 
quito mas  ladeada  por  arriba  acia  la  P.  de  modo  que  entre 
Municipi  y  Parens  no  quepa  roas  que  el  veftigio  de  una  O. 
ó  una  U.  Y  advierto  ,  que  de  ningún  modo  permite  cfta 
Medalla  la  lección  de  MVN1CI.  GA.  PARENS.  que  fe  publi- 
có en  el  Indice  del  Mufeo  de  Bary  ,  y  en  el  Thcforo  More- 
iiano  :  pues  en  la  mia  no  puede  leerfe  Ghditani ,  ni  fupri- 
mirfe  las  finales  de  MuniciPl :  y  afsi  aquella  era  diverfa ,  ó 
por  no  eftar  confervada ,  dio  lugar  á  que  en  las  dos  ultimas 
letras  de  MuniciPi ,  leyefien  GAditani.  Sobre  la  Medalla  tf. 
de  la  Eftampa  II.  pag.  48.  he  vilto  Indices  en  que  fe  lee  C. 
MINt.  Q¿F.  Mi  Medalla  tiene  las  dos  ultimas  letras  como 
las  gravó  el  Entallador :  pero  es  creíble  lo  caufaífe  alguna 
particuia  fobrefalientc  del  metal ,  que  ludiendo  con  otra  co- 
fa ,  formafle  aquella  figura  ,  íiendo  en  fu  origen  Q^y  F.  efto 
es,  Quinti  Filius.  En  la  pag.  141.  hablando  de  la  Medalla 
de  CORDVBA  ,  fe  eftampó  mal  I.  F.  Iulij  Filius ,  en  lugar 
de  L.  F.  Lucí}  Filius :  pues  fin  duda  es  L.  la  que  precede  á  la 
F.  y  por  tanto  tienen  ya  los  Antiquarios  averiguada  una  lec- 
ción ,  nafta  hoy  no  conocida.  Ojalá  pudiéramos  decir  lo 
mifmo  fobre  la  figura  del  reverfo :  pero  ni  aun  con  nuevas 
adquiílciones  acabo  de  aquietarme :  pudiendo  folo  decir, que 
no  es  Patera  lo  que  tiene  en  la  mano  derecha  :  pues  aunq  te 
D.  Manuel  Marti  en  la  Carta  IV.  entre  las  publicadas  por  D. 
Gregorio  Mayans ,  afirmó  fer  aquella  figura  del  Genio  con  la 
Patera  en  la  mano ;  no  fe  verifica  efto  en  mis  Medallas :  pues 
ni  la  figura  es  de  Genio  (como  prueba  el  tener  alas ,  cofa  que 
no  fe  verifica  en  las  Medallas  que  tenemos  con  la  exprefsion 
Tom.X.  %H  de 


Digitized  by  Google 


de  GENIO)  ni  es  Patera  lo  que  tiene  en  la  mano.  Eran  pue  $ 
diverfas  las  de  Marti ,  no  folo  en  la  materia  ,  que  dice  era 
de  plata  5  fino  en  los  cuños :  porque  la  voz  CORDVBA  la 
atribuye  al  lado  donde  eftá  la  cabeza  de  Venus :  y  en  el 
otro  del  Genio  refiere  el  Epigraphe  de  SEX.  IVLIVS.  todo 
lo  qual  es  opuefto  á  las  nucftras :  eftando  las  inscripciones 
al  rebes  :  la  de  Corduba,  donde  el  Genio :  y  la  de  Julius^ don- 
de la  Cabeza  de  Venus.  Fuera  de  efto ,  no  hay  SEX/kj,  fino 
CNdfw  :  y  todas  eftas  opoficiones  me  mueven  á  recelar, 
que  fe  equivocó  aquel  gran  Varón ,  con  el  motivo  de  que 
didaba  la  Carta  de  memoria ,  fin  poder  leer  lo  que  referia, 
á  caufa  de  lo  gallado  de  la  vifta  ,  como  allí  mifmo  afirma: 
y  en  fugeto  tan  fatigado  por  letras  y  por  años  (pues  fe  acer- 
caba á  los  fctcnta)  no  es  de  cftrañar  alguna  equivocación  en 
la  memoria.  Lo  cierto  es ,  que  en  ninguna  de  las  Medallas, 
que  tengo  ,  y  he  vifto  de  efta  efpecie  (que  fon  muchas)  hay 
tal  colocación  de  Epigraphes  ,  ni  el  nombre,  y  Patera  ,  que 
alli  fe  dice ,  fino  en  la  conformidad  que  vamos  refiriendo. 
Lo  común  es  no  verfe  lo  que  tiene  la  figura  en  la  derecha: 
pero  en  algunas  de  las  que  tengo  ,  fe  regiftra  una  linea  con 
otras  dos  pequeñas  que  la  atravieflan  á  modo  de  martillo. 
Ni  es  Siftro ,  ni  es  rayo ,  ni  es  flecha  ,  ni  es  vidoriola.  Pero 
no  se  lo  que  es.  Tampoco  deben  reputarfe  parte  de  aquel 
fymbolo  los  tres  puntos  que  en  laEftampa  de  lapag.149.  fe 
ven  debajo  de  la  mano  derecha  :  porque  en  otras  Medallas 
no  caen  perpendiculares  debajo  de  la  mano  ,  fino  retirados 
acia  el  cuerpo:  de  modo  que  por  la  diferencia  de  los  cuños,lc 
ve  que  no  ion  parte  de  lo  que  hay  en  la  mano  ,  fino  cofa  di- 
verfa  ,  v.g.  nota  del  valor  de  la  moneda-  Si  algún  dia  llega- 
re á  conocer  el  myfterio  ,  le  prevendré  ,  figuiendo  la  cos- 
tumbre de  advertir  en  los  Tomos  figuientes  lo  que  fe  obfer- 
va  en  alguno  de  los  precedentes  :  en  cuya  conformidad  te- 
nemos que  advertir  fobre  el  Tomo  nono  lo  figuicnte. 


•  ADVER- 


Digitized  by  Google 


ADVERTE  MC IAS  SOBRE  EL  TOMO 

antecedente, 

EN  el  Tomo  nono  pag.  21.  hablando  de  las  palabras  de 
Plinio  :  Turduli  qui  Lufitaniam  &  Tarraconenfem  acco- 
lunt ,  digimos  que  debían  entenderfe  ,  no  de  Turdulos  que 
vivieúen  en  aquellas  Provincias ,  fino  junto  á  ellas.  Afsi  es: 
mas  para  ello  no  fe  necefsita  fuplir  nada  en  la  locución  de 
Plinio ,  fino  tomar  el  verbo  accolo  en  el  rigor  de  fu  fignifica- 
do  ,  que  es  confinar  ,  ó  morar  cerca  de  tal  lugar. 

En  la  pag.  23.  hay  una  Infcripcion ,  cuya  primera  letra 
es  L.  y  debe  corregirfc  en  T.  de  modo  que  fe  lea  Tito ,  cu- 
yo nombre  tenia  aquel  fugeto ,  y  no  Lucio ,  ni  Iulio.  La 
Infcripcion  exiftc  a&ualmente  en  Sevilla  en  cafa  de  los 
Excmos.  Señores  Duques  de  Alcalá ,  y  Medinaccli ,  en  un 
eran  pedeftal  de  marmol  blanco  con  bellas  letras ,  y  no  con 
la  diftribucion  que  tomamos  de  Caro  fol.  18.  fino  con  la  fi- 
guience ,  como  me  participa  Don  Livino  Ignacio  Lcyrens ,  a 
quien  debo  citas  y  otras  advertencias. 


T.  FLAVIO  .  AVG  i 
L1B.  POLYCRTsO 

- 

proc.  montis 
marianL  praes 
tantissvmo 
confectores.  aeris. 

A  la  vuelta  de  aquella  hoja  mencionamos  la  Medalla  de 
ARIA,  con  las  letras  C.VMB.  como  en  Rodrigo  Caro  fol.  q5. 
donde  pufo  con  claridad  cita  lección  ,  dudando  folamentc 
de  la  inteligencia  de  las  letras :  en  cuya  confequencia  dimos 
el  mifmo  valor  á  las  de  nueftra  Medalla  ,  pues  efta  por  si  fo- 
la  no  bailaba  á  convencer  la  M.  fino  á  lo  mas,  como  fe  dio, 

^IH  2  en- 


V.-- 


■ 


Digitized  by  Google 


enlazada  con  la  antecedente  y  la  figuiente.  Defpucs  lie  Tábi- 
do por  los  que  la  tienen  perfectamente  confervada  ,  fer  M 
la  penúltima  ,  y  tal  vez  fin  enlace  con  la  B.  de  modo  que  no 
admita  la  lección  dada  en  fu  expolicion  ,  íino  por  quien  re- 
curra á  yerro  de  N.  por  M.  como  fe  ve  en  algunas  Infcrip- 
ciones ,  recopiladas  en  el  Indice  Grammaiical  de  Grutcro 
con  las  notas  de  Gvcvio.  Lomas  literal  es  tomar  cada  letra 
por  nota  de  dicción  entera  :  pero  como  el  conjunto  es  irre- 
gular ,  nos  baila  prevenir  la  calidad  de  las  letras. 

En  la  pag.  38.  mencionamos  unos  Lagos  grandes  dentro 
de  las  Islas  del  Bctis  :  y  ninguno  de  los  que  hay  allí ,  tiene 
tanta  longitud  como  fe  dijo  ,  lino  uno  que  cita  fuera  de  las 
Islas ,  que  es  el  mayor  ,  al  Occidente  del  Rio  ,  y  llega  halla 
la  Ermita  de  nueftra  Señora  del  Roció.  Sccafc  como  los  de- 
más por  el  Verano.  Pero  el  que  por  eftos  Lucios  ,  o  Albi- 
nas ,  quiera  argüir  á  favor  del  Lago  antiguo ,  mencionado 
porMela;  no  ha  de  mirar  al  cftado  a&ual  (en  que  no  for- 
man Lago  permanente)  fino  al  veftigio :  pues  fi  en  tiempo 
de  avenidas  fe  cubren  las  Islas  de  agua ,  y  en  lo  común  hay 
por  aquellas  partes  Lucios  confidcrables ;  no  repugna  ,  que 
en  lo  antiguo  huvieíle  menos  tierra  y  arena ,  y  que  Tiendo 
las  aguas  mas  copiofas  ,  formaífcn  algún  Lago.  Lo  cierto 
es  ,  que  por  lo  a&ual  no  hemos  de  medir  en  un  todo  lo  an- 
tiguo :  pues  hoy  no  exiften  las  bocas  del  Rio ,  y  el  gran  La- 
go de  que  (alian.  Salvefe  aquel  Eílanquc  en  litio  de  que  el 
Bctis  corriefic  al  mar  por  dos  brazos  j  y  fe  logra  el  aflunto. 
Pero  eíto  pertenece  á  los  Antiquarios  que  reconozcan  perfo- 
nalmentc  el  terreno ;  no  á  los  que  vivimos  lejos :  pues  el  Ma- 
pa modernamente  formado  por  el  Ingeniero  Lhbet ,  dicen 
que  no  ella  exacto  en  cita  parte :  ni  los  mi  fin  os  patricios  con- 
vienen en  el  modo  de  difeurrir  ,  (fegun  veo  por  Cartas  que 
me  dirigen)  a  caufade  no  haver  veíligios  convincentes.  Pón- 
ganfe  entre  si  de  acuerdo  los  naturales  en  lo  que  mira  al 
terreno  jy  entonces  procederemos  los  aufentes  con  acierto. 

En  la  pag.  79.  donde  dice  Don  Francifco  G/mcnezúc  Cif- 
neros ,  lea  fe  Zapata  de  Cifneros.  r=  En  la  Infcripcion  Grie- 
ga de  la  pag.  115.  debe  corregirfe  en  la  voz  ESTO  la  Omi- 
cron  en  Omega  ,  poniendo  estg.  =*  Pag.  304.  col.2.  lin.  i. 

donr 


Digitized  by  Google 


donde  fe  eftampó  San  Sixto  V.  redundan  las  tres  primeras 
letras  ,  ó  deben  reducirfe  al  honorífico  didado  con  que  al 
Vicario  de  Chrifto  le  veneramos  con  el  tratamiento  de  Pa-. 
drc  Santo  ,  ó  Santifsimo. 

PATRIA  DE  BENITO  ARIAS  MONTANO. 

EN  lapag.8i.  nombramos  al  Clarifsimo  Benito  Arias 
Montano ,  con  didado  de  Andaluz ,  y  no  Hifpalenfe^ 
como  le  intituló  Bochart  en  el  lugar  alli  citado.  La  razón 
de  no  llamarle  Hifpalenfe  fue  por  tener  averiguado  ,  que  no 
nació  en  Sevilla  :  y  por  tanto  no  infiftimos  en  el  común  tra- 
tamiento de  Sevillano.  Ahora  hay  que  declarar  d  fcntido 
en  que  le  intitulamos  Andaluz. :  fuponiendo ,  que  fi  perfiftie- 
ramos  en  nombrarle  Hifpalenfe ,  havia  fentido  verdadero  en 
que  falvarlo ,  pues  el  mifmo  Arias  fe  intituló  Hifpalenfe  en 
lostitulosde  las  Obras  de  cuyas  ediciones  cuidó  perfonal- 
mente  en  Antuerpia ,  y  en  la  firma  que  pufo  ai  fin  del  Nue- 
vo Teftamento  de  la  Biblia  Regia fol.  575.  donde  dice :  Ego 
Benedictas  Arias  Montanas  Hifpalenjis,  Ó'c.  Havia  pues  legi- 
timo fentido  en  que  verificar  la  exprefsion ,  ufándola  el  mif- 
mo Autor  y  6  por  haver  cftudiado  y  vivido  alli ,  ó  por  fer 
pueblo  mas  conocido  en  el  mundo ,  que  el  de  fu  nacimien- 
to >  ó  porque  realmente  fu  Patria  pertenece  á  Sevilla  en  lo 
Civil  >  ó  por  todo  junto.  Lo  cierto  es ,  que  aquel  titulo  le 
tomó  por  adopción  ,  no  por  naturaleza ;  pues  el  mifmo  Es- 
critor exprefla  ,  que  no  nació  en  Sevilla ,  diciendo  en  la  De- 
dicatoria del  Pfalmo  25.  hecha  al  Señor  Don  Diego  Gó- 
mez de  la  Madrid ,  Obifpo  de  Badajoz ,  que  nació  en  fu 
Di cceíi :  In  cujas  ego  facra  nune  ditione  ortus  ,  natus  ,  0*  ab 
infantia  educatus  ,  ac  Jrequenter  in  juventa  verfatus  fui.  No 
fue  pues  fu  nacimiento  en  Sevilla,  fino  en  lugar  delObifpa- 
do  de  Badajoz  :  y  eñe  fe  llama  Fregenal :  Villa ,  que  en  lo 
Eclefiaftico  es  del  Obifpado  de  Badajoz ,  pero  en  lo  Civil 
pertenece  á  la  jurifdicion  de  Sevilla.  Alli  nació  y  fue  cria- 
do cfte  gran  Varón :  alli  nacieron  fus  Padres ,  y  íus  Abue- 
los ,  como  afirma  el  coetaneo/i**»  Sorapan  en  la  parte  I.  de 
fu  Medicina  Efpañola^mpreua  en  Granada  en  el  año  de  161 5. 
Tom.X.  5*3  en 


Digitized  by  Google 


en  cuyapag.  464.  dice  :  Benediclo  Arias  Montano  fae  nacido 
y  criado  en  la  Villa  de  Fregenal ,  y  allí  nacieron  fus  Padres  y 
Abuelos.  Rodrigo  Caro  en  el  Convento  de  Sevilla  fol.  194., 
le  dio  el  mifmo  nacimiento.  Don  Nicolás  Antonio  mencio- 
nó también  efta  Villa  al  hablar  de  la  Patria  de  Montano  en 
la  Bibliotheca  Nova:  pero  fin  aífegurarfe ,  ni  excluir  firme- 
mente á  Sevilla  ,  ni  á  Gerez  de  los  Caballeros.  Juan  Fran- 
cifeo  Foppens  en  la  Bibliotheca  Bélgica ,  impreífa  en  Bruxc- 
las  año  de  1739.  pone  por  fama  confiante ,  que  nació  en 
Fregenal ,  diciendo  en  el  Tomo  1.  pag.  130.  Hifpalenfem  fe 
nominare  folebat :  forti  auod  ibidem  educatus ,  vel  humaniori- 
bus  litteris  imbutus  fuiffct.  Confians  tamen  eft  fama  ,  illum  in 
oppido  de  Fregenal ,  Pacenfis  Diacefis ,  natales  auras  haujijfe* 
Pero  que  neceísiramos  recurrir  á  voz  ,  ó  fama  ,  ni  á  teftimo- 
nios  de  Efcritorcs ,  quando  tenemos  documento  autentica 
que  no  permite  duda ,  ni  deja  lugar  para  difputar  por  otra 
Patria  >  fuera  de  Fregenal?  El  teltimonio  mas  firme  fon  las 
Pruebas  hechas  en  aquella  Villa  por  parte  del  Prior  de  San 
Marcos  de  León  en  el  año  de  1560.  con  motivo  de  pretender 
Arias  Montano  el  habito  de  Santiago  ,  á  cuyo  ñn  fe  hicie- 
ron aquellas  Informaciones  >  y  en  ellas  confta  haver  fido 
natural  de  la  Villa  de  Fregenal ,  como  exprefla  el  menciona- 
do Prior  en  la  Comifsion  dada  á  Juan  Alonfo  ,  Cura  de  Ca- 
beza la  Baca  (Priorato  de  San  Marcos  de  León)  y  por  lo  miA 
mo  pafsó  Juan  Alonfo  á  Fregenal ,  para  hacer  las  Informa- 
ciones ,  en  que  halló  unánimes  á  ios  teftigos  >  no  folo  en  lo 
que  mira  á  limpieza ,  legitimidad ,  y  honeftidad  del  preten- 
diente ,  fino  en  que  afsi  efte  ,  como  fus  Padres  y  Abuelos, 
fueron  naturales  de  aquella  Villa :  y  un  teftigo  añadió  ,  que 
vio  criar  al  pretendiente  en  cafa  de  fus  Padres  en  efta  Villa  de 
Fregenal  en  la  Calle  que  dicen  Buihf coleos  ,  &c.  fegun  confta 
por  Copia  que  tengo  delTcílimonio  Original ,  con  infercion 
de  lasdepoficioncs  ,  concluidas  en  13.  de  Febrero  del  1560. 
de  que  fi  Dios  nos  da  vida ,  fe  tratará  en  fu  lugar ,  antepo- 
niendo ahora  efta  noticia ,  no  tanto  por  defeubrir  la  Patria 
verdadera  de  aquel  fumo  Varón,  quanto  por  declarar  el  mo- 
tivo de  haverle  intitulado  Andaluz ,  que  fue  por  hallar  la 
Villa  de  Fregenal  en  el  Mapa  del  Reyno  de  Sevilla ,  y  den- 
tro 


- 


Digitized  by  Google 


tro  de  los  limites  de  la  Betica  :  pero  en  el  eftylo  a&ual  es 
parce  de  EJlrcmadura ,  fita  junto  a  la  antigua  Ncrtobriga,  en 
los  Célticos  del  Mapa  del  Tomo  precedente. 

DE  UN  ARZOBISPO  DE  SEVILLA, 

llamado  Juan, 

MAs  notable  es  lo  que  pertenece  á  un  antiguo  Prela- 
do de  Sevilla ,  cuya  noticia  no  anda  entre  los  Au- 
tores que  han  tratado  de  aquella  Santa  Iglcfia  ,  ni  la  tuvimos 
prefentc  al  hablar  de  fus  Metropolitanos.  Hailafe  entre  las 
Obras  de  Hugo  de  Santo  Vi&ore ,  que  eferibió  al  tal  Arzo- 
bifpo  Juan  una  Carta  llena  de  gravedad  y  de  efpiritu  ,  con 
motivo  de  que  [en  alguna  perfecucion  de  los  Moros  llama- 
dos Almorávides, que  reynaron  en  Sevilla  dcfde  el  año  1091.] 
faltó  á  la  confefsion  exterior  de  la  Fé  por  miedo  de  los  tor- 
mentos. Pero  lo  mas  es ,  que  pretendía  honeftar  la  acción, 
recurriendo  á  que  folo  obraba  alli  la  lengua ,  no  la  concien- 
cia. Que  fi  con  la  boca  negaba ,  con  el  corazón  crcia.  Que 
al  Chriftiano  no  le  conftituyen  los  labios  ,  fino  la  concien- 
cia. Que  el  negar  con  la  lengua  era  contra  la  voluntad :  y 
que  pues  confeflaba  á  Chrifto  en  el  corazón  ,  dándole  en 
eílo  mifmo  lo  mejor  ,  no  debia  mirar  fe  á  lo  que  el  labio 
manifeftaba  á  los  hombres.  Que  ni  dejaba  de  confeíTar  á 
Chrifto  precifamente  por  empacho ,  fino  por  añadirfe  el  ri- 
gor de  los  tormentos,  para  los  quales  no  tenia  fuerzas.  Que 
el  corazón  eftaba  firme :  la  carne  flaca.  Y  quién  jamás  abor- 
reció fu  carne?  Pedro  (añadía)  negó :  pero  fue  con  la  boca, 
no  con  el  corazón :  por  cfto  logró  que  Chrifto  le  mirafle ,  y 
le  llamarte  en  el  gozo  de  la  Reíurreccion. 

Aísi  pretendía  Juan  colorear  el  borrón  5  pero  afsi  le  ha- 
cia mas  vifible :  pues  conftituido  en  el  alto  grado  de  Paitar 
de  Chriftianos  ,  y  Metropolitano  5  no  podían  ocultarfe  fus 
acciones ,  ni  dejar  de  meter  ruido  fu  do&rina.  Llegó  el  é  jo 
nafta  París :  causó  mucho  dolor :  tomó  Hugo  la  pluma :  ef- 
cribióle  una  Carta  Apoftolica :  defeubrió  la  herida :  con- 
venció el  error :  movióle  á  la  confefsion  :  excitóle  al  llan- 
to :  reprefentóle  á  Pedro.  Si  le  feguifte  (decía)  en  negar*  có- 
,mo  no  le  imitas  en  la  confefsion? 

ff  4  So- 


Digitized  by  Google 


Sobre  efta  Carta  eftriba  toda  la  noticia ,  del  hecho ,  del 
nombre  ,  de  la  dignidad  ,  y  de  la  Sede.  El  tiempo  en  que 
.  vivió  aquel  Prelado ,  fue  el  de  Hugo  de  Santto  Vi£torc,quc 
floreció  defde  el  año  mil  ciento  y  treinta  en  adelante ,  como 
efcribcnTrithemio ,  Vofsio ,  y  otros :  y  configuientemente 
por  entonces  prefidia  en  Sevilla  el  Arzobifpo  Juan  :  Joannl 
Hifpalenfium  Arcbiepifcopo.  Con  que  íi  es  buena  la  Chrono- 
logia  de  nueftro  Tomo  nono  fobre  el  Prelado  Juan  Alma- 
tran  ,  que  digimos  vivia  al  principio  del  Siglo  décimo,  cerca 
del  año  pn.  es  precifo  confeífar  ,  que  el  prefente  es  muy 
diverfo  de  aquel ,  pues  diftaron  no  menos  que  en  dos  Si- 
glos. Puedefe  confirmar  la  diferencia  por  la  calidad  de  las 
perfonas :  pues  el  primero  era  Varón  fantifsimo  ,  Afamado  en 
obrar  muchos  milagros  ,  como  afirma  el  Arzobifpo  de  Tole- 
do Don  Rodrigo.  El  mencionado  por  Hugo  no  mucílra  fer 
idéntico ,  hailandofe  motejado  de  que  no  era  buen  Paftor, 
por  no  eftár  difpuefto  á  dar  la  vida  por  las  Ovejas  ,  ni  aun 
por  fu  mifma  alma  ,  pues  amaba  mas  la  carne ,  en  vifta  de 
que  por  amor  de  éfta ,  dejaba  de  confeftar  á  Chrifto.  De- 
más de  efto  ,  anadia  una  doctrina  en  cuya  confirmación  no 
podía  Dios  obrar  milagros.  Era  pues  diverfo  del  elogiado 
por  el  Arzobifpo  Don  Rodrigo :  porque  ni  confia  que  mur 
daíTe  de  parecer  el  impugnado  por  Hugo  ,  ni  tenemos  fun- 
damento para  atribuir  femejante  flaqueza,  y  tal  do&rina,  al 
do&ifsimo ,  al  Catholico ,  al  Santifsimo  Juan  Almatran ,  que 
dejó  tan  iluftre  fama  de  fu  nombre ,  fin  raftro  del  mas  mí- 
nimo desliz.  Tengo  pues  por  mas  probable  ,  que  cite  Pre- 
lado de  que  hablamos  ahora ,  fue  diverfo  del  propucíto  en 
el  Catalogo :  y  que  debe  introducirfe  allí  fu  nombre  ,  ira- 
mediatamente  antes  de  Clemente  ,  de  quien  digimos  haver 
fido  eletto  cerca  del  año  1144.  En  cfte  año  dice  el  Autor 
de  la  Obra  Fafciculus  temporum  ,  que  falleció  Hugo  de  Sanc- 
to  Vi&ore :  y  afsi  fue  antes  la  caida  de  Juan.  J*a  Carta  en 
que  fe  funda  la  noticia  es  la  íiguicnte. 


Digitized  by  Google 


HUGO   DE   S.  V  I  C  T  O  R  E. 
Lib.  i.  Mifcell.  tic  8o. 

QJJOD  NON  SOLUM  CORDE  TENENDA, 
Jcd  O*  ore  ccnfitenda  Jit  fidcs  Chriftiana,  ad  Arcbic- 
pi/copum  HifpaUnfcm  ,  qui  tam  ore 
negaverat. 

ÍOanni  Hifpaleníium  Archiepifcopo ,  Hugo  fervtw 
Crucis  Chrifti.  Quid ,  frater  charifsime  ,  quid  di- 
cam  tibi?  Si  coeperimus  loqui  tibí ,  forfitan  molerte 
accipies.  Vir  ille  fortis  crat  &  magnus  ,  &  omnium 
contemptor  tormentorum  ,  &  ntmo  Mi  ¡oquebatur 
verbum  ,  qui  a  videbant  dolorcm  ejus  cjfe  vebementcm. 
(Job  2. )  Quomodo  igitur  nos  tibi  loqui  poterimus  in 
tan  ti  doloris  vchementiaíSi  tamen  doles  quantum  tibi 
dolendum  eft?  <o  Quid  tibi  faciemus?  Tenebimus  con- 
ceptum  fermoncm ,  quem  cor  noíhum  &  anima  nof- 
tra  ,  non  (quomodo  in  illis)  impatientia  loquendi,  fed 
vehementia  dolendi  parturire  jam  ceepit?  Ergo  tace- 
re  poterit  charitas ,  ut  non  crumpat  &  clamet  in  do- 
Ionbus  fuis,  &  in  anguftia  tribuiaiionis  fuas?  Jam  cnim 
cladius  pervenit  ufque  ad  animam  :  &  venit  mors 
fraudulenta  carni  parcens  ,  ut  fpiritum  extinguat. 
Nofti  frater  quid  relim?  De  anima  tua  caufa  agitur. 
iVide  quid  facías :  Chriftus  tibi  opponit  mortem  luam: 
Chriftianus  redemptionern  fuam.  Quaerit  ille  emp- 
tum,ifte  redemptum.  Ule  feprctium  pro  teincaf- 
fum  dedifie  conqueritur :  ifte  pretio  redemptum  per- 
di  tum  Iamentatur. 

2  Sed  dicis :  Ego  confeientiam  mcam  novi.  Ne- 
mo  me  terreat.  Chriftianum  non  facit  iingua  ,  fed 
confcientia.  Ego  Chriftum  diligo :  fufficit  mihi.  Non 
amplius  ille  quaerit.  Quod  potilsimum  meum  eft,  illi 
dedi.  Cor  habet  ,  illud  pofsideat.  Dicam  homini 
quod  libet.  Ipfe  Dominus  novit ,  quod  invitus  negó. 
Lingua  hoc  dicit,  non  confcientia.  Ore  quidem  negó, 


fed  corde  Confíteor.  Audi  frater.  Scriptura  dicit: 
Cor  de  creditur  adjuftitiam  9ore  autem  confefsio  fit  ad 
falutem.  (  Rom.  16.  )  Quomodo  ergo  falurem  habere 
putas  ,  fi  confefsioncin  non  habes  ?  Chriftum  negas, 
&  dicis  te  Spiritum  San&um  habere  ?  Quid  eft  ergo 
quod  ait  Apoftolus  :  Nemo  in  fplritu  Dei  loquens ,  dicit 
anatbemajefu.  (  1 .  Cor.  12.  )  Si  dicis  anathema  Jcfu, 
fpiritum  Chrifti  quomodo  habes  ?  Si  vero  non  habes 
fpiritum  Chrifti ,  non  es  Chrifti  :  Qui  non  babet ,  in- 
quit  Scriptura  y  fpiritum  Chrifti,  hic  non  eft  ejus.^Rom. 
S. )  Audi  iterum :  Qui ,  inquit ,  me  erubuit  O*  meos  fer* 
tnones ,  bunc  filius  bominis  erubefeet ,  cum  venerit  in  ma-. 
j  eft  ate  fuá.  (  Lúe.  9. ) 

3  Sed  dicis,  bene  :  Qui  pro  crubefecntia  Chriftum 
negat ,  jufte  damnatur ,  jufte  á  Chrifto  non  cognsfci- 
tur.  Parum  enim  eft  hoc  verecundiam  Chrifto  ante-: 
ferré.  Ego  plus  habeo  quod  in  excufatione  prsten- 
dam.  Non  enim  erubefeo ,  fed  timeo.  Majus  eft  quod 
me  terret.  Ipfe  novit ,  quia  pati  non  valeo.  Parcit 
ergo  infírmitati ,  condefeendit  devotioni.  Non  attern 
•dit  ad  vocem  ,  fcd  ad  charitatem  refpicit.  Nemo  car* 
nemfuambodio  babuit.  (  Eph.  j.)  Timeo  pro  carne 
mea ,  quam  odire  non  poífum.  O  fallax  deceptio! 
Ergo  carnem  amabis  >  &  creatorem  blafphcmabis? 
Quid  ergo  fibi  vult  quod  ait  :  Qui  amat  animam 
fuam  plufquam  me  ,  non  eft  me  dignus.  (  Lúe.  14. ) 
Si  animam  re¿té  plus  amare  non  potes  ,  carnem  po- 
tes ?  Sed  dicis  :  Non*  plus  carnem  diligo :  plus  enim 
diligo  Deum  noftrum  ,  quam  carnem  meam.  Vidca^ 
mus  modo.  Quod  plus  diligis  ,  hoc  potius  eligís. 
Dicit  Deus  tuus  :  Noli  timere  eos ,  qui  corpus  occi- 
dunt  y  anima  autem  non  babent  quid  faciant.(Mattb. 
10.  )  Hoc  ergo  Deus  dicit  ,  hoc  caro  contradicit, 
vide  modo.  Quod  plus  diligis  ,  hoc  potius  eligís. 
O  qualis  paftor !  Quomodo  tu  animam  poneres  pro 
ovibus  tuis  ,  qui  nec  pro  anima  tua  anima-n  tua.n  po- 
nis  \  Tu  pro  anima  tua  daré  non  vis  carnem  tuam, 
&  pro  ovibus  tuis  dares  animam  tuam  i  O  qualis 


Digitized  by  Google 


paftor  í  Non  íic  fecít  boríus  lile  paftór ,  qui  animam 
fuam  pofuit  pro  ovibus  fuis ,  &  pro  gregc  fuo  mo- 
rí dignatus  eft.  Quid  tibi  videtur?Si  fie  illc  ut  tu, 
mortem  timuiflet  ,  quac  putas  o  vis  adhuc  á  raortc 
liberata  fuiflet  ?  Putavit  illc  bonum  paftorem  eli- 
gere  ovibus  fuis  ,  qui  veniente  lupo  non  efTugerct: 
Ñeque  fub  trepidationis  latebra  íefe  ovium  peri- 
culo  pofthabito  oceultavit.  Venit  lupus  ,  oves  rape- 
re  non  potuit :  paftorem  non  folum  rapuit ,  fed  abf- 
traxir.  Mira  res.  Ovis  audet ,  &  paftor  trepidat.  O 
qualis  paftor !  Si  ralis  futuros  fuifti  ,  quare  curam 
ovium  fufeepifti  ?  Si  accepifti  dignitatem  ,  quare  non 
impendis  bonitatcm  ?  Bonus  paftor  animam  fuam  po- 
nit  pro  ovibus  fuis. 

4  Sed  dicis  :  Petrus  ore  negavit ,  tamen  quia  cor- 
de  non  negavit ,  rcfpexit  illum  Dominus  :  &  voca- 
tus  eft  nomine  fuo  ad  refurre&ionis  eaudium  cum 
alus  Apoftolis.  Hoc  (ut audio  ) máximum  eft,quod 
ad  excufatioracm  tui  prxtendis.  Refpexit  ergo  Do* 
tninus  Petrum  negantem.  Quare?  ut  raceret  confi- 
tcntem.  Prius  flentem  ,  poftea  confitcntcm.  Refpexit 
ad  compunctionem  ,  vocavit  ad  conrefsionem.  Si  er- 
go tu  refpe&um  Chrífti  habes  ,  ubi  funt  lachryma:? 
Si  autem  lachrymaris ,  quare  non  conñteris  ?  oi  íe- 
queris  Petrum  negantem,  cur  non  imitar  is  confiren- 
tem  ?  Poftremó  frater  ,  fi  Chriftianus  es  ,  ubi  eft  ílg- 
num  regis  tui  ?  Ego  alienum  charaderem  video  in 
fronte  tua.  Seis  quid  futurum  íit  íuper  illis  ,  qui 
chara&crem  beftiae  portant  ?  Serví  Dei  noftri  figna- 
ti  funt  in  frontibus  fuis  ,  &  non  poflunt  exter- 
mini/  fententiam  evaderc  ,  nifi  folum  ij  ,  qui  in 
figura   Tau  Crucis  Chrífti  fignaculo  muniuntur. 
Crux  in  pcftore  ,  fides  in  corde.  Crux  in  fron- 
te  ,   Confefsio    in   ore  :    utrumque  debetur, 
utrumque  exigitur.  Totum  Chriftus  vendicat  íibi. 
Cor   ad   fidem   fui  ,  os  ad  confefsionem  fui. 
Sed  aftat  tortor  ,  gladius  exertus  minatur.  Audi, 
Qui  amat  animam  fuam ,  perdtt  tam ,  &  qui  perdi- 

deriP 


derit  ánimam  fuAtn  in  boe  mundo  propter  me ,  in  f/~ 
tam  dtcrnam  euftodiet  eam.  (  Maro  8.  )  Qui  perdit 
propter  me  >  recipiec  á  me.  Ego  commendatum  fer- 
vabo  ,  ut  melius  reftituam.  Nihil  rrepides  :  Capillas 
de  capite  tuo  non  peribit,  (  Lúe,  21.  )  Quid  folicitaris 
de  anima  ,  qui  de  capillo  etiam  fecuritatcm  accc- 
pifti? 

j   Sed  fortafsis  dices  mihi  ,  quód  multi  hodie 
intra  finum  Ecclefíac  in  flde  &  confefsionc  Chrifti 
vivunt,qui  fi  fie  interrogarcntur ,  nullatenusCkrif- 
tum  confitcrentur.  Ad  quod  ego  tibi  voce  prophe-; 
tica  refpondeo  ,  quod  jujiitia  Domini  abyffus  multa. 
{Pfal.  3 5.)  Non  pofíumus  nos  fcrutari  profunduoi 
judiciorum  Dei :  &  inveftigabiles  vias  cjus  penetra- 
Rom,  n  re:  AJiferebor ,  inquit ,  eui  mifertus  fuero  ,  O0  mi/e* 
Exo.  33.  ricordiam  pr¿/labo,cut  miferieors  fuero \  Si  ergo  in 
u  ocu|¡s  cjus  piacicum  fuerit  ,  ut  quibufdam  parvu- 
lis  fuis  ,  quos  Mater  Ecclefia  aut  conceptos  portac 
aut  nutrir  editos ,  parcat ,  &  ad  iftos  graviores  tcti-i 
tationum  interrogationes  venire  non  permittat;  tu 
quis  es  ,  qui  ei  dicas ,  cur  ita  facis  ?  ( Job.  11.)  Non 
tuam  decet  excellentiam  ,  ut  te  in  numero  taliurri 
exiftimandum  inteüigas.  Inter  magnos  fervos  non 
quaíl  parvulus  ,  fed  cuftos  &  provifor  parvuloruni 
locum  acceperas.  Tibi  itaque  quaíi  magno  &  forti, 
&  ad  primam  vcl  proximam  confequutionem  ido-, 
neo ,  dixit  Jcfus :  Sequere  me.  (  Joan.  2 1. )  Te  igituc 
proximum  poft  ipfum  locum  adeptum ,  ut  eum  fe- 
quaris ,  admonuir  :  quatenus  tu  poftea  fequacibus 
tuis ,  quibus  ad  vitam  ducatum  prxbere  debueras, 
fiducialiter  dicere  poílés :  Imit  atores  mei  eftote  ,Jicut 
6V  ego  Chrifii.  (  1.  Cor,  11.  )  Si  ergo  Dominus  te 
tamquam  (ervum  magnum  &  fídelem  ad  gloriara 
fux  imitationis  vocare  voluit  5  vide  quale  lit  hoc, 
ut  ru  ad  pufillos  ejus  ,  qui  interim  fbvendi  funt, 
non  premendi  ,  refpicicps  dicas  :  Domine  bi  autem 
quid  *  {Joan.  21.)  Dixit  hoc  ille  ,  quem  tu  imira- 
ri  putas ,  cum  umen  per  pmnia  non  debeas :  non 

in- 


Digitized  by  Google 


intelligens  dignitarem  vocationís  illíus  ,  né'quc  "  rc&e  intncns 
picratcm  difpcnfationis  divina:.  Et  ideircó  pi\x  incrcpatior.is  fen- 
tentiam  audivit ,  ut  aufcultare  difeeret  ,  non  judicarc  :  Sic  ,  in- 
quit,  eum  velo  manere  doñee  veniam  ,Quid  ad  te  f  Tu  me  fcquere. 
(  ¡bidem.  )Hoc  eft  crgo  ,  frater,  verbum  ,  quod  inrentiísime  & 
diiigentifsime  audirc  debes ,  ut  regem  tuum  ícquaris  &  confequa- 
ris.  Sequaris  ad  poenam  :  confequaris  ad  gloriam.  Si  patiendum 
eft  pro  Chrifto  ,  excufationem  non  habes.  Non  funt  condigna 
f afilones  bujus  temporis  ad  futnram  gloriam ,  qtta  revelabitur  in  no- 
bis.(  Rom.  8.  )Si  autem  ,  &  fine  palsionc  negas  ,  non  íblüm  dico, 
non  excuíaris ,  fed  amplius  dico  quod  aecufaris.  Mifcr,  ubi  eft  ani- 
ma tua  ,  ut  nen  recogitcs  ,  qualis  faftus  fis  ?Qualem  gloriam  perdi- 
difti ,  &  ad  quancam  miferiam  &  confufionem  corruiíli  \  Afpi- 
ce  temetipfum  ,  qualis  es  :  ubi  eft  corona  tua  &  gloria  ?  Dereli- 
quifti  regem  tuum  :  unaquarque  gens  déos  fuos  fcquitur  :  O*  cené 
ipfi  non  funt  di j.  (Jferem.  2.  )  Tu  Dominum  &  Deum  tuum  reli- 
quifti  ,  &  faftus  es  vilis  ,  opprobrium  pcfsimorum.  O  qualis  pas- 
tor Chriftianorum  !  Quomodo  tu  pafecs  oves  Chrifti ,  qui  te  ipfum 
perdidifti  i*  Lupo  futuro  oves  pafcendac  data:  funt.  Oqualis  paftorí 
Erubefce  mifer  &  confundere :  Chriftianorum  oculi  in  te  funt.  De 
Jongé  videris.  Non  potes  latere.  Error  tuus  te  notum  fecit.  Non 
potes  evadere  confufionem ,  uifi  oftendas  confefsionem. 


IN- 


Digitized  by  Google 


INDICE 

DE  LOS  TRATADOS,  Y  CAPITULOS 

dc  cftc  Tomo  X. 

TRATADO  XXX.  y  fu  Convento  Jurídico.  71. 

De  la  Iglefia  de  Abdera.  Pueblos  que  pertenecían  al  Con- 

CAP.  L  de  la  Antigüedad  y       vento  Aftigitano.  72. 
fituacion  de  Abdera  ,  pa-    Cap.  II.  De  algunos  Lugares  dc 
gin.  1.  la  Diecefi  Aftigitana.  jó. 

Cap.  II.  De  algunas  Ciudades   Cap.  III.  Del  principio  dc  U 
antiguas  de  ella  Dicccfi.  4.         Chriftiandad ,  y  los  Obifpoí 
Cap.  III. Del  origen  de  la  Chrif-       dc  Ecija.  83. 
riandad  y  Obifpado  de  Abde-    San  Fulgencio  88. 
ra.  Tratafe  de  la  Silla  del   Si  fueDj&or  ?  91. 
Apoltolico  San  Tcfiphon  en    De  la  Traslación  del  cuerpo  del 
Vergi.  7.  Santo.  103. 

Cap.  IV.  De  los  Obifpos  de  Ab-   Cap.  IV.  Entrada  de  los  Moros» 
dera.  10.  1 10. 

TRATADO  XXXI.  Fin  del  Obifpado  Aftigitano ,y  me* 

De  la  iglefia  Afidonenfe.  moria  del  de  Marchena,  115. 

Cap.  I.  Memorias  antiguas  de    Cap.  ultimo.  Dc  los  Santos  de> 
efta  Ciudad ,  y  de  fu  íitua-      cita  Diecefi. 
cion.  15.  S.  Crifpin,  Martyr.  118. 

Cap.  II.  Pueblos  antiguos  del   S.  Fulgencio,  ConfeíTor.  118. 

Obifpado  Afidonenfe.  32.        Santa  Florentina,  Virgen.  118. 
Cádiz ,  y  fu  Convento  Juridi-   S.  Pedro  ,  y  S.  Vviitremundo, 

co  aj.  Martyrcs.  122. 

Cap.  III.  Del  Obifpado,  y  Obif-    Excluycnfe  los  Santos  moderna- 

pos  Afidonenfes.  55.  mente  aplicados  á  Ofuna. 

Cap.  IV.  De  los  Obifpos  del    S.  Arcadio,  Martyr.  124. 

tiempo  del  cautiverio.  61.       Excluyenfe  de  Ofuna,  y  de  Ef- 
Cap.  ultimo.  De  los  Santos  de       paña ,  S.  León  ,  Donato,  Ni- 
efta  Diecefi.  65.  cephoro  ,  Abundancio ,  y  dc- 

TRATADO  XXXII.  más  Compañeros  Martyres. 

Deh  iglefia  Aftigitana.  128. 
Cap.  I.  Dc  la  Ciudad  Aftigitana, 

TRA- 


Digitized  by  Google 


TRATADO  XXXIIL  Cap.  Vü-Dcl  eíhdo  de  la  Chrif- 
De  la  Iglcfja.de  Córdoba,  tiandad  en  Córdoba  durante 

Cap.  I.  Del  nombre  ,  antigüe-      el  cautiverio.  245. 

dad,  y  fítuacion  de  laCiu-  §.  I.  Oficios  Divinos ,  y  Tcm- 

dad.  131.  píos  que  pcrfeveraron  en  la 

Cap.  U.  Del  tiempo  en  que  fe       Ciudad.  245. 

hizo  Colonia,  con  nombre  de  Ig ledas  dentro  de  la  Ciudad. 

Patricia :  y  del  modo  con  que       2  48. 

le  usó  en  Lnfcripciones,  y  Me-  $.  II.  De  las  Iglefias  ,  y  Monaf- 
dallas.  136.  terios  fuera  de  Córdoba.  255. 

Cap.  III.  Del  Convento  de  Cor-  §.  III.  Eftudios  ,  trage ,  y  go-t 
doba  ,  y  de  fus  Pueblos.  144.       bierno  Civil.  260. 

Cap.  IV.  De  algunos  fuceflbs  Hexegias  en  tiempo  del  cauti- 

.   antiguos  ,  que  paíTaron  en       vcrio.  270. 

Córdoba.  154.  Cap.  VIH.  De  los  Obifpos  de 

Cap.  V.  De  los  Obifpos  de  Cor-  Córdoba  en  tiempo  del  cau- 
doba.  157.  tiverio. 

El  Santo ,  y  Gran  Padre  Ofio.  Cap.  IX.  De  los  Santos  que  flo- 
159.  recieron  antes  de  la  entrada 

Ultimos  fuceflbs  de  la  Vida  de      de  los  Moros. 

.  Ofío.  174.  S.  Acifclo,  y  Victoria.  288. 

Carta  de  Ofío  al  Emperador.  Algunas  cofas  notables  fobre  las 
176.       :  Adas  ,  culto ,  y  Reliquias  de 

jDiflertacion  Apologética  ,  de  la      cftos  Santos.  294. 

fama  pofthuma  aeOfio.  180.  Vida  ,  y  Martyrio  de  S.  Zoyl, 

De  la  calumnia  de  los  Lucife-      y  fus  Compañeros.  304. 

ríanos  ,  y  del  tcftimonio  de  Martyrio  del  Santo ,  y  revela- 
San  Iíldoro.  188.  cion  de  fu  Cuerpo.  307. 

Que  Ofio  no  murió  en  la  impie-  Traslación  del  Santo  á  Cardón, 
dad  Ariana ,  fino  en  la  Fe  Ca-  y  Tus  Milagros  nafta  hoy  no 
tholica,y  fantamente.  192.         publicados.  312. 

Que  Ofio  no  murió  en  Córdoba,  Los  tres  Martyres  Faufto  Ca- 
lino en  el  Oriente  :  y  en  el       nuario ,  y  Marcial.  321. 

año  de  357.  pag.  195.  Invención  de  las  Reliquias. 3 29. 

Chronologia  de  laVida  deOfio,  DeS.  Lupo,  y  Aurelia.  333. 

y  fu  epilogo.  200.  De  S.  Sandalio  Martyr.  335. 

Cap.  VI.  Entrada  de  los  Moros,  Cap.  X.  De  la  perfecucion  Sara* 

y  Catalogo  de  los  Reyes  de  ccnica. 

.  Coxdoba.  233.  §.  I.  Aflicción  de  los  Muzárabes 

por 


Digitized  by  Google 


por  los  Infieles,  y  por  los  ma- 
los Chnftianos.  3  3 6. 

§.  II.  Si  eran  verdaderos  Marty- 
res  los  que  enCordoba  fe  pre- 
ícntaron  voluntariamente  á 
la  muerte  por  la  Fe  ?  340. 

§.  HI.  Del  Concilio  tenido  en 
Córdoba  acerca  de  los  que  fe 
prefentaban  al  Martyrio.351. 

§.  Ultimo.  Recopilafe  la  Memo- 
ria de  otros  Concilios  de  Cór- 
doba. 355. 

Cap.  XI.  De  los  Martyrcs  de  la 
Períécucion  Saracenica.  357. 

Cap.  XII.  Vida  y  Martyrio  del 
Gloriofo  Padre ,  y  Doftor  S. 
Eulogio.  411. 

De  Santa  Eugenia ,  Virgen  y 
Martyr  ,  y  de  otras  ,  cuyos 
nombres  fe  ignoran.  462. 

S.  Argén  tea,  y  S.  Vulfura.  465. 

Apend.  I.  De  la  Iglella  Aíligi- 
tana. 

Hymno  Gothico  de  S.  Crifpin 
Aíligitano.  472. 

'Aftas  de  S.  Pedro  ,  S.  Vviftre- 
.  mundo  Martyres.  473, 

Apuntamiento  de  AmbroíioMo- 
rales  íobre  un  Códice  de  Cór- 
doba. 475. 

Apcnd.  II.  Carta  de  Oíio  ai  Em- 
perador. 477. 


< 


Libelo  de  los  Presby  teros  Lucí- 
ferianos  ,  Marcelino  ,  y  Faaf- 
tino.  480. 

Apend.  III.  Actas  del  Martyrio 
deS.  Acifclo,y  Victoria.  485. 

Apend.  IV.  Adas  del  Martyrio 
de  San  Zoyi.  491. 

Revelación  del  Cuerpo  de  San 
Zoyl ,  Traslación ,  y  Mila- 
gros del  Santo,  eícritos  por  el 
Cerratenfe.494. 

Milagros  del  Santo  nafta  hoy 
no  publicados.  495. 

Apend.  V.  Aftas  de  S.  Faufto, 
Januario,  y  Marcial.  508. 

Apend.  VI.  Traslación ,  y  Mila- 
gros de  S.  Jorge  ,  y  Aurelio, 
eferiíos  por  Aimon.  511. 

Vida  de  S.  Eulogio  ,  eferita  por 
fu  amigo  Alvaro :  mejor  que 
en  las  ediciones  precedentes. 

74*- 

Apend.  VIL  Aftas  de  la  Vida ,  y 
Martyrio  de  Santa  Argéntea, 
y  S.  Vulfura,Frances.  564. 

Apcnd.  VIII.  Anales  Bertinia- 
nos  (  ello  es  ,  del  Monafterio 
de  S.  lkrtin  )en  lo  que  tratan 
de  Eípaña.  570. 

Apend.  Ultimo.  Hiftoria  Eclc- 
jlaftica  de  Qrderico  Vitalis ,  en 
quanto  mira  á  Efpaña¿  580^ 


■   i  ¥ 

4  ■  ♦  .     *      ■      *•  / 

* 

&  >  * 

TRA- 


Digitized  by  Google 


TRATADO  XXX. 

DE  LA  IGLESIA  DE  ABDERA. 

CAPITULO  PRIMERO. 

<DE    LA  A^CTigUEDAn 

y  Jttuacian  de  Abdera  (  hoy  Adra.) 

Ntrc  las  Igle-  En  efte  fe  eferibe  Abdar* :  cri 

fias  antiguas  Eftrabon  Avdera  :    pero  el 

de  la  Betica,  nombre  proprio  es  el  ufado 

fufaganeas  i  por  los  demás ,  ABDERA, 

la  Metrópoli  como  fe  convence  por  las 

de  Scvilla,fue  Medallas, 

la  primera  en  2    Su  antigüedad  es  muy 

ti  orden  alphabetico  del  Ca-  remota  ,  como  fe  prueba  por 

talego  dado  en  el  Tomo  prc-  los  reftimonios  mencionados, 

cedenre  pag.  251.  la  de  Ab-  y  mucho  mas ,  fi  fe  entiende 

dera :  nombre  entre  los  Efcri-  de  nueftra  Ciudad  el  texto  cu 

tores  antiguos  muy  famofo,  que  Apolodoro  dijo  deHcrcu- 

no  folo  por  las  Ciudades  fy-  les  lib.  11.  que  eftuvo  en  Ab- 

conymas  de  la  Thracia  ,  y  de  dcra,como  afirma  IfaacVofsio 

la  Africa  Proconfular  ,  fino  fobre  Mclalib.2.1inca  64.  Lo 

por  la  de  Efpaña  ,  menciona-  mas  autorizablc  es ,   que  la 

da  por  Artemidoro  ,  fegun  fundaron  los  Carthaginefcs, 

Eítcphano  ,    por  Eftrabon,  como  exprcíla  Eftrabon  ;  y  íc 

Mcía  ,  Plinio ,  y  Pcolomco.  comprueba  por  Plinio  ,  quo 

T?rn.X%  A  th 


Digitized  by  Google 


%        E/paña  Sagrada. 

cita  á  Marco  Agrippa  en  or- 
den á  que  afsi  efta  Ciudad, 
como  las  demás  de  fu  Cofta, 
eran  de  aquel  origen  lib.3. 
cap.i.  Originis  Pcenorum :  y  á 
lo  mifmo  puede  aludir  el  ver 
que  en  la  Africa  Proconfular 
tenían  los  Carthagincfes  otra 
Ciudad  del  mifmo  nombre, 
de  la  qual  defeenderia  el  de 
nueftra.  Según  Samuel 
chart  lib.i  .Geograph.  Sacra 
eap.  34.  part.2.  fe  puede  in- 
terpretar aquella  voz  en  len- 
gua Oriental  Arábiga  fitio 
fuerte  ,  ó  fortaleza  :  y  fí  con- 
venía con  cíto  la  Phenicia, 
concuerda  con  lo  dicho,pues 
efeogerian  los  Carthagincfes 
aquel  fitio  por  Colonia  y  por 
Raza  fuerte  en  nueftro  Con- 
tinente. 

3  En  quanto  á  la  firua- 
fcion  eferibe  el  Señor  Marca 
Jib.2.  cap.3.n.3«  de  fu  Marca 
ü* f pánica  ,  que  Almena  cor- 
reí  ponde  á  la  fituacion  de  la 
antigua  Abderaj  y  afsi  lo  han 
dicho  también  otros.  Pero 
ello  folo  puede  afirmarfe  en 
íentido  lato  ,  de  fer  Almería 
la  Ciudad  mas  cercana  al  fl~ 
tío  de  Abdera  s  mas  no  por- 
que cite  una  en  el  lugar  de  la 
otra  :  pues  la  actual  difta  mas 
de  feis  leguas  de  la  antigua, 
J  ni  aun  cae  dentro  del  C)oil- 
pado  de  Almjria  el  litio  que 


Cap.t; 

tuvo  Abdera  ,  fino  efi  elAf*. 
zobifpado  de  Granada. 

4  Por  no  haver  diftingun 
do  algunos  entre  la  fituacion 
puntual  de  los  lugares  anti- 
guos y  la  reducción  que  fuelq 
hacerfe  á  las  Ciudades  co-i 
marcanas ,  incidieron  en  la 
inconfideracion  de  poner  va-i 
rios  Obifpos  á  un  tiempo  crt 
Almería:  y  para  evitar  eftos 
inconvenientes  conviene  dis- 
tinguir k)  antiguo  de  lo  nw 
derno. 

j  Eftuvo  pues  la  Ciudad 
'de  Abdera  en  la  Coila  del 
Rey  ño  y  Arzobifpado  de 
Granada  ,  al  Occidente  de 
Almería ,  fiete  leguas  diñante 
de  ella ,  y  cafi  lo  mifmo  de 
Motril ,  y  todas  tres  á  la  Coft 
ta.  Llamafe  hoy  Adra  ,  al 
Oriente  del  envocadero  del 
rio  de  fu  nombre  ,  que  baja; 
dcfde  la  Sierra  Nevada  y  Al- 
pujarras ,  corriendo  defde  el 
Norte  al  Mediodía,  Aun  el 
nombre  de  Adra  incluye  los 
.veftigios  del  antiguo  Abdera: 
pero  lo  mas  es ,  juntarfe  con 
el  apoyo  de  la  voz  el  teftimo-. 
nio  de  los  Geographos  anti- 
guos :  pues  Mcla  la  coloca  en 
la  Cofta  dcfpucs  del  feno  Ur- 
citano  ,  caminando  á  la  Beti- 
ca ,  y  Plinio  dcfpucs  de  Sa- 
lambina  ,  parlando  de  la  Beti- 
ca  á  la  Tarraconcufe.  Salara- 


Digitized  by  Google 


©f  ta  Iglefía  de  ¿hdera. 


bina  ,  ó  Sclambina  ,  es  la  que 
hoy  llamamos  So¡abreña,cctC3L 
de  Motril ,  en  la  miíma  Coda. 
De  modo  que  íegun  Plinio  ef- 
faba  Abdcraal  Oriente  de  Sa- 
la breña  :  y  aísi  fe  verifica  en 
Adra.  Pero  Ptolomeo,  que  de- 
terminó mas  la  fituacion,la  co- 
loca donde  decimos  :  y  afsi 
juntandofe  con  el  veftigio  del 
nombre  la  graduación  que  la 
dá  Ptolomeo  ,  y  viendo  que  á 
efto  mifmo  confpiran  los  otros 
dos  Geographos  que  recorren 
aquella  Coila ,  debemos  dejar 
feñ  alada  á  Andera  en  el  fitio 
donde  hoy  exifte  Adra. 

6  La  Región  antigua  á  que 
perteneció  >  fue  la  de  los  Tur- 
dulos,  fegun  los  demarca  Pto- 
lomeo. La  Provincia  fue  laBe- 
tica ,  en  que  la  mencionan  los 
Geographos  citados :  confian- 
do lo  mifmo  por  la  linea  Eclc- 
ííaílica,  pues  vemos  al  Obifpo 
de  Abdcra  en  el  Concilio  L  de 
Sevilla  ,  como  correfpondia  á 
los  limites  de  la  Metrópoli  de 
la  Botica. 

7  Tuvo  cita  Ciudad  el  fue- 
ro de  batir  moneda  en  el  im- 
perio de  Tiberio :  pues  yo  me 
hallo  con  una  de  aquel  Empe- 
rador ,  cuya  cabeza  laureada 
ricne  las  letras  TXber'tus  CAE- 
SAR  DIV1  AVGu/li  Filius  AV- 
GVSTVS.  Es  de  cobre ,  y  de 
íégunda  rbrma.  Por  el  otro  la- 
do tiene  un  Templo  de  ciuco 


Colunas,  fegun  fe  explican  los 
Au totes:  pero  ninguno  advier- 
te la  fingularidad  ,  de  que  las 
dos  fon  peces  ,  y  la  de  en  me- 
dio tiene  abajo  un  gancho  ,  ó 
lengüeta  de  flecha  :  lin  que  en 
las  tres  haya  pedeftal,m  capi- 
tel ,  fino  folo  en  las  dos  exte- 
riores, que  fuftentan  el  Pórti- 
co. Los  peces  fon  atunes ,  de 
que  abunda  aquella  cofta  :  y 
eran  muy  afamados  los  falfa- 
mentos,  que  fe  hacian  de  ellos 
en  Exi,  ó  Sexti,  junto  á  Ande- 
ra. Puede  fe  también  deducir, 
que  el  Templo  era  de  Neptu- 
no  :  pues  le  facrificaban  los 
Atunes, cuando  havia  una  pef-. 
ca  copiola,como  eferibe  Athe- 
nco  I.7.C.17.  PifcatortsNeptu- 
no /acra  pcrfolv  entes  cum  prof- 
pere  captura  cejferit ,  fub  ipfnm 
tbymnorum    tempus  captum 
tbymnum  Deo  mailare:  y  vien- 
do aqui  los  Atunes  en  el  Pór- 
tico i  parece  que  la  Ciudad 
como  maritima  tenia  dedica- 
do el  Templo  al  Dios  de  las 
aguas  :  cofa  que  no  han  podi- 
do prevenir  los  Antiquarios, 
por  no  haver  obfervado  los 
Atunes.  Entre  las  Colunas  ,  y 
peces  cita  el  nombre  de  AB- 
DERA.  En  el  tytnpar.o  de  la 
poicada ,  hay  la  Eitrella  f  re- 
queme en  las  Medallas  de  la 
Bctica  ;  y  he  vifto  otra  que  no 
la  tiene.  Tensio  también  Mo- 
neda,  donde  el  pez, que  en  una 

A  2  ef- 


Digitized  by  Google 


4         E/paña  Sagrada.  Trat.  30.  Cap.  x; 

- 

efta  cabeza  abajo  ,  en  otra  fe  en  la  linca  del  centro :  otra  la 
ve  cabeza  arriba:  pero  en  am-  tiene  en  la  primera  coluna, 
bas ,  contrapoeftos :  y  la  len-  Veafe  la  Efhmpa  de  la  pag, 
gueta  de  la  flecha  fe  ve  en  una   44.  num.  1. 

CAPITULO  IL 

DE  ALGUNAS  CIUDADES  ANTIGUAS  DE  ESTA  DIECES!. 


8       N  el  Tomo  preceden- 


BARE  A. 

El 
te  tra ramos  de  efta 

Ciud.id  como  termino  que  fue 
de  la  Betica  ,  no  por  caer  den- 
tro de  fu  terrirorio  ,  lino  por 
h.illarfc  atribuida  á  ral  Provin- 
cia ,  en  cuyo  lentido  expli- 
camos á  la  letra  el  tclVimonio 
de  Plinio  :  Adfcriptum  B ática 
Burea  ,  como  fe  puede  ver  alli 
pag4.Fl  nombre ácBarea pro- 
vino por  la  fituacion  ,  fi  como 
eferibe  Bochart  en  fu  Canaan 
l.i.c.34.  fignitica  Ifar/j  lomif- 
nio  que  fín,ó  termino:  pues  ef- 
ta Ciudad  era  fin  de  los  Bártu- 
los; de  la  Betica;  y  del  Conti- 
nenre,  como  quien  cae  junto  á 
la  Coila  de  Urci.  Efcribefe  en 
Ptolomco  ha-^tíety  Bareia}ó  Ba- 
ria :  en  el  Ravenate  Baria  :  en 
Plinio  Barea.  Su  fituacion  no 
fue  donde  hoy  Ver  ja, fino  don- 
de Vera ;  porque  Verja  cae  fo- 
br e  Adra,  dentro  de  la  Betica; 
y  ni  Plinio,ni  Ptolomco  ponen 
allí  á  Barea  ,  fino  dcfpues  de 
Murgis  acia  Urci  ,  lo  que  foio 
favorece  á  Vcra,como  fe  vé  en 


los  Mapas  del  Tom.p.De  aqui 
refulta  que  debiera  eferibirfe 
Bera  ,  y  no  Vera :  pues  convi- 
niendo los  Autores  de  efta  re- 
ducción en  que  Barea  es  Vera, 
debia  mantenerfe  en  eivefti- 
gio  de  la  voz  la  B.  del  nombre 
antiguo ,  fin  convertirla  en  V. 
que  no  fe  ufa  en  los  textos  La- 
tí nos,ni  Griegos  de  aquel  Pue- 
blo. 

9  Sirve  fu  conocimiento  para 
hsA&as  delConciliode  Elibc- 
ri :  pues  entre  los  Presbyreros 
que  concurrieron  á  él  por  di- 
verfas  Ciudades, huvo  uno  lla- 
mado Emérito^  era  Redor  en 
Barea.Loayfa  imprimió  Barca: 
peroMendoza  Baria.El  prime- 
ro fe  acercó  mas  al  verdadero 
nombre:porque  la  e  y  la  e  Hie- 
len equivocarfe:y  fi  realmcnre 
tenia  Baria  el  Códice  de  Men- 
doza ,  fe  autoriza  mas  ,  que 
no  ha  de  leerfe  Barca  :  por- 
que entre  Baria  ,  y  Barea  no 
hay  otra  diferencia  que  la  del 
modo  de  reducir  el  dyptongo 
Griego  de  1»  en  Ia^íícl  ,  ef- 
cribiendo  unos  Barea,  y  otros 

Ba- 


Digitized  by  Google 


©e  la  Igle/ia  de  Abdera .  5 


Baria.  Debcfe  pues  reducir 
Ja  antigüedad  de  la  Chriftian- 
dad  en  la  Ciudad  de  Vera  al 
tiempo  de  los  Apollolicos.Li- 
bróla  del  dominio  de  los  Mo- 
ros el  Rey  Catholico  en  el 
año  de  1488. 

*-\ 

MURGI S. 

10  Cerca  de  Barca  al  Su- 
Üoeftc  tuvo  fu  fituacion  Mar- 
gis  en  el  limite  Oriental  de  la 
Betica  5  por  lo  que  Plinio  la 
nombró  fin  de  aquella  Pro- 
vincia :  Murgis  Batic*  finís, 
//¿.3,'c.i.  Hallafc  en  aquel 
lirio  un  pueblo  ,  llamado  hoy 
JMojacar,  ó  Muj&crs,  que  pa- 
rece mantiene  algo  del  nom- 
bre anriguo  de  Murgis  j  con 
cuyo  veftigio  de  la  voz,  y 
conveniencia  de  la  fituacion, 
admiten  los  Autores  ha  ver 
íldo  aquel  el  Litio  del  antiguo 
Murgis. 

1 1  Algunos  por  la  aluíion 
de  la  voz  han  querido  decir 
que  Murgis  es  Murcia,  redu- 
ciendo fu  fundación  á  los 
Morgctcs.  Pero  Nonio,y  aun 
Cafcales  en  la  Hiftoria  de 
Murcia,  defatendieron  efto 
co«io  fábula.  Tampoco  es 
neceflfario  confundir  á  Mur- 
gis con  Urci ,  para  deducir 
el  nombre  que  en  lo  antiguo 
tuvo  Murcia :  porque  (obre 


fer  indubitable  la  diverfidad 
de  Urci  y  Murgis  (una  de  ia 
Tarraconenfeí  > .  de  l\,  Be« 
tica)  eran,  ambas;, Ciudades 
próximas  á  la  Coda  fegun 
Plinio:  lo  que  de  ningún  mo- 
do puede  aplicar  fe  á  Murcia, 
Ciudad  mediterránea,  fepara- 
da  del  mar  en  mas  de  feis  le- 
guas. Tampoco  puede  con- 
venir á  Murcia  el  Lugar  que 
Antonino  nombra  Murgi  en 
el  Itinerario  defde  Cazlona  a 
Malaga:  pues  haviendo  de- 
jado atrás  á  Acci ,  Alba  ,  yt 
Urci ,  que  era  litoral  junto  k 
Vera  ,  paíTa  luego  á  Murgi 
caminando  acia  Malaga :  y 
efto  repugna  á  Murcia  ,  ;\ 
quien  con  mucha  diftancia 
deja  á  las  efpaldas  el  que  def» 
de  Vera  camina  para  Mala- 
ga. Zurita  en  fu  Itinerario 
hablando  del  Murgi  de  An«* 
tonino,  cita  al  Murgis  de  PH-: 
nio  ,  como  que  los  reputaba 
uno  mifmo.  Pero  Weífeling 
no  lo  aprueba,  cteyendo  que 
el  Murgi  de  Antonino  era 
mediterráneo  :  en  lo  que  no 
procedió  bien :  pues  el  Iti- 
nerario ha  paíTado  defde  Caf- 
tulo  á  Urci  (litoral  fegun  el 
mifmo  Weífeling)  y  de  allí 
paífa  á  Mcnoba  (también  li- 
toral al  Oriente  de  Malaga)lo 
que  prueba  que  defde  Urci  fe 
retiro  poco  de  la  Cofta :  y 

A 1  cor** 


Digitized  by  Google 


6         E/paña  Sagrada.  TW.30.  Ca[Ki+ 


configuientemente  no  debe 
excluirte  el  Murgis  de  Pli- 
nio ,  por  titulo  de  que  el  Iti- 
nerario proceda  por  lo  mas 
interior  de  la  Betica :  pues 
dcfde  lo  interior  paila  á  la 
Cofta. 

12  Yo  creo  que  Antonino 
no  habió  del  Murgis  Pliniano* 
fundándome  en  otro  princi- 

Í)io ,  efto  es  ,  no  porque  uno 
ca  pueblo  mas  mediterráneo 
que  otro ,  fino  por  las  diftan- 
cias,  que  prueban  en  el  Mur- 
gi del  Itinerario  menor  fepa- 
racion  de  Malaga ,  que  el 
Murgis  de  Plinio  :  pues  aquel 
fe  pone  alli  á  cien  millas ,  ó 
veinte  y  cinco  leguas  de  Ma- 
laga :  y  efto  no  conviene  al 
pueblo  feñalado  por  Plinio 
en  el  fin  de  la  Betica  >  junto 
a  Vera  >  el  qual  difta  de  Ma- 
laga mas  de  quarenta  leguas: 
y  afsi  las  íituaciones  prueban 
la  diferencia»  Lo  mifmo  fe 
verifica  comparando  á  Murgi 
con  Urci ,  que  alli  diftan  28» 
millas  >  ó  fiete  leguas :  y  el 
Murgis  de  Plinio  no  eftaba 
tan  apartado,  lnfiftiendo  pues 
en  el  Itinerario  conforme  le 
tenemos ,  parece  que  Murgi 
es  diverfo  de  Murgis:  y  mi- 
radas las  25.  leguas  que  feña- 
Ja  entre  Malapa  y  Murgi,  ca- 
yó éfte  Junto  a  Bergh  pudién- 
dote  dudar  fi  eferibicron 

-  - 


Murei  por  Bergi ,  como  rio 
obftara  el  otro  refpe&o  de 
Murgi  á  Urci ,  que  da  menor 
diftancia.  Pero  ni  para  uno, 
ni  para  otro  baila  el  Itinera- 
rio j  que  en  cita  parte  me  pa- 
rece viciado.  Ptoiomeo  hace 
mención  deMurgis  en  losTur- 
dulos  :  y  fi  realmente  eftuvo 
en  el  fitio  que  propone  ,  fue 
diverfo  del  mencionado  por 
Pliaío,  y  por  Antonino,  como 
verás  en  íu  Mapa  del  Tomo 
9.  cali  alMediodia  de  Car- 
mona. 

SBLAMBINA^ 

13  De  efte  pueblo  hizo 
mención  Plinio ,  colocándole 
al  Occidente  de  Abdcra.  Pto- 
iomeo le  pone  también  por 
aquella  parte :  ambos  en  Ja 
Cofta :  y  como  alli  perfevera 
una  población ,  que  mantie-. 
nc  ci  nombre  de  SalabreñA> 
íe  hace  á  efta  la  reducción  de 
Selambina*  El  Nubienfe,  ha- 
blando del  camino  de  Alme- 
na á  Malaga  y  exprefla  á  Salo- 
bania  y  que  es  Salabreña  ,  fe- 
gun  confta  por  la  poílcion, 
que  es  al  Oriente  de  Alrnu- 
ñecar  (nombrado  alli  AltBatt- 
cab)  á  quatro  leguas  de  dis- 
tancia por  mar ,  como  fe  ve- 
rifica entre  los  dos.  El  texto 
de  Mela  no  menciona  á  So- 
lana- 


Digitized  by  Google 


■ 


ÍDelalglcJia  de  Abdera. 


lambina.  Iíaac  Vofsio  lo  atri- 
buye á  yerro  de  Copiantes, 
que  entre  Abdera  y  Menoba 
pufíeron  á  Sucl ,  donde  de- 
bían colocar  á  Selambina,  por 
no  fer  efte  el  fitio  de  Suel ,  fi- 
no al  Occidente  de  Malaga,  y 
no  al  Oriente.  Jacobo  Gro- 
novio  dio  el  texto  corregido 
en  fu  Edición  del  i6p6.Lugd. 
Batavorum.  Pero  fin  cfto  conf- 
ía la  memoria  y  fituacion  de 
Selambina,  óSalambina  (co- 
mo imprimió  Gronovio)  por 
los  textos  citados. 

14  En  el  Concilio  de  EU-. 


beri  hnvo  un  Presbytero,  lla- 
mado Silvano  y  que  firmó  por 
Sagalbina,  ó  Segalbina,  fegun 
vemos  en  las  Ediciones  de 
Loayfa  y  de  Mendoza.  Efte 
la  reputó  por  Selambina ,  y 
lo  mifmo  el  ya  citado  Vofsio: 
en  loque  fe  ve  la  antigüedad 
de  la  Religión  Chriftiana  en 
Salabrcña  5  y  la  utilidad  de 
averiguarla  fituacion  de  los 
pueblos  antiguos,  no  folo  pa- 
ra conocer  la  geographia  del 
tiempo  de  los  Romanos ,  fino 
para  explicar  algunos  docu- 
mentos Eciefiaíücos. 


CAPITULO  III. 

(DEL   0<HJGEH   IDE  LA  CH<%ISTIAN<DAT> 
y  Obleado  de  Abdera.  Trata/e  de  la  Silla  del 
Apoftolico  San  Teftfhon  en  Vergi. 


^5  T  A  antigüedad  de  la 
1  j  Fe  en  la  Diccefi  de 
Abdera  fe  puede  predicar 
coetánea  á  los  fiete  Varones 
Apoítolicos  del  primer  Siglo 
de  la  Iglefia.  Fundafe  en  que 
fegun  los  documentos  dados 
en  el  Tomo  3.  predicó  y  fijó 
fu  Cathedra  Evangélica  San 
Tefiphon  en  Vergi.  Efte  glorio- 
fo Santo  fue  uno  délos  fiete 
que  San  Pedro  y  San  Pablo 
dirigieron  á  Efpaña  >  para  la 


dilatación  del  Evangelio ,  eri 
la  conformidad  explicada  en 
el  Tomo  3.  El  fitio  donde 
fue  á  predicar  ,  quando  fe  ef-, 
parcieron  defde  Acci ,  afir-í 
man  los  teftimónios  antiguos 
que  fe  llamó  V trgi ,  ó  Ber-í 
gio. 

16  No  mencionan  los 
Gcographos  Romanos  á  la 
Ciudad  de  Vergi ,  y  por  efto 
tuvieron  ocafion  varios  Mo- 
dernos de  difeurrir  fegun  las 

A  4  ali^ 


Digitized  by  Google 


8         ÉfpaKa  Sagrada.  Trat.  30.  Cap*  3 . 


aluíloncs  que  mejor  les  fema- 
ban ,  recurriendo  ya  á  tierra 
de  Aftorga  ,  ya  al  Reyno  de 
Aragón  ,  fin  alegar  cofa  que 
haga  fuerza ,  y  antes  bien 
apartandofe  fin  ninguna  pre- 
cifion  del  genio  que  nos  mof- 
traron  aqueiiosVarones  Apof- 
tolicos ,  en  no  fepararfe  dc- 
Waíiado  >  fino  quedarfe  en  la 
Uetica  y  fus  contornos,  por  lo 
dicho  en  los  Tomos  tercero,y 
guarro  :  de  modo  que  íblo  á 
San  Segundo  podemos  reco- 
nocer el  mas  datante,  por  ha- 
Ver  documentos  en  favor  r  y 
aun  con  eftos  no  ha  faltado 
quien  afirme ,  fue  Obifpo  de 
Ja  Abala  Baftitana,  pues  cita 
como  confinante  con  la  Bea- 
ta ofrece  mas  proporción  con 
la  prá&ica  de  ios  Getc  Apos- 
tólicos. No  haviendo  pues 
documento,  ni  Tradición,  que 
adopte  á  San  Teílphon  fuera 
de  los  contornos  de  la  De- 
tica ,  no  podemos  alejarnos 
¡de  ella. 

17  Añadeíé  que  en  eíta 
mifma  Provincia  tenemos  un 
*  pueblo  ,  donde  fe  conferva  el 
nombre  de  Vergi ,  y  es  hoy 
Verja  ,  no  Vería ,  ni  Vera, 
nombres  que  fuelen  confundir 
los  Eftrangcros ,  como  fe  vé 
en  el  lugar  ya  citado  de  Mar- 
ca ,  donde  confunde  á  Veria, 
£on  y cr ja  ,  y  poue  el  primer. 


oombre  donde  debía  eferibír 
á  Vera. 

18  El  firio  de  Verja  es  el 
Reyno  de  Granada  en  la  AU 
pujarra  baja>z\  Norte  de  Mray 
y  feparada  de  ella  dos  leguas: 
lugar  muy  oportuno  para  la 
repartición  de  Jos  Apcftolicos: 
pues  Urci  era  Ciudad  de  la 
Cofia  Tarraconcnfe ,  oriental 
á  Verja  *  Granada  confinaba 
con  eíta ,  incluyéndola  aun 
hoy  dentro  de  íii  Dieccfi,  con 
diílancia  de  unas  doce  leguas. 
Verja  difta  mas  de  Urci:  y  aísi 
eran  irnos  opo¡,tunosr  para  los 
tres  Apoftolicos ,  San  Cecilia 
de  Granada }  Indalecio  de  Ur- 
ci* y  Teílphon  de  Vergi  5  pues 
ni  eftaban  muy  feparados ,  ni 
muy*  juntos.  A  vifta  de  ello 
favorece  á  Verja  el  haver  íldo 
ct Vergi  antiguo ,  y  por  coníi- 
guicntc,  que  allí  pufo  fu  Ca- 
thedra  San  Teíiphon. 

19  De  efte  parecer  fue  ¿l 
Cl.  Don  Juan  Bautiíta  Pérez, 
Obiípo  de  Segorbe,  en  el  Dic- 
tamen que  dio  fobre  las  Lá- 
minas de  Granada ,  donde  (en 
la  Copia  que  yo  tengo  MS.) 
dice  afsi:  „  Verja  dor.de  dice 

que  fue  Obifpo  San  TeGrbn, 
„  pienfan  algunos  fer  Verja 
„  en  Aragón :  pero  no  lleva 
„  camino^  ,  haviendo  eftos 
„  Santos  echo  afsiento  en  An- 
„  dalucia  y  en  el  Reyno  de 

v  Gra-i 


Digitized  by  Google 


De  la  Ighfu 

;>  Granada.  Anfi  otros  fofpe- 
„  chan,  que  eftá  errado  Ver- 
„  ja  por  Bergi :  y  anfi  fe  lee 
Bergi  en  la'Hiftoria  de  cftos 
Santos  en  los  Martyrolo- 
„  gios  de  Beda  ,  Ufu2rdo,  y 
„  Adon  :  y  es  una  Ciudad 
muy  conocida  en  la  Cofta, 
9)  la  qual   antiguamente  fe 
llamó  Bergi,  y  ahora  dice 
fer  Verga  Don  Diego  de 
■„  Mendoza  en  la  Hiftoria  de 
„  Granada  ,  y  Ambroíio  de 
„  Morales :  y  parece  convie- 
ne  el  nombre;  aunque  otros 
quieren  fer  Vera ,  por  fer 
„  marítima  :  de  donde  íe  11a- 
j,  ma    Si  ñus  Virgitanus  en 
„  Pomponio  Me  la  aquella  en- 
¿,  fenada  que  hace  el  mar  en 
„  la  Coda  de  Vera  entre  Car- 
»  thagena  y  Cavo  de  Gata. 

20  Sirve  efto  de  compro- 
bación ,  no  folo  por  iníiílir 
aquel  grave  Autor  en  el  nom- 
bre de  Verja,  (eícrito  alti 
Verga)  fino  para  autorizar  lo 
dicho  ,  por  medio  de  excluir 
otras  opiniones :  pues  el  re- 
curíb  á  Aragón  fe  excluye, 
como  cofa  muy  defviada. 
J-os  que  acudieron  á  Veray 
Do  pueden  autorizar  fu  fentir, 
por  quanto  Vera  rué  la  llama- 
da Barca,  no  Bergi  :  y  demás 
de  efto  aquella  Ciudad  confi- 
naba con  Urci ,  donde  hizo 
aliento  San  Indalecio ,  y  no 


ide  Abdera.  $ 

• 

convenia  que  dos  Apoftolicos 
fe  quedaíTen  donde  bailaba 
uno.  Refta  pues  la  aclual 
Verja ,  junto  á  Abdera  ,  hoy 
Adra ,  porque  no  folo  la  favo- 
rece el  nombre  ,  fino  la  fitua- 
cion  conforme  con  la  reparti- 
ción de  los  Apoftolicos. 

21  Supuefto  en  virtud  de 
lo  dicho  que  el  lugar  de  la 
Silla  de  San  Tefiphon  es  el 
llamado  Verja ,  refulta  redu- 
cir la  Chriftiandad  de  Abde- 
ra á  la  predicación  de  aquel 
Santo  ,  por  corrcfponder  afsi 
á  la  corta  immediacion  de  los 
pueblos  ,  fitos  en  la  cercanía 
de  dos  leguas :  pues  el  que 
venía  á  eíparcir  el  Evangelio, 
no  havia  de  eftrechar  tanto 
fu  luz,  que  no  aLcanzaíTe  k 
los  que  vivían  á  fus  puettas. 

22  Del  modo  que  por  la 
expuefta  íituacion  reducimos 
el  origen  de  la  Chriftiandad 
de  Abdera  á  la  predicación 
del  expreflado  Apoftolicoj  afsi 
también  debemos  difeurrir  en 
orden  al  principio  de  la  Silla. 
La  razón  es ,  porque  la  Ver- 
gitana  no  perfeveró  con  aquel 
titulo ,  lino  que  como  otras 
de  las  primitivas  fe  traslada 
á  pueblo  cercano  mas  iluftre, 
dcfpues  que  radicada  mas  la 
Fe," y  ceñando  las  perfec- 
ciones ,  huvo  oportunidad 
para  colocar   la  Cathcdra, 


Digitized  by  Google 


i  o        E/paña  Sagrada.  Trat.  3  o.  Cip.4. 


Evangélica  en  Ciudades  mas 
fobrcialientes.  Juntófeáefto, 
que  con  el  tiempo  fuelen  ami- 
norarfe  unos  pueblos,  y  acre- 
ccntatfe  otros ,  obligando  á 
los  Prelados  á  que  por  varios 
títulos  muden  la  refí  de  ncia. 

23  Viendo  pues  en  íitio 
tan  cercano  al  antiguo  Vergi 
la  Cathedra  de  Abdera  ,  de- 
cimos que  alguno  de  los  mo- 
tivos expreíUdos,  fue  caufa 
de  colocarfe  allí  la  primitiva 
Silla.  Abdera  tenía  a  fu  favor 
lacircunftancia  de  fer  Ciudad 
marítima  ,  ennoblecida  por 
efto  de  mas  comercio  ,  lo 
que  la  haría  mas  fobrefalicn- 
te. 


24  Viendo  pues',  que  eri 
tiempo  de  las  perfecuciones 
de  los  Godos  la  hallamos  en- 
noblecida con  Prelado  fin  que 
fe  conozca  el  origen >  y  que 
junto  á  ella  huvo  una  de  las 
Sillas  primitivas  ,  tenemos 
fundamento ,  para  decir  que 
fe  trasladó  á  Abdera  la  Ver- 
gitana  ,  fegun  lo  dicho  en  el 
Tomo  4.  al  hablar  de  la  pro? 
pagacion  de  los  Obifpados 
antiguos.  Juan  Vafeo  fol.  45. 
dice ,  que  Abdera  fue  Obifpa- 
do  antiquifsimo ,  colocando 
alli  á  San  Tefiphon  ;  y  pa- 
ra eíto  fe  guió  folamente  por 
la  cercanía  de  Vergi,  feguq 
apunta  en  el  fol. 58.6, 


CAPITULO  IV. 


DE    LOS  OBISV 

SAN  TESIPHON. 

QjEgun  lo  prevenido 
O  debe  empezar  el 
Catalogo  de  los  Prelados  de 
efta  Igícfia,  por  San  Tefiphon, 
uno  de  los  ficte  Apoílolicos, 
aplicándole  lo  que  al  tratar 
de  todos  digimos  en  los  To- 
mos tercero  ,  y  quarto  ,  pues 
no  perfeveran  documentos  de 
cofas  individuaos ,  ni  aun  fa- 
bemos  donde  para  fu  cuerpo. 


)S   DE   J$DE <$ji. 

El  hymno  Gothico ,  dado  en 
el  Apéndice  I.  del  tercer  To- 
mo ,  dice  que  fueron  fepulta- 
dos  en  fus  Ciudades  :  Confept* 
tumulis  Urbibus  in  fuis :  y  con- 
figuientemente  San  Tehphoii 
tendria  en  Vergi  fu  fepulcro. 
Pero  como  han  fido  tantas  las 
perfecuciones  de  Efpaña  ,  ig- 
noramos fi  perfevera  ,  ó  fue 
trasladado  á  lugar  mas  fe- 
guro. 

26   Hoy  no  tencmosRezo 


Digitized  by  Google 


S)e  los  Obi/pos  de  Ahilera. 


ii 


de  los  fíete  Apoftolicos  en 
general ,  ni  de  éílc  en  parti- 
cular :  y  cierto  que  fuera  ho- 
nefto  alabar  á  Dios  en  todos, 
moviendofe  alguna  Iglefía  á 
la  folicitud  de  eílc  culto ,  ef- 
pecialmente  Granada,  por  ha- 
Jlarfe  dentro  de  fu  Arzobifpa- 
do  losíitios  que  á  las  dos  Ciu- 
dades de  Abdera,  y  Vergi,de- 
jamos  fe  Halados. 

27  Ignorafe  el  orden  de 
fucefsion  que  huvo  en  los 
Prelados  poileriores  al  Apof- 
tclico ,  no  folo  con  el  titulo 
de  Vergítanos ,  fino  con  el  de 
Abdera ,  por  la  general  falta 
de  documentos  de  los  prime- 
ros Siglos. 

28  En  lo  que  mira  á  Ab- 
dera y  no  fe  halla  mencionada 
antes  del  Concilio  teccero  de 
Toledo  >  y  aun  muchos  no  re- 
conocen tal  titulo  por  enton- 
ces y  á  caufa  de  repetir  fe  allí 
el  de  Eliberi  >  pero  debe  pre- 
valecer el  Abderitano ,  como 
fe  previno  en  el  Tomo  6.  y 
conviene  reproducir  aquL 

PEDRO. 

De/de  antes  del  58?. 

20  El  nombre  de  cfte 
Prelado  confta  por  el  Conci- 
lio tercero  de  Toledo,  cele- 
brado en  el  año  de  ;8?.  entre 

-  v 


cuyas  fubferipciones  de  los 
Obifpos  fe  lee  en  el  num.46. 
de  las  Ediciones  de  Loay  fa  ,  y 
de  Aguirre,con  el  titulo  de  la 
lglclia  llibcritana.  Pero  que 
íe  debe  entender  la  Abder  i  ta- 
na ,  fe  prueba  por  diverfos 
principios  :  lo  1.  porque  afsi 
nombran  la  Silla  de  efte  Obil- 
po  Crabbc  ,  y  Surio  en  la  lec- 
ción marginal  de  la  firma  de 
aquel  Concilio  ,  como  que  en 
otro  Códice  fe  eferibia  Ab- 
deritana  ,  y  no  Iliberitana. 

30  Lo  2.  porque  en  aquel 
mifmo  Synodo  concurrió  por 
la  Iglefía  de  Eliberi  fu  Prela- 
do Eftevan ,  elqual  fubferibe 
en  el  num»  31*  de  la  Edición 
de  Loayfa  :  y  con  fíguien re- 
mente  Pedro  no  fue  Obifpo 
Eliberitano ,  fino  Abderitano: 
pues  no  havia  dos  Obifpos  en 
una  Iglefía ,  fino  en  el  lance 
de  fer  el  uno  intrufo  por  los 
hereges ;  lo  que  no  fucedió 
aqui ;  pues  ninguno  de  eftos 
dos  Obifpos(Pedro  y  Eftevan) 
fe  lee  entre  los  Arianos  con- 
vertidos 5  y  el  herege  que  no 
fe  convirtiefTe ,  no  havia  de 
firmar  el  Concilio  con  los  Ca- 
tholicos. 

31  Lo  3.  porque  en  el 
Synodo  de  Sevilla.,  tenido  al 
añodefpues*  hallamos  á  Ef- 
tevan y  á  Pedro  fubícribien- 
do  5  aquel  por  la  Iglefía  Eli- 

be- 


Digitized  by  Google 


i  £        E/paña  Sagrada.  Trat.  3  ó.  Cap. 4 . 


bcritana ,  y  éftc  por  la  Abde- 
ritana ,  fegun  cítampó  Loay- 
fa.  En  nueílros  Códices  MSS. 
del  Efcorial  y  de  Toledo  no 
fe  lee  eíla  voz :  por  lo  que  ef- 
traño  que  Loayfa  la  pufieíTe 
redondamente ,  fin  decir  de 
donde  la  tomó ,  quando  en 
los  MSS.  que  cita  en  el  princi- 
pio de  la  Obra  fe  eferibe 
Pctrus  ¿£?  eliberriUms,  liber- 
ritanus,  y  liberritane. 

32  Crabbe  y  Surio  pufie- 
ron  Abderitan*  al  margen  de 
eíla  firma ,  como  en  la  del 
tercero  Toledano.  Pero  la 
Edición  de  Jacobo  Mcrlin, 
que  es  la  mas  antigua  ,  hecha 
en  París  año  de  1524.  pone 
en  el  Concilio  I¡.  de  Sevilla 
(  fol.8tf.)  Alberitanus  ,  y  elle 
es  veíligio  propxio  de  Abdtri* 
tanus. 

33  Viendo  pues  á  Pedro 
en  la  Silla  de  Abdcra  en  el 
Concilio  I.  de  Sevilla ,  debe- 
mos aplicarle  la  mifma  en  el 
tercero  de  Toledo,  pues  no 
folo  concurre  la  identidad 
del  nombre  ,  fino  la  circunf- 
tancia  del  tiempo ,  tenidos 
los  dos  Concilios  en  el  efpacio 
de  un  año ,  en  que  no  fe  va- 
riaron eftos  Obifpos ,  fino  fo- 
jo el  de  Itálica ,  el  qual  debe 
colocarfe  en  ultimo  lugar  del 
Hifpalenfe  I.  como  preveni- 
mos al  hablar  (en  el  Tomo 


antecedente)  de  aquel  Synd<- 
do.  Añadefe  la  femejanza  de 
las  voces  Eliberitanus  y  Ab- 
deritanus,  en  las  qualcs  fácil- 
mente pudieron  equivocarle 
los  Copiantes ,  que  por  el  mo- 
do de  eferibir  el  nombre  de 
otras  muchas  Iglefias  ,  mani- 
feflaron  el  poco  conocimien- 
to que  teman  de  los  títulos 
verdaderos  de  las  Sillas. 

34  Firmó  pues  el  Obifpo 
Abderitano  Pedro  en  el  Con- 
cilio tercero  de  Toledo  ,  OCU-; 
pando  el  lugar  45.  antepuerto 
á  17.  Prelados:  lo  que  le  fu- 
pone  de  alguna  antigüedad: 
y  por  lo  mi  uno  fe  puede  re- 
ducir   fu   Confacracion  al 
tiempo  de  la  perfecucion  del 
Godo  Leovimldo :  añadiendo 
que  la  Silla  Abderitana  venia 
de  mas  alto  principio  5  en 
fuerza  de  que  el  tiempo  de 
aquella  perfecucion  no  era 
bueno  para  inftituir  nuevos 
Obifpados,  fino  para  poner 
todo  conato  en  mantener  los 
antiguos :  y  configuientemen- 
te  reconocemos  por  tal  á  1* 
Silla  de  Abdera. 

35  Demás  del  Concilio 
tercero  concurrió  Pedro  al 
primero  de  Sevilla  ,  preíldido 
por  San  Leandro  en  el  año 
de  590.  y  por  eíla  afsiftencia 
fe  impugna  bien  el  penfa- 
miento  de  Loay  fa,  y  de  otros, 


Digitized  by  Google 


©e  los  Obi/pos  de  Adbera.  1 3 


que  viendo  en  el  tercero  de 
"Toledo  al  nombre  de  Pedro 
con  tirulo  de  Iliberritano  ,  le 
redugeron  á  un  lugar  de  los 
Py ríñeos  ,  llamado'' hoy  Coli- 
bre y  y  anres  lliberi.  Excluye- 
fe  ,  digo,  aquel  recurfo :  por- 
que h  mullimos  en  la  mate- 
rial eferitura  ;  del  miímo  mo- 
do que  en  el  tercero  Toleda- 
no íe  nombra  Pedro  Eliberri- 
tano  ,  ó  Iliberritano ,  fe  eícri- 
be  también  en  el  primero  de 
Sevilla  :  y  por  tanto  era  un 
miímo  Prelado  el  que  en  los 
dos  Concilios  firmo  con  un 
miímo  titulo ,  y  nombre.  Pre- 
gunto ahora.  Que  conexión 
tiene  con  Sevilla  el  Obiípo  de 
los  Pyrineos  ?  Claro  efta,  que 
ninguna  :  pero  la  Iglefia  de 
Abdera, como  fita  dentro  de 
los  limites  de  la  Bcttca  ,  debia 
refponder  á  ia  convocación 
del  Metropolitano  ,  enviando 
fu  Prelado  5  y  afsi  á  fola  efta 
debemos  contraerle  ,  exclu- 
yendo por  el  mifmo  princi- 
pio el  titulo  de  Acátano  ,  que 
en  el  Concilio  I.  de  Sevilla 
dán  á  Pedro  ios  Códices  Ur- 
geienfe  ,  y  Gerundenfe  :  por 
quanto  no  fiendo  Acá  de  la 
Bctica  ,  no  debió  fu  Obiípo 
concurrir  á  Concilio  Provine 
cial  de^evilla.  Y  en  prueba 
de  que  no  es  buena  ,  ni  firme 
la  lección  de  Accitano  ,  bai- 
lan los  uñimos  Códices ,  que 


en  el  Concilio  tercero  de  To- 
ledo dán  á  Pedro  el  tirulo  de 
Iliberritano :  ferial  clara  de  la 
inconftancia  y  vicio  de  Co- 
piantes ,  que  fe  mezcló  en  el 
nombre  de  la  Silla  de  efte 
Obifpo. 

Ignorafe  el  tiempo  que 
fobrevivio  Pedro ,  por  no  fiar 
llarfe  fu  nombre  en  los  Con- 
cilios figuientes  ,  ni  en  otro 
documento  que  yo  fepa. 

FIN    DE    LA  SILLA 
de  Abdera. 

36  Lo  mas  notable  es, 
que  defpues  del  Concilio  íe- 
gundo  de  Sevilla  no  folo  cefla 
la  memoria  del  Obifpo  Pedro; 
pero  ni  fe  halla  mas  noticia 
de  tal  Silla.  Efto  prueba  que 
íe  extinguió  aquel  Obifpado: 
pues  á  no  fer  afsi ,  forzofe- 
mente  havia  de  fonar  alguna 
vez  en  tantos  Concilios ,  co- 
mo fe  tuvieron  defde  aquel 
tiempo  de  la  converíion  de 
los  Godos  ,  y  paz  de  nueftra 
Iglefia ,  fegun  fe  ve  en  las 
demás  Iglefias.  La  cofa  es 
bien  de  cftrañar  :  y  no  menos 
el  alto  filencio  que  fobre  ello 
guardan  nueftros  Autores.  Es 
muy  creíble  que  fe  verificafle 
en  efta  Ciudad  lo  mifmo  que 
en  la  de  Carthagena  :  porque 
afsi  una  como  otra  eftaban 
en  la  Colla  del  Mediterráneo, 

don-. 


Digitized  by  Google 


14        EfpañaSagrádtt.  Trat.  30.  Cap.  4; 


donde  los  Imperiales  mante- 
nían fus  Tropas  y  dominio 
defdc  la  entrada  que  hicieron 
en  tiempo  de  Athanagildo  y 
de  Juftiniano.  Los  Godos  fue- 
ron continuando  en  guerras 
contra  ellos  ,  como  teítifica 
San  Ifidoro  ,  y  fegun  vimos 
en  las  Cartas  del  Rey  Silebu- 
to,  puedas  en  el  Apéndice  del 
[Tomo  7. 

37  En  alguna  de  aquellas 
hostilidades  debieron  de  def- 
truir  los  Godos  á  la  Ciudad 
de  Abdera  ,  como  lo  hicieron 
con  Carthagena  :  y  al  modo 
que  éfta  careció  de  Silla  def- 
dc la  entrada  del  Siglo  fepti- 
moj  afsi  también  aflblada  Ab- 
dera no  pudo  continuar  con 
Obifpo.  Pero  hay  una  nota- 
ble diferencia  >  que  aunque 
fe  acabó  por  entonces  el  ti- 
tulo del  Obifpado  Carthagi- 
nenfe,  no  quedó  la  Dicceíl 
fin  Prelado ,  pues  fe  erigió  la 
Silla  de  Bigaftro  ,  donde  reíl- 
diael  Paftor  de  aquellos  Fie- 
les. En  Abdera  no  afsi:  por- 
que extinguido  fu  titulo  no  fe 
erigió  otro  en  aquel  territo- 
rio ,  fino  que  totalmente  fe 
acabó  el  Obifpado. 

38  A  cfto  pudo  contri- 
buir la  calidad  de  las  Diecc- 
íis  :  pues  la  de  Carthagena 
era  tierra  muy  fértil  y  pobla- 
da: la  de  Abdera  es  monruo- 
fa ;  y  acaíb  por  lo  núfmo  la 


aflblarian  mas  los  Godos ,  pin 
ra  que  no  tuvicíTen  fortaleza» 
ni  fubfiftcncia  los  Imperiales. 
Añadcfe  que  como  era  Lugar 
maritimo  cercado  de  quatro 
Obifpados ,  havia  de  fer  cor- 
ta fu  Diecefi ,  fácil  de  fer  go- 
bernada por  los  comarcanos: 
pues  por  la  Coda  tenia  en  el 
Occidente  á  Malaga  5  en  el 
Oriente  á  Urci  :  y  tierra  k 
dentro,  á  los  Obifpos  de  Acci, 
y  de  Granada. 

39  Llegando  pues  el  lan~ 
ce  de  que  por  las  hoftilidade* 
fe  arruinafle  lo  principal  del 
territorio,  fin  poder  manten 
ner  por  si  la  Dignidad  $  no 
fue  neceflario  eftablecer  otra 
Silla  ,  donde  no  podía  fub- 
íiftir  la  antigua  :  y  como  por 
otro  lado  fe  hallaba  cerca  de 
alli  el  Obifpado  de  Eliberi, 
podía  fer  gobernado  por  eftc 
Obifpo  lo  que  huvieíTe  que- 
dado ,  fin  ninguna  incomodi- 
dad ,  pues  aun  hoy  fe  halla 
afsi  diftribuido  ,  pertenecien- 
do Adra  al  Arzobifpado  de 
Granada. 

40  Efto  es  lo  que  en  mate- 
ria tan  remota  ,  y  falta  de  do- 
cumentos ,  me  parece  lo  mas 
probable  :  y  como  de  cite  mo- 
do ,  íi  de  otros  femejantes  ,  fe 
acabó  aquella  Diecefi  ,  afst 
también  quedará  concluido 
lo  que  fe  puede  decir  de  efte 
Tratado. 

TRA-. 


Digitized  by  Google 


TRATADO  XXXI. 

DE  LA  IGLESIA  ASIDONENSE. 

CAPITULO  L 
IfEmQQJS  ANTIGUAS  ©£  ESTA  CIU<DA<D¿ 

y  de  fu  fituacion. 


E  la  Ciudad  de  Afi-  eftuvo  entre  el  Betis  y  Gua«* 
do  hizo  Plinio  ho-  diana  ,  junto  á  Nertobriga, 
\  norifíca  mención,  Eñe  es  yerro  notable  :  confc 
I  c  x preda n do  la  en-  tando  por  los  grados  y  minu- 
tre  los  Pueblos  del  tos ,  que  Afinoum  eftuvo  fe- 
Convento  Jurídico  Hifpalcn-  gun  Ptolomeo  debajo  de  Afta 
le.  Ptolomeo  también  la  men-  y  Saguncia ,  como  convencen 
cionó  entre  los  Turdetanos  fus  Tablas  reducidas  al  Mapa 
con  el  nombre  de  Afindum,  del  Tomo  precedente.  Por 
propuefto  en  el  texto  Griego  efte  y  otros  cafos  fe  ve  la  ne«- 
de  Erafmo  ,  de  Bercio ,  y  de  cefsidad  de  formar,  y  atender 
ia  Bibliothcca  Coisliniana:  pe-  al  Mapa  Ptolemayco  :  pues 
ro  la  fituacion  que  feñaia,  Harduino ,  y  otros  fe  equiven 
mueftra  fer  la  miíma  que  Pli-  carón  por  mirar  al  orden  con 
nio  nombra  Afido  :  pues  am-  que  Ptolomeo  nombra  un  Pue-, 
bos  la  ponen  junto  á  Afta  ,  y  blo ,  antes ,  ó  defpues  de  otro, 
Ptolomeo  añade  la  cercanía  fegun  prueba  el  fuceíTo  pre- 
con  Saguncia  ,  como  fe  ve  en  fente  de  poner  Harduino  á 
«I  Mapa  del  Tomo  9.  Por  Afindum  junto  á  Nertobri- 
tanto  no  hizo  bien  Harduino  ga ,  en  virtud  de  que  Ptokn 
fobre  Plinio,  en  decir  que  la  meo  nombra  á  cfta  immedia- 
Aíldo  de  efte  ,  no  es  la  Afín-  tamente  defpues  de  aquella, 
dum  de  aquel :  dando  por  por  lo  que  infirió  que  eftaban 
razón,  que  la  de  Ptolomeo  juntas,  Pero  íi  hu viera  repa- 

raí 


Digitized  by  Google 


r  %  1       Ti/paña  Sagrada.  Trat.  3  x .  Cap.  1 . 


irado  en  la  demarcación  ,  co- 
nociera lo  mucho  que  Ptolo- 
meo  aparto  á  Ncrtobriga  de 
Afmdum  9  reparándolas  no 
menos  que  en  dos  grados  de 
latitud.  Pues  fi  diítan  tanto; 
cómo  las  junta  al  defcribirlas? 
A  cito  íe  refpondió  en  el  To- 
mo 5.  pag.  386.  num.  3.  que 
Ptolomco  procedió  de  arriba 
abajo:  por  lo  que  puerta  Afin- 
dum  como  lugar  de  menor  la- 
titud entre  los  Turdetanos, 


bios  nías  altos  entre  los  Tüm 
detanos  que  rcftaban  ,  para 
ir  defde  allí  bajando  á  los  de- 
mas.  No  debe  pues  mirarte 
al  orden  con  que  nombra  los 
pueblos ,  fino  á  la  fituacio» 
que  les  aplica. 

2  El  nombre  de  Afido ,  íc 
mantiene  en  la  Inferí pcionj 
publicada  por  Morales  lib.9. 
cap.9.  como  exilíente  no  ea 
Lisboa  (fegun  imprimió  Gru- 
tero  pag.870.  num.xo.)  ni  en 


pafsó  immediatamente  a  Ner-  Medina- Sidonia ,  fino  en  Cor¿i 
abriga  ,  y  Contributa  pue-   doba :  la  quai  cücq  ¿fsij 

FABIAE.  GN.F. 
PRISCAE.  ASI 
DONENSI.  FA 
BIVS.  SENECA 

* 

ET    5w/E  R I  A.  Qi, 

■ 

F.  FRISCA» 


El  RaVeñate  ?  hablando 
3e  las  Ciudades  comarcanas 
¿Sevilla  nombra  también  la 
prefente ,  llamándola  A/sido- 
nt ,  y  mencionándola  junto  á 
Sagancia  (como  la  corre fpon- 
$£)  fin  embargo  de  no  eftár 


cxpreíTadas  en  el  Itinerario; 

3  Pero  lo  mas  autorizada 
fobre  el  nombre  es  el  tefti-» 
monio  de  las  Medallas,  don-* 
de  fe  lee  ASIDO ,  y  no  folo 
firven  para  la  orthographia 
de  la  voz ,  fino  para,  conocer 

¡4 


Digitized  by  Google 


IDe  ¡a  l¡$efii 

U  antigüedad ,  pues  fecon- 
ferva  en  ellas  el  ufo  de  Jos 
cara&eres  antiguos  de  los  Ef- 
tuñoles.  Yo  tengo  una  rarif- 
ííma ,  que  me  remitió  el  M.R. 
P.  Geronymo  de  Eftrada  ,  de 
la  Compañía  de  Jefus,  Redor 
del  Colegio  de  Arcos  de  la 
Frontera,  con  el  dibujo  de 
otra  ,  tan  perfectamente  con- 
fervada ,  que  por  ella  fe  facó 
de  relieve  en  un  papel  la  co- 

Í)ia  ,  quedando  ieñaladas  las 
ctras,  y  perfiles  con  tanta 
claridad,  como  fe  hallan  en  el 
aúfmo  original.  Efta  es  la  fe- 
cunda de  la  primera  eítampa, 
/donde  fe  lee  ASIDO.  La  ter- 
cera es  la  que  yo  tengo  origi- 
na I,  de  cobre.cn  tercer  modii- 
lo,ycon  las  ñngularidades  de 
tener  en  el  reverfo  dos  ren- 
glones :  uno  fobre  el  Toro ,  y 
otro  debajo :  aquel  es  como 
el  de  la  Medalla  precedente: 
elle,  diverfo  :  como  también 
la  cabeza  del  otro  lado ,  y  el 
íitio  del  letrero  ASIDO,  que 
aquí  cae  álacfpalda,  y  allí 
á  la  frente, 

4  Otra  tengo  no  menos 
Ungular  nafta  en  la  circunf- 
íancia  de  haver  fido  fran- 
queada por  la  Señora  Doña 
María  de  Buflamante  y  Gue- 
vara, muy  aficionada  á  libros, 
y  á  recoger  antigüedades  de 
Medallas  ,  de  que  tiene  ya 

■  W  .  ■      -  -  m 


JJtionenJi:  riy 

una  buena  Colección  ,  que 
aumenta  cada  dia  con  las  mu- 
chas que  recoge  por  dentro 
y  fuera  de  Efpaña.  La  Meda-* 
lia  es  la  quarta  de  la  primera 
Eftampa  :  la  qual  es  Alidonen- 
fe  ,  pues  tiene  las  mifmas  le- 
tras antiguas ,  que  hallamos 
en  las  Medallas  donde  fe  lee 
ASIDO,  y  añádela  ílngula- 
ridad  de  un  Delfín ,  debajo 
de  una  como  media  luna  coa 
las  puntas  acia  abajo  ,  y  den- 
tro de  ellas  un  punto,ó  globo 
pequeño.  Debajo  del  Delfín 
hay  al  fin  del  renglón  un  Ca-( 
duceo  mejor  confervado  que 
en  la  Medalla  del  libro  del 
En/ayo  fobre  los  Alphabetos  de 
las  letras  de/conocidas  Tab.i5» 
num.io.  donde  fe  juzgó  letra 
(pag.140.)  lo  que  alli  mifrao 
es  veíligio  del  Caduceo  ,  que 
en  la  mía  fe  ve  con  claridad, 
como  también  el  medio  circu- 
lo puefto  fobre  el  Delfín,  que 
alli  fe  dio  partido,  por  quanto 
laMedalla  no  eftaria  bien  con- 
fervada.  Por  el  otro  lado  hay 
un  Buey:  y  fobre  el  un  peque- 
ño circulo  con  rayos ,  como 
divujamos  las  Eftrellas ,  que 
acafo  entonces  denotaba  al 
Sol ,  pues  le  vemos  unido  con 
la  Luna,  por  los  quales  enten- 
dían los  Egypcios  á  OJiris  ,  y 
á  IJIs  ,  Idolos  muy  famofos 
catee  los  Turdeunos ,  como 

B  cf- 


Digitized  by  Google 


1 8        E/paña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  1  : 


efcribió  Jacobo  de  Bary ,  re-  nos  dominaron  á  Efpaña  corw 

ferido  en  la  Gothx  NumarU  cedieron  á  Afido  el  honor  de 

f>ag.  188.    Y  Rodrigo  Caro  Colonia,  como  refiere  Plinio 

lib.  3.  cap.  20.  refoivió  tam-  en  la  Edición  de  Harduino 

bien  ,  que  el  Buey  con  la  me-  lib.  1.  cap.  1.    Inter  ¿ftuaria 

dia  luna  era  fymbolo  de  Apis,  B¿eth  ,  oppidum  Nebrifia ,  cog¿ 

en  quien  los  de  Egypto  vene-  nomine  Veneria ,  &  Colobona^ 

raban  á  Ofiris.  QoknU  ,  Afta,  qu&  Regia  dich 

5  Lo  que  mas  hace  a  nuef-  tur :  &•  in  mediterráneo  Afido^ 
tro  intento  es  el  cara&er  de  qu<t  Cafariana.  Efte  diáado 
Jetras  defconocidas,quc  muef-  de  Ctfariana  fue  proprio  de 
tran  notable  antigüedad  :  fin  Afido ,.  como  declara  el  texto* 
que  para  la  de  Afido  íea  necef-  debiendofe  reducir  á  cquivo- 
iario  recurrir  á  lo  que  con  el  cacion  el  que  algunos  entena 
imaginado  Julián  Lucas  cfcrU  dieífen  denotaba  pueblo  di- 
bió  Ocampo  fobre  el  origen  verlo  de  Afido,que  fe  llamafle 
de  efte  pueblo :  y  aunque  es  C¿fariana^  El  tiempo  en  que 
bien  común  reducir  fu  tunda-  Afido  obtuvo  aquel  didado, 
cion  á  los  Pheniccs  de  Tyro  y  no  fue  antes  de  Julio  Cefar,fi- 
dc  Sidon  ;  con  todo  eíTo  como,  no  defpucs  de  íti  guerra  con* 
no  fe  defeubre  otro  funda-  tra  los  hijos  de  Pompeyo ,  en 
mentó  que  la  alufion  entre  cuyo  termino  remunera  á  los 
los  nombres  de  Sidon  y  de  pueblos  de  quienes  fe  hallaba 
Afido,  no  bada  para  aquietar,  bien  férvido  ,  fegun  lo  dicho 
porque  el  nombre  antiguo  Tomo  9.  pag.  69.  num.3.  y, 
que  nos  confta  ,  no  es  Sidon,  entonces  concedería  á  e/te 
ni  Sidonia ,  fino  Afido.  Lo  aquel  renombre ,  por  havcrle 
cierro  es ,  que  los  Phenicios  feguido  con  fidelidad  en  tiem- 
eftablccicron  por  aquella  par-  po  tan  oportuno.  El  reducir 
te  de  la  Bctica  algunas  pobla-  Plinio  la  Ciudad  á  lo  Meditcr- 
ciones :  y  efta  puede  quedar  raneo  ,  fue  contraponerla  á 
reducida  á  tiempos  muy  an-  los  Eíluarios ,  6  Efteros ,  en 
tignos  ,  pues  fe  ignora  íu  ori-  que  cxprefsó  á  Nebrifla,Colo- 
gen  ,  y  las  citadas  Medallas  bona,  y  Afta:  yporlomiímo 
luponcn  notable  antigüedad,  dejó  también  convencida  la  di- 

uando  ufan  de  los  caracteres  ferencia  que  hay  entre  aque- 

efeonocidos.  lias  Ciudades  ,  de  modo  que 

6  Defpucs  que  los  Roma-:  no  pueda  deciríe  Afta  loroif- 

m 


Digitized  by  Google 


(De  la  íglefia  "JJtdonenfe.  l> 

Sio  que  Afido :  pues  aquella  del  fepulcro  mencionado  por 
citaba  en  los  Efteros  ,  y  no  Rodrigo  Caro  lib.3.cap.24.  el 
cfta.  Una  fe  intitulaba  Regia:  qual  tenia  forma  de  arca,  con 
otra  Ce/uriana  :   eran  pues  figuras  de  medio  relieve  cu- 
Ciudades  diferentes.  riofamente  labradas  ,  por  un 
7   Ya  eftamos  en  la  quef-  lado ,  de  Nymphas,  y  Satyros 
tion  del  fítio  á  que  debe  re-  en  corros  ;  y  por  el  orro  un 
ducirfe  la  antigua  Aíldo.  El  rio  con  Navio  ,  y  muchas  fí- 
comun  parecer  dice  que  es  guras  de  hombres  y  mugeres 
Medina  Sidonia  ,  Capital  del  en  las  orillas.  Dentro  del  fe-. 
Ducado  de  los  Excelentifsi-  pulcro  havia  un  cuerpo  huma- 
mos Señores  Duques  de  aquel  no  pequeño  ,  muy  confumi- 
titulo  :  cuya  opinión  ha  (ido  do ,  y  una  lofilla  con  eítas  le- 
ían recibida  defde  Ocampo,  tras  CLODIA  LVCERA :  lo 
¡Vafeo ,  y  Morales ,  que  yo  que  es  prueba  de  exiftir  allí 
mifmo  la  adopté  en  mis  Li-  la  población  en  tiempo  de  la 
bros ,  y  Mapas  precedentes,  gentilidad.  Las  Infcripciones 
Los  fundamentos  fe  reducen,  las  eftampó  el  Padre  Concep- 
lo  x.  al  veíligiodel  nombre,  cion  Carmelita  Defcalzo  en 
con  fer vado  en  un  pueblo  por  fu  Emporio  del  Orbe  Cádiz, 
la  parte  donde  Plinio,  y  Pto-  üb.7.cap.6.  y  una  fe  pondrá 
lomeo  mencionan  á  la  Ciudad  luego  en  el  cap.  de  Cádiz.  So- 
de  Afido.  Lo  2.  es  la  Infcrip-  bre  eftos  fundamentos  hay  la 
cion  confervada  en  una  Ermi-  autoridad  extrinfeca  del  co- 
ta junto  á  Mcdina-Sidonia,  mun  de  los  Autores  ,  que  (i-, 
donde  fe  lee  el  nombre  del  guiendofe  en  hacer  la  reduc- 
Obifpo  Pimenio ,  como  verás  cion  á  Medina  Sidonia  ,  au- 
cn  el  Tomo  7.  pag.i85.  Efte  mentan  cada  dia  el  crédito  de 
Obifpo  fue  Aíidonenfe :  y  por  la  opinión, 
tanto  fe  perfuadicron  los  Au-      8   Pero  con  todo  efl o  no 
tores,  haver  fido  aquel  el  fitio  han  faltado  contrarios:  y  exa- 
de  Afido :  pues  confta  tam-  minando  la  materia  mas  de 
bien  la  antigüedad  de  la  Ciu-  efpacio  ,  refulta  no  eftar  baf- 
dad ,  en  virtud  de  monumen-  tantementc  probada  aquella 
tos  gentilicos  que  en  ella  fe  parte  :  porque  el  hallarle  al  li 
mantienen  ,  ya  de  Infcripcio-  monumentos  del  tiempo  de 
nes,  y  ya  de  otros  fragmentos  los  Romanos  ,  folo  mueftra 
fubterraneos ,  efpecialmcntc  población  antigua  ,  y  noque 

B  2  fuef- 


Digitized  by  Google 


%  o        E/pana  Sdgradd.  Trai.  3  I .  tdp.ii 


fuefle  determinadamente  Afi- 
do :  pues  ninguno  incluye  tai 
voz,  fino  foio  la  Infcripcion 
confervada  en  Córdoba,  y  no 
en  Medina,  que  es  la  pro- 
|uiefta  en  el  num.a.  y  por  mo- 
numentos que  no  mencionan 
el  nombre  de  la  Ciudad  ,  no 
pedemos  probar  que  Afido 
cftuvo  allí.    La  dedicación, 
hecha  por  el  Obifpo  Pimenio, 
es  también  infuficiente  :  pues 
á  lo  mas  fe  infiere  ,  que  Medi- 
na era  de  fu  Obifpado ,  del 
modo  que  junto  á  Beger  de 
la  Miel  dedico  otra  Bafilica, 
feeun  la  Infcripcion  que  Mo- 
rales refiere  hallarle  á  quatro 
leguas  de  Medina  junto  á  Be- 
ger(la  qual  fe  pondrá  dcfpues) 
y  como  eíh  no  prueba  ,  que 
Afido  eftuvo  alli  j  tampoco  la 
confervada  junto  á  Medina: 
f  orque  lo  mifmo  pudo  verifi- 
carle fin  tener  alli  la  Cathe- 
dral ,  como  es  indubitable.  Y 
afsi  por  aquella  dedicación 
(donde  tampoco  fe  exprefiu 
el  nombre  del  lugar)  no  po- 
demos probar  la  íituacion  de 
Afido  :  lino  inferir  que  fu  Die- 
cefi  llegaba  á  la  Colla  del  mar 
(junto  adonde  eftá  Beger)  y 
á  Mcdina-Sidonia  ,  en  cuvos 
litios  fe  hallan  memorias  de 
un  mi  lino  Prelado  Afido- 
ncr;fe. 

♦ 

p    £1  nomtue  de  Sidonia 


confervado  en  Medina  £quer 
parece  haverfido  la  voz  que 
convocó  á  los  Autores  para 
poner  alli  á  Afido)  eftá  tan  le-? 
jos  de  probar  el  intento ,  que 
antes  bien  es  uno  de  los  ma^» 
yores  argumentos  que  á  fu  ízá 
vor  alegan  los  que  reducen  a 
Gerez  la  fituacion  de  Afido,; 
como  he  vilto  en  papeles  que 
me  remitió  Don  Francifco  de 
Mcfa  y  Ginetc ,  Canónigo  de 
la  infigne  Colegiata  de  Gcrez, 
y  el  mencionado  Rmo.  Eftra- 
da  ,  cuyas  buenas  obfervacion 
nesme  obligaron  á  mirar  el 
punto  con  mayor  circunfpec-, 
cion ,  pues  procedo  fin  preo-; 
cupacion  ,  ni  empeño  por  una 
parre  determinada  ,  mas  que 
por  aquella  á  quien  fe  incline 
el  pelo  de  la  razón  :  y  afsi  de»- 
bo  poner  en  fu  fuerza  los  fun- 
damentos que  fe  ofrecen  por 
Gerez. 

10  El  i.es,  que  afsi  lo 
afirma  cxprelTamentc  el  Ar- 
zobifpo  Don  Rodrigo  lib.3* 
cap.20.  (al.  19.)  Cumque  venif* 
fent  ad  fluviu/n,  qui  Guadalete 
dicitur ,  prope  AJidonam  ,  qim 
nunc  Xcrez  dicitur.  Lo  mitmo 
afirma  en  el  cap.ult.  Venit  ad 
locum  munitum  ,  qui  ¡atine 
Civiras  íalva,  ab  Arabibus  Me- 
dinatfiduna  exindc  fuit  dic- 
ta Cbac  efi  ínter  ruare  &  eain9 
qud  nmc  Xeicz ,  latiné  antera 

4h 


Digitized  by  Google 


(De  U  Iglefid  Afiionenfe:  1 1 


dicitur  Afídona)  &  tam  pugna 
violentia  occupavit  :  donde 
afirma  con  conftancia ,  que 
Gerez  es  Afídona.  Eftavoz 
es  lo  mifmo  que  Afido  ,  la 
qual  en  tiempo  de  los  Godos 
fe  eferibia  Afidona  :  ai  modo 
que  de  Barcino  ,  y  Turiafo, 
pallaron  á  eferibir  Barcinona, 
y  Tur  i  áfona  ,  ó  T/rafona  :  y 
afsi  por  La  material  termina- 
ción de  las  voces  no  debes  in- 
ferir divcríidad  de  pueblos. 

La  Chronica  General  del 
Rey  Don  Alfonfo  el  Sabio  fi- 
guió  el  mifmo  dictamen  en 
la  parte  i.  cap.  143.  al  fin» 
donde  hablando  de  los  Obif- 
pados  del  tiempo  deConftan- 
tino ,  dice ,  que  aplicó  al  Ar- 
zobifpo  de  Sevilla  ,  entre 
otros  Sufragáneos,  el  Obifpa- 
do  de  Sidonia,  que  es  Xerez  :  y 
para  contradecir  á  ellos  Au- 
tores mas  cercanos  á  la  dura- 
ción de  la  Silla ,  que  los  Efcri- 
tores  modernos,  es  precifo 
alegar  fundamentos  mayores 
que  los  exhibidos  por  Medi- 
na :  pues  eílos  ya  vimos ,  que 
no  prueban  :  y  mientras  fe 
mire  á  folo  el  dicho  de  los 
Autores ,  pefa  mas  el  de  los 
mas  antiguos. 

11  En  el  Efcrito  que  fe 
atribuye  á  Rafis  le  nombra 
también  Xerez  Sadufta  ,  como 
denotando  a  Xerez  4ftdonaK 

Tom.X. 


pues  una  voz  parece  ve frigio 
de  otra.  Pero  hallándome  ya 
perfuadido  á  que  la  Hiíloria 
atribuida  á  Rafís  no  es  de  la 
antigüedad  que  fe  la  aplica, 
fino  mucho  mas  moderna,  íb- 
lo  la  mencionamos  en  prueba 
de  que  antes  de  Morales  fe 
aplicaba  á  Geréz  el  didado 
de  Saduña.  Lo  mas  es ,  que 
en  Privilegios  del  Rey  Don 
Alfonfo  el  Sabio ,  y  fus  fue* 
ceflbres ,  fe  intitula  efta  Ciu- 
dad ,  Xerez  Sidonia ,  como  he 
vi  (lo  en  manuferitos  de  los  ya 
citados  ,  que  manejaron  el 
Archivo  de  la  infigne  Colé- 
giata  de  aquella  Ciudad :  yt 
un  Privilegio  del  Rey  Don 
Alfonfo  expreífa  los  Clérigos, 
de  Xerez  Sidonia  ,  y  de  Sofocar* 
Otro  de  fu  hijo  Don  Sancho 
el  Bravo  es  confirmatorio  del 
precedente,  añadiendo  dota- 
ciones, y  trata  de  la  venida 
del  Clero  de  Solucar,  para 
acompañar  al  de  Xerez  Sido* 
nia.  Es  privilegio  dado  en  Vh 
llanueva  ,  Domingo  1.  de 
Agofto ,  año  de  1 2S8.  El  Rey; 
Don  Fernando  elQuarto  en 
Privilegio  dado  fobre  las  AI- 
geciras  á  17.  de  Setiembre  del 
1309.  exprefla  los  Canónigos  y 
otros  Clérigos  de  Xerez  Sidonia¿ 
El  mifmo  fobrenombre  dejfr- 
rez  Sidonia  fe  halla  en  privi- 
legio de  fu  hijo  Don  AÚbnfo 

Si  si 


Digitized  by  Google 


1 1  Ef paría  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap.  *> 


el  Conquiftador  ,  dado  en  2. 
de  Octubre  del  1 3  3  3 .  De  fuer- 
te que  cotejando  ellos  docu- 
mentos con  tas  exprefsiones 
de  que  la  Afidona  antigua  era 
Ja  aftual  Gerez ,  como  leemos 
en  el  Arzobifpo  Don  Rodri- 
go ,  y  en  la  Chronica  del  Rey 
Don  Alfonfo  ;  no  podemos 
dudar ,  que  los  referidos  Pri- 
vilegios publican  en  fu  ex- 
preísion  de  Xerez  Sidonia ,  fer 
elta  la  reputada  por  la  antigua 
Afidona. 

1 2  Efte  es  el  fundamento 
de  lo  que  el  Padre  Concep- 
ción menciona  en  fu  lib.7. 
cap.i.  fobre  el  pleyto  movi- 
do entre  Cádiz  y  Sevilla ,  año 
de  1487.  en  cuyo  articulo  1. 
del  Alegato  prefentado  en  8. 
de  O&ubre  ,  ante  el  Señor 
Obifpo  de  Avila  Don  Fernan- 
do de  Talavera  ,  fe  probó  con 
gran  numero  de  teftigos  an- 
cianos ,  fer  cofa  notoria  y  re- 
cibida por  tradición  de  otros 
mayores  ,  que  Gerez  es  la 
Aíidona  donde  cftuvo  la  Silla 
Epií copal ,  como  fe  vé  en  el 
proccllb  de  aquel  pleyto,con- 
fervado  en  el  Archivo  de  Cá- 
diz. Es  digo  el  fundamento 
de  efto  lo  antepuerto :  porque 
docientos  y  quarenta  yqua- 
tro  años  antes  de  aquel  pley- 
to havia  ya  eferito  el  Arzo- 
bifpo Don  Rodrigo ,  que  Ge- 


réz  era  la  antigua  Afidona :  y 
fu  teftimonio  tiene  la  cfpecial 
circuníhncia  de  que  el  ultimo 
Obifpo  Afidoncnfe  vino  á  To* 
ledo  ,  huyendo  de  los  Almo- 
hades, y  murió  allí  en  tiem- 
po tan  cercano  á  Don  Rodri- 
go ,  que  pudo  tratar  á  los  que 
le  trataron,  como  afirma  de 
los  contemporáneos  del  ele&o 
Arzobifpo  de  Sevilla  :  y  con- 
figuientemente  huvo  oportu- 
nidad de  faber  el  lugar  de  la 
Sede  Afidonenfe  de  que  fe  re- 
tiró aquel  Obifpo.  Don  Ro-¡ 
drigo  dice ,  fue  Geréz  :  con 
ue  bien  pudieron  los  vecinos 
e  aquella  Ciudad  afirmar  en 
el  Siglo  XV.  que  venia  por 
tradición  la  noticia  de  haver 
fido  aquel  fitio  el  de  la  Sede. 

13  En  vifta  de  lo  explícito 
fe  defacc  el  argumento  toma- 
do por  la  voz  Sidonia  en  Mc- 
dina,pues  también  la  hallamos 
en  Gerez  ,  fegun  los  privile- 
gios alegados :  y  lo  que  mas 
es  ,  fabemos  por  Barrantes 
Maldonado  ,  citado  por  Ortiz 
en  los  Anales  de  Sevilla,  fobre 
el  año  i282.num.2.  que  Al- 
calá de  losGazules,  fe  llamó 
Alcalá  Sidonia  :  fin  que  por  ef- 
to fe  pruebe  haver  eftado  allí 
la  Sede  Afidonenferpues  aquel 
dictado  le  pufo  para  diftin- 
guirla  de  otros  lugares ,  que 
fe  llamaban  Alcalá:  y  del  mif- 

mo 


3 


Digitized  by  Google 


S)e  la  Iglefta  Afiioncnfe. 


*3 


mo  modo  fe  mantuvo  en  Me- 
dina, nombrándola  Sidonia  >  á 
diílincion  de  Medina delCam- 
po,  Medina  Celi,dc  Pomar  0*c. 
íin  que  podamos  convencer 
mas  myfterio  en  aquel  fobre- 
nombre  ,  que  el  denotar  una 
Medina  de  tierra  de  Aíidona, 
ú  de  fu  Dieceíi ;  al  modo  que 
por  lo  mifmo  fe  dijo  Alcalá 
Sidonia  :  de  fuerte ,  que  def- 
pues  de  extinguido  el  Obif- 
pado  Afídonenfe ,  quedó  la 
voz  Sidonia  denotando  el  ter- 
ritorio de  la  Dieceíi  >  como 
prueba  el  egemplar  de  Alcalá 
Sidonia . 

14  Pero  aun  hay  otro  ar- 
gumento mas  fuerte,  en  vir- 
tud de  unos  Privilegios  men- 
cionados por  Rallón  ,  Barran- 
tes, y  Gamafa  en  fu  Hiftoria 
de  Arcos,  en  losqua!cs(fegun 
exprcíla  el  ya  citado  Padre 


fonfo  dio  á  los  pobladores  de 
linage  en  Medina  las  franque- 
zas de  los  Caballeros  de  Tole- 
do y  por grant  fabor ,  que  habe- 
rnos de  poblar  bien  la  nuejlra 
Villa  de  Medina  ,  que  es  en  la 
tierra  de  Sidonia  &c.  y  fí  Me- 
dina  es  de  tierra  de  Sidonia, 
refulta  que  no  eftaba  reputa- 
da por  la  mifma  Capital  Sido- 
nia ,  ó  Afidona :  porque  no 
decimos ,  v.g.  que  Madrid  ef- 
tá  en  tierra  de  Madrid  ,  fino 
que  otro  pueblo  menos  prin- 
cipal cae  en  termino  de  Ma- 
drid. Diciendo  pues  que  Me- 
dina cacen  termino  de  Sido- 
nia ,  confta  fer  tenidas  por  di- 
verfas  las  fituaciones  de  Me- 
dina y  Aíidona.  También 
prueba  eílo  ,  que  por  el  nom- 


bre de  Md 


1: 


toma, 


qui 


El! rada  en  fu  MS. 


ando 


los  mencionados  Eícritores, 
que  no  han  falido  á  luz)  fe 
dice,  que  Arcos,  y  Medina  caen 
en  el  termino  de  Sidonia.  El 
Privilegio  de  Arcos  le  he  vifto 
en  la  Hiftoria  MS.  de  aquella 
Ciudad, eferita  por  Gamafa:  el 
de  Medina  le  he  reconocido 
en  una  copia  facada  del  origi- 
nal ,  fu  fecha  en  Gerez ,  Vier- 
nes ,  veinte  y  fíete  de  Enero, 
Era  1305.  que  fue  el  año  de 
1268.  en  que  el  Rey  Don  Al- 


la  da  en  Privilegios  antiguos, 
no  debe  deducirle  haver  cita- 
do alli  la  antigua  Aíido  :  pues 
la  exprcísion  alegada ,  de  que 
Arcos  y  Medina  caen  en  ter- 
mino de  Sidonia  ,  declara  que 
aquel  didado  de  Sidonia  en 
Medina  denota  el  territorio 
común  de  la  antigua  Sede 
Epifcopal ,  y  no  el  litio  indi- 
vidual de  Aíido ,  como  confir- 
ma el  egemplar  de  Alcalá,  lla- 
mada también  Sidonia. 

15  Defde  cerca  del  año 
1380.  empezó  Gerez  á  intitu- 
larfe  de  la  ¡tontera ,  por  fer 

B4  ra- 


Digitized  by  Google 


z 4       E/paña  Sagrada . 

raya  y  fortaleza  contra  las 
fuerzas  de  los  Moros,  al  modo 
que  los  Adelantados  mayores 
fe  llamaban  también  Fronteros 
en  aquel  tiempo.  Y  como  con 
cílo  cefsó  el  dictado  de  Sido- 
nía  ,  fegun  también  fucedió 
en  Alcalá  (que  tomó  el  de  los 
Cázales)  quedó  Medina  con  el 
küftinguido  titulo  de  Sidonia, 
fin  tener  competidor  en  el 
nombre  :  lo  que  fue  caufa  de 
inelinarfe  á  fu  favor  los  mo- 
dernos $  pues  aquí  y  no  en 
Gerez ,  fe  conferva  el  veftigio 
de  la  voz  antigua  de  Afido. 
'Acerca  del  nombre  attual,que 
fe  eferibe  Xerez  ,  he  defeado 
averiguar  la  etymologia  por 
los  que  tienen  conocimiento 
de  la  lengua  Arabiga,y  parece 
correfponde  al  de  otra  Ciudad 
de  Períla ,  cuyo  nombre  redu- 
cido á  nueftras  letras  es  Xei- 
raz  :  haciendofe  muy  creíble 
que  los  Moros  mudaífen  el 
nombre  de  Afidona  en  efte 
de  Gerez,  por  atención  ala 
Patria  del  Conquiílador ,  ú  de 
algún  Gobernador  fobrefa- 
liente,  que  fucile  de  Xeiraz: 
del  modo  que  totalmente  mu- 
daron el  de  Acci  enCuad/x, 
Complutum  en  Alcalá ,  y  afsi 
de  otros  lugares.  Lo  cierto 
es ,  que  el  de  Gerez  no  fe  oye 
hafta  la  entrada  de  los  Sara- 
peños  ¿  ó  á  lo  meaos  y  o  no  me 


Xrat.%  iXap.x: 

acuerdo  haverle  vifto  en  Es- 
critor mas  antiguo  :    por  lo 
que  no  me  atrevo  á  anteponer 
las  ctymologias  que  propone 
ei  Padre  Roa  en  fu  libro  de 
Santos  de  Gerez»  donde  le 
deduce  del  Syro  Ceret  ,  que 
fignifica  Ciudad ,  con  lo  de- 
más que  podrá  vér  alli  el  que 
le  neccfsitc  confultar  :  pues 
yo  creo  procede  en  fupueflo 
íálfo  de  que  antes  de  los  Mo- 
ros tenia  el  mifmo  nombre  de 
Gerez  ,  lo  que  no  puedo  pro- 
bar j  y  por  tanto  me  inclina 
mas  á  que  es  puerto  por  los 
Moros.   Pero  los  Chriftianos 
confervaron  en  fu  Obifpo  el 
titulo  de  Afidonenfe  ,  y  aña- 
dieron á  la  voz  nueva  la  anti- 
gua de  Saduña,  ó  Sidonia.  Ef-. 
to  prueba  ,  que  por  el  nombre 
de  Medina-Sidonia  no  fe  con- 
vence nada  contra  la  reduc- 
ción de  Afidona  á  Gerez :  an- 
tes bien  hay  Autores  del  Siglo 
trece ,  que  expreífamente  íen- 
tencian  á  fu  favor ,  fubferi-: 
biendo  por  lo  mifmo  al  medio 
del  Siglo  XV.    Don  Alfon  fo 
de  Carthagena  cap.44.  y  lue- 
go otros,  como  Cluíio ,  citado 
de  Ortclio  en  la  Synonymia, 
v.  Afsidona  ,  donde  fe  debe 
corregir  la  exprefsion  «* 
Hifpania  Vrbem  in  Tarraco- 
nenjt  regione  ,  quam  bodie  Xe- 
rez  de  la  frontera  vocartt,  po- 

piCfb 


Digitized  by  Google 


©e  la  Iglejta  JJidonenfe. 


hiendo  in  TurdetanU  regione 
en  lugar  de  in  Tarraconenji. 

16  Entre  los  Autores  an- 
tiguos del  tiempo  de  los  Ro- 
manos ,  (que  eran  los  mejores 
teftimonios)  hay  alguna  efea- 
féz  ,  pues  folamente  tenemos 
á  Plinio  ,  y  á  Ptolomeo  :  y 
como  los  fit  ios  de  que  fe  du- 
da ,  folo  dtftan  entre  si  cinco 
leguas,es  difícil  aplicar  á  uno, 
mas  que  á  otro ,  fus  íenten- 
cias  :  porque  Ptolomeo  no 
tiene  exactitud  ,  como  fe  ve 
en  Afta  ,  á  quien  aparta  mu- 
cho del  Betis  :  y  en  Saguncia, 
á  quien  retira  denudado  de 
Afido  :  con  que  por  Autor  no 
puntual ,  no  podemos  decidir 
la  duda.  Plinio  ha  parecido  á 
algunos  que  favorece  á  Medi- 
na ,  por  decir  que  la  Ciudad 
era  mediterránea.  Pero  en  cf- 
to  ya  digimos  no  miró  mas 
que  á  contraponerla  á  las  que 
cftaban  en  los  Efteros  del  Be- 
lis.  Y  como  a  Gercz  no  al- 
canzan las  crecientes  de  Gua- 
dalquivir, ni  han  podido  al- 
canzar y  refulta  que  no  fe 
opone  en  nada.  Ni  obfta  que 
Medina  fe  aparte  mas  del  Be- 
tis ,  y  del  mar  :  pues  para  re- 
ducir una  Ciudad  á  lo  medi- 
terráneo ,  contraponiéndola  á 
las  litorales ,  bafta  que  no  la 
bañe  el  agua  de  que  fe  trate, 
ya  de  mar ,  ya  de  rio  >  como 


prueba  el  mifmo  Plinio,quan- 
do  á  Obulco,que  no  diña  mas 
que  tres  leguas  y  media  del 
Betis ,  le  reduce  á  lo  medi- 
terráneo ,  como  declaramos 
en  fu  fitio.  Y  como  Gcrez  cC- 
tá  fuera  de  los  Eftcros  del  Be- 
tis ,  de  que  Plinio  va  hablan- 
do ,  la  colocó  con  razón  en  lo 
mediterráneo. 

17  Pero  lo  mas  es,  que 
eftc  Autor  favorece  la  fitua- 
cion  de  Afido  en  Geréz,fegun 
una  buena  cbfervacion  del 
ya  citado  Eftrada:  pues  Plinio 
dice ,  que  Afido  era  del  Con- 
vento de  Sevilla  ,  como  fe  vfc 
en  el  Tomo  9.  pag,6o.  y  cílo 
favorece  á  Gcrez  ,  mejor  que 
á  Medina.  La  razón  es ,  por- 
que Gcrez  cae  ¿os  leguas  ai 
Mediodía  de  Afta,  que  fin  du- 
da fue  del  Convento  de  Sevi-, 
J!a,como  propone  Plinio.  Me* 
dina  difta  unas  fíete  leguas  de 
Afta ,  y  por  configuiente  muy 
fuera  del  termino  en  que  caen 
Jos  pueblos  del  Convento  Hif- 
paleníé ,  y  dentro  del  territo^ 
rio ,  en  que  cftaban  los  de 
Cádiz.  Con  que  fi  Medina 
fuera  Afido,  tocara  éfta  á 
Cádiz  :  pero  viendo  que  cita- 
ba en  jurifdicion  de  Sevilla, 
fe  hace  mas  verofimil,que  Afi- 
do fue  Gerez :  en  cuya  con-, 
formidad  fale  bien  el  moda 
con  que  procede  Plinio ,  dek 

ctU 


Digitized  by  Google 


2  6  EJ paila  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap.  1 . 


cnbicndo  los  pueblos  de  arri- 
ba abajo  fegun  fu  immedia- 
cion  ,  Nebnflá  ,  Colobona, 
Afta,  Afido >  efto  es  ,  Lcbrija, 
Tribugena,  Mefade  Afta,  Ge- 
rez :  las  tres  primeras  en  los 
Efteros  del  Betis  ,  y  la  tercera 
no,  por  cuyo  motivo  dice  con 
razón  que  era  mediterránea. 

18  Pero  paíTar  deídc  Afta 
á  Medina  era  un  falto  nota- 
ble ,  en  que  dejaba  fin  deícri- 
bir  los  pueblos  del  territorio 
de  fíete  leguas  :  cofa  no  cor- 
refpondientc  á  quien  va  def- 
cribiendo  con  tanto  enlace 
los  lugares  del  Convento  de 
Sevilla.  Pero  no  es  efto  lo 
mas ,  fino  el  ver  como  deferi- 
be  la  jurifdicion  del  Conven- 
to Gaditano,  fegun  la  qual  rc- 
íulta  ,  que  Medina  perteneció 
a  fu  territorio :  y  por  tanto 
no  fue  lo  mi  fino  que  Afido, 
pues  efta  caía  dentro  del  Hif- 
palenfc.  Prtiebafe  el  intento 
por  los  pueblos  de  Cariffa ,  y 
Saguncia ,  que  fegun  el  mifino 
Pünio  eftaban  en  el  territorio 
del  Convento  de  Cádiz :  y  co- 
mo Cari  fia  eftuvo  de  la  parre 
de  acá  del  rio  Gaudaletc  ,  y 
Saguncia  al  Nornordefte  de 
Medina,  re  ful  ta  que  Medina 
caia  dentro  de  la  juriídicion 
de  Cádiz ,  de  quien  eftá  mas 
cerca,  que  las  ruinas  de  Sa- 
guncia y  Carilla.    La  razón 


es ,  porque  fi  los  pueblos  arri- 
mados á  Medina  por  el  Nor- 
te ,  ion  de  Cádiz  j  mejor  lo 
ferá  el  que  eftá  en  medio.  Si 
tocan  al  Convento  Gaditano 
los  lugares  mas  diílantes  ,  en 
camino  de  Cádiz  acia  Sevilla; 
mejor  ferán  de  fu  jurifdicion 
los  que  caen  mas  cerca  ,  que 
por  configuiente  quedaban 
incluidos  en  fus  limites.  Lue- 
go Medina  debió  tocar  á  Cá- 
diz, como  fu  vecina  Scgoncia, 
ó  Saguncia  ,  entre  la  qual  y 
Cádiz  eftá  Medina.  Afido  no 
eftaba  en  jurifdicion  de  Cá- 
diz ,  fino  de  Sevilla :  figueíc 
pues  ,  que  no  eftuvo  donde 
noy  Medina  ,  fino  debajo  de 
Arta,  fegun  el  orden  de  Pii- 
nio :  y  configuicntemcntc 
donde  fe  halla  Gerez  ,  dos  le- 
guas al  Norte  del  Puerto  de 
Santa  Mari  a  ,  tierra  adentro, 
y  á  la  vandi  del  rio  Guadalete 
que  mira  acia  Sevilla.  Efte  es 
un  argumento  ,  que  pide  ten- 
gas á  la  vifta  el  Mapa  del  To- 
mo 9.  pag.48. 

19  Otra  de  las  efpecies 
que  me  hicieron  refiftir  á  in- 
clinarme á  Gerez  fue  ver  que 
en  Medina  ,  y  no  en  efte,  nos 
daban  los  Autores  monumen- 
tos de  antigüedad  :  y  oyendo 
que  havia  algunos  en  Gerez 
foliciré  fe  reconocieren  por 
orden  de  la  Ciudad  ,  pues  ef- 

pe- 


Digitized  by  Google 


©e  la  Iglefia  Afdonenft. 


*7 

■ 


pecialmente  un  gran  trozo  de 
Coluna  citaba  en  fitio ,  que 
neceísitaba  mano  publica  ,  y 
en  efeclo  valiéndole  del  Señor 
Corregidor  ,  y  de  otros  Ca- 
balleros, el  Rmo.  Eftrada  ,  fe 
reconocieron  algunas  piedras 
en  el  mes  de  Mayo  de  efte 
año  de  1753.  y  quedan  en  mi 
Eftudio  las  copias  de  feis  Inf- 
erí pciones,  que  acafo  nos  die- 
ran luz  total  en  la  duda ,  fi  no 
fe  hallaran  tan  mal  tratadas, 
que  apenas  puede  formarfe 
concepto  del  aflunto  ,  (ino 
folo  que  fon  del  tiempo  de  los 
Romanos,  ya  fepulcrales,  y 
ya  dedicaciones ,  ó  cofa  feme- 
jantc.  A  la  puerta  del  Arenal 
hay  una  de  piedra  negra,  cor- 
tada ,  en  que  fe  expreíTa  un 
tal  Lucio  Vecilio  por  eftas  le- 
tras ,  que  citan  aí li  en  tamaño 
grande  y  muy  legible: 

L  VECILIO  C.  F.S  I 
TEST AMENT  / 

20  La  mas  integra  es  una 
Ara  pequeña  en  marmol  blan- 
co fino ,  que  eftá  en  la  cafa 
de  frente  de  Efcuelas  de  la 
Compañía ,  dedicación  á  Her- 
cules Augufto ,  en  efta  forma: 


2 1  Pero  lo  mas  notable  es 
una  piedra  de  cinco  quartas  y 
media  de  alto  5  y  poco  m.is  de 
media  vara  de  ancho  ,  que  ef- 
ta. en  frente  de  la  Parroquia 
de  San  Marcos  ,  laboreada  no 
fulo  por  frente  ,  lino  por  los 
dos  lados  ,  ignorándole  íi 
correfpondc  errcfpaldo,  á 
caula  de  eílár  oculto  dentro 
de  la  pared.  Sus  caracteres 
parecen  no  folo  Baftulo-Phc- 
nicios  ,  fino  que  en  el  primer 
renglón  hay  alguna  femejan- 
za  con  las  letras  de  las  Meda- 
llas de  Afido  :  lo  que  favorece 
al  aíTunto.  Efta  la  fue  á  re- 
conocer perfonalmente  el 
Rmo.  Eftrada  ,  quien  la  copio 
por  fu  mano,  y  me  la  remitió: 
dándola  yo  aquí  con  gufto, 
por  monumento  de  nueftras 
mayores  antigüedades. 

Tam- 


Digitized  by  Google 


1 8.       Efptfía  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap.  1 . 


S"Mi>nr-*  $ 

2 

í 


11  También  hayeftatuas 
anticuas :  una  en  la  plazuela 
donde  acaba  la  calle  de  Biz- 
cocheros ,  la  qual  es  de  mar- 
mol blanco ,  y  es  figura  toga- 
da :  otras  dos  en  la  calle  que 
el  vulgo  nombra  de  Idolos  ,poz 
eftas  figuras,  que  citan  ha- 
ciendo pared  cerca  del  ángu- 
lo de  la  Ciudad  entre  Norte 
y  Poniente.  Las  Medallas 
Phenicias  ,  c  Imperiales  ,  que 
fe  hallan  en  qualquier  mina, 


parece  fon  muy  frecuentes  ert 
cada  renovación  de  edificio: 
y  cftos  dias  en  un  cimiento 
que  fe  profundizó  en  la  plaza 
de  Mercaderes  entrada  de 
Cal  de  Francos ,  centro  de  la 
Ciudad  ,  fe  halló  una  gran 
Medalla  de  Balbus  Pontifex 
(como  la  que  luego  propon- 
dremos en  Cádiz)  que  pira  en 
el  Gavinetc  del  mencionado 
Padre  Eílrada  ,  y  antes  fe 
encontró  otra  igual  junto  al 

mu** 


Digitized  by  Google 


'fbtUlgUftáAJiiwenft:  tf 


muro  por  la  parte  del  Medio- 
día, que  hoy  íe  halla  en  el  del 
Marques  de  la  Cañada  en  Cá- 
diz.  Las  Cloacas ,  ó  Madre 
oculta  ,  denotan  en  fu  fabrica 
mayor  antigüedad  que  la  del 
tiempo  de  los  Moros ,  pues 
tiene  de  alto  un  eftado  hol- 
gado ,  de  ancho  mas  de  vara, 
los  lados  todos  de  piedra  ,  y 
la  cubierta  de  una  firme  rot- 
ea de  ladrillo.    Por  la  parte 
del  Poniente  hay  un  aque- 
dudo  fubterraneo  de  cañones 
de  plomo  de  mucho  grucífo: 
otro  á  la  parte  de  Levante, 
de  piedras  horadadas,  zulacá- 
is con  plomo ,  de  que  en 
ímeftros  dias  han  facado  mu- 
dos quintales  los  peones  que 
cibaron  en  una  tierra  de  Don 
Juan  Polanco.  Los  Muros  tie- 
nen rambien  mucítras  claras 
de  antigüedad  ,  en  la  calidad 
de  fu  fábrica  ,  que  por  partes 
íc  ha  defeubierto  ,  moftrando 
una  argamala  de  piedras  me- 
nudas tan  fumamente  fólida, 
que  han  labrado  en  quadro 
algunos  fragmentos  ,  como 
fi  fuerte  cantería  :  y  lo  que  es 
mas  ,  fe  han  defeubierto  en 
fus  ruinas  algunas  Medallas 
Romanas  ,    que  hoy  andan 
por  diverfas  manos.  Todo  lo 
qüal  es  prueba  de  población 
muy  antigua  anterior  á  los 


23  Otro  principio  h  favof 
de  ella  Ciudad  es  ,  el  excedo 
de  buque  y  población  que 
tiene  fobre  Medina  :  de  modo' 
que  citando  las  dos  en  un  ter- 
ritorio ,  no  parece  perfuaílblc 
fe  colocaífe  la  dignidad  Epis- 
copal en  la  Ciudad  pequeña, 
dejando  la  populofa.  Medina 
tiene  un  recinto  muy  corto  cri 
comparación  deGercz:  pues 
aun  contado  el  Arrabal,  acre- 
centado ,  es  fu  vecindario  de 
dos  mil  y  quinientos  vecinos 
con  íolas  dos  Parroquias: 
quando  Gerez  boja  en  el  re- 
cinto de  fus  Muros  ámbito  de 
dos  mil  cafas  ,  lasquales  exif- 
tian  en  tiempo  de  fu  conquif- 
ra  ,  y  fe  dieron  á  la  población 
de  Chriftianos ,  entre  quienes 
huvo  el  crecido  numero  de 
trecientos  Caballeros.  Entre 
fus  Parroquias  las  feis  deno- 
tan mucha  antigüedad.  El 
vecindario  es  de  nueve  mil 
vecinos  :  una  Colegial ,  ocho 
Parroquias  ,  diez  y  fíete  Con- 
ventos ,  como  eferibe  el  Pa- 
dre Concepción  en  fu  Cádiz 
lib.5-cap.2.  y  en  vida  de  po- 
blación que  en  todo  tiempo 
ha  moftrado  mas  grandeza,  no 
fe  ha<*c  perfuafiblc  que  el  Paf- 
tor  reíidicíTc  en  lugar  de  me- 
nor rebaño,  quando  dentro 
de  fu  Dieccfi  ,  y  cerca  de 
aquel  pueblo  ha via  otro  miw 


Digitized  by  Google 


*3  °       E/pana  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  í . 


cho  mas  populo  ib,  que  junta- 
ba también  la  circunftancia 
de  feguridad  por  fortaleza: 
pues  Geréz  cftá  fobre  una 
Mefa  de  alguna  elevación  fo- 
brc  el  terreno  de  fu  circun- 
ferencia, fin  cerro  que  pueda 
íérvirla  de  padrafto  para  ofen- 
derla con  maquinas  arrojadi- 
zas ,  fegun  me  informó  el  Pa- 
dre Eílrada ,  remitiéndome  á 
un  mifmo  tiempo  el  plan  de 
Muros  y  Alcázares  ,  que  al- 
gún dia  puede  fcr  que  nos  fir- 
van  :  y  por  ahora  conducen 
para  poderla  aplicar  el  tefti- 
monio  del  Biclarenfc  ,  que 
celebra  á  Afidona  de  Ciudad 
forti/sima :  pues  Geréz  por  la 
excelencia  de  fus  Muros ,  y 
por  el  numero  de  defenfores, 
mas  copiofo  que  en  Medina, 
pudo  fer  mirada  por  los  Go- 
dos como  una  de  las  grandes 
fortalezas  de  aquel  tiempo, 
fegun  fe  vio  también  en  el  de 
los  Moros,  en  que  cortó  cinco 
mefes  de  afledio  fu  conquifta, 
rindiendofe  los  pueblos  de  la 
comarca ,  Medina,  Arcos,San- 
lucar  &c.  luego  que  vieron 
conquiftado  á  Geréz,  como 
refiere  Miguel  de  Herrera  en 
la  Chronica  de  Don  Alfonfo 
el  Sabio  cap.  13.  Loquees 
prueba  de  fer  Geréz  fortaleza 
fuperior  á  las  de  fu  contorno, 
aísi  en  el  Siglo  trece ,  como 


en  el  fexto  ,  en  que  bijo  el 
nombre  de  Afinad* ,  por  Aíi- 
dona  (al  modo  que  en  las  fir- 
mas de  Concilios  fuele  hallar- 
fe  Aíinodenfis,  donde  otros 
eferiben  Afidoneníls)  refirió 
el  Biclarcnfe  que  era  Ciudad 
fortifsima  :  de  modo  que  Leo- 
vigildo  no  pudo  apoderarfe 
de  ella  fino  por  trayeion. 

24  'En  cfta  competencia 
de  las  dos  Ciudades  quilo 
terciar  el  Padre  Concepción, 
diciendo  que  Medina  fue  la 
antigua  Afido  ,  donde  eftuvo 
la  SÍlla  harta  el  año  de  748. 
en  que  la  aflblaron  los  Moros 
fin  dejar  piedra  fobre  piedra. 
Pero  que  defde  entonces  fe 
paíTaron  ios  Chriftianos  á  Ge- 
réz con  fu  Obifpo,  dando  á  la 
Ciudad  el  fobrenombre  de 
Saduña:  por  lo  que  di/Hn- 
guiendo  de  tiempos  puede 
una  y  otra  decir  fe  lugar  de  la 
Sede  Afidonenfe,  lib.j.  cap. 2. 
Eftc  recurfo  no  era  malo  ,  fi 
ofreciera  á  fu  favor  algunas 

Í>ruebas  :  pero  aunque  fobre 
a  aíToIacion  de  Ando  cita  á 
Pedro  de  Medina  ;  no  hallo 
yo  en  tal  Autor  comproba- 
ción ,  ni  aun  mención  de  la 
cfpecie  ,  fiendo  afsi  que  ten- 
go dos  Ediciones.  Tampoco 
es  verdad  ,  que  defde  cerca 
del  748.  fe  acabe  la  memoria 
de  Alidona ,  fegun  eferibe  en 


Digitized  by  Google 


íDe  la  Jghjta  Jfulonenfe. 


51 


íel  num.8.  Pues  fiantes  de  los 
Moros  fe  denotaba  por  Afi- 
ciona la  Ciudad  ,  del  miímo 
modo  fe  refiere  aquel  nom- 
bre en  el  Siglo  figuiente  ,  fin 
prevenir  ruina ,  ni  alteración, 
como  vemos  en  la  Hiítoria 
de  los  Arabes ,  eferira  por  el 
'Arzobifpo  Don  Rodrigo  ,  en 
cuyo  cap. 26.  habla  de  Aíldo- 
na  ,.  fin  nombrar  á  Gerez  >  ni 
añadir  et  dictado  de  Saduña, 
óSidonia>  fino  precifamente 
Aficiona  9.  como  eftaba  en  el 
tiempo  de  los  Godos. :  y  efta 
era  en  la  Hegira  229.  que 
concurrió  coa  nueftro  año  de 
844.  La  mifma  mención  hizo 
en  el  cap.  18.  afirmando  ,  que 
Aíldona  reconoció  por  Rey  á 
Abderramen,  como  Malaga,  y 
Sevilla.    No  haviendo  pues 
diferencia  en  el  ufo  de  la  voz, 
no  podemos  decir  ,  que  cefsó 
ÍU  mención  en  el  Siglo  ocha- 


vo ,  hallar.dofc  mencionada 
en  los  íiguicntcs  del  mifmo 
modo  que  antes.  Tampoco 
concilia  las  partes  aquel  re- 
curíb  :  pues  los  argumentos 
por  Gerez  pretenden  haver 
eftado  alü  Afido  en  tiem- 
pos muy  anteriores  á  los  Me* 
ros. 

2f  Eftos  fon  los  funda-? 
mentos  que  militan  por  cíla 
parte,  y  fin  duda  la  ponen 
en  un  eftado  fuperioral  que 
tenia  antes.  £1  Público  irá 
protegiendo  lo  que  debe  pre^ 
valecer ,  mirando  la  materia 
fin  la  pafsion  que  fucle  mili- 
tar en  los  intereffados.  Y 
porque  efta  Dieceíi  abraza 
muchas  antigüedades  fobre- 
falientes ,  conviene  ir  apun^ 
tanda  ateo  j  y  refervar  para 
defpues  lo  que  acerca  de  la 
difputa  precedente  pende  de 
la  reítauracion  de  la  Sede*. 


Digitized  by  Google 


E/paña  Sagrada.  Trat.  ¡  i .  Cap.  t: 
CAPITULO  II. 


<?UE<BLO$   ¿XTIGUOS  (DEL  OBISPADO 

Afidonenfe. 


Asta. 


16 


CON  Afido  junta 
Pimío  el  nombre 
Ve  la  Ciudad  de  Afta ,  que 
realmente  confinaban  ,  pues 
Alia  tuvo  fu  íituacion  á  dos 
leguas  cortas  de  Gerez  de  la 
Frontera,  no  entre  éfte  y  el 
Puerto  de  Santa  María ,  como 
eferibió  Morales  lib.io.  c.28. 
íino  entre  Gerez,  y  Tribugena, 
donde  fe  conferva  hoy  un  al- 
to que  llaman  Mefa  de  Afta, 
al  Oriente  del  Betis ,  y  No- 
roefte  de  Medína-Sídonía  ,  en 
el  mifmo  fítio  en  que  la  colo- 
caron Ptolomeo ,  y  el  Itinera- 
rio de  An  tonino,  pues  elle  ul- 
timo feñala  con  exprefsion, 
no  feis  millas  (como  eferibió 
el  Padre  Roa  en  fu  Afta,  ó 
Santos  de  Gerez)  fin 3  diez  y 
feis  millas  defde  el  Puerto  á 
Afta,  que  fon  las  quatro  le- 
guas achuales ,  que  hay  del 
Puerto  de  Santa  María  á  la 
Mefa  de  Afta.  He  leído  tam- 
bién en  un  MS.  del  R.  P.  Ge- 
ronymo  de  Eftrada,  ya  citado, 
que  fe  mantiene  el  Arrecife, 
$  £¡üzada ,  que  huyo  defde 


el  Puerto  á  la  Mefa  de  Afta,- 
citando  por  teftigo  al  Padre 
Fr.  Eftcvan  Rallón,  del  Ordea 
de  San  Geronymo ,  que  reg� 
tro  por  si  aquel  Arrecife  ,  jrf 
dice  va  vía  re  ¿i  a  por  el  Occw 
dente  de  Gerez ,  diftando  una 
legua  de  efte  Pueblo;  aunque 
por  eftar  labrado  de  Viñas  ,  y; 
Olivares  necefsita  de  eftudio 
para  conocerfe.  En  cuya  fu- 
poíicion  fe  acaba  de  conven-» 
cer ,  que  Afta  no  fue  Gerez, 
fino  la  Mefa  de  fu  nombre ,  á 
quien  favorece  fobre  la  me- 
dida el  veftigio  de  la  Calzada. 
Eftrabon  la  expreífa  también 
entre  las  Ciudades  de  los  Es- 
tuarios, con  Nebrí  ja  (de  quien 
diftaba  Afta  poco  mas  de  dos 
leguas)  y  añade  aquel  Autor, 
que  era  el  fitio  donde  tenían 
íus  juntas  los  Turdctanos:  Ad 
dftuaria  autem  Afta  ,  in  qu&m 
'turdetani  conveniunt  ,  pag. 
141.  lo  que  e.s  prueba  de  Ta 
antigüedad ,  y  excelencia  de 
la  Ciudad ,  y  de  que  fu  terri- 
torio era  proprio  de  los  Tur-: 
detanos  antiguos. 

27  El  Autor  del  Commen-, 
tario  de  fyllo  Hifjp.  cap.  2 6.  re-i 

6*j 


Digitized  by  Google 


(pueblos  del  Obifpado  Afulonenfe*        3  3 


fíerc ,  que  en  la  guerra  Civil 
fe  paíTaron  al  partido  del  Ce- 
far  tres  Caballeros  naturales 
de  Afta ,  llamados  Aulo  Be- 
bió ,  Cayo  Flavio  ,  y  Aulo 
Trcbelio  ,  los  quales  eran  Ca- 
.  balleros  Romanos  ,  y  ran  ri- 
cos ,  que  cafi  cubiertos  de 
plata  fe  paíTaron  con  fus  Ca- 
ballos al  Cefar. 

28  Mas  antigua  memoria 
Cs  la  incluida  en  Livio  Dec.4. 
lib.9.013.  (4/.lib.39.2i.)don- 
de  dice  que  en  el  Confulado 
de  Albino  ,  y  Philippo  (eílo 
es ,  en  el  año  5^4.  dé  Roma, 
fegun  los  Faftos  de  Sigonio, 
190.  antes  de  Clirifto)  venció 
Cayo  Atinio  en  el  Campo  de 
Afta  á  los  Lufitanos ,  matan- 
do á  feis  mil ,  y  huyendo  los 
demás,  con  lo  que  pafsó  á 
tomar  la  Ciudad  de  Afta  ,  lo- 
grándolo ,  pero  á  cofta  de  la 
vida  j  pues  herido  al  efcalar 
el  Muro  ,  falleció  dentro  de 
pocos  dias. 

29  Defde  aquel  tiempo 
eftuvo  cfta  Ciudad  en  la  do- 
minación de  los  Romanos, 
que  la  hicieron  Colonia  ,  co- 
mo confia  por  Mela  lib.3. 
cap.r.  calificandofe  con  efto 
Ja  lección  de  Plinio,  fobre  que 
la  voz  CsolonU  correfponde  á 
Afta,  y  Afido ,  y  no  á  las  que 
preceden.  El  fobrenombre  de 
¿ligia  que  exprefla  Plinio  (en 


las  palabras  dadas  en  eln.^.) 
fofpechó  Caro ,  íi  aludiría  á 
que  huvieíTe  fido  Corte  del 
Rey  Argantonio,  queriéndolo 
juntar  con  el  dicho  de  Eftra- 
bon  ,  quando  afirma  que  en 
Afta  hacían  los  Turdetanos 
fus  juntas.  Lo  cierto  parece 
que  los  Romanos  no  la  darían 
tal  tituIo,por  no  mirarle  bien: 
y  afsi  fe  le  havrian  aplicado 
los  Turdetanos ,  y  le  Mantu- 
vieron los  Romanos. 

Hoy  es  un  defpoblado, 
donde  no  íe  ret*iftran  mas  que 
ruinas ,  en  el  litio  arriba  fe-, 
ñalado.  Sirve  fu  conocimien- 
to ,  para  la  linea  Eclefíaftica, 
por  caufa  de  unos  Santos  que 
la  han  atribuido  los  moder- 
nos 5  de  que  fe  hablará  dcf« 
pues. 

• 

.  C  E  R  E  T. 

30  Eftc  cs  un  pueblo  de 
quien  no  hicieron  mención 
los  Geographos  antiguos  que 
tenemos ,  uno  que  quiera  en- 
tender fe  bajo  el  nombre  de 
X  era  s  HPA  ,  cuyo  nombre 
refiere  Eftephano  di  Utbibutj 
y  dice  era  Ciudad  cerca  de  las 
Colunas  de  Hercules  ,  para  la 
qual  cita  á  Theopompo.  AU 
gunos  por  la  alufíon  con  la 
voz  de  la  Ciudad  a&ual  que 
llamamos  Xir<z  ,  dicen  íe* 


Digitized  by  Google 


3  4  Ef parta  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Caj),i . 

efta  la  nombrada  Xera  en  Ef-  pañola  :  y  en  cfe&o  fe  hallan 
tcphano  ,  pues  la  favorece  algunas  en  las  ruinas  de  luga- 
tambien  la  fituacion  de  caer  res  de  la  Andalucía,  y  fe  con- 
junto á  las  Colunas ,  efto  es,  fervan  en  Gavinetes  de  Erudi- 


en  la  parte  mas  Meridional  de 
Eípaña  ,  á  cuyo  territorio  fe 
aplicó  el  dictado  de  cerca  de 
las  Colunas  de  Hercules  ;  pues 


tos ,  como  he  fabido  por  el 
Señor  Conde  del  Aguila,  que 
me  remitió  una  pcrfe&amen-  . 
te  confervada  ,  obtenida  por 


como  los  Griegos  eferibian  medio  de  Don  Livino  Ignacio 
tan  lejos ,  escrupulizaban  po-  Leyrens  ,  que  tiene  otra  en 
co  en  diftancias  pequeñas  ,  y    fuEftudio.  No  me  atreveré  á 


afsi  ufaban  de  aquella  expref- 
fion  en  los  pueblos  de  acia 
Cádiz,  y  acia  el  Eftrecho.  Si 
á  efto  fe  añade  lo  que  tam- 
bién he  leído  ,  que  Xerez 
mantuvo  el  nombre  que  hoy 
le  damos  >  aun  en  tiempo  de 
los  Godos ,  le  favoreciera  mas 
la  voz  Xera  de  Eñephano.Pe- 
xo  yo  no  roe  acuerdo  haver 
viflo  el  nombre  de  Xerez  en 
Autor  de  antes  de  la  entrada 
de  los  Moros.  El  de  Ceret  fue 
anterior  á  los  Godos :  porque 
entre  mis  Medallas  hay  una 
íingular ,  en  que  entre  dos  Ef- 
pigas(como  otras  de  la  Betica) 
fe  batió  en  cobre  el  nombre 


decir  que  Ceret  fuefle  la  mif- 
ma  que  Xera:  porque  en  aquel 
territorio  huvo  tantas  pobla- 
ciones ,  que  por  ninguna  otra 
Provincia  puede  calificar  fe 
mejor  el  dicho  del  que  llamó 
Cbiliopolis  á  Eípaña,  efto  * 
es  ,  Nación  de  mil  Ciudades. 
A  cada  paño  fe  hallan  por 
aquel  diftrito  ruinas  que  de- 
notan grandes  poblaciones :  y 
afsi  queda  lugar  para  con- 
traherlas  al  nombre  de  diver- 
fas  Ciudades.  Lo  cierto  es, 
que  el  que  afsicnta  á  lo  preve- 
nido fobre  que  Gerez  fue  Aíi- 
do,  tendrá  que  inveftigar  por 
otra  parte  la  íltuacion  de  Ce- 


de CERET.  Su  fábrica  es  Ef-   ret.  Pero  con  qué  documen- 
tos? 

*  El  Anonymo  Ravennate  l¡b.4.c.4*.  Sptnta,  qu*m  unut  ex  pbtlcfopbit 
Chilíopolim  ejfe  ajftruit.  Y  nota  allí  el  Benedictino  Poriberon,  que  acafo 
podrá  alguno  entender  efto  de  lo  que  dijo  Lftrabon  p.ig,  163.  £>ui  piares 
quam  miile  fuijfe  Vrbts  Uifpani*  dicunt  ,  eo  addueli  videmur ,  quod  magnos 
vicos  Vrbium  loco  cenferent.  Pero  corro  Eílrabon  no  intitulo  CbMcpoiii  i 
Eípaña  ,  parece  que  el  Ravennate  hablo  de  otro,  cfpccialmcntc  de  los  que 
¡inmediatamente  nombra  como  Philofophcs  ,  que  dcfcribleron  á  Eípaña» 
Caftorio,  Loliano,  Atbition  (Romanos)  Hcldtbaldo,  y  Matcom¡ro,Godos. 


Digitized  by  Google 


(De  Cadi^y  y  fu  Contento. 


tos?  Yo  no  hallo  mas  que  el 
veftigio  de  unas  ruinas  que  fe 
llaman  hoy  Sera,  ó  Cera  ,  en- 
tre Gerez  y  Medina- Sidonia, 
mas  cerca  de  efta  que  de 
aquella  >  íitio  proporcionado 
para  el  íymbolo  de  las  Efpi- 
gas,  que  ofrece  la  Medalla: 
y  juntando  con  efto  la  alufion 
enrre  Ceret  y  Cera  ,  podemos 
reducir  á  fus  ruinas  la  fítua- 
cion  ,  mientras  no  fe  defeubra 
otro  principio :  pues  para  no 
infiftiren  que  es  la  adtual  Ge- 
rez ,  bailan  las  dudas  con  que 
han  procedido  los  Autores  en 
feñalar  el  nombre  antiguo  de 
efta  Ciudad ,  como  fe  ve  en  el 
Padre  Roa ,  donde  fe  mencio- 
nan los  figuientes ,  Si/apon, 
Munda  ,  Afidona  ,  Cefar/ana, 
Afta ,  y  Xera  5  prueba  clara  de 
que  no  hay  cofa  cierta:  y  en 
cofas  tan  remotas  y  obfeuras 
en  que  vamos  como  palpando 
fomb  ras ,  no  puede  eftable- 
cerfe  cofa  cierra  (efpecial- 
mentc  por  los  que  vivimos  le- 
jos) mientras  no  fe  defeubran, 
ó  tengan  mas  claridad  los  mo- 
numentos. 

CADIZ ,  r  SU  CONVENTO 
Jurídico. 

31  Inclinado cftuve  ano 
tratar  de  efta  Isla  ,  hada  lle- 
gar al  tiempo  de  fu  Obifpa- 


do ,  por  no  poder  reducirfe  a 
pocas  planas  fus  grandezas; 
pero  haviendo  fido  de  la  ju- 
rifdicion  de  la  Sede  Aíido- 
nenfe  ,  y  mezclandofe  muchas 
veces  la  mención  de  fu  Con- 
venro  Jurídico  >  no  es  razón 
excluir  del  eftado  antiguo  de 
la  Provincia  aquello  fin  lo 
qual  quedaria  imperfecto.  Di- 
remos pues  algo ,  como  Mela 
de  Italia :  Magis  quia  ordo 
*x\git  ,  quam  quia  monftrari 
eget  ,  lib.2.  cap.  9.  no  tanto 
por  darla  á  conocer  ,  como 
porque  fe  conozca  el  orden 
de  unas  cofas  con  otras.  Sua- 
rez  de  Salazar  eferibió  un  eru- 
dito libro  fobre  las  Antigüe- 
dades y  Grandezas  de  efta 
Isla.  El  Padre  Fr.  Geronymo 
de  la  Concepción  ,  Carmelita 
Defcalzo  ,  eferibió  otro  ma- 
yor ,  aunque  con  menos  cri- 
tica.   Nofotros  apuntaremos 
algo ,  cuidando  principalmen- 
te del  Convento  Jurídico  ,  en 
que  aquellos  no  íe  detuvie- 
ron j  por  fer  efto  lo  que  tiene 
mas  tranfeendencia  con  otras 
poblaciones  de  la  Betica. 

32  Hizofe  muy  famoía 
Cádiz  en  todo  el  mundo ,  no 
folo  por  fus  navegaciones  (en 
que  giraba  por  el  Mediterrá- 
neo, y  Océano  ,  fegun  afirma 
Eftrabon  pag.i68.)lino  por  el 
Templo  de  Hercules  Egypcio, 

C  2  iluí- 


Digitized  by  Google 


3  6        Efpaña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  i  J 


iluftre  por  los  fundadores,  por 
a  Religión  ,  por  la  antigüe- 
dad ,  y  por  las  riquezas.  Sus 
fundadores  fueron  losTyrios: 
la  Religión  provenia  por  eftar 
allí  fus  hueflbs :  la  anticue- 
dad  ,  defde  la  guerra  de  los 
Troyanos:  las  riquezas  fe  fue- 
ron amontonando    con  el 
tiempo,  como  eferibe  Mela 
lib.  3 .  cap.6.  La  fundación  de 
la  Ciudad  la  reducían  los  Ga- 
ditanos á  un  Oráculo ,  que 
.mandó  á  los  de  Tyro  hacer 
una  Colonia  en  las  Colunas 
de  Hercules  5  y  viniendo  pri- 
mera y  fegunda  vez  hafta  el 
fin  de  la  tierra  ,  edificaron  en 
la  tercera   expedición  una 
Ciudad  en  la  punta  Occiden- 
tal de  la  Isla ,  y  en  la  Oriental 
el  Templo  de  Hercules ,  dic- 
tante de  la  población  doce 
millas  en  memoria  de  las  do- 
xc  proezas  de  aquel  Héroe. 
Eftrabon ,  pag.  160.  dice  que 
diftaban  mas  j  y  cafi  tanto  co- 
mo era  lo  largo  de  la  Isla, 
Pero  como  efto  fegun  el  miA 
mo  Autor  era  no  mucho  mas 
de  cien  eftados  r  ó  fegun  el 
libro  3  .de  las  Chreftomathias, 
fe  reducía  á  cien  eftados,  (ef- 
to es,  doce  millas  y  quatro  ef- 
tados) refulta  ,  que  fe  puede 
falvar  la  diftancia  de  las  tres 
leguas,  ó  doce  millas,  entre  la 
pudad  y  el  Templo.  Lo  mas 


es,  que  en  el  año  de  1730»  fe 
defeubrió  aquella  fábrica  en 
una  gran  baja  mar  por  Di- 
ciembre ,  y  fe  vio  el  Templo 
en  la  tierra  que  cubre  actual- 
mente el  agua  en  la  Isla  de 
Santi  Petri ,  pues  luego  vol-: 
vio  el  mar  á  ocupar  lo  ufur- 
pado.  Aquella  Isla  es  como 
un  peñafeo  en  la  punta  Orien- 
tal de  Cádiz.  En  la  falda  que 
ocupa  el  agua  eftá  cubierto 
el  Templo  á  diftancia  de  tres 
leguas  de  la  Ciudad.  Su  figu- 
ra fe  mantiene  en  una  Medalla 
demiEftudio,  en  que  repre- 
fentandofe  por  un  lado  los 
Atunes  que  otras  juntan  con 
la  cabeza  de  Hercules,  Gadita- 
no ,  ofrece  efta  un  Templo  de 
quatro  Colunas,  íegun  mues- 
tra el  num.6.  de  la  primera 
cilampa* 

33  El  nombre  de  laCiuv 
dad  fue  Gadir  entre  los  que 
ufaban  de  la  legua  Phenicia^ 
en  la  qual  quiere  decir  lugar 
cercado,  fegun  Avicno,  Plinio, 
y  otros  ,  porque  realmente  la 
eftrecha  por  todas  partes  el 
mar ,  como  explicó  San  Ifido- 
ro  lib.i4.Etym.cap.6.  Quam 
Tyrij  d  Rubro  profeeli  man 
oceup antes  lingua  fuá  Gadir, 
id  eft  fapem  ,  nominaverunt, 
pro  eo  quod  circurr.ftpta-  Jít 
mari.  Los  Griegos  la  nom- 
inan Gadeira,  tomando  algu- 
nos 


Digitized  by  Google 


Eos  la  etymologia  de  fcr  como 
cuello  de  la  tierra ,  fegun  ef- 
criben  Suidas,  y  Tzetzes.  Efte 
añade,  que  antes  fe  llamaba 
la  Isla  Cotinufa  ,  como  vemos 
en  Dionyfio,vcrf.456.  Avieno 
dice  ,  que  Tartejfo  (yerf.ióg.) 
y  ambas  cofas  fe  componen, 
diciendo  con  Plinio  libro  4. 
cap.22.  que  el  nombre  de  Co- 
tinufa era  el  de  los  naturales, 
fegun  Timeo:  el  deTartcíTo 
fe  ufaba  por  los  Romanos. 
Phcrecydes  citado  de  Eftra- 
bon  pag.  169.  la  llamó  £ry- 
tbea ,  nombre  que  reduce  So- 
lino  con  Plinio  á  los  Tyrios 
defeendientes  del  mar  Berme- 
jo ,  eftocs,  Erytbreo.  Pero 
el  mifmo  Eftrabon  dice  ,  que 
otros  aplicaban  aquel  nom- 
bre ,  no  á  Cádiz ,  lino  á  otra 
Isla  immediata  ,  en  que  fegun 
refiere  Plinio  cftuvo  antes  la 
población  :  y  cfta  es  á  quien 
Ephoro  y  Philiftides  llaman 
Erytbia  :  Timeo  y  Silcno 
Apbrcdifia  (como  confagrada 
á  Venus)  y  los  naturales  la  in- 
titulaban de  Juno ,  á  cuyo 
Promontorio  tenia  alli  cerca. 
Efta  no  exilie  hoy.  En  ella 
colocaron  algunos  á  Geryon: 
pero  Mda  lo  aplica  á  la  Isla 
Erytbia  de  la  Lufitania. 

34  El  nombre  que  preva- 
leció entre  los  Romanos  fue 
el  de  Gades ,  á  que  por  Julio 


fu  Concento.  ¡j 

Cefar  fe  añadió  el  didado  de 
Julia  ,  y  por  Augufto  el  de 
Augufta :  de  modo  que  todo 
junto  la  hizo  intitular  Augufto. 
Ciudad  juila  Gaditana  ,  como 
expreíTa  Plinio  libro  4  cap.22. 
Oppidum  Civium  Romanorum, 
quod  appcllatur  Augu/la  Urbs 
Julia  Gaditana.  Julio  Ccfar 
fue  el  que  concedió  al  pueblo 
Gaditano  el  honor  de  que 
fueíTcn  Ciudadanos  Romanos, 
fegun  refiere  Dion  pag.164. 
Gaditanum  populum  Civitate 
Romana  donavit  :  y  cfto  lo 
confirmó  luego  el  pueblo  Ro-¡ 
mano,  fegun  añade j  dando 
por  razón  del  afe&o  que  el 
Ccfar  tuvo  á  los  de  Cádiz ,  el 
haver  tenido  alli  un  fue  no  ha- 
llandofe  Queftor  ,  defde  el 
qual  íc  liforigcó  que  llegaría 
á  fer  Señor  de  todo.  Suetonio 
añade,  que  viendo  en  el  Tem- 
plo de  Hercules  Gaditano  la 
Eftatua  de  Alejandro  ,  fe  la- 
mentó ,  recargandofe  á  si  mif- 
mo de  no  haver  hecho  coía 
memorable  en  edad,  en  que 
ya  havia  fujetado  Alejandro 
á  todo  el  orbe,  cap.y. 

35  Antes  de  efto  havia 
concedido  Pompeyo  á  Lucio 
Cornciio  Balbo,  natural  de 
Cádiz  ,  el  mifmo  honor  de 
Ciudadano  Romano ,  por  los 
muchos  fervicios  con  que  fo- 
brcfaJiq  en  favor  de  los  Ro- 

P  3  ma- 


Digitized  by  Google 


3  S  Ef paria  Sagrada.  Trat.$i.  Cap.i. 

manos  dcfdc  el  tiempo  de  Augufto ,  en  el  año  de  741.de 

Mételo  ,  y  C.  Mcmmio,  Róma,  (13.  antes  de  Chrifto) 

hafta  las  batallas  Sucronenfe  fegun    refiere    Dion  fobre 

y  Turienfe :  y  el  Senado  apro-  aquel  año.  Añade  cjue  en  fu 

bó  luego  lo  que  efettuó  Pona-  muerte  mandó  dar  a  todo  el 

peyó  ,  en  el  Confuládo  de  pueblo  Romano  veinte  y  cin- 

Lentulo  y  Gclio,  (año  682.  de  co  denarios  por  cabeza  ,  cofa 

la  fundación  de  Roma,  72.  an-  que  con  razón  enfalza  el  Hif- 

tes  de  Chrifto)  como  refiere  toriador  como  de  hombre  el 

Cicerón  en  la  Oración  36.  he-  mayor  en  riquezas  y  naagnifi- 

cha  en  favor  del  mifmo  Lucio  cencía  entre  todos   los  de 

Cornelio  Balbo  ,  la  quai  es  aquel  tiempo  :    pues  ílendo 

muy  digna  de  lecrfc ,  por  lo  tan  exorbitante  el  numero  de 

que  realza  a  efte  gran  Varón,  los  vecinos  de  Roma  por  en- 

y  á  la  fidelidad  de  losGadka-  tonces  ,  legó  mil  maravedís  á 

nos.  Creció  tanto  la  reputa-  cada  uno  (Dio»  L¿fi.p.-$j6.) 

cion  de  Balbo ,  que  en  el  año  36   Huvo  por  aquel  mifmo 

714.de  Roma,  40.  antes  de  tiempo  otro  CL  Varón  del 

Chrifto  ,  fubió  á  fer  Confuí  mifmo  nombre  y  patria,  fo- 

en  lugar  de  Domicio  Calvino:  brino  del  precedente  ,  que 

honra  jamás  concedida  á  nin-  para  fer  diftinguido  del  rio, 

gun  eftrangero  ,  nafta  que  fuele  intitularle  Bal vo  el  mo- 

Roma  la  franqueó  áefteEf-»  zo,  el  menor,  ó  el  Trium- 

pañol ,  natural  de  Cádiz ,  co-  phal.   Al  primero  le  llamó 

rao  obfervó  Plinio  lib.7.  c.43.  Plinio  en  el  lugar  citado  el 

Correfpondió  él  á  Romano  Mayor.  Al  feguíido  le  intitula 

folo  con  los  buenos  oficios  de  Cicerón  el  Menor  en  varias 

paz  en  tiempo  tan  inquieto,  Epiftolas.    Ad  Attic.  VIII.  9. 

fino  con  la  fábt ica  de  unThca-  IX.  6.  XI.  j 2.  &*c.  Eftrabon 

tro ,  que  en  tiempo  de  Dion  le  apellida  Varón  Triumphal: 

mantenía  el  nombre  de  Balbof  fin  duda  por  el  Triumpho 

y  le  dedicó  con  públicos  ef-  referido  en  el  libro  V.  de  los 

pentáculos,  y  afsiftencja  de  Faftos  de Panviniopag.102. 


Digitized  by  Google 


S)e  CaM^y  y  fu.  Concento:  3  9 

L.  Cornelias  P.  F.  Balbus.  Anno  DCCXXXIIIT. 

Pro  Cof.  Ex  Africa.  VI.  KaJ.  April. 

Aquel  año  fue  el  20.  antes  De  uno  de  la  familia  de  ef- 
dc  Chrilto  fegun  las  Tablas  tos  Balóos  tengo  yo  una  Me* 
del  Tomo  4.  pag.515.  y  por  dalla  mayor  que  las  regulares 
cite  documento  vemos  que  de  gran  bronce,  donde  por  tm 
Balbo  el  mayor  tuvo  otro  hcr-  lado  eftá  la  cabeza  de  Hercu- . 
mano  ,  llamado  Publio  Balbo,  les  cubierta  con  la  piel  de 
del  qual  fue  hijo  efte  de  quien  León,  puefta  la  Clava  á  la  ef- 
hablamos  ,  pues  Plinio  le  lia-  palda :  y  por  el  otro  en  el 
ma  fobrino  de  Balbo  el  ma-  contorno  BALBVS  PONT¿- 
yor  ,  refiriendo  con  indivi-  fex  :  en  el  campo  interior  el 
dualidad  el  triumpho  que  en  Sympulo  ,  la  acha ,  y  la  piel 
los  citados  Faftos  le  menciona  de  la  vi&ima  revuelta  en  una 
ce  Africa,  y  Plinio  le  contrahe  vara ,  ó  hafta ,  con  un  Lucero 
a  los  Garamantas.  Dice  ram-  en  medio ,  que  aunque  no  ef-. 
\31cn  que  recibió  el  honor  de  ta  bien  claro  eti  mi  Medalla* 
Ciudadano  Romano  junta-  fe  ve  en  otra,  como  reprefen- 
meatc  con  el  tio ,  efto  es,  por  ta  el  num.  7.  de  la  Eftampa  I. 
medio  de  Pompeyo:  y  que  efr  37  El  Balbo  Varón  Triura- 
te  roe  el  primero  entre  todos  phai  edifico  en  fu  Isla  de  Ca- 
los eftrangeros  á  quien  fe  diz  otra  Ciudad  junto  á  la 
Concedió  el  Triumpho  ;  ác  antigua  ,  por  fer  aquella  muy, 
modo  que  eftos  dos  Gadíta-  pequeña,  y  para  moftrar  la 
nos ,  tío  ,  y  fobrino ,  fueron  benevolencia  á  la  Patria ,  y 
los  primeros  á  amenes  comu-  fu  munificencia.  Llamófc 
nicó  Roma  el  Confulado ,  y  nueva  efta  fegunda  Ciudad :  y 
el  Triumpho  ,  y  aun  como  por  fer  dos,  apellidaban  Didy- 
añade  Harduino ,  no  folo  fue  ma  á  la  población.  El  ámbito 
el  fobrino  el  primero ,  fino  el  total  era  de  veinte  eftados,cf- 
unico ,  que  entre  todos  los  to  es ,  media  legua  y  medio 
perfonages  particulares  del  quarto  :  y  aunque  el  numero 
mundo  entró  en  Roma  trium-  de  los  vecinos  era  el  más  nu- 
phante  ,  fin  haver  nacido  mcrofo  de  quantas  Ciudades 
alli  j  pues  defde  entonces  no  fe  conocian  ,  fuera  de  Roma, 
triumpho  ningún  cftrangero  con  todo  elfo  no  vivian  con 
que   no  fueifc  Emperador  eftrechez  ,   porque  los  mas 

C4  an* 


Digitized  by  Google 


4  o       E/paña  S agrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  i ; 


andaban  por  el  mar ,  ó  refí- 
dian  en  Roma  ,  y  en  las  Cof- 
ras  vecinas  á  la  Isla  ,  efpccial- 
mente  eri  la  Isla  que  eílaba 
antes  de  Cádiz ,  donde  fun- 
daron otro  pueblo  contra- 
puefto  al  Didymo ,  fegun  to- 
do coníla  por  Eftrabon  pag. 

38  El  numero  de  Ciuda- 
danos nobles  del  Orden 
Equeftre  era  tan  copiofo,qual 
no  le  tenia  igual  otra  Ciudad, 
aun  de  las  de  Italia  ,  £  excep- 
ción dePadua:  pues  en  vida 
de  Eftrabon  fe  contaron  en  un 
Cenfo  (que  feria  el  General 
de  Augufto)  quinientos  Caba- 
lleros ,  cuyo  numero  refiere 
pag.2i3.haverfc  hallado  tam* 
bien  en  Padua  ,  Tiendo  cita 
una  Ciudad  ,  eme  llegó  á  po- 
ner ciento  y  veinte  mil  Solda- 
dos en  Campaña. 

39  La  Theologia  de  los 
Gaditanos  era  fumamentc  va- 
ra ,  y  rara  :  pues  como  refie- 
re Philoftrato  en  la  Vida  de 
Apolonio  ,  veneraban  á  la 
Seneflud  ,  2  quien  dedicaron 
Ara  :  celebraban  con  feftívos 
Cánticos  á  la  Muerte  :  erigie- 
ron Aras  á  la  Pobreza ,  y  al 
Arte.  (¡ib.¿.cap.i.)  como  tam- 
bién refiere  Euftarhio  fobre 
Dionyíio  verfo  454.  donde 
añade  con  Eliano  ,  que  havia 
Ara  dedicada  al  Afio ,  y  otra 


al  Mes  y  en  honor  del  tiempo* 
mas  breve  y  mas  largo.  Pero 
el  culto  principal  era  á  Her~ 
cules  Egypcio,  fegun  le  nomw 
bra  Mela ,  ó  Tyrio ,  fegurt 
Apiano  ,  en  el  principio  de 
Bell.  Hifp.p.256.  donde  aña- 
de en  prueba  de  que  no  era 
el  Thebano ,  fino  el  Tyrio, 
que  le  veneraban  con  rito 
Phenicio.    Philoftrato  dice 
que  ambos  tenían  Ara  :  dos 
el  Egypcio ,  y  una  el  Theba- 
no/ambas  de  bronce,  pero 
ninguna  con  Eftatua  ,  fegunt* 
eferibe  también  Silio  libro  3. 
v.30.  En  las  Medallas  deHa- 
dnano  gravadas  con  nombre 
de  Herc.   GADIT.  le  repre- 
fentaron  con  Clava :  en  otras 
que  tenemos  por  batidas  eri 
Cádiz  le  vemos  cubierta  la 
cabeza  con  la  piel  de  León: 
y  aun  añaden  Stlio  ,  y  Philof. 
trato ,  que  en  el  Templo  Ga- 
ditano fe  repreícntaban  los. 
trabajos  de  Hercules. 

40  Huvo  entre  los  anti- 
guos gran  difputa  fobre  que 
cofa  debia  fer  entendida  por 
las  Colunas  deHcrcule*:  pero 
ha  prevalecido  aplicarlas  á  los 
dos  Montes  de  Africa  y  Efpa-. 
ña ,  Abyla  y  Calpe.  Mela  í.r. 
c.5.  Píinio  I.3.  inProocni.  &c. 
Veafc  Eftrabon  dcfdc  la  pag, 
i68.y  Euftathio  fobre  Diony-. 
ílo  verfo  64. 

Digitized  by  Google 


(De  Cadhi,  y  fu  Concento.  '4 1 

Del  Duumvirato  que  manorum  ,  pues  como  notó 

el  Rey  Juba  tuvo  en  Cádiz  Efpanhemiofo»7.2.D//ii3.  de 

hablamos  ya  en  el  Tomo  V.  Praftant.  O*  u/u  Num.  De  Co- 

f>ag.¿?.  ¡oniisy  lo  miímo  es  cita  ex- 

42    En  los  Diccionarios  de  prefsion  que  la  de  Municipio. 

Boudrand ,  y  Hofman  fe  dice  Con  toda  claridad  fe  ve  que 

Colonia  eíta  Ciudad  :  pero  no  no  era  Colonia ,  por  una  InC- 

afirma  tal  cofa  Plinio,  aunque  cripcion    confervada  en  la 

la  nombra  Augufta  Urbs  Julia  Iglefía  mayor  de  Mcdina- 

CadiUna :  antes  bien  la  decía-  Sydonia  ,  imprefla  por  Suarez 

ra  Municipio  ,  quando  dice,  deSalazar  pag.48.  (mejor  que 

que  cía  Oppidum  Qivium  Ro-  en  Morales)  donde  fe  lee; 

M.  ANTONIO.  M.F. 
GAL.  SYRIACO.  lí.VR 
M  Y  N  . A VG.  GAD, 

D.  D. 

rAqui  Ves  claramente  ta  for-  que  no  es  autonzable  el  tí- 

malidad  de  ^«meipío^f/íguf-  tülo  de  Colonia  :  antes  bien 

to  Gaditano  ,  aunque  fin  el  tengo  copia  puntual  de  una 

didado  de  Julio,  Medalla  confervada  en  ei 

43    Columela ,  que  era  Gavínetc  del  Señor  Don  Gui- 

inatural  de  Cádiz  ,  le  llamó  llermo  Tyrry  ,  Marques  de 

cxpreffamente  Municipio  crt  la  Cañada  ,  donde  per  un 

el  Iib.8.c.i6.  Qui  &  innof-  lado  fe  reprefenta  la  cabeza 

tro  Gadium  MUNICIPIO  &c.  de  Hercules  Gaditano,  y  por 

Harduino  en  las  Medallas  P0-  el  otro  el  Acroftolio  ,  con 

pul.  &  Urb.  nos  introduce  las  letras  en  contorno ,  M. 

unas  en  que  la  hace  Colonia:  AGRIPPA.  COS.  III.  MV- 

pero  no  las  tengo  por  de  Ef-  NICIPI.  VARENS.  como 

paña ,  en  vida  de  que  las  mueftra  la  Medalla  8.  de  la 

alarga  nafta  Gordiano, y  por-  Eílampa,  que  fin  duda  es  de 

Ca- 


Digitized  by  Google 


4 1        Efpaña  Sagrada.  Trat. 3  o.  Cap.  1: 

Cádiz  ,  fegun  el  conjunto  de  pecialmcAte  en  la  Be  tica  ,< 

Hercules  Gaditano,  fyrabolo  de  fe  tuvo  el  Concilio)  poc 

de  la  Nave  ,  y  nombre  de  folo  nombrar  el  Municipio,  fm 

Agrippa,  á  quien  efta  Ciudad,  mas  adito.    Mendoza  quifo 

como  tan  famofa  en  el  mar,  recurrir  á  Calahorra ,  por  ha- 

efeogió  por  Patrono ,  por  fer  ver  fído  Municipio :  pero  ni 

el  mas  infigne  en  triumphos  confta  que  afsifticflc  al  Con* 

marítimos  en  el  imperio  de  cilio  ningún  Presbytero ,  que 

Auguíto ,  en  cuyo  tiempo  fe  no  fueíTe  de  la  Betica  y  fus 

batió  la  Medalla.  No  fe  ex-  contornos ,  ni  hay  razón  cfc. 

preffa  en  ella  el  nombre  de  pecial  para  Calahorra  mas  que 

Cádiz:  pero  quedo  hadante-  para  otras  muchas  Ciudades 

mente  declarado  por  el  todo  que  eran  Municipios  :  pues 

de  las  circunftancias ,  que  re-  íolo  dentro  de  la  Betica  havia 

ciben  mas  fuerza  por  la  Inf-  diez  y  ocho.  Pero  quil  de  ellos 

cripcion  y  textos  ya  citados,  competiría  con  el  de  Cádiz? 

Otra  Medalla  femejante  ten-  Quién  tanfamofo  en  antigüen 

go  yo  1  y  fe  pondrá  defpues,  dad,  en  riquezas,  en  Religión, 

con  cita  de  otras,  que  apoyan  en  multitud  de  Ciudadanos? 

mas  el  intento ,  de  haver  ¿do  Quál  de  ellos  tenia  el  honor 

Cádiz  Municipio.  de  fer  Cabeza  de  pueblos  en 

44     De  aqui  refulta  un  virtud  del  Convento  Juridi- 

nuevo  defeubrimicnto :  y  es,  co?  Ninguno  ,  fino  efte.  Lue- 

que  el  Presbytero  Eutbário,  go  en  diciendo  el  Municipio, 

uno  de  los  afsiftentes  en  el  hemos  de  entender  entre  to- 

Concilio  de  Eliberi,  fue  envia-  dos  los  de  la  Betica  á  Cádiz, 

do  por  Cádiz ,  pues  firmó  i  Afsi  lo  perfuade  la  Medalla 

Municipio  ,  fin  que  fe  tenga  citada ,  y  otra  que  fe  pondrá 

noticia  de  mayor  expresión,  defpues  :  afsi  lo  confirma  el 

y  fin  que  la  neccfsitaflTe :  pues  fer  único  en  razón  de  Chan- 

fegun  la  referida  Moneda,  pa-  cilleria  :  afsi  parece  lo  pubü- 

rece  que  en  diciendo  Munici-  ca  la  firma  referida :  pues  fí 

pío,  fe  entendía  antonomaíli-  no  huviera  en  la  Betica  un 

camente  á  Cádiz  ,  única  Ciu-  Municipio ,  que  fe  entendicf- 

dad  en  el  honor  de  Convento  fe  por  tal  titulo  ;  de  ningún 

Jurídico  con  razón  de  Muni-  modo  fe  contentara  el  Pref- 

cipio  :  lo  que  la  haria  fer  co-  bytero  con  aquella  expref- 

nocida  como  tal  Ciudad  (ef-  fion :  y  fuponiendo  que  le  hu- 

V05 


Digitized  by  Google 


S)e  Cadi^  y  fu  Cortoentt.  4  3 

Vo  >  folo  á  Cádiz  podemos  cedente  fe  une  con  el  mifmo 
recurrir :  infiriendofe  de  aqui  fymbolo ,  cabeza ,  é  infigrtks 
la  mucha  antigüedad  de  la  de  Hercules  Gaditano. 
Religión  Chriftiana  en  eíla  46    Pero  mas  es  lo  que 
Isla ,  pues  tenia  Redor  Eclc-  Havercamps  refiere   en  el 
fiaílico  en  el  Si^lo  tercero,  el  Commentario  de  las  Familias 
qual  afsiftió  aí  Concilio  de  Romanas  del  Theforo  Numi£ 
Eliberi  en  la  mifma  entrada  marico -Morcliano ,  Tomó  r. 
del  Siglo  quarto.         -       -  pag.139.  diciendo ,  vio  en  el 
45     Confirmafe  por  una  Gavinete  de  Tacobo  de  Bary 
rariísima  Medalla  de  mi  El-  una  Medalla  de  Agrippa  ,  con 
tudio  ,  que  fe  acerca  á  ^ran  eíte  nombre  ,  y  cabeza  con 
bronce ,  la  qual  en  el  anverfo  Corona  roftrata  ,  puefto  en  el 
tiene  eferito  en  linca  reda  reverfo  el  Acroftolio  íobre  un 
defde  la  parte  de  la  frente  al  globo ,  y  la  Infcripcion :  MV- 
cuello  el  nombre  de  AGRIP-  NlClpium  G&ditanum  PA- 
PA ,  y  fu  cabeza  con  la  Coro-  TRON0.  Y  otra  con  la  cabe- 
na  roílrata  ,  que  Auguílo  Je  za  de  Hercules ,  adornada  de 
concedió  dcfpues  del  trium-  piel  del  León ,  y  Clava,  y  por 
pho  naval  de  Sicilia.  En  el  el  otro  lado  el  Acroftolio  fo- 
reverfo  ocupa  el  centro  un  bre   globo ,  y  la  leyenda: 
Acroftolio,  adorno  de  la  Na-  MVNiClpium  Qkditanum 
ve  en  la  Proa,  y  alrededor:  PAREN*/  Suo.  Aqui  ves  claro 
MVNICIPI  PARENS ,   pu-  el  titulo  de  Municipio  con- 
diendofe  dudar ,  fi  dice  Mu-  trahido  á  Cádiz :  y  quando 
nicipio:  pero  me  inclino,á  que  en  otras  Medallas  hallamos 
el  veftigio  de  la  o ,  es  de  ha-  los  mifmos  typos  ,  fin  la  adi- 
ver  ludido  el  metal  con  otra  cion  del  nombre ,  ílrven  aque- 
cofa,  por  cuyo  motivo  hay  lias  de  fundamento  para  con- 
feñal  de  punto  entre  la  C.  y  traher  á  eíla  Ciudad  las  refe- 
la  I.  donde  no  le  tuvo  el  cu-  ridas  con  folo  el  didado  de 
ño.  El  todo  de  la  leyenda  de-  Municipio,  pues  convienen 
nota  fer  tenido  Agrippa  como  en  los  typos ,  que  por  si  fon 
Padre  de  la  Ciudad  de  Cádiz,  tan  efpeciales ,  como  prueba 
entendida  bajo  el  nombre  del  el  no  hallarfe  femejantes  fo- 
Municipio  ,  junto  con  el  fym-  bre  otra  Ciudad  de  Efpaña. 
bolo  del  Acroftolio ,  y  la  le-  Confia  pues  la  razón  de  Mu- 
yenda  que  en  la  Medalla  prc*  nicipio  ,  y  no  Colonia  en  Ca- 


Digitized  by  Google 


4  4       E/paña  Sagrada  .Trdt.jt.Cap.i: 


diz :  juntamente  con  egcm- 
plares  de  entenderfe  cita 
Ciudad  en  Efpaña  por  el  prc- 
cifo  titulo  de  Municipio ,  co- 
mo por  antonomaíia  ,  fin  mas 
addito. 

47  Otras  Medallas  tengo 
de  efta  Ciudad ,  en  que  por 
un  lado  fe  ve  la  cabeza  de 
Hercules  Gaditano ,  y  por  el 
otro  dos  Atunes  con  letras 
defeonocidas.  Algunas  ponen 
un  folopez,  que  parece  Del- 
fín, atravefado  con  un  triden- 
te. Otra  reprefenta  un  Atún 
con  letras  femejantes  alas 
precedentes  ,  aunque  folo  fe 
perciben  dos,  por  haver  caldo 
el  cuño  al  lado  de  una  quie- 
bra del  metal :  mas  por  aque- 
llas dos  ,  confta  fer  de  Cádiz, 
fm  embargo  de  no  poner  á 
Hercules ,  fino  un  Sol ,  que 
ocupa  todo  el  ámbito  de  la 
Medalla ,  como  eftampoSua- 
rez  de  Salazar  pag.6i.  en  ta- 
maño de  Medallón  (fegun 
acoftumbra  en  tod  ts  las  que 
propone)  pero  la  mia  es  de 
cobre  en  tercera  forma,  co- 
mo verás  en  la  Medalla  13.  y 
también  la  tengo  con  dos  pe- 
ces en  el  reverlo ,  dando  por 
el  otro  lado  el  mifmo  Sol ,  en 
el  mifmo  tamaño.  La  figuien- 
te  tiene  la  cabeza  de  Hercules 
cubierta  con  la  piel  del  Lcon, 
pero  puefta  de  frente,  y  no  de 


medio  perfil :  con  un  pez  ei 
el  reverfo  ,  mas  abultado  que 
en  las  demás,  y  también  con 
letras  defeonocidas ,  como  en 
las  precedentes. 

48    £1  reprefentar  al  Sol 
puede  decirfe  alufivo  al  culto 
que  digimos  arriba ,  daban 
los  de  Cádiz  al  Tiempo:  pues 
poniendofe  alli  el  SoJ  ,  fervia 
aquel  punto  ultimo  del  mun- 
do como  de  medida  para  los 
dias ,  y  años  de  que  íe  forman 
los  computos  del  Tiempo :  y, 
acafo  por  lo  mifmo  tenían  en 
la  punta  mas  Occidental  de  la 
Isla,donde  hoy  San  Sebaftian, 
un  Templo  de  Saturno  ,  con-* 
trapuefto  al  de  Hercules,  que 
eftaba  en  la  punta  Oriental, 
como  eferibe  Eftrabon  pag. 
169.  Saturno  fue  tenido  por. 
el  Tiempo,  dándole  eftc  nom-r 
bre  los  Latinos  (fegun  Cice- 
rón) porque  faturatur  annis:  y 
los  Griegos  el  de  Kronos  ,  por 
Cbronos  ,  que  es  el  Tiempo :  y 
como  en  aquella  ultima  punta 
fe  contaban  los  fines  de  los 
dias ,  colocaron  alli  el  Kronio, 
efto  es,  un  Templo  á  Saturno, 
en  quien  veneraban  al  Ticm-. 
po. 

49  ElConventoJuridico  que 
los  Romanos  colocaron  en 
Cádiz,  eftaba  alli  antes  de  fer 
Queftor  Julio  Cefar ,  pues  fue 
uno  de  los  que  vifitó  hallan- 
do 


Digitized  by  Google 


- 


' .    .  ■ 

Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Concento  de  Cadi\.         4  j 


3ofe  eñ  aquel  empico ,  fegun  de  la  íituacion.  Los  pueblos 
Sucronio  cap.  7.  Su  jurif-  que  le  aplica  PUnio  fon  los 
dicion  era  corta  en  virtud  íiguientcs. 

LUGARES  DEL  CONTENTO  GADITANO. 


Itgina  ,  Gvium  Romano- 
rum. 

Ltfia  ,  ó  Regia  ,  Latinorum. 

Cmfa,  Aurelia ,  Latinorum. 

Urgía,  Caftrum  Julium,  & 
Gcfaris  Salutaiienfis ,  La- 
tinorum. 

Btfaro,  ftipendiarium. 

B:lippo,  ftipend. 

Birbefuia  ,  ftipend. 

lulpfo  y  ftipend. 


BafippO  y  ftipend. 

Callet  y  ftipend.  fynonomo 

con  otro  del  Convento  Af: 

tigitano. 
Cappagum  ,  ftipend. 
Oleaftruy  ftipend. 
Ituci ,  ftipend. 
Brana,  ftipend. 
Lacthi ,  ftipend. 
Saguntia ,  ftipend. 
Andorif*  y  ftipend. 


50  Harduino  junta  con  la  Coila  junto  á  Guadiana  (por 
Regina  de  Plinio  la  de  Ptolo-  donde  hoy  vemos  á  Lepe)  fe- 
raccCelario  añade  la  Regiana  gun  mueftran  las  Ediciones 
fctatonino  ,  lib.2.  num.26.  modernas,  y  la  defiende  Vof- 
Pero  mejor  hizoWcfeling  en  fio.  Efta  íuuacion  favorece  ai 
¿Hinguirlas  :  porque  la  de  Convento  Gaditano :  pero  no 
ftolomeo  y  Antonino  eftuvo  ha  de  confundirle  con  el  Lapa 
junto  á  Metida  :  y  éfta  no  magna  de  Ptolomeo,  que  es  lo 
pudo  tocar  ai  Convento  de  mil mo  que  Itálica  y  como  pro- 
Cadiz  ,  como  ocularmente  haremos  en  fu  litio.  Hardui- 
flueftran  los  Mapas  del  To-  no  pufo  el  texto  de  Plinio  en 
0109.  Fue  pues  la  de  Plinio  efta  forma  :  Civiurn  Romano- 
otra,  cuyo  litio  fe  ignora.  Ef-  rum  Regina  :  Latinorum  ,  Re- 
ta  cta  Municipio  ,  ó  pueblo  gia  Carijfa,  cognomine  Aurelia: 
de  Ciudadanos  Romanos,  fe-  de  modo  que  hizo  un  pueblo 
gun  la  traite  de  Plinio.  de  Regia  y  de  Carifia,  po- 

51  Ldpia  fe  lee  afsi  en  niendo  los  dos  nombres  fin 
hs  Ediciones  de  Gelcnio ,  y  divifion  ,  y  previniendo  en  la 
Dalacampio.  Mela  lib.3.  C,I«  cmendacion  XVil.  que  afsi  fe 
poue  también  á  Lapa  en  la  lee  en  los  MSS.  Reg.  O  Colb. 


4  6        E/paña  Sagrada.  Trat.3  1  Cap.z. 

y  en  las  Ediciones  antiguas  rcvcrfo  un  caballo  corriendo 

antes  de  Dalecampio.  Pero  con  Gincte  armado  de  efcudo 

con  fu  licencia  digo  que  en  la  en  la  izquierda ,  y  lanza  en  la 

Parmenfe  del  480.  felecLjf/-  derecha:  á  cuyos  pies  fe  lee 

norum  Regia.  Carifa  cognomine  CARISA ,  con  una  fola  S,  co- 

aurelia  ,  puefto  punto  entre  mo  en  Plinio  de  las  Ediciones 

Regia  y  Carifa  ,  como  pobla-  antiguas  de  mi  Eftudio  :  pero 

ciones  diftintas.  Y  realmente  el  letrero  fe  lee ,  poniendo 

parece  que  no  fe  une  bien  cabeza  abajo  el  Ginetc ,  como 

con  Carifa  el  titulo  de  Regia,  verás  en  la  Eftampa  2.num  2. 

íiendo  fu  fobrenombre  Aure-  El  fitio  de  efta  Ciudad  ,  fue 

¡ta,  como  declara  Plinio:  pues  el  feñalado  en  el  Mapa  I.  del 

en  Regia  Carifa  Aurelia  re-  Tomo  precedente  ,    caíi  en 

dunda  la  voz  Regia,  y  cefla  frente  de  Nebrifla  ,  Junto  al 

la  dificultad  leyendo  con  fe-  que  hoy  llaman  Bornos  ,  don- 

paracion  Regia ,  ó  Larpia  ,  y  de  fe  con fer va  el  nombre  de 

Carifa.  un  dcfpoblado  llamado  Cari» 

52    De  Carifa  nos  confta  xa  ,  fegun  efe ribe  Caro  lib  3. 

el  nombre  por  las  Medallas  cap.29.  Ptolomeo  confpiró  ai 

que  fe  confervan.    Rodrigo  mifmo  fitio  ,  poniéndola  en 

Caro  en  el  ful.  131.  b.  pone  triangulo  con  Nebrifla  alOc- 

una  con  la  Infcripcion  CA-  cidente,  y  Saguncia  al  Med ior 

RISSA.   Yo  tengo  dos.   La  dia. 

una  folo  expreífa  CARIS,  á       53    Urgia.  Efte  pueblo  fe 
los  pies  de  un  caballo  con  Gi-  reputa  por  lo  mifmo  que  ei 
nete :  y  por  el  otro  lado  pone  Ugia  de  Antonino ,  pues  le  co- 
la cabeza  de  Hercules  cubier-  loca  fobre  Afta  ,  con  diftancia 
to  con  la  piel  del  León;  maní-  de  feis  leguas  y  quarto  cami- 
feílando  por  efto  que  venera-  nando  a  Sevilla:  y  configuien- 
ban  á  Hercules  Gaditano.  Mi  temente  confinaba  con  Carifa; 
Medalla  es  de  baila  forma-  por  lo  que  (como  éfta)  incidía 
cion  ,  y  no  del  todo  bien  con-  en  territorio  del  Convento  de 
ferrada:  pero  he  vilto  otra  Cádiz.   Ptolomeo  nombra  á 
en  que  perfectamente  fe  co-  Ugia  debajo  de  Nebrifla  :  y  a 
noce  la  cabeza  cubierta  con  Ucia  entre  Carifa  y  Sevilla.  Si 
la  piel  del  León  ,  y  al  lado  la  huvo  eílosxios  pueblos ,  íolo 
Clava.  La  otra  Medalla  pone  el  primero  debe  atribuirfe  al 
una  cabeza  armada:  y  en  el  Convento  Gaditano , por  caer 

ccr- 


Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Contento  de  Cadi^. 


cerca  de  la  Cofta :  no  el  fe- 
gundo,  muy  cercano  á  Sevilla. 
Y  digo  Ji  buvo  tales  pueblos, 
porque  en  las  primeras  Edi- 
ciones de  Ulma  y  de  Roma,no 
fe  pone  mas  que  el  primero, 
nombrándole  aquella  Utia ,  y 
cita  Vgia,  Tenemos  pues  do- 
cumentos en  que  folo  fe  reco- 
noce un  pueblo  de  tal  nom- 
bre ,  y  éfte  en  los  confines  de 
Nebrifía  ,  que  es  el  autoriza- 
do por  el  Itinerario  ,  y  el  que 
Plinio  aplica  al  Convento  de 
Cádiz.  El  otro  Veía  de  Ptolo- 
meo,  immediato  á Sevilla,  no 
fe  encuentra  en  otro  docu- 
mento ,  y  confta  por  algunos, 
que  no  le  mencionó  Ptolo- 
meo.  No  tenemos  pues  obli- 
gación de  admitir  mas  que 
uno  :  y  éftc  no  fe  halla  per- 
fectamente demarcado  en 
aquel  Autor ,  fegun  mueftra 
el  cotejo  de  los  dos  Mapas  del 
Tomo  9.  El  Ravenate  bajan- 
do de  Sevilla  nafta  Saguncia 
norOrippo,coloca  junto  á  éfte 
a  Vgium ,  que  es  el  Vgia  de 
Antonino :  y  correfpondc  Ai 
fituacion  al  lugar  llamado  hoy 
¡as  Cabezas  ,  como  prueba  la 
diftancia  que  el  Itinerario  po- 
ne de  alli  á  Sevilla ,  ocho  le- 
guas y  tres  quartos,  por  apar- 
tarte algo  para  Orippo. 

54  Los  tres  pueblos  men- 
cionados tenían  el  Derecho 


Latino  :  Regina  el  de  Ciuda- 
danos Romanos :  íbbre  cuyos 
fueros  vcafe  Panvinio  Itnp. 
JRom.  á  pag.686.  Efpanhemio 
Orbis  Romanusy  Sigonio  de  Ju- 
re antiq.  O'c. 

Los  ilguientes  eran  eíli- 
pendiarios :  pero  de  los  mas 
fe  ignora  la  fituacion.  De  al- 
gunos hablaremos  en  Malaga, 
jrara  que  no  cargue  todo  lo-: 
bre  una  Igleíia. 

5  5  Saguncia,  fe  halla  tam- 
bién mencionada  por  Ptolo- 
meo ,  y  por  el  Ravenate.  Ef- 
tuvo  fobre  Medina  Sidonia,  al 
Nornordelte ,  en  un  defpobla- 
do  que  llaman  hoy  Xigsnza9 
cuyo  nombre  mantiene  el  an- 
tiguo ,  y  perfeveran  muchas 
ruinas,  especialmente  de  un 
Caftillo  cali  quadrado,dc  123. 
pies  por  las  frentes  de  Norte 
y  Mediodía :  y  1 14.  por  las  de 
Oriente  y  Occidente,  cuya 
ichnographia  me  remitió  el 
Rmo.  P.  Eftrada. 

56  En  vifta  de  las  pobla- 
ciones conocidas  que  Plinio 
aplica  al  Convento  de  Cádiz, 
fe  infiere  que  fu  jurifdicion 
paliaba  hafta  el  mar  Mediter- 
ráneo ,  incluyendo  á  Barbefu- 
la ,  fobre  el  rio  Guadiaro ,  y 
dejando  dentro  todos  los  pue- 
blos del  Eftrecho ,  uno  de  los 
qualesfueBefipo ,  expreííado 
aqui  por  Plinio  ,  y  colocado 

an- 


Digitized  by  Google 


4.8        E/paña  Sagrada. 

antes  por  el  mifmo  Autor  co- 
mo Puerto ,  al  Occidente  de 
Bclon,  donde  le  pone  tam- 
bién el  Itinerario.  Según  lo 
qual  perteneció  á  Cádiz  Car- 
teya  ,  con  todas  las  demás  li- 
torales expreíTadas  antes  ppr 
Plinio  al  hablar  de  la  Coila, 
por  lo  que  ahora  no  las  quifo 
repetir  ,  bailándole  declarar 
los  extremos  de  Barbe  fu  la, 
Ugia,  y  Carita,  fegun  las  qua- 
les  refulta  que  tocaban  al 
Convento  Gaditano  los  tuga- 
res que  huvo  dcfde  la  linea 
que  fe  tire  por  las  Cabezas  fo- 
bre  Hornos  hafta  el  Mediterrá- 
neo entre  los  ríos  Barbefula, 
y  Salduba  ,  figuiendo  defde 
alii  la  Coila  por  el  Eftrccho 
hafta  el  rio  Guadalete ,  dejan- 
do dentro  á  Mcdina-Sidonia, 
y  á  Saguncia,  defde  donde  fu- 
bia  á  Arcos  ,  Carifa ,  y  Ugia, 
como  conocerás  por  el  Mapa 
del  Tomo  9.  donde  pufimos 
la  voz  Arci  en  el  lirio  de  Ar- 
cos ,  en  virtud  del  parecer  de 
Rodrigo  Caro,  que  aplicó  á 
cíla  Ciudad  la  parte  de  lalnf- 
cripcion  pueda  en  el  Tomo  9. 
pa^.po.  donde  fe  exprefla 
CVRATORL  COLONIAE. 
ARCENS1VM.  y  juntamente 
l>or  no  fer  verdad  queptolo- 


Trat.$i.  Cap.t: 

meo  pufíefle  en  aquel  fítio, 
ni  aun  en  la  Betica ,  ci  nombre 
de  Arcobrtga,  que  comunmen- 
te dán  ios  Autores  á  elle  pue- 
blo, alegando  á  Ptolomeo,  pe- 
ro fin  fundamento,  como  con- 
vence el  Mapa  2.  del  Tomo  9. 
Excluido  pues  aquel  nombre, 
hay  mas  entrada*  para  el  de  la 
Colonia  Arcenfe ,  mencionado 
en  la  Infcripcion  :  pues  aun- 
que en  tiempo  de  Plinio  no 
havia  tal  Colonia ,  es  creíble 
que  rccibicílc  defpues  aquel 
honor  en  tiempo  ,  v.  g.  de 
H.idriano,  al  modo  que  Itálica 
pafsó  de  Municipio  á  Colo)- 
nia. 

J7  Lo  cierto  es  que  Ar- 
cos es  población  muy  anti-» 
gua,  pues  fe  hallan  allí  mu- 
chos railros  de  Gentilidad, 
Idolos ,  Infcripciones  ,  y  Me- 
dallas ,  fegun  refiere  el  PreC- 
bytero  Don  Pedro  de  Gama pt 
Romero  en  el  cap.  2.  de  fu  Hif- 
totia  MS.  de  Arcos ,  que  hoy, 
tengo  en  mi  Eíludio.  En  la 
efquina  de  las  cafas  de  Don 
Gabriel  de  Prado  dice  fe  har 
lia  la  Infcripcion  ílguiente, 
que  es  curiofa  por  la  men- 
ción del  Pueblo  fobre  la  ex- 
prcfsion  del  Decreto  de  los 
Decuriones; 


Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Concento  de  Cadi^.         4  9 


CALPVRNIAE.  QJF. 

GALLAE,      D.  D. 

E  T.     P  O  P  V  L  I 

CLODIA.   CF.  OPTATA 

MATER.   HONORE  VSA 

IMPENSAM.  REMISIT- 

Caro  la  pone  en  el  rol.  13  7. b. 
donde  refiere  algunas  indivi- 
dualidades del  citado  pofte- 
rior  á  la  ultima  conquiíta, he- 
cha por  el  Rey  Don  Alfonfo 
ti  Sabio.  Gamafa  dice  fue  he- 
cha Ciudad  en  el  año  de  1472. 
y  en  el  de  1492.  pafsó  á  fer 
titulo  de  Ducado,  de  refulta  de 
ceder  á  la  Corona  la  Villa  de 
Qdizy  recibiendo  el  Conda- 
do de  Cafara  ,  en  el  Obifpa- 
do  de  Malaga  ,  y  mudando  el 
titulo  de  Conde  de  Arcos  (que 
tenia  defde  el  1440.) en  el  de 
Duque  de  Arcos  ,  que  perfe- 
vera  en  los  Excelentísimos 
Señores  de  efta  Cafa. 

C  A  R  T  E  I  A. 

58  De  efta  Ciudad  trata- 
mos en  el  Tomo  4.  con  moti- 
vo de  la  Silla  de  San  Eficio, 
dejándola  reducida  al  Eftre- 
cho ,  junto  á  las  Algeciras. 

Tom.Xt 


Veafe  también  el  Tomo  IX. 

Ella  fue  la  primera  Colo- 
nia ,  que  hicieron  los  Roma- 
nos en  Efpaña  ,  pero  de  Li- 
bertinos, con  motivo  de  que 
mas  de  quatro  mil  hombres, 
nacidos  de  Soldados  Roma- 
nos y  mugeres  Efpañolas  cau- 
tivadas ,  pidieron  al  Senado 
lugar  en  que  habitar :  y  les 
fcñalaron  á  Carteia  en  la  con- 
formidad que  explica  Livio 
lib.  43.  Batió  efta  Ciudad 
muchas  Monedas ,  de  que  yo 
rengo  no  pocas  ,  bien  curio- 
fas  y  raras.  Pongolas  en  00- 
fcquio  de  los  Antiquarios  en 
la  Eftampa  2.  fin  podernos 
detener  fobre  ellas ,  por  lo 
que  fe  alargan  las  materias 
civiles  de  efta  Iglcfia.  Donde 
no  fe  pone  mas  que  el  rever-, 
ib  es  por  tener  aquella  Me-, 
dalla  el  mifmo  anverfo  que  la, 
precedente. 

JULIA  TRADUCTA, 

Caíi  indecible  parece  lo 
que  fobre  efta  Gudad  han 
trabajado  y  variado  los  mo- 
dernos mas  eruditos.  Unos  la 
ponen  en  Africa  :  otros  en 
Efpaña.  La  ocafion  para  efta 
y  otras  varias  incidencias 
provino  de  los  textos  de  Ek 
trabón ,  Mela ,  y  Plinio :  y 

D  por^ 


Digitized  by  Google 


j  o        E/pana  S  tigra  Ja.  Trat.  3  1 .  Cap.  i . 


porque  no  es  razón  diílracr- 
nos  demn:;ado  ,  apuntaremos 
brevemente  lu  neceflario. 

59    Qj-  huvo  en  Efpaña 
por  la  Coita  cid  Ertrccho  una 
Ciudad,  que  fe  llamo  Tra- 
duéla  ,  ó  T ranf duela  ,  confta 
por  Eftrabon  pag.  140.  Belon 
Urbs  O  jluvius :  bine  máxime 
ad  Tingim  Mauritania  trajici- 
tur  y  mercatufque  ibi  funt ,  0* 
falfamenta.  Fuit  &  Zeles  Tin- 
gi  vi  ciña  Urbs  :  fed  eam  Ro- 
mani  in  oppojltam  oram  tranf 
vexcrunt ,  additijque  a  Tingi 
nonnuliis  colonos  aliot  ipfi  ex 
Italia  miferunt ,   Urbique  no- 
tuenjuliajoza  indiderufit.Pof- 
tea  Gadira  C^.Efta  Ciudad  lla- 
mada antes  Zeles  eftaba  junto 
á  Tingi ,  Ciudad  de  Africa :  y 
como  fue  trasladada  á  la  Corta 
opuefta,  esprecifo  confclfar 
que  pafsó  á  Efpaña  ,  pues  fo- 
la  efta  es  la  Coila  opuefta  á 
Tingi ,  de  que  habla  Eftra- 
bon  :  y  por  tanto  proílguc  re- 
corriendo lo  que  toca  á  nuef- 
tro  continente,  no  al  de  Afri- 
ca. Gadira  Cfc.    Añade  que 
defpues  de  trasladar  acá  la 
Ciudad  que  eftuvo  junto  a 
Tingi,  la  llamaron  Julia  Joza, 
que  legun  Bochan  en  fu  Cba- 
ruan  lib.i.  cap.24.  es  lo  mif- 
mo  que  Julia  Traducía  ;  por 
quanto  Joza  en  lengua  Púnica 
es  en  latin  TranfduUa  :  y  afsi 


confta  la  identidad  entre  la 
Ciudad  de  que  vamos  ha- 
blando, y  la  que  Eftrabon  di- 
ce trasladada  dcfde  junto  á 
Tingi  á  nueftras  Coilas  :  pues 
el  nombre  y  la  relación  con- 
vienen á  una  miínva.  P tolo- 
meo  ,  Marciano  Her.icieota, 
y  el  Ravcnate  cy preda n  á 
Traducía  en  el  continente  de 
Efpaña.  San  Gregorio  Turo- 
nenfe  lib.2.cap.2.dice  lo  mií- 
mo:  Profequentibus  Alamanniis 
u/que  ad  Traduttam  ,  tranjito 
mari  Vandali  per  totam  A  fri- 
cara funt  difperji.  De  incite 
que  parece  innegable  el  que 
huvo  una  Traducía  en  Eí  pa- 
ña .-porque  lbbre  los  teftimo- 
nios  que  la  fuponen  ,  fe  añade 
no  haver  otros  que  la  exclu- 
yan. Lo  mifmo  fe  confirma 
por  las  Medallas  que  dentro 
de  una  Corona  Qucrceá  tie- 
nen 1VL.  TRAD.  las  qualcs 
abundan  en  Efpaña  :  y  no  fu- 
cede  ello  en  otras  de  Ciuda- 
des Africanas. 

60  En  Me  la  parece  que 
debemos  reconocer  mencio- 
nada '¿Traducía  lib.  2.  cap.ó. 
ai  fin  :  pues  aunque  es  mucha 
la  variedad  con  ore  fe  lee 
aquel  texto  (conforme  fe 
apunto  T\  mu  4.  pag.27.)  con 
todo  CiTj  CAprelVa  en  el  Ef- 
trecho  una  Ciudad  ,  qutra 
iranfveéli  ex  Africa  Fbccnwes 

ba- 


Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Cori\>e  nto  de  Cadi^.  c  i 


babitant ,  atque  unde  nos  fu- 
mus.   Eíla  Ciudad  es  la  Tra- 
ducía ,  ó  foza  de  Eftrabon, 
pues  no  denota  otra  cofa  la 
cxprefsion  de  eílar  habitada 
porPhenicios  trafpa/fados  def- 
de  la  Africa  :  Tranfveéti ,  (ó 
TranfduSii ,  que  es  lo  mifmo) 
y  de  allí  fe  intituló  Traducía. 
Tenemos  pues  en  Mcla  una 
Ciudad,  á    quien  realmente 
convino  fer  trasladada  de  la 
Coila  de  Africa  á  la  de  Efpa- 
ña  :  la  qual  fin  duda  fue  T ra- 
du¿la9  fin  embargo  de  que  las 
copias  di fcrepen  mucho  en  la 
cxprcfsion  del  nombre.  Tene- 
mos también  ,  que  aquella  era 
U patria  de  Mela  ,  pues  afsi 
Jodcclara  en  el  texto  alegado. 
Diícucrden  como  del  Cielo  á 
U  tierra  los  Copiantes  en  el 
rcwnóre  del  lugar:  con  todo 
ctto  Mela  era  natural  del  puc- 
bJo  habitado  por  Africanos 
trasladados  á  la  Coila  de  Ef- 
paña :  y  cíle  era  el  que  los 
textos  alegados  nombran  Trj- 
duila.  Algunos  quifieron  atri- 
buirle á  Miliaria ,  Ciudad 
nombrada  alli  immediatamen- 
tc,  efpccialmente  en  el  texto 
de  Fernando  Pi  iciano ,  que 
excluyendo  la  dicción  de  que 
fe  duda  ,  leyó  :   Unde  nos  fu- 
mus  Mdlaria.  Pero  eílo  tiene 
contra  si  á  todos  los  MSS.  en 
que  hay  voz  intermedia.  Ni 


el  apellido  de  Mela  proviene 
por  la  patria  Mellaría  ,  fino 
por  familia  ,  como  notó  bien 
Andrés  Efcoto  en  fu  Prologo. 
Tampoco  debe  atribuirfe  á' 
la  Cartcia  precedente  la  men- 
ción que  hace  Mela  de  fu  pa- 
tria :  porque  aquella  no  fue 
la  eílablecida  por  Africanos: 
y  coníla  la  diílincion  ,*en  vir- 
tud de  los  textos  alegados,  en 
que  demás  de  Carteia  fe  pro- 
pone Traducía. 

61  Vi  fio  que  huvo  feguri 
Mela  en  el  Eítrecho  un  lugar 
habitado  por  Africanos  traf- 
paífidos  por  la  Coila  opueíla, 
y  que  cíle  fe  llama  Traducía 
en  otros  Efcritores ,  relia  vec 
qué  nombre  le  dio  Mela  ,  ó 
quál  debemos  darle :  porque 
no  hallandofe  claro  el  texto; 
cada  uno  ha  puedo  á  fu  modo 
la  lección.  Si  hemos  de  infif- 
tir  en  los  MSS.  fe  llamó  Tin- 
genteria,  6  Tingentera  :  y  aun- 
que en  otros  Geographos  no 
fe  expreífa  elle  pueblo  con 
tal  nombre  ,  podemos  refpon- 
der  que  Mela  en  obfequio  de 
fu  patria  cxprefsó  el  nombre 
proprio  ,  que  tenia  antes  de 
los  nuevos  pobladores ,  pues 
es  precifo  reconocer  que  an- 
tes de  Auguilo  havia  alli  lu- 
gar ,  en  virtud  de  que  Mela 
dice  preci lamente  que  le  ha- 
bitaban, no  que  le  fundaron, 

D  2  los 


Digitized  by  Google 


j  %       E/paña  S Agrada.  Trai.  3 1 .  Cap.  t; 


los  trasladados  de  Africa.  Ef- 
trabon  íignifica  lo  mifmo, 
afirmando^  que  los  Zclitanos 
fueron  mudados  á  nueftra 
Cofta  ,  y  que  fe  juntaron  con 
ellos  algunos  vecinos  de  Tin- 
gi ,  y  otros  Italianos ,  nom- 
brando entonces  á  la  Ciudad 
Julia  Tradufta.  Todo  efto  fe 
compone  bien  fuponiendo 
que  en  aquel  fitio  havia  an- 
tes población  ,   aunque  pe- 

Ímeña,  llamada  Tingcntera, 
cgun  Mela :  y  que  los  demás 
la  nombraron  fegun  el  nom- 
bre Romano  de  Julia  Tra- 
ducía. Haviendo  de  hacer 
corrección  ,  antepongo  á 
Tingi  eetraria  con  Ifaac  Vof- 
Í10  >  pues  afsi  leyó  el  Ravena- 
tc  Yxb^x^.^Cartegia/Tranf- 
dufta  Cetraria ,  Melaría  O'c. 
Lo  mifmo  exprefsó  en  el  lib. 
4.  cap. 42.  aunque  las  Edicio- 
nes ponen  alli  Tranfduéfa  Ce- 
eraría ,  y  fiempre  las  dividen 
con  coma  intermedia ,  lo  que 
yo  no  apruebo ,  por  no  conf- 
iar en  el  Eftrecho  Ciudad  Ce- 
traria diftinta  de  Traducía, 
íiendo  afsi  que  la  Cofta  de 
aquella  parte  fe  halla  expli- 
cada por  los  antiguos  Geo- 
giaphos  qual  ninguna  otra. 
No  poniendo  pues  ninguno 
ni  Ciudad  como  di  vería  de 
Traducía,  debemos  reconocer 
el  nombre  de  Cetraria'  como 


didado  de  la  precedente,  f 
decir  que  provino  por  el  Ef- 
cudo ,  ó  Cetra  ,  que  dio  titulo 
de  Cetratas  á  las  Cohortes, 
afsi  nombradas  en  el  lib.i.  de 
Bello  Civ.  cap. 39.  &  feq.  La 
Cetra  era  común  en  los  Sol- 
dados de  Africa  y  Efpaña :  y 
folo  con  que  ufaflen  de  clU 
los  trahidos  de  Tingi ,  y  otros 
Efpañoles  que  fe  les  agregaf- 
fen ;  tenemos  fundamento  pa- 
ra explicar  el  origen  de  aquel 
dictado ,  efpecialmente  fi  Au- 
gufto  pufo  alli  alguna  Cohor-i 
te  Cctrata :  en  cuya  confort 
midad  no  es  neceíTario  recur- 
rir á  Julio  Ceíar ,  ni  para  atri- 
buirle la  traslación  del  pue- 
blo ,  ni  para  la  acción  de  co- 
locar en  Traducía  las  Cohor-, 
tes  Cetratas  que  refiere  mili- 
taron en  Efpaña.  No  lo  pri- 
mero :  porque  mientras  vi\  ió> 
Julio  ,  no  poíTeyeron  los  Ro- 
manos la  Tingitana  ,  fino  el 
Rey  Bogud  ,  como  prueba 
Noris  en  la  Cenotaphia  Pifa- 
n*d¡Jf.i.cap.i.  No  lofcgun- 
do  :  porque  las  Cohortes  Cc-r 
tratas  mencionadas  por  elCc- 
far  ,  no  militaban  en  fu  favor, 
fino  en  el  de  Pompcyo ,  coma 
alli  declara:  y  no  podemos  de- 
cir que  premió  á  los  vencidos, 
concediéndoles  población, 
quando  no  egecutó  eílo  con 
los  vencedores.  Por  tanto  es 

pre- 


Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Conlrent*  de  Cadi^. 


precifo  recurrir  al  tiempo  de 
Augufto  ,  dcfpues  del  año 
771.  de  la  fundación  de  Ro- 
ma (33.  antes  de  Chrifto)  en 
que  muerto  Boceo  (que  defde 
cinco  años  antes  fucedió  á 
Bogud)  quedó  la  Maurita- 
nia entre  las  Provincias  del 
Pueblo  Romano  ,  fegun  afir- 
ma Dion  lib.  49.  pag.417.  y 
«dando  en  aquella  conformi- 
dad hizo  Augufto  la  trasla- 
ción ,  quando  concluyó  la 
guerra  Cantábrica. 

62  Contra  efto  ocurre 
Vatllant  ,  iníiftiendo  en  el 
nombre  de  Julia  Tradu&a  5  y 
pretendiendo  1er  prueba  de 
que  Julio ,  y  no  Augufto  la 
trasladaron  j  por  quanto  fi  en 
Colonias  de  Augufto  fe  admi- 
te el  titulo  de  Julias  ,  no  ha- 
vrá  principio  para  diftinguir 
Jas  del  uno ,  y  las  del  otro. 
Refpondo,  que  no  bafta  el 
didado  de  Julia  ,  fiendo  cier- 
to hallarfe  folo  ,  en  Colonias 
hechas  por  Augufto  ,  como 
propone  Plinto"  lib.  5. cap.  1. 
donde  vemos  atribuidas  á  efte 
Emperador  ,  y  no  á  Julio  ,  las 
poblaciones  que  allí  fe  intitu- 
lan Julia  Conflancia  ,  y  Julia 
Campe/Iris,  Colonia  Augujli 
Julia  Confiantia  Zilis...  .altera 
Augujli  Colonia  ejl  Babba  ,  Ju- 
lia. Campe Jlris  appellata.  Aquí 
yes  Colonias  o>  Augufto  con 

Tom.X. 


titulo  de  Julias ,  y  fin  el  de 
Auguftas.  No  bafta  pues  aquel 
dictado  para  atribuirlas  á  Jur 
lio  :  y  afsi  debe  miratfe  á 
otros  principios,  efpecialmen- 
tc  íl  hay  algo  en  contra,como 
fucede  en  el  caío  prefente; 
porque  en  tiempo  de  Julio  no 
dominaban  los  Romanos  la 
Tingitana ,  fino  en  el  de  Au- 
gufto. 

63    El  mayor  argumento» 
fobre  que  Julia  Traducía  era 
Ciudad  de  la  Mauritania  ,  es 
el  texto  de  Plinio  lib. 5.  cap.  1. 
donde  la  nombra  en  Africa, 
diciendo  que  Claudio  Cefar 
hizo  Colonia  á  Tingi ,  nom- 
brándola Traduéla  Julia  :  fe* 
bre  cuya  exprefsion  preten- 
den algunos  que  Plinio  fe 
equivocó  en  atribuit  á  Africa 
lo  que  era  de  Efpaña  ,  y  en 
aplicar  á  Claudio  lo  que  fue 
proprio  de  Julio  Cefar  ,  ü  de; 
Augufto:  pues  por  las  Meda- 
llas anteriores  á  Claudio  conf- 
ía Julia  Traduéla.  Harduino 
defiende  á  Plinio,  diciendo 
que  la  Ciudad  trasladada  á  Ef- 
paña en  tiempo  de  Augufto, 
fue  reftituida  otra  vez  á  Afri- 
ca por  Claudio  :  y  que  de  ef- 
ta  habla  Plinio  ,  cuyos  MSS. 
no  permiten  que  fe  lea  Cayo 
Julio  Cafare  ,    fino  CLaudia 
con  precifion.  Inftan  algunos, 
que  efta  fegunda  traslación  fe 

D3  afir-. 


Digitized  by  Google 


j  4.        E/paña  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap.  i 


afirma  fin  apoyo  ,  y  que  mili- 
ta contra  o  i  la  ,  ver  menciona- 
da en  Efpaña  la  Ciudad  en 
Efcritorcs  poftcriores  á  Clau- 
dio ,  y  aun  á  Plinio,  como  fon 
Ptolumeo,  y  el  Ravenace. 

64  Pero  tengo  por  mejor 
el  dictamen  de  Harduino  ,  fin 
que  obíte  la  mención  de  Pro- 
lomeo  y  el  Ravenate ,  porque 
cftos  refirieron  los  pueblos 
que  en  Autores  mas  antiguos 
hallaron  atribuidos  á  Efpaña, 
y  les  baftó  que  los  huviefle 
havido  ,  para  mencionarlos. 
Tampoco  falta  apoyo ,  para 
reconocer  en  Africa  á  Tra- 
ducía en  el  imperio  de  Clau- 
dio :  pues  lo  afirma  expreíTa- 
mente  Plinio  :  y  vemos  que 
fien  do  cfmcradifsimo  en  deli- 
near con  proligidad  la  Corta 
de  la  Bctica  ,  no  mencionó  á 
Traducía.  Si  en  fu  tiempo 
durara  tal  Ciudad  en  el  Eílre- 
cho ;  no  es  creíble  la  omitief- 
fe  el  que  ttan  individualmente 
le  recorre.  Juntando  pues  ef- 
tefilencio  con  la  cxprefsion 
de  la  Traducía  en  Africa  ,  fe 
concillan  los  extrcmos,dicien- 
do  ,  que  halla  Caligula  perfe- 
veró  en  Efpaña  la  Ciudad, por 
lo  que  trataron  de  ella  Eftra- 
bon ,  y  Mela  :  pero  que  Clau- 
dio la  volvió  á  trasladar ,  y 
por  tanto  Plinio ,  que  eferibió 
defpues,  fegun  el  eftado  de 


fu  tiempo ,  la  omitió  en  Efpa- 
ña ,  y  dijo  que  Claudio  la  vol- 
vió á  trasladar ,  pues  cito  de- 
notan fus  palabras. 

65  El  fitio  que  tuvo  aeá 
fue  entre  Carteia  y  Melaría 
( junto  á  las  Algcciras)  con 
cuyo  orden  la  refiere  Mela. 
Ptolomco  la  colocó  también 
antes  de  Melaría  por  la  parre 
Oriental  :  pero  entre  éfta  y 
Carteia  introdujo  á  Barbefula, 
que  eftuvo  fuera  del  Eírrecho 
fobre  Carteia  ,  como  conven- 
cen Mela,  y  Plinio.  Marciano 
Heracleota  figuió  á  Ptolomeo 
en  poner  alli  á  Barbefula  ,  y 
no  íalieron  buenas  las  medi- 
das expreífadas  por  Caro  lib. 
3.cap.58. 

66  Batió  efta  Ciudad  Mo- 
nedas en  tiempo  de  Augufto, 
cuya  cabeza  repreíent.  i  con 
la  Infcripcion  PERM.  CAES. 
AVG.  eftoes:  PermifuCefa- 
ris  Augufti,  En  el  reverfo  po- 
nen una  corona  quercea  ,  y 
dentro  el  nombre  de  la  Ciu- 
dad 1VLIA  TRAD.  Otras  mas 
raras  reprefenran  el  Pontifica- 
do de  Augufto  por  los  figno« 
del  Albogalero  y  elSimpulo, 
en  cuya  circunferencia  dan  el 
nombre  del  pueblo  1VLIA 
TRAD,  Eftas  fon  de  pequeño 
bronce  :  aquellas  de  mediano, 
en  la  forma  que  mueftran  las 
figuras  de  la  Eílampa.3.  Batió 

otras 


Digitized  by  Google 


.  S)c  los  Obiftos  Afidonenfes.  $  { 

otras  á Cayo,  y  Lucio  Ce fa-  los  Züitanos  fueron  citemos 

res,  con  los  fymbolos  de  fu  de  la  jurifdicion  de  los  Reyes 

fertilidad,  racimo  y  efpiga,  de  Africa,  quedando  aplica- 

-cn  que  abunda  aquella  tic  i  ra,  dos  á  la  Betica,  Ztlis  regum  di- 

íín  que  para  falvar  aquellos  tioni  efempta  ,  O  jura  in  Ba- 

rrutosíca  neccíTario  recurrir  ticam pttere  jufa  :  y  como  la 

á  Africa  (como  algunos  han  mifma  razón  hay  para  la  im- 

dicho)  pues  la  parte  de  acá  mediata  Tingi  ;  parece  que 

también  los  cria.  Las  que  yo  una  y  otra  pertenecieron  al 

ten^o  con  nombre  de  eftos  Convento  Jurídico  de  Cádiz, 

Celares  ,  van  también  en  la  que  era  el  mas  cercano  de  la 

Lamina  3.  Betica  ,  donde  Plinio  afirma, 

67  Qiiando  los  Tingitanos  que  debían  acudir  con  fus 

íe  apartaron  de  la  obediencia  pleytos.  Defpucs  en  tiempo 

de  Bogud  en  el  año  de  716.  de  Othon  fe  agregaron  ala 

,de  Roma  ,  fe  les  concedió  el  Betica  todas  las  Ciudades  de 

derecho  de  Ciudadanos  Ro-  la  Mauritania  ,  fegun  lo  dicho 

manos  fegun  Dion  libro  48.  y  Tomo  9.  pag.70.    Y  unas  y 

-aunque  el  Reyno  de  Bogud  otras  pertenecieron  al  Con- 

pafsó  entonces  á  Boceo  con  vento  Jurídico  de  Cádiz  ,  que 

aprobación  de  Aoguíto;  conf-  era  el  mas  immediato, 
ta  por  Plinio  libro  5. cap.  1. que 

CAPITULO  III. 

{DEL    OBISPADO,    Y  OBISPOS 

Afidonenfes. 

68  A  Cerca  de  la  Silla  hace  muy  veroílmil ,  que  A(i-* 
l\  Epifcopal  Afido-  do  no folo  recibidle  el  Evan- 
nenfe  no  íe  conferva  docu-  gelio  por  predicación  del  San- 
rnento  que  nos  mueftre  el  to,  ü  de  alguno  de  fus  Difci- 
tiempo  y  modo  determinado  pulos ,  fino  que  la  Cathedra 
de  fu  principio  :  pero  fi  el  Epifcopal  de  efta  Ciudad  fuef- 
Apoftolico  San  Eficio  tuvo  fu  fe  la  que  empezó  en  Cartcia. 
rcfidcncia  en  Carteia  ,  fegun  69  El  fundamento  es  del 
lo  prevenido  en  el  Tomo  4.  fe   tenor  con  que  íe  habló  en 

D4  AbT 


Digitized  by  Google 


'5  6       E/paila  Sagrada.  Trat.}  i  .Cap.}  ; 


Abdera :  pues  viendo  cerca 
de  alü  una  Silla  de  los  prime- 
ros Miniftros  Evangelicos,que 
no  perfevcró  con  el  título 
primitivo  ,  debemos  recurrir 
á  que  fue  trasladada  á  lu- 
gar mas  oportuno  ,  en  confor- 
midad á  la  práctica  regular 
de  otras  Sillas  antiguas  ,  y  en 
virtud  de  que  las  erigidas  por 
los  Apoftolicos  no  fe  extin- 
guieron del  todo  |  fin  que  las 
íucedieíTen  otras,  fino  antes 
bien  aquellas  fueron  como 
femilla  de  que  fe  propagaron 
las  demás.  Debiendo  pues  de- 
cir que  la  primitiva  del  Eftrc- 
tho  fe  trasladó  defpues  de  la 
Paz  de  la  Iglefia  á  lugar  mas 
proporcionado  para  el  paito 
de  los  Fieles  de  aquel  territo- 
xio,  y  hallando  en  aquella 
parte  Meridional  otro  Obif- 
pado  antiguo  5  podemos  re- 
currir á  eñe  origen  ,  diciendo 
que  defpues  de  propagada  la 
Chriftiandad ,  y  acabadas  las 
perfecuciones  ,  cefsó  la  Ca- 
thedra  Evangélica  de  San  Eli- 
do ,  profiguiendo  en  otra 
Ciudad  de  mas  adentro,  que 
fue ,  fegun  lo  expuefto ,  la  de 
Aíido. 

70  Deberá  pues  empezar 
el  Catalogo  de  los  Prelados  de 
efta  Iglefia,  por  el  referido 
Apoílolico,  ignorándole  los 
nombres  de  los  que  le  fuce- 


dieron  ,  al  modo  que  tampoco 
fe  faben  los  fuceíTorcs  de  San 
Torquato  ,  y  de  otros  Apot 
tolicos.  Tampoco  hay  noti- 
cia delosObifpos  Afidonen- 
fes  anteriores  al  tiempo  del 
Metropolitano  San  lfidoro: 
porque  en  los  dos  Concilios, 
tercero  de  Toledo,  y  primefo 
de  Sevilla  ,  no  hay  firma  de 
efte  Obifpado ,  como  ni  del 
de  Malaga  ,  de  quien  fabemos 
exiftia  en  tiempo  del  Concilio 
de  Eliberi;  y  por  tanto  no  hay 
prueba  que  excluya  en  el  Afi- 
donenfe  mayor  antigüedad, 
que  la  del  Concilio  íegundo 
de  Sevilla ,  en  que  empieza  la 
primera  mención  autentica  de 
efta  Silla :  pues  aun  alli  vemos 
que  fu  Prelado  era  de  los  mas 
antiguos,  como  fe  va  á  ex- 
poner. 

RUFINO, 

Déjele  antes  del  610.  hafta  dej\ 
pues  del  619. 

71  El  primer  nombre  que 
hallamos  de  los  Obifpos  Afí- 
denenfes  es  Rufino  ,  como  fe 
lee  en  el  Concilio  fcgundo  de 
Sevilla  ,  preíidido  por  San  lfi- 
doro en  el  año  de  ¿19.  donde 
afsiftió  el  expreíTado  Obifpo, 
como  Sufragáneo  que  era  de 
la  Metrópoli  Hifpaleníe ,  íe- 

gun- 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  Afuloncnfes.  $7 


gundo  en  antigüedad  entre 
Tos  fíete  Comprovinciales  que 
afsiftieron ,  pues  firmó  el  ter- 
cero ,  fin  que  le  precedieíTen 
mas  que  el  Metropolitano  San 
Ifidoro ,  y  Bifino  Obifpo  de 
Elibcri. 

72    De  aquí  fe  infiere,que 
tenia  bailantes  años  de  anti- 
güedad :  y  folo  fe  puede  de- 
terminar, que  fu  confagra- 
cion  fue  dcfpues  del  año  590. 
en  que  no  era  Obifpo  Bifino 
Eliberitano,  y,  con  todo  eflb, 
precede  á  Rufino: feñal  de  que 
ambos  empezaron  dcfpues  del 
citado  año  ,  pero  antes  el  de 
Eliberi,  que  el  de  Afido.Tam- 
bien  puede  añadirfe  que  Ru- 
fino fue  confagrado  antes  del 
año  610.  en  que  era  Obifpo 
de  Ecija  San  Fulgencio ,  y  á 
Wtfa  de  que  Rufino  le  prece- 
de en  la  firma  del  Concilio 
fegundo  de  Sevilla ,  y  en  el 
orden  con  que  fe  expreflan 
íus  nombres  en  el  Exordio, 
tonda  que  antes  fue  confa- 
grado el  Afidonenfe. 

72  Harta  el  año  de  629. 
110  (abemos  de  otro  Obifpo 
eja  Afido :  y  aunque  pudo  vi- 

DEDICATA.  HAEC. 
KAL. .  IAN VARIAS, 
HCATVS,  PIMENL 


vir  Rufino  por  todo  aquel  ef- 
pacio ,  no  fabemos  de  cierto 
el  año  en  que  murió ,  ni  mas 
acciones  que  la  de  haver  afsif-. 
tido  al  Concilio  II.  de  Sevilla, 
y  que  trató  ai  gloriofo  Padre 
San  Ifidoro. 

P  I  M  E  N  I  O, 

Ve/de  el  aHo  de  6*29.  bafia  def- 
pues  del  6^6. 

74  De  efte  Prelado  fe  con- 
fervan  diferentes  memorias* 
con  la  efpecialidad  de  faberfe 
por  ellas  el  año  de  fu  confa- 
gracion ,  por  la  razón  parti- 
cular de  haverfe  mirado  en 
ellas  al  computo  de  los  años 
de  fu  Pontificado :  fegun  las 
qualcs  refulta  que  empezó  á 
gobernar  efta  Iglefia  en  el  año 
de  629.  antes  de  Diciembre,  y, 
confíguientemente  fue  confa* 
grado  por  San  Ifidoro. 

75  La  primera  memoria 
es  unalnfcripcion  ,  que  fe  ha-; 
lia  junto  á  Medina-Sidonia, 
puerta  ya  por  entero  en  el  To-t 
mo  7.  pag.i8<5.  como  la  dio 
Morales :  y  tomando  ahora  lq 
que  baña,  dice  afsi: 

BASILICA.  XVII. 
ANNO.  II.  PONTI 
ERA.  pCLXVm. 


Digitized  by  Google 


j  8        Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  1  .Cap.  3 . 


Eíla  Era  668.  fue  el  año  de 
630.  en  que  á  17.  de  las  Ka- 
lendas  de  Enero,  efto  es,  á  16. 
de  Diciembre  ,  fe  contaba  fu 
año  íegundo ,  como  expreflfa 
Ja  memoria ,  y  por  tanto  inci- 
dió fu  confagracion  en  el  año 
antecedente ,  629.  antes  del 
dia  16.  de  Diciembre.  En 
aquel  dia  hizo  Pimenio  la  De- 
dicación de  una  Iglefia  ;  y  era 
Domingo ,  Cyclo  Solar  23.  le- 
tra G.  Pufo  en  ella  muchas 
Reliquias  de  Martyrcs ,  como 
fe  expreífa  en  el  lugar  citado 
del  Tomo  7. 

76  En  el  año  de  63  3 .  con- 
currió  con  San  Iíidoro  á  To- 
Jcdo ,  para  la  celebración  del 
Concilio  quarto,  en  que  firmó 
en  el  num.  39.  de  la  Edición 
de  Loayfa ,  precediendo  á  23. 
Obifpos.  En  los  dos  Concilios 
íiguicntes  no  fe  halla  memoria 
cierta  de  eftc  Prelado:  pero  fe 
.puede  dudar, fi  afsiftió  al  íexco 
del  año  638.  por  quanto  en  el 
num. 24.  vemos  el  nombre  de 
Piwcnio,  y  aunque  en  algunos 
Códices  íc  intitula  Dumenfey 
otros  le  nombran  Ttdomenfe\ 
lo  que  parece  alude  á  la  Igle- 
íia  Afidonenfe,  en  que  fabe- 
mos  preíidia  entonces  Pime- 
nio. Yo  me  inclino  á  que  fe 
lea  Afidonenfe  ,  no  folo  por 
el  veftigio  del  Tudomenfe,  fi- 
no porque  en  el  Concilio  fep- 


timo  hallamos  prefidiendo  en 
Dume  á  Recimiro ,   el  qual 
moftró  alli  mayor  antigüedad 
que  muchos  de  los  Obiipos 
que  afsiílieron  al  Concilio 
antecedente :  luego  era  Obíf- 
po  en  tiempo  del  anteceden- 
te :  lo  que  no  podia  verifi- 
car fe  fi  entonces  prefidicra  en 
Dume  Pimenio  ,  porque  en 
tal  cafo  el  fuceífor  Recimiro, 
havia  de  tener  menos  anti- 
güedad que  los  Obifpos  del 
Concilio  fexto.  Viendo  pues 
que  Recimiro  Dumicnfe  firma 
tercero  entre  los  Sufragáneos 
del  Concilio  feptimo,es  prue- 
ba que  antes  del  fexto  fe  ha- 
llaba configrado ,  y  que  por 
eíTo  precedió  á  muchos  que 
eran  entonces  Obifpos.  Etto 
recibe  mas  fuerza  en  viíta  de 
que  antes  y  defpues  del  Con- 
cilio fexto  era  Pimenio  Obif- 
po  Afidonenfe :  y  afsi  hallan- 
do en  el  efpacio  intermedio 
el  mifmo  nombre  (que  es  de 
los  irregulares)  tenemos  fun- 
damento para  decir  que  el 
Obifbo  afsi  llamado  en  el 
Concilio  fexto  fue  Afidonen- 
fe,  y  no  Dumienfe. 

77  Perfcveraba  nueftro 
Prelado  en  fu  Silla  ,  en  el  año 
de  644.  en  que  hizo  otra  De- 
dicación de  Iglefia  con  Rcli- 
quus  de  los  Martyres  Lam- 
berto, Félix,  y  Julián,  en  No- 

viem- 


Digitized  by  Google 


los  Obi/pos  ¿fidoncnfes.  $  ? 

vicmbre  del  cxprefTado  año,  la  pone  como  exilíente  en  una 

corriendo  ya  el  año  décimo  Igleíla  ,  intitulada  hoy  de  San 

fexto  de  fu  Pontificado,como  Ambrojío ,  junto  al  mar,  á  me- 

prueba  la  Infcripcion  referida  dia  legua  de  la  Villa  de  Beger 

por  Caro  fol.i  25.  y  mejor  en  de  la  Miel,  y  quatro  de  Medir 

Morales  lib.12.  cap.24.donde  na-Sidonia:  la  qual  dice  afsi; 

1N    NOMINE.  DOMINI  NOSTRI 


1ESV   CHRISTI.      .  SUNT    RE  Hfrfont 

LI  SANCTORUM. ...  ERTI Umbctút 

FELI . . .  JVLIANI    MARTYRVM.  Felicfc 

D  T.IOVIVS  B...   ILICAE  B«¡l¡c* 

SVB  D  KAL  .  DECEM.... 

ANNO.  SEX...  DECIMO  DOMINI 
PIMENI  EPISCOPI.ERA.DCLXXXIL 

La  Era  682.  fue  el  año  de  Toledo  envió  á  un  Prcsbyte- 

644.  en  que  por  Noviembre  ro  ,  llamado  Ubilienfoy  el  qual 

contaba  ya  Pimenio  fu  año  hizo  fus  veces :  y  aquí  celia 

16.  por  lo  que  digimos  ha  ver  fu  mención ,  conftando  que  a 

íído  confagrado  en  el  año  de  lo  menos  gobernó  la  Igleíla 

6ip.  antes  de  Diciembre.  por  efpacio  de  diez  y  ocho 

78    Proíiguc  fu  memoria  años, 
en  el  año  de  646.  en  que  no        Veafe  el  ultimo  titulo  del 

pudiendo  concurrir  pcrfonal-  Capitulo  de  los  Santos, 
mente  al  Concilio  feptimo  de 


TEQ- 

Digitized  by  Google 


6 o        E/pana  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap. 3 ; 


TEODERACIS, 

Dé/de  poco  antes  del  681.  hafta 
cerca  del  690. 

79  Defde  el  año  de  646. 
falta  la  exprefsion  de  los  Pre- 
lados Aíidoneníesen  los  Con- 
cilios ottavo  ,  y  décimo  de 
Toledo  (celebrados  en  los 
años  de  653.  y  656.)  hafta 
que  fe  junto  el  Concho  doce 
en  el  año  de  681.  en  cuyo  in- 
termedio pudo  haver  dos 
Obifpos  ,  de  cuyos  nombres 
no  tenemos  noticia. 

So  El  que  afsiftió  al  Con- 
cilio doce  íe  nombra  Tepdera- 
cis  en  unos  Códices  ,  en  otros 
Theuderacio ,  y  Theuderaco, 
ílendomas  los  que  exprciTan 
el  primero.  Firmó  en  ultimo 
lugar  ,  denotando  que  era  el 
menos  antiguo  :  y  afsi  incidió 
fu  con  fagracioa  cerca  del  681. 

81  Concurrió  también  al 
Concilio  trece  del  año  683.cn 
que  fe  lee  fu  firma :  pero  con 
mas  anticipación  de  la  que  le 
tocaba,  pues  ocupa  el  nuui.9. 
entre  48.  antepuerto  á  Prela- 
dos, que  moftraron  mayor  an- 
tigüedad en  el  antecedente. 


82  De  allí  a  cinco  años 
concurrió  tercera  vez  á  Tole- 
do ,  afsifticndo  al  Concilio 
XV.  celebrado  en  el  de  688. 
en  que  firmó  en  el  lugar  28. 
Vivió  algún  tiempo  defpties: 
porque  el  fuceíTor  era  de  los 
menos  antiguos  en  ol  año 
de  693. 

GERONCIO, 

Defde  cerca  del  690.  en 
adelante. 

83  El  nombre  de  efte 
Obifpo  fe  eferibe  Geroncio, 
y  Iberoncio  en  los  MSS.  del 
Concilio  XVI.  de  Toledo,  te- 
nido en  el  año  de  693.  en  que 
fe  halló  y  firmó  entre  los  me- 
nos antiguos  en  el  n  um.  5 1 .  de 
Loayfa,  antecediendo  á  ocho 
Obifpos ,  por  lo  que  le  intro- 
ducimos cerca  del  690.  Y  co- 
mo en  efte  Concilio  fe  acaban 
las  memorias  del  tiempo  de 
los  Godos ,  cefla  aqui  la  noti- 
cia de  lo  que  pertenece  á  cíle 
Prelado.  Pudo  fegun  el  tiem- 
po fcñalado  alcanzar  el  funef- 
to  de  la  entrada  de  los  Afri- 
canos :  pero  no  hay  documen- 
to ,  que  lo  expreüc. 


CA-: 

Digitized  by  Google 


- 

■ 

- 


(De  los  Obi/pos  Afiionenfes, 
CAPITULO  IV. 


6  i 


©E   LOS  OBISPOS  DEL  TIEMPO 

del  Cautiverio* 


84  T^Xtinguido  el  Rey  no 
Xjj  de  los  Godos  en  la 
ultima  batalla  tenida  junto  al 
rio  Gcfadalete  en  el  Campo 
Afidoncnfe;  paísó  la  Ciudad 
á  la  dominación  del  vencedor. 
En  el  Moro  Rafis  fe  atribuye 
la  conquifta  á  Muza  con  eftas 
exprefsioncs:  Digeronle, Señor, 
nos  te  moftraremos  muy  buen 
camino  ,  y  unas  muy  buenas 
Villas  donde  podedes  facer  de 
vuejlra  pro  ,  ji  Dios  te  quifiere 
ayudar  :  &  me  vio  efionces  ,  O* 
fueron  camino  de  Xtreto  ,fafia 
que  llegaron  a  Sadufia,  y  tomó- 
la luego  :  y  fue  la  muerte  tan 
grande  de  la  una  parte  y  de  la 
otra  ,  que  maravilla  fue  de  lo 
xontar,  Aqui  ves  tomada  por 
Aluza  á  Xerez  Saduña  :  pero 
en  el  Arzobiípo  Don  Rodrigo 
íc  atribuye  cito  á  Medina- 
Sidonia ,  en  las  palabras  dadas 
num.io.  donde  parece  haver 
vicios  de  locución ,  llamando 
ai  Iu^ar  en  latin  Civitas  Salva, 
y  diciendo  que  los  Moros  la 
pufieron  el  nombre  de  Medi- 
natjidona.  Aquella  voz  no  fe 
halla  entre  los  Gcographcs 
latinos  :  y  en  cafo  de  adoptar 


nombre ,  parece  mejor  leer 
Civitas  Sidia,  que  Salva,  pues 
la  Chronica  General,  que  co-, 
pió  á  Don  Rodrigo,  dice  afsk 
E  Muza, .  .vino  á  un  logar ,  q. 
avie  nombre  en  latin  la  Cibdad 
Sidia ,  e  de  alli  adelante  ov» 
nombre  en  Arábigo  Medina  Sic 
donia.  Parte  3.C.I.  La  voz  Si- 
donia no  es  Arabiga,ílno  la  de 
Medina,<\ue  figninca  Ciudad^ 
afsi  folo  cita  puede  deferirfe  á 
los  Moros,  no  la  de  Sidonia,  ó 
Sidona ,  como  fe  lee  en  el  Ar- 
zobifpo.  Efta  Ciudad  de  Me- 
dina puede  decir  fe  ,  en  virtud 
de  los  Autores  citados,  toma- 
da por  Muza ;  y  también  la  de 
Xerez  Saduña  ,  fegun  el  texto 
de  Raíis,  pues  todo  aquel  ter- 
ritorio quedó  dominado  por 
los  enemigos.  Pero  íl  Afído- 
na  fue  Xerez,  como  exprefian, 
quedará  aplicado  á  Medina  el 
nombre  de  Sidia ,  cxprcíTado 
en  la  Chronica  General :  pero 
es  tan  defeonocido  entre  los 
antiguos  como  el  de  Civitas 
Salva.  En  Eftephano  leemos 
á  Sixus  ,  y  Syalis  ,  como  Ciu- 
dades de  aquel  termino  ,  efto 
es ,  de  ios  Maftienos ,  pueblos 

de 


Digitized  by  Google 


6 1        E/paña  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap. 4 


de  junto  á  las  Colunas  de 
Hercules :  y  íi  el  Sidia  no  alu- 
de á  alguna  de  eftas ,  nodef- 
cubro  comprobación. 

85  Dominada  pues  por 
los  Moros  la  Ciudad  de  Aíl- 
dona  ,  perfeveró  la  Chriftian- 
dad  ,  y  la  dignidad  Epifcopal, 
como  antes  havia  florecido, 
fegun  prueban  los  documen- 
tos del  tiempo  del  cautiverio, 
en  que ,  como  antes  ,  íe  men- 
ciona fu  ObifpOjbajo  el  titulo 
de  Afidoneníe :  y  uno  de  los 
que  vivieron  por  entonces  fe 
llamó 

MIRO 

Vi  vis  en  el  año  de  8 62. 

8<5  Li  dignidad  y  nom- 
bre de  efte  Prelado  fe  confer- 
va  cp.  el  Apologético  del  Abad 
Samfon  ,  cuyo  fragmento  pu- 
blicamos en  el  Tomo  7.  pag, 
92.  y  en  el  Tomo  llguiente  fe 
da  toda  la  Obra.  Sabe  fe  por 
efte  medio  ,  que  Miro  era 
Obifpo  Aficionen  fe  en  la  Era 
900.  año  de  S62.  juntamente 
íabemos  ,  que  viendo  Miro 
las  Carras  de  los  Obifpos,que 
declararon  inocente  al  ex- 
preflado  Samfon  ,  decretó, 
unido  con  el  Obifpo  de  Cór- 
doba (llamado  V siendo)  que 
fueíTe  anulada  la  primera  fen- 


tencia  ,  y  el  Abad  reftituido 
á  fu  honor  :  Miro  vero  Afido- 
nenfis  Sedís  Epifcopusy  fuorum 
Coepifcoporum  Epiftolss  legens, 
O*  sd  fenfum  perpendens  ,  un  a 
cum  ipfo  Domino  meo  V siendo 
refidens  priorem  definidonem 
decrevit  infringere  ,  maturo 
confilio  utens  ,  me  in  priftinum 
gradum  maluit  reftaurare. 

87  Viendo  pues  Obifpo 
en  efta  Ciudad  en  tiempo  tan 
turbado ,  decimos  que  no  ha- 
via carecido  de  Prelado  en  el 
Siglo  anterior  ,  y  configuien- 
tc.nente,  que  fe  mantuvo  def- 
dc  el  imperio  de  los  Godos; 
pues  á  efto  fe  añaden  las 
comprobaciones  ílguicntes. 

E  S  T  E  V  A  N,  . 

Vivís  cerca  del  medio  del  Siglo  \ 
décimo, 

88  Ticnefc  noticia  de  efte 
Obifpo  por  el  documento  de 
la  Biblia  Gothica  de  Toledo, 
impreflb  en  nueftro  Tomo  7. 
pag. 93.  donde  vimos  á  Elle- 
van  mencionado  Obifpo  Afi- 
donenfe,  manreniendofe  allí 
el  veftigio  de  ....  onenfis 
Epifcopiis  ,  que  es  final  de  la 
voz  Afidumnjls  ,  confumidas 
las  primeras  letras  con  el 
tiempo. 

89  En  virtud  de  efto  fa- 

be- 


Digitized  by  Google 


i 


(De  los  Obify 

bemos  qne  fue  Eílevan  un 
Varón  muy  íabio ,  Maeílro 
de  fu  íbbrino  Juan  ,  el  qual 
Juan  llegó  á  fcr  Obiípo  de 
Carthagena,  y  de  Córdoba, 
donde  fe  hallaba  en  la  Era 
1026.  año  de  988.  en  el  qual 
•  concedió  a  la  Santa  Iglcfia  de 
Scvilia  el  libro  de  la  Biblia, 
en  que  fe  mantiene  cita  no- 
ticia ;  y  ya  entonces  havia 
fallecido  Eílevan  ,  pues  le 
trata  de  feliz  memoria:  A  pa- 
truo  fuo  beata  memoria  Si  E- 
FAiXO  ,  /api cntif simo  luculen- 
tifsimotjue ....  or.enjis  f  j  if- 
copo  etttjüus  (Joanrts)  ac  Ha- 
cer dotij  orilne  dedteatus ,  ad 
Cartjgrnew  Scdem  w'.fjus  eft 
Epifapus  Oc,  Anta  dijo, que 
Juan  fe  havia  criado  en  la 
Santa  Igleíia  de  Sevilla  ,  y 
ahora  ex prcíTa  que  íu  tioEf- 
tevan  leinílruyó,  y  ordenó 
de  Sacerdote  ;  lo  que  parece 
indica  ,  que  defde  Sevilla  paf- 
so  a  Afidona,  donde  era  Obif- 
po  Eílevan  ,  y  allí  no  íolo  le 
enfeñó  lo  que  debia  faber, 
íino  que  le  ordeno  :  y  como  el 
mifmo  Juan  era  óbifpo  de 
Córdoba  en  el  citado  año  de 
988.  en  que  ha  vía  tallecido 
Eílevan  ,  reducimos  á  eíle  al 
medio  de  aquel  Siglo  ,  cerca 
del  qual  educaría  y  ordena- 
ría al  íbbrino. 
90   Por  falta  de  documen- 


Aficionen  fes.  6  3 

tos  de  aquel  tiempo  ignora- 
mos las  acciones  de  eílos  Pre- 
lados ,  que  fe  fingularizarian 
en  el  bien  de  fus  ovejas,  como 
correfpondia  al  peligro  en 
que  vivían  ,  y  á  la  prudencia 
y  fabiduria  q/te  nos  publican 
los  mencionados  t  xt  s,  fia 
losqualcs  no  rer.diiamos  no- 
ticia ni  aun  del  nombre  ,  co- 
mo fucede  en  el  ultimo  Pre- 
lado que  fe  li¿ue. 

N.  Ultimo  Anjcner.fc 

Vivía  al  medio  del  ¿*cc. 

91  Antes  del  año  1145. 
perfeveraba  Alidona  con  Paf- 
tor ,  coníagrado  con  el  anti- 
guo titulo  de  Afidoncnfc,  co- 
mo confia  por  la  Hiíloria  del 
Arzobifpo  de  Toledo  Doa 
Rodrigo  lib.  4.  cap.  3.  donde 
dice  ,  que  con  la  entrada  de 
los  barbaros  Almohades  fe  re- 
tiraron á  Toledo  algunos 
Obifpos  de  la  Andalucía,  y 
determinadamente  el  Afido- 
ncnfc Fue  aquella  infauíta 
Epoca  en  el  año  de  1144.  fc- 
gun  digimos  en  el  Tomo  9. 
dcfde  la  pag.247.  y  en  virtud 
de  eílo  reconocemos  confa- 
grado  antes  al  Obifpo ,  que 
como  tal  vivía  entonces  en 
Afidona. 

92  No  dice  el  Arzobifpo 

co- 


Digitized  by  Google 


¿4        Efpdña  Sdgrddd 

cerno  fe  llamaba  ,  fino  folo 
que  perfeveró  harta  la  muer- 
te cu  la  Ciudad  de  Toledo, 
con  ufo  libre  de  fu  Dignidad 
Epiícopal ,  con  otros  dos  Pre- 
lados que  vinieron  allí  al  mif- 
mo  tiempo  ,  y  uno  de  los  tres 
fue  fepultado  en  la  Cathedral: 
Venerunt  etiam  tres  Epifcopiy 
AJidonenJis,  Eleplenfis ,  &  ter- 
tius  de  Marchen*. .  .  &  u/que 
ad  mor  tan  in  Urbe  regia  per- 
manferunt  Epijcopalia  exer ren- 
tes ,  &  unus  eorum  in  Ecdejia 
majori  efl  fepultus. 

93  Defde  aquella  entrada 
y  dominación  de  los  Almoha- 
des no  tenemos  noticia  de 
otro  Obifpo :  y  es  muy  creí- 
ble que  ceífaíTe  defde  enton- 
ces la  Sede.  Llegó  en  fin  el 
gloriofo  rey  nado  de  San  Fer- 
nando ,  el  qual  defpues  de  la 
feliz  conquifta  de  Sevilla  ,  íe 
hizo  Señor  de  Gerez  ,  de  Me- 
dina ,  y  de  quanto  hay  por 
aquella  parte,  fegun  refiere 
fu  Chronica  en  el  cap.74.  Ve- 
to no  pudiendo  poblarlas  de 
Chriftianos ,  y  no  mantenien- 
dofe  los  Moros  en  la  domina- 
ción de  nueftro  Rey,neccfsitó 
Don  Alfonfo  el  Sabio  aplicar 
fus  fuerzas  contra  Gerez.  Rin- 
dióla en  el  año  de  1255.  y  re- 
velandofc  luego  ,  la  volvió  á 
conquiftar  últimamente  en  el 
año  de  1264.  aunque  no  fin 


un  prolongado  aíTedio  ,  como 
fe  dijo  en  el  num.23.  A  la  no- 
ticia de  la  rendición  de  Gerez 
fe  figuió  que  Medina ,  y  otros 
pueblos  de  la  comarca,fe  die- 
ron al  Rey  Don  Alrbnfo  en  el 
mifmo  año.  Quifocl  Rey  ref- 
taurar  el  Obifpado ,  ponien-  • 
dolé  en  Cádiz ,  donde  por  co- 
tonees tenia  reíuelto  enterrar- 
fe.  Opufofe  Sevilla  ,  á  quien 
eítaba  atribuido  el  territorio, 
y  tenia  erigido  Arcedianato 
de  Cádiz.  Pero  en  fin  cedió, 
qtiedandofe  con  Gerez ,  en 
quien  fubftituyó  el  titulo  del 
Arcedianato  de  aquella  parte. 
Defpues  de  conquiftada  la 
Ciudad  de  Algecira  por  los 
años  de  1344.  fe  hizo  Cathe- 
dral ,  poniendo  allí  la  Sede 
con  titulo  de  Obifpo  de  Cádiz, 
y  de  las  Algeciras  ,  nafta  que 
deftruida  la  nueva  Ciudad  por 
los  Moros  27.  años  defpues, 
fe  retiró  el  Obifpo  á  Medina- 
Sidonia  :  y  el  vér  allí  por  al- 
gún tiempo  la  Sede,  contribu- 
yó á  la  opinión  de  que  Medi- 
na fue  la  antigua  A/ido.  Pero 
luego  fe  reílituyó  á  Cádiz  de 
aísicnto. 

94  El  Rey  Don  Juan  el 
Segundo  dio  la  Villa  de  Medi- 
na-Sidonia  á  Don  Tuan  de 
Guzman  ,  hijo  de  Don  Luis 
de  Guzman  ,  Maeílre  de  Ca- 
latrava ,  por  privilegio  firma- 


Digitized  by  Google 


<De  ks  Obi/pos  JfMnínfes:    '       ¿  j 


3o  en  Madrigal  á  9.  de  Enero 
del  año  1440.  El  cxpreíTado 
Don  juán  de  Guzman  dio  el 
lugar  de  Medina  al  Señor  Don 
Juan  de  Guzman,  tercer  Con- 
fie de  Niebla  ,  y  primer  Du- 
que de  Mcditn-Sidonia  ,  en 
trueque  de  varios  Lugares, 
heredamientos,  y  bienes,  que 
ricibió,  fegun  confta  por  Ef- 
critura  otorgada  en  17.  de 
P&ubrc  del  año  1440.    Y  fi- 


nalmente en  el  año  1472.- 
concedió  el  Rey  Don  Henri- 
que  IV.titulo  de  Ciudad  á  Me- 
dina-Sidonia ,  en  Badajoz  á 
25.  de  Marzo  :  fegun  todo 
confta  por  documentos  exif- 
tcntes  en  cafa  de  los  Excclen- 
tifsimos  Señores  Duques  de 
M:dma-Sidonia  ,  donde  me 
he  informado.  Su  Prelado  es 
el  de  Cádiz :  Gercz  pertenece 
al  de  Sevilla. 


CAPITULO  ULTIMO. 


DE  LOS   SANTOS   DE  ESTA 

Dicccíl. 

©E  5.  HONOH/TO,  EUTIQU10,  T  ESTEVAH 

¿tribuidos  a  AJI  a, 

95  el  día  24.  de  No-   mos ,  dejando  ya  hecha  men- 

ij  viembre  celebra  la  cion  de  cílos  Santos  en  la 
Santa  Iglefía  de  Sevilla  á  los   Igleíia  Hifpalenfe  por  lo  que 


Santos  Honorio  ,  Eutiquio  ,  y 
EJlevan ,  como  Mar ty res  de 
la  Ciudad  de  Afta  ,  que  en  la 
a&ual  diftribucion  cae  dentro 
de  fu  Dieccfi.  Nofotros  tra- 
tamos aqui  de  ellos  ,  por  mi- 
rar al  antiguo  eftidocnquc 
exiftia  el  Obifpado  Afidonen- 
fc ,  de  cuya  Sede  di  (taba  Afta 
muy  poco :  y  la  mayor  ccrca- 
fiia  hace  que  fe  la  aplique- 
Tom.X.m 


mira  á  la  aftual  jurifdicion 
que  llega  hafta  Gerez. 

96  El  dia  proprio  de  eftos 
Santos  es  el  21.  de  Noviem- 
bre ,  en  que  fe  leen  en  alga- 
nos  Martyrologios  :  mas  por 
eftár  aquel  dia  ocupado  con 
la  ríefta  de  la  Prefentacion  de 
la  Virgen  ,  fe  efeogió  el  24. 
del  mifmo  mes. 

£7   Lo  mas  digno  de  aten- 


ción 


Digitized  by  Google 


66        Ef[\xv.ci  Sa«Yiult. 

cion  es ,  fi  deben  fer  recono- 
cidos por  Martyres  de  Efpa- 
fía :  y  mirando  el  punto  en 
fu  raiz ,  no  hallo  bailante  fun- 
damento para  reconocerlos 
por  nueftros,  fino  antes  bien 
para  decir  que  no  lo  fon. 

98  El  primer  Efcritor  que 
los  aplicó  á  Efpaña ,  fue  Don 
Lorenzo  de  Padilla ,  Arcedia- 
no de  Ronda  en  la  Iglefia  de 
Malaga,  el  qual  efcribió  un 
Catalogo  de  los  Santos  de  Ef pa- 
ña ,  que  fe  imprimió  en  Tole- 
do en  el  año  de  mil  quinien- 
tos y  treinta  y  ocho  ,  y  en  el 
fol.  XXl.b.  dice  que  en  Afta,. 
Colonia  Romana  y  edificada 
cerca  de  Geréz  de  la  Fronte- 
ra ,,/r  baila  ,  que  predicaron 

la  Fé  los  tres  bienaventura- 
„  dos  Santos  ,  llamados  Ho- 
„  norio ,  Euticio  ,  y  Eftevan: 
„  y  como  no  quifieflen  facri- 
„  ncar  á  los  Idolos  ,  fueron 
„  prefos  por  un  Juez ,  y  Ies 
„  mándó  dar  muy  grandes 
„  tormentos  ,  harta  tanto  que 
„  dieron  fus  animas  á  nueítro 

Señor  Jefu  Chrifto.  Cuyo 
„  triumpho  celebra  la  Santa 
„  íglefia  á  veinte  y  un  dias 
„  del  mes  de  Noviembre. 

99  Efte  es  el  mas  antiguo 
texto,  en  que  fe  hallan  apli- 
cados á  Efpaña  los  referidos 
•Santos ,  como  confirman  los 
Autores  que  proíiguieron  en 


Trat.ji.  Cap.a); 

la  aplicación  :  pues  citando  "S 
eftos  Santos  Vafeo  (  fobre  el 
año  de  306.  foI.70.bO  no  dá 
mas  prueba  que  el  haverlo 
afsiefcrito  el  mencionado  Pañ 
dilia.  Morales  lib.io.cap. 27. 
dice  que  no  halló  mas  men-* 
cion  que  la  de  Vafeo  con  Pa- 
dilla. Lo  mifmo  efcribió Trun 
gillo  en  fu  Theforo  de  Predi- 
cadores tomo  2.  col.  2081.  y 
en  virtud  de  efto  fe  movió 
Baronio  á  introducirlos  en  fui 
Martyrologio  %  aplicándolos 
no  á  Afta  ,  fino  en  común  a 
Efpaña ,  como  veras  fobre  el 
dia  21.  de  Noviembre,  en  cu- 
ya Nota  alega  por  prueba  á. 
Padilla  ,  y  los  demás  referi- 
dos. Defpues  de  introduci- 
dos eftos  Santos  en  el  Marty- 
rologio de  Baronio ,  logró  la 
Ciudad  de  Geréz  rezar  de 
ellos  dcfde  el  año  de  1603*. 
fegun  refiere  Roa  enelfol.5. 
y  Sevilla  los  incorporó  entre 
fus  Oficios  en  el  ano  de  1624.. 
como  afirma  Quintanadueñas 
entre  los  Santos  de  Sevilla 
pag.  262.  teniéndolos  antes 
mencionados  en  la  primera 
lección  del  Oficio  de  San  Flo- 
rencio Marty^compueílodeC: 
pues  de  la  publicación  del  Ca-»- 
talogo  de  Padilla. 

100  Elle  es  el  procéflbde 
cóir.o  fe  introdugeron  eftos 
Santos  en  Efpaña,  y  eleftado 


Digitized  by  Google 


!De  los  Santos  de  ejla  (Diecc/t. 


fetf  qué  encontramos  la  cania, 
rcduciendofe  todo  al  dicho 
de  Don  Lorenzo  de  Padilla, 
que  es  el  primero  y  único  en 
que  los  demás  fe  fundan :  pe- 
ro como  aquel  Autor  no  dice 
donde  vio  tal  cfpecic  ,  queda 
íin  mas  autoridad,   que  fu 
dicho :  y  de  eíle  digo  que  no 
debe  hacer  fuerza  ,  porque 
fue  unEfcritor,  que  no  íupo 
diftinguir  lo  vil  de  lo  precio- 
ío,  llenando  fu  Catalogo  de 
cofas  apocrynhas  ,  y  mal  di- 
geridas, y  aplicando  á  Efpaña 
Santos  que  no  eran  de  acá, 
por  ignorar  la  geographia  ,  y 
no  reflexionar  en  las  circuns- 
tancias que  deben  concurrir  á 
la  formación  de  los  juicios, 
como  fi  fuera  neceífario  mof- 
trariamos  >  individualizando 
varios  puntos ,  y  bafta  vér  á 
Aíorales  en  el  libro  décimo 
cap.29.  donde  excluye  de  Ef- 
paña varios  Santos,  que  aquel 
y  otros  Autores  femejantes  la 
aplicaron,  por  havereferito 
no  con  mala  intención  ,  fino 
en  mal  tiempo,  ó  falros  de 
cultura.   Pero  aun  fin  mirar 
a  la  poca  critica  del  Autor,  fe 
conoce  que  en  puntos  tan 
remotos,  acontecidos  mil  y 
dofeientos  años  antes  de  fus 
dias ,  no  puede  fer  teftigo ,  fí 
no  da  prueba  de  fu  dicho, 
como  no  la  dá ,  pues  toda  la 


obra  procede  bajo  fu  palabra, 
fin  citar  documento,  ni  Efcri- 
tor  que  la  apoye:  y  afsi  en 
materia  donde  no  íe  defeu- 
bren  textos  que  la  autoricen, 
no  merece  crédito  fu  dicho. 

101  El  cafo  es,  que  en  al- 
gunos Martyrologios  MSS.  fe 
dicen  eftos  Santos  martyriza- 
dos  en  Afti ,  como  fe  lee  en 
el  Vaticano  del  num.  5949. 
alegado  por  Solcrio  fobre 
Ufuardo  en  el  dia  2 1.  de  No- 
viembre j  ó  en  Auftis ,  comaf 
fe  eferibe  en  el  antiquifsimo 
Lucenfe  deFlorentiniorla  qual 
Ciudad  es  Afte  en  la  Liguria, 
fegun  declara  alli  el  mifno 
Florcntinio  pag.990.  pero  Pa- 
dilla viendo  en  Eipaña  una 
Ciudad  llamada  Afta  ,  y  no 
confultando  mas  que  la  alu- 
fion  de  la  voz,  aplicó  aquellos 
Sancos  á  la  Betica  ,  del  modo 
que  trajo  acá  ios  Mirtyres 
de  Carthago  de  Africa  ,  y 
de  Valencia  de  la  Galia  ,  de 
que  ya  no  fe  puede  dudar  q  ic 
no  fon  nueftros. 

102  Por  el  mifmo  princi- 
pio de  la  alufi  m  de  U  voz 
fe  propafsó  el  que  fingió  el 
Chronicon  de  Dextro  á  poner 
en  Efpaña  á  San  Segundo 
Martyr  de  Afte  en  Italia  :  lo 
que  Don  Nicolás  Antonio  en 
la  Ccnfura  Iib.5.cap.4.num.8. 
llama  atrevimiento  ini'gno  de 

JE  i    "  un 


6  i        E/paría  S ¿grada.  Trat.  3  1 .  C ap. 4! 


un  hombre  Chrijliano  y  Reli- 
gíofo\  y  afsi  no  es  neccífario 
detenernos  en  ello  ,  fiendo 
cofa  indubitable  que  San  Se- 
gundo padeció  en  Afta  de  Ira- 
lia.  Vea  fe  Baronio  fobre  el 
dia  29.  de  Marzo,  y  Bolando 
en  el  dia  30. 

103  Viendo  pues  Padilla 
en  algún  documento ,  feme- 
jantc  al  Vaticano  mencionado 
en  el  num.ioi.  quccftosSan- 
tos  fe  aplican  á  Afti ,  Aftis  ,  ó 
Auftis,  añadió  de  fu  y  o  la  Afta 
de  la  Betica.  Pero  fi  miramos 
á  los  Martyrologios  antiquií- 
íimos  Geronymianos  ,  que 
hoy  ,  y  no  en  tiempo  de  Pa- 
dilla, fe  hallan  ptiblicados,rc- 
fulta  que  los  Santos  Honora- 
to ,  EutiquiOj  y  Eftcvan,  cuya 
memoria  le  celebra  á  21.  de 
Noviembre  ,  no  padecieron 
en  una  mií'ma  Ciudad,  lino 
en  diverfas  :  Eutiquio  en  An- 
tioquia :  Eftcvan  ,  y  Honorio 
en  Aftis ,  ó  Auftis ,  con  otros 
compañeros ,  como  fe  lee  en 
el  Corbcicnfe,  y  en  el  Lucen- 
fe  ,  los  qualcs  eferiben  Hono- 
rio ,  y  no  Honorato  :  pero  el 
Antuerpienfc  ,  ó  Epternacen- 
fe  ,  citado  de  Francifco  María 
Ylorentinio  fobre  el  22.  de 
Noviembre ,  eícribió  Deme- 
trio, y  Honorato ,  repitiéndo- 
los por  incuria  del  Amanuenfe 
en  el  día  y  litio  que  no  les  to- 


ca,como  nota  bien  aquel  Atí-f 
ror.  Tenemos  pues  el  nombre 
de  Honorato ,  en  el  que  otros 
llaman  Honorio  ,  para  que  no 
di fpu temos  de  la  voz,  fino  ích 
bre  el  lugar ,  el  qual  fue  dn 
verfo  ,  y  no  uno  en  los  tres 
Santos, fegun  los  monumentos 
alegados :  y  aun  el  antiquifsi-i 
mo  Martyrolo^io  Antuca 
pienfe  ,  pone  a  Eftevan  ent 
tercer  lugar  diverfo  deAntio- 
quia  (en  que  coloca  á  Euti- 
quio) y  de  Aftis  (en  que  refie- 
re á  Honorio,  ó  Honorato) 
Et  alibi. . .  Stepbani  (Pe.  Te-, 
nemos  pues ,  que  los  Marty- 
rologios mas  copiólos  entre 
los  mas  antiguos  Geronymia- 
nos mencionan  los  nombres 
de  eftos  Santos  Martyres  en 
el  dia  2 1.  de  Noviembre  ;  pc-¡ 
ro  uniéndolos  con  otros  mu- 
chos compañeros  :  y  abre- 
viando el  numero  algún  com- 
pendiador mas  moderno ,  en-; 
rrcíacó  los  tres  Santos  referi- 
dos ,  como  fucede  frequenten 
mente  en  Martyrolrgios  abre- 
viados. La  razón  es ,  porque 
en  ninguno  de  ios  mas  anti-; 
guos  le  hallan  folos  ,  y  jun- 
tos los  tres  nombres,  fino  muy; 
acompañados  de  orros. 

104  Los  lugares  del  mar-» 
tyrio  íbn  también  diverfos; 
pero  el  que  juntó  los  nom- 
bres, junta  también  el  fitto,- 


Digitized  by  Google 


f  !Dc  los  Sanios  de  efia  Diecejt.  6  9 


éfcogiendo  á  Afti,  por  encon- 
trar los  dos  Santos  en  Aílis,  ó 
Auftis.  Y  aun  acerca  de  cite 
r.ombrc  podemos  dudar,  fi  es 
la  Ciudad  de  Hoftia :  pues 
quando  el  Antuerpienfe  repi- 
tió en  el  22.  de  Noviembre 
los  nombres  de  Demetrio  y 
Honorio  ,  que  en  el  dia  antes 
aplicó  á  Aftis9  los  exprefsó  In 
Ojie  a.   El  Martyrologio  Bru- 
xelcnfe  alegado  por  Solerio 
en  fu  Ufuardo ,  dice  lo  mifmo 
en  el  dia  21.  de  nucílros  San- 
tos :    Civitate  Hoftia.  Afsi 
también  el  Aquicindenfe  en 
el  21.  de  Noviembre:  Civita- 
te Oftia.  El  Lucenfc  mencio- 
na los  mi  finos  Santos  Deme- 
trio y  Honorato  en  Hoftia,  fo- 
bre  el  22.  de  Diciembre  ,  cu- 
yos nombres  fe  atribuyen  alli 
a  Auftis  fobre  el  2 1 .  de  No- 
viembre.  Parece  pues  verofi- 
mil  que  Auftis,  ó  Aílis,  es  vcf- 
tigio  de  Hoftia ,  fegun  los  do- 
cumentos alegados.    Y  como 
en  ninguno  íe  lee  Afta ,  no 
podemos  aplicarlos  á  la  Beti- 
ca.  Añade  á  efta  falta  de  tef- 
timonio  la  falta  de  autoridad 
y  cultura  en  el  primer  Autor, 
que  diftando  del  fuceífo  en 
mil  y  docientos  años  fe  tomó 
la  licencia  de  aplicarle  á  Efpa- 
ña,  fin  dar  prueba.  Añade 
también  ,  que  ninguna  lele- 
fia  de  la  Betica  menciono  en 
Tom.X. 

— 


fus  Breviarios  antiguos  tales 
Santos  :  y  viendo  que  ningún 
documento  foraílero  los  apli- 
ca á  Efpaña  en  los  quince  pri- 
meros Siglos  de  la  Iglefia  5  y 
que  aun  los  monumentos  do- 
meílicos  de  aquel  tiempo 
tampoco  los  adoptaron  por 
fuyosj  creo  te  verás  precitado 
á  no  precipitar  el  afl'enfo. 

S!AN  SERVANDO, 
y  Germano. 

105  El  martyrio  de  eftos 
gloriofos  Santos  fe  pone  co- 
munmente junto  á  Cádiz  :  y 
en  efta  fupoficion  pertenece  ,\ 
la  Diecefi  Afidonenfe  ,  que  es 
la  Iglefia  mas  cercana  á  la  ex- 
prcííada  Isla.  Pero  trataremos 
de  eftos  Santos  ,  al  hablar  de. 
fu  Patria  ,  como  en  otros. 

DE  SAN  PIMENIO. 

106  En  el  Concilio  doce 
de  Toledo  ,  celebrado  en  el 
año  de  68 1.  leemos  en  el  ti- 
tulo 4.  que  en  el  Monafterio 
de  la  Villa  de  Aquis  fe  guar- 
daba con  debido  honor  el  ve- 
nerable cuerpo  del  Santifsimo 
Confeííbr  Pimcnio :  In  Monaf- 
terio Villula  Aquis  ,  in  qua  ve-, 
nerabile  corpus  SanSiifsimi  P/- 
menij  Confejforis  debito  quicj- 
cit  bonore  &c.  En  efte  lugar,y 

E  3  por; 


Digitized  by  Google 


7  o       Efpaña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Caj>.ult+ 


por  cfte  rcfpeto  fe  empeñó  el 
Rey  Wamba  en  poner  Obif- 
po ;  y  de  hecho  obligó  al 
Prelado  de  Merida  á  que  eri- 
giefic  allí  Silla  Pontificia ,  lo 
que  luego  anularon  los  Pa- 
dres del  Concilio. 

107  Que  huvo  tal  Santo 
parece  indubitable  en  vifta 
de  las  exprefsiones  del  Con- 
cilio ,  que  no  folo  le  da  el  ti- 
tulo de  Santifsimo  ,  lino  que 
añade  la  veneración  en  que  fe 
tenia  fu  cuerpo  j  y  eílo  prueba 
algún  culto. 

108  Loayfa  nota  al  mar- 
en  del  Concilio  ,  que  aquel 
imenio  fue  Abad  y  Obifpo 

Dumienfe  ,  que  firmó  en  el 
Concilio  fexto  de  Toledo. 
Aguirre  pufo  en  fu  Edición 
el  Concilio  IV.  en  lugar  del 
¡VI.  que  Loayfa  Eftampó.  Es 
cierto  que  en  el  Concilio  IV. 
firmó  un  Pimcnio  ;  pero  e'fte 
no  fue  Dumienfe ,  fino  Afido- 
nenfe  ;  porque  en  tiempo  de 
aquel  Concilio  IV.  prefidia 
en  Dume  Germano  :  y  afsi  el 
que  diga  que  San  Pimenio 
citado  en  el  Concilio  doce, 
fiie  el  que  fe  halló  en  el  quar- 
to  ,  no  debe  recurrir  á  Obifpo 
Dumienfe,  fino  al  Afidonenfe. 

109  Si  preguntáramos  á 
Loayfa ,  por  que  recurrió  al 
Pimenio  del  Concilio  fexto, 
que  fe  eferibe  en  fu  Edición 


Dumienfe  5  y  no  al  Pimenio 
del  Concilio  quarto  ,  que  era 
Afidonenfe  -y  confieíTo  que  no 
sé  lo  que  podría  refponder. 
Y  fies  verdad  lo  que  arriba 
fe  expufo  ,  en  orden  á  que  el 
Obifpo  Pimenio  del  Concilio 
fexto  fue  el  Afidonenfe,  y 
que  no  huvo  Dumienfe  de 
efte  nombre  >  recibirá  mas 
fuerza  el  intento  de  que  íe 
recurra  precifamente  al  Afi- 
donenfe. 

110   Aun  en  tal  fupofícion 
no  podemos  probar  la  identi- 
dad entre  San  Pimenio  y  el 
Obifpo  de  aquel  nombre :  te- 
niendo únicamente  á  fu  fa- 
vor el  que  San  Pimenio  era. 
Santo  venerado  en  Efpaña> 
donde  eftaba  fu  cuerpo  :  que 
mas  de  treinta  años  antes  del 
Concilio  doce  havia  florecido 
en  Medina-Sidonia  un  Prela- 
do de  aquel  nombre ,  el  qual 
havia  fido  muy  venerador  de 
los  Santos  ,  dado  á  recoger 
fus  Reliquias  ,  y  dedicar  á. 
Dios  Templos  en  fus  nombres. 
Pero  como  aun  efto  no  con- 
vence, decimos  que  en  virtud 
de  las  palabras  dadas  del  Con- 
cilio ,  podemos  reconocer  en 
Efpaña  un  San  Pimenio  Con- 
feflbr ;  aplicando  aquí  fu  me- 
moria ,  por  las  circunftancias 
referidas ;  con  lo  que  dare- 
mos fin  á  efte  Tratado. 

TRA- 


Digitized  by  Googl 


71 

TRATADO  XXXII. 

DE  LA  IGLESIA  ASTIGITANA 

(hoy  Ecija) 

CAPITULO  L 

•  * 

©£    LA    CIUDA®  AST1GITAKA, 

j  /m  Concento  Jurídico. 

•  «  , 

'A  Ciudad  llamada  fuerunt. . ;  in  Báltica  Afligí, 
antiguamente  Af-  Hi/pal ,  Corduba.  Eftrabon  la 
tigi ,  es  una  de  las  cita  también  pag.  141.  aunque 
¡I  muy  famofasy  an-  desfigurando  el  nombre  en  la 
tiguas  de  la  Be  ti-  vozAflenas ,  que  en  el  com- 
ea. Sobre  fu  fundación  han  pendió  lib.  3.  de  las  Chrtfto- 
/labiado  variamente  direren-  matbias  fe  eferibe  *As-iv<t  Af- 
tes  Autores :  pero  no  havien-  tina ,  en  lugar  de  AJl;ga  ,  voz 
do  cofa  cierta  ,  por  mas  que  correfpondiente  en  Ettrabon 
el  nombre  alude  mucho  á  los  al  Afligí  de  otros  Efcritorcs, 
Griegos  ,  baila  para  calificar  como  previno  Cafaubon. 
fu  antigüedad  el  ignorar  fu  3  La  mas  iluftre  mención 
origen,  y  quedará  conocida  de  efta  Ciudad  es  la  de  Plinio, 
fu  excelencia  con  las  memo-  pues  no  folo  nos  exprefsó  fus 
rias ,  que  iremos  refiriendo.  excelencias  ,  fino  que  feñaló 
2  Pomponio  Mela  la  pu-  la  fituacion  ,  diciendo ,  que  la 
blicó  por  una  de  las  mas  iluf-  baña  el  rio  Singulis ,  ó  Singi- 
tres  Ciudades  dcEfpaña  en-  lis,  que  va  á  parar  al  Bctis, 
tre  las  Mediterráneas ,  nom-  pudiendofe  navegar  dcfde  la 
brandóla  en  primer  lugar  al  Ciudad  en  adelante;  lo  que 
hablar  de  la  Betica:  Vrbium  corre fponde  á  Ecija ,  llamada 
de  Mcditcrrancis. . .  clarifsimd  afsi  deíde  los  Moros,  en  cuyo 

E  4  tiem- 


Digitized  by  Google 


7*        E/paña  Sagradd.Trat.ii.Cdp.1. 


tiempo  fe  mudó  la  pronun- 
ciación de  Aftigi  en  Ecija, 
como  la  del  rio  Singilis  en 
Gcnil. 

4  £1  Itinerario  de  Anto- 
nino  pone  también  la  Situa- 
ción de  Aftigi  donde  hoy  te- 
nemos á  Ecija ,  pues  la  colo- 
ca entre  Sevilla  y  Córdoba, 
diñante  57.  millas  de  aquella, 
que  fon  las  catorce  leguas 
que  hoy  fe  cuentan.Ptolomeo 
la  nombra  Aftygh ,  acercán- 
dote á  la  verdadera  fítuacion, 
por  lo  que  mira  a  la  diftan- 
ciade  Carmona ,  Sevilla,  y 
Córdoba,  pero  no  graduan- 
do bien  los  puntos  cardinales. 
La  región  y  gentes  á  que  la 
reduce  fon  los  Turdetanos. 
Confírmafe  la  identidad  entre 
'Aftigi  y  Ecija  ,  por  las  Inf- 
cripciones  Romanas  que  fe 
han  mantenido  allí ,  de  que 
hablaremos  defpues. 

5  Los  Romanos  aprecia- 
ron tanto  efta  Ciudad  ,  que 
Ja  hicieron  Colonia ,  añadién- 
dola los  dictados  de  Augufia 
Firma ,  como  refiere  Plinio: 
Sin  gula  fiuvius  in  Batin. . . 
Irrumpens ,  Ajligitanam  Coló- 
niátn  alluit  ,  cognomine  Au- 
guftam  Firmam,  Demás  de 
cfto  la  üuftraron  poniendo 
en  ella  uno  de  los  Conventos 
Jurídicos ,  que  es  la  mayor 
prueba  de  fu  excelencia  ,  por 


qnánto  folo  fe  eftablecian  en 
las  Ciudades  mas  iníignes. 
Con  efto  la  hicieron  cabeza 
de  muchos  Pueblos  famofos, 
que  por  si  eran  Colonias ,  y 
gozaban  de  immunidad.  Re- 
fiérelos Plinio,expreíTando  ros 
que  eran  libres ,  y  los  eflipen- 
di arios ,  cuyos  nombres  fue-, 
ron  los  figuientes. 

PUEBLOS  QUE  PEBTENE- 
tian  al  Convento  Afligí- 
taño. 

COLONIAS  IMMUNES. 

Tucci ,  Augufta  Gemclla. 
Itucci ,  Virtus  Julia. 
Attubi ,  Claritas  Julia. 
Urfo ,  Gemina  Urbanorunu 

Entre  citas  Colonias,  havta 
entrado  también  Munda ,  la 
de  la  batalla  del  Ceíar :  peso 
en  tiempo  de  Plinio  parece 
no  exfolia  ya ,  pues  dice :  /»- 
ter  qud  FU  IT Munda  cu  m  Pom- 
pe i  j  filio  eapta.  El  verbo  fsut 
denota  haverfe  ya  acabado 
aquella  Colonia  :  y  la  expreí- 
fion  inter  qué ,  no  debe-  en- 
tenderfe  de  fuerte  que  la  fí- 
tuacion de  Munda  eftuvicíTc 
entre  las  Ciudades  mencio- 
nadas ,  de  quienes  eftaba 
apartada  acia  el  Mediodía, 
fino  de  modo  que  apele  fo- 

bre 


Digitized  by  Google 


1D*U  Ciudad ¿fttgtt ana. 


Hre  el  concepto  de  Colonias 
immunes ,  entre  las  quales  fe 
havia  contado  Munda  en  otro 
tiempo ,  y  no  quando  efcribia 
Plinio ,  pues  en  tal  cafo  no 
ligera  fuit ,  ni  fueran  folas 
nueve  las  Colonias ,  que  es  el 
numero  de  que  no  puede 
paíTar  el  texto  del  Autor  >  y 
aun  algunps  le  acortan. 

« . .    .1   .    .    j  l  .  j 

lugares  libra. 
Aftigi  vetus. 

oaippo. 

Eftipendiario*. 
CalJct.  «». 
Calucula. 
Cañra  gemina. 
Uipula  minor. 
Meiucra. 

Sucrana ,  6  Saciana. 
Obulcula» 
Oningis. 
Aloftigi. 

6  Efte  era  el  ámbito  del 
Convento  Jurídico  Aftigiía- 
no ,  fegun  los  lugares  que 
Plinio  le  atribuye  con  expref- 
íion :  y  en  viña,  de  ellos  fe 
conoce  que  fu  jurifdicion  ba- 
jaba defde  Ecija  por  Oí  una 
hafta  la  Cofta  de  Marbclla>en- 
tre  cuy  o  rio  Salduba  (hoy  rio 
Verde)  y  en  la  de  Barbcfola 
(hoy  Guácharo)  eftaba  el  con* 
fin  del  Convengo  de  Cádiz ,  a 


quien  tocaba  Barbefola ,  y  al 
de  Aftigi  Munda.  Defde  Sal- 
duba  profeguia  la  linea  por  la 
Cofta  hafta  Menoba  (hoy  rio 
de  Velez)  junto  al  qual  vivían 
los  ác  Aloftigi  y  comodigimos 
en  el  Tomo  9.  defde  la  pag. 
45.  Por  allí  fubia  la  linea 
Oriental  á  Tucci ,  que  es  hoy 
Martos> 

7  La  razón  de  cfto  es, 
porque  los  varios  Pueblos  de 
aquel  ámbito  forzosamente 
havian  de  tener  feñalado  Tri- 
bunal á  que  acudir  en  fus 
plcytos,como  correfpondia  al 
buen  gobierno  de  ios  Roma- 
nos :  y  fegun  el  diftrito  expli- 
cado por  Plinio,  pertenecía 
aquella  tierra  al  Aftigitano. 
El  no  exprcífar  cada  Pueblo 
al  hablar  de  los  Conventos, 
confíftió  en  el  methodo  con 
que  habló  de  las  Provincias* 
que  fue  defcribiendolas ,  ya 
por  los  lugares  de  la  Cofta, 
ya  por  los  Mediterráneos  ,  y 
ya  por  la  jurifdicion  de  los 
Conventos.  En  cfta  ultima 
explicación  no  debió  repetir 
todo  lo  que  havia  dicho  an- 
tes ,  bañándole  referir  los 
Pueblos  mas  fobrefalientes 
del  limite  del  Convento ,  pa- 
ra manifeftar  fu  territorio: 
porque  fi  Ofuna  y  Monda 
eran  de  la  jurifdicion  del  Af- 
tigitano ,  también  le  pertc- 


Digitiz'ed  by  Google 


74        E/paña  Sagrada.  Trat.fiXdp.i; 


neccrian  los  lugares  mas 
Orientales  (que  á  cada  paflb 
fe  alejaban  mas  de  Sevilla  y 
de  Cádiz)  hafta  tocar  en  el 
Convento  de  Córdoba ,  que 
incluía  á  Granada ,  y  Alha- 
ma  ,  efto  es >  á  Eliberi ,  y  Ar- 
tigi ,  como  diremos  en  el  To- 
mo Xli. 

8  La  mención  que  Plinio 
hace  de  otro  Aftigi ,  entre 
los  lugares  libres  de  efte  Con- 
vento ,  obliga  á  reconocer, 
que  huvo  dos  poblaciones  de 
un  nombre.  El  principal  fue 
Ecija ,  efto  es  ,  el  Aftigi  Co- 
lonia ,  y  Convento  Jurídico, 
de  que  vamos  tratando.  El 
otro  fe  diftinguia  con  el  titu- 
lo de  Aftigi  antiguo  :  y  efto 
da  á  entender  ,  que  de  allí 
fueron  los  pobladores  de 
Ecija  5  por  lo  que  dieron  á  eí- 
ta  el  mi  fino  nombre  de  fu 
Ciudad  antigua ,  al  modo  que 
hoy  fe  ve  en  algunas  nuevas 
Colonias  ,  que  reciben  él 
nombre  del  lugar  de  füs;priñ- 
ci pales  fundadores.  Su  fituá- 
cion  fue  donde  hoy  la  Alame- 
da ,  entre  Antequera  y  la 
Puente  de  Don  Gonzalo  ,  á 
cofa  dé  feis  leguas  de  Ecija  al 
Sudeíte  ,  donde  fe  dcfcubrCn 
muchas  ruinas  ,  y  un  frag- 
mento de  Infcripcion  en  que 
fe  conferva  la  voz  ASTIGIT. 
OR.  D.D.  fegun  propone  Roa 


en  laS  Antíguédadc^áe  Ecija, 
rol.  14. 

9  El  Padre  Harduino  en 
fu  Plinio  añadió  '  otro  Aftigi, 
de  enyos  Vecinos  dice  Plinio 
que  fe  Ilámaban  JulUnfes^  co- 
mo fe  lee  en  el  cap.i.  antes 
de  tratar  de  los  Conventos, 
fol.  1 37.  lin.  16.'  de  fu  Edición 
fegunda.  Pero  anteponemos 
las  Ediciones  de  Gelenio ,  de 
Dalecampio  ,  y  la  de  Leydcn 
cum  notis  variorum ,  donde  íe 
lee  Artigi ,  de  modo  que  efte 
fea  pueblo  diferente  de  los 
Aftigitanos ,  ya  iexprefíados, 
porque  Plinio  no  repitió  ,  al 
hablar  del  Convento  Aftigt- 
tano  las  Ciudades  que  antes 
mencionó  entre  las  Mediter- 
ráneas :  y  por  configüiente  no 
convino  «  los  Aftigitanos  el 
di  ciado  de  JulienJ h  ,  que  Pli- 
nio exprefsó  en  los  de  Artigi. 
El  Itinerario  de  Antonino 
mencionó  un  Artiei  (en  el 
camino  de  Córdoba!  Merida, 
ocho  leguas  antes  de  Mede- 
llin)  y  el  m'rfmo  fe  halla  re- 
petido en  el  Ravenate.  Pto- 
'lomeo^pufb  otro  Artigi,  ó  Ar- 
ticen el  Reynode  Granada: 
y  efte  es  el  ¡que  puede  apli- 
carfe  al  que  llamamos  Alba- 
ma  (fíto  al  Mediodía  de  Loja, 
y  Ocoidenre  de  Granada)  al 
qual  recurre  Harduino  con 
Roa  ,  hablando  de  los  que 

ni- 


Digitized  by  Google 


<De  la  Ciudad  AJiigitana. 


75 


Plinio  intitula  Julienfes.  De-       10   El  titulo  de  Colonia 

benfe   pues  diftinguir  eftos  Augufta  Firma  fe  lee  también 

lugares  por  fus  títulos  ,  para  en  una  Infcfipcion  conferva- 

no  confundir  (como  algunos  da  en  la  Plaza  de  Ecija  ,  que 

confunden)    las  fbrmalida-  eílampó  Luis  Nuñez ,  Roa ,  y 

des»  otros,  y  diceafsi: 

BONL  EVENTVS. 
APONIA .  C.  F.  MONTANA. 
SACERD.    D1VAR.  AVGVSTAR. 
COL.  AVG.  FIR. 
EDITIS.  OB.  HON.  SAC.  CIRCENSIB. 
ET.  OB.  DEDICAT.  ALUS. 
EX.  ARG.  L1BRIS.  CL. 
D.  S.  P.  D.  D. 


Afsi  ta  dio  Nuñez  r  Roa  aña- 
dió mas  letras ;  v  juntamente 
recopiló  en  fu  libro  muchas 
Infcripciones  ,  como  quien  lo 
tomó  por  aflunto.  Para  el 
nueftro  baña  la  alegada  ,  por 
dar  el  titulo  y  didados  de  la 
Colonia.  Grutero,  y  Mura- 
tori  dieron  otras ,  fobre  que 
no  neceísitamos  detenernos, 
para  pallar  á  antigüedades  de 


mas  conexión  con  nueftra 
obra* 

1 1  Vaillant  en  fus  Colo¿ 
nías  pufo  en  Augufto  una  Me- 
dalla (al  fin  de  las  de  Acci) 
en  que  eftampó  COL.  AST. 
AVGVSTA.  diciendo  no  fer 
de  Afta ,  por  el  di&ado ,  que 
en  aquella  era  Regia  ,  y  en  la 
Medalla  es  Augufta.  Su  re- 
curfo  es  á  Ajurica  ;  fiendo 

mu- 


Digitized  by  Google 


7  6  Ef paria  Sagrada.  Trat.  3  i ,  Cap.  1  ; 

mucho  mejor  aplicarla  á  AS-  puedo  conrar  fobre  elia :  pero" 

TIGI:  por  no  haver  egcmplar  íiipueíla  fu  puntualidad,  la 

de  Medallas  batidas  en  Gali-  reputo  Aftigitana  ,  como  la 

cia ,  y  fer  aquel  fuero  muy  juzgó  Cclano  en  fu  Gcogra-5 

común  en  la  Betica.  Yo  no  he  phia  lib.2.nuui.XL. 
vifto  tal  Medalla  ,  y  afsi  no 

CAPITULO  II. 

(DE  ALGUKOS  LUGA<%ES  DE  LA  <DlECE$l 

Aftigitana. 

ír 2  T  A  jurifdicion  de  los  immune  ,  con  fobrenombre 
Conventos  Juridi-  Gemina  ürbanorum :  pues  aún- 
eos era  mucho  mas  dilatada  que  el  texto  dice  Genua  ,  es 
que  la  de  los  Obifpados ,  co-  mas  conforme  la  prevención 
mo  fucede  hoy  con  las  Chan-  de  Don  Antonio  Auguftin,que 
cillcrias,  y  fe  ve  en  el  cafo  expufo  Gemina  ,  al  modo  de 
prefente,  alargandofe  el  Con-  los  didados  de  otros  Pueblo  s,# 
vento  Aftigirano  alas  tres pri-  que  por  las  Legiones  Gcmi- 
meras  Colonias ,  exprcíladas  ñas  ,  ó  G:mclas  recibian  el 
por  Plinio ,  que  tocaban  á  mifmo  fobrenombre.  Ptolo-¡ 
diverfo  Obifpado ,  y  por  ran-  meo  expreífa  una  Urbona 
to  hablaremos  de  ellas  en  fu  épSávi? ,  y  es  muy  creíble  fea 
litio.  Urfana ,  aunque  la  íituacioa 

no  es  puntual ,  como  tampoco 
U  R  S  O.  en  otras.  El  Ravenate  C.4J. 

eferibe  Cirfone ,  por  Urfone. 
13  Efta  Ciudad  fe  eferibe  14  Efta  fue  la  Ciudad  don-* 
variamente  j  en  Apiano  pag.  de,  fegun  Apiano,  en  las 
261.  y  api.  Orfona  ;  en  el  Guerras  de  Efpaña  ,  pag. 263. 
Comentario  de  Bello  Hifp.c.  Edit.  Parif.  invernó  Gneyo 
41.  y  42.  Ur/jotty  en  Eft rabón  Efcipion  ,  quando  Publio  Ef- 
p.141.  y  en  Piinio  Urfo ,  aña-  cipion  tuvo  el  Invierno  en 
diendo  éíle  que  era  Colonia  Callona.  A qui,  fegun  el  mif- 
mo, 


Digitized  by  Google 


Tuehlos  del  Corñ>t nto  Vfi'tgttarió.       ^ 7 


fno  y  vino  también  Fabio  Má- 
ximo Emiliano  ,  quando  el 
Senado  le  envió  contra  Viria- 
to  ;  de  lo  que  fe  infiere  ha- 
verfe  mantenido  la  Ciudad  en 
favor  de  los  Romanos.  En  las 
guerras  civiles  fíguió  la  parte 
de  Pompcyo :  por  lo  que  def- 
pues  de  la  batalla  de  Munda 
envió  el  Cefar  á  tomarla  ,  lo 
que  fue  muy  coftofo  5  porque 
el  lugar  Te  hallaba  muy  forta- 
lecido por  naturaleza  y  por 
arte  ,  fin  agua ,  ni  leña  en  fu 
conrorno  :  todo  lo  qual  es 
proprio  de  la  famofa  Villa, 
llamada  hoy  Oftwa  ,  Capital 
del  Ducado  de  fu  nombre,dif- 
tantc  cinco  leguas  al  Medio- 
día de  Ecija.  En  tiempo  de 
M,  Aurelio  hizo  una  dedica- 
ción cfte  pueblo  ,  cuya  me- 
moria fe  eftampó  en  Grutero 
pag.259.  2.  temada  de  pape- 
les de  Don  Antonio  Auguftin, 
y  como  exiftente  enOfuna,  la 
qual  acaba  aísi: 

RES.  P.  VRSONENSIVM 

D.  D. 

Vea  fe  Mn  ratón  p.  MXCV.  6. 

15  Batió  Monedas  con  el 
fymbolo  de  la  Esfinge.  En 
unas  fe  lee  el  nombre  del  pue- 
blo en  letras  latinas  ,  por  la 
parte   donde   ofrecen  ui}a. 


cabeza  humana.  Otras  íblo 
ponen  caracteres  antiguos  en 
el  exergo  del  lado  de  la  Es- 
finge. Una  tergo  de  letras  la- 
tinas  por  un  lado ,  y  descono- 
cidas por  el  otro,las  quales  ca- 
lifican pertenecer  á  cfte  lugar 
otras  de  la  Esfinge  ,  que  aun- 
que no  tienen  Inícripcion  la- 
tina ,  convienen  en  las  mifmas 
letras  defeonocidas.  Eíla  es 
Medalla  muy  rara  por  todas 
fus  circunftancias  :  pues  no 
folo  ufa  de  caracteres  latinos 
en  el  nombre  del  pueblo ,  fino 
que  leyendofe  VRSONE  en 
otras  ,  cfta  pone  VRSO :  y  no 
como  las  demás  acia  la  frente 
de  la  cabeza ,  fino  acia  la  ef- 
palda  ,  como  reprefenta  la 
Eftampa  3.  num.5.  Las  que 
tengo  con  el  nombre  de  VR- 
SONE ponen  al  pie  de  la  Ef- 
fi nge  L-  AP.  DEC.  y  fegun 
Caro,  pag.176.  profiguc  una 
Q¿  que  en  las  mias  no  fe  per- 
cibe. Una  es  de  gran  bronce, 
franqueada  liberalifsimamen- 
te  por  el  gran  eflimador  de 
de  eftas  antigüedades  Don 
Livino  Ignacio  Lcyrens ,  ve- 
cino de  Sevilla  ,  que  ha  lo- 
grado una  preciofa  Colección 
ds  Medallas :  y  la  otra  es  de 
fegtinda  forma  ,  con  la  cabe-: 
za  de  Augufto ,  laureada ,  pe-, 
ro  fin  letrero. 

JiaUanfe  también  fin  el 


Digitized  by  Google 


7$       TEfpaña  Sagrada.  Trat.j  i.Cap.i: 


Hombre  latino  de  la  Ciudad: 
unas  con  cabeza  de  Auguílo, 
pero  fin  lnfcripcion ,  como  la 
eftampada  en  ci  Tomo  fexto 
del  Mufeo  Farnefíano  entre 
las  de  Auguílo  Tabla  2.  n.  4. 
Otras  con  cabeza  de  muger, 
como  la  que  tengo  ,  y  repre- 
fenta  la  Eftampa  3.  num.  7. 

Algunas  añaden  una  ma- 
no al  lado  de  la  cabcza,como 
propufo  Efpanhemio  Tomo  1. 
pag.245.  pero  no  dio  letras 
en  el  exergo  del  reverfo  ,  ni 
mencionó  á  Efpaña  ,  donde  fe 
batió  aquella  Medalla.  Lo 
mifmo  omitió  también  Pedrufi 
en  la  citada  del  Mufeo  Farne- 
íiano  ,  donde  añade  ,  que  la 
Eftrclla  puefta  junto  á  la  Ef- 
finge  denota  la  que  dióoca- 
fion  á  los  Romanos  de  creer 
trasladada  á  los  Cielos  la  al- 
ma de  Julio  Cefar.  Yo  no  me 
inclino*  á  cíto ,  en  vifta  de  ha- 
llarfe  aquel  aftro  en  Medallas 
que  no  tienen  veftigio  de  co- 
fa Romana,ni  cabeza  de  hom- 
bre :  por  lo  que  parece  mejor 
aplicarle  al  fentido  en  que  fe 
expliquen  otras  Medallas  de 
laBctica  ,  en  que  frequente- 
mente  vemos  el  mifmo  aftro. 
De  la  Esfinge  hablamos  en  el 
Tomo  7.  pag.143.  De  la  ma- 
no trata  Caro  ,  fol.  175.  b. 
Apnicyo  pone  la  mano  entre 
k  pompa  de  la  Diofa  Ifis  ( ¡ib. 


11.  Metamor.)  pero  habla  d* 
la  izquierda.  La  de  mis  Me- 
dallas es  la  derecha»  como 
reprefenta  el  num.  8.  de  la 
Tabla  III. 

16  Sirve  la  memoria  de 
cfte  pueblo  para  el  Concilio 
deEliberi ,  donde  un  Presby- 
tero  firmó :  Natalis  Prcsb.  de 
Orfuna,  6  Urfunajegin  Loay- 
fa,y  Mendoza.  Sirve  también, 
para  quando  tratemos  de  los 
Santos.  El  Nubuenfe  pag.165. 
le  nombra  con  la  voz  Ofuna: 
Ab  Afligí  meridiem  verfus  ad 
Cajlellum  Ofuna  yfemidiei  iter 

OSTIPPO,  ASt  APA, 
y  Ofiuro. 

17  En  el  Convento  de  Af- 
tigi  pone  Plinio  como  pueblo 
libre  á  OJlippoy  que  fuele  re- 
ducirfe  al  llamado  hoy  Eftepa, 
no  íolo  por  el  veftigio  del 
nombre ,  fino  porque  Antoni- 
no  menciona  un  Oftippo  entre 
Hipa  y  Antequera ,  en  cuyo 
camino  fe  halla  Eftepa  ,  aun- 
que las  millas  del  Itinerario 
no  concuerdan.  Harduino 
quiere  que  Oftippo  fea  la  Af- 
tapa  de  Livio  ,  y  de  Apiano: 
Wefcling  fobre  el  Itinerario 
no  fe  inclina  á  efto  5  pero 
tampoco  da  razón  en  contra, 
añadiendo  íolamente  la  men- 
ción que  hizo  Eftephano  de 

Digitized  by  Google 


Tuehlos  del  Concento  Jftigttmú:  ,  7$ 


los  Aftaparos.  Efta  mención 
no  añado  nada  fobre  la  de 
Apiano,  pues  el  miímo  Ede- 
phano  dice  la  tomó  de  Apia- 
no en  el  libro  6.  eí  qual  era  el 
que  trataba  de  las  guerras  de 
los  Romanos  en  Efpaña,como 
ex  preda  Phocio  en  fu  Biblio- 
theca  Cod.57.  Y  ^c  Pa^*° de- 
be nota  ríe ,  que  erró  Eftepha- 
no  ,  poniendo  á  los  Aftapxos 
en  la  Libya ,  debiendo  colo- 
carlos como  Apiano  en  Efpa- 
ña ,  íegun  previnieron  Holf- 
tenio,  y  Bochart  en  las  Notas 
fobre  Eftephano. 

18  Livio  ,  y  Apiano  ha- 
blan de  una  miíma  Ciudad, re- 
firiendo que  havia  (ido  fícm- 
pre  de  la  parte  de  los  Cartha- 
ginefes  ,  tan  enemiga  de  los 
Komanos  ,  y  tan  obdinada, 
que  al  fitiarla  Lucio  Mardo 
puíicron  en  la  plaza  gran 
cantidad  de  leña ,  con  todas 
fus  alajas  principales,  hijos, 
y  mtigeres ,  y  faliendo  á  pe- 
lear de  fe fpe rada  mente  ,  que- 

.  daron  en  la  Ciudad  folos  50* 
hombres  de  los  mas  esforza- 
dos, con  el  dedino  de  guardar 

'  jas  puertas,  mientras  eduvicf- 
íe  dudofa  la  batalla >  pero  ju- 
ramentados por  los  DiofeSjde 
que  íi  veian  prevalecer  a  los 
contrarios  ,  pa Haden  á  cuchi- 
llo á  las  mugeres ,  y  niños, 
encendiendo  fuego  á  la  ho- 


guera ,  y  matandofe  á  si  mifc 
mos ,  para  que  no  tuviefle  de 
que  triumphar  el  enemigo. 
Ai  si  íe  hizo  todo  por  haver 
prevalecido  los  Romanos:  pe- 
ro no  tenemos  mas  vedigto 
del  fítio ,  que  decir  Apiano, 
que  defpoes  de  tomar  á  Ca£ 
tulo  ,  y  á  lliturgi  íe  fueEfci-i 
pión  áCarthagena  ,  enviando 
á  Marcio,  y  á  Sylano  ,  á  que 
talaíTen  todos  los  lugares  de 
los  enemigos  halla  el  Edre- 
cho  ;  y  entonces  fucedió  lo 
referido ,  fin  otra  prevención 
acerca  del  lugar  ,  mas  que 
Marcio  pafsó  el  Betis  ,  fegun 
expreíTa  Livio  Dec.  3.  lib.£. 
cap.  12.  Efto  prueba  que  la 
Ciudad  eftaba  en  laBetica, 
pues  para  ir  á  ella  defde  lli- 
turgi ,  y  Caftulo  (donde  eda- 
ban  poco  antes  los  Romanos) 
era  precifo  padár  aquel  rio: 
pero  íi  no  convence  que  ef- 
tuvieflTe  donde  hoy  EJiepj> 
tampoco  incluye  argumento 
en  contra. 

19  Ni  debemos  detener- 
nos en  que  Odippo,  y  Adapa 
parezcan  pueblos  diverfos; 
pues  mientras  un  mifínoAutor 
no  mencione  los  dos  nombre?, 
fe  puedo  reducir  la  variedad 
á  los  Copiantes ,  fabiendole 
lo  mucho  que  fe  pervirtieron 
las  voces  de  los  lugares  de 
Elpafu  ep  los  Códices  anti-í 

SU0H 


Digitized  by  Google 


¥ó       E/paña  Sagrada.  ' 

fcúos ,  como  fe  vé  en  mil  par- 
tes? y  acafo  por  lo  mifmo 
podrá  alguno  recelar  ,  fi  el 
Oftippo  de  Plinio  ferá  lo  mif- 
mo que  Oíturo  :  porque  yo 
tengo  una  Medalla  de  cobre 
en  tercera  forma  ,  de  fabrica 
Efpafiola  antigua ,  donde  íc 
lee  OSTVR  (vuelta  la  S  ai 
revés)  Aquellas  letras  eftán 
debajo  del  fymbolo  de  una 
bellota  ,  y  por  otro  lado  hay 
dos  ramos  que  acafo  querrían 
denotar  la  Encina  ,  por  abun- 
dar en  aquella  tierra  por  en- 
tonces, al  modo  que  otros 
pueblos  ufaban  de  la  efpiga, 
ojas  de  higuera  ,  y  racimos; 
fino  que  digamos  fer  dos  ef- 
pigas  mal  formadas.  Pero  fin 
mas  luz  no  puede  corregirle 
el  Oftippo  en  Ofturo. 

CELTITA. 

'20  De  cite  lugar  tratamos 
en  el  Tomo  antecedente  pag. 
61.  diciendo  que  eftuvo  junto 
á  Peñaflor ,  cerca  de  la  Puebla 
de  los  Infantes :  y  aunque  en 
lo  Civil  tocaba  ai  Convento 
de  Sevilla ,  pertenecía  en  lo 
Eclcfiaftico  al  Obifpado  de 
.  Ecija  ,  fegun  prueba  fu  íitua- 
cion ,  y  lo  que  fe  lee  en  el 
Concilio  II.  de  Sevilla  ,  de 
que  fe  hará  aquí  mención  al 
hablar  de  San  FuIgcncio.Aña- 


irat.}i.  Cap. i. 

do,  que  en  una  Medalla  de 
Don  Livino  Ignacio  Leyrcns 
fe  lee  CELT1TAN  ,  confir- 
mandofe  la  A.  que  yo  apunte, 
hablando  de  la  mia  :  y  du- 
dando fe  fi  profeguian  mas 
letras  hafta  Celtitanum,  fegun 
me  avifa  el  ya  expreltado :  en 
cuya  fupoficion  el  nombre 
fubftantivo  era  CELTI  (como 
propufimos  en  el  Mapa)pucs 
el  Municipio  ,  ó  lugar  ,  fe  de-; 
nominaba  CELT1ÍANVM. 

V  E  N  T  I  P  o. 

2 1  No  menciona  Plinio  £ 
Vcntipo ,  como  ni  á  otros  lu- 
gares ,  v.  g.  Carmo  ,  porque 
ningún  Efcritor  lo  dijo  todo. 
De  efte  pueblo  hay  memoria 
en  el  Comentario  de  Bello 
Hifpan.  cap.  26.  donde  vemos 
que  el  Cefar  le  tomó  antes  de 
llegar  al  campo  de  Munda. 
Efcribeíe  allí  Ventifponte  ,  y 
Ventiponti ,  como  fe  vé  en  la 
Edición  novifsima  de  Leyden: 
pero  el  nombre  proprio  es  el 
aquí  piopuefto ,  como  con- 
vence una  Medalla  antigua 
de  mi  Eftudio ,  donde  fe  lee 
claramente  VENTIPO  ,  en- 
lazada laT.  en  la  N.  lo  que 
fue  caufa  de  que  Don  Manuel 
Marti  en  fu  Epift.  VIH.  hu- 
vieíTc  lcido  VENIPO ,  no  re- 
parando en  la  T.  porque  la 


Digitized  by  Google 


Google 


Digitized  by  Google 


iPuehlos  ¿el  Concento  Aftigttam;        8 1 

Medalla  no  eíUria  bien  con-    rete  (quod  jaculum  appellatur) 
fcrvada.    La  mía  es  de  gran    ut  adverfarium  cu/pide  infe- 
bronce ,  teniendo  por  un  lado    quentem  operirtt ,  implicitum- 
ima  cabeza ,  con  Galea ,  y   que  viribas  fuperaret.  Elle 
por  el  otro  una  figura  en  pie,    genero  de  lucha  eílaba  dedi- 
con  el  lecrero  de  Ventipo  al    cado  á  Neptuno  ,  á  quien  íig- 
lado  de  la  efpalda ,  fubiendo    niñeaba  en  el  Tridente :  Qus 
de  abajo  arriba  ,  como  verás    armatura   pugnabat  Neptuno 
en  la  Eítampa.   La  figura  es    tridentis  cau/ajegan  añadeSan 
de  un  Gladiador  Retí  ario,  con   Ifidoro  defpues  de  la  claufula 
Tridente  en  la  derecha  >  que   precedente,  Hb.18.Etym.c54* 
en  mi  Medalla  no  fe  percibe        »2    La  fituacion  de  eftc 
bien  ,  pero  si  en  otra  del  Se-   lugar  fue  junto  al  llamado 
ñor  Marqués  de  la  Cañada,    hoy  la  Puente  de  Den  Gonzalo, 
La  izquierda  la  tiene  al  lado    que  parece  conferva  algo  del 
donde  lleva  el  puñal ,  con  el   nombre  antiguo  ,  y  efta  lbbre 
qual ,  y  con  el  Tridente  qui-   el  rio  Genil ,  antes  de  llegar 
taba  la  vida  al  competidor, fe-   á  Ecija  ,  como  prueba  una 
eun  deferibe  Eftrabon  en  el   Infcripcion ,  que  fe  conferva 
Eb.  x  3 .  pag.  ¿o  i .  donde  dice:    á  la  otra  parte  del  rio ,  en  Can 
Vifcatorio  ufus  apparatu  eum  '  faliehe ,  entre  Eftepa ,  y  la 
mefit  »  anceps  rete  in  eum   Puente  de  Don  Gonzalo ,  la 
eonjecit ,  itaque  comprebenfum    qual  piedra  fe  encontró  me-. 
Tridente  ac  pugione  confodit.    dia  legua  de  Cafaliche  camn 
Efte  aparato  pijeatorio  era  la   no  de  la  Puente ,  en  un  litio 
red ,  de  donde  le  venia  el   que  llaman  Vado  García ,  ce* 
nombre  de  Reciario.  Pero  no   mo  me  aflegura   Don  Luis 
fe  reprefenta  en  la  Medalla,   Jofeph  Velazquez ,  que  me  la 
porque  íegun  San  Ifidoro  la    comunicó  :  y  fiendo  efto  ccr- 
llevaba  oculta  el  Gladiador,    cano  á  la  Villa  de  la  Puente  de 
Retiarius  ab  armatura  genere,    Don  Gonzalo  ,  reducimos  alli 
in  gladiatorio  ludo  contra  alte-   la  fituacion.  La  lnfcripciot| 
rum  pugnantem  oceulte  f erebos   dice  afsi; 


D. 

Digitized  by  Google 


8 1       E/pana  Sagrada.  Trai.  3  '£.  Cáf.t: 


D.  M.  S. 
Qi.  EQV1TIVS.  C¿.  LIB.  PRI 
MIGENIVS  VENTIPONEN 

■ 

SIS    ANN    LXX  PIVS 
.    IN    SV1S    HIC  SITVS 
EST  STTL 

EQVITIA.  QJJB.FVSC A  VENTIPONENSIA 

♦ 

ANN   IX    PIA  IN 
SVIS    HIC   SITA.  EST 
STTL 

Aquí  vemos  repetido  el  nom-  cluido  el  intento  del  Efcolia- 
bre  de  Vcntipo  en  dos  de  dor  del  referido  Comenta- 
aquel  lugar :  y  como  el  pro-  rio  en  la  novifskna  Edición  de 
ceflb  del  Comentario  citado,  Ley  den ,  donde  con  Wcfeling 
atribuido  á  Hircio,  fe  verifica  iobre  Antonino  ,  adopta  la 
bien  en  eite  fitio,  por  eftar  en  corrección  que  intentó  Ro- 
el  camino  de  Córdoba  á  Mon-  drigo  Caro ,  fol.  168.  de  mu- 
da ,  al  Oriente  de  Sevilla  ,  no  dar  el  Ventilo  del  Comenra- 
tenemos  fundamentó  para  de-  rio  en  el  Bajilippo  de  Antoni- 
cir ,  que  los  dos  referidos  mu-  no.  Efto  no  fe  debe  alterar, 
riefíén  fuera  de  fu  Patria,  fino  pues  no  puede  dudarfe  de  la 
que  fueron  enterrados  en  el  exiftencia  del  Vcntipo,  fegun 
campo  de  Ventipo.  los  documentos  alegados:  y 

23    Con  efto  queda  ex-   aquel  lugar  diiló  mucho  de 

Digitized  by  Google 


Úhifpos  de  Ecija.  83 

Uafüippo ,  a  quien  Antonino  tantc  del  Puente  de  Don  Gon- 

ponc  cinco  leguas  de  Sevilla,  zslo :  y  afsi  deben  quedarfe 

y  ei  Ravcnate  le  da  el  mifmo  los  nombres  como  diferentes, 

nombre  ,  expreíTando  fu  cer-  Efto  es  lo  mas  fobrefalicn- 

cania  á  Sevilla  :  Hifpalit ,  cu-  te  en  efta  linea:  pues  conviene 

jut  juxta  eft  CivitAs  qud  dici-  ya  paflar  á  la  Eclcfíaftica ,  re- 

tur  Bafilippa  :  la  qual  fegun  fervando  para  otras  Sedes, 

Caro  es  C antillana ,  muy  dif-  otros  Pueblos  de  la  Comarca* 

CAPITULO  III. 

<DEL  <P<KJHCI<PIO  (DE  LA  CH<%ISTIJH<DA!D> 

y  los  Obi/pos  de  Ecija. 

24  T7L¡  origen  de  la  Fe  Que  San  Pablo  eftuvo  en 
X2t  en  efta  Ciudad  fe  Efpaña  ,  queda  ya  comproba- 
haila  reducido  al  tiempo  de  do  en  el  Tomo  3.  con  tefti- 
los  Apodóles  ,  teniendo  por  monios  antiguos ,  admitidos 
fu  Patrón  al  gloriofo  Apoftol  entre  los  críticos  modernos. 
San  Pablo ,  que  fe  ha  moftra-  Para  afirmar  la  predicación 
do  por  efpecial  protector  de  en  efta  determinada  Ciudad, 
efta  Ciudad,como  fe  vio  en  el  nos  alegráramos ,  que  huvicf- 
milagro  autenticado  en  el  fe  mas  documentos :  pero  co- 
arto de  mil  quat rociemos  y  mo  tampoco  fe  convence  lo 
treinta  y  Jéis  ,  cuya  eferitura  contrario  ,  dejaremos  en  fu 
publicó  el  Padre  Roa.  fuerza  á  la  piedad. 

Don  Lorenzo  de  Padilla  25    Lo  cierto  es,  que  la 

en  el  Catalogo  de  Santos,  im-  antigüedad  de  la  Fe  en  efta 

preíTo  en  el  1 538.  efcribe,quc  Ciudad  ,  puede  reducir  fe  al 

,,  muchos  antiguos  de  la  Cib-  tiempo  del  nacimiento  de  la 

„  dad  de  Ecija  dicen  que  eftc  Igleíia  ,  porque  antes  de  aca- 

„  Apoftol  ha  revelado  á  mu-  bar  fe  la  perfecucion  de  los 

,,chos  que  lo  tengan  por  fu  Gentiles  la  hallamos  con  Silla 

„  Patrón   y  Abogado  ante  Pontificia  :  lo  que  permite 

Dios  :  porque  mediante  fu  decir  ,  que  afsi  la  Chriftian- 

„  predicación  recibió  aquella  dad ,  como  el  honor  Epifco- 

t,  Gbdad  la  Fe.  pal ,  empezó  por  algún  difei- 

F  2  pu-s 


Digitized  by  Google  I 


8  4       E/paita  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  3 . 

pulo  de  los  primeros  Varones  y  no  Afligí:  pero  que  aquel 

Apoftolicos,  aunque  ignora-  nombre  denote  nueftra  Ciu- 

mos  el  modo  individual ,  y  dad  Aftigitana ,  lo  previno  ya 

cómo  fe  llamaron  los  que  go-  Ferrari  en  fu  nueva  Topogra- 

bernaron  cfta  Igleíla  en  los  phia  del  Martyrologio  Ro- 

primeros  años.  mano :  como  también  Auguf- 

26  Fundafe  cite  concepto  tin  Lubin  ,  de  mi  Sagrada 
en  ver  que  en  tiempo  de  las  Religión  ,  Gcographo  ordi- 
perfecuciones  gentílicas  go-  nario  del  Rey  de  Francia  ,  en 
zaba  Ecija  de  Obifpo ,  qual  fu  Martyrologio  iluítrado, 
fue  San  Crifpin  ,  Martyr ,  de  Tabla  2.  pag.  12.  donde  dice: 
quien  fe  va  á  tratar.  Aftiagenps  Civitat,  qu*  efi  Af- 
tigitana ,  Aftygh  O-  Afligís. . . 

SAN  CRISPIN  ,  MARTYR,   B.  Crifpini  Epifcopi  ®*c.  Fuit 

primus  illius  Civitat is  Epifco- 

Vivia  al  fin  del  Siglo  tercero,   pus  e^c.  Pero  lo  mas  es  ,  que 

aísi  confta  expresamente  por 

27  El  nombre, dignidad,  el  hymno  Gothico  de  efte 
y  laureola  de  efte  Santo  fe  Santo,  que  no  foloenelMu- 
íee  en  los  Martyrologios  á  zarabe  impreíTo ,  fino  en  los 
19.  de  Noviembre  :  conviene  MSS.  nombra  la  Ciudad  Afti- 
á  faber,  en  el  de  Adon ,  fegun  gitana :  AJligitan*  Urbique  re- 
le  tuvo  el  Obifpo  Equilino,  ponitur  ,  como  verás  en  el 
y  como  fe  halla  en  el  Códice  Apéndice. 

511.  de  los  manuferitos  cita-  28  Entre  todos  los  Mar- 
dos  y  publicados  por  Domin-  tyrologios  ninguno  refiere  de 
go  Gcorgi :  en  el  de  Ufuardo:  eíle  Santo  mas  que  lo  pro- 
en  el  de  Maurolico  :  en  el  de  puefto  por  el  Obifpo  Equili- 
Galefmio  ,  y  en  el  de  Raro-  no  mencionando  al  de  Adoñ; 
nio.  Unos  y  otros  le  ponen  cuyas  palabras  fon  #:  Crifpin 
in  Civitate  Aftiagenfi ,  como  „  Obifpo  y  Martyr  en  la  Ciu- 
íi  el  fubftantivo  fuelle  Afliagi,  „  dad  Aftiagenfc :  el  qual  fíen- 
lo 

*  Crijpifiui  Epifcopus  <r  Martyr  apud  C'tvitatem  Afiiagenftm  paffut  efi, 
&ui  cum  effet  Pontiftx  ejufdem  Urbit  ,  Cbrt/iam  Domtnum  pradicaret  ,  d 
faga  ni  s  dcttntus  ,  (5*  ai  facri ficta  Deorum  fue  fus  ,  dum  ¡inmolare  contetnne- 
ret  ,  cap'tte  ampútalo  tnartyrij  gloriam  adeptus  efi.  tajfiu  efi  autem  XIII. 
Kal.  Decembr.  mt  ai:  Ada  m  Martyriiogh. 


Digitized  by  Google 


Oln/pos  Áfiigit&nos.  S,  Crifpin;  85 


5>  do  Obifpo  de  aquella  Ciu- 
„  dad  ,  y  predicando  la  Fe 
„  Chriftiana  ,  fue  cogido  por 
t,  los  Gentiles ,  y  amonedado 
„  que  facrificafíe  á  los  Idolos: 
>,  pero  como  de  ningún  modo 
„  condefcendieíTe  ,  logró  la 
corona  del  martyrio,  tiendo 
n  degollado  ,  en  el  dia  19.  de 
n  Noviembre  ,  como  refiere 
„  Adon  en  fu  Martyrologio. 
Áfsi  el  expreífado  Autor. 

29  En  el  hymno  Gothico 
fe  añaden  algunas  individua- 
lidades, diciendo  que  fu  conf- 
tancia  en  la  Fe  era  fuperior  á 
los  mar-tyrios  de  cárcel ,  azo- 
tes, hambre>  fed,  y  fuego,con 
los  que  (fegun  cito)  probaron 
los  enemigos  fu  conftancia. 
Ofreció  en  fin  con  alegría  fu 
cabeza  al  alfange ,  confagran- 
do  con  fu  fangee  la  Iglefia 
Aftigitana ,  en  que  recibió  fc- 
pultura  el  venerable  cuerpo; 
quedando  aquel  lugar  hecho 
un  afylo  común  de  todos  los 
afligidos,  para  alcanzar  alivio 
en  fus  necefsidades  por  me- 
dio de  la  intercefsion  de  tan 
gioriofo  Martyr ,  como  verás 
en  el  Apéndice»  donde  damos 
el  hymno  mejor  que  en  el 
Breviario  Muzárabe  ,  por  ha- 
berle cotejado  el  Padre  Mar- 
tin de  Roa  con  los  MSS.  de 
Toledo  y  de  Córdoba. 

30  El  tiempo  del  marty- 


rio  de  efte  Santo  no  fe  expli- 
ca en  el  hymno.  Los  Patro- 
nos de  los  falfos  Chronicones 
recurren  con  fu  fingido  Dex- 
tro  al  tiempo  de  Nerón.  Ga- 
leíinio  en  íu  Martyrologio  le 
pone  en  la  perfecucion  de 
Diocleciano  j  lo  que  me  pare- 
ce mejor :  pues  para  infiftir 
en  el  Siglo  primero  fe  necefsi- 
tan  mas  textos  :  v.  g.  que  el 
hymno  nos  digera  haver  flo- 
recido el  Santo  en  tiempo  de 
los  Apodóles ,  al  modo  que  lo 
exprcfsó  en  San  Geroncio. 
Viendo  pues  que  no  recurre  i 
tal  cofa ,  es  mas  verofimil  in- 
fiftir en  la  perfecucion  mas 
general. 

31  Para  nueftro  aflfunro 
bafta  hallar  á  Ecija  con  Obif- 
po al  fin  del  Siglo  tercero  yt 
principio  del  qíiarto  :  pues 
aquella  antigüedad  mueftra 
venir  la  Silla  de  origen  mas 
remoto,  por  no  deber  atn* 
buirfe  fu  erección  al  tiempo 
de  la  mayor  anguítia  de  las 
Iglcfias ,  como  queda  ya  no- 
tado en  otras  partes. 

32  Viendo  demás  de  efto 
que  antes  de  la  Converfion 
de  ios  Godos  gozaba  de  Paf- 
tor  efta  Iglefia  ,  debemos  re- 
conocer por  el  mifmo  princi- 
pio fu  continuación  defde 
Diocleciano  á  Leovigildo; 
aunque  por  defecto  común  de 

F 1  los 


Digitized  by  Google 


8  6        'E/paña  Sagrada.  Trat.}  i .  Cap.  3 ; 


los  documentos  de  aquel  tiem- 
po no  tengamos  noticia  de 
como  fe  llamaron  fus  Prela- 
dos. 

33  El  Cardenal  de  Aguir- 
re  Tomo  2.  pag.19.  fe  inclina 
á  que  en  el  Concilio  Arela- 
ren fe  I.  donde  fe  lee  de  Chí- 
tate Bafiigenjium  entre  las  fir- 
mas de  las  Ediciones  moder- 
nas ,  fe  entienda  Aftigenfium. 
Yo  me  inclinara  mas  á  Bafth 
pero  la  inconftancia  con  que 
le  eferibe  aquella  voz  en  va- 
rias Ediciones ,  no  permite 
cftablecer  cofa  cierta  :  y  afsi 
nos  contentamos  con  la  men- 
ción ,  mientras  no  fe  defeu- 
bran  MSS.  mas  firmes. 

El  primer  Obifpo  que  del 
tiempo  de  los  Godos  ha  per- 
petuado fu  nombre,  fue 

GAUDENCIO, 
Vivía  al  medio  del  Siglo  fexto. 

34  Sabefc  que  Gaudencio 
prendió  en  la  Silla  Aíligitana 
por  una  iluftre  mención  que 
hicieron  de  el  los  Padres  del 
Concilio  primero  de  Sevilla, 
donde  hablando  con  el  fucef- 
for  ,  en  el  titulo  1.  de  Ja  Sy- 
nodica  que  le  remitieron  ,  ex- 
preflan  á  Gaudencio,  atribu- 
yendo efte  nombre  al  que  pre- 
íidió  antes  en  fu  Jgleíla. 


35  En  virtud  de  efte  iri- 
íigne  teftimonio  tiene  Ecija  la 
eípecialidad  de  empezar  el 
Catalogo  de  fus  Obi  (pos  con 
mas  anticipación  que  otras 
muchas  Iglefías ,  pues  ofrece 
el  nombre  de  un  Prelado  an- 
terior al  Concilio  tercero  de 
Toledo  ,  en  cuyo  tiempo  te- 
nia ya  fuccflbr ,  como  luego 
veremos, 

36  Demás  de  la  noticia 
del  nombre  y  dignidad  de 
Gaudencio  ,  (abemos  por  la 
referida  Synodica  algo  de  fus 
acciones  ,  pues  exprefian  los 
Padres ,  que  havia  dado  li- 
bertad á  varios  Efcíavos  de  la 
Iglefia ,  y  que  á  otros  de  los 
de  la  familia  de  la  mi  fina  Igle- 
íla  fe  los  havia  dado  á  fus  pa- 
rientes :  fobre  lo  qual  decre- 
taron lo  que  referimos  en  el 
Tomo  antecedente  acerca  del 
Concilio  1.  de  Sevilla :  infi- 
riendofe  de  aqui ,  haver  íldo 
Gaudencio  compafsivo  y 
blando  de  natural ,  pues  na 
pudo  fufrir  la  cfclavitud  ea 
los  llcrvos. 

Sucedióle  en  la  Silla  el 
que  vivia  al  tiempo  del  Con- 
cilio tercero  de  Toledo  :  por 
lo  que  es  precifo  anticipar  á 
Gaudencio  ,  poniéndole  al 
medio  del  Siglo  fc*to. 


PE- 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Aftígu&nos.  Pegado.  87 


PEG  ASIO, 

Ve/de  antes  del  589.  bafia  def- 
pues  del  590. 

37  El  nombre  de  efte  Pre- 
lado ha  quedado  perpetuado 
en  dos  Concilios  ,  no  obftan- 
te  que  no  fe  halló  en  ningu- 
no. El  primero  fue  el  tercero 
de  Toledo,  celebrado  en  el 
año  de  589.cn  que  no  pudien- 
do  afsiftir  perfonalmente,con- 
currió  por  él  un  Diácono,  lla- 
mado Servando.  El  fecundo 
Concilio  en  que  fe  lee  fu 
nombre ,  fue  el  primero  de 
Sevilla ,  tenido  en  el  año  fi- 
guiente  ,  á  que  tampoco  pu- 
do concurrir ,  pero  envió  fus 
Diáconos :  y  fegun  efto  infe- 
rimos ,  que  tuvo  algún  acci^ 
dente  habitual ,  el  qual  no  le 
permitió  paífar  á  Toledo ,  ni 
á  Sevilla. 

38  Como  no  firmó  en  los 
Concilios  ,  no  podemos  ave- 
riguar el  tiempo  de  fu  confa- 
gracion :  infiriendofe  única- 
mente ,  que  quando  fe  cele- 
bró el  Concilio  tercero  de  To- 
ledo, ya  tenia  algunos  años 
de  Prelado;  por  quanto  entre 
cinco  Vicarios  firmó  el  fu  yo 
antes  de  tres :  lo  que  le  decla- 
ra de  alguna  antigüedad  ,  fu- 
poniendo  que  en  el  orden  de 
los  Vicarios  fe  miró  al  de  los 


Obifpos  ,  cuyas  veces  ha-: 
cian. 

39  Lo  que  mas  ennoble- 
ció fu  nombre ,  fue  la  acción 
de  los  Padres  del  Concilio  I. 
de  Sevilla  ,  que  correípon-' 
diendo  á  las  confultas  recibi- 
das por  mano  de  fus  Diáco- 
nos ,  le  eferibicron ,  refpon- 
diendo  fynodalmcnte  á  fus 
propueftas  ,  y  añadieron  el 
darle  parte  de  lo  demás  que  fe 
havia  decretado  en  el  Conci- 
lio; difponiendolo  todo  tan 
en  atención  á  Pegado ,  que 
fegun  lo  confervado  hada 
hoy  ,  no  tenemos  mas  Actas, 
que  la  Carta  dirigida  á  efte 
Prelado. 

40  El  modo  con  que  le 
faludó  el  Concilio  fue  muy 
honorífico  y  reverente  ,  em- 
pezando fu  Epiftola  en  efta 
conformidad :  „  Al  Señor  fan- 

to ,  y  digno  de  fer  honrado 
reverentemente  por  nofo- 
„  tros ,  al  carifsimo  hermano 
„  Pegado  Obifpo,  losObif- 
„  pos  Leandro  &c.  que  nos 
„  juntamos  en  la  Ciudad  de 
„  Sevilla.  Saludando  con  cf- 
tudio  de  caridad  á  vueftra 
„  fantidad,  pedimos  al  Señor, 
„que  fe  digne  concedernos 
„  noticia  de  vueftra  falud  ,  ó 
„  que  nos  ale^e  con  vueftra 
„  vifta.  Afsi  íe  honraban  mu- 
tuamente los  venerables  Pa- 

F  4  dres. 


Digitized  by  Google 


8  8  'Ef paita  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  3  ¿ 


'dres  ,  obligándoles  la  vene- 
ración del  earader  ,  y  acafo 
realzando  por  efto  el  mérito 
fobrefaliente  de  las  prendas 
perfonales-  de  Pegafio. 

41  No  explican  en  el  ti- 
tulo de  la  Carta  la  Iglefía  de- 
que eraObifpo:  pero  lo  ex- 
preflan  en  el  fecundo  Decreto 
del  Concilio  ,  donde  declaran 
dcbcrfe  guardar  lo  eftableci- 
do  alli ,  no  folo  (dicen)  en 
vuíflra  Iglejia  Afiigitana  ,  fino 
en  todas  las  de  la  Betica.  La 
voz  Aftigitana  fe  exprcfla  fir- 
memente en  las  Ediciones  an- 
tiguas de  Merlin ,  Crabbe ,  y 
Surio :  convenciendofe  lo  mií- 
mo  por  la  firma  del  Concilio 
tercero  de  Toledo ,  donde  ve- 
mos á  Pegafio  en  efta  Iglefía, 
en  el  año  antes  del  Sevillano. 

No  íabemos  el  tiempo 
que  lobrevivió ,  por  falta  de 
memorias :  pero  confía  que 
en  el  año  de  610.  ya  preíidia 
en  Erija  otro  Obifpo ,  que  fue 
San  Fulgencio. 

42  AI  tiempo  de  Pegafio 
parece  deben  reducirfe  las 
Ordenes  ilícitas ,  que  el  Con- 
cilio II.  de  Sevilla  dice  en  el 
Ututo  4.  haverfe  conferido  á 
cafados- con  viudas,  ordenán- 
dolos de  Levitas  :  fobre  lo 
<}\:c  el  Concilio  mandó  ,  que 
fucile  tedo  nulo;  y  que  no 
afccndieíTen   al  Diaconado. 


ExpreiTa  que  fucedíó  aquello 
en  Ecija  :  y  como  entonces  y. 
algo  antes  prefidia  alli  San 
Fulgencio,,  nos  perfuadimos 
á  que  no  ferian  fuceíTos  de  fu 
Pontificado ,  porque  havien- 
dofe  criado  en  la  inftitucion 
de  fu  hermano  San  Leandro, 
no  es  creíble  ignoraífe  los  Ca- 
ñones que  prohiben  lasOrde-; 
naciones  de  los  que  fe  huvief-, 
fen  cafado  con  viudas,  ni  per-; 
mite  fu  Santidad  que  afirme- 
mos haverlos  quebrantado 
conociéndolos:  yafsicsmas 
vcroíimil  reducir  aquellas 
Ordenaciones  ilícitas  al  tiem- 
po de  Pcgaíio ,  o-  al  del  ante- 
ceflbr  immediato  del  Santo, 
que  de  cierto  no  fabemos 
quien  fiic ,  por  lo  que  va  á 
decirfe. 

SAN  FULGENCIO* 

De/de  antes  del  610.  bajía  def-z 
pues  del  619. 

43  Entre  Pegafio  y  Sari 
Fulgencio  pudo  haver  otro 
Prelado  ,  fegun  permite  el 
tiempo  en  que  fe  acaba  la  no- 
ticia autentica  del  fin  del 
wo  ,  y  en  que  empieza  el 
principio  del  otro  ,  pues  me- 
diaron cerca  de  veinte  años. 

44  La  Vida  de  San  Ful- 
gencio es  una  de  las  que  to- 
ma- 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  jtftigitanos.  S.Fulgencio.        8  9 


marón  á  fu  cargo  los  invento- 
res de  los  falfos  Chroniconess 
y  por  tanto  fe  halla  envuelta 
en  no  pocas  ficciones,  que  no 
nccefsitamos  rebatir  ,  fino 
ofrecer  las  memorias  que 
confian  con  certeza. 

45  Fue  efte  gloriofoPa- 
«dre  hermano  de  los  Santos, 
Leandro  ,  Ifidoro ,  y  Floren- 
tina ,  como  con  (ta  por  San 
Leandro  en  el  capitulo  ultimo 
de  la  Regla  remitida  á  Santa 
Florentina ,  donde  le  nombra 
hermano  de  ambos  ,  fegun 
verás  en  el  Apéndice  del  To- 
mo Q.pag.3  56.  Lo  mifmo  afir- 
ma San  Braulio  en  la  Vida  de 
San  Ifidoro ,  puefta  en  el  To- 
mo 5.pag«467.  Tuvo  pues  los 
miímos  Padres  ,  que  S. Lean- 
dro ,  de  los  qualcs  hablamos 
en  fu  Vida,  excluyendo  el  pa- 
rentefeo  imaginado  entre  ef- 
tos,  y  los  hijos  de  Leovi- 
gildo. 

46  Era  Fulgencio  herma- 
Vio  mayor  que  San  Ifidoro, 
pues  á  eñe  le  trata  San  Lean- 
dro de  mas  mozo ,  diciendo 
que  fus  Padres  paífaron  á  Ja 
otra  vida  dejándole  en  poder 
de  otros  tres  hermanos,  (que 
eran  Leandro  ,  Fulgencio  ,  y 
Florentina)  como  fe  vio  en  el 
lugar  citado. 

San  Leandro  ,  como  ma- 
yor ,  difponia  fobre  las  cofas 


neceífarias  de  la  cafa  :   y  á 
efte  fin  confieflfa  de  si  mifmo 
que  envió  á  Fulgencio  á  fu 
Patria.  No  declara  el  deftino: 
pero  es  muy  creíble  ,  que 
fueífe  para  alguna  providen- 
cia de  cofas  temporales :  y 
aísi  fabemos  que  Leandro  fe 
valió  de  Fulgencio ,  fiandole 
el  manejo  de  lo  que  defeaba. 
Añade  el  Santo  que  eftaba 
muy  fentido  de  haverle  en- 
viado alia ,  porque  temia  fu 
peligro  :  Miferurn  me  !  dolt* 
qui  ibidem  communem  fratrem 
tranfmifi  Fulgentium  ,  cujas 
periculs  jugi  formidine  perti- 
mefeo.  Lile  peligro  es  difícil 
de  averiguar  en  que  confiftia-: 
pero  Jo  cierto  es,  que  Fulgen- 
cio falió  bien  ,  pues  ni  los  poi- 
cos años  ,  ni  la  heregia  de  los 
Godos ,  le  viciaron  ,  antes 
bien  fue  creciendo  cada  día 
en  fama  de  honeftidad  ,  lite- 
ratura, y  prudencia ,  de  modo 
que  vacando  la  Silla  Afti&ita- 
na  le  eligieron  por  fu  Obif? 
po* 

47  Su  confagracíon  fue 
antes  del  año  de  610.  en  que 
concurriendo  á  Toledo  con  fu 
hermano  San  Ifidoro  y  otros 
varios  Prelados ,  firmó  como 
Obifpo  de  Ecija  el  Decreto 
dado  por  el  Rey  Gundemaro 
en  favor  de  la  Metrópoli  de 
Toledo.  Sabefe  pues  en  vir- 
tud 


Digitized  by  Google 


9  o        E/paña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  3 . 


ttid  de  aquel  documento ,  que 
entonces  era  Obifpo  Aftigita- 
no :  pero  como  los  Prelados 
no  firmaron  por  fu  orden 
(fegun  Jo  dicho  Tomo  6.  pag. 
359.)  no  puede  refolverfe  el 
año  determinado  en  que  em- 
pezó. 

48  De  allí  á  nueve  años 
perfeveraba  gobernando  fu 
Iglefía  y  pues  afsiftió  como  tal 
Obifpo  de  Ecija  al  Concilio 
que  en  el  año  de  619. congre- 
gó y  preíldió  en  Sevilla  fu 
hermano  San  Ifidoro.  En  eíte 
Synodo  procuró  el  Santo 
Obifpo  reftaurar  los  limites 
de  fu  Diccefi  ,  vindicando 
contra  el  Prelado  de  Córdoba 
un  termino  que  decia  perte- 
necer á  la  Iglefía  Celticenfe, 
cuyo  nombre"  le  lee  afsi ,  en 
las  Ediciones  antiguas  de 
Mcrlin  ,  Crabbe,  y  Surio,  cor- 
re fpondiendo  á  los  textos  de 
Plinio ,  en  que  fe  lee  Céltica; 
y  por  tanto  no  debió  Loayfa 
poner  en  el  Concilio  II.  de 
Sevilla ,  tit.i.  Ja  lección  de 
Calefliccnfc ,  fino  la  Celticen- 
fc  ,  que  íacó  ai  margen  ,  ó  la 
Celcitenfe  del  Códice  Alvcl- 
denfe  ,  que  corrcíponde  al 
Ceítita  ,  ó  Cclfita  ,  de  que 
tratamos  en  el  Tomo  9.  pag. 
62.  pues  la  voz  CccUJlicenfe  es 
vicio  del  Copiante  ,  como  la 
Cefiacenfe  de  Barchardo.  Pu- 


dierafc  también  leer  Celtitdn*, 
fegun  lo  prevenido  aqui  en  el 
num.20. 

49  Defpucs  de  eftár  Ful- 
gencio gobernando  fu  Iglefía 
pidió  á  fu  hermano  San  lfido- 
ro  que  efcribieflfe  fobre  el 
origen  de  las  cofas  pertene- 
cientes á  los  Oficios  Eclefia fó- 
ticos: y  el  gloriofo  Doclor 
tomando  á  fu  cargo  el  empe- 
ño ,  enriqueció  la  Iglefía  con 
los  dos  libros  que  fe  intitulan 
De  Origine  Officiorum  ,  ú  De 
Ecclefiafticis  O f fiáis ,  dedican- 
dolos  al  mifmoSan  Fulgencio, 
que  los  havia  pedido ,  como 
todo  confta  por  la  Prefación 
del  Santo,  que  dice  afsi:  Dañi- 
no meo  Ó*  Dei  fervo  Fulgentio 
Epifcopo ,  IJidorus.  Quteris  ¿ 
me  originem  Officiorum  &*c. 
San  Braulio  rehrió  la  mifma 
Obra  ,  exprefíando ,  que  fue 
dirigida  á  fu  hermano  Ful- 
gencio ,  Obifpo  Aftigitano: 
Ad  germanum  fuum  Fulgen* 
tium  Epifcopum  Aftigitanum 
Officiorum  libros  dúos  O'c.  De 
modo  que  á  San  Fulgencio 
debemos  que  fu  hermano  ef- 
cribieíTe eftos  libros  :  y  el 
mifmo  Santo  Doctor  los  con- 
cluyó encomendandofe  en  el 
fin  á  fus  oraciones.Ora  pro  me. 

50  No  fabemos  el  año  de 
la  muerte ,  fino  folo  que  fue 
defpucs   del  619.    y  antes 

del 


Digitized  by  Google 


Obifpos  Aftigttanos.  S.Fulgencio. 


del  ¿33.  en  que  al  celcbrarfe 
el  Concilio  quarto  de  Toledo, 
ya  tenia  fucefíbr  de  bailante 
antigüedad.  Lo  cierto  es,que 
murió  defpues  de  San  Lean- 
dro^ antes  que  San  Ifídoro:  y 
que  muchas  de  nueltras  Igle- 
íias  le  han  celebrado  y  cele- 
bran como  Santo :  mencio- 
nándole también  Primo  Cabt- 
lonenfe  en  la  Edición  de  Mau- 
rolyco  (no  en  las  anteriores 
de  Ulma  y  de  Roma)  y  el  mi f- 
mo  Maurotyco  en  fu  Marti- 
rologio fobre  el  día  i.de  Ene- 
ro ,  como  Baronio  en  las  No- 
tas fobre  aquel  dia.  La  ac- 
ción con  que  los  Chriftianos 
trasladaron  en  tiempo  de  los 
Moros  el  cuerpo  del  Santo  á 
/ítio  mas  íeguro  (que  fe  ex- 
plicará defpues)  es  también 
prueba  del  culto  en  que  an- 
teriormente le  tenían  ,  pues 
no  trasladaron  fino  las  cofas 
que  eltaban  en  veneración  ,  y 
temían  fuellen  profanadas. 
Don  Lorenzo  Padilla ,  Lucio 
Marineo  ,  Marieta  ,  y  otros, 
tferibicron  fu  Vida  entre  Jas 
de  los  Santos:  pero  incluyen 
tan  notables  yerros  (en  efpe- 
cialla  eferita  por  Padilla)  que 
ferá  perder  tiempo  el  querer 
rebatirlos.  Gran  parte  queda 
ya  impugnada  en  la  Difl'crta- 
cion  del  Tomo  quinto  ,  donde 
fe  excluyó  la  Cathedra  Car- 


thaginenfe  que  fe  atribuye  al 
Santo  comunmentc,con  otros 
varios  puntos ,  tocados  en  ios 
Breviarios  antiguos  ,  de  los 
quales  juzgamos  provenir  la 
primera  mención  de  las  tales 
cfpecies. 

si  fue  doctor* 

5 x  Para  efte  íitio  referva- 
mos  lo  que  allí  no  fe  nccefsi- 
taba  tratar ,  en  orden  al  titulo 
de  Doftor  ilujlre ,  que  el  Ofi- 
cio moderno  de  efte  Santo 
refiere  haver  obtenido  entre 
los  Efpañoles :  Vt  Dotforis  iU 
lujlris  titulum  apud  Hifpanos 
fncrit  ajfecutus ,  y  de  hecho  fe 
le  aplica  allí  el  Evangelio  de 
Doctores  ;  fin  exprellar  que 
huvicíTe  iluílrado  la  Iglefia 
con  fus  Efcritos,  ni  dar  otra 
prueba  mas  que  el  haverle 
dedicado  S.  Ifidoro  los  libros 
de  Ecclejia/licis  Officiis.  Pero 
yo  no  huvicra  alegado  efto 
por  argumento  del  Doctora- 
do de  Fulgencio  :  porque 
aquellos  libros  firven  para 
probar  Doctorado  en  San  Ifi- 
doro que  los  eferibió,  y  no 
en  aquel  á  cuya  petición  fe 
hicieron ,  como  de  fuyo  conf- 
ta,  y  fe  convence  en  todos  los 
Efcritos  que  los  Padres  dedi- 
caron á  otros  ,  los  quales  li- 
bros pueden  probar  Doctora- 


Digitized  by  Google 


f  %        E/paña  Sagrada.  Trat.  3 1*  Cap.  3 . 

do  en  el  Autor  ,  mas  no  en  „  un  libro  grande  ,  prectofo? 

quien  no  los  eferibió,  por  mas  y  raro  ,  como  refiere  en  el 

que  fuefle  ocafion  de  luvcrfe  libro  de  la  Regla  de  San 

eferito.  Leandro.  Morales  ¡ib.  12.  folm 

52    La  raiz  de  todo  efto  I02.b.  añade,  que  „  en  la  Li- 

vienc  de  lo  que  el  Eminen-  „  breria  de  la  Iglefia  mayor 

tifsimo  Belluga  imprimió  en  „  de  Córdoba  en  un  Códice 

Roma  en  el  año  de  1722.  en  „  grande  de  IetraGothica,y  ha 

favor  del  Rezo  de  cite  Santo  „  mas  de  quinientos  años  que 

con  titulo  de  Doctor  ,  donde  „  fe  eferibió ,  fe  halla  un  Li- 

al  num.31.  alega  á  San  Ifido-  bro  de  cfte  Santo ,  que  cC- 

ro  que  en  el  Chronicon  dice,  „  cribió  de  la  fé  de  la  Encar-, 

íbbreelaño  5714.  Ftilgentius  ,,  nación  de  nueftro  Redemp-- 

Epifcopuí  in  confefsione  Dei,  tor  y  de  otras  queftiones, 

&•  fckntia  cUruit :  y  concuer-  ,,  fobre  que  un  amigo  fuyo, 

da  con  lo  mifmo  el  Tudenfe  „  llamado  Efcaril* ,  le  havia 

fobre  la  Era  DCX.  También  „  confultado ,  y  a  el  dirige  la 

eJ  Arzobifpo  Don  Rodrigo  „  obra, 

íbbre  Leovigüdo ,  y  los  pof-  Eftos  fon  los  fundamentos? 

teriores  á  eftos ,  que  figuen  á  mas  urgentes  en  favor  dei 

San  Udefoníb  (en  el  Epigrama  Doctorado  de  San  Fulgencio» 

referido  por  Dolando  en  la  los  quales  fe  reducen  á  dos 

Vida  de  San  Fulgencio,  donde  claíTes:  una  de  los  reítimonios 

le  llama  Dottor)   San  Julián  antiguos  ;  y  otra  de  los  libros 

con  los  Padres  del  Concilio  que  fe  le  atribuyen. 

XV.  de  Toledo  ,  le  dio  allí  el  53    Empezando  por  la  prU 

mifmo  titulo  de  Doctor ,  jun-  mera  digo,  que  ninguno  de 

tandole  con  San  Ambroíio  :  y  los  textos  alegados  tiene  au- 

finalmente  los  Breviarios  an-  toridad  para  decidir  fobre  ef- 

tiguos  de  Efpaña,  ponderan  te  punto  :  porque  el  primero 

fu  fabiduria  en  lenguas  Orien-  de  San  lfidoro  no  debía  haver- 

ules ,  añadiendo  que  eferibió  le  citado  el  Emincntifsimo 

fobre  el  Pentateuco,  Prophe-  Beiluga,  fiendo  indubitable,- 

tas ,  y  Evangelios.  Sandoval  que  San  lfidoro  habló  de  San 

dice  que  en  el  Real  Monafte-  Fulgencio  Africano ,  y  no  del 

rio  de  Oña  „  halló  lo  que  cf-  Efpañol ,  como  convence  la 

„  cribió  fobre  el  Pfalterio,  Chronologia    de   la  Epoca 

„con  letras  Cotilleas,  que  e$  mundana  en  cuyo  año  5714. 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  A/f ¡¿taños.  S.Fulgchcio.        9  j 


introduce  el  Santo  al  Empe- 
rador Anaftaíio,  que  fegun  lo 
dicho  en  el  Tomo  6.pag.442. 
Fue  el  año  490.  de  la  Era  vul- 
gar. En  efte  imperio  de  Anaf- 
taíio pone  San  Iíidoro  la  me- 
moria de  que  florecia  San  Ful- 
gencio, como  fe  lee  en  las 
Ediciones  de  fus  Obras  5  en  la 
que  Schelftrate  hizo  delChro- 
11  icón  del  Sanco  >  y  en  la  del 
MS.  de  París  ,  que  publica- 
mos en  nueftro  Tomo  6,  co- 
mo también  en  la  Hiftoria  de 
los  Vándalos  ,  donde  dice 
florecia  S.  Fulgencio  en  tiem- 
po del  R:y  Africano  Tra fe- 
mundo,  qne  convivió  con  el 
Emperador  Anaftaíio  ,  como 
repite  en  el  cap.27.de  los  Va- 
rones iluftres.  Preguntemos 
ahora,  íi  el  Obifpo Fulgen- 
cio ,  que  era  famofo  en  la 
Iglefiaencl  Imperio  de  Anaf- 
taíio (efto  es ,  al  fin  del  Siglo 
V.  y  principio  del  VI. )  fue 
el  Efpañol?  y  todos  refpon- 
derán  que  no  :  porque  él 
nueftro  floreció  un  Siglo  def- 
pues,  al  principio  del  Siglo 
íeptimo,pues  fe  hallaba  Obif- 
po en  el  año  de  619.  lo  que 
Supone  diferencia  de  cien 
años  entre  los  dos  Fulgencios. 
Haviendo  pues  hablado  San 
liidoro  del  que  florecia  a  la 
entrada  del  Siglo  fexto,  v  no 
de  otro ;  no  es  razón  aplicar 


éfta  memoria  al  que  vivia  c» 
Eípaña  cien  años  defpucs  del 
mencionado  por  el  Santo. 

54  ElTudenfe  es  cierto 
que  aplicó  á  San  Fulgencio 
Aftigitano  las  palabras  que 
San  Ifidoro  eferibió  del  Ruf- 
penfe  :  pero  también  es  conf- 
iante ha  ver  fido  efta  una  de 
las  licencias  que  intrépida- 
mente fe  tomó  por  fu  arbi- 
trio ,  y  con  el  notable  perjui- 
cio de  poner  bajo  el  venera- 
ble nombre  de  San  liidoro  lo 
que  quifo ,  fin  haverlo  dicho 
afsi  el  gloriofo  Do&or.  Vele 
efto  claramente  en  nueftro 
aftlinto :  pues  haviendo  puef- 
toSan  Ifidoro  la  memoria  del 
único  Fulgencio  de  que  ha- 
bló ,  en  eí  Imperio  de  Anaf- 
tafio,  y  no  mas  >  tuvo  valor  el 
Tudenfe  para  quitar  la  clau- 
fula  de  aquel  litio  ,  y  trasla- 
darla al  tiempo  delEmpcrador 
Mauricio  (como  verás  en  el 
Tomo  4.  de  la  Efpaña  iluftra- 
da  pag.j8.)  en  lo  que  traftor- 
nó  un  Siglo  :  y  no  fuera  efto 
tan  fenfible, fi  lo  huviera  pu- 
blicado como  eferitoproprio: 
pero  dar  con  nombre  de  San 
liidoro  lo  que  no  es  del  Santo, 
y  quitar  lo  que  es  fuyo,  es  un 
perjuicio  imponderable.  No 
debe  pues  citarfe  el  nombre 
de  San  Iíldoro,  para  el  elogio 
del  Fulgencio  Efpañol,que  fe 

lee 

Digitized  by  Google 


9+       E/paña  Sagrada*  Trat.3t.Cap.¡; 


lee  en  el  Tudeníc  fobre  el 
Imperio  de  Mauricio  ,  y  del 
Rey  nado  de  Leovigildo  -  por- 
que en  las  Obras  de  San  Iíido- 
ro  no  hay  tal  cofa  ,  haviendo 
elogiado  únicamente  al  Afri- 
cano. 

55  No  folo  el  Tudenfc, 
fino  el  Arzobifpo  Don  Rodri- 
go ,  ponen  á  San  Fulgencio 
Afti  gitano  floreciendo  en  el 
tiempo  de  Leovigildo :  pero 
con  una  diferencia  ,  que  Don 
Rodrigo  eferibe  haver  encar- 
gado aquel  Rey  á  fu  hijo  Re- 
caredo ,  que  oyeíTe  la  doctri- 
na de  San  Leandro  y  de  fu 
hermano  San  Fulgencio ,  mi- 
rándolos como  á  Padrcs,//¿.2. 
Afp.14.  ElTudenfe  no  refiere 
efta  recomendación  como  he- 
cha á  San  Fulgencio,  fino  co- 
mo dirigida  á  San  Leandro:  y 
al  punto  añade  ,  que  entonces 
florecía  en  nueítro  dogma 
Catholico  Fulgencio  Obifpo 
Aítigitano. 

56  Yo  creo  que  el  citar 
Don  Rodrigo  a  San  Fulgencio 
en  la  recomendación  del  Rey, 
provino  de  juzgar ,  como  el 
Tudcnfe  ,  que  entonces  flore- 
cía en  doctrina  Eclefiaftica ,  y 
que  ya  era  Obifpo  de  Erija, 
pues  ambos  le  dan  cíle  dic- 
tado en  el  Rcynado  de  Leo- 
vigildo :  y  nada  de  eílo  fue 
aUi :  porque  no  folo  no  era 


San  Fulgencio  Obifpo  Aítigi- 
tano en  tiempo  de  aquel  Rey, 
fino  que  tampoco  lo  fue  en 
algunos  años  dcfpues ,  como 
fe  convence  por  el  Concilio 
primero  de  Sevilla  (tenido  en 
el  año  quinto  del  fuceflbr  de 
Leovigildo)  en  que  todavía 
no  era  San  Fulgencio  Obifpo 
de  Eci ja ,  fino  Pegafio ;  ni  hay 
memoria  cierta  de  que  preíí- 
dicflfe  el  Santo  en  tal  Iglcfia , 
hada  veinte  y  quatro  años 
dcfpues  de  haver  muerto 
aquel  Rey. 

57  Es  pues  falfo ,  que  en 
tiempo  de  Leovigildo  tuviefle 
San  Fulgencio  el  titulo  de 
Obifpo  Aftigitano  :  y  lo  mif- 
mo  puede  deci tfe  acerca  de 
que  floreció  en  aquel  Rey  na- 
do :  pues  el  Biclarenfe  que 
eferibió  de  las  cofas  de  aquel 
tiempo ,  y  habló  de  los  Perfo- 
nages  que  entonces  florecian 
(San  Leandro  ,  Mafona,  el 
Obifpo  de  Alcalá,  y  otros)  no 
mencionó  á  San  Fulgencio :  ni 
fe  puede  probar  que  fobrefa- 
HeíTe  el  Santo  nafta  cerca  del 
año  6 10.  fe^un  lo  dicho  fo- 
bre fu  Obiipado.  Pues  de 
dónde  facaria  Don  Rodrigo  ta 
efpecie  de  que  Leovigildo 
encomendó  á  San  Fulgencio 
la  dirección  de  Recaredo? 
Creo  que  lo  pufo  de  fuyp: 
porque  San  Gregorio  Magno 

nq 


Digitized  by  Google 


Obiftcs  Jftigitanos.  S.Fulgencio.        j  f 


m>  atribuye  aquella  recomen- 
dación mas  que  á  San  Lean- 
dro :  ni  fe  oye  el  nombre  de 
otro  Obifpo  en  la  convcríion 
de  San  Hermenegildo ,  refe- 
rida en  rantos  documentos 
antiguos :  y  es  falfo  que  en- 
tonces preíidiefíe  en  Erija 
San  Fulgencio. 

58  En  quanto  á  la  cira 
de  San  Ildefon  fo,  alegada  en 
el  num.52.  decimos  que  es 
ficción  nueva ,  como  todo  lo 
demás  que  fe  atribuye  á  Ju- 
lián Pérez ,  en  cuya  colección 
de  Epigramas  fe  leen  aquellos 
y  otros  verfos ,  que  quifíeron 
vender  en  nombre  del  glorio- 
íb  Santo ,  remitiendofe  á  FuU 
da ,  como  fe  expreíTa  en  el  fia 
de  la  Edición  de  Julián  Pérez. 

59  Bolando  eftampó  aque- 
llos verfos  en  nombre  de  San 
lldefonfo  al  fin  de  la  Vida  de 
San  Fulgencio  ,  dia  14.  de 
Enero  ;  pero  aquello  fue  co- 
piando lo  que  halló  en  el  Pa- 
dre Quintanadueñas  :  y  al 
tiempo  de  referir  elle  Autor 
á  San  lldefonfo  enrre  los  que 
mencionaron  á  San  Fulgencio, 
añaden  los  Padres  Antuer- 
pienfes  en  la  nota  d  del  cap. 3. 
que  en  las  Obras  de  San  ll- 
defonfo no  fe  halla  en  ningu- 
na parte  el  nombre  de  Ful- 
gencio. Efto  digeron  en  un 
tiempo  en  que  todavia  no  cCr 


taban  defengañados  de  las  fic- 
ciones publicadas  en  nombre 
de  Julián  Pérez.  Hoy  ya  no 
gallan  tiempo  en  tales  cofas, 
por  cftar  convencidos  de  la 
falfedad  de  todas  aquellas 
piezas  :  y  afsi  hay  mucha  di- 
ferencia en  citar  la  Obra  de 
Aéta  SanEiorum  en  los  mefes 
primeros ,  y  en  los  pofterio- 
res ,  como  fe  individualizará 
mas  adelante. 

60  San  Julián  ,  y  los  de- 
más Padres  del  Concilio  XV. 
de  Toledo  citaron  á  San  Ful- 
gencio ,  como  Doctor  célebre 
en  todo  el  Orbe:  pero  que 
efte  fueíTe  el  Efpañoi ,  no  tie- 
ne mas  apoyo  que  ha  ve  rio 
eferito  afsi  el  que  atribuyó  á 
Julián  Pérez  las  patrañas  que 
quifo.  Lo  cierto  es ,  que  el 
Fulgencio  citado  alli ,  es  el 
mifmo  que  alegó  San  Ifidoro 
en  el  Concilio  fegundo  de 
Sevilla  5  el  qual  era  el  Africa- 
no ,  y  no  el  Efpañoi  ,  que 
vivia  actualmente  y  afsiftió 
á  aquel  Concilio.  La  razón 
de  que  el  citado  en  el  Con- 
cilio XV.  es  el  Rufpenfc,  fe 
toma  del  mifmo  elogio  que 
los  Padres  le  dan  ;  diciendo 
que  efte  y  Ambrofio  eran 
Doctores  célebres  en  todo  el 
Orbe  i  lo  que  de  ningún  modo 
debe  decirfe  que  conviene 
mas  á  Fulgencio  Aftigitano, 

que 


Digitized  by  Google 


?  6        E/paña  Sagrada.  Trat.  3 1  ¡Cap.  3 : 


que  á  Fulgencio  Rufpenfe, 
porque  folo  éfte  es  el  conoci- 
do en  todo  el  Orbe  como  Ef- 
cricor  y  Doctor :  elogiado  por 
San  Ifidoro ,  y  por  los  demás 
que  efecibieron  Bibliothecas, 
ácaufa  de  haverfe  divulgado 
mucho  fus  Efcritos :  pero  del 
Efpañol  nadie  puede  afirmar 
que  haya  (ido  conocido  en  to- 
do el  Orbe  por  Efcritor  y  Doc- 
tor :  pues  aun  el  Autor  del 
elogio  introducido  en  el  nue- 
vo Oficio ,  folo  le  celebra  co- 
mo iluftre  entre  losEfpaño- 
les,  apud  Hifpanos ,  como  ale- 
gamos en  el  num.51.  Tenien- 
do pues  un  Fulgencio  muy 
famofo  en  el  mundo  ,  y  otro 
que  ni  aun  en  fu  Nación  fue 
mencionado  entre  los  Efcri- 
tores  por  los  que  florecieron 
en  tiempo  de  los  Godos  5  ferá 
muy  voluntario  atribuir  á  éfte 
las  citas  de  los  teftimonios  de 
Fulgencio ,  excluyendo  al  co- 
nocido en  el  mundo  por  Doc- 
tor. 

Eftamos  ya  en  el  ultimo 
argumento  de  los  Breviarios 
de  Efpaña  que  atribuyen  al 
Aftigitano  varios  Comentarios 
de  la  Sagrada  Efcritura  5  y 
llegamos  también  á  lo  preve- 
nido fobre  que  en  algunas 
Bibliothecas  fe  hallan  MSS.de 
efle  Santo. 
6\   En  quanto  4  los  Bre- 


viarios me  remito  a  lo  dicho 
en  el  Tomo  5.  defde  la  p.iod. 
donde  moftramos  la  fuma  in- 
curia de  los  que  formaron 
aquellas  Lecciones  ;  por  lo 
que  de  fuyo  no  tienen  autori- 
dad, para  decidir  en  íerae-4 
jantes  puntos. 

62    Acerca  de  las  Obra* 
MSS.  que  fe  dice  haver  de  ef- 
te  Santo ,  no  es  fácil  refolver» 
por  caufade  no  eftár  publica-* 
das:  pudiendo  folamente  que-J 
jarnos  con  Bolando  y  Dotfl 
Nicolás  Antonio ,  que  los  Pa-*. 
dres  del  Monafterio  de  Oña, 
hayan  permitido  fe  mantenga 
oculto  aquel  theforo  ,  fienclo 
tan  copiofo  y  de  tanta  impor-r 
tancia.  Córdoba  es  mas  di£+ 
culpable  en  efta  partesporquer 
no  tiene  mas  que  dos  hoja» 
de  la  Obra  citada  porMora-r 
les :  pues  aunque  en  las  pala- 
bras alegadas  dice  fer  CoMc* 
grande ,  no  apela  cfto  fobre 
la  Obra  de  San  Fulgencio ,  ít* 
no  fobre  el  libro  donde  fe  ha-* 
Ua ;  que  es  el  de  las  Homilías 
del  Beato  Smaragdo,  y  folo  ai 
fin  tiene  las  dos  hojas  men- 
cionadas. Confta  lo  referido,; 
por  una  copia  MS.  que  yo  ten- 
go del  apuntamiento  hecha 
por  el  mifmo  Morales ,  el* 
qual  fe  le  comunicó  á  Juan 
Vázquez  del  Marmol,  y  la 
copia  de  éfte  para  hoy  en  eí 

*  Digitized  by  Google 


Ohi/pot  Afligían 

Monaftcrio  de  San  Martin  de 
cita  Corte  en  un  libro  de  ma- 
ro de  Vázquez,  en  que  fe  ha- 
lla el  Chronicon  del  Paccnfe, 
de  que  fe  valió  el  Maeftro 
Berganza,para  fu  Edición.  Yo 
pongo  aquel  apuntamiento 
de  Morales  en  el  Apéndice  L 
por  no  citar  publicado ,  y  es- 
pecialmente por  fer  prueba 
de  lo  que  fe  va  arguyendo, 
en  orden  á  que  no  confia  nin- 
gún Efcrito  en  San  Fulgencio: 
pues  no  fe  exprefla  alli  que 
fea  aquel  fragmento  del  Aíti- 
gitano,  ó  Efpañol :  y  folo  en 
efta  fupoíicion  tuviéramos 
fundamento  para  atribuirle 
poras  manuferitas. 

61  Por  fi  acafo  havia  con- 
traído algún  defecto  la  copia 
del  apuntamiento  de  Morales, 
acudí  al  original  de  Córdoba, 
Valiéndome  de  quien  tengo 
total  Satisfacción ,  que  es  el 
Do&or  Don  Francifco  Delgado 
y  Vtnegas  ,  Canónigo  Magif- 
tral  de  aquella  Santa  Iglefía, 
quien  me  remitió  copia  pun- 
tual de  todo  lo  que  incluye 
el  tratado  citado  por  Morales 
con  atribución  á  nucftroSan 
Fulgencio :  y  no  hay  alli  dic- 
tado alguno  por  el  qual  deba 
atribuirfe  la  Obra  á  San  Ful- 
gencio Efpañol ,  y  no  al  Afri- 
cano. 

¿4  Pero  aun  es  mas  urr 
Tom.X. 


s.  S.Fulgcticio.  ?7 

gente  el  vér  entre  las  Obras 
del  Rufpenfc  aquel  mifmo  li- 
bro de  Fide  Incarnationis  Filij 
Dci  ad  Scarilamjcgun  las  Edi- 
ciones de  Guillermo  Carnera- 
rio ,  y  de  Chiflecio  ,  citadas 
por  Don  Nicolás  Antonio  lib. 
5.  Bibl.  Vet.  num.  18.  Lo  mif- 
mo confta  por  la  Edición  mas 
corapfctt  de  San  Fulgencio 
Rufpenfe  hecha  en  París  en  el 
afio  de  1684.  a  laqualílgue 
Ceillier  en  el  tomo  16.  de  fu 
Hiítoria  univcrkl  de  los  Efcri- 
tores  Eclefíaílicos  cap.i.  §.0. 
donde  propone  el  referido 
libro  entre  los  demás  del 
Africano.  Pues  Ci  en  ningún 
MS.  fe  exprefla  fer  Obra  del 
Efpañol,  y  fi  fe  halla  entre 
las  demás  del  Rufpenfe  ;  que" 
fundamento   tenemos  parí 
atribuirla  al  hermano  de  San 
Leandro?    Yo  no  encuentro 
modo  de  autorizarlo  :  y  creo 
que  fi  á  Morales  fe  le  huvie- 
ran  ofrecido  eftas  dificulta- 
des ,  eftrechandole  alguno  á 
que  jjrobaffe  fer  Obra  del 
Efpañol ,  y  no  del  Africano, 
agüella  donde  no  hay  princi- 
pio alguno  que  la  contrayga 
al  de  Ecija  5  huviera  procedió 
do  con  mas  tiento. 

6$  Pero  aun  tengo  mas 
poderofo  argumento  en  prue- 
ba de  que  el  libro  de  Fide  Irt- 
carnationis  ad  Scarilam  es  del 

G  Ruf, 


o  8        E/paña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.  3 


Rufpenfe,  y  que  no  eftuvo  re- 
putado en  Efpaña  como  Obra 
de  San  Fulgencio  Aftigitano: 
pues  el  Abad  Samfon  ,  que 
floreció  en  el  Siglo  nono ,  y 
era  Cordobés ,  aplica  aquel 
libro  á  San  Fulgencio  Rufpen- 
fe ,  como  verás  en  el  Tomo 
once  ,  donde  publicamos  el 
Apologético  de  Samfon,lib.2. 
cap.22.num.4.  Fulgentius  Ruf- 
fenfis  Epi/copus.  . .  tn  libellis 
ad  Petrum  O*  ad  Scarilam  def- 
tinatis  &c.  Confta  pues  por 
cxpreíTo  teftimonio  domefti- 
co ,  que  el  libro  ad  Scarilam 
Confervado  en  Córdoba,  no 
citaba  reputado  en  Efpaña 
por  Obra  de  San  Fulgencio 
El  pañol,  fino  del  Africano. 

66  Mas  alufion  pudiera 
haver  en  los  Sermones  que 
con  nombre  de  San  Fulgencio 
incluye  el  Códice  de  Córdo- 
ba ,  uno  para  el  día  de  San 
Martin,  ú  de  algún  ConfeíTor: 
otro  para  la  Natividad  del 
Señor :  y  otro  para  San  Efte- 
van ,  en  que  dice :  Omilia  Ful- 
gentij  Cartaginenfis  Epifcopi: 
y  los  que  lean  el  titulo  de 
Carthagtncnfe,  podrán  creer 
que  por  alli  fe  confirma  haver 
(ido  el  nueftro  Obifpo  de  Car- 
thagena  ,  y  que  el  Sermón  es 
de  efte.  Pero  reconocida  la 
Homilia  ,  confta  fer  Obra  del 
Africano ,  pues  empieza:  Herí 


celebravimus  temporalem  fetn~ 
piterni  Regis  nofiri  nataUm: 
hodie  triumpbalem  mi  litis  paf- 
Jtonemyt\\\ti  es  el  Sermón  puef- 
to  en  di  Breviario.  Y  el  dar  ai 
Santo  titulo  de  Carthaginen- 
fe  ,  fue  por  Carthago  de  Afri- 
ca :  ó  bien  porque  el  Efcri- 
bicnte  juzgó  haver  fido  Obifr 
po  de  alli ,  (como  afirmó  Mo- 
rales) ó  por  pertenecer  á  tal 
Metrópoli.  Pero  fiempre  que- 
da conftantc  ,  que  el  Sermón 
es  de  San  Fulgencio  Rufpenfe, 
entre  cuyas  Obras  anda ,  y 
cuyo  eftylo  no  puede  dcfpin- 
tarfe.  Con  que  ni  el  libro  ad 
Scarilam  ,  ni  los  Sermones  del 
Códice  de  Córdoba  ,  prueban 
que  efcribieíTc  algo  el  Ful-; 
gencio  de  Efpaña. 

6j  Lo  mifmo  digo  acerca 
de  lo  que  refiere  Sandoval  del 
MS.  que  exiftia  en  Oña  :  pues 
haviendo  procurado  infor- 
marme de  11  havia  tal  Obra 
con  atribución  á  San  Fulgen- 
cio Aftigitano  ,  me  dicen  no 
hay  tal  cofa  ,  ni  aun  tal  libro: 
fiendo  muy  verofimil  que  fi  le 
huvo  ,  y  tuvo  en  realidad  el 
nombre  de  San  Fulgencio  á  la 
frente  de  alguna  de  fus  Obras, 
juzga  fíen  que  era  del  Efpa- 
ñol,  aunque  nohuvieflfe  tal 
diftintivo  ,  por  la  buena  fé 
en  que  eftaban  de  haver  fido 
Efcritor  de  muchos  Comen- 

ta- 


Digitized  by  Google 


Óhlfpos  AfttgitAnos.  S.Fulgcncio.        9  o 


farios  fobre  la  Sagrada  Efcri- 
rora  y  pues  afsi  le  fucedió  á 
Morales ,  que  para  atribuirle 
el  MS.  de  Córdoba  no  tuvo 
mas  fundamento  que  la  preo- 
cupación. Luego  en  virtud 
de  los  MSS.  que  fe  dice  haver 
en  Efpaña  de  libros  de  San 
Fulgencio  ,  no  podemos  pro- 
bar que  el  nueftro  ruefle  Ef- 
ctitor :  pues  no  expreflan  titu- 
lo por  donde  debamos  con- 
traer tales  libros  alEfpañol,  y 
no  al  Africano :  antes  bien  la 
Obra  alegada  por  Morales  la 
vemos  entre  las  demás  del 
Rufpenfe ,  y  reputada  como 
de  tal  Autor  en  Efpaña ,  fc- 
gun  prueba  el  exprefíb  tefti- 
monio  alegado  del  Cordobés 
Samfon. 

68  Tampoco  hacen  fuer- 
la  alguna  los  demás  teftimo- 
nios  de  Efcritores  modernos, 
cue  fe  alegan  á  favor ,  como 
le  deja  expuefto.  Pues  fi  ni  el 
hecho  de  los  manuferitos  que 
fe  le  atribuyen ,  ni  los  textos 
pofteriores  al  Siglo  doce ,  fon 
dignos  de  atención  5  bien  cla- 
ro es ,  que  carece  de  autori- 
dad el  moderno  que  afirme 
haver  fido  Efcritor. 

69  Sobre  las  razones  que 
aueftran  la  ineficacia  de  los 
argumentos  ordenados  á  pro- 
bar el  Doctorado  de  San  Fulr 


gencio;  hay  otro  modo  de 
argüir ,  probando  que  no  ef- 
cribió  5  y  efte  fe  deduce  de 
que  San  iíidoro  tomó  á  fu  car-*; 
go  continuar  el  Catalogo  de 
Efcritores  empezado  por  Sari 
Geronymo ,  y  por  Gennadio, 
y  pufo  todos  los  que  llegaron 
á  fu  noticia  >  incluyendo  los 
E  (pañoles  que  florecían  en 
fus  dias  ,  y  que  actualmente 
fe  hallaban  eferibiendo  quan-» 
do  San  Fulgencio  era  ya  Obis- 
po ,  cito  es ,  en  el  año  de 
610.  y  algo  dcfpues.  De  San 
Fulgencio  Rufpenfe  hizo  men- 
ción honorífica :  del  Aítigita-* 
no  no  habló  ni  una  palabra; 
fin  que  fe  pueda  decir  que  lo 
hizo  por  fer  fu  hermano  5  cu 
vifta  de  que  trató  de  S.  Lean* 
dro.  Pues  fi  Fulgencio  era  in-> 
figne  en  dodrina  Ecleíiaílica 
dcfde  el  tiempo  de  Leovigilr 
do  (como  eferiben  el  Tuden- 
fe  y  Don  Rodrigo)  fi  eferibió 
el  copiofo  numero  de  libros 
que  los  Breviarios  ,  y  otros  le 
arribuyen  5  cómo  San  Ifidoro 
que  componía  fu  Obra  veinte 
y  quatro  años  defpues  de  la 
muerte  de  Leovigildo  ,  no  le 
nombra  entre  los  Efcritores? 
Por  ventura  en  tantos  años 
no  havia  eferito  nada  el  que 
tan  anticipadamente  fe  fupo- 
nc  floreciendo  como  infigne 
G  *  £>oc- 


Digitized  by  Google 


loo      E/paña  Sagrada.  Trat.*}  i.  Ca\>.i 


Doctor  \  y  fí  havia  ya  cícrí- 
to ,  acafo  lo  ignoraba  fu  her- 
mano? 

•  70  Concedamos  que  San 
Ifidoro  no  tuvo  noticia  délos 
Efcritos  de  San  Fulgencio. 
Duro  e  increíble  fe  hace ,  en 
vida  de  que  el  Hifpalenfe  vi- 
vió hadantes  años  defoues  del 
Aítigitano.  Pero  en  fin  luego 
fe  figuió  San  lldefbníb  ,  que 
continuó  el  Catalogo  de  San 
Ifidoro ,  y  añadió  algunos  no 
mencionados  por  éíle ,  ni  por 
Gennadio.  Por  ventura  habló 
de  San  Fulgencio?  Ni  aun 
de  paflb.  Pues  fi  eferibió  tan- 
to numero  de  libros,y  florecía 
como  Doftor  iluftre,  cómo  no 
le  mencionan  entre  los  Efcri- 
tores  ,  los  que  hablaron  de 
otros  de  menos  fama? 

71  Omito  á  los  conti- 
nuadores Eftrangeros  ,  que 
añadiendo  y  fupliendo  lo  que 
los  precedentes  omitieron, 
ninguno  hizo  memoria  de 
toueftro  San  Fulgencio ,  ha- 
viendola  repetido  en  el  Ruf- 
penfe.  Omitolo  digo  ,  por- 
que fi  los  Efpañoles  del  Siglo 
íeptimo,que  defpues  de  muer- 
to el  Aftigitano  trataron  de 
Efcritores ,  ninguno  le  men- 
cionó ,  tampoco  eftrañarémos 
*me  omitieflén  fu  nombre  los 
lie  afuera. 


72  Si  alguno  dígere  ,  qa¿ 
aim  fin  efcritos  puede  un  San- 
to íer  declarado  por  Do¿tor 
para  con  aquellos  entre  quie- 
nes confie  de  fu  eminente 
doctrina  ;  refpondo,  que  no 
hace  al  cafo  la  inftancia :  por- 
que tratamos  de  un  Santo  á 
quien  fe  atribuyen  muchos  y 
grandes  efcritos  :  y  contra  ef- 
to  procede  el  argumento.  Si 
concedieres  que  no  eferibió 
nada  (como  prueba  lo  alega- 
do) fe  defvanece  lo  que  cf- 
cribieron  los  Breviarios  ,  y  lo 
que  fe  dice  fobre  fus  Obras 
MSS.  ' 

73  Supongamos  pues,  que 
no  tomó  la  pluma.  Pregunto: 
De  dónde  prueba»  ,  que  fue 
eminente  en  doctrina?  Por 
ventura  fe  aplaudieron  como 
tal  fus  coetáneos  que  elogia- 
ron á  otros?  Digo  que  no :  y 
lo  pruebo  con  San  Juan  de 
Validara  5  con  San  Ifidcroj 
con  San  Braulio  5  con  San  H- 
"  defonfo;  con  San  Julianj  y  aun 
con  Félix,  Metropolitano  de 
Toledo;  los  quales  eferibie- 
ron  ya  de  uno ,  ya  de  muchos 
Varones  iluítres;  y  ninguno 
elogió  á  San  Fulgencio ,  ni  le 
'  mencionó  como  Efcritor. 

74  Refponde  el  Señor 
Belluga  ,  no  deberfe  eftrañar 
aquel  íileucio  ,  porque  San 

Ifi- 


Digitized  by  Google 


Olifpos  ¿/¿¡gitanos.  S  .Fulgencio?      i  oí 


Iíidoro ,  y  San  lldefonfo  no  fe 
pufieron  á  cfcribirdelaíTunto 
ex profejp) ,  fino  folo  á  men- 
cionar algunos  perfonages: 
pues  San  lüdoro  folo  nombró 
a  treinta  y  tres  ,  omitiendo  á 
Auguftino  ,  Ambrofio ,  Gero- 
nymo,  y  otros.  San  lldefonfo 
no  refirió  fino  á  trece,  omi- 
tiendo aun  á  San  Gregorio, 
de  quien  ofreció  tratar:  y  afsi 
de  Obra*  incompletas  no  fe 
hace  buen  argumento ,  num. 

77  En  eíto  no  mofixó  di- 
ligencia aquella  Purpurajpues 
San  Iíidoro ,  y  San  lldefonfo 
tomaron  por  ajfttnt-o  principal 
continuar  la  Obra  de  Varones 
iluftrcs  que  venia  empezada 
por  San  Geronymo  ,  y  por 
Gcnnadio  :  en  cuya  confe- 
qumeia  no  trataron  de  los 
mencionados  en  cílos ,  como 
ioeítaban  ya  Auguftino,  Am- 
broíio ,  y  Geronymo  :  y  afsi 
íolo  cuidaron  de  añadir  lo 
que  fabian  :  fin  que  fe  deba 
echar  menos  la  repeticion.San 
lldefonfo  renovó  el  rratar  de 
San  Grcgorio(no  obílantc  que 
habló  de  el  San  Ifidoro)  por- 
que tenia  que  añadir  ;  como 
pudo  ver  el  Señor  Belluga  en 
hs  Ediciones  de  las  Obras  de 
San  Ifidoro  en  que  fe  halla ,  y 
no  tuvo  prefentcs. 

76  Queda  pues  en  fu  fuer- 


za  el  argumento :  porque  ha- 
viendoíc  pueílo  San  lldefonfo 
á  tratar  ex profejfo  de  los  Va- 
rones iluítrcs  que  no  le  halla- 
ban en  San  Geronymo  ,  en 
Gennadio ,  y  en  San  Iíidoro 
(como  exprcíTa  en  el  Proemio) 
y  haviendo  mencionado  aun 
á  algunos  que  no  fueron  Ef- 
critores  >  con  todo  elfo  no 
habló  de  San  Fulgencio:  in- 
firiendofe  de  eft©  ,  que  no 
podemos  probar  fueífe  emi- 
nente en  dofirina  por  eferiros, 
por  difputas,  ó  por  predica- 
ción :  pues  nincun  anticuo  le 
elogio  en  eítas ,  ni  en  otras 
lineas  :  reduciendofe  todo 
quanto  fe^dice  hoy ,  á  unos 
Autores  que  eferibieron  feif- 
cientos  años  defpues  de  muer- 
to el  Santo ,  fin  cultura ,  y  fin 
atención  a  los  efentos  de  otros 
mas  antiguos  j  por  lo  que  no 
fon  dignos  de  ientcnciar  por 
si  en  materia  tan  remota  de; 
fus  tiempos. 

77  Añado ,  que  entre  los 
pofteriores  á  San  lldefonfo  te-, 
nemos  algunas  Obras  de  Efpa~ 
ñoles ,  en  que  fe  alegan ,  y 
elogian  las  autoridades  de  San 
Fulgencio ,  como  veras  en  los 
efentos  de  Alvaro  ,  y  de  Sam- 
fon :  y  en  ninguno  mencionan 
á  Fulgencio  Aítigitano ,  ó  Ef- 
pañol ,  antes  bien  los  textos 
fon  todos  del  Africano ,  y  * 

9  i  ye* 


i  o  z  Ef paría  Sagrada.  Trat.  j  i .  Cap.  3 . 


veces  declaran  con  expref- 
íion ,  que  era  Obifpo  Ruípcn- 
fc :  de  modo  que  entre  los  Ef- 
crirores  del  Siglo  fcptimo,oc- 
tavo ,  y  nono  (que  fueron  los 
immediatos  á  nueílro  Santo) 
no  hay  quien  le  nombre  Es- 
critor ,  ni  alegue  con  nombre 
de  San  Fulgencio ,  texto  que 
no  fea  del  Africano.  Pues  có- 
mo podremos  juftificar,  que 
los  Efpañoles  mas  cercanos  a 
la  vida  y  muerte  de  San  Ful- 
gencio Aftigirano ,  le  recono- 
cieron por  Efcritor?  Y  fi  nadie 
le  mencionó  como  talen  los 
fei  (cientos  años  immediatos 
al  Santo ,  ni  fe  conferva  Obra 
alguna  con  nombre  y  carác- 
ter del  Eípañol ;  que  fé  me- 
recen los  que  defpucs  de  tan- 
tos Siglos  afirmen  lo  contra- 
rio, fin  alegar  teítimoniof 

78  Concluycfe  pues ,  que 
excluidas  las  ficciones  mo- 
dernas de  papeles  apocryfos, 
y  no  haciendo  cafo  de  los  Es- 
critores incultos  del  Siglo  tre- 
ce ,  queda  San  Fulgencio  re- 
ducido á  la  cathegoria  de 
otros  varios  Obifpos  del  tiem- 
po de  San  Iíidoro  :  efto  es ,  á 
una  doctrina  ,  literatura ,  y 
prudencia  ,  qual  fe  puede 
probar  por  el  efecto  de  haver 
íido  electo  para  la  dignidad 
Epifcopal  5  y  por  el  zelo  con 
gue  fu  Santidad  prueba  haver 


apacentado  á  fus  Fieles,como/ 
Doctor  que  era  por  oficio,efto 
es  ,  fegun  el  dicho  de  San  Pa- 
blo :  Oportet  Epifcopum  tjfc 
Doéiérem  ,  lo  que  aunque  es 
común  á  todos  los  Prelados, 
en  el  nueílro  tiene  la  efpecia- 
lidad  del  lado  y  efcuela  de 
S.Leandro ,  y  que  defempeñó 
el  cargo  de  fu  oficio  ,  como 
mueftra  la  rama  de  fantidad 
en  que  murió»  y  en  que  dig- 
namente es  venerado. 

79  El  que  hoy  pretenda 
otra  cofa,  cita  obligado  a 
darnos  teftimonios  fidedignos 
del  tiempo  de  los  Godos,  ú  de 
quinientos  años  defpues :  y 
en  viendo  textos  de  buena  fe, 
prontamente  fubferibi remos  á 
lo  que  por  ellos  fe  deduzca: 
pues  nadie  ferá  tan  efiólido, 
que  juzgue  haver  gloria  en 
quitarla  á  los  Santos.  La  ver-: 
dadera  no  fe  la  podemos  dar, 
ni  quitar  :  pero  laque  eílriva 
en  eftimacion  de  los  hombres 
tampoco  la  podemos  cltablc- 
cer,  quando  faltan  fundamen- 
tos legi timos  ,  y  mucho  me- 
nos ,  quando  los  verdaderos 
perfuaden  lo  contrario  :  pues 
no  miro  tanto  á  lo  que  falta 
en  favor ,  quanto  á  lo  que  hay 
en  contra.  Los  modernos  na 
tienen  la  culpa  de  la  creduli- 
dad y  poca  cultura  de  los  paf- 
fados ,  que  hallaron  mil  efpe- 

íies 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Aftigttdms.  S.Fulgencio.  103 


cíes  fingidas  ,  y  no  tuvieron 
principios  fuficientes  para  ca- 
lificarlas. Por  tanto  hallán- 
dote hoy  tanto  apocryfo  ,  es 
precifo  rebatir  mucho  de  lo 
que  viene  recibido  :  y  como 
lascofps  de  hecho  ya  paíTado 
no  penden  de  nueftro  arbi- 
trio, es  precifo  recurrir  á  los 
documentos  antiguos  ,  y  ver 
lo  que  re  fu  ka  de  ellos.  Def- 
cubran  los  que  fe  juzgan  mas 
intereíTados ,  pruebas  de  bue- 
na fé ,  y  eftaremos  acordes  y 
concordes. 

DE  LA  TRASLACION 
del  cuerpo  del  Santo. 

80  Acerca  de  la  muerte 
del  Santo  efcriben  los  Pa- 
Roa  ,  y  Quintanaduc- 
ñas  ,  que  fue  en  Carthage- 
na:  y  que  de  alli  le  traslada- 
ron á Sevilla,  treinta  y  qua- 
tro  años  deípues  de  fu  tran Ti- 
to, en  el  de  664.  poniéndole 
en  el  fepulcro  de  los  demás 
hermanos.  Añaden  que  San 
Ildefonfo  en  honra  de  los 
quatro  Santos  compufo  en 
aquella  Traslación  unos  ver- 
fos ,  que  fe  gravaron  en  una 
Cruz  de  plata  ,  y  fe  confervan 
copiados  de  un  MS.  antiquif- 
fimo  del  archivo  de  Santa  |uf- 
ta  en  Toledo,  por  el  Arciprcf- 


tc  Juliano ,  como  refiere  Roa* 
Alii  dicen  que  fe  mantuvo 
Santo  cuerpo  nafta  la  pérdida 
de  Efpaña:  en  cuyo  tiempo  le 
llevaron  los  Chriftianos  con 
el  de  Santa  Florentina  a*  los 
Montes  de  Guadalupe. 

81  Efto  va  mal  fundado, 
en  el  fupuefto  de  que  San  Ful- 
gencio fue  Obifpo  deCartha- 
gena  ,  pues  por  efto  dicen  ha- 
ver  fallecido  alli :  y  ya  mof- 
tramos  en  el  Tomo  5.  fer  ef- 

Í>ecic  tan  defautorizada,como 
as  demás  que  refieren  acerca 
de  fu  muerte ,  en  quanto  á  los 
Obifpos  que  dicen  le  afsiftic- 
ron  5  lo  que  indubitablemen- 
te es  raifo  ,  como  fe  probó 
alli  pag.109.  y  afsi  no  debe- 
mos repetirlo  ,  fino  luponer 
ue  el  Santo  falleció  en  Ecija, 
onde  tenia  fu  afsiento. 

82  De  aqui  pudo  fer  traf- 
ladado  á  Sevilla  :  pero  en  or- 
den á  fí  de  hecho  le  traslada- 
ron ,  no  veo  prueba :  porque 
los  verfos  que  fe  atribuyen  á 
San  Ildefonfo  no  fon  del  San- 
to ,  ni  los  huvo  en  el  mundo 
en  algunos  Siglos  defpucSjCo- 
mo  publican  ellos  mifmos  en 
fu  cftylo ,  y  convence  el  he- 
cho ,  de  que  el  monumento 
mas  antiguo  en  que  fe  hallan 
es  en  el  Autor  de  la  Vida  de 
Sanlfidpro,  antepuerta  alas 

G  4  Obras, 


Digitized  by  Google 


io+      Efpatlá  Sa«r<tda.  TW.3  z.  Cap.$ 


Obras  del  Tudcnfe ,  en  el  MS. 
que  fe  cor.ferva  en  la  Santa 
Jp,  lefia  de  Toledo  ,  publicado 
por  los  Padres  Antuerpicnfcs 
íbbre  el  dia  cinco  de  Abril: 
donde  im  mediatamente  def- 
pues  de  referir,  que  San  II- 
dcfor.íb  pufo  en  la  Cruz  aquel 
Poema  ,  le  defiere  otro  ,  di- 
ciendo :  Item  aliud.  Efte  fe 
hizo  en  metro  de  Sequcntiasi 
y  fin  recurrir  á  que  es  metro 
pcfkrior  al  Sanro  ,  confia  con 
certeza  la  impoftura ,  por  de- 
cirfe  alli ,  que  Mahoma  huyo 
de  San  Iíidoro  ,  haciendo  en 
eílo  relación  á  lo  que  el  Tu- 
dcnfe fe  atrevió  á  poner  en 
nombre  de  San  Udcfonfo  (im- 
pugnado ya  en  el  Tomo  5. 
pag.  284.  defde  elnum.122.) 
fiendo  cierto  que  Mahoma  no 
vino  á  Córdoba ,  ni  á  Efpaña: 

Mahometi  tacitas 
Perdens  gentes  per  ditas, 
lllius  mir  acula 
Jtfequierts  refellere 
Mee  fia  fuit  cederé 
Viro Jine  macula» 

83  Afsi  cftos ,  como  los 
veríos  de  la  Cruz,  en  que  San 
Fulgencio  íc  dice  fepultado 
con  los  demás  hermanos  ,  fon 
verfos  del  Siglo  trece  ,  com- 
pueílos  por  el  Autor  que  cf- 


cribió  la  Vida ,  en  cuyo  Có-, 
dice  le  mantienen ,  atribuidos 
á  San  lldcfonío  (en  el  cap.X.) 
con  otras  muchas  cofas ,  que 
fuera  mejor ,  no  fe  huvieran 
eferito  ,  por  fer  partos  de  lo 
que  fe  concebía  en  aquel  Si- 
glo imaginariamente  ,  fin  no- 
ticia del  genio  y  práctica  dei 
feptimo.  Adoptólos  en  fu  Co- 
lección de  Epigramas  el  que 
tomó  el  nombre  de  Julián  Pé- 
rez ,  y  añadió  otros  en  nom- 
bre de  San  Udcfonfo  al  mifmo 
San  Fulgencio ,  los  quales  ion 
de  mejor  pluma  que  los  prece- 
dentes ;  pero  compueftos  por 
los  modernos  que  intentaron 
esforzar  íus  ficciones  :  y  afsi 
paíTaremos  á  otra  cofa. 

84  Dicen  los  ya  citados 
que  el  cuerpo  de  San  Fulgen- 
cio fe  mantuvo  en  Sevilla  naf- 
ta la  entrada  de  los  Moros,  y 
que  entonces  fue  trasladado 
con  el  de  Santa  Florentina. 
Yo  pido  razón  de  cite  dicho: 
pues  mientras  no  me  den  tex-. 
to  de  buena  fé  ,  no  me  períua- 
do  á  tal  cofa  :  y  digo  que  afsi 
San  Fulgencio,  como  fu  Santa 
hermana ,  fueron  fepultados 
en  Ecija  ,  fin  falir  de  alli  para 
Sevilla  ,  fino  íolo  para  los 
Montes  de  Guadalupe  :  de 
fuerte  que  tita  Traslación  fe 
hizo  no  defde  Sevilla ,  fino 


Digitized  by  Google 


Ohiffos  Aftigiunos.  S.Fulgcncio.  105 


immediatamentc  defdc  Ecija. 

85  El  fundamento  para 
decir  ,  que  no  eftuvicron  ti- 
tos Santos  cuerpos  en  Sevilla, 
fe  toma  de  la  mifma  relación 
ya  mencionada  :  pues  dicen 
los  Patronos  de  aquella  efpe- 
cic ,  que  todos  quatro  herma- 
nos fueron  colocados  en  un 
fcpulcro ,  y  afsi  lo  quifo  au- 
torizar con  el  nombre  de  San 
Ildefonfo  el  Autor  de  los  ver- 
fos  ya  citados,  y  lo  confirman 
las  Lecciones  del  nuevo  Re- 
20  de  Santa  Florentina.  Según 
efto  para  facarlos  de  Sevilla 
en  tiempo  de  la  perfecucion 
de  los  Moros ,  debieron  abrir 
el  fepulcro ,  y  tomar  los  cuer- 
pos de  eftos  dos  hcrmanos,dc- 
jando  los  otros  dos  de  los  Me- 
trogpli taños ,  pues  fabemos 
que  el  de  San  Ifidoro  perfe- 
veraba  en  Sevilla  en  el  Siglo 
once  ,  fin  que  fe  huviefle  mo- 
vido por  ninguna  perfecu- 
cion. 

.  86  De  aqui  arguyo ,  que 
no  eftuvicron  en  aquel  fepul- 
cro de  San  Ifidoro  los  cuerpos 
de  San  Fulgencio  y  de  fu  her- 
mana :  porque  fi  los  Chriftia- 
nos  que  procuraron  librar  ef- 
tas  fagradas  Reliquias  de  los 
defacatos  de  los  Moros  ,  las 
huvícran  encontrado  juntas 
£©n  las  de  San  Leandro ,  y  de 


San  Ifidoro,  haviar.de  haver 
procurado  falvar  los  cuerpos 
de  los  quatro ;  y  en  cafo  de 
no  poder  facar  mas  que  dos, 
havian  de  haver  cuidado  en 
primer  lugar  de  fus  Metropo- 
litanos, por  r.o  fer  imaginable 
que  intentaren  aíícgurar  á  los 
otros ,  dejando  á  eftos  expuef- 
tos  á  los  defacatos.  Sabiendo- 
fe  pues  que  S.  Ifidoro  fe  man- 
tuvo en  Sevilla  Siglos  defpues 
de  la  entrada  de  los  Moros, 
fin  extraerle  de  alli  por  nin- 
guna períecucion,  decimos  no 
haver  citado  en  fu  fepulcro 
San  Fulgencio  y  Santa  Floren- 
tina ,  fino  que  cílos  fe  mantu- 
vieron en  Ecija  ,  donde  fue- 
ron fepultados  :    porque  fin 
gravifsimos  teftimonios  no  es 
creíble    que  permitiefle  la 
Iglcfia  y  Ciudad  Aftigitana 
fer  defpojada  en  el  tiempo 
pacifico  de  los   Godos  de 
aquellos  fagrados  theforos, 
para  dar fclos  á  Sevilla  ,  y  mu- 
cho menos  es  períuafible  la 
referida  Traslación   en  el 
tiempo  en  que  fe  pone  5  efto 
es,  defpues  del  trar.fitode  San 
Ifidoro  :  porque  eftc  gloriofo 
Padre  falleció  defpues  de  fus 
hermanos  ,  como  quien  era 
el  menor  en  días ,  y  que  def-: 
frutó  el  Obifpado  por  cerca 
de  quarenta  años.  Si  huvicra 


Digitized  by  Google 


i  o  6      Efp.wa  Sagrada.  Trat.  3  1 .  Cap,  3 . 


fido  ultima  voluntad  de  Ful- 
gencio v  Florentina  que  los 
enterrarte!!  en  el  fepulcro  de 
fu  hermano  San  Leandro  ,  lo 
huviera  egecutado  San  Ifido- 
ro  :  pero  no  haviendoíc  mo- 
vido los  fagrados  cuerpos  de 
fus  fitios  en  vida  del  Santo 
Metropolitano ,  no  hay  fun- 
damento para  decir  que  los 
trasladaflen  defpues  de  muer- 
to el  Santo,  y  28.  años  def- 
pues de  fu  fallecimiento  en  el 
de  664.  pues  todo  cfto  fe  dice 
fin  autoridad  ,  ni  vcroíimili- 
tud. 

87  Al  contrario  fale  todo 
bien,  fuponiendo  que  fe  man- 
tuvieron en  Ecija  halla  la  per- 
fecucion  de  los  Moros  ,  en 
tiempo  v.  g.  de  Abderramen: 
pues  de  elle  modo  fedefeu- 
bre  fundamento  para  decir 
que  eftos  dos  cuerpos  ,  y  no 
los  de  San  Leandro  y  San  Iít- 
doro ,  fueron  trasladados  á  li- 
tio mas  feguro  5  conviene  á 
faber ,  porque  unos  y  otros 
eftabati  en  diverfos  lugares, 
aquellos  en  Sevilla ,  y  eftos  en 
Ecija.  Los  Chriftianos  de  Se- 
villa eíluvieron  mas  affegura- 
dos  de  fus  fagradas  Reliquias, 
que  los  Afligíanos;  fegun  ve- 
mos de  que  aquellos  no  fe 
movieron  á  facar  ninguna  de 
las  muchas  que  gozaban,  y 


los  de  Ecija ,  si ;  pues  el  cafó 
prefente  nos  lo  dice  en  el 
efecto  de  hallar  fuera  los  cuer- 
pos de  los  dos  últimos  Santos 
que  murieron  alli. 

88  El  íirio  en  que  fe  ha- 
llaron <y  conííguientcmentc, 
donde  fueron  trasladados  en 
tiempo  de  I05  Moros)  fue  en 
los  Montes  de  Guadalupe,  jun- 
to al  nacimiento  del  rio  de 
eftc  nombre  ,  y  cerca  de  la 
Villa  de  Berzoeana ,  ultimo  lu- 
gar del  Obifpado  de  Plafencia 
en  la  raya  confinante  con  el 
de  Toledo  por  aquella  parte: 
en  cuya  Villa  fueron  coloca- 
dos los  Sagrados  cuerpos, 
quando  fe  defeubrieron  ,  en 
tiempo  del  Rey  Don  Alfonfo 
XI.  poco  defpues  del  año  mil 
trecientos  y  treinta  ,  ccrq^del 
qual  fe  pone  la  manifeftacion 
de  la  mila^rofa  Imaeen  de 
nueftra  Señora ,  venerada  en 
el  Santuario  de  Guadalupe, 

£<g  Alli  fe  mantuvieron 
con  mucha  veneración  de  los 
pueblos  comarcanos  como 
cuerpos  de  San  Fulgencio  y 
Santa  Florentina  en  virtud  del 
rotulo,  ó  memoria  con  que 
Jos  colocarian  en  aquel  fitio 
los  Chriftianos  quel¿8  efeon- 
dieron  alli.  Alguna  parce  del 
cuerpo  del  bendito  Santo  cftá 
debajo  del  Altar  de  nueftra 

Se- 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Jftigitanos.   Abcncio.  107 


Señora  en  Guadalupe  ;  pues 
quando  Gafpar  Barreyros 
pafsó  por  alli  en  el  año  de 
1546.  hallo  la  fama  de  que 
eftabati  debajo  de  aquel  Al- 
tar los  hueíTos  de  San  Fulgen- 
ció,  como  refiere  en  fu  Coro- 
graphia  fol.31.  y  efto  lo  ex- 
plica bien  Morales  lib.u.c.¿. 
entendiéndolo  de  alguna  par- 
te, no  del  cuerpo  entero. 

90  Defeando  luego  Car- 
thagena  gozar  de  las  Reli- 
quias de  fus  gloriofos  Santos, 
recurrió  en  el  año  de  1592. 
á  la  protección  del  Rey  Don 
Fhelipe  II.  quien  encargo  la 
diligencia  y  examen  de  cite 
punto  al  Prior  que  era  del 
Real  Monafterio  de  Guadalu- 
pe, Fr.  Gabriel  de  Talavcra:  y 
finalmente  fe  refolvió  facar 
de  jterzocana  quatro  huellos 
de  los  mayores  ,  quedandofe 
dos  en  el  Efcorial  (donde  á  la 
íazon  fe  hallaba  la  Corte)  y 
entregando  los  otros  dos  á  los 
Canónigos  enviados  por  Car- 
thagena  ,  que  volvieron  go- 
zofos  á  fu  Igleíia  con  tan  pre- 
ciofas  prendas.  Fue  efto  en  el 
año  de  1593.  íegun  refiere  el 
expreífado  Padre  Talavcra  en 
la  Hiítoria  de  nueftra  Señora 
de  Guadalupe  §.  15.  de  las 
Ob/erv  aciones }  trat.l* 


ABENCIO, 

Defde  muy  cerca  del  629.  bajía 
el  de  638. 

91  Defpues  de  San  Ful- 
gencio preíidió  en  la  Igleíia 
Aftigitana  Abcncio,  ó  Haben- 
cio ,  cuyo  nombre  fe  lee  con 
afpiracion  ,  y  fin  ella  ,  en  los 
Códices  del  Concilio  quarto 
de  Toledo ,  á  que  afsiftió  en 
el  año  de  633.  juntamente 
con  fu  Metropolitano  San  Iíi- 
doro ,  que  prefidió  el  Conci- 
lio, y  havia  confagrado  á  efte 
Obifpo,  como  infiero  de  ha- 
ver  empezado  Abcncio  def- 
pues de  citar  San  lfidoro  pre- 
ndiendo en  la  Betica  ,  y  quau- 
do  las  Conflagraciones  toca- 
ban ,  no  al  Toledano  ,  fino  á 
los  Metropolitanos  refpetti- 
vos. 

92  El  año  de  fu  confágra- 
cion  fue  muy  cerca  del  año 
629.  como  mueftra  el  orden 
de  la  firma  en  el  Conciliojque 
fue  fubferibiendo  en  eln.38. 
antes  de  Pimcnio  ,  Obifpo 
Aíidonenfc  :  y  como  de  efte 
fabemos  que  empezó  en  el 
año  de  629.  refulta  que  pre- 
cediéndole Abencio,  debemos 
ícñalar  fu  Epoca  antes  del  ex- 
preífado año  ,  pero  muy  cew 
ca,  pues  no  huvo  entre  los  dos 
otro  Prelado,  firmando  imme- 

m  a  a 


Digitized  by  Google 


i  o 8      Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  z .  Cap.y¿ 


diatos.  Ignorafc  el  tiempo 
que  perfeveró  en  la  Silla,  por 
quanto  en  los  dos  Concilios 
íiguientes  no  hay  mención 
de  cita  Iglefia.  En  el  quinto 
no  tenemos  que  eílrariar,pues 
no  concurrió  ningún  Obifpo 
de  la  Bctica.  En  el  Texto ,  del 
año  638.  vacaría  la  Sede,  fí  no 
es  falta  de  Copiantes  la  omif- 
íion  de  efta  ¡glcíía :  y  afsi  di- 
remos que  Abencio  la  gober- 
nó cerca  de  nueve.años. 

ESTEVAN, 

T>efde  el  639.  bajía  de/pues 
del  653. 

93  Tuvo  por  fucefTor  á 
Eftevan,  cuyo  nombre  y  dig- 
nidad fe  lee  en  el  Concilio 
feptimo  de  Toledo,  celebrado 
en  el  año  de  6+6.  en  que  fe 
halló ,  y  firmo  en  el  num.io. 
como  quien  tenia  algunos 
años  de  antigüedad :  pues  fe- 
gun  lo  prevenido  empezó 
muy  cerca  del  año  638.  en 
que  vacaba  la  Silla:  y  por  tan- 
to léñalando  fu  conlagracion 
en  el  uño  de  639.  fe  verifica 
el  ortien  de  antigüedad  mani- 
feftado  en  d  Concilio  fcpti- 
mo ;  porque  teniendo  ya  fíete 
años  de  confagracion  ,  prece- 
dió á  diez  y  ocho  Obifpos ,  y 
le  antecedieron  cinco  Sufra? 


gáneos  mas  an  ti  gaos:  entre" 
los  quales  ei  immediato  era 
Eparcio  Italicenfe  ,  uno  de 
los  que  afsiílieron  al  Concilio 
precedente  en  que  no  huvo< 
Obifpo  Aftigitano  ;  y  por 
tanto  decimos  que  Eftevan 
fue  confagrado  defpues  del 
año  de  aquel  Concilio  fexto» 
efto  es,  defpues  del  638.  pero 
muy  cerca ,  como  pide  la  an-« 
tiguedad  manifeftada  en  el 
Concilio  feptimo. 

94  Concurrió  tambicrf 
Eftevan  al  Concilio  ochavo  del 
año  653.  ceílando  aquí  fu 
memoria ,  por  quanto  el  Con- 
cilio nono  fue  Provincial  de 
los  Carthaginefes :  el  décimo» 
fue  Nacional  ;  pero  no  fe  ha- 
lló en  él  ningún  Sufragáneo 
de  la  Berica  ,  Yino  folo  ei  Me- 
tropolitano :  el  undecimofue 
también  Provincial  de  los 
Carthaginefes  :  y  afsi  igno- 
ramos ta  que  vivió  Eftevan 
defpues  del  año  653.  en  que 
tenia  catorce  años  de  Prela- 
cia ,  fegun  la  Chronologia  fe-i 
ñalada. 

THEODULFO, 

De/de  cerca  del  679.  bafia  def~ 
pía  del  6%%. 

95  Entre  efte  y  el  prece-» 
dente    .debemos  reconocer 

.otro» 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Aftigttanos. Theodulfo.  lo? 


éfro ,  ti  otros  Prelados ,  como 
pide  el  gran  cfpacio  interme- 
dio ,  y  la  poca  antigüedad  de 
Theodulfoen  el  año  de68r. 
en  que  afsi (tiendo  al  Concilio 
doce  de  Toledo ,  firmó  def- 
pues de  treinta  Obifpos,  pre- 
cediendo únicamente  á  qua- 
tro  :  lo  que  fupone  fer  de  los 
mas  modernos :  y  configuien- 
'lemente  correfpondió  fu  con- 
fagracion  muy  cerca  del  año 
£79.  entre  el  qual  y  el  de 
en  que  celfa  la  memoria- 
del  precedente  ,  debemos  fu- 
poner  otro  Prelado  ,  cuyo 
nombre  fe  ignora. 

96  En  el  año  de  683.  paf- 
soTheodulfo  fecunda  vez  á 
Toledo,  para  ateiftir  al  Con- 
cilio trece  ,  en  que  firmó  en 
el  num.  40.  precediendo  á 
ocho  Obifpos  5  y  fe  le  debe 
pofponer  Theoderacio  Afido- 
nenfe ,  que  firmando  ultimo 
en  el  Concilio  doce ,  fe  halla 
en  el  trece  antepuedo  á  trein- 
ta y  ocho ;  lo  que  es  muy 
defordenado. 

97  Ignorafe  lo  que  vivió 
ídefpues  de  aquel  Concilio; 
pues  en  el  (¡guíente  tenia  fu- 
ceflbr  ,  cuya  antigüedad  no 

-  fe  fabe ,  por  no  haver  con- 
currido en  perfona  :  pero  el 
(Vicario  firmó  en  ultimo  lu- 
gar. 


NANDA  RB  O, 

Vivía  en  el  dito  de  688. 

98  El  nombre  de  efte 
Obifpo  fe  eferibe  con  varie- 
dad, Nandarbo,  Naíidarbo, 
y  Naridarvo.  Vivia  en  el  año 
de  688.  cm  que  fe  celebró  el 
Concilio  quince  de  Toledo:  y 
no  pudiendo  afsiftir  perfonal- 
mente  envió  por  Vicario  á  un 
Presbytero,  llamado  Dejíde- 
rio,  el  qual  fubferibió  en  ul- 
timo lugar  ,  como  que  hacia 
veces  del  Obifpo  menos  anti- 
guo :  y  afsi  diremos  que  fue 
confagrado  poco  antes :  aña- 
diendo que  falleció  no  mucho 
defpues  ,  en  vida  de  que  en 
el  año  de  693.  tenia  fucefíbr4 
llamado 

ARVIDIO; 

De/de  antes  del  693.  en  aden 
Unte. 

99  Efte  Prelado  fue  uno 
de  los  que  fe  hallaron  en  el 
Concilio XVI.  de  Toledo ,  ce- 
lebrado en  el  año  de  693.  y 
firmó  como  Obifpo  Afligí  ra- 
no en  el  num. 2 5.  de  Loayfa, 
antepuefto  á  mas  de  treinta: 
lo  que  no  correfponde  á  fu 
¿orta  antigüedad  >  y  confia 

coa 


Digitized  by  Google 


n  o      E/pana  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.+. 

con  certeza  el  deforden,  pues  Concilios  no  hay  firmeza  eH 

precede  á  los  que  eran  Obif-  el  orden  de  las  firmas:  y  como 

pos  en  tiempo  de  fu  antecef-  aquí  fe  acaban  ,  no  podemos 

for:  y  afsi  en  eftos  últimos  declarar  lo  que  pafsó  dcfpues. 

CAPITULO  IV. 
ENTRAS) A   (DE   LOS  MO^OS: 

íioo  "QUdo  el  Obifpo  Ar-  oeeurrerunt :  &  bello  infeHcite* 

J7  vidio  alcanzar  el  incboato ,  infelteim  perterunK 

defgraciado  tiempo  de  la  en-  &  oeeifis  pluribus  plures  ad 

tradade  losSaracenos  ,fi  fue  Civitatis  ambitum  redierunt, 

largo  fu  Pontificado :  pero  no  lib.  3  sap.  2  3 .  al.  2  2 .  » 

hay  memoria  de  buena  fe,  101    No  expreífa  mas  Don 

que  lo  afirme.  Sabefc  por  el  Rodrigo  acerca  de  efte  punto; 

Arzobifpo  Don  Rodrigo ,  que  pero  los  efectos  mueftran  que 

defpues  de  la  batalla  fatal  pa-  fe  dio  luego  la  Ciudad  á  los 

ra  los  Godos ,  fe  refugiaron  á  vencedores ;  fabiendofe  que 

Ecija  algunos  de  los  que  fe  li-  perfeveró  como  otras  en  la 

braron:  y  uniendofe  con  otros  dominación  de  los  Moros ,  fia 

de  la  Ciudad  en  gran  nume-  haver  (ido  arruinada.  Mcn- 

ro ,  creyeron  que  la  multitud  cionafc  en  el  Efcrito  de  Rafis, 

baftaba  para  contener  aleñe-  y  en  el  Geographo  Nubienfe, 

migo.  Salieron  intrépidos  al  pac. x6$.  Bft  autem  fitaUrbs 

campo  :  pero  vencieron  los  Afligí  prope  flumen  Granat*f 

que  havian  vencido  la  mayor  quod  appellatur  ScenH.   Et  ab 

tuerza  de  los  Godos  :  y  con  Afligí  Cordubam  XXXV.  M.P. 

efto  fe  volvieron  á  la  Ciudad  102   Pero  lo  mas  notable 

ios  que  pudieron  :  Pofi  bellum  es ,  que  no  folo  fe  mantuvo 

autem  infaufte  peraólum,  T arte  la  Ciudad  ,  fino  la  Chriftian- 

Chriftianos  fuit  ufque  im  £r#-  dad ,  y  aun  la  dignidad  Pon- 

jam  fecutus ,  O*  qui  erant  in  tiricia ,  no  obftante  que  el  Pa* 

Civitate  y  O*  etiam  qui  e ftfage  dre  Martin  de  Roa  no  tuvo 

fugerant ,  adbue  de  multitudi-  noticia  de  cfta  Silla  en  tiempo 

no  confidentes  ,  ei  improvide  de  los  Moros:  pero  es  indu- 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Jftigitanos.  Beato. 


m 


birable  iu  exiftencia,  por  lo 
que  fe  dirá. 

103    Una  cofa  notable  re- 
fieren los  Autores  acerca  de 
efta  Ciudad,  y  de  aquel  tiem- 
po de  la  entrada  de  los  Afri- 
canos :  y  es  que  fabiendo  las 
Re  ligio  (as  del  Monafterio  de 
Santa  Florentina  ,    que  los 
Moros  fe  apoderaron  de  la 
Ciudad  ,   temiendo  ellas  no 
fueflen  bárbaramente  profa- 
nadas ,  fe  afearon  voluntaria- 
mente, hiriendofe  los  roftros, 
para  contener  con  el  afpe&o 
fanguinolento  la  incontinen- 
cia de  la  Tropa  licencióla  :  y 
que  vifto  por  los  enemigos 
tan  inopinado  fuceífo  las  mar- 
tyrizaron  á  todas.  Afsi  lo  tie- 
ne recibido  aquella  Ciudad 
por  tradición  de  unos  á  otros, 
fegun  eferibe  Morales  lib.io. 
cap.  5.  y  otro  fuceífo  íemejan- 
te  leemos  en  la  Hiftoria  Ecle- 
fuftica  acontecido  en  el  Siglo 
nono  en  Efcocia,  en  el  Monaf- 
terio en  que  preíidia  una  Re- 
Jigiofa,  llamada  Ebba. 

BEATO, 
Vivía  en  el  año  de  %6i. 

103  Dominada  Ecija  por 
los  Moros  no  folo  no  fue  def- 
ttuida  ,  fegun  afirmó  Morales 
üb.2.  cap. 70.  fino  que  perfe- 


vero  con  Chriftiandad  ,  y  fue 
continuando  el  Obifpado  co- 
mo antes,  no  ob fiante  que  por 
falta  de  memorias  ignoramos 
fus  nombres.  Confta  efto  por 
los  Obiípos  que  fabemos  ha- 
ver  prendido  allí  en  tiempo 
del  cautiverio  5  de  los  quales 
no  fe  tenia  noticia  en  el  Siglo 
paífado ,  y  por  beneficio  de 
irfe  descubriendo  monumen- 
tos antiguos  ,  fe  han  mante- 
nido los  nombres  y  dignidad 
de  algunos. 

104  Uno  de  ellos  fe  llamó 
Beato  y  como  nos  dice  el  Abad 
Samfon  en  fu  Apologético 
(que  publicamos  en  el  Tomo 
liguiente)  por  las  palabras  ya 
dadas  en  el  feptimo  pag.92. 
donde  no  folo  exprefla  el 
nombre  y  dignidad  de  efte 
Prelado  ,  fino  que  afirma  ha- 
ver  fido  uno  de  los  Obifpos, 
que  por  Cartas  declararon 
inocente  al  mifmo  Abad  5  lo 
que  practicó  el  de  Ecija  ,  re- 
mitiendofe  al  voto  delObifpo 
de  Córdoba  V alendo  ,  el  qual 
favorecía  á  Samfon  :  Sed  O 
Beatus  Aftigitanus  Epffcoput, 
qui  fententiam  fuam  in  Valen- 
tij  Epifcopi  pofuit  manus. 

105  Fue  efto,  como  allí 
fe  notó ,  en  la  Era  900.  que 
correfponde  al  año  de  862.  y 
por  tanto  reducimos  la  memo- 
ria de  cíte  Prelado  el  expref- 


Digitized  by  Google 


III 


E/paña  Sagrada*  Trat.  3 1 .  Ca$.\. 


fado  ano.    Añade  el  Abad  MARTIR 
Samfon ,  que  Beato  fue  uno 

de  los  Obifpos  á  quienes  la  Vivía  al  principio  del  Siglo 

Corte  de  Córdoba  obligó  á  décimo. 
que  concurrieren  allá,  para 

confagrar  al  Pfeudo- Obifpo,  106    Otra  prueba  y  me* 

que  la  tuerza  de  los  enemigos  moría  de  los  Obifpos  Afligí-, 

del  legitimo  Prelado  de  Cor-  taños  durante  el  cautiverio 

doba  introdujo  en  aquella  es  la  que  tenemos  del  Prelado 

Santa  Iglefia ,  como  diremos  Martin  ,  en  virtud  de  una 

al  hablar  del  Obifpo  Valencio,  Infcripcion  que  en  el  año  de 

y  fe  podrá  vér  en  el  mifmo  1729.  fe  defeubrió  en  la  Sierra 

Apologético  de  Samfon  ,  en  de  Córdoba ,  cabando  en  una 

el  Proemio  del  lib.2.  num.8.  Viña  del  lugar  del  Algarbcjo, 

Lo  mas  fenfible  es  ,  que  no  Recogióla    Don  Francifco 

tengamos    conocidos   otros  Ruiz  ,  Presbytero  de  dicha 

textos  por  donde  poder  ave-  Villa  ,  y  hoy  para  en  Cordo-! 

iiguar  mas  fuceflbs :  pero  el  ba  en  cafa  de  Don  Pedro  Ce-? 

expreífado  baila  para  el  prin-  vallos.  Eftampófe  en  fus  ca- 

cípal  aflunto  de  que  Ecija  fe  rafteres  y  cifras  en  el  Proemio 

mantuvo  con  Obifpo  en  tiem-  de  la  Polygraphia,y  afsi  baila 

pq  de  los  Moros.  darla  aquí  en  nueftras  letras* 


jCLARI  TECTA  ANTESTIS 
MARTINI  QyOQVE  MEMBRA 

HIC  BVSTORVM  SACRA 
MORE    PONTIF.    ET  AVLA 

QVI  XPO  PAMVLANS  PETIIT 
VITAM    A  DVLESCENS 


.  i 


MO 


Digitized  by  Google 


Ohi/fot  jtfiigitanot.  Martin. 
MONASTICAM  POLLENS 

QVI  REGVLARITER  EGIT, 
ASTIGITANAM  E PISCO PU 

■ 

REXIT.  IN  ARCE 
EGLESIAM  AD  ERO  AS 

LATVS  EST  lUCO  NEMPE 
SCVLPTA  IN  MARMORE 

"A  NOBIES  CENTRA 
SEXAGESIMA  NONA 
MAIAR.  III.  IDYS. 

LECTOR   COMENDA  SACRA 

- 

ET    DM.    PIE  ORANDO. 

Cada  dos  renglones  de  eftos  aquel  tiempo ,  ufando  las  vq* 

fon  uno  folo  en  la  piedra  ,  di-  ees  Anuftis ,  sdulefcens ,  epif- 

vidiendoios  aquí ,  por  la  pe-  eopium  ,  eglefism  ,  troas ,  con 

queñez  de  la  plana ,  y  por  ph  raíles  correfpondientes  á 

baftar  el  prevenirlo  ,    para  los  nombres  :  pero  aunque 

que  fe  fepa  la  difpofícion  ori-  fuera  en  peor  latin  nos  ale* 

ginal.  graramos  que  fe  dcfcubricf» 

107   £1  eftylo  es  como  de  ícn  documentos  legítimos  de 

fom.X.  H  aqufe 


X 1 4-     E/paña  Sfigrada.  Trai.yi.Cáp.d.; 

aquellos  triftes  tiempos.  DEL  QBISPO  SERVANDO. 

108   Sabefc  pues  qiic  huvo 

en  Ecija  un  OVifoo  ,  llamado  A¡  medio  del  Siglo  defimo. 
Martin :  Qui  Aftigitauam  re- 

xit  eglefiam  in  arce  Epiftopij.  m    En  el  Tomo  7.  p.93. 
Efte  fue  antes  frange:  y  flqrc-  ;  pü  finios,  el  documentp  de  la 
ció  en  la  obfervancia  de  fu  Biblia  Gothica  que  fe  halla 
Regla:  por  lo  quefobrefa,-  hoy  en  Toledo,  donde  vimos 
liendo  en  fama  rué  electo  pa-'  que  erí  la  Era  1026.  año  de 
ra  gobernar  la  Iglefía  Aftigi-  ^988.  era  ya  difunto  el  Obifpo 
tana  en  el  cargo,  de  Obi  fp©>  » Servando  ±  4  quien  da»  alli  ei 
y  le   defempeño  con  tanto  tratamiento  de  diva  memoria, 
acierto ,  que  mereció  el  dic-  proprio  de  los  que  ya  han 
tado  de  Prelado  claro ,  óiluf-  '  tallecido  con  buen  nombre, 
tre:  Clari  Antiftiti*.  (    ,  De  efte  dicen  /que  fue  natural 
109   El  «tiempo  eii  queflo-  dé  Sevilla  ,  yrriádo  en  aque- 
recio  Martin   fue  al  prin-  Ha  Santa  Iglefía ,  con  tanto 
ci pió  del  Siglo  décimo  ,  pues  aprovechamiento  •  que  mere- 
faileció  á  13.'  de  Mayo  en  la  ció  llegar  a  gobernar  la  Ca- 
Era  969.  ano  de  931.  y  afsi  thedra  de  la  Sede  Baftigit ana. 
gobernó  fu  lglefia  en  el  ante-  112   Ya  digimos  en  el  lu- 
zior  efpacio  de  aquel  Siglo.  gar  citado ,  que  efta  voz  es 
110    El  haverfe  hallado  equivoca  para  la  Iglefía  de 
fu  fepulcro  en  la  Sierra  de  Bafti ,  que  llamamos  hoy  Ba- 
Cordoba ,  da  á  entender  que  &¿:<pero  también  prevenimos, 
eftuvo  alli  el  Mona  fie  rio  en  que  puede  anteponerfe  la  in- 
que  fe  havia  criado ,  y  que  teligencia  de  la  Iglefía  Aftigi- 
por  refpeto  á  tal  Santuario  tana ,  por  quanto  á  efta  la  fe- 
mando le  enrcrraíTen  alli :  en  vorece  mas  la  tendencia  del 
cuya  conformidad  dice   la  nombre  alli  propuefto ,  y  por 
piedra  que  al  punto  que  paf-  otras  congruencias  apunta- 
so  á  la  otra  vida  con  los  das.    No  obftante  como  por 
bienaventurados  ,  fe  efeulpió  efto  no  fé  puede  convencer 
el  marmol :  pues  fí  fe  mando  ningún  extremo  determina- 
enterrar  alli,  procurarían  gra-  do ,  por  caufa  de  la  barbarie 
var  prontamente  la  memoria,  del  Copiante,  lo  dejamos  al 

juicio  de  les  Lc&ores ,  pror 
poniéndolo  en  una  y  en  otra 

Iglc- 


Digitized  by  Google 


Obi/pos  Afi'tgiU) 

Iglcíla  ,  para  que  ninguna  fea 
perjudicada. 

Lo  que  fe  fabe<  es  ,  que 
pues  cfte  Prelado  no  vivía  en 
el  año  de  988.  y  que  mucho 
anees  dio  al  amigo  (de  que 
lili  íe  trata)  el  •  libro  en  que 
fe  mantiene  la  memoria  ;  po- 
demos reducir  la  deiObifpo 
Servando  al  medio  del  Siglo 
décimo  ,  cito  es ,  cerca  del 
año  950. 

FIN    DEL  OBISPADO 
Aftigitano  9  y  memori*  del 
de  Marchcna. 

113  La  injuria  de  los 
tiempos ,  y  la  incuria  de  los 
Muzárabes  nos  privan  de  mas 
noticias  de  Obiípos  del  tiem- 
po del  cautiverio.  Pero  aun- 
que hoy  no  tenemos  defeu- 
biertos  los  nombres  de  otros 
Prelados ,  debemos  perfuadir- 
nos  á  que  profiguicron  hada 
el  tiempo  de  los  Almohades, 
cfto  es ,  hada  el  año  de  1 144. 
(fegun  lo  dicho  en  el  Tomo  9. 
pag.247.)  por  no  tener  fun- 
damento para  decir  que  fe 
acabaron  antes  los  Obiípados 
que  exiftun  en  el  Siglo  dé- 
cimo. 

1 14  Lo.  mas  eftraño  es, 
q«e  el  Arzobifpo  Don  Rodri- 
go hablando  de  aquel  tiempo 
<k  los  Almohades  end  lib.+. 


os.  Servando.        1 1  j 

c*p.$.  nos  menciona  «n  nom- 
bre deObifpado ,  jamás  oído 
antes ,  ni  en  tiempo  de  los 
Godos  >  ni  en  el  de  los  Sara- 
cénos :  pues  dice  que  con  los 
Obifpos  de  Aíidona  ,  y  de 
Elepla ,  vino  otro  de  Marche- 
n*  y  fegun  verás  en  las  pala-. 
braS  dadas  aquí  en  la  pag.64. 
Efte  titulo  es ,  por  lo  dicho, 
muy  de  cftrañar  :  pues  en 
tiempo  dé  los  Moros  no  era 
ocaíion  de  que  los  Chriítianos 
erigteflen  nuevas  Sillas  ,  fino 
de  procurar  mantener  las  an- 
tiguas ,  pues  los  de  la  Bctica 
vivían  con  mas  oprefsion  que 
otros ,  citando  fiempre  domi-. 
nados  de  los  barbaros. 

115  El  texto  de  Don  Ro- 
drigo tiene  tantos  defectos 
en  quanto  á  nombres  pro- 
prios ,  que  fiempre  que  haya 
dificultades  contra  fus  expref- 
fiones  ,  no  es  por  si  fuficicn- 
te  para  la  decifion.  Por  tanto 
es  de  recelar  ,  fi  en  lugar  de 
Malaga,  fe  lee  alii  Marchena: 
pues  en  el  texto  marginal  del 
tomo  2.  de  la  Efpaña  iluftra- 
da,  pag.70.  hay  una  adición 
que  habla  del  Obifpo  de  Ma- 
laga. 

116  Supongamos  fin  em- 
bargo que  originalmente  cf- 
cribiefle  D.  Rodrigo  de  Mar- 
ebena;  con  todo  euo  podemos 
infiíHr  en  que  habla  del  Obif- 

H2  po 


lié     E/paña  Sagrada. 

po  de  Erija  ,  y  diremos  que 
denota  el  lugar  de  donde  fa- 
lló para  Toledo  aquel  Obif- 
po ,  pues  el  rigor  de  las  pala- 
bras es,  que  vinieron  trtsObif- 
pas ,  el  Afidonenfe  ,  el  Elepleu- 
fe  ,  y  el  tercero  de  Marchena. 
Eíto  pudo  convenir  literal- 
mente al  de  Ecija:  pues  eftan- 
do  Marchena  mas  cerca  de 
Ecija  que  de  Sevilla ,  es  regu- 
lar que  tocaflfeal  Obifpado 
mas  cercano :  y  en  tal  cafo 
el  Obifpo  de  Marchena  era 
el  de  Ecija.  Si  á  efto  fe  juntó, 
que  realmente  eftuvtefle  en 
aquel  Pueblo  el  Prelado  ,  al 
tiempo  de  entrar  los  Barba- 
ros ,  y  que  defde  allí  huyó  á 
Toledo  ,  fe  verifica  a  la  letra, 
que  el  tercero  vino  de  Mar- 
cbena :  al  modo  que  ít  en  fe- 
mé jante  fatalidad  de  fam pa- 
ra fíe  fu  Dieceít  el  Obifpo  de 
Calahorra ,  que  regularmente 
r  efidieíTe  en  Logroño ,  íé  po- 
día decir  cjuc  huyó  el  Obifpo 
de  Logroño,  fin  denotar  por 
efto  Silla  titular  diverfa  de  la 
de  Calahorra  ,  fino  el  fitio 
de  donde  fe  retiró,y  la  Diecefi 
a  que  toca  Logroño. 

117   Afsi  en  nueftro  cafo: 

Eorque  decir  que  fe  extinguió 
1  Silla  de  Ecija,  y  que  fe  eri- 
gió la  de  Marchena  ,  pide 
mayor  teftimonio ,  que  el  ci- 
tado. Reconocer  exilíente  la 


Trai.JtXap.f: 

Iglefia  Afti  gitana,  (como  fab~e¿ 
mos  que  duraba  en  el  Siglo 
X.)  y  afirmar  que  fe  aumentó 
nuevo  Obifpado  en  Marche* 
na ,  no  es  perfuafible :  porque 
aquella  Villa  eftá  entre  Sevi- 
lla y  Ecija  á  una  jornada  de 
una  y  de  otra  ,  algo  mas  fe-í 
parada  de  la  primera  :  y  e» 
tan  corto  diftrito ,  gobernado 
en  los  Siglos  de  los  Godos ,  y, 
aun  defpues,  por  dos  Obifpos-  . 
(y  hoy  por  uno)  no  es  creíble 
que  fe  aumentarte  nueva  Silla: 
porgue  miradas  las  circuns- 
tancias urgia  el  Canon  de  que 
no  fe  ponga  Obifpo  donde 
nunca  le  huvo  ,  como  incul- 
caron los  Padres  del  Concilio 
doce  de  Toledo.    Por  tanto 
mientras    no  fe  defeubraa 
otras  pruebas  de  buena  te  ,  y 
fuponiendo  que  no  hay  yerto)' 
en  el  nombre,infiftimos  en  que 
el  Obifpo  que  fegun  Don  Ror 
drigo  vino  de  Marcbena  á  To- 
ledo en  la  entrada  de  los  Al- 
mohades ,  fue  el  Afti  gitano: 
y  efte  con  los  otros  dos  per-, 
fe  vero  allí  mientras  vivió, 
egerciendo  fu  Oficio  Pontifir 
cal,  como  refiere  el  mifmo. 

x  1 8  I inmediatamente  des- 
pués de  mencionar  al  Obifpo 
que  vino  de  Marchena ,  aña- 
de Don  Rodrigo  que  vino 
también  un  Arcediano :  por  lo 
que  es  mas  probable  decir  que 

per- 


Digitized  by  Google 


T>el  ObifpAÍo  de  Marchen*.  117 


Pertenecía  efte  Arcediano  á 
la  Igle  fia  del  Obifpado  últi- 
mamente nombrado ,  que  no 
a  otra.  D¿  qualmiiera  que 
fueue,cs  digno  de  íer  mencio- 
nado :  porque  allí  mifmo  dice 
el  Arzobifpo  ,  que  era  fantif- 
fitno ,  y  que  por  fu  medio 
obraba  Dios  milagros,  ref- 
petandolc  todos  con  el  titulo 
de  Archiquez  en  Arábigo: 
T frtius  de  Marchen  a  ,  &  quí- 
dam Arcbidiaconus  fanélifsi- 
tnus ,  pro  quo  etiam  Dominas 
miracula  operabatur ,  qui  Ar- 
chiquez Arabicé  dicebatur. 
Demos  á  Dios  gloria,  de  que 
aun  en  tiempos  tan  infelices 
huvicfle  iluftrado  nueftra 
Igle  fia  con  Varones  tan  bene- 
méritos :  unos  que  con  fu  fan- 
gre  teftificafíen  intrépidos  la 
Fe ,  y  otros  que  con  fu  doc- 
trina ,  coftumbres,  y  milagros 
inftruyeíTcn  ios  Fieles  en  cré- 
dito de  fu  Igle  fía  aun  en  me- 
dio y  con  refpeto  de  los  Bar- 
baros. 

119  Aufentado  en  fin  el 
Obifpo  Aítigitano  con  el  ter- 
ror de  los  que  no  permitían 


vivir  á  los  Chriftianos ,  quedo 
fin  Paftor  efta  Ciudad  ,  domi- 
nada por  los  Moros  nafta  el 
gloriofo  Reynado  de  San  Fer- 
nando ,  que  logró  recobrarla 
en  el  año  de  mil  docientos  y 
quarenta,  quedandofe  alli  á 
vivir  los  Moros  que  quifie- 
ron  ,  hafta  el  año  de  1262.  en 
que  dejaron  del  todo  fu  habi- 
tación ,  y  fe  hizo  la  reparti- 
ción de  tierras  y  cafas  á  los 
Chriftianos  en  la  conformidad 
que  refiere  el  Padre  Roa  en  fu 
lib.j.cap.i.  donde  nos  remn 
timos. 

1 20  En  el  año  de  1402.  la 
rcílituyó  el  Rey  Don  Henri-, 
que  111.  el  titulo  de  Ciudad,; 
de  que  no  gozaba  antes ,  por 
no  haver  llegado  al  antiguo 
efplendor  de  vecindad.  £11 
lo  que  mira  á  nueftro  aífunto 
Ecleíiaftico  no  ha  tenido  la 
mifma  fuerte :  pues  carece  de 
Silla  ,  haviendofe  aplicado 
defde  fu  repoblación  á  la  Die- 
cefidc  la  Santa  Igleíiade  Se-, 
villa ,  en  que  actualmente  fe 
mantiene  con  un  Areedianato 
de  fu  nombre. 


Tom.X.  H  3  CA- 

Digitized  by  Google 


1 1 8        E/paría  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cap.ult. 
CAPITULO  ULTIMO. 


S)E  LOS  SANTOS 

S.  CPJPI\T  ,  MARTTR. 
S.  I  'C'.G  f.\C¡0,C  ONFESSOR. 

D,E  cftos  tratamos  ya  en  el 
'  O  ta  logo  ,  por  ha  ver 
Udo  Obií'pos* 

SANTA  FLORENTINA, 
Virgen. 

121  Efta  gloriofa  Santa 
fue  hermana  de  S.  Leandro, 
S.  Fulgencio  ,  y  S.  Ifidoro  ,  y 
con  ello  queda  dicha  fu  pro- 
fapia  ,  y  la  gloria  de  tan  ilus- 
tres Padres ,  que  merecieron 
ferio  de  femej  antes  hijos.  En 
Ja  fangre  parece  que  traían 
heredada  la  fantidad  ,  pues 
todos  los  hermanos  la  goza- 
ron. 

tu  Florentina  era  mayor 
de  edad  que  S.  Ifidoro ,  fegun 
diceS.  Leandro  en  el  cap.  ult. 
de  la  Regla  ;  donde  añade  que 
la  Santa  faltó  de  fu  Patria 
(Carthagena)  tan  niña ,  que 
no  podía  acordarfe  de  nada, 
como  ll  no  huvieíTe  nacido 
aJIi  :  Ea  inde  tétate  abfl  rafia 
es  ,  ut  vel  Ji  ibiáem  nata  fueris 
non  mtmineris.  NulU  eji  recar- 


DE  ESTA  <DIECESL 

datío  y  quét  tnoveat  dejtderiis 
animam.  Suponiendo  pues, co- 
mo debemos  fuponer ,  que  la 
cuna  de  S.  Ifidoro  fue  la  mif- 
ma  Ciudad  de  Carthagena,re- 
fulta  no  poderfe  autorizar  lo 
que  el  Breviario  antiguo  de 
Sevilla  dice  ,  que  eftando  Ifi- 
doro en  la  Cuna  ,  vio  fu  her- 
mana entrar  y  falir  de  la  boca 
del  bendito  niño  gran  multi- 
tud de  abejas :  y  admirandofe 
de  la  novedad,  entendió  lue- 
go en  la  Oración ,  que  aque- 
llo denotaba  la  gran  doctrina 
y  fabiduria  en  que  el  Niña 
havia  de  fobrefalir.  Efto,  vuel- 
vo á  decir ,  no  fe  compone 
bi  en  con  lo  propuefto  por  San 
Leandro  :  porque  fi  quando 
Florentina  falió  de  fu  Patria» 
no  era  capaz  de  acordarfe  de 
nada  ;  cómo  fe  compondrá 
con  efto  la  admiración  del 
prodigio  de  las  abejas ,  y  el 
acudir  á  Dios  en  la  Oración? 
Lo  cierto  es ,  que  en  el  Tu- 
denfe ,  y  en  el  Ccrratenfc  ,  na 
fe  atribuye  á  la  Santa  la  vifta 
de  aquella  maravilla  ,  fino  al 
Padre  Severiano  :  y  para  en- 
grandecer á  Florentina  no  es 
neceflario  recurrir  á  cofas  im- 

pror 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  dé  e/la  (Diece/t.  1 1  £ 


probables :  pues  la  badán  las 
verdaderas.  De  efta  linea  es, 
que  íiendo  de  tierna  edad  fa- 
lió  con  fus  Padres  defterrada, 
pa  (lando  con  los  demás  her- 
manos á  Sevilla  >  donde  cree- 
mos que  paífaron  á  reíidtr  :  y 
a  poco  tiempo  defpues  falle- 
cieron los  Padres ,  quedando 
S.  Ifidoro  en  la  infancia  ,  co- 
mo afirma  San  Leandro  en  el 
ultimo  capitulo  de  la  Regla, 
puedo  en  el  Tomo  9.  pag. 

357- 

J23  San  Leandro, que  era 
el  mayor ,  hizo  veces  de  Pa- 
dre y  de  Maeftro.  A  Floren- 
tina no  folo  la  inftruyó  en  las 
debidas  máximas  de  honefti- 
dad  y  politica  ,  como  corref- 
pondia  á  fu  esfera ,  fino  en  las 
de  moralidad  y  doctrina  efpi- 
ritual ;  pues  (abemos  que  la 
Santa  manejaba  la  lección  de 
la  Sagrada  Efcritura  ,  fegun 
vemos  en  las  Reglas  que  fu 
hermano  San  Leandro  la  dio, 
para  ufar  bien  de  los  textos 
del  Viejo  Teílamcnto  (en  la 
Regla  cap. 7.) 

124  Conociendo  Floren- 
tina en  virtud  de  la  oración  y 
lección  efpirirtial  la  inconf- 
tancia  de  los  cuílos ,  honras, 
y  bienes  de  ella  vida ,  corto 
de  un  golpe  los  lazos  en  que 
el  mundo  la  podia  detener, 
refolviendo  confagrar  íu  alma 


y  cuerpo  á  folo  el  Efyofo  ce- 
leítial ,  por  medio  del  eítado 
religiofo  ,  que  abrazó.  Fue 
efto  fegun  unánime  fentir  de 
nueftros  Efcritores,  en  la  Ciu- 
dad de  Eci ja  ,  y  en  el  fítio  lla- 
mado hoy  nueflra  Señora  del 
Valle  y  á  la  orilla  del  rio  Gcnil 
fuera  de  la  Ciudad,donde  hoy 
florece  el  inftituto  de  Padres 
Geronymianos ;  y  á  que  cada 
año  va  una  folemne  Procef- 
fiondefde  el  Hofpital  llamado 
de  Santa  Florentina  ,  cuyo  ori- 
gen fe  ignora  por  la  mucha 
antiguedad.Hay  también  otro 
Convento  de  Religiofas  Do- 
minicas ,  intitulado  de  la  San- 
ta ,  con  otros  varios  veftigios, 
que  aluden  á  lo  mifmo :  por  lo 
que  particularmente  ha  (ido 
alli  muy  común  el  nombre  de 
Florentina  en  las  mugeres  j  y 
afsi  queda  muy  autorizado  el 
concepto  de  haver  vivido  alli. 

125  Creciendo  la  Santa 
en  fama  de  prudencia  y  fanti- 
dad  ,  no  folo  la  tomaron  por 
Madre  y  Maeltra  las  Religio- 
fas de  fu  Monafterio  ,  fino  las 
de  otros  muchos  ,  pues  fegun 
refiere  el  citado  Breviario  an- 
tiguo de  Sevilla, vivían  bajo  la 
dirección  de  la  Santa  cafi  mil 
Vírgenes. 

126  Para  que  lograrte  ma- 
yor feguridad  en  la  vocación, 
y  para  inftruccion  en  el  cítalo 

H  4  Rer 


Digitized  by  Google 


i  io        Efpaffa  Sagrada.  Trat  3 t.  Cap.ult: 

Religiofo ,  la  envió  el  Santo  de  la  Santa  ,  por  fcr  todo 
Doctor  Leandro  un  Tratado  recedero  y  vano.  Por  tanto 
fobre  el  defprecio  del  mundo,  pufo  la  atención  en  dirigirla 
y  del  modo  con  que  fe  havia  para  el  defprecio  del  muiído, 
de  portar.  Eíle  es  el  que  lia-  y  exhortarla  á  los  bienes  ce- 
rnamos Regla  de  San  Leandro  leftialcs.  Usó  alli  de  exprcf- 
para  fu  hermana  Florentina,  llones  tan  vivas  fobre  el  con* 
que  fe  ha  impreflb  ya  varias  cepto  de  virtud  en  que  la  te- 
veces :  y  aunque  fe  fuele  de-  nia ,  que  concluyó  diciendo* 
cir  ,  que  la  eícribió  San  Lean-  eftaba  cierto ,  que  íi  oraba  por 
dro ,  quando  la  vio  Prelada,  los  hermanos  ,  inclinaría  los 
yo  tengo  por  mas  cierto  que  oídos  de  la  divina  Piedad  á  fi* 
no  fue  afsi ,  fino  quando  la  favor. 

Santa  dejó  el  mundo :  pues  en  127   Bien  inífruida  Floren-» 
el  ultimo  capitulo  (que  eítam-  tina  con  los  documentos  de  Cu 
pames  en  el  Tomo  preceden-  hermano  ,  y  manejando  con 
te)  fupone  el  Santo,que  a&ud-  fus  reglas  el  Viejo  Teftamen-* 
mente  fe  hallaba  Florentina  la*  fe  condolió  tiernamente 
bajo  la  dirección  de  fu  Maef-  de  la  dureza  de  los  Judíos: 
tra  Turtura.  El  motivo  pues  y  conociendo  bien  la  ecleftial 
de  aquella  obra  fue  el  ya  ex-  doctrina  de  fu  hermano  Sari 
preíTado ,  de  que  la  hermana  Iíldoro,  le  pidió  que  eferibief. 
perfeveraife  en  fu  fanta  voca-  fe  fobre  aquel  aífunto.  El  SanT 
cion  ,  fin  vclver  á  loque  ha-  to correfpondiendo  á  tan  fa-» 
via  dejado  ,  y  juntamente  grado  empeño  ,  recopiló  en 
componer    una  initruccíon,  dos  hbros  quanto  pudo,  acer- 
digna  de  tal  Padre  ,  por  la  ca  de  los  Myílerios  Catholi- 
qual  fe  pudieíTcn  guiar  bien  eos,  cahficandolos  con  el  Vic- 
ias Religíofas,  mirada  la  conf-  jo  Teíhmento  contra  la  perfí-* 
titucion  de  aquellos  tiempos,  día  Judayca  :  y  fe  los  dedico 
Afsi  lo  da  á  entender  el  mif-  á  la  mifma  Santa  ,  diciendo 
mo  Santo,  empezando  fu  Tra-  que  era  para  edificación  de  fus 
tado  con  la  exprefsion  de  que  de  feos,  á  fin  de  que  pues  eran 
fe  havia  pueíto  á  confíderar  iguales  en  la  fangre ,  fueífen 
el  modo  con  que  dotarla ,  ó  también  igualmente  acreedo- 
que  bienes  la  folicitaria  como  res  al  premio  :  H*c  ergo  fantta. 
Padre ,  y  que  no  halló  debajo  foror  ts  pétente  ob  ad/J/catio- 
del  Sol  ccía  que  fucüe  digna  ntrn  ftudijtü  tibí  dicavi,ut 

qUA 


Digitized  by  Google 


De  los  Santos  de  e/la  folccefi. 


ni 


fita  conforte  perfraor  fanguU 
n/s ,  coharcdcm  faciam  CP  mti 
laboris  (Procm.  contra  Judíos.) 

128  Iluílrada  la  Santa  cotí 
h  luz  de  tales  Doctores,  fe  in- 
flamaría también  con  el  trato 
del  Santo  hermano  Fulgencio, 
que  como  Obifpo  de  la  mifma 
Ciudad  donde  fuponemos  vi- 
vía Florentina,  fe  encenderían 
mutuamente,  como  afcuas,  en 
d  amor  del  Ciclo.  De  eñe  mo- 
do creciendo  cada  dia  la  San- 
ta de  virtud  en  virtud ,  y  ha- 
viendo  llegado  al  termino  de 
la  perfección  en  que  Dios  te- 
nia predeílinada  fu  corona, 
pafso  á  gozar  el  premio  de  fu 
virginidad  en  las  delicias  eter- 
nas del  Efpofo. 

129  Su  cuerpo  fue  fepul- 
tado  en  el  Convento  de  Eci- 
ja,  donde  havia  vivido:  y  pre- 
viene Morales  ,  que  en  una 
Capilla  de  la  Igleíia  de  aquel 
Monaftcrio  fe  mueftra  la  fe- 
pultura  de  la  Santa,  lib.  12. 
tap.f.fol.  103.  Lo  común  es 
decir ,  que  de  allí  fue  trasla- 
dada á  Sevilla  al  fepulcro  de 
los  demás  hermanos :  pero  fe- 
gun  lo  prevenido  en  San  Ful- 
gencio ,  parece  mas  autoriza- 
do ,  que  no  huvo  tal  trasla- 
ción,  fino  que  fe  mantuvo, 
como  el  cuerpo  de  S.  Fulgen- 
cio ,  en  Ecija  ,  harta  que  los 
Chriíüanos  los  llevaron  á  los 


montes  de  Guadalupe  :  pues 
por  tanto  fueron  trasladados 
enVs  dos  ,  y  no  los  otres ,  que 
cllaban  lcpultados  en  Sevilla. 

130  El  año  de  la  muerte 
de  la  Santa  no  fe  fabe.  El  Bre- 
viario antiguo  de  Sevilla  dice, 
que  fue  del  pues  del  tranílto  de 
S.  Leandro  en  tiempo  del  Em- 
perador Juíliniano.Eíto  ultimo 
es  yerro ,  pues  Juftiniano  mu- 
rió mucho  antes  que  S.  Lean- 
dro ,  y  que  Santa  Florentina, 
íi  tita  falleció  defpues  del  San- 
to ,  como  dice  el  Breviario  :  y( 
confta  haver  (ido  afsi  en  vir- 
tud de  los  libros  contra  los 
Judíos  ,  que  San  líidoro  dedi- 
có á  la  Santa ,  defpues  de  fer 
Prelado  fuccííbr  de  fu  herma- 
no. Tamayo  con  otros  dicen, 
que  murió  la  Santa  en  primero 
de  Setiembre  ,  Era  DCLXXÍ. 
año  de  633.  citando  la  ins- 
cripción fepulcral  puerta  al  fin 
de  los  verfos  atribuidos  áSan 
llderbnfo  (mencionados  aquí, 
num.8o.)  pero  todo  aquello  es 
inventado  ;  y  como  erraron 
alli  el  año  de  la  muerte  de 
San  Leandro ,  tampoco  tienen 
autoridad  en  el  que  feñalan  á 
la  Santa. 

131  El  dia  en  que  fe  halla 
en  los  Martyrologios  aumen- 
radosde  Ufuardo,  Mauroly- 
co  ,  Galefinio ,  y  Baronio ,  es 
el  ao.  de  Junio ,  nombrándola 


Digitized  by  Google 


1 z  z  Ef paría  Sagrada.  Trat.  3  z .  Cap.ule 


Florencia.  Entre  los  citados 
folo  Baronio  exprefsó  en  fu 
Martyroiogio  el  lugar  ,  di- 
ciendo que  fue  Sevilla :  Hif- 
pali  in  Hifpania:  pero  ni  conf- 
ía afsi  por  los  demás ,  ni  por 
nueftros  mas  autorizados  do- 
cumentos ,  que  no  permiten 
nos  apartemos  de  Ecija.  En 
quanto  ai  nombre  eferiben 
Florenciana  algunos  MSS.puef- 
tos  por  el  P.  Solerio  en  el  dia 
20.  de  Junio  íbbrc  Ufuardo: 
y  previene  alli  bien  ,  que  me- 
jor ícria  darla  el  nombre  de 
Florentina.  El  MiíTal  y  Brevia- 
rio Muzárabe  la  celebran  en 
el  mifmo  dia  20.  de  Junio,  lla- 
mándola Florencia:  íiendo  efta 
una  de  las  fieítas  añadidas  mo- 
dernamente en  aquel  Oficio; 
y  por  elfo  es  todo  el  rezo  del 
Común.  El  nombre  confta  fer 
Florentina ,  como  fe  lee  en  los 
textos  antiguos  de  San  Lean- 
dro ,  Iíidoro  ,  Braulio,  y  Ilde- 
fonfo  en  el  Elogio  de  San  Iíi- 
doro cap.9.  Los  Breviarios  an- 
tiguos que  yo  tengo  ,  la  cele- 
bran en  Marzo  ,  como  fe  ve 
en  el  Hifpalenfe,  y  en  el  Abu- 
lenfe  ,  citados  por  el  Padre 
Henfchenio  en  prueba  del  20, 
de  Junio.  El  Abulenfc  la  fé- 
rula el  dia  14.  de  Marzo.  El 
Hifpalenfe  la  pone  del  pues 
del  dia  de  San  Leandro  ,  pero 
faltándole  el  Kalendario  del 


principio  ,  no  se  íí  era  en  el 
14.  ó  en  el  15.  en  que  le  cita 
Tamayofobrc  el  20.  de  Ju- 
nio. 

1 3  2  Mantuvieron  fe  las  Re- 
liquias de  la  Santa  en  Ecija, 
como  las  de  fu  hermano  Sao 
Fulgencio  ,  venerados  uno  y 
otro  por  los  Fieles  defde  el 
tiempo  de  los  Godos ,  fegua 
comprueba  el  hecho  de  que  al 
períeguir  los  Moros  los  Cuer- 
pos de  los  Santos,  fueron  eftos 
dos  trasladados  á  lugar  retira- 
do,aflfegurandolos  en  los  mon- 
tes de  Guadalupe,  donde  fue- 
ron descubiertos  en  el  Siglo 
catorce  ,  como  fe  dijo  al  ha- 
blar de  S.  Fulgencio  num.88. 

SAN  PEDRO  y  r  SAN 
UviJlremundo>  Martyres. 

13  3  Aun  en  tiempo  de  la 
dominación  de  los  Moros  per- 
feveró  Ecija  con  Chriftiandad 
c  Igleíia  ,  como  fe  dijo  al  ha- 
blar de  los  Obifpos  de  aquel 
tiempo.  Los  hijos  mas  fobre- 
falie.ues  que  tuvo  ,  fueron  los 
dos  nombrados  Pedro,  y  Uvif- 
tremundo  ,  los  quales  por  la 
firmeza  en  la  Fe ,  no  folo  han 
perpetuado  fu  nombre  entre 
los  hombres  ,  fino  entre  los 
bienaventurados  en  fuerza  de 
la-  gloria  del  Martyrio.  Sa» 
Eulogio  eferibió  de  ellos  en 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  de  efta  <D¡eccfi.  123 


el  libro  2.  del  Memorial  de 
los  Santos  cap.  4.  y  fegun  lo 
allí  hiftoriado  >  fue  aísi  fu 
triumpho. 

154  Uno  y  otro  fueron 
naturales  de  Ecija :  y  como 
Córdoba  era  el  Thcatrode  las 
Ierras,  pallaron  allá  á  inftruir- 
fe  en  las  ciencias.  La  princi- 
pal en  que  mas  adelantaron 
fue  en  la  de  los  Santos  >  des- 
preciando los  bienes  tempo- 
rales ,  y  meditando  mucho  en 
los  eternos.  Pedro  fue  orde- 
nado de  Sacerdote  en  virtud 
de  fus  buenas  coftumbres  ,  y 
de  la  ciencia  fagrada  de  las 
Divinas  Efcrituras,  que  apren- 
dió en  la  enfeñanza  de  un 
Abad  Frugelo.Viendo  los  Pre- 
lados fu  ciencia  ,  virtud  ,  y 
prudencia  le  encomendaron 
el  gobierno  del  Convento  de 
Santa  María  Cuteclarenfe,que 
citaba  junto  á  Córdoba  á  la 
parte  del  Occidente. 

135  Uviftremundo  fe  me- 
tió Religiofo  en  el  Monafterio 
4eSan  Zoil,  llamado  Armila- 
tenfe  ,  por  el  rio  Armil&ta> 
(hoy  Guadaltnellato)  que  baja 
del  Norte  al  Mediodía  ,  á  mc- 
terfe  en  el  Betis.  Efte  Monaf- 
terio diftaba  treinta  Millas  y 
algo  mas  de  Córdoba  ,  funda- 
do en  una  horrible  foledad, 
fobre  el  fitio  donde  'hoy  el  de 

Franci/cQ  llamado  del  Mon- 


ts  ,  Junto  al  qual  fe  mantiene 
una  cueba  ,  que  como  el  anti- 
guo mantiene  el  nombre  de 
SsnZoil.  Alli  fe  fue  Uviíhe- 
mundo,  huyendo  propiamen- 
te del  mundo  ,  pues  vivía  co- 
mo fuera  de  el  en  tal  deíierto, 
fin  que  tuvieíTe  aquella  vene- 
rable Comunidad  mas  con  fu  e- 
lo  en  la  tierra  ,  que  el  del  rio 
vecino ,  el  qual  por  la  abun- 
dancia de  los  peces  que  pro- 
duce ,  les  daba  el  alimento. 

136  Sucedió  pues  que  afst 
cftos  dos ,  como  otros  quatro 
Varones  (de  que  trataremos 
en  fus  fitios)concurrieflen  jun- 
tos á  la  cafa  del  Juez, y  co- 
mo (i  no  tuvieíTen  mas  que  una 
boca  ,  afsi  como  convenían  en 
una  Fé ,  empezaron  á  conféf- 
íarla  unánimes  ,  diciendo: 
„  También  nofotros ,  ó  Juez, 

fomos  de  la  profcfsion  en 
„  que  acaban  de  morir  nuef- 
„  tros  hermanos  Ifaacy  y  San- 
„  cho,  á  quienes  quitarte  la  vi- 
„  da.  Uía.  pues  de  tu  oficio: 
„  aumenta  crueldades:  y  enar- 
„de'cete  en  venganza  de  tu 

faifo  Prophcta  :  porque  no- 

fotros  confeffamos  por  Dios 

á  Jefu  Chrifto  ,  reconocien- 
„  do  á  Mahoma  por  miniftro 
,>  del  Ante-Chrifto ,  y  de  per- 
„  veríos  dogmas  5  doliendo- 
„  nos  de  que  citéis  engaña- 
„  dos  en  ellos  por  perfuaílon 

del 

Digitized  by  Google 


i  z 4        E/paña  Sacada.  Trat.  3  2 .  Cap.utt. 


„  del  enemigo ,  con  quien  pa- 
„  decereis  defpues  penas  eter- 
,)  ñas. 

137  Viendo  el  Juez  tan 
clara  y  pública  confcfsion  de 
la  Fe  Cliriltiana  ,  mandó  que 
fuellen  degollados.  Los  ben- 
ditos Santos  recibieron  tanto 
gozo  de  oir  cita  ícntencia,quc 
caminando  al  lugar  del  fupli- 
cio ,  fe  iban  mutuamente  con- 
vidando ,  como  íi  los  llevaran 
á  un  banquete.  Fueron  pues 
todos  degollados >  empezando 
los  verdugos  por  Pedro  ,  que 
como  Sacerdote  confí^uió  la 
palma  de  primero.  £1  dia  fue 
el  7.  de  junio  de  la  Era  889. 
año  de  851.  en  que  incidió, 
como  dice  San  Eulogio ,  la  fe- 
ria primera ,  efto  es ,  el  Do- 
mingo ;  fegun  convino  al  dia 
referido  en  el  expreflado  año, 
cuyo  eyelo  folar  fue  20.  y  la 
letra  Dominical  D.  por  lo  que 
fe  verifica  haver  fido  Domin- 

to  el  dia  7.  de  Junio  del  año 
51.  y  confíguientcmente  no 
hizo  bien  Galeímio  en  aplicar 
eftos  Santos  en  fu  Marty  rolo- 
gio  al  dia  ocho  de  Junio  j  pues 
el  texto  de  San  Eulogio  no  ad- 
mite duda :  hallandofe  tam- 
bién autorizado  en  los  Marty- 
roiogios  immediatos  de  Adón, 
y  deUfuardo  (como  verás  en 
las  ultimas  ediciones  de  Gcor- 
gi ,  y  de  Solerio)  que  los  po~ 


nen  en  el  fíete  de  Junio.  (yJd* 
Jun.)  La  razón  de*  aquel  yer- 
ro fe  declara  en  el  cap.  1 1.  de 
los  Santos  de  Córdoba ,  en  la 
Vida  de  San  Sabiniano,  y  fus 
Compañeros. 

138  Degollados  los  San-» 
tos ,  fueron  pueftos  los  fagra-» 
dos  cadáveres  en  palos :  y  def- 
pues de  algunos  dias  los  que- 
maron en  una  ecande  hoguen 
ra  ,  arrojando  las  cenizas  al 
rio  ,  para  que  no  las  recogief? 
fen  los  Omitíanos. 

139  El  Obi  fpado  de  Córdo- 
ba los  celebra  en  el  dia  7.  de 
Junio  (juntamente  con  los  de- 
más Compañeros.)  El  Arzo- 
bi  fpado  de  Sevilla  reza  tam- 
bién de  ellos  en  el  mifmo  dia 
7.  de  Junio ,  por  fer  hoy  Eci- 
ja  de  fu  Diecefi.  Mantienefc 
fu  memoria  en  el  Martyrolor 
gio  a&ual  Romano ,  dia  7.  de 
Junio  ,  íiendo  común  en  los 
demás  poíteriores  á  San  EuUh 
gio ,  de  quienes  todos  toma-r 
ron  los  nombres  y  el  Marty- 
rio.  Vean  fe  las  Actas  en  el 
Apéndice  I. 

EXCLUTENSE  LOS  SANTOS 
modernamente  aplicados 
a  O/una. 

SAN   ARCADIO  MARTTR. 
12.  de  Enero. 

140    En  el  Quaderno  de 

los 


Digitized  by  Google 


De  losSdntos  de 

losSantos  del  Arzobifpado  de 
Sevilla  fe  pone  el  rezo  de  efte 
Martyr  como  Santo  Urfaonen- 
fi ,  aplicándole  al  dia  19.  de 
Enero ,  por  cílár  ocupado  con 
la  Ochava  de  la  Epiphanla  el 
dia  12.  proprio  del  martyrio 
del  Santo,  El  tiempo  en  que 
empezó  á  celebrarle  en  Sevi- 
lla ,  rué  el  año  de  1624.  como 
afirma  el  P.  Quintanaducñas. 
El  motivo  para  contrahcrle  á 
la  Betica ,  y  ponerle  en  Ofu- 
na ,  no  fue  otro  que  el  de  ha- 
verlo  eferito  afsi  el  impoftór 
de  el  Chronicon  atribuido  á 
Dextro  ,  el  qual  hablando  del 
año  no.  efeogió  al  San  Arca- 
dio  del  dia  doce  de  Enero ,  pa- 
ra traherle  á  Efpaña  ,  y  apli- 
carle á  Ofuna :  S.Arcadius  (di- 
ce) Urfaone  in  Betica  patitur 
ii.Januarij.)  Elle  es  el  único 
teftimonio  en  prueba  de  que 
San  Arcadio  padeció  en  E (pa- 
ña :  fin  que  el  impoftór  tuvief- 
mas  fundamento  para  ello, 
que  el  haver  íéle  puefto  en  la 
cabeza  repartir  por  cftos  Rey- 
nos  los  Santos  que  encontraba 
en  los  Martyrologios  fin  ex- 
prefsion  del  lugar  en  que  fa- 
llecieron :  y  como  San  Arca- 
dio  fe  halla  en  muchos  Mar- 
tyrologios íobre  el  dia  12.  de 
Enero  fin  determinación  del 
fitio  en  que  padeció  j  no  qui- 
fo  dejarle  en  blanco ,  y  afsi  le 


tjtá  (Diecej!.  i  2  y 

hizo  uno  de  los  qué  tenia  pre- 
deftinados  en  fu  mente  para 
Efpaña  :  pareciendole  que  co- 
mo en  los  Martyrologios  Ro-. 
manos ,  (el  pequeño,  y  de  Ba- 
ronio)  en  Adón  ,  Ufuardo ,  y 
otros ,  no  fe  declara  el  lugar; 
tenia  arbitrio ,  y  licencia  para 
traherle  á  Efpaña  impune-, 
mente  ,  porque  nadie  le  po- 
dría moftrar  otro  lugar. 

141  Perofcgun  lo  decía-» 
rado  en  otras  partes  ,  baña 
que  laexprefsion  de  Efpaña 
íe  halle  foUmente  en  Dextro, 
para  conocer  que  únicamente 
fe  funda  en  la  voluntad  del 
impoftór,  fin  apoyo  para  Ofu- 
na ,  mas  que  para  otra  Ciu* 
dad ,  pues  folo  miró  á  la  idéa 
de  ir  repartiendo  por  diverfos 
pueblos  de  Efpaña  los  Santos 

ue  hallaba  en  Martyrologios 
n  contracción  á  determina-* 
do  lugar :  y  á  San  Arcadio  le 
cayó  la  fuerte  en  Ofuna. 

142  Lo  mas  es,  que  fe 
hallan  algunos  documentos, 
los  quales  expreífan  el  fitio 
del  martyrio  ,  y  ninguno  le 
feñala  en  Efpaña ,  fino  en  C¿- 
farea  de  Mauritania,  6  en  Aco- 
ja. Reducenle  á  Cefarea  de 
Mauritania  dos  Martyrolo- 
gios antiquifsimos  del  Monaf- 
terio  de  San  Germán  de  París, 
citados  por  Bolando  fobre  el 
dia  12.  de  Enero  :  In  Cefarea 

Maur 


2 


Digitized  by  Google 


i  %  é        E/paña  Sttg'ada.  Trat.  ¡  i .  Caf.ult. 


Mauritania  S.  Arcadij  Marty- 
ris  ,  gentre  O*  minutáis  dar  i. 
Lo  mifmo  efcribio  Pedro  de 
Natalibus  en  el  üb.  i.  cap.3.3. 
donde  hablando  de  los  Efcri- 
tos  de  San  Zenón,  Obifpo  Ve- 
raneare ,  reñere  entre  ellos  el 
martyrio  de  San  Arcadio  Mar- 
tyr  ,  tempore  fuo  apud  MAU- 
RITANIAM  pafti.  Galcfinio 
fobre  el  12.de  Enero:  In  Mau- 
ritania S.Arcadij  Martyris.  Lo 
niifmo  ílguió  Botando ,  apli- 
cando fu  pafsion  á  Cefarea  de 
Mauritania  ,  y  alegando  fo- 
bre eílos  textos  otro  de  un 
Códice  Ultrayedenfe ,  donde 
fe  refiere  que  el  Santo  pade- 
ció en  aquel  lugar.  Menciona 
allí  á  Dextro  :  y  aunque  por 
entonces  no  havian  conocido 
firmemente  los  Padres  Antuer- 
pienfes  la  ficción  de  aquel  ef- 
crito  ,  con  todo  elfo  no  afsin- 
tieron  á  él.  Defpues  fobre  el 
dia  1.  de  Marzo  afirmaron, 
oue  cada  dia  iba  creciendo  en 
lu  didamen  el  defaprecio  de 
femejante  Chronicón:  y  final- 
mente ya  llegaron  á  conocer 
que  era  fingido  ,  tratándole 
como  á  tal  en  el  progreífo  de> 
fu  Obta. 

143  En  las  Adas  del  mar- 
tyrio del  Santo  ,  publicadas 
en  muchos  Colectores ,  fe  re- 
duce el  martyrio  ,  át  la.  Acaya, 
empezando  por  eftas  palabras; 


Cum  in  Achata.  Bolando  dice, . 
que  efto  pudo  íer  errata.  Rui- 
nart  da  la  razón  »  diciendo, 
que  antes  del  martyrio  de  San 
Arcadio  precede  San  Satyro, 
el  qual  padeció  en  Acaya ,  y 
por  tanto  tuvieron  ocaíion  al- 
gunos para  aplicar  á  la  mifma 
región  ai  immediato  San  Ar- 
cadio: añadiendo  mas  fuerza 
á  la  congetura  el  ver ,  que  los 
Griegos  no  mencionan  tal 
Santo ,  y  los  mas  de  los  Lati- 
nos hacen  memoria  de  el.  So-; 
lerio  fobre  el  dia  12.  del  Mar- 
tyrologio  de  Ufuardo  ,  no 
aprueba  que  fe  de  menos  ere- 
dito  á  las  Adas  ,  fiendo  eri  lo  • 
demás  puras  y  finecras.  Pero 
á  mi  me  hace  mas  fuerza  la 
reflexión  de  Ruinart:  pues  fi 
huviera  padecido  el  Santo  en 
Acaya,  precifamente  havia  de 
fer  conocido  entre  los  Grie- 
gos :  y  no  lo  fiendo  fino  entre, 
los  Latinos ,  es  mas  autoriza-^ 
ble  reconocerle  en  región  fue- 
ra del  Oriente  ,  qual  es  la, 
Mauritania  ,expreflada  en  los, 
documentos  referidos ,  y  en 
otros  que  cita  Ruinartj  al  dar 
las  Adas  del  Santo  entre  las, 
finecras  y  felcdas. 

144  Tamayo  en  fu  Mar- 
tyrofogjo  fpftiene  á  Dextro 
por  exclufion  de  las  dos  opi- 
niones referidas :  pues»  eJ. apli- 
car lea  kAqa  ya, 

no 


Digitized  by  Google 


(De  ¡os  Santos  de 

too  por  el  motivo  alegado  de 
preceder  San  Satyro ,  Martyr 
de  la  Acaya  :  y  los  que  le 
aplican  a  la  Mauritania ,  eí- 
tos  (dice)  no  lo  prueban  ,  co- 
mo conocerá  el  que  vea  las 
notas  de  Galeílnio.  Por  tanto 
concluye ,  que  debe  reducir- 
ib  á  Efpaña.  Pero  que  impor- 
ta y  que  Galeílnio  no  citafle 
mas  que  al  Equilino  ,  íi  por 
otra  parte  fe  proponen  los 
documentos  ,  que  expreílan 
haver  padecido  San  Areadio 
en  Africa?  Efto  confirma,  que 
el  Autor  del  fupuefto  Dextro 
le  contrajo  á  Efpaña  ,  por 
no  haver'  vifto  mas  que  los 
Martyrologios  ,  y  acafo  el 
Sermón ,  que  anda  en  nom- 
bre de  San  Zenón  Veronen- 
íe  i  donde  no  fe  declara  el 
fino  del  martyrio :  pues  Ta- 
mayo,y  otros  que  eferibie- 
ron  deípues  de  publicado  el 
Chronicón  ,»no  conocieron 
los  documentos  antiguos  don- 
de fe  refiere  haver  padecido 
en  Africa  el  San  Areadio  del 
dia  12.de  Enero. 

145  De  eñe  principio  de 
haver  padecido  el  Santo  en 
12.  de  Enero ,  y  fer  el  mif- 
mo  de  quien  habió  San  Ze- 
nón .  infirió  el  Padre  Quinta- 
nadueñas ,  que  era  diveríb  de 
otro  San  Areadio  maxtyriza- 


y?4  (D¡ece/t.  ttf 

do  en  Africa  á  13.  de  No- 
viembre en  tiempo  de  los 
Vándalos  :  infiriendo  la  dif- 
tincion  no  tanto  por  la  diver- 
sidad de  los  dias ,  como  por- 
que San  Zenón  (cuyo  marty- 
rio fe  reduce  al  Imperio  de 
Galieno)  no  pudo  eferibir  de 
Martyr  pofterior  á  fu  tiem- 
po. Pero  de  aqui  no  fe  in- 
fiere que  padecieíTe  en  Efpa- 
ña el  martyrieado  á  12.  de 
Enero  :  antes  bien  del  que 
padeció  en  cfte  dia  exprcf- 
fan  los  textos  alegados ,  que 
fue  Martyr  en  Mauritania :  y 
del  elogiado  por  San  Zenón 
afirman  lo  mífmo  los  Códi- 
ces citados  por  Ruinart.  Lue- 
go ni  por  uno ,  ni  por  otro 
le  prueba  nada  á  favor  del 
reducido  á  Ofuna  ,  antes  bien 
por  ambos  principios  fe  prue- 
ba ,  que  aquel  Santo  no  pa- 
deció en  Efpaña.  El  Areadio 
del  12.de  Noviembre  fue  Ef- 
pañol  ,  aunque  confumó  el 
triumpho  en  Africa  ,  como 
diremos  en  otra  parre :  pero 
el  martyrizado  en  12.  de 
Enero  no  puede  probarfeEf- 
pañol  por  el  primer  naci- 
miento para  el  mundo  ,  ni  por 
el  fegundo  para  el  Cielo. 

146  Acerca  del  tiempo  en 
que  murió  San  Areadio  no 
es  necefíario  detenernos,  por- 


Digitized  by  Google 


i  1 8       E/pana  Sagrada.  Trat.  j  % .  Cap.uh. 


que  ni  eftá  averiguado  ,  ni 
para  el  intento  de  fi  fue ,  ó 
no  ,  Efoañol  ,  fe  necefsita 
otra  cola  ,  que  el  íiguicntc 
Epilogo.  Entre  ios  documen- 
tos verdaderamente  antiguos, 
que  le  mencionan ,  unos  no 
cxpreflan  el  fitio  del  marty- 
rio ,  otros  le  declaran ,  pero 
ninguno  le  reduce  á  la  Be- 
tica  ,  ni  á  otra  Provincia  de 
Efpaña  ,  fino  uno  á  la  Aca- 
ya  ,  los  demás  á  Mauritania. 
Luego  de  ningún  modo  debe 
darfc  oído  al  que  por  ver  úni- 
camente los  textos  donde  el 
lugar  no  fe  exprefla  ,  creyó 
fcr  oportuno  para  recogerle 
en  fu  Nación ,  y  alojarle  en 
el  pueblo  donde  le  pareció, 

147  Concluyo  pues  coa 
las  palabras  del  Cl.  Don  Ni- 
colás Antonio ,  quien  defpues 
de  ha  ver  alegado  lo  que  ef- 
cribió  Bolando ,  refiere  en  fu 
Cenfura  de  hiftorias  fabulo- 
fas  lib.  4.  cap.  5.  num.25.  que 
la  Santa  Iglefia  Metropolita- 
na de  Sevilla  le  celebra  como 
Martyr  de  fu  Dieccfi :  que  fu 
veneración  es  jufta  (  pues  fe 
ordena  á  verdadero  Santo)  pe- 
ro ti  titulo  (de  venerarle  co- 
mo fuyo)  es  digno  de  que  lo  re- 
forme efta  gravifsima  Iglefia 
ton  ingenua  y  pronta  cenfu- 
ra. 


EXCLUTENSE  DE  OSUNA 
y  de  Efpaña  ,  San  León ,  Do^ 
nato,  Nicepbor o,  Abundancio, 
y  demAj  Compañera, 
Martyres. 

148  No  contento  el  Aiu 
tor  del  Chronicon  atribuido 
á  Dextro  con  dar  á  O  fuña  i 
San  Arcad io  ,  quiíb  moftrar 
fu  liberalidad  aplicándola  otro 
crecido  numero  de  Martyres^ 
que  en  el  Martyrologio  Ro* 
mano  fobre  el  dia  1.  de  Mar«< 
zo  ,  encontró  fin  exprefsioa 
del  lugar:  y  como  la  única 
mención  de  aquel  Autor  (juz-? 
gado  legitimo  en  el  Siglo  pafc 
fado)  bailó  para  que  Sevilla 
admitiefle  como  proprio  de 
fu  Dicccfi  a&ual  a  San  Arca-* 
dio $  no  neccfsitó  mas  pruc-< 
bas  para  San  León ,  Donato,' 
y  fus  Compañeros ,  introdu- 
ciendo fu  fiefta  entre  las  de-: 
más  de  fus  Sanasen  el  1.  de 
Marzo :  fin  que  para  efta  no-» 
vedad  tuvieue  mas  fundamen-' 
to  que  el  Chronicon  atribui- 
do á  Dextro ,  ni  el  Autor  de 
cfte  mas  motivo  que  el  hallar 
aquellos  Santos  en  el  Marty- 
rologio fin  cxprcfsion  del  fitio 
en  que  padecieron. 

149  Pero  ya  que  en  unos 
documentos  no  fe  lee  el  lugar 
de  la  pakftra  ,  le  expreñan 

otros 


Digitized  by  Google 


(De  tos  Santos  de  e/IaíDieceJi.  119 

elfos  antiquifsimos  ,  que  la  queda  manífeftada  fu  terneras- 
diligencia  de  los  Autores  pof-  ría  voluntariedad, 
teriores  á  Baronio  ha  cncon-  150   Y  debemos  notar, que 
trado  ,  y  por  ellos  fabemos  aunque  los  Padres  Antuer- 
que  fon  Mar ty res  Africanos,  píenles  procedieron  con  al- 
Afsi  lo  expreflan  algunos  Mar-  guna  timidez  fobre  la  Na- 
tyrologios  Geronyraianos.  El  cion  en  que  padecieron  ellos 
Epternaceníc  de  los  Padres  Santos,  contando  por  moti- 
Antucrpieníés ,  que  tiene  mas  vo  de  la  duda  el  teftimonio 
de  mil  años  de  antigüedad,  atribuido  á  Dextro  ;  confiftió 
(citado  por  Francifco  Maria  aquello  en  el  tiempo  en  que 
Plorenrinio  con  titulo  de  An-  eferibieron  el  primer  Tomo 
tuerpienfe)  dice  afsi :  Kalend.  de  Marzo  ,  por  el  año  de 
Martij.  In  Africa  Nat.  SS.Leo-  1667.  que  fue  86.  años  antos 
nis ,  Donati,  Habundi>  Adra/-  del  prefente  :  y  aunque  con- 
ti ,  Cari/si  y  Nicefori  ,  Dona-  fiefían  que  iba  vacilando  mas 
tilU  ,  &  aliorum  novem.  El  y  mas  cada  dia  en  fu  di&a- 
Martyrologio  Richenovienfc:  men  la  autoridad  del  Efcrito 
in  Africa  L(onis  ,  Donati*,  atribuido  á  Dextro,  con  to- 
Furtuni ,  DonatilU,  Abundan-  do  eflb  por  la  general  aceep- 
,  tij.  Lo  mifmo  en  el  Torna-  tacion  en  que  por  entonces 
ceníe,y  en  el  Laetienfc :  In  corría,  le  citaban,  y  le  da- 
Africa  pafsio  Sanfti  Leonis  O*  ban  lugar  para  apoyar  lasdu- 
Donati.  Lo  mifmo  en  el  Ful-  das.  Pero  defpues  conocie- 
deníe  ,  y  en  otro  del  Vatica-  ron  claramente  fer  fingido ,  y 
no  num.  3806.  In  Africa  Do-  no  hacen  cafo  de  el ,  citan- 
natiMart.  &  S.rLeonis.  Que-  dolé  con  el  debido  defpre- 
da  pues  convencida  la  teme-  ció  ,  como  fin  falir  de  efta 
raria  audacia  de  el  impoftor,  Obra  verás  en  el  Tomo  7.  pag. 
que  viendo  en  el  Martyrolo-  49.  en  que  hablamos  de  San- 
gio  Romano  á  San  León ,  y  ,  tos  pertenecientes  al  mes  de 
lus  Compañeros  fin  contrac-  Abril  ,  en  cuyos  Tomos  te- 
cion  á  pueblo  ,  ni  a  Nación,  nian  ya  mas  conocida  la  fíe- 
los efeogió  para  Efpaña ,  ere-  cion  los  referidos  Efcritores: 
yendo  que  no  havria  docu-  y  aun  al  fin  de  Marzo  fobre 
mentó  por  donde  probar  que  el  dia  30.  dcclararon,que  eran 
no  eran  Efpañoles.  Pero  ya   nuevos  los  Chroniconcs  for- 
..  xTomX  I  ma- 


Digitized  by  Google 


1 3  o       Efpaña  Sagrada.  Trat.  3 1 .  Cdp.ult. 


mados  bajo  el  nombre  de  Dex- 
tro ,  Máximo ,  y  Julián  Pé- 
rez ;  por  lo  que  dudaron  ,  fi 
citarían  ,  ó  paíTarian  en  íilcn- 
cio  lo  que  fobre  San  Segun- 
do Aftenfe  de  Italia  efcnbie- 
ron  algunos  Efpañoles  ,  apli- 
cándole á  la  Afta  de  Efpaña: 
y  en  fin  concluyeron  ,  que  no 
debia  admitirle  tal  efpecie, 
mientras  no  fe  alegarte n  me- 
jores teftimonios  por  el  Af- 
tenfe  de  Efpaña.  En  los  To- 
mos figuicntcs  publicaron  fir- 
memente» fer  eferitos  fingi- 


dos modernamente  :  y  afsí  de- 
be hacerfe  gran  diftincion  en- 
tre los  Tomos  de  los  tres  pri- 
meros Mefes  ,  y  los  figuien- 
tes  ,  en  quanto  mira  á  la  au- 
toridad de  aquellos  Clarifsi- 
mos  Efcritores  en  los  puntos 
de  Efpaña  ,  como  ellos  mia- 
mos manifeftarán  al  Orbe, 
quando  fe  llegue  á  formar  nue- 
va edición  ,  pues  ya  tienen  fu 
mente  declarada  en  conocer 
por  apocryfp  lo  que  al  prin- 
cipio miraron  como  íbfpe- 
chofo. 


> 


TRA- 


Digitized  by  Google 


*3* 


TRATADO  XXXIII. 

DE  LA  IGLESIA  DE  CORDOBA. 


CAPITULO  I. 


r      •   I  • 


S>EL    H0M<B%B,   ARTIGUE® A®, 

y  fituacion  de  la  Ciudad. 


A  infígnc  Ciudad 
de  Córdoba  es  una 
de  las  que  empie- 
zan á  publicar  fu 
antigüedad,  dcfdc 
que  fe  oye  el  nombre  :  pues 
aunque  algunos  han  querido 
averiguar  fu  origen ,  no  es  fá- 
cil defcubrirle.  El  Padre  Gi- 
rón ,  Carmelita  ,  en  fu  Origen 
y  primeras  poblaciones  de  Ef- 
faña  pag.34.  recurre  á  la  len- 
gua Hebrea  ,  fuponiendo  que 
fundaron  eíla  Ciudad  los  Per- 
fas,  y  dice  que  Cor  duba  fe  de- 
riva de  Cardumot ,  ó  Cordum, 
que  fignifica  la  Segur  ,  ó  Ha- 
cha. 

2  Samuel  Bocharr  en  el 
lib.i.  de  las  Colonias  de  los 
Phcnicios  cap.  34.  recurre  al 
Arábigo  Coteba',6  Corteba,qi\c 
Ggtiifica  entre  los  Syros  lo 


mifmo  que  entre  nofotros 
trapetum ,  ó  rueda  del  molino 
de  aceyte :  añadiendo  luego 
otra  derivación  por  el  final 
Baal  y  de  que  juzga  fer  com- 
pueftos  los  nombres  de  aejuc- 
Ua  terminación  ,  como  Caldu- 
ba,  Saldaba,  Onuba  O'e.  y  di- 
ce fignifica  virtud  ,  ó  temblor 
de  Baal.  Pero  mas  feguro  es 
dejar  reducido  el  nombre  a 
los  primitivos  fundadores, 
confeífando  por  fu  mucha 
antigüedad  nueftra  ignoran- 
cia, 

3  La  verdadera  orthogra- 
phia  de  la  voz  es  CORDVBA, 
como  convence  la  Medalla 
que  pondremos  dcfpues ,  la 
qual  no  logró  ver  Ambrollo 
de  Morales.  Lo  mifmo  confia 
por  las  Infcripcioncs  ,  y  Poe- 
tas ,  bailando  que  hable  por 

;  1 2  cf- 


Digitized  by  Google 


13  2,      E/paña  Sagrada.  Trat.  3"  3 .  Cap.  t. 


eftos  SHio  Itálico ,  que  en  el 
lib.J.v.401.  dice  afsi: 

Nec  de  cus  aurífera 
Cejfovit  Corduba  térra. 

Aquí  no  fblo  debemos  fe5- 
parar  en  el  nombre  ,  y  en  el 


como  en  la  pofterioi  de  Cer¿  > 
doba,  fe  mantuvo  la  B.  y  no 
ufaron  de  V.  por  cuya  razón 
eferibimos  íiempre  Córdoba, 
con  B.  como  los  Griegos ,  los 
Latinos  ,  los  Godos  , » y  los. 
Muzárabes  j  y  no  Cordova, 
conV.  como  las  mas  de  los 


elogio 


con 


que  la.  nombra, <  modernos. 


honra, ó  hermoíura  de  hfticr- 
ra  que  lleva  oro  ,  fino  en  la 
antigüedad :  pues  al  tiempo 
de  la  guerra  de  Annibal  (de 
que  trata  alli  Silio)  ya  fe  men- 
ciona Córdoba  con  aplauíb:  y 
cite  es  el  teftimonio  mas  anti- 
guo que  tenemos  en  orden  al 
nombre  y  exiftencia  de  la 
Ciudad. 

4  En  tiempo  de  los  Godos 
fe  alteró  una  letra  ,  mudando 
Ja  V  en  O  :  pero  manteniendo 
la  B.  como  confia  por  las  Mo- 
nedas de  los  Godos  ,  que  ha* 
liarás  eftampadas  en  Mahu- 
dcl,  CORDOBA  P1VS.  en 
cuya  conformidad  fue  profi- 
guiendo  la  voz  en  tiempo  de 
los  Moros ,  y  de  los  Reyes  de 
León  ,  fegun  vemos  en  los 
libros  MSS.  de  Concilios ,  y 
Híftorias :  de  fuerte  que  afsi 

en  la  voz  anticua  de  Corduba,    mencionada  antes  la  Ciudad» 

*  Afsxiini  autem  gloria  ac  potentis  ertvit  Corduba  ,  Marcelli  opus  ,  W 
Caditanorum  Urbs :  b¿c  qu'tdem  ob  navigattona,  CÍT  quod  R  anana  fe  fociam 
pr*bttk  ;  Ha  ob  agr\  bonitatein  ac  amplitudincm  ,  magnam  quoque  par- 
tem  Bjfti  f  uvio.ionftrcntc  :  inh abitar nntquc  tam  ab  initia  deUcli  Romanomm, 
er  indlgmarurn  viri ,  prbnamqké  '  e'i  iflit  in  regioaibut  Colonism  &Qm*td 
iiduxerunt.  Srrabo  lit>. }  .pag.  14 1  # 


j  A  ía  antigüedad  de 
Córdoba  por  el  nombre  fe  íi- 
gue  la  de  fu  fundación;  pues» 
aunque  fe  ignora  la  primiti- 
va ,  hay  noticia  de  la  nueva 
erección  ,  repoblación  ,  y  au- 
mento en  tiempo  de  los  Ror 
manos  5  diciendo  Eftrabon, 
que  fue  Obra  de  Marcelo.  El 
teftimonio  de  eñe  Autor  es 
uno  de  los  mas  honoríficos 
acerca  de  efta  Ciudad ,  y  afsi 
le  colocaremos  defde  ahora 
al  pie  ,  como  fundamento  de 
lo  que  fe  dirá.  *  Efcribc  $ 
pues  ,  que  Córdoba  fue  obra 
de  Marcelo  :  mas  como  no 
huvo  folo  uno  de  efte  nom- 
bre, ha  quedado  lugar  para 
la  duda.  Vafeo  en  el  cap. 2 o. 
refuelve  por  Marcelo  del 
tiempo  de  Julio  Cefar  :  fun- 
dandofe  en  que  no  fe  halla 


Digitized  by  Google 


fDe  la  Ciudad  de  Cordobd.  133 


fino  en  Sillo.  Pero  aun  dado 
dio ,  bailaba  la  citada  auto- 
ridad :  porque  fi  en  tiempo 
de  la  guerra  de  Annibal ,  fe 
halla  ya  cxprcíTada  Córdoba 
en  aquel  Autor,  es  prueba 
de  que  mucho  antes  de  Julio 
Cefar  cxiília.  Fuera  de  que 
en  tiempo  de  la  guerra  de  Vi- 
riato  la  mencionó  Apiano, 
pag.292.  diciendo ,  que  Fabio 
Máximo  Emiliano  invernó  en 
Córdoba.  Polybio,  Autor  mas 
antiguo ,  y  mas  puntuf! ,  afir- 
ma ,  que  Marco  Claudio  paf- 
íába  en  Córdoba  el  Invierno 
«iefpucs  de  fu  expedición  con- 
tra los  Luíitanos ,  que  fue  en 
•el  año  antes  del  Confulado  de 
A.  Poílumio  Albino ,  y  de  L. 
Licinio  LucuLlo  ,  cfto  es  ,  en 
el  año  60 1 .  de  Roma,  153  .an- 
tes de  Chrifto:  Cor  duba  hiber- 
na agebat  ,  fegun  vemos  en 
el  num.CXLl.  de  las  Legacio- 
nes pag. 969.  Edit.Parif.1609. 

6  Ambrofio  de  Morales 
(Cordobés)  recurrió  al  Pretor 
Marco  Claudio  Marcelo,  que 
antes  de  la  guerra  de  Numan- 
■cia  vino  á  Efpaña  en  el  año 
ciento  y  fefenta  y  ficte  antes 
tle  Chrifto ,  y  en  eíle  dice  la 
fúndó ,  no  en  la  feejunda  ve- 
nida (que  fue  de  allí  á  quince 
años)  porque  en  la  primera 
tuvo  paz,  y  ei  gobierno  de 
toda  Efpaña:  en  la  fcgugda 


gobernó  en  fola  la  Citerior  (á 
que  no  tocaba  Cordob.i)  y 
huvo  continua  guerra ,  lib.7. 
cap.31. 

7  Pedro  Díaz  de  Ribas 
(también  Cordobcs.y  Sobrino 
del  Padre  Martin  de  Roa) 
quifo  dar  á  cita  fundación 
mayor  antigüedad  ,  atribu- 
yéndola al  abuelo  del  prece- 
dente ,  que  fue  Marcelo  el 
trimphador  de  Sicilia  ,  de 
quien  Apiano ,  pag.  2 63.  dice 
que  vino  á  Efpaña  ,  acompa- 
ñado de  Claudio  Nerón  ,  y( 
Ribas  lo  reduce  al  año  543. 
de  la  fundación  de  Roma ,  que 
en  nueftras  Tablas  del  Tom. 4, 
es  el  211.  antes  de  Chrjílo. 
Eíla  opinión  tiene  contra  si 
al  mífmo  Morales  lib.6.  cap.q, 
y  al  Do&or  Don  Juan  Gómez 
Bravo ,  que  en  el  Catalogo  de 
los  Obifpos  de  Córdoba  defa-* 
ta  los  fundamentos  de  Ribas: 
diciendo  que  eíle  Marcelo  no 
vino  á  Efpaña  (como  antes 
eferibió  también  Morales) 
pues  en  el  año  citado,  de  54;. 
fue  fu  Triumpho  en  Roma,  fui 
que  fe  opongan  á  eílo  las  Ta- 
blas Capitolinas  (que  fcñalan 
el  año  de  542.)  pues  quando 
convienen  en  los  Confules, 
hablan  de  un  mifmo  año,  aun- 
que por  el  diverfo  modo  de 
confiderar  la  Epoca  de  Roma 
recurran  ádiverfos. 

1 3  Tum- 


Digitized  by  Google 


i  j-.y  kj paría  Sagrada, 

8    Tampoco  prueba  el  in- 
tenro  de  Rib.is  ,  lo  que  dice 
Eft  rabón  fo'ore  que  Córdoba 
fue  la  primera  Colonia  :  por- 
que fin  recurrir  al  primer 
Marcelo  ,  f::o  al  nieta,,  fe 
verifica  io  mtfmo ,  no  obftan- 
t£  que  en  el  año  ames  de  efte 
fucile  Colonia  Carteia  :  pues 
efta  no  fue  Colonia  de  Ciuda- 
danos venidos  de  Roma,  (co- 
mo dijimos  aqui  pag.  49. ) 
y  Córdoba  lo  fue,  como  conf- 
ía por  Eílrabon  :  y  afsi  queda 
lugar  para  íalvar  á  Córdoba 
primera  Colonia  de  Ciudada- 
nos Romanos.  De  ella  opi- 
nión fue  Aldrete  lib.  1.  Orig. 
cap.  2 1 .  y  y  o  la  rengo  por  me- 
jor ,  en  fuerza  de  que  es  mas 
fegura  la  venida  de  Marcelo 
el  nieto,  que  la  del  abuelo. 
Ni  efto  defrauda  nada  á  la 
antigüedad  de  Córdoba,  pues 
no  fue  primera  fundación  (fa- 
biendoíc  que  exiftia  antes)  fi- 
no aumento  ,  y  repoblación: 
al  modo  que  de  Tarragona 
dijo  Plinto  fer  obra  de  los  Ef- 
ci piones,  por  lo  que  la  en- 
grandecieron é  iluftraron ,  no 
porque  la  dicffen  el  primer 
fér. 

9  Añ  ide  Morales ,  que 
Marcelo  la  mudó  del  fitio  en 
que  hoy  eftá  á  otro  que  lla- 
man Córdoba  la  Vieja diftan- 


te  una  legua  ai  Occidente. 
Contra  efto  eferibió  mejor 
Diaz  Ribas  en  fus  Antigüeda- 
des ,  difeurfo  2.  refolviendo, 
aue  fieinpre  eíhivo  la  Ciudad 
donde  fe  conferva ,  fin  que 
Marcelo  la  mudafle  » fino  que 
alli  mifmo  fue  donde  de  nue- 
vo la  ennobleció.  Lo  1.  por- 
que Eftrabon  la  pone  por  una 
de  las  Ciudades  arrimadas  a 
los  rios ;  y  afsi  efte  Autor,  co- 
mo Plinio,  expreíTan  que  el 
Betis  fc*navegaba  hafta  Cór- 
doba ,~y  que  uno  de  los  bienes 
de  la  Ciudad  era  el  del  rio  :  lo 
que  folo  favorece  al  fitio  ac- 
tual ,  y  no  al  llamado  Cór- 
doba la  Vieja  ,  que  difta  del 
Betis  una  legua  :  y  como  con- 
ficífa  Morales  (/<?/.  1 17.  de  fux 
Antig.)  feria  mayor  el  trabajo 
de  ir  y  venir  al  rio,  que  la 
utilidad. 

10  Lo  2.  porque  el  otro 
fitio  no  tiene  tantas  aguas, co-t 
mo  pedia  una  Ciudad  tan  iluf- 
tre ,  y  como  acoftumbrabar* 
bnfear  los  Romanos.  Tenien- 
do pues  un  íitio  ventajofoála 
orilla  del  rio  i  no  havian  de 
anteponer  otro,  que  eftuvief- 
fe  apartado.  Lo  3.  porque  el 
fitio  UamadoCordoba  la  Vieja 
es  contrario  á  la  fanidad;  pues 
efta  defeubierto  a  los  ayres 
de  Mediodia,  y  privado  de  los 


Digitized  by  Google 


2>e  la  Chula 

'del  Norte  ;  lo  que  le  hace 
abundar  cu  multitud  de  ala- 
cranes. 

n  Lo  4.  porque  en  la 
Córdoba  a&ual  fe  hallan  mu- 
chos monumentos  Romanos, 
quando  fe  hacen  fábricas :  y 
no  afsi  en  el  otro  fitio  :  pues 
los  mayores  veftigios  fon  de 
Moros ,  como  afirma  el  refe- 
rido Ribas ,  concluyendo  que 
lo  que  huvo  alli  fue  el  Cadillo 
y  población  que  edificó  el 
Rey  Abdcrramcn  tercero ,  de 
quien  afirma  el  Arzobifpo 
Don  Rodrigo  en  la  Hiftoria 
de  los  Arabes  cap.30.  Hic 
prtcepit  étdificari  Cajlrum  pro- 
pe  Cordubam  ,  quod  hodie  ai- 
buc  extat.  De  aqui  nació  el 
nombre  de  Córdoba  la  Vieja, 
al  modo  que  digimos  en  Com- 
pluto  llamaríe  Alcalá  la  Vieja 
el  fitio  donde  nunca  eftuvo  la 
Ciudad,  fino  un  Cadillo;  por- 
que el  vulgo  ignorante  de  rea- 
lidades antiguas  da  á  las  rui- 
nas cercanas  el  nombre  de  fu 
pueblo  con  el  dictado  de  vie- 
jo ,  por  no  faber  la  antigüe- 
dad del  que  imaginan  nuevo. 

12  En  tiempo  del  Santo 
Rey  Don  Fernando  ya  fe  lla- 
maba aquel  fitio  Córdoba  la 
Vieja  ,  fegun  confta  por  una 
Donación  del  Santo  á  20.  de 
Febrero  del  año  1241.  Era  de 
1270.  donde  fe  dice :  Contra 


Je  CcrJoíd.  135 

Cordubam  la  Vieja,  fegun  cira 
Gómez  Bravo  pag.4.  que  re- 
fuelve  también  á  favor  de  la 
exiftencia  de  Córdoba  en  el 
fitio  donde  hoy  eílá :  y  afsi 
es  mas  autorizado  efte  fe.ntir, 
que  el  de  Morales  ,  fcg'.in  los 
uiifmosCordobcfes,  que  ef- 
cribicron  de  (  pues. 

13  Refulra  pues  que  Mar- 
celo engrandeció  la  Ciudad 
en  el  milmo parage  donde  fe 
halla  hoy  :  íin  que  tampoco 
fe  pueda  autorizar  la  opinión 
de  Garivay,  que  en  el  lib.5. 
cap. 20.  dice  citaba  antes  fun- 
dada por  los  Perfas  en  el  firio 
de  Córdoba  la  Vieja,  y  que 
Marcelo  la  bajó  á  la  ribera 
del  rio ;  entendiendo  por  Mar- 
celo al  mifmo  de  que  habló 
Vafeo  ,  ya  impugnado.  Pero 
aunque  era  menos  irregular, 
que  Marcelo  huvieíTe  bufeado 
el  rio  ,  que  no  haverla  apar- 
tado de  él  i  con  todo  eífo  no 
hay  prueba  de  que  la  Ciudad 
tuvieíTc  fu  primer  fer  en  el  fi- 
tio de  Córdoba  la  Vieja:  lo  r. 
porque  todos  han  bufeado 
fiempre  las  aguas  ,  quando 
fácilmente  han  podido  lograr- 
las, como  íucedia  eneftc  lan- 
ce. Lo  2.  porque  aunque  los 
antiguos  efeogian  fitios  altos 
para  los  Pueblos,  havia  de  fer 
en  terreno  dominante :  y  no 
focedlo  afsi  en  ei  de  Córdoba 

I4  la 


Digitized  by  Google 


1 3  ¿      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3  ~Cap.il 

la  Vieja,  de  que  afirma  Mo-  der  las  peñuelas  que  Hay  éñ 
rales  ,  no  fer  íicio  fuerre,  fino  lo  alto  de  la  cuefta ,  podían 
muy  lhco  ,  y  fin  defenfa:  arruinar  la  Ciudad*  No  era 
porque  citando  en  la  ladera»  efte  el  genio  de  los  antiguos! 
y  futiendo  la  cuefta  mucho  que  fi  fe  apartaban  de  los 
mas  alta  que  la  Ciudad  ,  la  ríos  ,  era  para  tener  fortaleza; 
tenia  fobre  si ,  y  con  Tolas  en  fu  mifma  población,  como- 
piedras  la  podían  hundir:  de  fe  ve  en  otras  de  las  antiquif- 
modo  que  con  folo  deípren-  fimas. 

CAPITULO  IL 
fOEL  TIEMPO  EK  £UE  SE  HIZO  COLOKÍA^ 

con  nombre  de  Patricia :  y  del  modo  con  que  le  usó 
en  lnfcripcionesj  Medallas. 

14  T^Ngrandecida    Cor-   dice  Eítrabon  ;  fe  íigue  que 

doba  con  nuevos  defdc  el  tiempo  de  Marcela 
edificios,  creció,  también  en  fue  Colonia :  y  por  tanto  pu-» 
las  prerrogativas  ,  pues  la  hi-  do  intitularla  primera  en  citas 
cieron  los^Romanos  fu  Coló*  regiones :  lo  que  no  fucediera 
nia.  Morales  no  reconoce  cf-  fi  nuviera  empezado  á  ferió- 
te honcr  en  tiempo  de  Mar-  en  tiempo  de  Julio  Cefar ,  en 
celo  ,  fino  mucho  delpues,  que  havia  varias  Colonias  en 
quando  el  Cefar  concluyó  la  Éfpaña :  pues  el  Autor  del 
gucira  civil  en  Eípaf  a.  Ccn-  Ccmmentario  de  Bello  Hifpa- 
tra  efto  milita  la  autoridad  de  nienfi  dice  en  el  cap.VIl.  que 
Eftrabón  ,.  que  afirma  haver  una  de  las  Legiones  en  que 
{¡do  habitada  defde  el  prin-  mas  confiaba  Pompeyo,  era; 
cipio  por  Ciudadanos  Roma-  formada  de  las  Colonias  que 
nos  efeogidos  :  y  como  el  en-  teníamos  :  Unafaófa  ex  Coto» 
viar  Ciudadanos  Romanos  a  niis  ,  qtta  fuerunt  in  bis  regio* 
poblar  en  determinado  lugar  nibus.  Demás  de  efto  huviera 
era  hacerle  Colonia  ,  y  efto  recibido  como  otras  el  dida* 
fe  verificó  en  Córdoba  defde  do  de  Julia ;  fi  el  Cefar  la  ha- 
el  principio  5  ab  initio  >fegun  viera  concedido  aquel  honor^ 

yieiv* 


Digitized  by  Google 


De  U  Ciudad  de  Ctrlohd;  *i$f 


Viendo  puf  s  que  nunca  fe  in- 
titulo Julia,  es  prueba  deque 
antes  era  ya  Colonia  >  y  que 
Julio  Cefar  no  tuvo  que  darla, 
por  gozar  anticipadamente 
los  honores  que  la  bañaban. 

15  El  dittado  que  tuvo 
Córdoba  por  los  Romanos  fue 
el  de  COLONIA  PATRICIA, 
como  confia  por  las  Medallas, 
Infcripcioncs,  y  tcftimonio  de 
Plinio.  La  razón  de  eftc  titu- 
lo parece  fer  laapuntada  por 
Eítrabon ,  de  haver  entrado 
á  iluftrarla  en  fu  principio 
Varones  efcogidos  ,  aisi  de 
los  Romanos  ,  como  también 
de  Efpaña.  Entre  los  Roma- 
nos el  primer  orden  era  el 
Senatorio  ,  á  cuyos  miembros 
llamaban  Patresi  y  de  cftos 
debieron  de  venir  a  Córdoba 
los  que  Eftrabon  llama  Varo- 
nes efcogidos  ,  dando  á  la 
Colonia  el  dictado  de  Patri- 
cia, por  fer  ellos  del  orden  de 
los  Padres,  Algunos  toman  de 
efta  voz  el  concepto  de  que 
Córdoba  era  la  principal  en- 
tre todas  las  Ciudades.  Mas 
para  cito  no  tomaban  las  Ca- 
pitales el  didado  de  Patricias, 


fino  de  Matrices :  y  afsi  es  mas 
verofimil  la  antepuerta  inteli- 
gencia :  fin  que  tampoco  fea 
bueno  el  recurfo  que  algunos 
hacen  al  nombre  de  Patricios 
en  tiempo  pofterior  á  Conf. 
tantino  Maeno ;  pues  halla- 
mos en  Córdoba  el  titulo  de 
Patricia  muchos  Siglos  antes: 
y  confieuientemente  fe  ha  de 
tomar  el  origen  de  la  voz  re- 
curriendo al  tiempo  de  la  Rc^ 
public*  ,  y  no  del  Imperial. 

16  Sin  embargo  del  nom- 
bre impuefto  á  Córdoba  por 
los  Latinos  ,  llamándola  Co- 
lonia Patricia  ,  mantenía  la 
Ciudad  fu  nombre  primitivo 
de  Corduba.  Tal  vez  fe  ex- 
presaba por  fola  aquella  voz, 
como  vemos  en  los  Eícritores 
antiguos ,  en  las  Monedas  >  y 
en  las  Infcripciones.  Otras 
veces  íc  ponía  el  precífo  nom- 
bre de  Patricia,  y  Parricienfís, 
para  expreflar  efta  Ciudad  :  yt 
finalmente  folian  juntarfe  to- 
dos ,  como  vimos  en  la  Inf.. 
cripcion  dada  en  el  Tomo  7. 
pa^.138.  en  la  memoria  eri- 
gida enCaftulo  iValcriaCii 
patina 


COLONIAE  .  PATRICIAE 
CORDVBENSIS.  FLAMIN1CAE. 


Digitized  by  Google 


1 3  9      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cáf.%; 


17  Del  nombre  folo  de 
Corduba  ,  dio  Morales  una 
Infcripcion  de  Cornelia  Salo^ 
ama,  que  acaba 

DEVOTA.  NVMINL 

MAIESTATI.  QVE.  EIVS 

CORD  

18  Con  el  nombre  de  Pa- 
tricienfís  hay  piedras*  fe  pul- 
erales  ,  por  quienes  bafta  la  fí- 
guiente ,  eftampada  afsi  por 
Ribas  foí.  23. 

D.  M.  S. 

M.  LVCRETIVS 

VERNA 

PATRICIENS. 

ANN.  LV. 

PIVS.  IN.  SVOS. 

H.  S.  E. 

SIT.  T.  T.  LEVIS 

19  Mas  cfpecialcs  fon  las 

Infcripciones  ,  en  que  fe  pone 

el  nombre  con  las  iniciales 

C.  P.  fignificando  la  Colonia 

Patricia".  Tal  es  la  que  impri- 
- 

r 


mió  Ribas  fbl.27.b1. 

L.  MANLIO.  A.  F. 

A.  N.  GAL.  BOCO 

TRIB.  MIL.  LEG.  XV. 

Ü.VIR.  PRAEFECTO 

IVR.  DIC.  DD-C-P. 

Eílo  es  :  Lucio  Manlio  Boco, 
Auli  Filio  y  Auli  Nefotiy  ex 
tribu  Galería  t  Tribuna  Mili» 
tum  Legionis  XV,  Duumviro, 
Pr afeólo  Jurí  Dicundo.  Deere» 
to  Decurionum  Colonia  Patria 
cia. 

20  Mas  Ungular  es  otra 
Infcripcion  que  actualmente 
exifte  en  Córdoba  en  el  Mu- 
feo  Lithologico  ,  que  con  fu- 
ma diligencia  ha  recogido  el 
iluílre  Patrón  de  eftas  Anti- 
güedades Don  Pedro  Leonardo 
de  Villa  Ze  val  los ;  quien  ha- 
vicndola  vifto  en  el  año  de 
173 1 .  en  que  fe  defeubrió, 
fcpV. Irada  antes  en  tierra  á  un 
citado  de  hondo  ,  la  recogió 
por  cefsion  de  fus  Dueños  los 
Capellanes  de  San  Acacio :  y 
es  un  Pedeftal  de  cerca  de  va- 
ra y  media  de  airo,  que  firvió 
de  baía  á  alguna  Eítatua,cuya 
fcñai  de  ios  pies  perlcvera ,  y 
dice  afsi: 

D. 


Digitized  by 


S)e  U  Ciudad  de  Córdoba. 


*39 


D'  D*  C*  C*  P.  REPOSITA 


A  N  N  O 


M.  LVCAF1I.  1IAAIANI.  ET.  Q¿  VIOT.  LAETI.  II.  VI*.  C'C'P 


El  fcntido  es ,  que  fue  vuelta  Quinto  Viotio  Laeto.  La  carta 
á  poner  aquella  Eftatua  ,6  de  la  letra  es  ya  decadente  ,  y 
Monumento  ,  por  Decreto  de  algo  fe  me  jan  te  á  la  Gothica: 
los  Decuriones  de  Córdoba  pero  las  cifras  del  lugar  pare- 
Colonia  Patricia  ,  en  el  Año  ce  deben  entenderfe  como  fe 
en  que  fueron  Duumviros  de  ha  expuefto  ,  afsi  por  el  íitio 
Córdoba  Colonia  Patricia,  donde  fe  halla ,  como  por  la 
Marco  Lucaño  Maaiano ,  y  Infcripcion  precedente,  y  por 


1: 


Digitized  by  Google 


1 4o  Ef paría  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  i. 


la  que  fe  fígue  ,  hallada  en 
Córdoba  ,  y  confervada  ori- 
ginalmente en  el  m  i  fino  Mu- 
leo  ;  donde  vemos  las  mifmas 
cifras  en  letra  de  mas  antiguo 
tiempo;  la  qual  es  también 
inédita ,  y  dice  afsi: 


1 


A.  PVBUCIO 
.  .  RM ANO.  SACERDOTI 
.  .  MILI AB.  PVBUCAE. 
.  .  .  PERPETVO.  MAG.II. 
.  .  OPHIMVS.  C-C*  P.SER 
•  .  MPTV.GERMANIANVS 
D.  S.  D. 


Hallandofe  pues  todas  eftas 
en  Córdoba  Colonia  Patricia, 
cuyas  tres  iniciaos  leemos  en 
las  Piedras ,  parece  que  por 
ellas  fe  denotaba  en  cifra  el 
nombre  de  la  Ciudad ;  al  mo- 
do que  ufaba  Metida  ,  po-: 


níendo  C.  A.  E.  por  Colonia 
Anguila  fsmerira  ,  y  Zaragoza 
fus  cifras  refpe&ivas  C.  C.  A. 
Y  fegun  cftocn  las  dos  ulti- 
mas Infcripciones  puíieron  el 
nombre  antiguo  con  el  Roma- 
no ,  y  en  la* antecedente  folo 
el  Romano  de  Colonia  Patri- 
cia. 

2 1  Sobre  el  honor  de  Co-' 
lonia ,  con  el  didado  honorí- 
fico de  Patricia ,  la  iluftraron 
los  Romanos  con  el  fuero  de 
que  batieíTe  Moneda  con  fu 
nombre  ;  y  harta  en  fus  Me- 
dallas vemos  el  antiguo  de 
Corduba ,  y  el  latino  de  Co«* 
lonia  Patricia ,  como  fe  va  ¿ 
explicar. 

MEDALLA  I. 

«2  Ambrofío  de  Morales 
no  logró  ver  Medalla  con  el 
nombre  de  Córdoba  ,  ni  Ri- 
bas ,  que  habló  de  otras.  Yo 
creo ,  que  tendrían  muchas  en 
fus  manos:  pero  lo  común  es 
no  confervarfe  las  letras.  Lie- 
be  en  la  Gotha  Numaria  cap  5. 
$.16.  la  eftampó ,  aunque  im- 
perfecta ,  por  fer  muy  rara  la 
que  goza  integridad :  tanto 
que  entre  muchas  no  he  vifto 
una  perfectamente  conferva- 
da en  el  todo  ,  fino  folo  en 
una ,  ó  en  otra  parte  :  de  mo- 
4o  que  fe  necefsitan  diverfas 

pa. 


Digitized  by  Google 


Be  la  Ctuddí  dt  Cordoía.      y     %  4  xj. 


pára  ?óir1ponér  una.  El  nom- 
bre de  CORDYBA  fe  ve  con 
claridad  en  alconas ,  y  fiem- 
pre  en  el  reverlo ,  al  lado  iz- 
quierdo de  una  figura  huma- 
na en  pie ,  con  alas  ,  teniendo 
en  la  mano  finicftra  una  Cor- 
nucopia ,  y  en  la  derecha  lo 
que  no  acabo  de  penetrar. 
Licbe  quiere  que  efta  figura 
fea  la  Diofa  Iíls  :  pero  no  lo 
prueba.  Por  el  otro  lado  hay 
una  cabeza  demuger,  con  la 
Infcripcion  CN.  1VLI.  I.F.Q^ 
efto  es  :  CN¿  #í  ,  Wlius ,  lulit 
Viliusj  Quinquennalis,  Liebe, 
por  la  mala  confervacion  de 
la  Medalla  fe  inclinó  a  leer 
alli  el  nombre  de  IVL1A,  mu- 
ger  de  Auguílo  :  pero  en  las 
mas  de  las  mias  fe  lee  con 
claridad  el  CNxus  lVLIus.La 
cabeza  es  de  Venus  ,  con  la 
mifma  formación  que  en  otras 
de  la  familia  Julia  ,  que  fe 
gloriaba  tener  aquel  origen: 
y  como  efte  Quinqucnnal  era 
déla  mifma  familia ,  usó  de 
aquel  blafón.  Todas  fon  de 
pequeño  bronce :  pero  algu- 
nas tan  gruefias  como  las  de 
primera  forma.   Y  creo  fon 
las  mas  antiguas  que  con  le- 
tras latinas  fe  batieron  en 
Córdoba.  Los  cuños  fon  di- 
verfos  ,  no  folo  en  la  forma- 
ción de  la  figura  del  reverfo, 
fino  en  la  principal  ,  que 


mueftra  en  unís  mas  donay-* 
re,  y  menos  edad,  que  es- 
otras. 

MEDALLA  IL 

.23   La  fecunda  es  de  graS 
bronce ,  conla  cabeza  de  Au«í , 
gufto,  fin  laurea,  y  alrede- 
dor las  letras  :  PERMISSV. 
CAESARIS.:  AVGVSTI ,  fin 
cifra  ninguna  5  por  lo  que 
confia  el .  fentido  verdadero 
de  otras  que  tienen  la  Infcrip- 
cion abreviada,  que  no  fe  de-: 
ben.lect  Perttii/siont  ,  fino 
Pcrmijfu,  En  "el  reverfo  hay, 
dos  fignos  Legionarios  ,  con 
una  Aguila  en  medio ,  y  al 
rededor  COLONIA  PATRI- 
CIA ,  confirmando  lo  dicho 
fobre  efte  nombre :  y  aña- 
dicndoferen  fuerza  délos  fig- 
nos  Militares  la  eípecial  noti- 
cia ,  de  que  en  tiempo  de 
Augufto  fe  avecindaron  en 
Córdoba  Soldados  Veteranos, 
para  refarcir.  los  daños  de  los 
pueblos  que  too  las  '  guew 
ras  fe  hallaban!  extenuados; 
Defde  aquel  imperio  labró 
Córdoba  Moneda  con  nom- 
l¿re.y  roftro  de  Auguítc^ufanw 
do  únicamente  el  nombre  >  de 
Colonia  Patricia ,  y  no  el  de 
Cor iuba.$  y  exprcífando  que 
la  Licencia  provenia  de  Au- 
gufto.   Contuvofc  tanto  en 

cito, 

Digitized  by  Google 


1 4  ii     Efpaftd  Sabida:  Trat.  3  3 .  Cdp.  i: 


efto ,  que  nafaevifto  Medalla 
con  Bombee  de  efta  Ciudad, 
que  tenga  inferipcion  ,  ni  ca- 
beza de  otro  Emperador :  fe- 
gun  Ib'quál  parece  fe  cónren- 
tó  con  las  muchas  que  batió 
en  el  tiempo  de  Aúguílo. ;  La 
pcefente :  es  rara  por  la  inte- . 
gridad ,  pues  las  mas  de  eftc 
typo  Ce  hallan  mal  con  Cerva- 
rias. £1  numero  de-  las  Legio- - 
nes  que  aqui  no  fe  expref-' 
fa  ,  fe  declara  cnt  la  ultima 
Medalla.      .     :  - 

»  t     *  * 

•  r        w  * 

MEDALLA  III. 

.  •     r  *  ■         . .  : 

/  24  .  La  tercera  es  de  Au- 
guíto ,  fin  laurea^  convertido 
a  la  derecha ,  con  la  Inferip- 
cion PERM.  CAES.  AVG. 
Tiene  en  elireveríbel  Albo- 
galcro  y el  Simpülo ,  por  cu- 
yos fymbolos  felicitaron  los? 
Córdobefes  el  fumo  Pontifi- 
cado de  Aoguíto  muy  cerca 
del.  año  doce  antes  de  Chrif- 
to ,  íegun  lo  dicho  en  el  To- 
mo 5.  pag.66.  En  el  contorno 
COLONIA  PATRICIA  por 
todas  letras.  Es  de  bronce ,  y 
la  tcn^o  en  diverfos  tamaños: 
unas  de  caG  mediano  bronce, 
y  otras  de  mínimo  modulo. 
Eftas  fon  menos  comunes: 
pero  aquellas  ,  aunque  Vai- 
llant  las  califica  de  raras,  fon 
vulgares. 


MEDALLA  IV. 

ie  La  quarta  es  muy  ra-» 
ra  por  todas  fus  circundan- 
cías  :  pues  incluye  quatro 
fignos  (aerifícales  ,  diverfos 
de  la  precedente  (que  tiene  ^ 
foíos  dos)  el  Afpergilo ,  el 
Pr efeticulo  y  el  Lituo ,  y  la 
Patera ,  inñrumentos  del  Poa-j 
tificado  ,  en  memoria  del  Su- 
mo ,  que  tuvo  Auguño.  Des 
Afpergilo,  y  Lituo,  habla- 
mos en  él  Tomo  5.  El  Prefé- 
riculo  era  un  vafo  donde  lle- 
vaban el  vino  del  Sacrificio, 
como  nueftros  jarros  de  plata, 
con  una  ,  ó  con  dos  a  fas.  La 
Patera  era  vafo  muy  abierto 
de  boca ,  a  modo  de  copa,  que 
fervia  para  los  facrificios  epu- 
larcs ,  y  era  infignia  de  Jos 
Septemviros  Epulones.  .Po- 
nefe  aquí  encima  de  los  tres 
fignos  mencionados.  En  otra 
de  gran  bronce  eftampada'por 
Vailíant  fe  representan  todos 
qúarro  fignos  fobre  una  linean 
con  el  yerro  de  dar  el  Simpü- 
lo en  lugar  del  Lituo:  y  ci- 
tándola en  primera,  y  fegun- 
da  forma;  La  mia  es  de  terce- 
ra :  por  lo  que  parece  mas 
rara.  En  el  contornó  de  los 
fignos  Pontificales  tiene  la 
Medalla  el  nombre  de  la  Ciu- 
dad Colonia  Patricia  ,  por  eftas 
letras:  COLO*  PATR.  y  por 

el 


Digitized  by  Google 


(De UCiudadde  Córdoba.  143 


el  otro  lado  (en  que  fe  vé  la 
cabeza  de  Augufto ,  vuelto  á 
la  derecha ,  fin  laurea)  las  fi- 
guientes:  PER.  CAE.  AVG. 

MEDALLA  V. 

V¿  La  quinta  es  en  lo  mas 
común  de  mediano  bronce, 
aunque  también  las  tengo  de 
caíi  tercera  forma.  Convienen 
con  lá  Medalla  3. "en  élanvér- 
fo :  y  por  tanto  inforimos,quc 
Don  Antonio  Auguftin  no  las 
tuvo  bien  confervádas ,  quari- 
do  en  el  Dialogo  8.  num.5. 
citó  IMPfR  ATORIS  ,  donde 
110  dice  IMP.  fino  PERMiíTu 
jCAESaris  AVGufti.  .En  el  re- 
verfo  tienen  eftas  .Medallas 
una  corona  Quercea  ,  y  den- 
« tro  el  nombre  ác  la  Ciudad 
por  todas  letras :  COLONIA 
PATRICIA. 

,  ••  .  . 
MEDALLA,  VL 

''A 

,    1  , 

27  La  fexta  es  muy  rara. 
'Yaillant  la  cita  de  fegunda 
forma :  la  mia  es  de  tercera, 
en  bronce.  Por  un  lado  ofre- 
ce la  cabeza  de  Augufto  lau- 
reada; lo  que  no  íueede  en 
las  precedentes  ,  que  todas 
citan  fin  laurea,  y  vueltas  á  la 
derecha  :  efta  á  la  izquierda. 
La  InfcripcioQ  es  :t  PERM. 


CAES.  AVG.  PermifuCtfaris 
Augufti.   También  la  tengo 
prefente  con  folo  CAE.  fin  S. 
lo  que  prueba  fer  de  diverfos 
cuñoSé  Por  el  otro  lado  pone 
Yaillant  COL.  PATRIC.  pe- 
ro  en  las  mias  dice  CO.  fin 
L.  no  percibiéndole  lo  fi- 
guiente  por  eftár  gaftado  en 
una  ,  yporque  en  otra  cayo 
ladeado  el  cuño  ,  dejando 
fuera  aquella  parte.  Lomas 
notable  es  ,  la  noticia  de  las 
Legiones  ,  de  donde  íe  to- 
maron los  Veteranos  avecin- 
dados en  Córdoba  r  figniflca,- 
das  por  las  letras  que  eftáfi 
en  medio  3  al  pie  de  los  fig-. 
nos ,  LE.  V.  X.  efto  es,  Legio- 
nes Quinta  ,  y  Décima.  La 
Quinta  era  Macedónica  >  en- 
viada por  Augufto  á  la  Ger— 
mania  inferior.  La  Decima 
era  nombre  de  dos  Legiones, 
una  Fretenfe  j  y  otra  Gemina 
Piafidelis :  efta  fue  enviada  á 
la  Syria :  en  Efpaña  fe  quedó 
la  Fretenfe.  De  efta  fe  toma- 
ron los  Veteranos ,  que  con 
titulo  de  Legión  X.  poblaroh 
en  Córdoba ,  y  en  otras  Ciu- 
dades principales  de  que  tra- 
-taremosá  fu  tiempo.  Ehcam- 
po  de  la  Medalla  tiene  dos 
Signos  Militares,  y  una  Agui- 
la Legionaria  ,  fymbolo  ¿e 
los  Soldados  Veteranos 7  á 

quic- 


Digitized  by  Google 


1 44      Efpañá.Sjgfádá.  Trat7}  3 .      3 . 

quienes  dejaremos  desfrutarte  guerra  de  Cantabria  ;  par* 
do  los  defeanfos  de  la  paz,    profeguir  con  las  mcraqrias 

que  lograron  defpues  de  la   de  eíla  iluftre  Colonia. 

,  .  «    » *  •  ♦« 


,:  CAPITULO    III.  .. 

1  ««    y  *  ii      ....  .  v. 


©£L  C0WEN.T0  JU<R¡<DK0  (DE  C0^poSJt 

•  ryde/usTtteblos. 

28  /^\Tra  notable  exce-  Illiturgi ,  Vorum  julium.,  » 

\J  lencia  de  la  Ciu-  Ipafturgi ,  Trmmpbale. 

dad  fue  haver  puefto  en  ella  Sitia.  . 

Jos  Romauos  un  Convento  Obulco ,  Pontifíccnft..  1 ■  > >  r 

Jurídico  „  que  la  iluíbraba  al  Ripepora.            ' .  n-\  «  :> 

*nodo  que  hoy  á  Granada  fu  Saciii ,  M&rtiaUum.. 

Real  Cnancillería  ;  y  por  lo  Onoba. 

mifmo  es  de  eftrañar  que  los  Car  bula. 

íCordobc fes  no  hayan  tomado  Decuma.      >    •  •  -J 

~a  fu  cargo  cíla  prerrogativa,  -                 ,nf.  in:>; 

iiaviendofc  puelto  á  referir  EhU  Beiurfa  de  Jos  TttrduIos. 

fus  excelencias.   La  materia  . 

pide  defenvolver  antigueda-  Arfa.  .' 

des  geographicas,  pero  al  pri-  Mellaría. 

:mer  paífo  hay  duda  fobre  los  Mirnüricá.  A  -i  ■ ..  'V  ¿. '  \ 

/Pueblos  que  pertenecieron  al  Sifapon. 
prefente  Convento.  Pondré- 

mos  primero  lo  cierto  ,  en  29  El  Padre  Harduin© 
que  convienen  las  Ediciones  é\ó  fu  Plinio  con  una  apunta- 
de  Piinio.  •  '  cion  en  que  rcfulta  haver 
» * :  pertenecido  al  Convento  de 
pueblos  que  concurrían  ÁC$r~  Córdoba  todos  los  Pueblos 
doba.  que  fe  figuen  ,  juntamente 

con  los  precedentes. 

P&igi ,  pox  fbbrcrjombre  U*  . 

(OMcumt  Scgeda ,  Jugar  i n¿* 


Digttized  by  Google 


Pueblos  del  Contenta  Juridko.        1 4.  j 


f  uita ,  Fidencia.  (lee  Uljs.) 

Urgao ,  ¿4//>4. 

Ebura,  Cerealis, 

Ilibcri ,  Líber  ¡ni. 

Iiipula ,  Lúas. 

Afligí ,  J  alien/es.  Artigi. 

Vefci  ,Faventiat 

Singili. 

Ategua. 

Arialdunum^ 

Aglaniinor. 

Barbro. 

Caílra  vinaria* 

Epifibrium. 

Hippo  nova* 

Illurco. 

Ofca. 

Efcua. 

Succubo. 

Nuditanum, 

Tuaci  vetus  (a-LTücci) 

30  Eftos  lugares  fe  refie- 
ren en  Plinio  como  los  mas. 
célebres  de  los  Mediterráneos 
colocados  entre  el  Betis  y  la 
Coda  del  Océano  :  conclu- 
yendo defpucs  de  expresar- 
los ,  con  decir  que  todos  eran 
de  la  Baftitania  ,  fegun  fe  in- 
clinaba al  mar,  y  que  tocaban 
al  Convento  de  Córdoba:  Om- 
ni* B.iflitanid  vergentis  ad 
triare ,  Conventas  vero  Corda- 
benfis,  CirCit  flu.aen  ipfamyOf- 
•figi  0"c,  Aísi  apunto  Hardui- 
410  li  clauíula  dejando  en  tal 
conformidad  aplicados  á  Cor- 

Tom.X. 


doba  todos  los  referidos  Pue- 
blos. Pero  las  demás  Edicio- 
nes que  yo  tengo,  la  Parmcn- 
fc  del  1480.  las  de  Frobenio, 
Gclenio,  y  Dalecampio,  alte- 
ran el  fentido ,  poniendo  afst 
la  el  a  u  fu  la :  Omni*  Baftitania 
vergentis  ad  mtre.  Convenías 
vero  Cordssbenfis  cires  flamen 
ipfam  O/sigi  &e.  De  modo 
que  fololos  lugares  de  Ofsi- 
gi ,  y  íiguicntcs  ,  fe  contraen 
al  Convento  de  Córdoba  coi 
citas  Ediciones:  pero  en  i* 
de  Harduino,  todos  los  imme-< 
diata mente  precedentes» 

31  Yo  adopto  lo  pro* 
pucíto  por  Harduino :  por- 
que algunos  de  los  Pueblos 
que  conocemos  entre  los  re-» 
fcridos,  fe  hallan  en  cldiftri- 
to  cercano  de  Córdoba :  y  Ja 
mente  de  Plinto  fue  hacer  tres 
claíTcs:  una  de  Jos  Mediter- 
ráneos mas  famofos  :  otra  de 
los  que  caian  junto  al  Betis:y 
otra  de  los  Bctutios..  La  pri- 
mera y  la  fegunda  (en  que  cf- 
tá  la  duda)  le  explican  bien 
en  la  Edición  de  Harduino, 
empezando  claufula  nuera 
en  las  palabras  Cirea  flumet/í 
ipfam  i  de  modo  que  haya 
punto  entre  citas  y  las  prece- 
dentes, para  que  fe  conozca 
la  partición  de  los  Pueblos 
que  eran  Mediterráneo.*  e  me 
el  Bctis  y  el  mar  ?  y  de  los 

K  que 


Digitized  by  Google 


1 4  ¿        E/pana  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Crfp.  3 '¿ 

que  fe  hallaban  fíruados  cer-  tas  de  Granada  haíhi  el  rió 
ca  del  Rio :  pues  de  otra  fuer-  Guadiana.  Efta  era  buena  oca- 
te  quedaran  muchos  y  famo-  fionpara  difeurrir  acerca,  do. 
ios  lugares  fui»  atribución  á  aquellas  antiguas,  poblacio- 
ningún  Convento.  nes  ,  fi  fuera,  nueftro  -aúiinto 
32    Es  verdad  >  que  PHnio  principal ,  como  fue  para  Ro- 
ño diftribuyó  fu  Obra  con  el  drigo  Caro  el  hablar  del  Con- 
precifo  methodo  del  termino  vento  de  Sevilla..  Parte  íc  ha 
de  los  Conventos:  pues  á  unos  tocado  ya  en  el  Tomo  9.  al 
tugares  los  nombra  al  explicar  hablar  de  la  Betuna,  que  per^ 
las  Coilas  ;  á  otros  al  referir  teneció  aL  Convento  de  Cor-,  # 
lo  mediterráneo,,  y  Meíopo-  doba ,  pag.  20.  donde,  nos  re- 
tamico,  ó  entre  los  Rios.  Para  mitimos.  Pero  debemos  aña- 
no  repetir  ,  omite  ca  la  reís*  dit  ,.quc  en  Plinio  no.  ha  de 
cion  de  los  Conventos  los  ya  leer  fe.  :  Arfam  9 .  McJJariam,. 
nombrados,  en  otra,  defcrip-  Mir.obrieam  regiones  Qfmtigi* 
ción.  Según  cfto  fe  pudiera  Sifaponem  ,  fino  regañís.  OJm± 
admitir  la  apuntación  de  las  tiadh ,  Sifaponem  ,  como  un- 
demás  ediciones  ,  que  apar-  primió  Ha rduino :  denotando 
tan  de  los. lugares  precedentes,  que  Sifapon  tocaba,  á  la  re- 
ía exprefsión  del  Convento*  gion  Ofintiade  > incluida  den- 
pues  vemos  que  elmifmoPli-  tro  de  la  Bcturia  ,  al  modo 
fiio  la  omite  en  algunos  pue-  que  dentro  de  otras  Regiones 
blos.  Pero  fegun  los  que  con-  grandes  fe  hallan  algunas  pe- 
trae  á  cada  Convento  ,  fe  co-  quenas..  Vofsio  fobr.e  Mela 
noce  en  algún  modo  fu  exten-       3 cap.i .  dice  ,  que  donde 
Con  :  y  por  tanto  los  que  cor-  en  Mela  fe  ha  eftampado  Q\U 
refpondan  á  aquel  límite  ,  (e  tingi ,  «feriben  los  libros  anti- 
deben  atribuir  á  tal  Conven-  guos  Ofíntigi  5  y  que  también 
te:  y  en  efta  conformidad  per-  en  Plinio  fe  eferibe  mal  Ofin- 
tcnecen  todos  los  referidos  al  tjgi.  Es  cierto,  que  cndondC: 
de  Córdoba.  las  ediciones  de  Plinio  dieron 
33    Según  efto  era  muy  á  Ofíntigi ,     puede  corregir} 
dilatada  la  jurifdicion  de  el  pero  no  en  el  Olintigi  de  Me- 
Convento  de  Córdoba  ,  como  la >  porque  éfte.  corrcfponde  á 
prueban  los  lugares  que  fe  laCofta  del  Océano  entre  Be- 
conocen  entre  los  referidos,,  tis  y  Ana ,  de  que  diña,  mu- 
pues  abrazaba,  deíde.  las  Cof-  chifsimo  la  región  de  Sifapoiv 


Digitized  by  Google 


(Putbhs  del  Concento  Jurídico.         1 4.7 


lobre  que  habla  Plinto :  y  afsi 
el  Ofintigi  no  fe  puede  cor- 
regir en  Olintigi,  ni  Olontigi, 
fino  en  OJintiadis ,  como  cx- 
prcífan  los  MSS.  citados  por 
Harduino  ,  y  la  edición  de 
Parma. 

34    De  otros  varios  Pue- 
blos de  los  ya  expreíTados, 
trataremos  en  Epagro,y  en 
Tucci,  Sillas  Epifcopales,  con- 
finantes con  Córdoba  ;  no  To- 
lo por  caerles  mas  cerca  ,  lino 
á  fin  de  repartir  ellas  antigüe- 
dades en  diverfos  Tratados, 
para  que  no  faftidien ,  ni  nos 
diftraygan  mucho  del  allanto 
Eclcíultico  ,  íi  fe  proponen 
juntas. Pero  aqui  podemos  de- 
jar ya  mencionadas  á  algunas. 

CARBULA  ,  r  CARULA. 
35;  En  las.  antiguas  edi- 
ciones de  Plinio  Ce  lee  Córta- 
lo. Zurita  fobre  el  Itinerario 
advierte ,  ouc  los  MSS.  ponen 
CarbuU :  de  donde  fofpechó 
íi  deberá  leerfe  Carula  ,  como 
en  el  Itinerario  defde  Cádiz  á 
Córdoba.  Es  cierto ,  que  en 
Plinio  debe  en  tender  fe  Car- 
bula  ,  como  afirma  Zurita:  pe- 
ro es  di  ver  Ta  de  la  Carula  de 
Autonino  (íi  no  hay  yerro  de 
inverfion  en  éltc)  pues  la  co- 
loca mucho  antes  del  rio  Ge- 
nil,y  laCarbula  de  Plinioeftu- 
vo  lobre  aquel  rio  ,  entre  el  y 


Córdoba  ,  pero  á  la  vanda 
opueíla  de  Córdoba ,  en  la  del 
rio  Gcnil ,  como  prueba  Pli- 
nio,que  defpues  de  nombrar  a. 
Córdoba  en  la  derecha, añade: 
Oppida  :  Carbula>  Dtcuma:  ftu- 
vius  Singulis^eodem  Bftis  laterc 
incedens.h.(\\x\  vemos  que  de  la 
mano  derecha  ,  donde  cita. 
Córdoba  (para  el  que  baja  del 
nacimiento  del  rio)  pa fso  á  la 
izquierda ,  en  que  tenían  fu, 
fítuacion  Carbula  ,  y  Decu- 
ma ,  pues  añade  que  por  el 
mifmo  lado  entraba  el  Genil 
en  el  Betis  :  y  aquel  entra  en 
éfte  por  la  vanda  de  Ecija, 
que  es  la  orilla  contrapuerta 
á  la  de  Córdoba  ,  cito  es  ,  fi- 
nicftra  y  meridional ,  quedan- 
do Córdoba  á  la  derecha  y 
boreal  del  Betis.El  Padre  Har- 
duino  no  pufo  bien  fus  Notas 
1 5.  y  ip.  pues  en  aquella  di- 
jo ,  que  la  derecha  (  en  que 
cftá  Córdoba)  era  meridional 
del  rio  ,  fiendo  la  boreal :  y 
en  la  Neta  10.  donde  Plinio 
dice  ,  que  Gv»nil  entra  en  el 
Bctis  por  el  mifmo  lado  ,  de- 
claró Harduino  fer  el  mifmo 
meridional ,  y  de  mano  dere- 
cha en  que  pufo  á  Córdoba. 
Elto  no  es  afti :  porque  Genil 
entra  por  la  orilla  íinieftra  del 
curio  del  rio  ,  que  es  la  me- 
ridional ,  y  opuefta  á  la  de 
Córdoba.  Y  afsi  quando  Plir 
K  2  rao 

Digitized  by  Google 


148        E/fima  Sagrada.  Trat.  3  3 .  CdfJf: 


nio  dice  ,  que  entra  por  el 
mifmo  lado ,  110  ha  de  enten- 
der íc  el  de  la  fítuacion  de 
Córdoba  (perqué  efto  es  fal- 
fb)  fino  por  el  mi  lino  iado  de 
Carbula  ,  y  Decuma  :  y  con- 
figuíentemente  eftas  corre  f- 
ponden  a.  la  izquierda, pero  fo- 
breGenil ,  aiombrado  defpues 
de  ellas  por  el  que  baja  con  el 

rio. 

36  Añade  fe ,  que  eftos  íu<- 
cares  los  cita  al  mencionar 
los  immediatos  al  Bctis  :  C/rca 
¿lumen  ipfum:  y  como  del  lado 
de  Córdoba  pateó  al  otro,  en 
que  puto  á  Carbula ,  v  Decu- 
ma ,  le  infiere  que  citaban  á 
Ja  ribera  del  Bctis  antes  de 
recibir  éfte  al  Genil  :  y  coníl- 
ouientemente  debemos  redu- 
cirios  á  las  cercanías  de  Pal- 
ma ,  y  Cuadalcazar ,  éntrelos 
ríos  Guadajoz ,  y  Geni!. 

37  El  nombre  de  Carbula 
confía  con  certeza  por  una 
Medalla  que  yo  tengo  ,  en 
gran  bronce  ,  donde  fe  lee 
CAUjJVLA  ,  como  cftampó 
Licbe  en  la  Gotha  Numaria, 
pag.  169.  aunque  no  dio  las 
letras  en  el  refpc&o  que  con 
el  typo  tienen  en  la  mía.  Lo 
mi  fino  le  fucedió  á  Caro  ,  en 
la  que  vio  ,  mal  confcrvada,  y 
propufo  en  el  fol.168. 

38  Tiene  por  un  lado  una 
cabeza  de  muger  cercada  al 


rededor  de  laurea  ,  dentro  dé 
la  qual  hay  eftafeñal  X  al  la- 
do de  la  efpalda  de  la  mugerr 
y  por  el  otro  defde  el  cuello 
acia  la  nariz  un  medio  circu- 
lo ,  que  Pxodrigo  Caro  juzgó- 
lcr  raya  íignincativa  del  rio 
Bctis  :  pero  es  mas  razonable 
entender  por  el  la  Luna  cre- 
ciente, cuya  figura  mucflra,. 
como  otras  muchas  Medallas 
de  la  Betica.  Por  el  rcvepfo  fe 
fcc  CAKBVLA  al  rededor  de 
un  fymbolo,que  Caro  com- 
paró a  la  Nafa  de  Pefcar.  Lie* 
be  dice  es  cabeza  monftruofa^ 
acafode  iGs  ,  con  rayos  acia- 
abajo.  En  mi  Medalia  no  hay* 
feñal  de  cabeza  humana ,  ni 
en  otra  que  he  vifto  rpor  la 
que  ,  como  Harduino  fobre 
P  linio,  nos  contentaremos  coa 
alegarla  en  ptueba  de  la  voz 
Ctrbula  ,  fin  detenernos  en  el 
fymbolo,íl  es  de  (/fr,fi  del 
Dios  Afsyrio  AÁAd ,  ó  del  TVr- 
mino  y  &c. 

39  Algunos  quieren  que 
Ja  CaruiA  de  Antonino^fea  la 
que  en  el  Comentario  de  Bello- 
llifpanienji  fe  nombra  Carra- 
ca ,  cap.  27.  Pero  no  havien- 
do  mas  fundamento  que  la 
alufion  de  las  voces ,  no  hay 
mas  razón  para  corregir  á 
Canuca  en  Carula  ,  que  en 
Carbula.  Yo  creo  que  Cár- 
nica no  es  Catula,  ni  Carbu- 

te 

Digitized  by  Google 


Digitized  by  Google 


Pueblos  del  Contento  Jurídico.  149 

la  ¡  pues  fegun  el  orden  con  D  E  CU  M  A. 

que  el  Autor  la  menciona,  ef-  41  Defpucs  de  Carbula 
taba  Carruca  entre  Vcntipo  y  nombró  Plinio  á  Decuma  ,  en 
Munda  ,  pues  dcfdc  Ventipo  las  palabras  dadas  num.  35. 
pateó  ci  Cefar  á  Carruca  con-  donde  vemos  que  citaba  def- 
tra  Pompeyo»  y  de  alii  fe  fue-  pues  de  Carbula  ,  y  antes  del 
ron  á  Munda  \  en  cuyo  cam-  punto  en  que  Betis  recibe  al 
po  fe  dio  la  batalla  deciíiva,  Genil ,  pero  de  la  vanda  de 
como  confta  por  el  citado  éfte :  y  configuientementc  ef- 
Hiftoriador.  tuvo  no  lejos  de  Palma, 

40    En  el  Concilio  de  Eli-        Harduino  fobre  Plinio  fe 
beti  firmó  el  Prcsby tero  JLam-    inclina  á  que  fe  lea  Detuma,  6 
ponió  por  Carula.  Bivar  fo-    Detunda  ,  en  virtud  de  que 
bre  Dextro  ,  pag.323.  lin.  uit.    Ptolomeo  nombra  á  Detunda 
fubftituyó  Calduba :  en  lo  que   entre  las  mediterráneas  de  los 
no  hizo  bien  ,  pues  huvo  Lu-   Turdulos.  Pero  por  lo  mifmo 
gar  llamado  Carula  :  y  11  hu-   fon  Pueblos  diverfos  :  pues 
viera  conocido  a  Carbula  ,  es   Plinio  no  coloca  fu  Decuma 
creíble  le  huviera  introduci-   entre  los  mediterráneos  de  el 
do  por  Carula ,  en  viña  de  fer   Convento  de  Córdoba  ,  fino 
voces  mas  cercanas.  Pero  fe   entre  los  cercanos  al  Betis ,  y 
debe  mantener  la  que  nos  da   al  Genil.  Ptolomeo  pone  2 
el  Concilio  :  y  efta  es  una  de   Detunda  entre  Malaga  y  Cor- 
las utilidades  de  eftas  invefti-   doba,  muy  feparada  del  curfo 
gaciones :  pues  por  no  haver   de  los  Rios  expreflados:  y  aísi 
conocido  aquel  Autor  el  Pue-   no  podemos  decir  ,  que  fean 
bio  Ofsigi  (puefto  aquí  en  prir-   un  Lugar  ,  quando  el  nombre 
mer  lugar  entre  los  de  Plinio)   y  la  íltuacion  fe  diferencian, 
corrigió  Afiigi  en  la  firma  de        m        r  „ 
otro  Presby tero  de  el  citado        SACIU  >  T  0N0BA- 
Concilio:  y  por  ignorar  el  Lu-      42   Bajando  Plinio  rio  aba- 
jar de  Barba  (colocado  junto   jo  defde  Montoro  (nombrado 
a  Antequera  en  el  Itinerario   alli  Ripepord)  expreíTa  á  Sacili, 
dcAntonino)  introdujo  á  Bdr-    y  a  Onoba,  al  mifmo  lado  de 
befólas  lo  que  no  debe  hacer  fe ,    Montoro  ,  y  luego  paña  á  la 
Tiendo  diferentes  Ciudades,    otra  orilla ,  donde  expreíTa  a 
De  Ofsigi  hablaremos  al  tratar    Córdoba:  Sacili  Martialium, 
deTucci  en  ujObifpado.  Onoba.  Et  dextrk  Corduba. 

Tom.X.  "  Ky  Se- 


Digitiz 


ico      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  3 ; 

Según  efte  modo  de  proceder,  dalla  rarifeima  ,  que  nos  aftV 
corrcfponden  Sacili  y  Onoba  gura  la  orthographia  del  nom- 
al  mvfmo  lado  de  Montoro,  ore :  y  por  el  fymbolo  del  re- 
quccs  el  opuefto  á  Córdoba:  y  vcrfo  podrá  alguno  fofpechar, 
Í11  orden  fue,  eftar  Sacili  cerca  que  defeendia  de  Carthagíne-5 
de  Montoro ,  junto  á  Perabad,  íes ,  los  quales  ufaban  en  fus 
en  un  dcfpoblado  llamado  AI-  Medallas  de  la  mifma  iníignia 
corrucen  ,  donde  Morales  (en  del  Caballo.  La  L ,  que  tiene 
fus  Antigüedades,  fol.9.)  dice  entre  los  pies ,  fignifica  entre 
fe  hallan  Monedas  con  el  nom-  los  Griegos  el  año ;  pero  aquí 
bre  de  Sacili.  Afsi  Morales,  es  muy  creíble ,  que  denote 
como  Harduino  citan  por  eí  fer  uno  de  los  Pueblos  Libres 
Sacili  de  Piinio  á  Ptolomeo:  de  k  Betica,  que  eran  feis,  fe- 
pero  el  de  éfte  fue  muy  di-  gun  Piinio,  y  folo  exprefla  dos 
vcrfo ,  fi  no  hay  yerro  en  las  en  el  Convento  de  Erija.  A  los 
Tablas :  pues  le  Coloca  junro  Sacilenfes  les  da  el  didado  de 
á  Granada  5  eftando  cerca  de  Marciales  :  pues  aunque  las 
Córdoba  el  de  Piinio.  ediciones  antiguas  le  aplican 
43    Efte  Sacili  batió  Mo-  á  Onoba,  (y  no  falta  quien  lea 
neda  con  fu  nombre ,  como  fe  aquello  como  Pueblo  diverfo) 
ve  en  una  que  me  franqueó  es  mejor  la  de  Harduino ,  que 
Don  Pedro  Leonardo  Villa  le  junta  con  Sacili :  pues  afsi 
Zcvallos,  Cavallcro  de  Cor-  es  mas  firme  la  conftruccion 
doba  :  la  qual  es  de  mediano  de  Piinio  en  correfpondencia 
bronce  >  y  por  un  lado  muef-  á  lo  que  antecede  *.  Rrpepora 
tra  una  Cabeza ,  que  aunque  foederaterum  y  Sacili  Martia- 
en  el  dibujo  por  donde  fe  gra-  lium ,  Onoba. 
vó  ,  parece  galeada  ,  en  reali-  44    A  efta  Onoba  aplico 
dad  es  cabello ,  con  venda  á  Harduino  lá  de  Ptolomeo  :  lo 
modo  de  laurea  ,  y  el  epigra-  que  no  puede  identificarfe: 
phe  SACILI.  En  el  reverfo  porque  la  de  Ptolomeo  eftaba 
hay  un  Caballo  con  la  mano  muy  cerca  del  Eftrccho/como 
alzada  ,  y  *ntre  pies  y  manos  verás  en  el  lugar  citado  :  y  la 
una  L  ,  que  parece  riene  cnci-  de  Piinio  diftaba  poco  de  Cor- 
ma una  1  pequeña,  aunque  doba.  Bien  crélWe  es,que  ten- 
tambien  he  vilto  otra  fin  letra,  gamos  erradas  las  obras  de 
ni  veftigio  alguno  entre  los  Ptolomeo,  como  fe  prueba  en 
pies  del  Caballo.  Hoy  es  Me-  muchos  lances  :  pero  fupuefto 

el 


Digitized  by  Google 


Pueblos  ¿ti  Grüúnto  Jurídico.  151 

el  modo  con  que  eftán  fus  Ta-   Onoba.  El  fóbrenombre  de 
bhs  9  no  puede  decirfe  de  fu   LifturU>  ó  Afturia,  debe  cor- 
mente  lo  que  fe  oponga  á  ellas,    regirfe  en  %y£fturia  ,  como  ef- 
45    Otra  Onoba  nos  dio    tampó  Harduino  ,  y  antes  lo 
Plinio  en  la  Cofta  del  Océano   previno  Ifaac  Vofsio  ,  fobre 
por  la  parte  en  que  la  Betica   Mela  libu  3.  cap.  1.  advirtien- 
empieza  por  la  orilla  de  Gua-   do ,  que  como  de  Luxu ,  fale 
diana  ,  dándola  el  fobrenom-   Luxurta,  afsi  de  aeftu  fe  forma 
bre  de  Eftuaria ,  por  los  Efte-   Acfturia.  Pero  también  ha  de 
ros  ,  ó  Eftuarios  regulares  en   advertirfe,que  erraron  las  edi- 
aquellas  Coilas  ,  y  entre  las   ciones  de  Plinio,  que  eferiben 
Ciudades  de  tal  fituacion  re-    OJfonoba  Lufturia :  pues  Oífo- 
£ere  Eftrabon  á  Onoba  ,  pag*   noba  no  era  de  la  Betica ,  fino 
143.  y  efta  fe  halla  menciona-   de  la  Lufitania  ,  paíTado  ya 
da  por  el  Anonymo  Ravenate   Guadiana :  por  lo  que  no  folo 
en  el  cap.  45.  del  lib.  4.  Mela   ha  de  corregirfe  Lufturia  en 
también  la  exprefia  en  el  feno   Acfturia  (como  dice  Vofsio  fe 
que  hay  defde  el  Betis  á  Gua-   halla  en  lecciones  antiguas) 
diana.  Ptolomeo  la  da  la  mi£-   fino  Oífonoba  en  Onoba  ,  co- 
ma Coda,  antes  de  la  boca  de   mo  las  diftinguen  Mela  ,  Pro- 
Ana  :  por  lo  que  podemos   lomeo  ,  Marciano  Heraclcota, 
adoptar  la  opinión  de  que  es   y  aun  Eftrabon. 
C  ib  raleón  :  efpecialmente  en      46   Otra  corrección  fe  de- 
vifta  de  que  Eftrabon  dice  pag.    be  nacer  en  el  mifmo  nombre 
170.  que  los  Tyrios  paífando    de  Onoba,  eferibiendo  Onuba: 
unos  1500.  citados  fuera  del   pues  de  efte  modo  fe  lee  en 
Eftrecho  ,  vinieron  á  dár  á  la   una  de  mis  Medallas,dondc  es 
Isla  confagrada  á  Hercules,   V  la  fegunda  vocál  fin  dada 
que  efta  enfrente  de  Onoba:   alguna  5  comprobandofe  lo 
Extra  fretum  progrcffbs  ad   mifmo  por  otra  del  Gavinerc 
ClDlD.ftadia  ,  ad  infuíam  ve-   del  feñor  D.Guillelmo  Tyrry, 
nife  Hercuii  facram  ,  ¿  regiont   Marqués  de  la  Cañada.  Poncfe 
Onob*  Hifpamca  urbis  Jttam,    el  nombre  de  ONUBA  entre 
&c.  Efta  ¿la  parece  la  llama-   dos  efpicas,fymbolo  de  la  fer- 
da  hoy  Saltes  ,  única  en  aque-   tilidad  del  territorio.  Por  el 
lia  Cofta  ,  y  enfrente  de  Gi-   otro  lado  tiene  una  Cabeza  ga- 
braleon :  por  lo  que  decimos   leada,con  las  letras  CAECiLI. 
haver  eftado  allí  la  antigua   Q.  PUBL1CI.  que  en  la  Mcda- 

K4  lia 


Digitized  by  Google 


1 5  *      E/pana  Sagrada.  Trai. 3  3 .  &/>.  j 


lia  del  fcñor  Marques  eftán 
mejor  confervadas  ,  que  en  la 
mia.  Es  rara ,  y  de  mediano 
bronce ,  como  mueftra  la  Ef- 
tampa  en  el  num.  9.  La  Ciu- 
dad que  la  batió ,  creo  fer  la 
mencionada  por  Plinio  def- 
pues  de  Sacili ,  rio  abajo ,  efto 
es,  junto  á  la  Villa  del  Carpió. 

ATEGUA. 

47  Es  muy  famofo  el  nom- 
bre de  Ategua  en  el  Commcn- 
tario  de  la  guerra  del  Cefar 
en  Efpaña,  donde  fe  coloca  en 
la  Comarca  de  Córdoba ,  cer- 
ca de  Ucubi ,  ó  Atubi ,  dividi- 
dos los  dos  lugares  por  el  rio 
Sal/o ,  que  corría  entre  ellos  á 
di  (tanda  de  media  legua  de 
cada  uno  con  poca  diferencia, 
cap.  7.  Efto  fe  verifica ,  como 
dice  Morales  ,  en  el  lugar  de 
Efpejo  (que  fue  Atubi)  y  en  el 
defpoblado  llamado  Teba  la 
vieja  ,  donde  eftuvo  Ategua: 
íitos  ambos  en  alto ,  como  ex- 
prcíTa  el  Autor  del  Comméñ- 
tario.  Teba  la  vieja  retiene 
algo  de  la  V02  Ategua :  difta 
quatro  leguas  de  Córdoba 
ácia  el  Mediodía ,  en  el  cami- 
no que  va  á  Caftro  el  Rio. 

48  En  las  antiguas  edicio- 
nes de  Plinio  no  fe  leia  efte 
nombre  j  pero  le  ha  puefto  en 
la  fuya  el  Padre  Harduino ,  en 
Virtud  de  hallar  en  los  MSS. 


Singiliattegua  ,  que  denotart 
los  dos  Pueblos  Singiliyy  Attc- 
gua.  Antes  fe  lela  Singilia,  He- 
gua  :  pero  es  mas  arreglada  la 
voz  Ategua,  expreflada  en  los 
MSS.  de  Plinio  ,  en  Hircio  ,  y# 
en  Dion  Cafsio.  De  aqui  in- 
fiero ,  que  donde  Eílrabon 
nombra  Apctua ,  ó  Atctua,  de- 
be leerfe  Ategua  :  pues  la  re-» 
ficre  entre  las  cercana*  á  Cór- 
doba, (pag.  141 .)  en  cuyo  Con-s 
vento  la  menciona  Plinio. 

40  Entre  los  Presbyteros 
de  el  Concilio  Eliberitano  fe 
lee  en  fexto  lugar  Felicifsiwus 
dcAteva.  Mendoza  cita  allí  la 
Ategua  del  Cefar :  iníiftiendo 
en  la  Attubi  mencionada  por 
Plinio  en  el  Conventa  Aftigi- 
rano.  Pero  como  los  nombres 
y  las  íituaciones  fon  diverías, 
no  debe  confundirfe  una  Ciu- 
dad con  otra.  Atubi  pertene- 
ció al  Convento  de  Eci  ja:  Ate- 
gua al  de  Córdoba.  Al  nom- 
bre de  éfta  ,  y  no  de  aquella, 
,  favorece  la  firma  referida. 

ATUBI ,  ASPAVIA* 

jo  Entre  los  Pueblos  del 
Convento  Aíligitano  nombra 
Plinio  á  Atubi ,  diciendo  ,  que 
era  Colonia  iiumune,  llamada 
Claritas  Julia.  El  orden  con 
que  la  expreíTa  es  bajando 
dcfdeTucci  ,  y  Ituci ,  á  Oífu- 
na  :  y  afsi  podemos  adoptar 


Digitized  by  Google 


¿Pueblos  del  Contento  Jurídico.        i  j  3 


la  reducción  que  hace  Mora- 
Jes  a  la  Villa  de  E/pejo  ,  que 
eftá  en  el  Obifpado  de  Cór- 
doba ,  entre  Montemayor  y 
Caftro  el  Rio  ,  llamados  anti- 
guamente Ulia  ,  y  C  afir  a  Pof- 
tbumiana,  mencionados  por  el 
Autor  del  Commentario  de 
'Bello  Hifp.  aunque  previene 
Morales  ,  que  alli  fe  nombra 
Ucubi  el  que  en  Plinio  Atubi, y 
que  efta  voz  de  Atubi  debe 
prevalecer.  Todo  efto  es  muy 
probable:  porque  hay  mas  fir- 
meza de  nombres  en  Plinio, 
que  en  el  citado  Autor.  En  fin 
mientras  no  fe  defeubra  mejor 
texto ,  ufaremos  de  Atubi. 

51  En  las  Infcripciones  de 
cíla  Ciudad  fe  lee  únicamente 
el  di£tado  Romano  de  Claritas 
Julia,  al  modo  de  las  que  Cór- 
doba pufo  con  folo  el  titulo 
de  Patricia.  Muratori  pone 
algunas  en  fu  Thefauro :  pag. 
CCXXV.  4. 

DRVSO  IVLIO 

CAESARI 
CLARITAS  IVL 

.    D  D 

De  éfta  dice  fer  tomada  del 
Padre  Cattaneo ,  Francifcano, 
que  con  motivo  de  fer  Secreta- 
rio General ,  recorrió  toda  Ef- 
paña ,  como  afirma  el  Conde 
Mediobarba  al  fin  de  fu  Obra 


de  Medallas.  Efte  pues  fe  la 
dio  á  Mutatori ,  poniéndola 
como  exiftente  en  Afpavia  :  y 
nota  Muratori  en  el  lugar  ci- 
tado ,  que  Claritas  Julia  creen 
muchos  fer  ahora  Atubi,  ó  Af- 
pavia :  Colonia  Claritas  Julia 
nunc  Attubi  a  multis  ereditur> 
Jivc  Afpavia,  Yo  conficlTo,que 
no  entiendo  lo  que  efto  deno- 
ta, pues  no  conozco  lugar  qué 
hoy  fe  llame  Atubi ,  ni  Afpa- 
via ,  para  que  fe  diga  nunc 
Attubi,  ni  para  que  la  piedra  fe 
ponga  exiftente  en  Afpavia,  En 
la  pag.  MCV.  6.  vuelve  Mura- 
tori á  notar ,  que  el  fitió  de 
Atubi  no  fe  fabe  de  cierto  ,  y; 
que  algunos  juzgan  fer  el  lur 
garcülo  llamado  ahora  Afpa- 
via ,  en  el  qual  fe  vé  un  frag- 
mento de  lnfcripcion  en  que 
fe  leeCLAR.  IUL.  borrado  lo 
demás,  por  lo  que  no  la  pone, 
y  dice  fe  la  dio  el  Padre  Catta- 
neo. Según  efto  no  fe  acordó 
de  la  que  ya  havia  eftampado, 
como  exiftente  en  el  mifmo 
lugar,  y  como  dada  por  el 
mifmo  Padre  :  pero  impugna 
bien ,  que  Afpavia  no  es  Atu- 
bi ,  porque  los  dos  nombres 
ocurren  en  Aulo  Hircio.  Es 
cierto  que  alli  cap.  24.  fe  lee 
diftaba  Afpavia  de  Ucubi  cin- 
co millas :  y  por  tanto  eran 
lugares  diverfos :  pero  dónde 
exifte  efte  Lugar,  que  dicen  fe 


Digitized  by  Google 


i  j  4      EfpaHa  Sagrada:  Trat.  3  3 .  Cap.  3 V 

llama  hoy  Afpavia?  Yo  creo,  puerta  de  la  Cárcel  de  aquella 

que  todo  fe  funda  en  la  equi-  Villa  ta  Infcripcion  citada  de 

vocación,  de  juzgar,  que  Atu-  Drufo.  Añade  allí  otras  íiete, 

bi  fue  lo  mifmo  que  Afpavia?  y  en  dos  confta  el  didado  ác 

y  por  tanto  las  Infcripciones  Chr.JiU.  Eftuvo  pues  Attubi 

de  Claritas  Julia  ,  proprias  de  donde  hoy  Efpejo :  y  Afpavia 

Atubi,  fe  aplicaron  á  Afpavia.  tuvo  fu  íítuacion  á  legua  y 

El  fitio  de  aquellos  Monumcn-  quarto  de  alli  en  alguno  de 

tos  es  Efpejo:pues  en  un  MS.de  los  defpoblados  a&uales,  cuyo 

clinfignejíu»  Fernandez  Fran-  reconocimiento  pertenece  4 

*0,fe  pone  como  exigente  en  la  los  de  aquella  tierra. 

CAPITULO  IV.  . 

<DE  ALGUHOS  SUCESSOS  AKT1GU0S, 

que  pajjaron  en  Córdoba. 

^2  "X^A  apuntamos  arri-  que  el  mifmo  Cefar  pafsóá 
1  ha ,  que  la  Ciudad  largas  jornadas  nafta  Córdoba 
de  Córdoba  contribuyó  con  con  feifeientos  Caballos,  con- 
tente para  la  guerra  de  Anni-  vocando  á  los  Magiftrados  y 
bal :  que  el  Pretor  M.  Claudio  Principes  de  todas  las  Ciuda- 
Marcelo  la  ennobleció  y  en-  des  para  que  concurrieífen  a 
erandeció  con  fabricas  y  fami-  Córdoba  en  tal  dia :  y  afsi  lo 
lias  Romanas  efeogidas  :  que  egecutaron  con  notable  fideli- 
cn  tiempo  de  las  guerras  Cei-  dad  y  propenfion  á  fu  perfo- 
tiberica ,  y  de  Viriato  ,  inver-  na :  de  modo  que  el  Celar  hi- 
naron  alli  M.  Claudio  ,  y  Fa-  zo  á  todos  mil  honras ,  vien- 
bio  Máximo  Emiliano.  Def-  do  á  toda  la  Provincia  á  üi  ra- 
pues  de  efto  fe  hizo  muy  fa-  vor.  Aulo  Hircio  profigue  con 
mofo  fu  nombre  en  las  fre-  otras  menudas  memorias  en 
quentes  menciones  que  hicie-  el  libro  de  Bello  Ale x andrino 
ron  los  Efcritores  de  la  guerra  defde  el  cap.  49.  en  que  afir-, 
civil.  Julio  Cefar  en  el  lib.  2.  ma ,  reíldia  Q¿  Cafsio  en  Cor-, 
cap.  19.  refiere,  que  envió  dos  doba  por  invierno, defpachan- 
Legiones  á  la  Efpaña  Ulterior  do  alli  los  negocios  del  Dcre- 
coa  el  Tribuno  Q.Cafsio,y  cho.  El  Autor  de  Bello  Hifpa- 

nicn-. 


Digitized  by  Google 


Sucejfos  antiguos  de  Córdoba.  155 


nítnji  repite  tantas  veces  la 
mención  de  Cotdoba  ,  que 
caíi  compite  el  nombre  de  la 
Ciudad  con  el  numero  de  las 
lineas  del  libro.  Tuviéronla 
los  hijos  de  Pompeyo  en  fu 
favor  :  pero  vencidos  en  la 
batalla  de  Munda  ,  fe  apode- 
ró el  Gcfar  de  Córdoba  ,  pe- 
reciendo en  ella  veinte  y  dos 
hiil  hombres  ,  fin  los  que  mu- 
rieron fuera  de  los  muros: 
ramo ,  que  fi  los  mencionados 
rextos  prueban  haver  fido 
Córdoba  la  Capital  de  la  Ef- 
paña  Ulterior ;  folo  defde  en- 
ronces  puede  empezar  el  par- 
tido de  los  que  defieren  aquel 
honor  á  Sevilla  >  por  quanro 
la  mucha  multitud  de  los 
muertos ,  y  el  fuego  que  los 
defefpcrados  empezaron  á  po- 
ner á  Córdoba  ( fegun  refiere 
el  mifmo  Autor)  la  dejarían 
tan  extenuada  ,  que  no  pu- 
dieífe  competir  con  Sevilla.  Y 
en  efecto  no  continuo  el  Ce- 
far  en  convocar  la  Provincia 
á  la  Ciudad  de  Córdoba  ,  fino 
á  Sevilla  ,  donde  tuvo  la  Jun- 
ra.  Pero  como  luego  fe  refar- 
cieron  aquellos  daños  ,  y  ha- 
llamos refidiendo  en  Córdoba 
algunos  Pretores  ,  fegun  la 
mención  del  Tomo  9.  pag.  67. 
y  fegun  las  Infcripcioncs  pu- 
blicadas por  Roa  en  el  Princi- 
pado de  Córdoba  ,  (eferito  en 


Caftellano)  y  por  Ribas  *  que- 
da lugar  para  la  competencia 
de  una  Ciudad  con  otra. 

5  3    Defde  el  tiempo  de  la 
entrada  de  los  Vándalos  hu- 
viera  mucho  que  hiftoriar ,  fi 
la  mifma  turbación   de  las 
guerras  no  huviera  fido  caufa 
de  que  no  fe  efcribicíTcn  ,  ó 
no  perfeveraífen  las  Hiftorias. 
Dominaron  en  la  Betica  los 
Silingos  ,  y  los  Vándalos  :  los 
Romanos  ,  los  Godos ,  y  los 
Suevos  tuvieron  allí  diverfas 
guerras  ;  y  como  Córdoba 
era  tan  principal ,  tendria  fin 
duda  granearte  en  los  fucef- 
fos.  Defpues  que  los  Godos 
prevalecieron ,  hay  memoria 
de  algunas  individualidades, 
concernientes  á  la  Hiftoria 
Eclcfiaftica.  Tal  fue  la  guerra 
que  el  Rey  Agila  ,  Ariano, 
movió  contra  efta  Ciudad ,  en 
virtud  de  no  haver  querido 
admitir  fu  exaltación  i  fegun 
fe  infiere  de  que  al  principio 
de  fu  Reynado  leemos  haver 
procedido  contra  Córdoba: 
lo  que  prueba ,  que  no  qui  fo 
darle  la  obediencia.  Armófe 
Agila  de  la  fuerza  militar ,  y 
del  odio  que  tenia  contra  los 
Catholicos  ,  profanando  por 
dcfprccio  de  nueftra  Sagrada 
Religión  el  Templo  del  Mar- 
ryr  San  Acifclo  :  y  efto  en  lu- 
gar de  ablandar  á  los  duda- 
da- 


Digitized  by  Google 


i  j  6       E/paña  Sagrada.  Trat>  3  3 .  "Cap4¡ 


danos,  irritó  mas  fu  animo, 
viendo  que  ya  ia  caufa  no  era 
puramente  civil  ,  fino  fagra- 
da  ,  en  defenfa  de  los  Santos, 
á  quienes  por  tanto  lograrían 
en  fu  favor ,  como  en  cfe&o 
fe  vio  ,  fegun  teftifica  San  líi- 
doro :  pues  faliendo  los  Cor- 
dobefes  contra  el  profano 
Rey  ,  obtuvieron  una  total 
victoria  ,  quedando  muerto 
en  el  campo  el  hijo  de  Agila, 
con  la  mayor  parte  del  Eger- 
cito ,  y  apoderandofe  los  Ciu- 
dadanos del  thcforo  del  ene- 
migo ,  que  era  muy  copiofo. 
Huyo  el  Rey  á  Marida ,  don- 
de acabó  de  pagar  fu  irre- 
verencia á  los  Santos  ,  rebe- 
iandofe  contra  el  Athanagil- 
do  ,  y  quitándole  la  vida  en 
Mcrida  los  mifmos  que  le  ha- 
vian  feguido.  San  Ifidoro  en 
Agila. 

54  Vi&oriofa  y  enrique- 
cida Córdoba  con  aquel 
triumpho,  f¿  mantuvo  por  al- 
gún tiempo  Señora  de  si  mif- 
ma  ,  fin  rendir  vaífaüage  á 
ningún  Godo ,  hada  que  en- 
grandecido Leovigildo  con 
muchas  conquiftas  en  la  Beti- 
ca  ,  configuió  fugetarla  ,  apo- 
derandofe de  ella  en  una  no- 
che ,  fegun  refiere  el  Bicla- 
renfe,  al  hablar  del  año  quar- 
to  de  aquel  Rey  ,  572.  de 
Chriftp  ;  Qordubam  Civitatem 


diu  Gothis  rcbellem  noiie  oceu- 
pat&c.  La  exprcfsion  de  que 
Córdoba  fe  mantuvo  mucho 
tiempo  rebelde  á  los  Godos, 
prueba  que  ni  antes  de  Agila 
los  reconoció  por  Señores  :  y 
efto  feria  caufa  de  que  Agila 
movieííe  fus  armas  contra  ella; 
aunque  el  éxito  la  hizo  mas. 
poderofa. 

5f    Agregada  al  imperio 
de  los  Godos  por  Leovigildo, 
volvió  á  renovar  el  zelo  de  la 
Religión  Catholica ,  declaran- 
dofe  a  favor  del  Rey  San 
Hermenegildo  contra  el  parti- 
do Ariano  de  Leovigildo  ,  co-: 
mo  vemos  en  el  Biclarenfe, 
que  fobre  el  año  de  5  8a.  (fe- 
gun nueftra  Edición  al  nn  del 
tomo  6.)  refiere  haverfe  re- 
fugiado el  Santo  á  Córdoba; 
pero  no  pudiendo  prevalecer 
contra  la  fuerza  de  los  enemi- 
gos ,  fue  alii  hecho  priíione- 
ro  :  y  no  queriendo  Leovi- 
gildo fiarfe  de  los  Cordobe- 
fes ,  ni  de  otras  Ciudades  de 
la  Betica ,  que  havian  feguido 
el  partido  de  fu  hijo ,  le  def- 
terró  á  Valencia ,  privándole 
del  Rey  no.  Havia  pues  eftado 
reconocido  por  Rey ,  hafta  fu 
prifion  en  Córdoba  :  In  Cor- 
dubenfi  Urbe  comprebendit ,  O*. 
Regno  privatum  in  exilium  Va- 
lentiam  mittit.  De  aili  ade~ 
lante  empezó  a  declarar  fe  he-. 

Ka 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  i  j  7 

• 

Wéétto  del  Rey  no  Celeftial,  todas  á  fu  Soho  y  haciéndola 

pues  por  no  apoftatar  de  la  opulenta  en  riquezas,  afluen- 

Religion  Cathoüca  ,  efeogió  te  en  delicias ,  cabeza  délas 

el  deftierro  y  privación  del  letras,  y  ñus  feliz  por  el  odio 

Rey  no  temporal.  con  que  períiguieron  fu  Fe# 

56   Convertidos  poco  de f-  que  por  el  amor  con  que  en* 

pues  los  Godos  ,  proíiguió  noblecicron  la  Ciudad :  pues 

Córdoba  en  el  dominio  pací-  el\e  la  engrandeció  en  bienes 

fico  de  aquellos  Principes  ya  temporales  ;  aquel  en  efpiri- 

Catholicos  ,  nafta  que  cayo  tuales :  haciéndola  theatro  de 

como  otras  en  la  tyrana  do-  tantas  Palmas  y  Coronas ,  co* 

nünacion  de  los  Mahometar  mo  referiremos  al  hablar  dq 

nos.  Eftos  la  elevaron  fobre  fus  Martyres. 

CAPITULO  V. 

♦ 

©H  LOS  QUISTOS   S)E  CO<$¿DOBA.: 


DE  SEVERO    NO  HAT 
texto  cierto  ,  ni  de  que  fuejfe 
Metropolitana  tjt* 

*  QObre  la  antigüedad 
O  del  Evangelio  en 
Córdoba  no  tenemos  docu- 
mentos del  primero  y  fegun- 
do Siglo:  pero  fabiendo  que 
gozaba  de  Silla  Pontificia  en 
el  Siglo  tercero  ,  no  ocurre 
dificultad  en  reconocer  fu 
Chriftiandad  defde  el  Siglo 
primero ,  por  citarlo  pidien- 
do afsi  la  excelencia  de  tal 
Ciudad  ,  con  cercanía  á  la  de 
San  Eufrafío  :  y  afsi  como 
por.  la  predicación  de  eñe 


Apoílolico  di  gimes  haverfe 
introducido  la  Fe  en  la  vecina 
Caítulo ;  por  el  mifmo  prin- 
cipio (e  puede  decir  propaga- 
da á  Córdoba  r  pues  á  la  fi>- 
Iicitud  de  los  primeros  Minif- 
tros  perteneció  inftruir  por 
si ,  ó  por  fus  chfcipulos  ,  a  los 
pueblos  mas  immediatos. 

2  Ignora  fe  el  nombre  de 
fu  primer  Obi fpo  ^  como  con- 
fieífa  Gómez  Brat'o ,  que  em- 
pieza fu  Catalogo  por  Severoy 
a  quien  fe  dice  eferita  una 
Decretal  del  Papa  San  Diony- 
fio ,  dada  en  9.  de  Setiembre 
del  año  de  269  Claudio  0* 
Paterno  Cojf,  Pero  que  efta; 
y  otias  Emolas  ¡pteriore*  a 


Digitized  by  Google 


i  j  8      E/paña  Sagrada. 

San  Dama  ib  no  tienen  auto- 
ridad ,  conlta  (fin  mecernos  en 
examen  individual)  por  las 
Colecciones  antiguas  de  Con- 
cilios y  Decretales  Pontifi- 
cias ,  tío  folo  del  tiempo  de 
Sanífidoro,  fino  muypofte- 
*iores  (cfto  es  *  del  Siglo  déci- 
mo y  undécimo)  en  las  quales 
no  fe  ha  encontrado  ninguna 
de  /entejantes  Epiftolas ,  por- 
cjue  no  las  huvo  hada  que  las 
inventó  el  Autor  que  tomó 
nombre  de  Ifidoro.  Viendo 
pues  que  en  Efpaña  no  eítu- 
vieton  conocidas  mies  Decre- 
tales ,  ni  aun  en  c¿  Siglo  un- 
décimo ,  no  podemos  decir 
que  las  huvieífe  en  tiempo  de 
los  Godos  ,  ni  antes  :  fabien- 
dofe  que  no  las  tuvo  la  Co- 
lección de  Cañones  ufada  por 
nueftra  Igleíia  antigua,  en 
que  (olote  incluían  ciento  y 
dos ,  ó  ciento  y  tres  Epiftolas 
Pontificias  (fegun  diverfa  par- 
tición) empezando  por  San 
Damafo  ,  y  acabando  en  San 
Gregorio  Magno  ,  fegun  ve- 
mos en  los  M£S.  Goihicos, 
que  hafta  hoy  fe  con  fe r  van 
dentro  y  fuera  de  Efpaña :  en 
virtud  de  lo  qual  debemos  ca- 
lificar de  modernas  á  todas 
las  introducidas  como  ante- 
riores á  San  Damafo ,  fin  nc- 
cefsirar  del  recurfo  á  los  vicios 
coa  que  ellas  mi í  mas  le  déla- 

■ 


Trat .  3  3 .  Cdf.  J . 
• 

tan  de  fer  poftetiores  al  Siglo 
feptimo. 

3  Con  motivo  de  cíla 
Epiírota  han  intentado  algu- 
nos esforzar  el  concepto  de 
que  Córdoba  fue  Merropoli 
Eclefiaftica  ,  fegun  lo  havia 
íido  en  lo  Civil:  y  que  por 
tanto  fe  dice  en  la  menciona- 
da Carta^rr  Corduben/em  Pro* 
vimeiam  :  aludiendo  á  lo  mif- 
mo  el  ha  ver  juntado  Ofio  un 
Concilio ,  y  que  declaró  he-* 
rege  á  Potamio  ,  Obifpo  de 
Lisboa ,  y  le  excluyó  de  la 
Iglefía, 

4  Mas  no  alcanza  efto  pa- 
ra el  fin  :  porque  no  es  cierto 
uc  Córdoba  ,  fueíTe  defpues 
e  Augufto  la  Capital  de  la 
Be  tica  ,  compitiendo  Sevilla 
aquel  honor ,  como  digimos 
en  el  Tomo  o.  pag.  66.  y  Se- 
villa tiene  á  fu  favor  el  hallar- 
fe  con  Metrópoli  Edeílaftica 
permanente :  lo  qne  la  favo- 
rece para  argüir  iaCivil,como 
en  Tarragona ,  y  en  Mcrida. 
Córdoba  no  era(  Metrópoli 
Eclefiaftica  en  el  principio  de 
los  Godos ,  ni  defpues:  íiendo 
afsi  que  mantuvo  con  gloria 
la  dignidad  Epifcopal.  Y  de- 
cir ,  que  perdió  el  honor  Me- 
trópoli tico  por  el  Obifpo  he- 
rege  Higinio ,  no  tiene  autori- 
dad :  perqué  no  es  culpa  de  la 
Sede  la  perfonal  de  un  Prela- 
do, 

Digitized  by  Google 


i 


De  los  Obi/pos  Je  Córdoba.  Ofio.       i  s  ? 


do,  corno  fe  ve  en  los  fticcflbs 
de  otras. 

5    El  nombre  de  Provincia 
Cordubenft    en  la  Decretal 
mencionada ,  es  uno  de  tos 
vicios  del  formador ,  al  modo 
que  fe  atrevió  á  eferibir  Pro- 
vincia: Tolítana  en  la  Carta 
atribuida  á.  San  Amero  ,  en 
cuyo  tiempo  no  havia  ni  aun 
Provincia  Cartbaginenfe ,  ni 
fue  Toledo  Metrópoli  en  do- 
cientos  años  >  y  quando  lo 
fue  ,  nunca  dio  titulo  á  la 
Provincia  xpues  no  fe  intituló. 
Toledana  %  fino  Caithagincn- 
fe  >  como  confta  por  los  do- 
cumentos antiguos.  Defpues 
de  la.  entrada  de  los  Motos  fe 
empezó  a  ufar  la  voz  de  Pro- 
vincia en  el  fentido  que  hoy 
Diecefi  ,  como  vemos  en  Tas 
Obras  de  San  Eulogio  ,  que 
nombra  Provincia  Italicenfe, 
y  Egabtenfe  aL  diftrito  de 
aquellos  antiguos  Obiípados: 
y  como  aquellas  Decretales 
fe  forjaron  deípues  del  Siglo 
ochavo  ,  ufaron  de  las  voces 
de  aquel'  tiempo». 

6  Ofio  pudo  juntar  Con- 
cilio, fin.  que  Córdoba  tu efle 
Metrópoli  permanente ,  íolo 
con  la  circunítaneia  de  (er 
Obifpó  mas  antiguo  ,  fegun 
los  muchos  años  de  consa- 
gración que  tenia  defpues  de 
haver  vuelto  del  Oriente:. 


pues  por  entonces  no  tenemos 
pruebas  de  otra  razón  de  Me- 
trópolis ,  mas  que  Las  deful- 
tonas  en  virtud  de  la  mayor 
antigüedad  de  los  Obifpos. 
Véale  el  Tom.^írat.2.eap.f. 

7  La  acción  de  deponer 
á  unObifpo  de  Lisboa  (aun- 
que fuelle  vcrdadera)no  pudo 
convenir  á  Ofio  por  fer  Me- 
tropolitana fu  Iglefia :  fiendo 
cierto  que  Lisboa  era  de 
Provincia  diverfa.  Ni  es  ef- 
pecie  en  que  debamos  infif- 
tir,  por  fer  del  Presbytero 
Marcelino Luciferiano  %  pren 
puefta  en  eí  Libelo  que  pre- 
rentó  á  Theodofio,  de  que 
hablaremos  defpues* 

8  De  Severo-  no  fabemos 
acciones ,  ni  aun  hay  dbcur 
mentó  legitimo  que  le  defie- 
ra la  dignidad  Epiícopal  de 
Córdoba:  por  lo  que  empe- 
zaremos el  Catalogo  por  el 
que ,  fi  no  fue  cL  primero, 
(como  juzgamos  no.  lo  fue; 
puede  en  algún  fentido  de-: 
cirfe  primero  fin  fegundo. 

EL   SANTO    Y  GRAN 
Padre  Ofio,, 

De/de  el  año  de  294.  bafté. 
el.  de 35  y.fefentay  tres, 
arios.. 

y  Efte  es  el  que  nos  ofre- 
ce 


Digitized  by  Google 


160      E/paña  Sagrada 

ce  la  prueba  mas  autentica 
íbbre  la  antigüedad  de  la  Silla 
Cordubenfe.  Efte  el  que  por 
la  magnitud  de  fus  acciones 
nos  obliga  á  dilatarnos  algo, 
no  obftanre  que  folo  preten- 
demos tocar  lo  mas  notable, 
y  mas  digno  de  fer  examina- 
do ,  dejando  lo  demás  al  que 
efetiba  enteramente  fu  hifto- 
ria.  Efte  es  el  hombre  mayor, 
que  en  fu  linea  ha  producido 
Éfpaña :  uno  de  los  mas  agi- 
gantados del  mundo :  Padre 
de  primerá  claíle  entre  los 
Grandes  de  la  Iglcíía  :  el  hon- 
rado por  San  Athanafio  con 
los  honoríficos  di&ados  de 
Padre,  y  de  Grande  :  Padre  de 
Concilios-  Padre  Abralumi- 
tico :  verdadero  Ojio,  (cfto  es, 
Santo)  refpctado  por  los  Em- 
peradores: fomofo  en  el  Or- 
be :  milagro  de  fu  Siglo  :  Va- 
f  on  en  fin  tan  fin  fcgundo,quc 
fja/a  el  terror  de  los  Arianos 
pckb»«eiiolo  tanto  ,  6  ma?, 
que  todos  los  del  Orbe  Ci- 
tholico  ,  fegun  predicó  San 
Athanafio. 

10  Nació  efte  gran  Varón 
en  Córdoba ,  cerca  del  año 
256.  y  cafi  puede  decir  fe  que 
nació  Varón ,  y  no  nilío  ,  por 
la  prefteza  con  que  (óbrela lió 
entre  los  hombres.  Su  nom- 
bre fue  Ofio ,  ó  mejor,  HoJío, 
pot  el  Griego  ó'g-uús  ,  que 


3.  Lap.  j; 

íignifica  Santo  ,  prónoftlcd 
de  las  heroyeas  obras  de 
virtud  en  que  floreció.  En 
el  Menologio  de  los  Griegos 
publicado  por  el  Cardenal 
Albani  en  el  año  de  1727. 
fe  pone  la  memoria  de  OÍ10 
en  el  27,  de  Agoíb  i  refirien-' 
do  que  dejo  el  mundo  ,  y  fe 
hizo  Mongc :  Hojtus  Cordub* 
Epifcopus  mundo  remijfb  nut** 
tio  9  O0  Monafiicum  inftitm 
tum  amplexuí  ,  afc  etica  vita 
primum  excclluit.  Si  efto  fue 
afsi ,  es  prueba  de  la  mucha 
antigüedad  que  tiene  el  Mo- 
nacato  en  Eípaña ,  y  del  me-», 
nofprecio  del  mundo  que  ma- 
nifeíló  nueftro  Héroe  defde 
Joven.  Añade  el  mifmo  do- 
cumento ,  cjue  rcfplandccien-. 
do  en  virtudes,  y  en  milagros^ 
fue  cle&o  Obifpo  de  Córdo- 
ba ,  y  con  (agrado  por  el  Ar- 
zobispo Romano :  Mox  ómni- 
bus refulgen  virtutibus,  O-  mi- 
raculis  exorn&tus  ,  a  Romano 
Arcbiepj/copo  Epifcopus  Urbis 
Cor  duba  confecratur.  No  en- 
cuentro apoyo  de  otro  texto 
que  lo  compruebe :  y  afsi  nos 
contentamos  con  la  mención: 
infiriendo  en  que  dedicado 
Ofio  al  fer  vicio  de  Dios ,  y 
de  la  Iglcfia ,  adelantó  tanto 
en  literatura  ,  prudencia  ,  y 
honcílidad  dccoftumbres,qu£ 
á  poco  tiempo  le  eligió  fu 


Digitized  by  Google 


SDe  los  O bij pos  de  Córdoba.  Ofio.  161 


Iglefia  y  Ciudad  por  Obifpo, 
fien  do  Ofio  de  edad  de  trein- 
ta y  ocho  años  ,  y  corriendo 
el  de  docientos  y  noventa  y 
quatro  de  Chrifto,  con  po- 
quifsima  diferencia  (fegun 
probaremos  luego  en  la  Chro- 
nologia)  y  por  tanto  inferi- 
mos la  grande  antigüedad  de 
cite  Obifpado ,  quando  en  el 
Siglo  tercero  fe  ve  autenti- 
cado en  un  fugeto  que  no 
puede  decirfe  con  fundamen- 
to fu  primer  Obifpo. 

Puefto  Ofio  por  Paftor  ve- 
ló fobre  fu  rebaño  con  dili- 
gencia y  zelo ,  como  prome- 
te el  conjunto  de  las  prendas 
que  cada  dia  iban  fobrefa- 
licndo  en  fu  perfona ,  y  fe 
nos  hacen  vifibles  en  los 
cfe&os. 

ii  Una  de  las  primeras 
acciones  que  ocurren  en  fu 
Vida  ,  fue  la  afsiftencia  al 
Concilio  de  Eliberi  ,  e,n  que 
le  halló  perfonalmcntc ,  con 
un  Presbytcro  llamado  Julián, 
que  por  Córdoba  firma  ulti- 
mo entre  los  Presby teros,  cu- 
yos nombres  exilien.  Nueftro 
Obifpo  fubferibió  con  el 
nombre  de  Ojio  ;  lo  que  pruc- 
va  haver  fido  cfte  fu  nombre 
proprio  defde  el  principio ,  y 
no  voz  que  fe  le  aplicaífe  en 
el  difeurío  de  fu  vida  por  la 
honeíKdad  de  fus  coftumbress 


porque  en  tal  cafo  no  le  hu-* 
vicra  ufado  el  mifmo  Obifpo 
en  los  principios  de  fu  Pon  ti-, 
fícado ,  ello  es  ,  mas  de  cin- 
quenta  años  antes  de  fu  muer- 
te. 

12  De  aqui  refulta  ,  no 
fér  bueno  el  orden  de  Subf- 
cripcioneSjimpreíTo  por  Loay^ 
fa  en  el  Concilio  de  Eliberi, 
en  que  figuiendo  á  los  MSS. 
del  Efconal,  y  de  Toledo, 
pufo  en  fegundo  lugar  el 
nombre  de  Ofio  ,  Obifpo  de 
Córdoba ,  antepuerto  á  todos 
los  demás  ,  menos  á  uno,  co-¡ 
mo  íi  fuera  el  fecundo  en  an- 
tigüedad de  ordenación.  Ef- 
to  no  fue  afsi :  pues  en  tiem- 
po de  aquel  Concilio  no  tenia 
Ofio  mas  que  nueve  años  de 
Obifpado ,  con  poca  diferen- 
cia ,  como  prueba  fu  Epoca, 
y  la  del  Concilio ,  que  fe  de- 
clarará en  fu  fitio:  bailando 
lo  ya  apuntado  en  el  nonq 
pag.  131.  fobre  el  Obi  fpo  Sa- 
bino de  Sevilla ,  que  era  mas 
antiguo  ,  y  por  tanto  debia 
rccederle.  Pero  lo  mas  es, 
al  lar  fe  aísi  autorizado  en  la 
Edición  del  Señor  Mendoza, 
y  en  las  antiguas  deCrabe  y 
de  Surio  ,  que  ponen  á  Ofio 
en  undécimo  lugar,  antepuef- 
to  á  fclos  ocho.  Teniendo 
pues  Códices  antiguos  que 
convienen  en  el  orden  cor- 

L  ref- 


Digitized  by  Google 


i6z      E/paña  Sagrada.  Trat.33 .  Cap.  j . 


refpondiente  á  Ofio  por  fu 
confagracion ,  deben  fer  an- 
tepuertos. 

13    £1  motivo  de  aquella 
inverfion  confiftió  en  que  al- 
gún Códice  antiguo  pufo  en 
dos  colunas  los  nombres  de 
losObifpos,  dando  diez  á  la 
primera ,  y  nueve  á  la  fecun- 
da. £1  décimo  ,  ultimo  de  la 
primera  ,  fue  el  de  Malaga: 
el  undécimo  >  primero  de  la 
íégunda  ,  era  Ofio.  Otro  Co- 
piante quifo  ponerlos  fegui- 
dos  :  y  tomando  uno  de  cada 
coluna  ,  falió  fegundo  el  un- 
décimo y  que  era  primero  de 
la  fegunda :  en  cuya  confor- 
midad quedó  Ofio  en  fegundo 
lugar  >  tocándole  el  undéci- 
mo.   La  prueba  de  efto  es, 
que  cotejado  un  orden  con 
otro  fe  vé  clara  la  interpola- 
ción de  las  colunas  :  pues  en- 
tre los  diez  primeros  Obifpos 

Orden  de  las  Subscripciones  del  Concilio  Eliberit ano  >  fegun  las 
Ediciones  de  Crabe ,  Surio ,  y  Mendoza. 


de  las  Ediciones  de  Crabe,S ti- 
rio ,  y  Mendoza ,  fe  coloca 
íiempre  en  la  de  Loayfa  otro 
Obifpo  de  los  que  en  las  cita- 
das Ediciones  fe  figuen  al  nu- 
mero diez  :  interpolándolos 
entre  los  primeros  Prelados, 
con  el  mifmo  orden  con  que 
fe  colocan  entre  sí  :  pues 
Ofio  fe  pone  el  2. Camerino 
(que  era  immediato  á  Ofio) 
fe  coloca  el  4.  Secundino 
(immediato  á  Camerino)  fe 
vé  en  el  fexto  lugar :  y  afsí 
hada  el  fin.  De  modo  que 
fe  conoce  claro  haver  en* 
cadenado  dos  colunas  en  una, 
tomando  por  fegundo  ,  quar- 
to,  fexto  ,  &c.  á  los  que  eran 
primero ,  fegundo,  y  tercero, 
&c.  de  la  fegunda.  Y  para  que 
efto  fe  perciba  á  la  viña  ,  y 
quede  eftablecido  para  en 
adelante  >  pondremos  aquí 
las  raifmas  firmas. 


1.  Aceita  no. 

2.  Spalenfe. 

3.  Epagrenfe. 

4.  Mentefano. 

5.  Urcitano. 

6.  Cefarauguft. 

7.  Toletano. 

8.  OíTonobenfe. 
Eliocrocenfe. 

jo.  Malacitano. 


11.  Cordubenfe. 

12.  Tuccitano. 

13.  Caftulonenfc. 

14.  Eliberino. 

15.  Ementen  fe. 

16.  Legionenfe. 

17.  Salarien  fe. 

18.  Elborenfc. 

19.  Baftitano. 


Edi- 


Digitized  by  Google 


T)e  los  Oíí/¡jos 

EdUhn  de  Loayfa. 

*f«  Accitano. 

2.  Cordtibenfe, 

3.  Spalcnfe. 

4.  Tuccitano. 

5.  Epagrenfe. 

6.  Cctftulonenft* 

7.  Mentefano. 

8.  Eliberitano. 

9.  Urcitano. 

10.  Emeriten/é. 

11.  Cefarauguft. 

12.  Legionenfe. 

13.  Toletano. 

14.  Salarien/e, 

1$.  OíTonobenfe. 

16.  Elborenfe, 

17.  Eliocrotenfc» 

18.  Bafiitano. 

19.  Malacitano. 

Todos  los  de  letra  baftar- 
ídüla  fon  de  la  fegunda  coluna 
precedente  ,  interpolados  en- 
tre los  de  la  primera ,  con  el 
mifmo  orden  de  fucefsion 
con  que  fe  vén  en  ella  :  de 
modo  que  en  vifta  de  la  ma- 
yor antigüedad  que  tenia  el 
Sevillano  en  comparación  de 
Ofio  ,  fe  conoce  que  debe 
anteponer  fe  el  orden  de  las 
citadas  Ediciones  antiguas :  y 
fe  defeubre  el  motivo  de  ha- 
verfe  variado  en  muchos  Có- 
dices ,  por  la  razón  alegada, 
de  colocar  feguidos  á  los  ro- 


íe  Córdoba.  Ofio.  i¿j 

partidos  en  dos  colunas,  po^ 
niendo  por  fegundo  al  prime- 
ro del  fegundo  orden ,  (que 
era  undécimo)  y  afsi  de  ios 
demás ,  como  mueftra  el  co- 
tejo ,  propuefto  aqui  á  la 
vifta. 

14    Poco  defpues  de  ce- 
lebrado el  Concilio  de  Elibe- 
ri ,  empezó  en  Efpaña  la  fu- 
riofa  perfecucion  de  Diocle- 
ciano,  paflando  á  fu  egecu- 
cion  el  inhumano  Daciano, 
que  pretendiendo  arruinar  la 
fábrica  de  la  Iglefia  Chriftia- 
na,  no  dejó  piedra  por  mo- 
ver, tentando  á  los  Prelados 
para  que  cntrcgaíTen  los  li- 
bros Sagrados ,  atormentando 
á  unos  ,  defterrando  á  otros, 
y  quitando  la  vida  á  innume- 
rables perfonas  de  ambos  fe- 
xos.  Córdoba  fue  regada  con 
fangre  de  invencibles  Con- 
feflores  de  la  Fe ,  que  pade- 
cieron martyrio.    El  Santo 
Ofio  tuvo  la  dicha  de  fer  uno 
de  los  que  manifeftaron  fu 
conftancia ,  concediéndole  el 
Cielo  firmeza  en  la  confef- 
fíon,  noobftante  que  llega- 
ron á  querer  pervertirle  con 
tormentos.  De  hecho  havien- 
do  fído  tentado  por  los  Minif- 
tros  de  la  impiedad  el  Vene- 
rable Obifpo ,  y  defeargando 
fobre  el  caftigos  que  molef- 
taron  fu  cuerpo  ,  perfcveTÓ 


Digitized  by  Google 


i  ¿  4      EJfana  Sagrada.  Trat. 3  3 .  Cap,  j . 


flrniifsimo  en  la  confefsion 
de  la  verdad,  dcípreciando 
las  amenazas  y  el  tormento, 
fegun  conlta  por  San  Athana- 
Í10  ,  quando  acufa  á  los  Aria- 
nos  de  haverfe  atrevido  á  per- 
feguir  al  que  eftaba  engran- 
decido con  la  gloria  de  fer 
Conflfíbr  de  Chrifto :  Ñeque 
quod  Confejfor  erat  ,  pudore 
ftioti  Junt.  Aun  el  miímo  Oílo 
tefíifico  de  si  la  confefsion 
que  hizo  en  la  perfecucion 
de  Maximiano  :  Ego  confefsio- 
nis  munus  explevi  ,  primum 
cum  perfecutio  rnoveretur  ab 
ovo  tuo  Maximiano  ,  fegun  ef- 
cribió  al  Emperador  Confian- 
do ,  como  verás  en  la  Carta 
del  Apéndice.  Eufebio  Cefa- 
rienfe  en  el  libro  2.  de  la  Vi- 
da de  Conftantino  cap.  63. 
donde  habla  de  eíle  gran  Va- 
ron  (íin  expreffar  el  nombre 
de  Ojió)  menciona  la  confe£- 
fion  de  la  Fe  ,  con  que  fe  ha- 
llaba ennoblecido.  Pero  lo 
que  es  mas  ,  el  gran  Concilio 
Sardicenfe  en  la  Carta  dirigi- 
da á  todos  los  Obifpos,  elogia 
a  Ofio  ,  por  la  confefsion  ,  y 
por  los  grandes  trabajos  que 
en  fu  crecida  edad  toleró  por 
fer v ir  á  la  Iglefia  :  Epifcopi  fi- 
tntil  congtegaü  ,  &  in  primis 
pr aclara  JeneBute  OJius  ,  homo 
0-  ob  ¿vi  longttudinemfií'  con- 
fcfiÍQntmJu*m ,  O  ob  tantos 


fuos  labores  omni  reverentía 
dignus.  Y  añade  Nicephoro 
que  perfeveraron  en  fu  Vene- 
rable cuerpo  las  feñales  de 
los  tormentos  que  padeció 
por  la  confefsion  de  la  Fe :  Itt 
Synodo  (Nic¿na)  multi  Apojlo- 
licis  donis  pollebant :  non  pauci 
etiam  propter  Cbrtftianam 
conftanter  obitam  confejsionem 
Jligmata  &  notas  in  carne  cir- 
cumferebant  $  prafertim  ex 
Epifcopis...  Hojius  Cordub^ 
lib.8.  cap.  14. 

15  Deípues  de  efta  glo- 
riofa  confefsion  ,  y  de  lo  que 
en  ella  padeció  por  ChriAor 
hallamos  á  Ofio  en  Italia  muy 
favorecido  del  Emperador 
Conftantino.  No  tenemos  cer- 
teza del  motivo  que  le  condu- 
jo á  Italia  :  pero  es  muy  ve- 
rofímil ,  que  fiieíTc  defterrado 
por  Daciano  ,  fegun  vemos 
que  defterró  á  San  Valerio,. 
Obifpo  de  Zaragoza.  Por  ci- 
to ,  ó  por  alguna  cauía  de  la 
Iglefia  ,  fe  hallaba  Ofio  en 
Milán  ílguiendo  la  Corte  de 
Conftantino  Magno  en  el  año 
de  313.  en  que  eícribió  el 
Emperador  á  Ceciliano  ,  Pri- 
mado de  Carthago,  y  men* 
cionó  á  nucftTO  Obifpo ,  di-* 
ciendo  que  deberia  repartir 
la  cantidad  de  tres  mil  Folcs 
(efto  es,  treinta  mil  pcfos)que 
remitía  el  Emperador  para 

ga& 

Digitized  by  Google 


t>e  los  Obi/pos  'de  Córdoba.  Ófió:       í  6  j 

fc&ftos  <ic  los  Miniftros  Catho-  en  el  principio  de  fu  conver-» 

heos  ,  en  la  conformidad  que  íion.  Sozomeno  teftifica  coa 

Ofio  le  declaraba  en  una  mi-  exprefsion ,  que  Ofio  eftaba  al 

nuca :  Cuníiis  fupra  memora-  lado  de  Conftantino  ,  y  que 

tis  juxta  brevem  ah  Ojio  ad  te  fobrefalia  en  integridad  de  fé 

dJreflum  ea  pecunia  dividatur,  y  de  vida ,  como  quien  en  los 

íegun  vemos  en  la  Carta  refe-  tiempos  antecedentes  havia 

xida  por  Eufcbio  lib.io.cap.6.  hecho  gloriofas  confefsiones 

y  efta  exprefsion  del  Empera-  en  defenfa  de  la  Religión,  i  i 
dor  prueba  la  mucha  familia-       16    Mas  individualmente 

ridad  que  ya  en  aquel  año  de  hablo  Zofimo  en  el  lib.  2.  pag¿ 

313.  tenia  Ofio  con  Conílan-  685.  donde  atribuye  á  un  Ek 

tino ,  y  el  aprecio  que  hacia  pañol  la  converíion  de  ConA 

de  el  ,  fiandole  el  modo  de  tantino :  pues  aunque  no  le  re-í 

la  diftribucion  de  aquel  focor-  fiere  por  fu  nombre,  fino  bajo 

ro ,  acafo  por  havcrle  decre-  el  diáado  de  Egypcio  (cfto  es, 

tado  el  Emperador  por  fu  Sabio ,  ó  Mago)  confta  por  ei 

influjo.  El  mifmo  Eufebio  afir-  confentimiento  de  los  Auto-» 

ma  en  la  Vida  de  Conftantino  res  ,  y  por  el  hecho  de  la  Hif- 

lib.i.  cap.  42.  al  3^.  el  fumo  toria ,  que  cíle  Efpañol  fue  el 

aprecio  que  hacia  cíe  los  Obif-  Obifpo  de  Córdoba.  El  modo 

pos ,  fcntandolos  á  fu  mefa,  y  con  que  Zofimo  fe  explicaos, 

llevándolos  en  fu  comitiva:  lo  queConftantino  no  hallaba  en 

que  principalmente  debe  en-  los  Sacerdotes  Gentiles  modo 

tender  fe  de  Ofio ,  fegun  lo  ya  de  purificarfe  en  la  acción  de 

expreífado  del  año  de  3 1 3 .  en  haver  quitado  la  vida  á  fu  hijo 
que  todavia  no  era  Papa  San  el  Cefar  Crifpo  ,  y  á  fu  muger 
Silveftre :  y  afsi  con  razón  re-  Faufta  5  y  que  haviendo  venir 
conocen  Noris ,  y  Cabafucio  do  á  Roma  un  Egypcio  Efpa- 
ánucftro  Obifpo  por  Cathe-  ñol ,  le  dijo ,  que  la  Religión 
quifta  de  aquel  Emperador,  Chriftiana  tenia  virtud  para 
como  quien  eftaba  á  fu  lado  borrar  quantos  delitos  hu- 
Tom.X.  T  3  vief- 

f(i)  Vtrnm  quem  irt  comitdfufuo  hahtbst  yfide¡  ac  viu  integritate  cinfpi- 
cvum  ,  tr  quifuperiori  temporc  variis  Confefiionum  certaminibut  pr<¡  Religio- 
ni$  defenfione  indar uerat  ,  e  latere  fuo  mittit ,  qui  ad  ctnctrdiam  reduceret, 
tum  illoi  qui  tn  &*ypte  de  doíirina  fidei  dtjfentiebant  ,  tum  eos  qui  in  Orientis 
fsrtibuj  de  feftivitate  Pafcb*  diferepabant*  h  erat  Hojtus  Epifctpuj  Cordubd% 


Digitized  by  Google 


"i  6  6       E/fan*  Sagrada.  Trat.}} .  Cap.  y: 


viciTe  :  y  acccptando  el  Em- 
perador lo  que  decia  el  Egyp- 
cio,mudó  de  Religión:  *sígyp- 
tius  quídam  ex  Hifpania  Ro- 
m a m  veniens  0*c.  Sabido  es  lo 
mal  aue  fintióZofmio  ,  como 
Gentil ,  de  la  chrilUandad  de 
Conftar.tino  :  pero  la  cfpccie 
de  que  fue  El  pañol  el  que  le 
inftruyó  en  nueílros  dogmas, 
es  muy  conforme  con  lo  que 
fabemos  de  Olio  ,  y  queda  ya 
apuntado. 

1 7  Por  aquel  mifmo  tiem- 
po fe  encendió  en  Africa  la 
maldad  de  los  Donatiftas  con- 
tra el  Obifpo  de  Carthago 
Ceciliano  ,  de  quien  decían  ha- 
ver  fido  confagrado  por  Tra- 
ditores,y  por  tanto  paífaron  á 
nombrar  a  otro ,  llamado  Ala- 
jtorino.  El  cafo  fuc,que  muer- 
to Menfurio  ,  pretendían  la 
Sede  Botroy  y  Celeufio,  y  vicn- 
dofe  excluidos  por  la  elección 
de  Ceciliano, confpiraron  con- 
tra éíle  ,  foftenidos  por  una 
Señora  muy  noble ,  y  de  mu- 
chas riquezas,  llamada  Lucila, 
Elpañola  fegun  N.P.S.Auguf- 
tin  en  el  libro  de  Untate  Ec- 
clejia  ,  cap.  3.  Llego  la  cofa  á 
tal  eftado  ,  que  recurriendo 
los  turbadores  al  Emperador, 
mandó  éíte  concurricflc  á  Ro- 
ma Ceciliano  con  diez  de  los 
fuyos,y  otros  ranros  de  los 
enemigos :  donde  congregado 


el  Papa  San  Melchíades  corlv 
tres  Obifpos  de  la  Galia  ,  y 
quince  Italianos  ,  fue  declara* 
do  Ceciliano  por  innocente,  y 
fu  Confagracion  por  legitima, 
en  el  año  de  313.  ílendo  Con- 
fules tercera  vez  Conftantino^ 
y  Licinio. 

18  No  fe  aquietaron  cor! 
círo  los  Donatiftas ,  diciendo 
que  no  fe  havia  vifto  toda  la 
caufa,  y  que  fue  por  pocos 
Obifpos ,  cerrados  en  un  íitio 
particular  ,  ó  privado.  Para 
ocurrir  á  efto  fe  celebró  de 
nuevo  otro  Concilio  en  el  año 
ílguiente  314.  concurriendo, 
entre  otros  de  diverfas  partes, 
algunos  Obifpos  de  Efpaña, 
(que  expreflamos  en  fus  litios) 
pero  fin  leerfe  entre  ellos  el 
nombre  de  Ofio  ,  ó  bien  por- 
que faltan  algunas  fubfcrip- 
ciones,  ó  porque  no  haviendo 
afsiftido  el  Emperador  al  Sy- 
nodo  (como  ílenten  Valefio,  y 
Pagi)  fe  quedaría  Olio  en  Mi- 
lán con  Conítantino.  El  cafo 
fue  ,  que  condenados  de  nue- 
vo los  acufadores  de  Cecilia- 
no  ,  ni  aun  afsi  fe  aquietaron, 
atreviendofe  algunos  á  apelar 
al  Emperador  5  que  ílntió  mu- 
cho la  audacia  y  la  proter- 
via: y  para  que  ni  aun  elle  ref- 
quicio  fue  fie  oca  (ion  de  ex- 
citar la  inquietud  ,  añadió  el 
Emperador  íu  juicio ,  dccla- 


Digitized  by  Google 


,  *De  los  Óbi/pos  de  Córdoba.  Óíid.       16  7 

Kndo  Innocente  á  Ceciliano.  que  folo  los  Donatiftas  erart 
19   Ya  parece  que  no  que-  los  verdaderos  Fieles,  man- 
daba recurfo ;  pero  la  maldad  chado  en  la  maldad  todo  el 
de  los  fautores  prorrumpió  en  refto  del  Orbe, 
otras  mayores  ,  tirando  como  20   Contra  eftas  iniquidi-» 
á  quitar  ia  reputación  á  los  des  facó  la  cara  el  inclyto 
que  no  havian  protegido  fus  Doftor  de  la  Iglefia  N.  P.  S. 
d^feos  ;  y  para  cito  Ve  atre-  Auguftin  :  y  para  el  punto  de 
vieron  á  decir ,  que  Ofio,  por  nueftro  Ofio  bafta  lo  que  el 
fer  de  la  parte  de  Ceciliano,  Santo  eferibe  en  el  lib.i.  con-í 
y  por  el  valimiento  que  tenia  tra  la  Carta  de  Parmeniano, 
con  el  Emperador ,  le  fugerió  en  cuyo  cap.8.  expreíTa  haver 
hafta  el  intento  de  dar  fupli-  cftado  tan  lejos  de  fugerir  al 
cío  á  los  que  no  havian  podi-  Emperador  alguna  dureza  en 
do  probar  las  acuíaciones  de  elcaftigode  los  injuftos  acu- 
Ceciliano.  Anadian,  que  d  fadores  de  Ceciliano  ,  que  an-J 
inifmo  Papa  Melchiades  (Prc-  tes  bien  movió  á  Conftantino 
íidente  del  Concilio  Romano)  á  que  templarte  la  pena  ,  no 
era  de  los  Tradirorcs  (cfto  es  obftantc  fergravifsimo  el  de- 
de  los  que  entregaron  a  los  lito  del  Cifma  :  Ut  in  leniorem 
Gentiles  los  Libros  Sagrados,  co'ércitionem ....  fententiam 
para  que  los  quemaflen)  y  flefteret  Imperator. 
que  Olio  fue  también  uno  de  21    En  orden  á  la  otra  mal- 
ellos  :  por  cuvo  motivo  los  dad  de  acufar  al  Papa  ,  y  á 
Efpañoles  le  condenaron;  y  Ofio  de  Traditores ,  fue  in- 
que  aunque  luego  los  Galos  le  vención  de  los  Cifmaticos,que 
^ibfolvíeron ,  y  los  Efpañoles  achacaban  el  vicio  proprio  á 
fe  conformaron  con  aquella  otros  ,  fegun  el  Pfalmo  de  N. 
fentencia ,  havia  fido  ello  por  P.  S.  Auguftin  contra  parten 
fer  todos  participes  de  la  tra-  Donati. 
dicion ;  con  lo  que  concluían, 

Sed  boc  libenter  finxerunt  quod  fe  noverunt  fec\Jfe\ 
Quia  f¿»u  ja;n  loquebitur  de  librorum  traditione: 
Sed  qui  fteerjint  htebant  in  illa  perdiiionc. 
lude  alius  inf¿\n¿verunt ,  ut  fe  ipfos  pojfent  celare. 

Uno  de  eftos  aculados  ,  fin  nueftro  Ofio,  de  quien  decían 
prueba  de  la  infamación  ,  fue   haver  íido  condenado  por  los 

L4  Ef, 


Digitized  by  Google 


1 6  8        E/paña  Sagrada.  Trat.  j  3 .  Caf.  fi 


Efpañoles  ,  aunque  abfuclto 
por  los  Obifpos  Galicanos. 

22  Acerca  de  efto  eferi- 
bió  N.  P.  S.  Auguftin,  que  de- 
bían dar  pruebas,  fin  lasqua- 
Jes  no  merecían  crédito :  pues 
aun  dado  cafo ,  que  Ofio  fuefle 
culpado  por  los  Efpañoles  ,  y 
declarado  innocente  por  los 
Galos ,  era  mucho  mas  crei- 
ble,que  mal  informados  aque- 
llos ,  y  conociendo  eftos  el 
engaño  ,  abfolvicflfen  al  que 
Juzgaron  reo.  De  aquí  inferi- 
mos lo  primero ,  que  el  Santo 
no  aprobó  la  efpecie  divulga- 
da por  los  Donatiftas  ,  pues 
110  la  concedió ,  fino  que  la 
propufo  condicionalmente 
tamcnOjius  ab  Hifpanh  dam- 
natus  ,  d  GaUíí  tfi  abfolutus, 
**p.$.  efto  es  ,  que  aun  dado 
cafo  fueflfe  afsi  lo  referido, 
folo  refultaba ,  que  los  unos, 
y  no  los  otros,  eftuvieron  mal 
informados ;  pues  finalmente 
los  Españoles  fe  aplicaron,  fe- 
gun  los  Donariftas  ,  á  la  fen- 
tencia  de  los  Galicanos :  y  de 
aqui  fe  infiere  lo  fegundo,que 
Ofio  era  innocente  aun  fu- 
puefta  la  narración  de  los  Cif- 
maticos ;  pues  fupuefta  la  ab- 
íblucion  de  los  Galos ,  fe  con- 
formaron con  ella  los  nuef- 
tros  :  lo  que  es  prueba  de  que 
conocieron  el  mal  informe  an- 
terior: y  afsi  aun  admitida  co- 


mo  verdadera  la  relación*  de 
los  Donatiftas  fobre  Ofio,  de-i 
be  fer  reconocido  fin  culpa, 
pues  por  tanto  no  folo  fue  de-¿ 
clarado  innocente  en  la  Ga^ 
lia ,  fino  que  los  mifmos  Efpai 
ñoles  (de  quienes  digeron  ha-s 
verle  condenado)  le  abfolvic~ 
ron  como  los  Galos  ,  y  le  ad-í 
mitieron  á  fu  trato  :  acción 
que  pareció  mal  a  los  Cifman 
ticos ,  como  quienes  no  buf- 
caban  la  jufticia ,  fino  preva-j 
lecer  en  fu  protervia» 

2  3  Que  Ofio  rué  malicio-* 
famente  infamado  de  Tradi-; 
tor ,  confta  por  faberfe  que  le- 
jos de  incurrir  en  aquella 
mancha  ,  padeció  tormentos 
por  no  rendirfe  á  los  injuftos 
Miniftros.  Efto  prueban  las  lé- 
ñales que  délos  caftigos  du- 
raban en  fu  cuerpo.  Efto  fe, 
califica  por  el  titulo  de  Con-» 
fcíTor  de  Chriílo  con  que  eftai 
ba  refpetado  en  la  Iglefia ,  co- 
mo afirman  San  Athanafio,Ni-j 
ceforo,y  Sozomcno ,  añadien- 
do efte  ultimo  la  exprefsicri 
no  folo  de  una  Confeísion,  fi- 
no de  algunas.  Lo  mifmo  fe 
autoriza  por  el  filencio  de  los 
Arianos  ,  fus  capitales  enemi- 
gos ,  pues  por  mas  que  le  per-i 
íiguieron  ,  nunca  fe  oyó  ,  que 
le  imputaíTen  (eme  jan  te  cri-: 
men  de  Traditor,  antes  bren 
confiera  San  Athanaíio  en  la 


Digitized  by  Google 


©¿  ¡os  OHfpos  ¿e  Córdoba.  Ofió;       Ki  6? 


Upíftola  ad  Solitarios ,  que  to- 
cios le  refpetaban  como  á  ver- 
daderamente Santo ,  pues  fu 
vida  era  irreprehcnfible  :  Om- 
nibus enim  Ule  no  tus  erat ,  ac 
uerus  pro  fuo  nomine  Hofius, 
hoc  efl ,  Santlus  babebatur,  vi- 
taque  ejus  irreprebenfibilis.  Afsi 
en  la  pag.84i.y  en  la  figuiente 
repite  ,  que  en  Ofio  no  havia 
cofa  alguna  que  culpar :  Quid 
in  fenellofio  culpar  i  potuit.Pucs 
con  qué  cara  fe  atrevieron  los 
Donatiftas  á  infamar  de  Tra- 
ditor  á  un  Santo  Confcflbr  de 
Chrifto?  No  con  otra  que  con 
la  torpifsima  con  que  fe  atre- 
vieron á  imputar  el  mifmo  ,  y 
mayor  crimen  á  San  Marceli- 
no Papa ,  y  á  fus  Presby  teros 
San  Melchiades ,  y  San  Silvef- 
tre.  Veafe  N.P.S.  Auguftin  en 
el  iib.  de  mito  Bapt.  contra  Pe- 
til.  cap.  16.  y  en  el  de  poft  Gol- 
iat ionem  cap.i¿. 

24  Famofo  pues  Ofio  por 
la  conítancia  de  no  ceder  á  los 
impíos  intentos  de  los  Idola- 
traste hallaba  al  lado  del  Em- 
perador Conftantino  ,  fuavi- 
zandole  con  manfedumbre  Sa- 
cerdotal contra  la  dureza  que 
merecía  la  infolencia  de  los 
Climáticos  ,  y  arreglando  la 
conformidad  en  que  le  havian 
de  emplear  los  liberales  fo- 
corros  que  el  Emperador  en- 
riaba a  las  Igleíias  de  Africa.. 


En  el  año  de  321.  en  que  fue-- 
ron  Confules  tercera  vez  Crif- 
po  y  Conftantino  ,  expidió  el 
Emperador  una  Ley  de  manu- 
mifsionibus  in  Ecclefía,  la  qual 
no  íolo  fe  hizo  á  influjo  de 
Ofio  ,  fino  dirigida  á  el :  Imp. 
Conjiantinm  Augujlus  Ojio 
Epifcopo  ,  como  vemos  en  el 
Código  Thcodoíiano  lib.  4. 
tit.j. 

25  Por  aquel  tiempo  fe 
encendía  en  Alejandría  el  rue- 
go de  laheregia  Atiana,que 
luego  arrojó  de  si  tan  funeftas 
y  voraces  llamas.  Havia  tam- 
bién difeordia  en  el  Oriente 
fobre  el  dia  de  celebrar  la 
Pafcua  :  y  para  ocurrir  á  uno 
y  á  otro  no  halló  el  Empera- 
dor medio  mas  oportuno,  que 
la  perfona  de  Ofio ,  enviando- 
le  con  Carra  para  el  Obifpo  de 
Alejandría  S.Alejandro,y  para 
Ario.  Ofio  hizo  quanto  cor-, 
refpondia  á  fu  pruaencia  y  ca- 
rácter :  pero  obftinado  el  i  nr 
feliz  Ario  en  fu  maldad ,  no  fe 
logró  el  elcdto  defeado  ;  an- 
tes  bien  aumentandofe  de  dia 
en  dia  la  infección ,  fue  precia 
fo  recurrir  á  medicamento 
mayor  ,  juntando  á  los  Padres 
de  la  Iglcfia* 

26"  Efta  junta  fue  el  ramo-; 
fifsimo  Concilio  Niceno,  te- 
nido en  Bithinia  en  la  Ciudad 
de  Nicea ,  con  afsiftencia  de 


Digitized  by  Google 


¥f  ó        'Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Ci^.  j : 


trecientos  y  diez  y  ocho  Obif- 
pos ,  y  del  Emperador  ,  donde 
fue  Ario  condenado  en  el  año 
de  trecientos  y  veinte  y  cin- 
co. *El  Prefidentede  todos  fue 
nueftro  iluftre  Ofio ,  fegun  la 
firma  que  fe  pone  en  primer 
lugar  en  las  edicioncs,figuien- 
dofe  la  de  otros  dos  Legados 
del  Papa  San  Silveftre ,  en  cu- 
yo folo  nombre  pudo  Ofio 
preceder  á  los  Patriarcas.  A 
cfte  honor  fe  figuió  otro  ,  de 
que  el  Symbolo  de  la  Fe  pro- 
clamada en  aquel  fumo  Con- 
grcíTo ,  fue  formado  por  nucf- 
tro  Obifpo ,  como  reconocían 
los  Arianos  ,  que  mitigaron  al 
Emperador  Confiando  contra 
Ofio ,  fegun  refiere  San  Atha- 
nafioenla  Epiftola  ad  Solita- 
rios y  pag.  837.  de  la  edición 
G.  L.  de  París  en  el  año  de 
1627.  Hic  formulam  fidei  in 
Niccna  Synodo  concepit.  Con 
que  no  folo  tuvo  Efpaña ,  y 
cfpecialmcnte  Cordoba,el  ho- 
nor de  ver  á  un  fuPrelado  pre- 
ndiendo al  Concilio  mas  fa- 
mofo  del  mundo ,  fino  pro- 
poniendo una  Regla  de  Fe  ca- 
nonizada por  todas  las  Nacio- 
nes :  y  fegun  Sulpicio  fue  Ofio 
el  Autor  de  aquel  Synodo, 
lib.i. 

27  Hallamos  también  á 
Ofio  afsiftiendo  al  Gangrcnfe, 
(Ciudad  de  la  Aíia  Menor  en 


la  Paphlagonia)  como  fe  Ie£ 
entre  los  nombres  de  los  Obif- 
pos  de  aquel  Synodo  en  las 
ediciones  de  Crabe  ,  y  de 
Surio  bajo  el  Pontificado  de 
San  Silveftre.  Baronio  dice, 
que  le  prefiiió :  Marca  en  el 
cap.i.  de  Vet.ColUB.  Can.  folo 
le  reconoce  afsiftiendo  ,  pues 
no  fe  lee  fu  nombre  en  primee 
lugar.  El  Libelo  Synodico  dir 
ce  fue  prefidido  por  el  iluftre 
Dio  :  pero  le  pone  en  tiempo 
de  San  Damafo.  Ignorafe  el 
año :  por  lo  que  no  podemog 
aíTegurar  fi  fue  antes  de  vol- 
verle Ofio  á  fu  Iglcfia ,  ü  def- 
pues  del  E  nperador  Conftan- 
tino  ,  en  cuya  muerte  fe  refti- 
tuyó  á  Efpaña :  pues  aunque 
concluido  el  Niccno  fe  volvie-; 
ron  los  Prelados  á  fas  Sedes, 
como  afirma  Sócrates  lib.  1. 
cap.  13.  ySozomcno  lib.2.cap. 
1.  en  Ofio  hay  la  cfpecial  cir-* 
cunftancia  del  íntimo  afe&o 
del  Emperador ,  que  acafo  no 
permitiría  fu  aufencia  :  y  en 
cita  fupoficion  no  vendria  á 
Efpaña  antes  del  22.  de  Mayo 
del  337.  en  que  falleció  Conf- 
tantino  Magno  en  el  día  de 
Pentecoftes. 

28  Reftituido  Ofio  á  fií 
Iglcfia  de  Córdoba ,  procura-» 
ria  reftaurar  quanto  con  las 
antecedentes  perfecuciones,  y 
con   fii  aufencia  ,  huvieíFc 


Digitized  by  Google 


2>*  ios  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio;       *  7í) 


defcaecído.  Su  grande  repu- 
tación ,  fu  prudencia,  fu  zelo, 
iliiftraria  á  toda  la  Provincia, 
influyendo  por  todas  partes  la 
obfervancia  de  la  Diíeiplina 
Eclefiaftica,  eftablecida  en  los 
Concilios  precedentes  ,  cuyos 
Cañones  publicaría  :  aunque 
los  del  Niceno  no  fe  obferva- 
ban  igualmente  en  todas  las 
Provincias  al  fin  de  el  Siglo 
quarro  ,  como  refieren  los  Pa- 
dres del  Concilio  primero  de 
Toledo ,  en  que  decretaron  fu 
obfervancia. 

29  Con  la  muerte  del  Em- 
perador Conftantino  ,  y  la  fu- 
ce  fsion  de  fu  hijo  Conftamio 
en  el  Oriente  ,  vomitaron  los 
Arianos  el  veneno  ,  que  mien- 
tras vivió  el  grande  Conftan- 
tino contuvieron  en  fu  pecho 
enconado  contra  la  verdadera 
Doctrina  del  Niceno  ,  y  con- 
tra el  invi&o  Athanafio  ,  Pa- 
triarca de  Alejandría.  Halla- 
bafe  efte  Santo  defterrado  en 
la  Galia  defde  el  tiempo  de 
Conftantino  M.  que  noticiólo 
délo  quehavia  paíTadoen  el 
Concilio  que  fe  tuvo  en  Tyro 
contra  Athanafio  ,  y  creyen- 
do que  con  efto  fe  lograría  la 
paz  ,  le  envió  á  Treveris  en  el 
año  de  336.  Antes  de  morir  el 
Emperador  tenia  decretado  el 
regreflb  de  Athanafio  ,  y  aun 
aísi  lo  previno  en  fu  tcíla- 


mentó  ,  fegun  Sozomeno  libV 
3.  cap. 2.  donde  añade  ,  que 
Conftantino  el  Mozo  (Empe- 
rador del  Occidente)  le  per- 
mitió la  vuelta  áfuíglefiade 
Alcjandria.  Era  efto  muy  con- 
trario á  los  defeos  de  los 
Arianos  5  y  hallandofe  en  el 
año  de  341.  en  Antiochia 
unos  noventa  Obiípos  con 
motivo  de  dedicar  el  Templo, 
y  tener  un  Concilio,  fe  jun- 
taron los  Arianos ,  refolvien- 
do  que  Athanafio  debia  fer 
excluido  de  fu  Iglefia,  por  ha- 
ver  vuelto  a  ella ,  fin  1er  ref- 
tituido  por  Synodo.  De  he- 
cho, eligiendo  en  fu  lugar  á 
un  tal  Gregorio  ,  y  llegando 
efte  con  mano  armada  á  Ale- 
jandría ,  tuvo  por  bien  San 
Athanafio  de  retirarfe  á  Ro-. 
ma.  Duró  poco  Gregorio j  in- 
troducido otro  por  los  Aria-¡ 
nos ,  llamado  Georgias ,  á  cau- 
fade  fer  mas  terco  defenfor 
de  la  heregia  ,  que  Gregorio. 
Secrat.  lib.2.  cap.14. 

30  San  Athanafio,  y  otros 
Prelados  del  Oriente ,  fueron 
redimidos  á  fus  Sedes  de  or- 
den del  Papa  San  Julio:  pero 
renovándole  las  calumnias 
contra  el  Santo ,  y  temiendo 
e'fte  las  amenazas  del  Empe- 
rador ,  fe  ocultó  ;  paflando 
algunas  veces  á  Roma,  y  def- 
pues  á  Milán  cerca  de  el  año 

34)' 


Digitized  by  Google 


(1 7  í       E/f)4^4  $  ¿grada.  Trat.  3  3 .  C¿/>.  5V 


545.  en  cuyo  tiempo  el  Em- 
perador del  Occidente  infta- 
do  de  Ofio ,  y  de  otros,  com- 
pufo con  fu  hermano ,  que  fe 
juntarte  un  Concilio  General. 
Convocófe  á  la  Ciudad  de 
Sardica  en  la  Dacia ,  parte  del 
Ilyrico  Oriental ,  donde  hoy 
Sofía  ,  íitio  oportuno  para  los 
Obifpos  de  Oriente  y  Occi- 
dente ,  y  fe  tuvo  en  el  año  de 
347.  prendiendo  á  todos  nuef- 
tro  Oíio :  prueba  del  incom- 
parable nombre  y  reputación 
que  tenia  en  el  mundo,  quan- 
do  entre  tantos  Patriarcas  y 
Metropolitanos ,  folo  el  Obis- 
po de  Córdoba  fue  hallado 
digno  en  la  acccptacion  de  el 
Papa  ,  de  los  Emperadores  ,  y 
de  todos  los  Prelados  Catho- 
licos ,  para  preíidir  un  Syno- 
do  Ecuménico ,  mas  numero- 
fo  que  el  Niceno.  De  Efpaña 
fueron  con  Oíio  los  Obifpos 
de  Caftulo ,  Merida ,  Aílorga, 
Zaraeoza  ,  y  Barcelona.  Los 
mas  de  ios  Cañones  fe  hicie- 
ron por  propoficion  de  Oíio, 
como  quien  era  el  Primero ,  ó 
Principe  de  los  Synodos  ,  fc- 
gun  eferibe  S.  Athanaíio  pag. 
8ip.  en  la  Epiítola  ad  Solita- 
rios $  añadiendo,  que  los  Aria- 
nos  ♦  viendo  el  numero  de  los 
Catholicos  Occidentales  ,  y 
que  no  podrían  prevalecer 
SQctra  Athanaíio,  fe  retira- 


ron ,  perfiftiendo  en  la  fepafi-s 
cion  aun  dcfpues  que  Oíio ,  y, 
todo  el  Synodo  los  inftaron  á 
comparecer.  La  rcfulta  fue, 
por  parte  de  los  Padres  Sardi- 
ceníes  ,  que  Athanaíio  fuerte 
reftituido  á  fu  lgleíia  5  como 
fe  coníiguió  por  medio  de  el 
Papa ,  y  del  Emperador  del 
Occidente ,  á  quien  temió  fn 
hermano :  pero  muerto  aquel, 
favoreció  éfte  de  nuevo  á  los 
Arianos  contra  Athanaíio,  lle- 
gando á  dar  orden  de  que  le 
quitaíTen  la  vida  en  donde  le 
encontrarte  n :  lo  que  fabido 
por  el  Santo  ,  le  obligó  á  rc- 
tirarfe :  fíguiendofe  otras  cc*a 
fas ,  que  fe  dirán  defpues. 

31  Concluido  el  Synodo 
Sardicenfe  ,  fe  volvió  Oíio  á 
Córdoba,  donde  congregó  fe-i 
gun  el  Libelo  Synodico  un  Con-í 
cilio ,  en  que  iluftró  la  Divina 
Doctrina ,  condenando  á  los 
que  havian  (ido  condenados, 
en  el  Sardicenfe ,  y  admitien-t 
do  á  los  que  allí  fueron  admi- 
tidos. A  efte  Concilio  le  nom-» 
bra  Santo  y  Divino  el  Autor 
del  Libelo,  y  áOüole  da  el 
di&ado  de  Santifsimo  :  Qua-i 
propter  Cordub*  Epifcoput 
Sanctifsimus  tc&vqti®*  ,  OJius^ 
Synodum  Divirum  O*  SancJam 
Epifeoporum  fuá  in  Civitate 
convocans  ,  divinitus  expojitam 
Ulufiravit  ¿QéirinM .  condem^ 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.  173 


rtans  eofdem  quos  Sardicenfis 
abdieaverat  Synodus  7®*  quos 
ta  abfolverat ,  recipiens ,  num. 
46*. 

32     Efte  Synodico  es  un 
injigne  monumento  de  la  anti- 
güedad y  fegun  reconoce  Fa- 
bricio  en  el  Tomo  XI.  de  fu 
Bibliotheca  Griega  pag.  185. 
donde  le  reimprime  ,  defpues 
de  otras  ediciones ,  á  fin  de 
que  fea  mas  familiar.  Formó- 
fe  en  el  Siglo  nono ,  pero  con 
mucho  efmero  ,  fegun  afirma 
Aliado  ,  citado  por  Fabricio: 
Synodicon  aecuratifsime  confec- 
tum  temporibus  Pbotij.  Alli 
pues  fe  exprcífa  ,  que  Ofio  tu- 
vo Concilio  en  Córdoba :  y 
como  no  añade  individuali- 
dades ,  ni  confian  por  otro  do- 
cumento >  tampoco  nofotros 
podemos  referirlas. Por  el  gran 
Padre  San  Athanafio  puede  fin 
embargo  confirmarfe  cíteSy- 
nodo  ,  pues  menciona  que  fe 
tuvieron  algunos  en  la  Galia, 
en  Efpaña ,  y  en  Roma  ,  con- 
denando en  ellos  á  Urfacio, 
iValente  ,  y  otros,  como  cx- 
preíTa  en  el  Tomo  1.  Epiít.  ad 
Epi&ctum  ,  pag.  582.  Nune 
quoque  diverjis  Conciliis  per 
Calliam,  &  Hr/panias,  &  mag- 
na Roma  celebratis  .  .  ,  Auxen- 
tium  dúo  Mediolanenfem  ,  Ur- 
faeium  ,  Valentem ,  O*  Gaium  a 
Panno  ni  a  ,  commuai  calculo 


unius  fpiritus  incitatu ,  anatbe*» 
mate  percufsrunt.  Entre  cílos 
Concilios  debe  fer  reconoci- 
do el  Cordobés  de  Ofio  :  lo 
primero  ,  porque  conviene 
con  la  materia  expreíTada  en 
el  Libelo  Synodico ,  haviendo 
íido  contra  los  condenados  en 
el  Sardicenfe  :  lo  2.  porque 
Concilio  celebrado  en  Efpaña 
en  tiempo  de  Ofio ,  no  puede 
deferirfe  áotro  Prelado  fino  a 
éftc:  y  afsi  parece  que  por  San 
Athanafio  fe  autoriza  el  Sy- 
nodo  que  el  citado  Libelo  po^ 
ne  en  Córdoba ,  prefidido  por 
Ofio,  En  la  novifsima  Colec- 
ción de  Concilios  fe  pone  cer-4 
ca  del  año  550.  en  virtud  de 
fer  poílerior  al  Sardicenfe  , 
que  algún  tiempo  fe  necefsitó 
para  convocar  á  los  Obifpos 
de  Efpaña,  (fi  fue  Nacional)  y, 
para  que  eftos  concurrieren  á 
Córdoba  i  lo  que  prueba  ha-: 
ver  fido  cerca  del  350.  En-' 
tonces  tenia  ya  Ofio  mas  de 
cinquenta  años  de  confagra- 
cion :  por  cuya  fola  antigüe- 
dad pudo  convocar  ,  y  prefi- 
dir  el  Synodo  ,  al  modo  que 
el  Obifpo  de  Acci  prefcüo 
por  la  mifma  razón  el  Conci- 
lio tenido  en  Eliberi. 

33  En  el  año  de  354.  es- 
cribió el  Papa  San  Libcrio  una 
Carta  á  nücftro  Obiípo  ,  la 
qual  exilie,  aunque  no  entera. 

Su 


Digitized  by  Google 


1 74       E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  j . 


Su  aíTunto  era  darle  parte  de 
la  defercion  infaufta  de  Vicen- 
te Obifpo  de.  Capua ,  que  en- 
viado por  el  Papa  al  Empera- 
dor Conftancio ,  fobre  que  fe 
juntarte  un  Concilio  en  Aqui- 
leya  ,  no  folo  no  configuió  el 
fin ,  fino  que  feamente  le  pufo 
de  parte  de  ios  Arianos.  Efto 
fue  muy  fenfible  para  el  Santo 
Papa ;  pues  fobre  lo  mato  de 
la  acción  en  si  ,  y  en  tan  deli- 
cada coyuntura ,  realzaba  la 
fealdad  la  circunftancia  de  la 
erfona  ,  que  repetidas  veces 
avia  concurrido  á  Concilios 
en  nombre  de  la  Santa  Sede. 
Defahogófc  pues  el  Papa  con 
nueftro  Ofío ,  ó  bien  porque 
no  debia  ocultar  nada  á  un 
Prelado ,  que  era  el  primer 
miembro  de  la  Iglefía  defpues 
de  fu  cabeza  >  ó  por  refarcir 
el  dolor  del  defertor  >  con  el 
confuelo  de  la  firmeza  deOfio: 
y  cfte  es  uno  de  los  teftimo- 
nios  perpetuados  en  favor  de 
la  fuma  reputación  que  te- 
nia en  la  Iglefía  aquel  Pre- 
lado. 

Ultimos  sucessos  de  la 

Vida  de  Ojio. 

34  HallaUfe  Ofío  defean- 
fando  en  fu  Igieíia  de  las  fati- 
gas y  peregrinaciones  ,  que 
por  utilidad  pública,  |*YÍa  cm- 


prendido  en  tan  crecida  edad: 
pero  ni  aun  defdc  alli  defiltia 
de  combatir  la  hercgia,y  man- 
tener á  los  Fieles  en  la  Fe ,  cf- 
cribiendo  á  los  aufentesunas 
Cartas  ,  que  eran  miradas  en 
la  tierra  como  bajadas  de  el 
Cielo  ,  fegun  reprefenraron 
los  Arianos  á  fu  protc&or 
Conftancio ,  dicierdole  ,  que 
quanto  eferibia  Ofío  contra 
ellos  era  obedecido  en  todo 
el  mundo.  Armandoíe  pues 
las  fombras  de  el  Arianifino 
contra  la  luz  de  la  Religión 
Catholica  j  maquinaron  cafti- 
gos  y  terrores  contra  todos 
los  que  militaífen  fuera  de  fu 
facción.  Atrevieronfe  á  des- 
terrar en  el  año  de  3  5  5.  al  Pa- 
pa San  Liberio  ,  por  no  haver 
condefeendido  á  la  impiedad 
de  condenar  áSan  Athanafío, 
cuya  innocencia  havia  (ido 
confeffada  por  fus  calumnia- 
dores :  pero  pérfidos ,  volvie- 
ron como  perros  al  vómito :  y 
aunque  tenían  confternado  á 
todo  el  Orbe  ,  era  tal  la  repu- 
tación del  grande  Ofio,que 
mientras  le  tuvieron  contra  si, 
confeiTaban  no  eftár  aífegura- 
dos.  Pefaba  tanto  contra  ellos 
aquel  folo  Prelado  ,  como  lo 
que  á  fu  favor  havian  egecu- 
tado  contra  tantos.  De  allí 
nació  el  odio  que  concibieron 
contra,  el,  proyc&ando  quar*- 

tos 


h 


Digitized  by  Google 


{De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.  175 


tos  males  pudieflen  imaginar, 
para  pervertirle ,  ó  períeguir- 
Ie:fin  reparar  (como  eícribe 
San  Athanafio  pac.  837.)  en 
que  era  „  Padre  ¿de  los  Obif- 
pos ,  Confcífor  del  nombre 
„  de  Jefu  Chriflo ,  y  que  te- 
„  nía  mas  de  fefenta  años  de 
»  Prelacia.  Defprcciando  pues 
tan  venerables  refpctos,  y  mi- 
rando únicamente  á  íbftencr 
fu  error  ,  fe  atrevieron  á  con- 
citar al  Emperador  contra  un 
tal  y  tan  grande  Varón  ,  ha- 
blandole  de  eñe  modo:  „  Bien 
„  ves ,  que  hemos  echado  de 
»  fu  Silla  al  Romano  Pontifí- 
ce ,  y  que  hemos  defterrado 
»  á  otros  muchos  Obifpos  :  al 
p}  Orbe  le  hernes  llenado  de 
terror  :  mas  tedo  es  nada, 
mienrras  Ofio  eíle  en  pie. 
»  Si  efte  perfevera  en  íu  Igle- 
fia  ,    parece  que  ningún 
Obifpo  ha  íldo  defierrado: 
„  porque  fcla  fu  palabra,  y  la 
„  ai  torid.  d  de  fu  íe  ,  es  capaz 
„  deair.iflrar  al  mundo  con* 
„  tra  r.ofoircs.  Eíle  es  el  Prin- 
3>  cipe  de  los  Concilios ,  que 
„  qvanto  eícribe  ,  es  oido  en 
„  tedas  partes.  Eíle  es  el  que 
„  difpufo  en  el  Niceno  el  Sym- 
„  bolo  de  la  Fe  ,  y  el  que  pu- 
„  blica   por  he  reges  á  los 
„  Arianos.  Pues  de  que  firve 
„  lo  hecho ,  en  el  deftierro  y 
9,  perfecucionde  tantos^mierj- 


„  tras  Oílo  perfevera  en  fu  hc« 
„  ñor?  Empieza  pues  á  perfe- 
„  guirle  ,  fin  reparar  en  los 
„  años  5  que  nueftra  facción 
„  no  repara  en  refpetos :  y  í¡ 
á  eñe  no  le  derribas,  no  po^ 
„  mos  prevalecer. 

25    Afsi  el  grande  Atha-; 
ñauo  j  y  no  correfpondia  me- 
nor Panegyrifta  al  mérito  de 
Ofio  :  ni  con  inferior  teftimo- 
nio  conciliáramos  crédito  en 
nueftra  relación :  por  lo  que 
infiftiremos  en  fu  texto ,  di- 
ciendo con  el  Santo  en  el  lu- 
gar citado  pag.  838.  que  al 
punto  cendefeendió  el  Empe- 
rador ,  conociendo  bien  la 
mucha  autoridad  del  Venera- 
ble anciano  :  y  haciéndole 
comparecer  en  fu  Corte  (que 
eftaba  en  Milán  en  el  año  de 
355.)  le  inftó  á  que  firmaífe 
contra  Athanafio  ,  comuni- 
cando con  los  Arianos.  Paf- 
mófe  el  viejo  aloir  femejante 
propuefta  :  pero  refpondió  á 
Confiando  con  tanta  firmeza 
y  gravedad  Sacerdotal ,  que 
aterrado  el  Emperador  con  fus 
fentencias ,  y  diíTuadido  del 
injuílo  intento ,  le  permitió 
volverfe  á  fu  Patria ,  é  Iglefia, 
como  fe  explica  el  Santo  :  de 
que  inferimos  haver  íldo  na- 
tural de  Córdoba :  In  patriar* 
fuaw ,  ac  Ecelefiam  rediit. 
36    Infiftió  de  nuevo  U 

per- 


Digitized  by  Google 


ijé       Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  c  : 


perfidia  Ariana,  valiendofe  de 
un  malvado  Eunuco ,  para  ir- 
ritar mas  el  animo  del  Empe- 
rador contra  Ofio,  y  hacer 
que  le  eferibiefle  con  terror. 
Lograron  la  Carta  de  Conf- 
iando :  pero  el  Venerable 
anciano  no  temió  fus  amena- 
zas ,  ni  fus  alagos  (pues  la  af- 
tuta  Serpiente  procuró  com- 
batirle de  todos  modos)  antes 
bien  eferibió  al  Emperador 
la  Carta  que  nos  perpetuó 
San  Athanafio ,  digna  de  eter- 
na memoria  ,  por  las  muchas 
que  incluye ,  y  dice  afsi; 

CARTA     DE   O  S  10 
al  Emperador. 

37  Yo  ful  Cor.fr  flor ,  pri- 
meramente quando  tu  abuelo 
Maximiano  movió  perfecu- 
cion  :  fi  Tú  excitares  otra, 
pronto  eftoy  aun  ahora  á  fu- 
trir quanto  ocurra ,  antes  que 
derramar  la  fangre  del  ino- 
cente, ni  fer  traydor  á  la  ver- 
dad. Tampoco  puedo  apro- 
bar tu  condudfci  en  lo  que  cf- 
cribes ,  y  en  lo  que  me  ame- 
nazas. Deja  pues  de  eferibir 
Semejantes  cofas,  y  no  Tientas 
con  Ario ,  ni  des  oido  á  los 
Orientales ,  ni  creas  á  Valen- 
te ,  y  á  Ur fació  :  porque  fus 
dichos  no  miran  á  Athanafio, 
fino  a  eílablcccr  fu  heregia. 


Créeme  á  mi  ,  que  por  lá 
edad  podia  fer  tu  abuelo. 
Hálleme  en  el  Concilio  Sar- 
dicenfe  ,  quando  Tú ,  y  el 
difunto  Confiante  hermana 
tuyo ,  nos  convocafteis  alli,  y 
yo  mifmo  incite  á  ios  enemi- 
gos de  Athanafio  á  que  pro- 
pufielTen  lo  que  tenian  contra 
el  ,   prometiéndoles  una  y 
otra  vez  íeguridad  en  que  no 
fe  miraria  mas  que  á  lo  judo: 
y  que  fi  no  querían  que  el 
punto  fe  trataíTc  en  el  Conci- 
lio ,  á  lo  menos  le  vcntilaflcn 
ante  mi  ,  afleeurandolcs  que 
íi  refultaba  culpa  de  parte  de 
Athanafio  ,  yo  mifmo  le  con- 
denaría j  y  que  fi  moftraba  fix 
inocencia  ,  y  ellos  le  recufak 
fen  ,  yo  le  perfuadiria  á  que 
conmigo  fe  vinieíTe  á  Efpaña. 
Athanafio  afsintió  á  citas  con- 
diciones :  pero  ellos  defaten-j 
dicndolas  fe  retiraron.  Llar 
mado  defpucs  Athanafio  por 
tus  Cartas  ,  y  acudiendo  á  tu 
Corte  ,   dijo  que  fe  citafle 
particularmente  á  cada  uno 
de  íus  enemigos  (que  fe  halla-, 
ban  en  Antioquia)  para  que 
en  fu  prefencia  arguyeíTcn, 
ó  fueflen  redargüidos  ,  y  no 
anduvieíTen  acufando  al  au- 
fente.  Pero  aun  intimándoles 
Tú  lo  mifmo,  no  fe  redugeron 
á  las  propueíias.  Pues  por  que 
ahora  das  cidos  á  fus  calum- 

rúa- 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  de  Ccrdcba.  Ofio.      1 7  7 

madores?  Ni  cor  que  fufres  á  de  la  Iglefia ,  ni  nos  mandes 

yalente  ,  y  a  Urfacio ,  que  fobre  puntos  en  que  debes 

por  palabra  y  por  eferito  han  fer  inftruido  por  nofotros.  A 

confefíado  la  calumnia  que  TI  te  fió  Dios  el  Imperio  •  á 

han  hecho ,  fin  fer  conftrin-  nofotros  la  Iglefia :  y  afsi  co-¡ 

gidos  para  ello ,  pues  no  ha-  mo  el  que  mira  mal  á  tu  Im-« 

via  Soldados ,  ni  tu  hermano  perio ,  contradice  á  la  orde-> 

el  Emperador  fabia  nada  de  nación  Divina  ;   del  mifmo 

efto  :  ellos  voluntariamente  modo  guárdate  Tú  de  no  ha- 

paflaron  á  Roma ,  y  delante  certe  reo  de  un  gran  crimen 

del  Obifpo  y  de  los  Prcsby-  en  adjudicarte  lo  que  toca  a 

teros  hicieron  fu  confefsion  la  Iglefia.  Dad  (dice  Dios)  al 

por  eferito ,  havicndo  antes  Cejar  lo  que  es  del  Cefar :  y  d 

enviado  Carta  pacifica  y  de  Dios  lo  que  es  de  Dios.  Por; 

amiftad  á  Athanafio.  Pero  fi  tanto  ni  a  nofotros  nos  es  lí- 

ahora  les  parece  alegar  que  cito  tener  Imperio  en  la  tice- 

huvo  fuerza ,  teniendo  efto  ra ,  ni  Tú ,  que  eres  Empera-» 

por  malo,  y  fi  Tú  no  lo  aprue-  dor ,  gozas  de  poteftad  en  las. 

bas ,  bien  puedes  omitir  tu  cofas  faeradas. 

.violencia,    no  eferibiendo  Efcnbotc  efto  por  zelo  de 

Cartas  ,  ni  enviando  Min¡£  tu  falvacion  :  y  en  orden  á  la 

iros ,  fino  reftttuyendo  á  fus  demás  que  contiene  tu  Carta, 

Sedes  á  los  defterrados  :  no  recibe  cfta  mi  fentencia.  Yo 

íea  que  por  quejarte  de  la  no  convengo  ni  favorezco  á 

fuerza ,  ufen  ellos  en  tu  ñora-  los  Arianos  ,  antes  bien  ana- 

bre  de  mayor  violencia.    Por  thematizo  fu  heregia :  ni  fubf- 

ventura  hizo   algo  de  efto  cribo  á  las  acuñaciones  de 

Confiante?    Qué  Obifpo  fue  Athanafio ,  á  quien  afsi  Yo, 

defterrado  en  fu  Imperio?  como  la  Iglefia  Romana  ,  y  el 

Quándo  fe  mezcló  en  juicios  Synodo  general  declaró  ino-i 

de  la  Ielefia?    CJué  Miniftro  cente:  y  aun  Tú,  quando  te 

fuyo  eítrechó  á  nadie  para  hallarte  bien  informado ,  lia- 

que  fubfcribieíTe  contra  otro?  mafte  á  Athanafio ,  y  le  diftc 

Rucgote  pues ,  que  defiftas,  y  facultad  ,  para  que  íe  volvief- 

te  acuerdes  que  eres  mortal:  fe  con  honor  á  fu  Patria  é 

teme  el  dia  del  Juicio ,  y  Iglefia.  Pues  qué  motivo  hay 

confervate  puro  para  aquel  para  tan  notable  mutación, 

dia.  No  te  metas  en  las  cofas  no  haviendofe  mudado  los 


Tom.X.  M 


ene- 


Digitized  by  Google 


178      E/paría  Sagrada. 

enemigos?  Los  mifmos  fon 
ahora  ,  que  antes :  y  quanto 
ahora  vocean  ,  otro  tanto 
callaron  al  tenerle  prefente. 
Murmuraban  y  fuíurraban 
eflb  mifmo ,  antes  que  le  11a- 
maííes:  pero  quando  yo  les  ef- 
trechc  á  que  alega  ífen  prue- 
bas de  fus  acuíaciones  (íegun 
apunte  arriba)  no  pudieron 
exhibir  alguna ;  pues  íi  huvie- 
ran  podido  probar  algo  ,  no 
huvicran  huido  tan  feamente. 
Quién  pues  te  ha  hecho  olvi- 
dar de  tus  Cartas  y  palabras 
dcfpues  de  tanto  tiempo?Con- 
tente  pues  j  y  no  des  oido  á 
los  malos  ,  ni  te  hagas  reo  á 
ti  mifmo  por  la  mutua  grati- 
ficación de  unos  con  otros: 
porque  de  lo  que  ahora  con- 
defeiendas  con  ellos  ,  has  de 
dar  luego  cuenta  en  el  Juicio, 
eftando  folo.  Ellos  te  bufean 
á  ti ,  para  injuriar  á  fu  enemi- 
go, efeogiendote  por  Minif- 
tro  de  fu  malicia ,  fura  fem- 
brar  por  tu  medio  en  la  Iglefia 
una  deteftable  heregia.  No 
es  prenda  de  prudente  ,  ar- 
rojar fe  al  peligro  cierto  ,  por 
fervir  á  la  liviandad  a^ena. 
Repórtate  ,  y  óyeme  tonf- 
tancio :  pues  cíto  es  lo  que  á 
mi  me  toca  eferibir  ,  y  á  ti 
no  defpreciar. 

Fin  de  la  Carta. 


3  8  Con  eíle  zelo  Sace  rdo- 
tal ,  con  ella  energía  ,  con 
efta  grandeza  de  animo  ,  ef- 
cribió  al  Emperador  aquel 
Abrahamitico  anciano ,  Ofio, 
verdadero  Santo  ,  fegun  tefti- 
fica  y  fe  explica  San  Athana- 
fio :  pero  el  terco  Emperador 
protegiendo  la  impiedad ,  y 
viendo  que  otros  Prelados  de 
Efpaña  lentian  con  Ofio ,  fin 
poder  hacerlos  prevarica  r,por 
mas  que  lo  intentó  (como 
afirma  S.  Athanaíio  pag.841.) 
refolvió  defterrarlos ,  y  fin 
reparar  en  el  refpeto  que  fu 
Padre  Conftantino  tuvo  á 
Ofio,  ni  en  que  era  ya  el  buen 
Viejo  de  cien  años ,  le  hizo 
el  inhumano  Principe  falir  de 
fu  Patria  ,  obligándole  á  un 
viage  moleítifsimo :  y  vién- 
dole confiante  en  fus  fenten- 
cias ,  le  intimó  el  deftierro  era 
Sirmio  Ciudad  de  la  Pannonia 
infcrior,Metropoli  del  Ilyrico 
Occidental ,  llamada  hoy  Sir- 
mich,  ó  Szerem  ,  en  la  Sclavo- 
nia  ,  donde  le  detuvo  un  año, 
haciéndole  padecer  tanto  en 
el  de  357.  que  el  pobre  viejo 
no  podia  tolerar  en  fus  canfa- 
dos  miembros  tal  rigor ,  y 
afsi  cedió  por  un  rato  ,  foli- 
cirando  alivio  ,  por  medio  de 
decir  que  comunicaría  con 
Urfacio  y  Valcnte,  Obifpos 
fautores  de  la  tragedia.  Inf- 

ta- 


Digitized  by  Google 


©e  los  Obifp  os  de  Cwdobá.  Oílo.  17P 


taronle  con  efto  á  que  firmaf- 
fc  contra  Athanafio  ;  lo  que 
el  Santo  viejo  deteftó  ,  no 
queriendo  de  ningún  modo 
autorizar  tal  maldad  ,  como 
eferibe  S.  Athanaño  pag.  841. 
Sed  tamen  ut  contra  Atbana- 
fatm  non  fubferiberet.    A  viíla 
de  tan  expreflb  teltimonio  es 
de  ertrañar ,  que  los  Padres 
Antuerpicnfcs    aplicaflcn  á 
Oílo  ia  Subfcripcion  contra 
Athanafio  ,   fegun  eferiben 
fobre  el  dia  27.  de  Agofto  en- 
tre los  Santos  pretermifíbs,  en 
el  titulo  de  Hofio  :  Aliquid 
human  i  in  Concilio  Sirmienjt 
pajfus ,  dum  Atbanafij  damna- 
tioni  fubfcripfit  ,  quamquam 
Ante  mortem  rejipuerit,  San 
Athanaíio  exceptúa  aquel  he- 
cho :  y  afsi  no  podemos  con- 
tarle entre  las  acciones  de 
Oíio  :  dejando  reducida  fu 
condcfcendencia  á  la  precifa 
comunicación  con  Urfacio  y 
Valentc :  y  aun  cito  fue  tan 
fenfible  para  el  Santo  Prela- 
do ,  que  eftando  poco  defpues 
para  morir ,  declaró  como  por 
teftamento  la  fuerza  que  le 
havian  hecho  ,  condenando 
de  nuevo  la  heregia  de  Ario, 
y  prohibiendo  que  ninguno  la 
recibidle,  6  aprobaífe:  Verum 
ne  ita  quidem  eam  rsm  pro  le  vi 
babuit :   monturas  enim  quafi 
in  teftamento  fuo  vim  protef- 


tatus  eft  y  0*  Arianam  bttrejtm 
condemn.ivit ,  vetuitque  eam  i 
quoquam  probari  ,  aut  recipii 
íegun  afirma  San  Athanaíio  en 
el  lugar  citado. 

39  En  cita  confeísion  mu- 
rio  el  grande  Oílo  ,  al  fin  del 
año  357.  tiendo  de  edad  de 
ciento  y  un  años,  anticipán- 
dole la  muerte  los  azotes  ,  y, 
la  tortura  del  tormento  en 
que  defpues  de  un  tan  largo 
viage  en  tan  extenuada  edad, 
le  puficron  los  enemigos,  co- 
mo eferibe  Sócrates  Eicolafti- 
co  lib.2.cap.  31.  Verbera  ó*. 
tormenta  injlixerunt  feni  ,  fe- 
gun la  verdón  de  Valeíio  :  la 
antigua  dice :  Plagie  erant  illi 
inflifta ,  membraque  machinis 
dijlorta  iib.2.cap.26. 

40  Efcribió  Oílo  la  Carta 
ya  citada  ,  y  la  Regla,  ó  Sym- 
bolo  del  Niceno  ,  juntamente 
con  las  fentcncias  propueítas 
en  fu  nombre  en  el  Concilio 
Sardiccnfe ,  de  que  hizo  men- 
ción San  Ifidoro  en  el  cap.  5. 
de  Viris  illujlribus  :  donde 
añade ,  que  efcribió  también 
una  Carta  para  fu  hermana  de 
Laude  Virginitatis  con  her mo- 
fo y  elegante  eítylo  :  y  otro 
tratado  lobre  la  Interpreta- 
ción de  las  VcítiJuras  Sacer- 
dotales del  Viejo  Teftamento, 
compuelto  con  excelente  in- 
genio y  fentido  :  lo  que  indi- 
Al  2  ca 


Digitized  by  Google 


1 8o      E/paña  Sagrada.  Trat.¡$ .  Cap.  j. 

ca  havcr  viílo  San  Ifidoro  eí-  la  á  los  Solitarios  pag.  857. 
tas  dos  Obras ,  que  hoy  no  donde  introduce  á  los  Aria- 
conocemos,  nos  hablando  con  el  Empera- 
41  Añade  Bravo,  que  San  dor,  y  diciendole,  cjue  lo  que 
Athanafio  da  á  entender  otras  Ofio  eferibia,  era  oído  en  to- 
Obras  dogmáticas  en  la  Ora-  do  el  mundo:  Hic  &  Sf noda- 
ción I.  contra  los  Arianos:  rum  Princeps  eft  ,  &  feribens 
Qttalta  (  /cripta)  funt  magni  ubique  auditur :  en  lo  que  fe 
iftius  y  O*  confejfbris  Hofíj.  A  denotan  Cartas  fuyas  contra 
lo  mifmo  fe  inclinó  Don  Ni-  la  impiedad  Ariana,  y  la  fuma 
colas  Antonio  en  el  lib.2.  de  veneración  con  que  eran  leí-, 
la  Bibliotheca  antigua  n.15.  das  en  la  Iglefia  univerfal,  fin 
Pero  es  muy  de  recelar  >  que  que  huvieíTe  facultad  para 
San  Athanafio  [pag.291.]  folo  contradecirlas.  Tales  eran 
quifo  denotar ,,  que  fi  falicran  los  Efcritos  de  Ofio.  Veamos 
„  á  luz  Efcritos  de  Ofio  ,  y  ahora  el  juicio  que  hoy  debe 
,,de  otros  muchos  Catholi-  hacerfe  del  Autor. 
„  eos    ( que    alli  nombra) 

•„no  havria  que  fofpechar  DISSERTACION 

error  alcuno  en  femeiantes  A  1 

„  Obras  ,  por  fer  Varones  de  Apologética. 
,r  ingenio  y  dottrina  Apofto- 

„  lica ,  á  diferencia  de  los  DE  LA  FAMA  POSTHUMA 

Arianos ,  que  aun  ufando  de  Ofio. 
yy  de  voces  Catholicas  debian 

„  fer  precavidos ,  por  orde-  §.  I. 
,,  narfe  fus  efcritos  á  mal  fin. 

Aquí  parece  denota  precifa-  43    A  QucIIa  grandeza  y 

mente  la  feguridad  que  ha-  jt\  excelencia  que  ele- 

vria  en  leer  lo  que  cfcribieíTe  vó  el  nombre  de  Ofio  fobre 

Ofio  :  perciLÍi  realmente  com-  la  fama  de  todos  los  mortales 

pufo  Obras  dogmáticas',  á  lo  de  fu  Siglo,  fue  también  cauía 

menos  no  falicron  á  luz, como  de  que  los  hereges  le  tomaf- 

fe  infiere  por  la  locución  del  fen  por  blanco  ,  para  ordenar 

mifmo  Santo.  las  flechas  de  fus  calumnias 

42    Mas  claramente  da  á  contra  aquel  muro  firmifsi- 

entender  San  Athanafio  otros  mo ,  á  quien  ni  las  aftucias,  ni 

efcritos  de  Ofio  en  la  Epifto-  la  fuerza  pudieron  derribar. 

Ar- 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obif pos  de  Córdoba.  Oílo.  1S1 

Krmaronfe  contra  el  los  Do-  bre  ,  propalando  la  voz  de 
na  ti  (tas ,  los  Arianos  ,  y  los  que  fentia  con  ellos.  Los  Lu~ 
Lucifcrianos  :  unos  en  vida,  ciferianos  le  calumniaron  aun 
otros  en  muerte:  todos  ádi-  defpues  de  muerto  ,  atribu- 
famarle:  y  algunos  dieron  tal  yendole  un  fin  muy  infeliz, 
color  á  la  calumnia  ,  qne  lo-  por  haver  dado  las  manos  á 
graron  fequaces  :  de  modo  la  impiedad.   El  examen  de 
qac  aunque  otros  le  engran-  cftos  puntos  es  el  blanco  de 
decen ;  por  lo  mifmo  bacila  el  la  Diflertacion. 
nombre  de  Oílo  entre  ¡nfa-  45    Que  Ofio  cedió  por  urt 
mía  y  buena  fama.  Defienden-  rato  á  ios  tormentos ,  y  que 
le  en  parte  Baronio ,  Aldrete,  ofreció  comunicar  conUrfa- 
Mendoza,  Aguirre  ,  y  otros  ció  y  Valente  ,  lo  teftifica  exr 
domefticos  y  eílraños  :  pero  preífamente  San  Athanafio  en 
mejor  el  Dodor  Gómez  Bra-  el  lugar  cirado.  *  Qae  fubf-  4 
Vo,  que  huviera  adelantado  cribió  á  la  iniquidad  de  la  Te- 
mas ,  íi  huvieífe  tenido  mejo-  gunda  formula  Sirmieníc  ,  lo 
res  Ediciones  ,  y  las  Obras  de  afirma  San  Hilario,  quando 
ios  Efccitores  que  nofotros  propone  el  egemplar  de  la  tal 
añadiremos.  formula.  b  Lo  mifmo  eferi-  t* 

44   En  lo  que  mira  a.  los  ben  Sócrates ,  y  Sozomeno, 

Donatiftas  ya  vimos  que  nuef-  aquel  en  el  lib.2.  cap.29.  y, 

tro  Padre  San  Auguftin  le  vin-  cite  en  el  lib.4.  cap.6.  Con- 

dicó.  La  perfecucion  de  los  cuerdan  Vigilio  Tapfenfe  en 

Arianos  fue  teftimonio  del  el  lib.5.  contra  Eutyches:Phir 

fervor  y  conftancia  de  la  fé  loftorgio  lib^-cap.^.  y  otros: 

del  grande  Oílo ,  pues  por  lo  que  fupone  que  á  lo  menos 

tanto  le  perfeguian  ,  y  folia-  fue  voz  común  eíta  calda  de 

tabanparasi:  pero  íi  en  el  Oílo,  por  no  fer  pol'siblc  def- 

hecho  no  lo  configuieron  ,  á  mentir  á  tantos  y  tales  Efcri*. 

lo  menos  procuraron  cubrirfe  tores  de  aquel  tiempo, 

icón  la  autoridad  de  fu  nom-  46     El  Doctor  Gómez 

Tom.X.  M  3  Bra-, 

(a)  Ttntsm  entm  vim  intulit  feni  ,  CJ*  ita  tum  árele  temu\ty  ut  affit¿1us> 
'ñttril ufane  mjlis  ,  tándem  tgrcqur.  cum  V>/jc¡é  tST  Valcnte  communicjretjed 
tamtn  ut  contra  Atbanajium  non  ftibfcribertt,  Ath  in.p.ig.S^ud. 

(b)  Exemp'um  blaspbcmií  ápud  Syrm'mm  per  Ofium  ,  W  Fotamium  conj* 
frtfu»  S.  Hilar*  de  Synodis  pag.  313.  EU¡t.  Paúl*  |6©J« 


Digitized  by  Google 


i  8 1      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3  .Cap.$: 


Bravo  eflnbió  fcr  ímpodura 
v  ficción  de  los  Obifpos  Ur- 
íacio  y  Valcntc  :  los  quales  al 
tiempo  de  ponec  en  Griego  la 
formula  escrita  primeramente 
qn  latín  ,.  añadieron  en  el  ti- 
tulo el  nombre  de  Oíio  ,  para 
autorizar  fu  blasphcmia  con 
la  fombta  de  tan  gran  Varón. 
La,  prueba  de  eftoes  ,  no  folo 
la  mala  re  con  que  ios  Aria- 
nos  procedieron  en  fraudu- 
lencias,publicando  unos  Con- 
cilios por  otros  (como  el  NL- 
ceno  de  Thracia  por  chele  Hi- 
tinia  ,  y  el  de  Phüipoli  por  el 
Sardicenfc)  lino  el  hecho  de 
faberíc  ,  que  elcgcmplar  lati- 
no primero  no  tenia  titulo, 
fegun  fe  vé  en  Sócrates  lib.2.. 
cap. 30.  (al.23.)  y  mejor  en 
San  AthanaGo  de  Synodis  pag. 
902.  donde,  del  mifmo  texto 
latino,  propone   la  Verílon 
Griega,  y  no  hay  alli  el  titulo 
en  que  Oíio  fe  dice  Autor,  fi- 
no íblo.  en  el  egemplar  que 
de  aquella  formula  latina  fa- 
caron  los  Arianos  en  Griego, 
á  fin  de  publicarla  por  el. 
Oriente..  Alli  pufieron  por 
cabeza  el  nombre  de  Oíio  ,  y 
de  Potamio  (Obifpo  de  Lif- 
boa)  y  la  copia  de  efte  es  la. 
que  llego  a  manos  de  San  Hi- 
lario ,  que  eftaba  deserrado 
en  el  Oriente  viviendo  entre 
Arianos  en  la  Phrigia.  Pode- 


mos también  decir  con  lo$ 
Padres  de  San  Mauro  ,  que 
San  Hilario  pufo  aquel  titulo 
en  la  formula ,  por  quanto  los 
Arianos  la  havian  publicado, 
como  hecha  por  Ouo  ,  [  aun- 
que realmente  no  huvicfien 
puedo  la  Infcripcibn-quc  in- 
dica San  Hitado  ]  Forte  tamen 
cam  Ofi'y  efe  ideo  Jmpjjt  Hi/a- 
rius ,  quia  ipfius  nomine  Mam 
cfrcnmferebant  Ariani ,  fegun 
eferiben  en  las  Obras  del 
Santo  col. 1 155.  Edir.Parif. 

47  El  CL.  P.  Ceillier  ,  Be- 
ncdicYino  ,  eferibe  también  á 
favor  de  Oíio,  que  eLteftimo- 
nio  de  San  Hilario  fe  funda  en 
la  voz  de  los  Arianos : porque 
viviendo  el  Santo  entre  ellos, 
fe  hallaba  (por  decirlo  afsi) 
fuera  del  eílado  de  poderfe 
informar  de  la  verdad  ;  y  por 
tanto  atribuyó  á  Oíio  lo  que 
con  tanta  confianza  publica- 
ban los  Arianos  en  fu  nom- 
bre :  Etant  éloigné  des  lieux9. 
O"  au  milicu  des  Áriens,  qui  les 
produifoient  avec  conjiance  fous 
le  nom  c£  Ojiusjl  fe  trouva  pour 
ainfi  diré  bors  d'  état  de  conoi- 
tre  la  verité  :  O*  prit  pour  V 
ouvrage  £  Ofius  un  écrit  qui  en 
portoit  le  nom.  Hiftor.  gen.  de 
los  Autores,  tomo  4.  cap.  14. 
num.7. 

48  Pero  que  Ofib  no  fubf- 
cribiu  formula  contraria  á  Ja 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obifpot  de  Córdoba.  Ofio.  183 


Ec ,  lo  probó  bien  el  mencio- 
nado Bravo  en  fu  Catalogo  de 
los  Obiípos  de  Córdoba  pag. 
35.  Lo  1.  porque  San  Atha- 
naíio  eferibió  informado  ya 
de  la  muerte  de  Oíio  :  y  en 
vifta  de  que  exprefla  la  comu- 
nicación con  Urfacio  y  Valen- 
te  ,  y  no  la  fubferipcion  del 
error ,  fe  infiere  que  no  huvo 
tal  fubferipcion  ,  pues  el  que 
no  ignoro,  ni  difsimuló  lo 
uno ,  tampoco  hu  viera  igno- 
rado ,  ni  disimulado  lo  oteo, 
í¡  por  entonces  anduviera  tal 
voz.  Lo  2.  porque  el  Santo 
dice  expresamente  ,  que  Olio 
no  quifo  fubferibir  contra- 
Athanafio  :    luego  tampoco 
fubferibió  contra  la  Fe  :  pues 
el  que  firmaflTe  el  error  ,  no 
havia  de  r chufar  fubferibir 
contra  el  Santo  ,  que  padecia 
por  la  mifma  Fe.  Lo  3.  porque 
del  Papa  Liberio  afirma  San 
Athanafio  ,  que  íubferibió 
Contra  el  por  temor  y  con 
Violencia:  Ad  fubfcriptionem 
induBus  efl  :  Pues  cómo  lo 
havia  de  omitir  en  Ofio,  fi  hu- 
vicra  firmado  algo  contra  la 
Fe?  Lo  4.  porque  de  la  con- 
descendencia que  Ofio  tuvo 
con  los  Hercgcs  ,  eferibe  el 
Santo,  que  no  la  reputó  nuef- 
tro  Obifpo  por  cofa  leve  ;  co- 
mo fe  ve  en  las  palabras  del 
num.^8.  y  ft  huvicra  compuef- 


to  ,  ó  firmado  la  blasphcm:a 
incluida  en  la  formula  que 
llegó  á  manos  de  San  Hilario; 
precifamente  havia  de  reco- 
nocer el  hecho  eomo  delito 
gravifsimo.    Diciendo  pues, 
que  aun  aquello  no  lo  repu- 
tó por  leve ,  es  ferial  que  folo- 
reconoció  San  Athanafio  la 
condefeendencia  de  tratar  coti 
Urfacio  y  Valetue  5  la  qual  fue 
luego  deteftadapór  clmifmor 
Ofio,  no  obílante  que  provino 
de  una  como  gravifsima  ne- 
ccfsidad  ,  y  peligro  de  vida 
en  que  le  tenían  pueíto  los 
males  con  que  leconítringian. 
Por  evitar  pues  el  peligro  de 
vida  condclcendió  el  Venera- 
ble anciano  :  pero  fu  dclica-* 
da  conciencia,  no  fe  aquietó 
luego  con  aquella  difeulpa:  y 
efto  es  lo  que  denota  San 
Athanafio  en  la  exprefsíon: 
Ne  itA  quidem  eam  rent  pro 
Uvi  bsbuit:  conviene  «1  faber, 
que  aunque  los  tormentos  le 
conítringicron  ,  y  difeulpa- 
ban  en  algún  modo  ,  excu lau- 
dóle de  culpa  grave  en  ü  co- 
municación ;  con  todo  eflb 
no  lo  quifo  reputar  por  cofi 
leve :  y  efto  prueba  ,  que  no 
compufo  formula  contraria  á 
la  Fe :  pues  fin  duda  fuera  cul- 
pa gravifsima. 

49  Es  también  muy  del 
aflunto  U  efpccie  que  en  una 

M  4  con- 


Digitized  by  Google 


1 8  4  Ef  paría  Sagrada.  Trat.  3  3 .  tap.  fi  ' 


convcrfacion  me  previno  el 
Padre  Don  Nicolás  Gallo, 
Prcsbytcro  de  la  Congrega- 
ción del  Salvador  de  efta  Cor- 
te ,  á  quien  fu  mucha  erudi- 
ción miniftró  prontamente  el 
cotejo  de  la  condefccndencia 
que  el  gran  Padre  San  Baíilio 
tuvo  con  el  Emperador  Va- 
lente  :  pues  no  obftante  fer 
herege ,  y  no  menos  enemigo 
de  los  Catholicos  que  el  Em- 
perador Confiando :  con  todo 
eflb  permitió  el  Santo  Doclor, 
que  afsifticfíc  á  los  Oficios 
Eclcíiafticos  en  el  dia  de  la 
Epiphania ,  y  que  llevaflc  por 
fus  manos  la  ofrenda  al  Altar, 
como  con  el  Nacianccno  re- 
fieren Ficury  lib.6.  num.ajé.  y 
los  Padres  de  la  Congrega- 
ción de  San  Mauro  en  la  Vida 
de  San  Baíilio  (puefta  en  el 
Tomo  3 .  de  fus  Obras)  cap. 20. 
num.  V.  pag.  CIII.  donde 
añaden  ,  que  el  haver  recibi- 
do el  Santo  los  dones  de  aquel 
Emperador ,  mas  fue  mirar  á 
la  paz  de  la  Iglefia  ,  que  al  ri- 
gor de  las  Leyes  Eclefiafticas: 
Videtur  autem  Bafilius  ta  i  Mus 
donis  accipiendis  plus  confu- 
luijfe  Ecclejia  pací ,  quam  Le- 
gum  EccUJiafiicarum  fcverita- 
ti.  El  Cl.  Padre  Ceillier ,  Be- 
nedictino ,  en  fu  Hiftoria  Ge- 
neral de  los  Autores  Sagrados 
y  Eclefiaüicos ,  tomo  6.  cap.$z 


art.i.  num.  18.  añade ,  cjttc  la 
ofrenda  del  Emperador  rué  la 
acoftumbrada  (fegun  afirma 
Thcodoreto  ¡ib.  4.  cap.  19. 
al.  17,)  cfto  es ,  cl  pan ;  y  na 
Vafos  de  Oro  [  loque  es  mas 
digno  de  consideración  ,  por 
el  orden  particular  que  el  paa 
dice  al  Sacrificio]  y  conclu- 
ye diciendo ,  que  fi  miramos 
á  la  exacta  observancia  de  U 
difciplina,  debia  San  Bafilic* 
haver  defechado  la  ofrenda 
de  un  Principe  Ariano  decla- 
rado ,  y  perfeguidor  de  la 
Iglefia  :  pero  el  Santo  hizo 
en  aquel  lance  lo  que  le  pare- 
ció mas  útil  para  la  Iglefia :  // 
femble  meme  qu  en  /  en  te~ 
nant  a*  I*  obfervation  exafts 
de  h  difcipline  ,  faínt  B  ajile 
auroit  di)  rejetter  /'  offrande 
cf  un  Prince  Arien  déclaré  & 
perfecuteur  de  1*  Eglije  :  ntais 
ce  Saint  fit  en  cette  occajion  ct 
qui  lui  parut  de  plus  utilt 
pour  V  Eglije.  Al  modo  pues 
que  San  Baíilio  tuvo  por  bien 
condefeender  con  cl  herege 
en  aquellas  cofas ,  hallando 
caula  que  las  cohoneftaflej 
afsi  también  pudo  encontrarla 
Ofio  :  pues  en  cftc  fe  añadió 
el  peligro  de  vida ,  que  vio- 
lentamente 1c  urgía  fobre 
aquella  condefcendcncia. 

50  Otro  cgcmplar  nos 
ofrece  Sulpicio  en  el  Díalo- 


Digitized  by  Google 


ti)e  los  Obi/pos  de  Cordeba.  Ofio.  185' 

3*  de  las  Virtudes  de  San  abajo  en  fu  Vida  ,  num.21.  y, 

Martin  Turonenfe,  cap.  15.  ílg. 

donde  refiere,  que  el  Santo  52    Pero  concedamos  que 
comunicó  por  un  rato  con  efectivamente  fubferibió  al- 
los  Obifpos  Ithacianos ,  áfin  cuna  formula  propuefta  por 
de  mover  al  Emperador  Ma-  los  Hereges  ,  fegun  indican 
ximiano ,  á  que  fuprimicfle  el  los  Autores  citados.  Digo» 
Decreto  de  enviar  Tribunos  que  aquella  firma  fueobteni- 
áEfpaña  á  quitar  la  vida  y  las  da  fraudulentamente,  y  no 
haciendas  á  los  hereges :  aun-  con  ciencia  y  claro  conoci- 
ere luego  fintió  haver  con-  miento  de  Ofio.  Pruebafe, 
«áefeendido  :    Cuín  reverten*  por  decirlo  afsi  San  Epipha- 
in  vía  mcefius  ingem'tjceret ,  fe  nio  :   Quo  nomine  Eechfam 
vcl  ad  boram  noxite  communio-  eondemnare  fe  poffe  putar  unt 
nifuiffe  permixtum.  Parecióle  ii*  literis ,  quas  ab  Venerabili 
al  Santo  que  el  falvar  la  vida  Epifcopo  Hqfio  per  frauden* 
agena  era  motivo  fundente  abftuierunt.  [  Adv.  bfr.ltb.i. 
para  cohoneftar  la  comunica-  tomo  1.  bfrefi  73.  num.  14.  ] 
cion  con  los  Obifpos  que  que-  Si  por  engaño   le  facaron 
xia  evitar  :  en  Ofio  fe  atrave-  aquella  Carta  ,  es  prueba  del 
faba  el  peligro  de  la  vida  modo  capciofo ,  ófraudulen- 
propria,  no  de  la  agena.  Mez~  to  con  que  procedieron.  Y 
cióte  San  Martin  con  los  cul-  que  Ofio  no  fue  Autor ,  ó  no 

Í>ados  ad  boram  :  la  mifma  eferibió  el  error ,  conocien- 
ocucion  ad  tempus,  ad  boram,  dolé  como  tal ,  confia  por 
ufa  San  Athanafio  en  Ofio,  nombrarle  alli  mifmo  S.  Epir 
pag.807.  Doliófe  San  Martin:  phanio  Venerable-,  lo  que  no  le 
Maftui  ingemuit:  doliófe  tam-  correfpondia  en  lance  en  que 
bien  Ofio :  Ne  ita  quidem  eam  fubfcribicfle  la  blasphemia  de, 
rem  pro  levi  babuit :  luego  íi  no  fer  el  Hijo  coníubílanciai 
aquel  no  quedó  infamado  por  al  Padre, 
la  condcfcendcncia  que  juzgó  53  Pruebafe  también  por 
criminal ;  tampoco  debe  que-  San  Athanafio  ,  quando  afir- 
darlo  nueftro  Obifpo  por  la  ma,  que  de  ningún  modo  qui- 
fuya.  fo  Ofio  fubferibir  contra  el 
51  Veafe  otro  egemplar  Santo:  pues  fi  huviera  firma-, 
domeftico  en  San  Eulogio  de  do  la  heregia ,  en  que  fe  qui- 
£ordoba ,  que  fe  explicará  taba  el  honor  al  Hijo  de  Dios; 


Digitized  by  Google 


1 8  6      Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  y . 


que  inconveniente  havia  en 
fubferibir  contra  Athanafio? 
Claro  eftá ,  que  quien  no  ref- 
perafle  á  Dios ,  menos  re  fpe- 
taria  á  los  hombres.  Viendo 
pues  á  Oíio  tan  confiante  en 
no  condenar  al  inocente ,  que 
padecía  por  la  Fe ,  es  prueba 
de  que  creía  lo  que  el  Santo: 
pues  fi  abrazara  la  heregia, 
condenara  al  que  tanto  la  con- 
tradecía. 

54  Añado  ,  que  en  aque- 
lla conftitucion  de  cofas ,  era 
laca  ufa  de  Adunado  el  ca- 
rácter diftintivo  de  los  parti- 
dos :  pues  el  que  firmaba  con- 
tra el  Santo  ,  era  tenido  por 
fc&ario  de  los  Arlanos  :  y  el 
que  fentia  con  Athanafio  ,  no 
queriendo  condenarle  ,  era 
verdadero  Catholico.  Afsi 
confia  por  ei  mifmo  Santo 
f  donde  reduce  toda  la 

prueba  de  fer  Ariano  á  la  fir- 
ma contra  Athanafio:Q«/  enim 
tontra  eum  feribit ,  i  lie  plañe 
nobifeum  Ananas  fententias 
Mmpletíitur,  Re  ful  ta  pues,que 
Oíio  de  ningún  modo  fnuió, 
ni  confintió  con  las  blasfemias 
de  Ario  ,  ha  viéndole  mante- 
nido fiemprc  firme  en  no  fubf- 
eribir contra  el  Santo:  Ipfo- 
rutn  infiiiis  fubferibere  Héluit. 
[fto g»7°4'l  Min inte  eum  in  n&f- 
tri  condem  :¿thne;n  confcnfif- 
fi.  (pag.8o7v]  Vt  afjtiilus  ,  at- 


tritufque  malit ,  tándem  *grt~ 
que  cum  Vrfatio  &  Valente 
tommunicaret  ,  non  turnen  ut 
contra  Atbanapum  feriberet. 

rcunro.  pag.841. 

j5  Dirá  alguno  ,  que  íi 
Oíio  fe  refiftió  á  firmar  con- 
tra Athanafio  ;  cómo  no  1c 
obligaron  á  ello  con  la  fuerza» 
del  modo  que  le  conílringie- 
ron  á  comunicar  con  los  hc- 
reges?  Refpondo  con  Gómez 
Bravo  ,  que  no  fe  atrevieron 
a  efto  :  lo  i,  porque  el  empe- 
ño del  Emperador ,  de  Uría- 
cio  ,  y  de  Valente ,  era  que 
todos  comunicaren  con  ellos» 
y  conde  na  ílen  á  Athanafio,co- 
mo  fe  vio  en  las  Cartas  del 
Concilio  de  Milán  ,  y  fe  con- 
firma por  San  Athanafio  >  que 
en  k  pag.83S.folo  pone  aque- 
llos dos  Capítulos  :  Hortatur- 
que  (Conítantius  Hofium)  ut 
in  nos  fubferiberet  ,  &  cum 
Artanis  ccmmumontm  baberet* 
Lograda  pues  la  primera  pre- 
tensión ,  de  que  comunicarte 
con  ellos ,  les  pareció  bañan- 
te para  autorizarle  con  la  con- 
defeendencia  de  un  tan  fumó 
Varón :  pues  íi  le  atormenta- 
ban mas,  era  muy  natural,que 
murieíTcá  fus  manos  un  aiv> 
ciano  tan  débil ,  y  fatigado, 
no  folo  por  la  edad  centena- 
ria ,  fino  por  los  tormentos 


Digitized  by  Google 


!Dc  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.  187 

immediatos  con  que  le  hicie-    para  los  Arianos  ;  pues  como 
ron  condcfcender  á  que  tra-    refiere  Phebadio  ,  era  eíla  la 
talle  con  ellos.  Y  íi  Ofiomu-    maquina  principal  con  que 
rieíTc  por  fus  violencias  ,  no    pretendían  combatirnos :  An- 
havria.  gorrón  igual  para  el    tiqui/simi  Sacerdote,®*  promp- 
Empefádor,  y  fus  fequaces,    U  femper jidei  Ojij  nomen,quafi 
como  el  que  fe  digefl'c  en  el    qucmdam  in  nos  arietem  tcm- 
mundo  ,  que  havian  quitado   perari :  en  lo  que  fe  vé  la  fuer- 
la  vida  a  un  Obifpo  de  tan   za  con  que  los  Arianos  cften- 
ÍPComparablc  mérito  ,  coma  dian  aquelfa  voz  por  el  muñ- 
era Oíio  en  todo  el  Orbe  Ca-    do  :  pero  los  Catholtcos  recc- 
tholico.  Contentaronfe  pues    la  ron  fu  verdad,  fegun  leemos 
con  lo  obtenido ,  y  ya  que  no   en  Sulpicio  ,  que  en  el  lib.  2. 
coníiguieron  lo  demás  ,  fe  fe  explica  diciendo ,  que  era 
vengaron  en  la  voz  que  efpar-   fama  ,  u  opinión  y  aunque  ñf- 
cicron  r  6  en  lo  que  con  enga-  creíbles  por  quanto*  Oüo  fue 
ño  le  hicieron  fubferibir..         fiemprc  conftantifsimo  defen- 
55   Deaqui  re  fu  Ita, que  en    for  de  la  Iglcfia  ;  y  ÍT  en  algo 
rigor  ,y  en  realidad  no  huvo   (dice)  fe  deslizó ,  debe  publi- 
en  Ofio  la  caída  tan  procra-    carfe  chochez  ,  porque  como 
snada  de  muchos ,  fino  folo  la    eferibe  San  Hilario  en  las  Car- 
condcfcendcncia  en  tratar  por    tas  [que  hoy  noexiften]  paila- 
corto  tiempo  conUrfacio  y  Va-    ba  de  cien  años.  *  Y  aun  el  %] 
Jcnre  (Ad  tempus.  Ad  horam    citado  Phebadio  refpondió  al 
cejferit ,  fegun  habla  S.  Atha-   argumento ,  ufando  de  condi- 
nafio  pag.704.  y  807.)  De  eíla   cionaics  :  Si  diverfa.  nunc fen- 
condescendencia  fe  originóla    tit-.fi  nunc  re¿íe:  como  que 
voz  de  que  confentia  con  los    prefeindiendo  de  la  verdad  de 
Arianos:  y  como  el  coníentir   el  rumor  ,  havia  muchos  mo- 
co n  ellos  fuponc  principal-    dos  de  difolver  la  maquina,, 
mente  por  la  dodrina  ;  por    aun  en  fupoficion  de  fer  afsi. 
tanto  fue  aquel  rumor  tan  fen-        57    Nació  pues  aquella 
íible  y  lamentable  para  los    voz  del  eftudio  y  conato  de 
Catholicos  ,  como  orgullofo.  los  Arianos  ,  fundados  en  la 

con- 

(i)  O/fum  queque  ab  Hifpania  in  eamdem  perfidiam  concefñjpt ,  0P1NI0' 
FUIT:  quod  eo  mirum  atque  INCKED1B1LE  videtur  ,  quta  etr.ni  fere  xtat'u 
fujt  tempere  ton/} antifsimut  noftrarum  partium,  V  Nicjtna  Synodus  avflore  til* 
tsnfeffa  habebatur:  n'ifi  fttifeente  xvo  (etenim  majar  centenario fuit,ut  SMi-r 
hnus  in  Epiflolit  reftrt)  ieliraverit,  Sulp.  Scvcr.  Hb.JU. 


Digitiz 


1 8  S        BJparía  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  5 ; 


condefcendencia  á  que  violen- 
tamente le  obligaron;  y  de  allí 
fe  propaííaron  á  decir ,  que 
firmó  la  formula  inventada 
por  ellos  ,  y  acafo  rué  rubri- 
cada por  Olio  ,  pero  dolofa- 
roentc  ,  cito  es  ,  fin  conocer 
la  blasphemu  que  incluía,  co- 
mo d  v.  g.  le  hicieron  que  fir- 
marte leyéndole  una  cofa  di- 
vería de  la  que  cíhba  efcrita: 
pues  eílo  denota  la  autoridad 
citada  de  San  Epiphanio ,  y  la 
de  San  Adunado  :  fegun  todo 
lo  qual  no  fe  debe  afirmar, 
que  Oíij  denigró  fus  venera- 
bles canas  con  borrón  conoci- 
do como  tal  contra  la  Fe. 

DELA  CALUMNIA  D  E 
los  Luci feríanos ,  y  del  tefti- 
monto  de  S.ífidoro. 

'58  Todavía  nos  rcíta  otro 
frecurfo  con  que  vindicar  la 
fama  pofthuma  de  Ofio  ,  aun 
fuponiendo  que  flaqueaffe  fu 
juicio  en  el  efpacio  immedia- 
to á  los  tormentos  :  pues  co- 
mo afirma  San  Adunado ,  re- 
larció  luego  fu  calda  anate- 
matizando el  error  de  losAria- 
nos,  y  declarando  á  la  hora 
de  la  muerte  fu  ultima  volun- 
tad ,  conforme  á  lo  que  havia 
creído  en  tan  prolongada  vi- 
da :  pues  dejó  como  en  tefta- 
mentoj  que  nadie  adm  melle 


el  perverfo  fentir  de  los  Aria* 
nos  ,  fegun  vimos  en  las  pala- 
brasdadasen  el  num.38.  Qje 
importa  pues ,  que  cayefle  co-* 
mo  hombre ,  íi  fe  levantó  co-. 
mo  jufto? 

59  Contra  efto  fe  opone 
lo  que  leemos  en  el  texto  de 
San  Iddoro  cap. 5.  y  14.  de  Vi- 
ris  illujlr.  donde  refiere  ,  que 
llamado  Ofio  por  el  Emperar 
dor  Conftancio  ,  y  atemorizan- 
do con  amenazas,  condntió 
luego  en  la  impiedad  Ariana,- 
temiendo  ,  como  viejo  y  rico, 
el  deftierro ,  y  privación  de 
bienes ;  por  lo  que  dignamen-t 
te  tuvo  el  fin  cruel  que  mere-, 
cia :  pues  (egun  eferibe  Mar- 
celino ,  haviendo  vuelto  á 
Córdoba ,  y  no  queriendo  co- 
municar, con  Ofio  el  Obifpo 
Eliberitano  Gregorio ,  inftigó 
aquel  al  Vicario  Imperial  lo-, 
bre  que  le  defterrafle.  Redf- 
tiófc  el  Vicario,diciendo  no  fe 
atrevía  á  defterrar  á  un  Obif. 
po  ,  d  primero  no  le  depo-; 
nian  :  y  advirtiendo  San  Gre- 
gorio ,  que  Odo  fe  diíponia  a 
dar  la  fentcncia  contra  el,ape-. 
lo  al  Cielo,pidiendo  al  Salva-, 
dor  no  permiticíTc  tal  maldad, 
no  porque  temieíTc  el  deílier- 
ro ,  fino  porque  no  triuin- 
phaíTe  la  perfidia.  Dicho  efto, 
al  punto  cayó  Ofio  de  fu  af- 
ilen to ,  torciendoíelc  la  boca, 

Yj 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Oíio.      1 8  ? 


y  perdiendo  la  vida  de  repen- 
te :  cofa  que  admiró  á  todos, 
y  aun  el  Vicario,que  era  Gen- 
til ,  fe  poftró  á  los  pies  de  San 
Gregorio ,  temidpo  no  le  fu- 
cecUefíe  otro  tarfc  :  de  lo  que 
refultó  ,  que  folo  San  Grego- 
rio de  Eliberi  no  padeció  def- 
tierro  entre  todos  los  que  vin- 
dicaban la  Fé. 

6o    A  efta  relación  fe  aña- 
de la  Carta  de  San  Eufebio 
Vcrcelenfe  ,  que  Baronio  in- 
trodujo en  fus  Anales  (año  de 
357.  num.jy.)  donde  fe  lee, 
que  San  Gregorio  refiftió  á 
O  fío  tranfgreflbr  :  Trangref- 
fori  te  Ojio  di  di  c  i  reftitijfe  :  y 
cfto  no  folo  mueftra  la  caída 
de  la  tranfgrefsion  ,  fino  que 
a\ude  á  lo  referido  por  Mar- 
celino ,  adoptado  por  San  Ifi- 
doro  :  y  consiguientemente 
parece  que  murió  Oíio  en  la 
impiedad. 

61  El  haverfe  conícrvado 
en  las  Obras  de  San  Iíidoro 
aquella  narración  ,  contribu- 
yó mucho  para  el  dcfayrc  de 
la  fama  del  gran  Oíio :  pero 
hoy  no  merece  fer  adoptada, 
defpues  de  lo  que  eferibieron 
Baronio ,  Mendoza  ,  y  otros, 
cfpecialmente  Gómez  Bravo, 
y  Tilemont  Tomo  VIL  en  el 
titulo  de  OJius  ,  Art.o.  con  los 
quales  decimos  ,  fer  ficción 
inventada  por  los  Prcsbyteros 
Marcelino ,  y  Fauftino ,  Luci- 


ferianos,  los  quales  efeogie- 
ron  apartarfe  de  la  Igleíla ,  an- 
tes que  comunicar  con  los 
Obifpos  que  tuvieron  alguna 
calda ;  á  cuyo  fin  fe  atrevie- 
ron á  condenar  á  San  Athana- 
fio  ,  á  San  Hilario ,  y  aun  al 
Papa  San  Damafo  ,  fegun  ve- 
mos en  el  Libelo  de  aquellos 
dos  Presby  teros  á  los  Empe- 
radores Valentiniano ,  Theo- 
dofio  ,  y  Arcadio ,  el  qual  Li- 
belo fue  publicado  por  elCl. 
Sirmondo  Tomo  1.  y  de  el 
afirman  los  Padres  Antuer- 
pienfes  fer  Libelo  fnendacifsi- 
mo ,  como  eferiben  en  la  Vida 
de  San  Athanafio  cap.  2 1 .  num. 
251. 

62  Eftos  pues  fueron  los 
autores  de  aquella  relación,  la 
qual  folo  íe  halla  en  el  citado 
Libelo ,  y  no  en  otro  Efcritor 
de  los  antiguos ,  por  quanto 
folo  eftos  la  forjaron  ,  á  fin  de 
autorizar  fu  conduela  con  mi- 
lagros, y  caftigos  extraordi- 
narios contra  los  Prelados  que 
faltaron  en  algo  ,  ó  tuvieron 
comunicación  con  los  caídos; 
enfalzando  á  un  mifmo  tiem- 
po á  los  que  no  quiíieron  co- 
municar con  ellos.  De  eftos 
fue  San  Gregorio  de  Eliberi  en 
algún  tiempo  :  y  de  aquellos 
Olio  :  por  lo  qual  tomaron 
ocafion  de  atribuirles  todo  lo 
referido. 

¿3  En  vifta  4c  no  mencio- 
nar- 


Digitized  by  Google 


1  9  °        E/pana  S ¿grada.  Trat.  3  3 .  Cap.  j . 


naife  tal  cfpccie  en  ninguno 
de  los  demás  antiguosde  aquel 
tiempo ,  le  empieza  ya  á  def- 
cubrir  la  ficción  :  pues  fi  Ofio 
huviera  tenido  un  fin  tan  in- 
feliz 5  cómo  es  imaginable, que 
fe  huviera  ignorado  en  el 
mundo?  Las  cofas  de  aquel 
gran  Varón  arraftraban  tanto 
h  atención  de  el  Orbe ,  que 
eran  como  el  único  fugeto  de 
la  converfacion  de  los  morta- 
les :  pues  quién  huviera  igno- 
rado en  todo  el  mundo, lo  que 
de  ningún  modo  fe  podia 
ocultar?  En  cfta  conformidad 
eferibió  San  Athanafio  ,  que 
era  fabido  el  deftierro  de  el 
Santo  viejo ,  por  no  fer  pofsi- 
ble  ,  que  fe  ignorarte  cofa  al- 
guna en  Varón  tan  univerfal- 
niente  efclarecido  :  Non  enim 
quidquam  latére  potejl  in  viro 
illo  tanta  claritudinis  ,  pag. 
703.  Pues  cómo  no  tuvieron 
Jos  Catholicos  noticia  de  una 
cofa  tan  fumamente  memora- 
ble? Y  fí  fue  notorio  aquel  tan 
degradado  fin  ,  cómo  era 
poísible  ,  que  le  callaflen  tan- 
tos,quantos  hablaron  de  Ofio? 
Por  ventura ,  no  era  un  argu- 
mento digno  de  objetarfe  á 
los  Arianos ,  poniéndoles  por 
delante  el  termino  infeliz  que 
tuvo  aquel  anciano,  luego  que 
coníintió  con  ellos?  Pues  có- 
mo no  tocaron  tal  tragedia  los 
Catholicos  de  aquel  tiempo? 


Y  fi  fiendo  tan  fobrefaliente, 
no  tiene  mas  apoyo  que  el  de 
los  citados  Gfmaticos  >  que 
crédito  merecen? 

64  La  tnifena  narración 
publica  fu  fWedad  ,  fi  fe  mira 
por  dentro  :  pues  empieza  di- 
ciendo ,  que  dio  aflenfo  á  la 
impiedad  Ariana  por  miedo  de 
que  no  le  defterraíTen ,  ó  pri- 
va fien  de  fus  bienes:  y  efto  no 
fue  afsi  :  porque  fegun  San 
Athanafio,  eftuvo  defterrado 
un  ano  en  Sirmio.:  Pro  exilio 
detinet  illum  integrum  annum 
Sirmij  ,  pag. 841.  Y  en  la  pag. 
703.  dijo  ,  que  nadie  ignoraba 
fu  deftierro  :  Eum  ab  i/lis  quo- 
qug  in  exilium  mijfum  ejfe.  Lo 
mifmo  eferibicron  Sócrates,  y 
Sozomeno.  Luego  es  falfo, 
que  por  miedo  de  que  le  def- 
terraíTen ,  confintiefíe  en  ia 
impiedad  Ariana  ,  pues  real-, 
mente  padeció  el  deftierro. 

65  Aun  mas  clara  ficción 
es  la  de  que  el  Juez ,  fiendo 
Gentil ,  no  fe  atrevía  ádtefter- 
rar  á  un  Obifpo  ,  fi  primero 
no  le  deponia  Ofio  :  como  fi 
por  entonces  no  eftuviera  el 
mundo  lleno  de  Obifpos  def- 
terrados  ,  fin  cftár  depueftos. 
El  Emperador,  fiendo  Chrif- 
tiano ,  defterraba  á  los  masin- 
fignes  Prelados :  pues  cómo  el 
Miniftro  ,  fiendo  Gentil ,  no 
fe  atreve  á  egecutar  el  or- 
den Imperial  ,  intimado  por 

un 


Digitized  by  Google 


S)e  los  QHJj.-os  de  Córdoba.  Ofio. 


191 


ro  ,  que  tanto  ha  fatigado  á 
algunos ,  fobre  fi  es  luyo,  ó 
es'intruío  ,  no  debe  embara- 
zarnos :  pues  fupcniendolc  le- 
gitimo ,  debemos  también  fu- 
poner,  que  el  Santo  le  tomó 
del  Libelo  de  Marcelino,  don- 
de fe  halla  á  la  larga  ;  y  en 
algunas  ediciones  de  el  Santo 
iníiítc  precifamentc  en  la  au- 
toridad de  Marcelino ,  dicien- 
do :  Poft  impiam  ,  UT  A1T 
QUIDAM  ,  OSIf  frtvarica- 
tionem  0-c,  y  afsi  dijo  bien  Ti- 
lemont  ,  Nota  IV.  pag.  715. 
que  haviendo  feguido  el  San- 
to á  Marcelino ,  no  tiene  mas 
autoridad  que  la  que  éfte  me- 
rece :  haciendofe  verefimil, 
que  no  tuvo  por  delante  las 
Obras  de  San  At  nana  fio  :  pues 
en  tal  cafo  hu viera  referido 
entre  los  Efcritos  de  Olio  la 
Carta  ,  que  eferibió  al  Empe- 
rador Conftancio ,  de  la  qual 
afirma  Tilemont  que no  hay 
„  cofa  tan  grande ,  tan  fábia, 
„  tan  generofa  ,  y  en  una  pa- 
„  labra  tan  Epifcopal  como 
aquella.  *  Huviera  también 
viftoSan  Iíldoro  los  Elogios 
con  que  San  Athanafio  enfal- 
za  á  Ofio  defpucs  de  tener, 
noticia  de  fu  muerte  :  lo  que 
prueba  ,  que  no  murió  en  la 
impiedad ,  como  calumniaron 

los 

(*)  II  ni  y  a  rtcn  de  fi  grand%  ríen  de  fi  fage  ,  ríen  de  fi  genefeux  ,  en  ua  mot 
rUn  de  fi  Mj>¡fcoj>al9  Tomo  Y II»  Y.  0/fa/,AruYll.pag.j  1 3.e4«.I>4rIf.i700« 


un  Obifpo  como  Ofio? 

66  Ni  quién  podrá  auto- 
rizar ,  que  efte  gran  Varón  re- 
cu  rricfic  al  Tribunal  profano 
contra  un  Obifpó  ,  quando  él 
mifmo  arguyo  al  Emperador 
de  que  las  cofas  de  la  Iglefia, 
folo  las  pueden  juzgar  los 
Eclefiafticos ,  como  vimos  en 
el  num.37.  Tampoco  ignora- 
ba Ofio  ,  que  el  Obiípo  no 
puede  fer  depuefto  por  otro 
Obifpojpues  lo  contrario  pro- 
pufo en  el  Concilio  Sardícen- 
fe  :  es  pues  impoftura  el  dicho 
de  que  iba  á  prenunciar  fen- 
tencia  de  depoficion  contra 
San  Gregorio. 

6y  La  muerte  repentina, 
é  infaufta  ,  que  íe  le  atribuye, 
fe  opone  derechamente  al  tes- 
timonio de  San  Athanafio,que 
afirma  ,  haverfe  difpuefto  pa- 
ra morir  ,  eftando  en  conoci- 
miento de  fu  cercano  tranfito, 
y  haciendo  te  (lamento  ,  en 
que  anathematizó  á  los  Aria- 
nos.  Es  pues  toda  efta  trage- 
dia una  invención  deteftable 
de  los  Lucifcrianos ,  que  por 
autorizar  fu  conducta  ,  men- 
digaron, ó  fingieron  milagros, 
publicando  caftigos  efpanto- 
fos  contra  los  que  no  fueron 
de  los  fuyos. 

68   El  texto  de  San  Ifido- 


Digitized  by  Google 


i  o  %        E/paría  Sagrada.  Trat.$  3 .  Cap.  j  : 


los  Cifmaticos :  y  efta  es  nue- 
va prueba  contra  fu  narra- 
ción ,  como  fe  moílrará. 

69  Acerca  de  la  Carta  ci- 
tada en  nombre  de  San  Eufe- 
bio  Vercelenfe ,  no  necefs  i  ta- 
mos recurrir ,  como  algunos, 
a  fi  es ,  ó  no  legitima  :  pues 
folo  fe  dice  en  ella ,  que  San 
Gregorio  refíftió  á  Oílo  en  fu 
tranfgrefsion  :  lo  que  puede 
entenderfe  del  tiempo  en  que 
Ofío  comunicó  con  los  Hcre- 
ges  en  Sirmio ,  á  lo  que  San 
.Gregorio  fe  opufo ,  por  haver 
íido  uno  de  los  que  mas  evi- 
taron aquel  comercio.  De  ef- 
to  fe  tratará  á  la  larga  en  la 
Iglcíia  de  Eliberi ,  ocurriendo 
á  lo  que  algunos  oponen ,  por 
no  haver  conocido  el  tiempo 
de  la  muerte  de  Ofio. 

Que  Ojio  no  muño  en  la  impie- 
dad Ariana  ,Jino  en  la  Fe 
Catbolica ,  y  fan- 
t  amenté. 
•70   Otro  medio  de  mof- 
trar  la  ficción  de  el  infeliz 
éxito  ,  que  los  Luciferianos 
imputaron  á  Ofío ,  fe  toma  de 
los  elogios  con  que  los  Padres 
antiguos  honraron  la  memo- 
ria de  aquel  fumo  Varonrpues 
fí  huvicra  muerto  repentina- 
mente eftando  en  la  impiedad 
Ariana ,  no  huvieran  engran- 
decido al  apoftata,que  tan  fea- 
mente fe  aparcó  de  la  Iglcíia, 


y  tuvo  tan  viíibie  caftigo  por! 
el  Cielo. 

71   Primeramente  S.Atha-» 
ñafio  en  la  Epiftola  ad  Solita- 
rios (en  que  fe  hace  cargo  de 
fu  muerte)  le  engrandece  con 
los  elogios  ya  mencionados., 
San  Epiphanio  le  trata  de  Va- 
ron  venerable ,  como  vimos  en 
elnum.  52.  Ñ.  P.  S.  Auguftin 
le  llama  ObifpoCathoüco :  lo 
que  de  ningún  modo  hiciera, 
ü  huviera  muerto  en  la  im- 
piedad Ariana  [lib.  1.  contr. 
Epift.  Farm*  cap.  4.  tom.g.]  Y 
lo  que  mas  es ,  fabemos  por 
aquel  mifmo  lugar ,  que  en 
tiempo  del  Santo  (efto  es,  mas 
de  quarenta  años  defpues  de 
la  muerte  de  Ofío)  no  fe  fabla 
en  Africa  la  tragedia  referida 
por  Marcelino ,  fino  lo  coa-¡ 
trario  5  conviene  á  faber ,  que 
Oíio  murió  en  la  comunión  de 
los  Obifpos  de  Efpafia :  pues 
por  tanto  los  deteftaban  los 
Donatiftas.  Confia  pues  ,  que 
Ofío  dejó  buena  memoria  en 
el  mundo. 

72  Aun  mas  urgente  es, 
que  losGriegos  le  veneran  pu- 
blicamente como  Santo ,  en  el 
dia  27.  de  Agofto,  feguw  fe  ve 
en  fus  Mensas  j  y  lo  mifmo  en 
el  Martyrologio  Métrico  de  la 
Igleíia  Griega ,  publicado  por 
Urbano  Godofredo  Siber ,  en 
cuyo  Epigrama  3.  de  los  San-* 
tos  del  27.  de  Agofto  fe  lee 
afsi;  ln 


Digitized  by  Google 


(De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.        i  ?  3 
In  S.  Patr.  Hofium :  3) 

HAij£a  d'tfvorri  íxetfvóv  c¿4  ro  %%í<§*, 

Nomen  tuum  Jt  9  SanBe ,  folum  dixero, 
Laudem  impleo ,  g*j /»  nunc  merere  mortuusi 

Bivar  fobre  el  año  de  360.  ómnibus  refulgtns  virtutibusi 
pag.  389.  refiere  en  nombre  O'miraculis  exornatus ,  a  Ro- 
del  Arzobifpo  Damafceno  (re-  mano  Archiepifcopo  Epifcopus 
(¡dente  entonces  en  Roma,co-  urbis  Cordub*  confecratur.  Zi- 
mo Legado  del  Patriarca  de  lum  autem  babent  pro  fide  or+ 
la  Sy ría)  que  los  Sy ros  le  ce-  tbodoxa,  adfuit  in  magna  Syno*. 
lebran  con  efpecial  venera-  do  ,  Arij  infaniam  redarguens, 
cion ,  en  el  día  5.  de  Noviem-  atyue  bétrefim  animabus  noxiam 
bre  ,  teniendo  varias  Igleíias  rejiciens.  Sed  &  Sardieenfem 
intituladas  de  fu  nombre.  Pri-  Synodum  ipfe  eongregandam 
roo  Cabilonenfe  en  fu  Mapa  curavit ,  0*  primam  Sedem  ba- 
Efpiritual  >  V-  Corduba  ,  le  buit  ínter  Epifcopos  ,  qut  con^ 
menciona  entre  los  Santos, aun  venerant,  P  o  fie  a  d  Confiant'19 
en  la  edición  antigua  deUl-  Imperatore  Miaño  in  exilium 
roa.  Pero  lo  principal  es  el  undeum  aliis  pluribm  Epifco-, 
teftimonio  de  San  Athanafio,  pis,  qui  ortbodoxam  fidem  mor* 
eme  dcfpucs  de  muerto  Ofio,  dicus  retinebant ,  pulfus ,  muí* 
iníiftió  en  llamarle  Santo ,  co-  tas  in  eo  paflus  affli&iones,  plu* 
mo  vimos  en  el  num.2  3 .  re/que  fuftinens  vexationes ,  U~ 

73    En  el  Mcnologio  pu-  tus  ad  Deum  ,  pro  quo  decertéH 

blicado  por  el  Cardenal  Alba-  verat ,  migravit. 
ni ,  fe  pone  la  memoria  en  el       74    Los  Padres  Antucr- 

dia  27.  de  Agoftocon  eftc  ti-  píenles  ponen  en  eldia  27.  de 

tulo  :  Et  memoria  San&i  Pa-  Agofto  el  ritulo  de  Santli  Pa- 

tris  nofiri  Hojij  Corduba  Epif-  tris  noftri  Hofij  Epifcopi  Cor- 

€opi.  El  texto  dice  aísi :  Ho-  dubenfis ,  que  íe  halla  en  las 

fius  Cor  dub*  Epifcopus ,  mundo  Mensas  impreftas  de  los  Grie- 

remijfo  nuntio ,  O*  monafticum  gos  :  y  afirman  ponerfe  tam- 

inftitutum  amplexus  ,  afcetica  bien  Oíio  en  un  MS.  Tauri- 

vita  primum  excclluit  :  mox  nenie  de  los  que  tienen  aque- 

Tom.X.  N  Hos 


Digitized  by  Google 


1 9  4      Ef¡\wa  Sagrada.  Trat.  $3*Cap.$. 


Ilos  CU.  Efcritores.  Pero  re- 
fieren efto  entre  los  Santos 
prctermijfos,  fin  darle  lugar  en 
el  cuerpo  de  la  Obra  ,  por 
quanto  no  le  incluyen  en  fus 
Faftos  los  demás  Efcritores 
Latinos  de  Martyrologios. 

75  De  induftria  hemos 
rcfervado  para  el  fin  de  efte 
titulo  el  teftimonio  en  que 
San  Hilario  dijo  de  Ofío  ,  que 
no  fe  quejaba  de  él ,  á  caufa 
de  que  fue  refervado  ,  porque 
no  fe  ignoraflc  en  el  juicio 
humano  el  modo  con  que  vi- 
vió antecedentemente  :  Sed 
de  eo  nibil  queror  :  qui  idcirco 
tfi  refervatus  ,  ne  judicio  bu- 
mano  ignoraretur  qualis  ante 
vixijfet.  (de  Synodis>  §.  Con- 
cludi.)  Refervamoslo ,  digo, 
por  fer  texto  muy  obfcuro? 
en  que  unos  juzgan  procedió 
contra  Ofio ,  y  otros  á  fu  fa- 
vor :  pues  Mendoza  ,  fobre  la 
firma  XI.  del  Concilio  de  Eli- 
beri ,  entendió  aquella  auto- 
ridad ,  aplicándola  á  buena 
parte  :  efto  es  ,  que  Dios  re- 
ícrvó  á  Ofio  defpues  de  fu 
caida  ,  á  fin  que  la  penitencia 
Je  dicfle  un  éxito  tan  feliz, 
como  correfpondia  á  la  pie- 
dad en  que  vivió  anteceden- 
temente. 

76  El  Eminentifsimo 
Aguirre  difcurrió  de  otro  mo- 
do en  fu  Tomo  i.ConciLDif.i. 


num.  175.  diciendo,  que  San 
Hilario  denotó  por  aquellas 
palabras ,  que  no  fe  atrevía  á 
fentenciar  contra  Ofio ,  por 
fer  caufa  refervada  al  juicio 
de  Dios  :  pero  en  tal  confor- 
midad ,  que  los  hombres  pur 
dieflen  conocer  el  modo  con 
que  vivió  antes  de  la  caída. 

77  El  Padre  Ceillter  en  fu 
Hiftoria  General  de  los  Efcri- 
tores tomo  4.  art.  14.  num.  6, 
dice  ,  que  Dios  le  dejó  vivir 
hafta  aquel  tiempo ,  á  fin  que 
los  hombres  fupieífen  quál 
havia  fido  antes  de  fu  caida; 
denotando  ,  que  una  caida 
tan  efcandalofa  havia  fido 
precedida  de  algunos  defor- 
denes  de  coftumbres.  Afsi 
entiende  la  mente  de  San  Hir 
lario :  reípondiendo  en  el  nu- 
mero ííguientc ,  que  el  Santo, 
por  vivir  entre  Arianos ,  no 
fe  hallaba  en  eftado  de  infbr- 
marfe  bien  de  la  verdad :  y 
que  á  lo  menos  no  fe  puede 
negar  ,  que  no  eftuvo  bien 
enterado  de  la  vida  que  Ofio 
tuvo  antes  de  comunicar  con 
Urfacio ,  fi  (como  juzga  Cei- 
Jlier)  fupufo  algún  deforden 
en  las  coftumbres  ;  porque 
antes  del  Conciliábulo  Sir- 
mienfe  fue  irreprehenfible  to- 
da la  vida  de  Ofio,  como 
prueba  Ceillier. 

78  Peroenviftadelasex- 

pq- 


Digitized  by  Google 


S)e  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.       i  ?  c 


poficioncs  precedentes  confta 
que  las  palabras  de  San  Hila- 
rio no  tienen  el  único  fenrido 
en  que  las  entendió  aquel  Au- 
tor :  y  yo  antepongo  la  in- 
teligencia de  Mendoza.  La 
razón  es ,  porque  fi  fobre  la 
blasphemia  y  delirio  que  el 
Santo  atribuyó  á  Ofio,  huvie- 
ra  reconocido  algún  deforden 
de  coftumbres  ,  fe  quejara  de 
él ,  y  con  razón  ,  pues  havia 
faltado  en  la  do&rina  Moral, 
y  en  la  Catholica.  En  vifta 
pues  de  que  no  fe  atrevió  á 
quejarfe  de  Ofio  (de  eo  nihil 
queror)  podemos  entender  en 
fu  favor  aquel  texto  ,  dicien- 
do, que  aun  reconocida  la 
calda ,  miró  al  modo  con  que 
fe  levantó,  íiendo  refervado 
por  Dios  (entre  los  muchos 
que  perfeveraron  en  la  ruina) 
para  que  el  pronto  arrepenti- 
miento (expreíTado  por  San 
Athanafio)  dieíTe  teftimonio 
á  los  hombres  de  la  fantidad 
en  que  vivió  j  pues  lo  común 
es ,  que  el  que  toda  fu  vida 
vivió  bien  ,  fe  reduzca  (fi  tie- 
ne algún  desliz)  al  ajufte  de  la 
conciencia  pura  y  delicada, 
en  que  por  la  gracia  de  Dios 
fe  confervó. 


QUE  OSIO  NO  MURIO  EN 
Córdoba  ,  fino  en  el  Oriente: 
y  en  el  año  de  3  jj, 

79  También  es  buen  mo- 
do de  moílrar  la  ficción  de 
Marcelino  ,  probando  que 
Ofio  no  volvió  de  Sirmio  á 
Efpaíía :  en  cuya  fupoficion 
fe  defvanece  la  tragedia  de  fu 
muerte  en  Córdoba  en  pre- 
fencia  del  Vicario  de  las  Ef- 
pañas. 

80  Acerca  del  regreíTo  de 
Ofio  á  Efpaña,  folo  Philoítor- 
gio  le  exprefla  con  terminan- 
tes voces  :  Ofíum  quidem  in 
Diacejim  fuam  Cordubam  Hif- 
p*nU  reverfum  fedem  fuam 
repetiife,  lib.4.  num.3.  Pero 
afsi  como  no  cftuvo  bien  in- 
formado ,  atribuyendo  alli  á 
Ofio  la  fubícripcion  contra 
San  Athanafio ,  del  modo  que 
la  propone  en  el  Papa  Libe- 
rio  5  afsi  tampoco  lo  eftuvo, 
quando  afirmó  la  vuelta  de 
Ofio  á  Efpaña :  y  contra  fu 
teftimonio  ,  y  el  de  los  Luci- 
ferianos  ,  opondremos  el  de 
los  Griegos  ,  que  en  las  Me- 
neas refieren  haver  muerto 
en  el  deftierro  :  e'v  i£o£i# 

%t fiñ    KA£Tí(>ñff-Cl{  ,  C¥  CU/TÍ  tov 

€/ov  KATthvc-t  ,  como  fe  lee 
en  el  dia  27.  de  Agofto  pag. 
1 54.  de  la  Edición  Griega  de 

N  i  Ve- 


Digitiz 


19  6      Bfpafía  Sagrada.  Trat.j  3 .  Cap.  j . 


Vcnccia  año  de  1673.  que  fe 
guarda  en  la  Real  Bibliotheca 
de  Madrid;  cito  es :  In  exilium 
tnijfus  efi :  O*  cum  multas  mo- 
UJlias  forti  animo  pcrtulifftt, 
obiit  in  ipfo  exilio. 

8 1  Tilemont  en  el  art.o- 
dice  >  que  fe  engañaron  en 
afirmar  que  murió  en  el  def- 
tierro :  pero  como  no  con- 
vence lo  conrrario ,  antepon- 
dremos el  teftimonio  de  los 
Griegos,  alegando  contra  el 
fentir  de  Tilemont  el  de 
*t\§xi\ixctom.i.Concil.  Dijfert. 
l.txcur.  XI.  num.  172.  donde 
dice,  que  murió  enSirmio; 
por  no  fer  creíble  ,  que  pu- 
oieíTe  volver  á  Córdoba  en 
edad  de  ciento  y  un  años,por 
tan  vafto  efpacio  de  tierras  y 
de  mares ,  y  defpues  de  tan- 
tas perfecucíones  y  tormen- 
tos. El  Doctor  Gómez  Bravo 
fe  hizo  cargo  de  la  inftancia 
del  Benedictino  Navarro,  que 
opone  el  ha  ver  hecho  Oíio 
aquel  viage  en  la  edad  de 
cien  años  5  y  configuientc- 
mente  le  pudo  repetir  al  otro 
año.  Contra  efto  nota  Bravo, 
que  un  año  fobre  ciento, 
equivale  á  muchos ,  en  efpe- 
cial  conílderada  la  calidad 
de  aquel  año  ,  que  fue  el  mas 
duro  y  cruel,  en  virtud  de  lo 
que  hicieron  padecer  al  Santo 
Viejo.  * 


82  Lo  mas  urgenre  es,que 
San  Athanafío  ex  preña  la 
muerte  de  Ofio  en  la  Epiftola 
ad  Solitarios  ,  la  qual  Te  eferi- 
bió  al  fin  del  año  3  57.  ó  prin- 
cipio del  figuientc  5  fegun 
prueba  el  nombrar  en  ella  co-. 
mo  vivo  á  Leoncio  Obifpo 
de  Antiochia  :  Uontius  Ule 
cajlratus,  qsti  Antiochia  NUNC 
Epifcopatum  tenet ,  pag.812.  y 
la  muette  de  Leoncio  debe 
reducirfe  al  fin  del  año  357. 
por  pedirlo  afsi  los  hechos 
oue  en  el  fuceflbr  Eudoxio  re- 
fiere Sozomcno  lib.a~cap.i%.y 
Jig.  ¡nfiriendofe  lo  mifmo  por 
el  Concilio  Ancyrano  del  año 
358.  renido  poco  defpues  de 
la  Pafcua  ,  fegun  fuSynodica 
(exhibida  por  San  Epiphanio, 
y  en  las  Colecciones  novifsn 
mas)  el  qual  fue  contra  las 
turbaciones  originadas  por  el 
mencionado  Eudoxio,  como 
Obifpo  Antiocheno :  y  en  yi£ 
ta  de  que  fe  tuvo  antes  del 
dia  doce  de  Abril  (en  que  ca- 
yó la  Pafcua  en  aquel  año  de 
358.)  es  precifo  reconocer  la 
muerte  de  Leoncio  (á  quien 
fucedió  Eudoxio)  como  acon- 
tecida en  el  año  antecedente 
en  los  últimos  me  fes ,  v.  g. 
Octubre  ,  ó  Noviembre ,  por- 
que de  otro  modo  no  hay  lu- 
gar para  los  fuceflbs  de  Eudo- 
xio, efto  es ,  para  que  citando 


Digitized  by  Google 


©e  Us  Oli/pos  áe  Cordoha.  Ofio.  107 


fcn  Roma  tuvieíTc  noticia  de 
la  muerte  de  Leoncio  ;  paflaf- 
fc  á  Antiochiaj  fe  introdu- 
gefleen  aquella  Silla;  juntafle 
allí  un  Concilio*  y  fe  tuviefle 
otro  en  Ancyra  antes  del  dia 
doce  de  Abril. 

83    La  commocion  de  Al- 
cedos tan  públicos  no  permite 
decir ,  que  los  ignorafle  San 
Athanafio:  y  afsi  es  precifo 
xeducir  al  fin  del  año  357.  la 
Carta  en  que  reconoce  vivo  a 
Xeoncio  $    pues  entonces  ó 
muy  á  la  entrada  del  año  358. 
podía  ignorar  fu  muerte,  pero 
nodeípues  de  la  Pafcua.  Y 
como  allí  mifmo  refiere  la 
muerte  de  Ofio  ,  fe  infiere 
que  efte  falleció ,  en  el  año 
üc  357.  (en  que  comunicó  con 
Urlacio  en  Sirmio)en  el  dia 
37.  de  Agofto  >  en  cuyo  dia 
ponen  los  Griegos  fu  memo- 
ria :  y  configutcntcmentc  fe 
demueftra  que  Ofio  no  volvió 
á  Córdoba  >  defpucs  de  haver 
comunicado  en  Si r mío  con 
JJrfacio  y  Valente. 

84  Pruebafe  :  porque 
aquella  comunicación  fue  ef- 
tando  el  Emperador  en  Sir- 
mio,  fegun  afirma  Philoftor- 
gio  cap.¿.  y  Conftancio 
ialiódeRoma  para  el  Ilyrico 
en  el  dia  quarto  de  las  Kalen- 
das  de  Junio,  (que  fue  el  dia 
29*  de  Mayo)  como  eícribe 
Tom.X. 


Amiano  Marcelino  en  el  lfb4 
16.  junto  ai  medio.  No  pudo 
pues  llegar  á  Sirmio  (donde 
immediatamente  le  expreflá 
Marcelino)  nafta  Junio  del 
mifmo  año  357.  Defpucs  de 
cfto  fueron  los  combates  para 
rendir  la  fortaleza  dcOfío  :  y 
configuientemente  no  huvo 
tiempo  para  que  antes  del 
27.  de  Agoílo  fe  reftiruyelTe 
defde  Sirmio  á  Córdoba ,  tan 
diftantcs  entre  si  ,  como  los 
dos  ángulos  del  Oriente  y 
Occidente  de  la  Europa.  Mu- 
cho menos  huvo  logar  ,  para 
que  no  folo  llcgafle  á  Cordo- 
ba ,  fino  que  ruefle  convoca-: 
do  alli  Gregorio ,  y  concur- 
rielTe  ,  fegun  inventaron  los 
Sectarios.  Refulta  pues ,  que 
Ofio  murió  en  Sirmio ,  ó  cen 
ca  de  alli ,  y  no  en  Efpaña. 

85  Confirmafc  por  el  mifj. 
mo  hecho  de  referir  fu  muer- 
te San  Athanafio  en  el  año  de 
357.  pues  haviendo  fallecido 
Olio  á  fin  de  Agofto  del  ex- 
prc fiado  año ,  no  havia  lugar 
para  que  tan  brevemente  11c- 
gafle  á  oídos  del  Santo  aque- 
lla noticia  ,  fi  el  traníito  hu- 
viera  fido  en  Córdoba  :  por- 
que en  aquel  año  fe  hallaba 
el  Santo  retirado  en  lunar 
oculto  del  Oriente  ;  y  aun 
muerto  Ofio  en  Sirmio  es  nc- 
ceílário  fuponcr  qne  tenia  San 
N3  Atha-» 


Digitized  by  Google 


i  ?  8      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  j . 


Athanafio  quien  le  noticiarte 
las  cofas  de  aquel  gran  Prela- 
do, por  lo  mucho  que  le  alen- 
taba fu  protección  :  pero  def- 
de  Córdoba  no  podía  llegar 
tan  prefto  la  noticia  al  Orien- 
te. 

86  En  cfto  queda  ya  pro 
bado  el  año  de  Tu  fallecimien- 
to ,  que  fue  el  expreíTado  de 
357*  Y  r,ü  cl  fcñalado  por  Ba- 
ronía (á  quien  otros  han  fe- 
guido)poniendole  3. años  def- 
ti:cs,  en  el  figuiente  al  Con- 
cilio Arimincnfc  ,  efto  es,  en 
el  de  360.  El  fundamento  pa- 
ra aquella  opinión  fue  la  Car- 
ta del  Vercelcnfe  á  Gregorio 
Betico ,  en  la  qual  fe  mencio- 
na la  refiftencia  de  eftc  con»- 
tra  Oíio,  y  contra  los  que 
cayeron  en  el  Concilio  Ari- 
mincnfc ,  tenido  en  el  año  de 
359.  y  por  tanto  fue  pofterior 
aquella  Carta  al  referido  año 
de  359.  en  que  vivia  Ofio,  fc- 
gun  fe  vé  por  la  opoíicion 
que  defpues  de  aquel  Conci- 
lio íe  menciona  en  la  Carta 
referida. 

87  Pero  ceíTa  el  argumen- 
to, ríefpondiendo  que  la  Carta 
del  Vercelenfe  folo  nombra 
la  refiftencia  de  Gregorio  á 
Oíio ,  fin  decir  que  fucile  def- 
pues de  aquel  Concilio  :  pues 
eíto  folo  apela  fpbre  que  San 


Gregorio  no  fe  quifo  mezcfaf 
con  los  caídos  en  tal  Synodo* 
Efcribiófe  aquella  Carta  def- 
pues del  año  359.  y  como 
dos  años  antes  havia  (ido  la 
comunicación  de  Oíio  con 
Urfacio  y  Valente;  pudo  Gre- 
gorio participar  a  Eulcbio  la 
refiftencia  que  hizo  á  Ofio,por 
haver  comunicado  con  aque- 
llos Obifpos  5  y  pudo  también 
referirla  el  Vercelenfe  como 
cofa  fucedida  dos  ó  tres  años 
antes;  pues  lo  futuro  es  lo 
que  no  podía  hiftoriarfe;  mas 
lo  paífado ,  bien  pudo  incluir- 
fe  en  las  dos  Cartas. 

88   Otro  argumento  pone 
Baronio  acerca  del  año  de  la 
muerte  de  Oíio  ,  tomándole 
de  la  Oración  I.  de  San  Atha- 
nafio contra  Arlanos  ,  en  que 
dice  menciona  á  Ofio  como 
difunto :  y  expreíTando  allí  el 
Santo  ,  que  havian  pallado 
treinta  y  feis  años  defde  ia 
condenación  de  los  Arianos, 
refulta  haverfe  eferito  aque- 
lla Oración  en  el  año  de  tre- 
cientos y  íefenta  y  uno  (que 
es  el  36.  fobre  el  325.  del 
Concilio  Niceno,  en  que  Ario 
fue  condenado  por  la  lglefia) 
y  configuientemente  no  paf- 
só  la  vida  de  Oíio  de  aquel 
año  361.  [  Afsi  fobre  el  año 
357.num.37.] 


Digitized  by  Google 


EelosObi/posdeCordolá.  Ó  fio. 


%9    Efte  argumento  no 
prueba  contra  nofotros ,  pues 
no  decimos  que  vi  viene  Ofio 
defpues  del  año  361.  fino  que 
murió  tres  años  antes.  Y  pref- 
eindiendo  de  efto  es  ineficaz, 
por  no  confiar  que  San  Atha- 
nafio mencione  en  aquel  Ef- 
crito  á  Ofio  como  muerto: 
antes  bien  Pagi  [  Cobre  el  año 
de  357.  num.n.]  dice,  que 
le  fupone  vivo.    Yo  no  hallo 
cofa  que  convenza  lo  uno  ,  ni 
Jo  otro  :  pero  fi  aquella  Obra 
fue  efcrita  por  el  Santo ,  en 
el  año  de  356.  (  fegun  efcribe 
Tüempnt  en  el  Tomo  6.  no- 
ta 1 .  Sur  les  Ariens ,  y  en  el 
Tomo  8. nota  j$.Sur  S.Atban. 
citando  para  el  mifmo  año  á 
Pétavio ,  Bolando,  y  á  los  Pa- 
dres de  San  Mauro)  en  efta  fu- 
poficion  vivia  Ofio  ,  pues  no 
murió  nafta  el  año  de  357. 

90  Ni  urge  el  que  defde 
la  condenación  de  los  Aria- 
nos  refiera  San  Athanafio  36. 
años :  pues  ó  hay  yerro  en 
efte  numero  ,  ó  no  fe  ha  de 
entender  la  condenación  he- 
cha en  el  Niceno  ,  fino  la  del 
Synodo  Alejandrino  contra 
Ario  ,  fegun  efcribe  Pagi  fo- 
bre  el  año  315.  num.6.  y  fo- 
bre  el  357.  num.XI.  dor.iie  in- 
fifte  en  que  el  Santo  dicto  en 
el  año  de  356.  la  Encyclica  <i 
los  Obi/pos  de  Egypto  y  de  la 


Lybia  (que  es  la  Oración  pri-* 
mera  contra  Arlanos)  y  reba- 
jando 35.  años  del  356.  reful- 
ta  que  el  Concilio  Alejandri- 
no contra  Ario ,  incidió  en  el 
de  320.  ó  en  el  ficuiente  :  y 
efte  Synodo  de  caficien  Obif- 
pos  es  el  fegundo  Alejandri- 
no contra  Ario  ,  del  qual  ha- 
bló San  Athanafio. 

91   Pero  fi  alguno  preten- 
de infiftir  en  el  Niceno ,  por 
quanto  el  Santo  nombra  Ecu* 
menico  al  Synodo  5  diremos, 
que  ni  aun  afsi  fe  convence 
haver  eferito  aquella  Obra  en 
el  año  de  361.  fino  en  el  de 
356.  porque  el  numero  de  los 
36.  años  apela  fobre  aquel  en 
que  fueron  declarados  beregts 
Ario  y  fus  Sectarios :  y  efto 
corre fponde  al  tiempo  del  Pa- 
triarca de  Alejandría  San  Ale- 
jandro  ,  en  el  Synodo  fegun- 
do Alejandrino.  Lo  que  aña- 
de San  Athanafio  mencionan- 
do el  Synodo  Ecuménico  ,  fe 
entiende  del  tiempo  en  que  la 
Iglcfia  univerfal  los  excluyó  de 
fu  gremio  :  pues  afsi  lo  permi- 
te el  texto  Griego,  como  pre- 
viene Tilemont  en  la  primera 
nota  fobre  los  Arianos.  Las 
palabras  del  Santo  fon  :  Ante 
trigejimum  fextum  annum  b¿- 
retici  dechrati  fttnt ,   &  ab 
Ecclejia  fummoti  judicio  Syno- 
di  (ecuménica  :  (contra  Arianos 
%  N  4  Orat. 


Digitized  by  Google 


too     Efpafía  Sagrada,  trat.n.  Cap.fl 


Ora M.^g.305.)  efto  es ,  que 
lo  i  Arianos  fueron  declarados 
benges  treinta  y  feis  años  antes 
l  por  San  Alejandro  ]  y  que  ef- 
*os  mifmos  fueron  defpues  ef- 
9 luidos  de  la  íglefia  por  el  Con- 
cilio univerfal  Niceno.  En  cf- 
ta  conformidad  fe  evitan 
grandes  dificultades  ,  como 
advierte  Tilemont :  y  de  todo 
refulta ,  que  por  el  argumen- 
to de  Baronio  no  fe  prueba 
viviefle  Ofio  en  el  año  de 
359.  ni  que  huvicffe  muerto 
en  el  año  en  que  San  Athana- 
üo  eferibió  la  Oración  primer 
ra  contra  Arianos. 

CHRONOLOGIA    DE  LA 
Vida  de  Ojio  9  y  fu  Epilogo. 

92  La  muerte  de  Ofio 
Fue  teniendo  ya  ciento  y  un 
años  de  edad  ,  fegun  expreíTa 
San  Iíidoro :  Poft  contefimum 
primum  annum.  San  Athana- 
Í10  afirma,  que  era  centenario, 
quando  el  cruel  Emperador 
Confiando  le  atormentó,  pa- 
ra obligarle  á  comunicar  con 
los  de  lu  facción  :  Ñeque  fe- 
necíate m  hominis  jam  centena- 
rij  inhumanus  iüc  refpextt.(ad 
Solitarios  pag.841.)  Sulpicio, 
citando  á  San  Hilario  dice, 
que  paúaba  de  cien  años,  co- 
mo vimos  cnclnum.56".  Era 
pues  de  ciento  y  un  años, 


quando  Maqueó  en  Sirmío  e!I 
el  año  de  357.  por  Julio  ,  con 
poca  diferencia  de  dias.  En 
aquel  mifmo  año  talleció  (  fe- 
gun probamos  por  la  Carta 
de  San  Athanafio)  íiendo  fti 
tranfito  en  el  27.  de  Agofto, 
en  que  los  Griegos  celebran 
fu  memoria.  Fue  pues  fu  na-: 
cimiento  cerca  del  año  de 
docientos  y  cinquenta  y  /eit^ 
dcfde  el  qual  al  357.  van  los 
ciento  y  un  años. 

92   San  Phebadio ,  en  el 
Andel  libro  contratos  Aria-; 
nos ,  parece  que  no  le  dio  mas 
que  noventa  años.   Pero  fe 
puede  conciliar  con  los  de- 
más ,  diciendo  que  no  hablo 
de  la  edad  natural ,  tomada 
dcfde  el  dia  del  nacimientos 
Uno  de  la  moral ,  efto  es, 
defde  que  tuvo  ufo  de  razón 
fuficiente  para  conocer  con 
firmeza  los  myfterios  de  la 
Religión.  La  razón  es ,  por-» 
que  fu  aífunto  es  ocurrir  al 
argumento  en  que  fos  Aria- 
nos  proponían  á  lu  arbitrio  el 
fucefíb  de  Oílo  en  Sirmio :  á 
lo  que  refponde  ,  no  hacer 
fuerza :  pues  ó  fiemprc  (dice) 
erró;  ó  ahora  yerra,  ficrce 
cofa  divería  de  lo  que  antes 
creyó.  Sobre  lo  qual  añade, 
que  fi  por  efpacio  de  cafi  ñor 
venta  años  creyó  mal ;  no  por 
dia  creer  fueíTe  bueno  fu  íen- 


Digitized  by  Google 


(De  tos  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio.       20 1 


fcfr  defpues  de  noventa  años: 
S¿  nonaginta  fete  annis  malé 
tredidit ,  poft  nonaginta  illum 
Te£Íe  fentire  non  credam  :  en  lo 
«jue  parece  alude  á  los  años 
en  que  tuvo  difcernimiento 
«Le  lo  que  creía,  los  quales  fon 
menos  que  los  de  edad  natu- 
ral :  y  por  tanto  puede  conci- 
üarfe  San  Phebadio  con  los 
Padres  citados. 

94  A  los  treinta  y  ocho 
años  de  edad  fue  con  (agrado 
Obifpo,  muy  cerca  del  año 
294.  de  Chrifto ,  fcgun  prue- 
ba San  Athanaíio ,  quando  en 
la  pag.8 yj.  afirma ,  que  paíTa- 
ba de  feíenta  años  de  Obifpa- 
'do ,  al  tiempo  que  los  Aria- 
nos  inftigaron  al  Emperador 
Conftancio  ,  para  que  le  per- 
íiguiefle  :  Ñeque  quod  fexa- 
¿tfimumannum  O*  eo  amplias 
in  Epi/copatu  agehat  rejpexe- 
runt.  Fue  eíto  en  el  año  de 
355.  defpucs  del  día  feis  de 
•Julio ,  pues  San  Athanaíio  Ta- 
pone ya  defterrado  á  San  Li- 
berio  (Profligavimus  in  exi- 
iium  Romanum  Pontificem)  y 
fi  en  aquel  año  paíTaba  Ofío 
de  íeTenta  años  de  ObiTpado 
(cfto  es,  íi  tenia  61.)  rcTuIra 
fue  confagrado  muy  cerca  del 
294.  de  Chrifto :  y  no  en  el  de 
296.n1  á  los  40.  años  de  edad, 
comoeTcribio  Gómez  Bravo, 
recurriendo  al  año  de  357. 


(en  que  reconoce  eícrita  la' 
Carta  de  San  Athanaíio)  por- 
que no  fe  ha  de  mirar  para 
efto  al  año  en  que  el  Santo  ef- 
cribió  ,  íino  al  del  Tuceflb, 
en  que  feñaló  la  antigüedad 
de  ordenación :  y  aquel  fu- 
ce  fio  no  correTpondió  al  año 
de  357.  déla  Carta,  fino  al 
de  3  5  5.  en  que  fue  la  perTecu- 
cion  ,  fin  duda  alguna ,  como 
mueftran  los  hechos  que  de£» 
de  entonces  Te  figuieron  haf? 
ta  el  año  de  357. 

95  Pagi  Tobre  el  año  de 
305.  num.j.  no  Tolo  Te  equi- 
vocó en  aplicar  aquel  com- 
puto al  año  de  357.  fino  que 
no  teniendo  buena  edición, 
entendió  hablaba  San  Atha- 
naíio del  año  en  que  Ofio 
conTeTsó  la  Fe :  SexAgeJtmum 
annum  &  eo  amplius  d  con- 
fe/sione  agebat.  No  lo  eferibió 
aísi  el  Santo ,  fino  como  ncfo- 
tros  ponemos  Tus  palabras,  m 
Epi/copatu  agebat  ,  pues  afsi 
confta  por  el  texto  Griego: 

otí  IfcriKovTa,  «Tif  itj  vteíov  t%u 
c#  ¿ütí  :  lo  que  traducido  li- 
teralmente dice :  Meque  [  re- 
veriti  funt  ]  tempus  Epijcopa- 
tus  y  quoniam  fexaginta  &*  am- 
plius annos  habebat  in  eo :  y 
aísi  habla  claramente  del 
tiempo  del  ObiTpado. 

96  De  aquella  mala  Jec- 

,ciot\ 


Digitized  by  Google 


t  o  i       E/pana  Sagradé.  Trdt.  3  J .  Caf.  j ; 


cion  rcfultó  otro  yerro  en 
Pagi ,  pues  redujo  la  confef- 
ílon  de  Ofio  al  año  de  296.  y 
no  fin  alguna  inconfequencia: 
pues  allí  mifmo  arguye  ,  que 
el  Concilio  de  Eliberi  no  fe 
tuvo  en  el  año  de  296.  por 
quanto  en  aquel  año  no  huvo 
ninguna  perfecucion  ,  y  fus 
Cañones  la  denotan.  Pues  ÍI 
entonces  no  huvo  ninguna  per- 
fecucion i  cómo  confefsó  Ofio 
la  Fe  en  aquel  mifmo  año? 

97  Lo  mas  autorizado  es 
no  poner  fu  confefsion  públi- 
ca antes  del  303.  en  que  no 
confta  perfecucion  en  Córdo- 
ba :  pues  fobre  no  tener  Pagi 
documento  legitimo  á  fu  fa- 
vor ,  fe  vé  en  otro  eftrecho  de 
afirmar  ,  que  defterrado  Ofio 
de  Efpaña  en  el  año  de  296. 
volvió  á  ella  antes  del  Conci- 
lio de  Eliberi ,  á  que  afsiftió: 
todo  lo  qual  fe  evita  ,  dicien- 
do ,  que  nafta  dcfpues  de  el 
Concilio  de  Eliberi  no  filió 
de  Efpaña  ,  hecha  antes  la 
confefsion  pública  de  la  Fe  en 
la  perfecucion  de  Maximiano; 
en  la  qual  afirma  el  mifmo 
Ofio  (en  la  Carta  á  Confian- 
do) que  fue  uno  de  los  Con- 
feíTores  de  Chrifto :  Ego  ton- 
fefíionis  munus  explcvi  ,  pri- 
mum  cum  perfecutio  moveretur 
ab  avo  tito  Maximiano  :  y  de 
aqui  fe  excluye  con  fuerza  el 


recurfode  Pagi, que  no  ha-» 
liando  perfecucion  pública  ect 
el  año  de  29$.  recurrió  á  la 
particular  de  algún  Juez  :  lo 
que  fe  excluye  por  las  pala- 
bras de  Ofio ,  que  cxpreíTan- 
do  la  perfecucion  movida  pop 
Maximiano ,  denota  la  públi- 
ca ,  efectuada  en  virtud  de  de-; 
crcto  Imperial ;  y  afsi  no  hay, 
lugar  á  colocar  la  confefsion 
en  perfecucion  privada,ó  parí 
ticular. 

98  Defpues  del  Concilio 
de  Eliberi ,  y  de  la  Confefsion 
de  la  Fe,  falió  Ofio  de  Efpaña, 
ó  defterrado  por  el  Pretor ,  ó 
conducido  por  alguna  necef. 
fidad.  Lo  cierto  es ,  que  en  el 
año  de  313.  fe  hallaba  en  Ita- 
lia en  la  comitiva  del  Empera- 
dor Conftantino  $  fin  que  vol- 
vieíTe  á  Efpaña  ,  hada  def- 
pues del  Concilio  Niceno  ,  o 
acafo  nafta  que  murió  aquel 
Emperador  en  la  Primavera 
del  337. 

99  Segunda  vez  le  halla- 
mos fuera  de  Efpaña  ,  tenien- 
do fundamento  para  recono- 
cerle en  Roma  en  el  año  de 
341.  afsiftiendo  alli  al  Conci- 
lio tenido  en  favor  de  S.Atha- 
nafio  ,  fegun  eferibe  Tilemont 
Tomo  7.  art.6.  en  las  Memo- 
rias de  Ofio  :  y  añade  ,  que 
también  fe  halló  prefente, 
quando  ea  el  año  de  345.  tra- 


Digitized  by  Google 


{De  los  Obi/pos  dexCordoba.  Ofio.  203 


ró  San  Athanafio  con  el  Em- 
perador Confiante  en  Italia:  y 
que  Ofio  contribuyó  no  poco 
para  obtener  de  aquel  Princi- 
pe la  convocación  del  Conci- 
lio Sardiccnfe  ,  tenido  en  el 
año  de  347.  Lo  mifino  eícri- 
bió  Ceillier  ,  á  excepción  de 
la  afsiftencia  al  Concilio  Ro- 
mano en  el  año  de  $41.  la 
qual  no  mencionó  en  Ofio, 
acafo  por  nodefeubrir  bailan- 
te fundamento  :  y  por  lo  mif- 
mo  tampoco  la  expreflamos 
nofotros  en  fu  Vida.  La  pre- 
ferida de  Ofio  en  Italia ,  al 
tiempo  que  San  Athanafio  tra- 
tó  allí   con  el  Emperador 
Confiante  (cerca  del  año  345.) 
confia  por  el  mi  fino  Santo  en 
el  principio  de  fu  Apología  al 
Emperador  Confiando  ,  donde 
haciendofe  cargo  de  la  ca- 
lumnia que  le  impufieron  los 
Arianos,  fingiendo  que  havia 
hablado  mal  de  Confiando, 
quando  el  Santo  fe  vio  con  fu 
hermano  Confiante  en  Aqui- 
Jeya  j  refpondc  ,  que  no  íolo 
Dios  era  teftigo  de  fer  aque- 
llo falfo  ,  fino    también  los 
hombres,  pues  nunca  (dice) 
hablé  folo  con  el  Emperador, 
fino  eftando  prefente  el  Obif- 
po  de  la  Ciudad  donde  refidia, 
y  otras    períonas  ,  con  las 
quales  fe  entraba  en  fu  au- 
diencia ,  y  con  las  auales  fa- 


lia  ,  como  pudieran  teftiñ- 
car  el  Obifpo  de  Aquileya, 
el  de  Padua  ,  el  de  Verona  ,  el 
de  Milán  ,  y  mas  plenamente 
Ofio  :  Et  plenam  ejus  rei  bif- 
toriam  Pater  tíojtus  docere pof- 
Jet ,  pag  675.  De  aquí  fe  in- 
fiere ,  que  Ofio  fe  hallaba  por 
aquel  tiempo  en  Italia  ;  pues 
de  otro  modo  no  pudiera  tef- 
tificar  las  converfaciones  que 
San  Athanafio  tuvo  con  el 
Emperador  Confiante  en  las 
Ciudades  mencionadas. 

100  El  influjo  que  tuvo 
fobre  la  convocación  de  el 
Concilio  Sardicenfe ,  fue  es- 
tando en  Milán  el  Empera- 
dor ,  donde  vino  San  Athana- 
fio  ,  llamado  por  Confiante,  y 
dice  ,  que  algunos  Obifpos  le 
hicieron  eferibir  á  fu  herma- 
no Confiando  fabre  la  cele- 
bración de  aquel  Synodo ,  co- 
mo exprefia  alii  el  Santo,  pag. 
676.  Entre  los  citados  Obií- 
pos  uno  era  Ofio  ,  á  quien 
expreflamente  fe  atribuye  el 
influjo ,  fobre  que  fe  tuviefle 
aquel  Concilio  ,  en  el  Decre- 
to de  los  Arianos  congregados 
en  Sardica ,  que  fe  conferva 
entre  los  fragmentos  de  San 
Hilario  :  Juíius  urbis  Roma 
Epifiopus ,  Máximas y  &  Ofius> 
ceterique  complures  ipforum, 
Concilium  apud  Sardicam  fieri 
ex  Imperatorü  begmttte  fump- 


io4       EffáHa  Sagrada.  Trat.  j  3 .  Cap.  $ : 


ferunt ,  col.  441.  edit.  Parif. 
I6*oj. 

101    Lograda  la  convoca- 
ción de  el  Synodo  General, 
pafsó  Ofio  á  las  dalias ,  donde 
citaba  el  Emperador  con  San 
Athanaíio,y  de  allí  camina- 
ron á  Sardica ,  como  refiere  el 
Santo  pag.676.  Fue  efto  en  el 
añode347.  en  el  Confutado 
de  Rufino  ,  y  Eufebio ,  y  cor- 
riendo el  año  once  defpues  de 
la  muerte  de  Conftantino ,  co- 
mo refiere  Sócrates  hb.  1.  cap, 
So.y  havienjo  fallecido  aquel 
£mperad  >r  en  el  dia  22.  de 
Mayo  del  3*57.  fe  infiere ,  que 
defpues  del   referido  dia  fe 
tuvo  efte  Gmcilto  en  el  año 
de  347.  pues  (U  >  deíde  el  22. 
de  M  i  yo  en  adelante  corria  el 
año  undécimo  de  fu  muerte. 
De  aqui  refulra ,  que  Oílo  no 
fue  convocado  para  el  Conci- 
lio Sardiccnfe ,  hallandofe  «n 
Efpaña  'como  eferibió  Gómez 
Bravo)  fino  que  antes  de  aquel 
año  refidia  en  Italia,  donde 
acompaño  á  San  Athanafio  en 
las  audiencias  que  tuvo  con 
el  Emperador,  y  donde  le  mo- 
vió á  la  convocación  ,  eílando 
en  Milán.  Haviendo  pues  lle- 
gado á  Italia  San  Athanaíio 
en  el  año  de  341.  y  paíTado  á 
Milán  en  el  quarto  año  fi- 
guicnte  (coino  c 'cribe  en  fu 
Apología  pag.^76.)  fe  infiere, 


que  en  el  año  de  34?.  y  amt 
antesfe  hallaba  Ofio  en  Italia* 

102  Defpues  del  347.  fe 
reftituyó  á  fu  Iglcfia  de  Cór- 
doba ,  concluido  el  Concilio 
Sardiccnfe.  Afsi  confta  por  el 
Libelo  Synodico ,  que  refiere 
el  Synodo  tenido  por  Ofio  en 
Córdoba  en  confirmación  del 
de  Sardica :  y  efta  es  la  fegun-; 
da  vez  en  que  volvió  á  Efpa^ 
ña  ,  contandofe  cada  una  por 
un  Concilio  Ecuménico  ,  pre- 
ndidos por  él ,  como  fueron 
el  Niceno  ,  y  el  Sardicenfe. 

103  Mantuvofe  en  quie- 
tud algunos  años  ,  en  los  qua- 
les  fobrevínieron  las  noveda- 
des de  la  muerte  del  Empera- 
dor Confiante  en  el  año  de 
350.  y  otra  no  menos  funefta, 
de  que  fu  hermanoConítancio 
le  hicieífc  Señor  del  Occiden- 
te en  el  año  de  353.  en  que 
venció  á  Magnencio  en  el  dia 
diez  de  Agofto  ,  con  cuyo 
triunfo  quilo  vencer  también  á 
Jos  Catholicos,  obligándolos  i 
fubícribir  contra  San  Athana- 
fio ,  por  medio  de  un  Decreto 
publicado  á  eíle  fin.  El  Papa 
San  Libcrio ,  defeofo  de  ocur* 
rir  á  cftos  males  ,  envió  á  Arr 
Ies  fus  Legados ,  pretendien- 
do la  convocación  de  un  Con- 
cilio :  pero  el  efecto  fue  tan 
contrario  al  defeo  ,  que  los 
Legados  Pontificios  fe  pufie- 

ton 


1 


Digitized  by  Google 


5)e  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofic.       i  o  j 


Sroh  de  parte  de  los  Arianos 
contra  San  Athanafio.  Enton- 
ces ,  efto  es,  en  el  año  de  3  54. 
eferibió  el  Papa  á  Ofío  la 
Carra  puefta  por  Baronio  en 
íiis  Anales  en  el  año  de  353. 
num.19.  y  reducida  mejor  por 
Tilcmont,  y  Ceiüier  ,  al  año 
íiguientc  de  354. 

104   Defde  aquel  año  ma- 
niteftó  Oíio  nuevo  zelo  y  fo- 
lícitud  por  la  Fe  ,  eferibiendo 
á  todos  los  principales  Obif- 
pos  en  orden  á  la  deteftacion 
del  Arianifmo  ,  y  exortando- 
los  a  fufrir  la  muerte  antes  que 
de/amparar  la  verdad.  [Atba- 
naf.  pag.  841.]  Afsi  lo  practi- 
caron muchos  ,  y  efpecíal- 
mente  el  Papa  San  Liberio ,  y 
San  Hilario  ,  que  no  querien- 
do condefeender  con  el  de- 
pravado intento  de  condenar 
al  inocente ,  fegun  pretendía 
ia  facción  del  Emperador  en 
el  Concilio  de  Milán  del  año 
de  355.  tenido  antes  del  2*. 
de  Mayo  (como  eferibe  allí 
Pagi)  efeogieron  fer  deserra- 
dos ,  antes  que  faltar  á  la  jus- 
ticia. De  hecho  fueron  á  fu 
deftíerro  en  el  mi  fino  año, 
íiendo  Confules  Arbechn,  y 
Loliano  ,  como  añrma  Sulpicio 
lib.2. 

10  j  En  efte  mifmo  año  de 
355.  empezaron  los  comba- 
tes ,  que  contra  Ofio  hicieron 


los  Arianos  ,  defpues  del  def- 
tíerro de  San  Liberio  ,  fegun 
exprefsó  San  Athanafio.  En- 
vióle á  llamar  el  Emperador, 
que  en  aquel  año  fe  hallaba 
en  Milán  ,  como  manifieftan 
varias  Leyes  alli  firmadas  ,  y; 
lo  refiere  también  AmÍ3no 
Marcelino  lib.  15.  Fue  allá 
Ofío  ,  no  obftante  fu  anciani- 
dad ,  pues  contaba  ya  noven* 
ta  y  nueve  años  :  y  efta  es  la 
tercera  vez ,  que  falió  de  Ef» 
paña :  haviendofe  vuelto  lue- 
go, por  la  eficacia  con  que 
di  fu  adió  al  Emperador  de  íus 
malos  intentos ,  como  propun 
fimos  en  el  num.3  5. 

106  Viendo  los  Aríano¿ 
malogrado  aquel  tiro  ,  encen- 
dieron con  mas  fuerza  el  ani-; 
mo  del  Emperador  ,  para  que 
di  fparafic  contra  el  Venerable 
anciano  una  Carta,  llena  de 
fuego  en  las  amenazas  de  que 
iba  cargada,  por fi  no  alcan- 
zaban las  blanduras  y  alhagos 
que  también  llevaba.  Mas  co- 
mo la  fortaleza  de  Ofio  eítaba 
edificada  fobre  la  peña  viva  de 
la  Fe  (como  eferibe  San  Atha- 
nafio pag.  858.)  no  pudieron 
derribarla :  antes  bien  defpi- 
dió  de  si  en  el  mifmo  año  de 
355.  aquellas  flechas  de  oro 
con  que  cada  letra  de  fu  Car- 
ta pudiera  haver  arruinado  las 
maquinas  de  los  Arianos ,  fi  el 

Digitized  by  Google 


toó       Efpaña  Sagrada.  Trat.$  $.Caj>.$; 


infierno  no  huviera  fubminif- 
trado  nueva  protervia.  Encen- 
dieron al  Emperador  en  odio 
contra  los  Efpañoles ,  dicien- 
dole  ,  que  no  folo  Ofio  ,  fino 
otros  Obifpos  de  íu  Nación 
eran  del  mifmo  fentir  contra 
Ario ,  y  que  debía  folicitar 
firmaífen  contra  Athanaílo. 
Hizolo  afsi  el  protector  de  la 
heregia,  al  fin  del  año  355.  íc- 
gun  Te  infiere  en  vifta  de  que 
hallando  confiantes  á  los  Ef- 
pañoles en  no  condenar  al 
inocente,  ni  apoftatar  de  la 
Fe  ,  envió  á  llamar  á  Ofio 
(caudillo  y  fautor  de  todos) 
en  el  año  de  356.  cerca  de  la 
Primavera  :  lo  que  fupone  ha- 
ver  incidido  en  el  fin  del  año 
precedente  las  cofas  referidas. 

107  Viendo  el  Emperador 
la  conftancia  de  Ofio ,  y  que 
por  el  perfeveraban  firmes 
otros  muchos  Obifpos  Efpa- 
ñoles ,  defterró  á  eftos  ,  y  á 
otros  ,  como  eferibe  San 
Athanaílo  :  Tot  Epiftopos  ex 
Spania  ,  &  aliit  regionibus, 
in  exilium  deportar  i ,  pag.842. 
No  perdonó  ni  al  mifmo  Ofio, 
pues  llamándole  ,  le  tuvo  des- 
terrado en  Sirmio  un  año  en- 
tero. Efta  fue  la  quarta  vezy 
uc  por  caufa  de  la  Fe  falió 
e  Eípaña  ,  en  el  año  de  3  56. 
por  la  Primavera.  Afsi  confta 
por  San  Athanaíio,  quando  di- 


ce :  que  cftuvo  un  año  entero 
defterrado  en  Sirmio  :  Pro  exi- 
lio detinet  illud  integrum  an- 
num  Sirmij,  pag.841.  Efte  año 
de  deftierro  fe  cumplió  en  el 
de  357.  en  que  Ofio  condes- 
cendió en  tratar  con  Urfacio, 
y  Valente  defpues  del  mes 
de  Mayo :  y  coníiguientemen- 
te  llegó  á  Sirmio  en  el  año 
de  356.  defpues  del  expreflan 
do  mes. 

108   Efta  fue  la  ultima  fa- 
lida  que  Ofio  hizo  de  Efpaña: 
pues  como  ya  ptobamos,  mu- 
rió en  el  mifmo  año  de  357. 
fin  haver  podido  reftituirfe  4 
fu  Igleíia.  Alli  fue  donde  íc 
ablando  á  tratar  con  los  Obifr 
pos  fautores  de  los  efeanda- 
les ;  aunque  folo  ad  tempus  ,  y( 
ad  boram ,  para  tomar  alien- 
to ,  y  redimir  la  vejación  en 
el  peligro  de  vida,  que  el  tor- 
mento amenazaba  á  los  canfa- 
dos  miembros  de  una  edad 
mas  que  centenada.  Tampo- 
co fue  en  materia  inhonefta- 
ble, como  fe  vio  en  el  num. 
50.  y  aunque  lo  huviefle  fido, 
confta  fu  retratación  y  peni- 
tencia ,  por  teftimonio  no 
menos  que  de  San  Athanaíio, 
con  quien  concuerdan  S.  Epi- 
phanio ,  y  N.  P.  S.  Auguftin. 
Sabiendo  pues  ,  que  la  peni- 
tencia hace  revivir  en  los  juf- 
tos  las  obras  de  virtud ,  que 

prc-- 


2 


Digitized  by  Google 


fDe  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ofio. 


207 


precedieron  á  la  calda;  no  te- 
nemos lugar  para  dudar  ,  que 
en  ei  fin  del  Venerable  Ofio 
reflorecieron  todas  las  obras 
de  virtud ,  que  atheforó  en  fu 
vida  defde  los  primeros  paf- 
Ibs  a  los  últimos.  Y  haviendo 
fido  heroyeas   fus  acciones, 
pudiera  la  Santa  Iglefia  de 
Córdoba  fulicitar  fu  culto,fir- 
vicndola  de  egemplar  la  prác- 
tica de  la  Iglefia  del  Oriente, 
que  le  celebra  Santo ,  y  erige 
Templos  á  Dios  con  fu  nom- 
bre :  pues  la  detención  que  el 
Occidente  ha  tenido  en  colo- 
car fu  memoria  entre  la  de 
otros  Santos  ,  provino  del  li- 
belo infamatorio  de  los  Luci- 
fer ianos  (que  ponemos  en  el 
Apéndice  2.)  de  que  ya  nadie 
duda  fer  mendaciísimo ,  y  de- 
nigrativo de  los  Catholicos, 
como  fe  vé  en  las  calumnias 
de  San  Hilario ,  y  de  San  Da- 
maíb.  Debe  pues  prevalecer 
el  teftimonio  de  San  Athana- 
íio  ,  que  le  trata  de  Santo  aun 
dcfpucs  de  referir  fu  condef- 
cendencia. 

109  Ni  fe  debe  omitir  el 
egemplar  de  San  Martin,  re- 
ferido en  el  num.  50.  ni  el  del 
Papa  San  Liberio:  pues  de  efte 
afirma  San  Athanaíio,  que  fla- 
queó  defpues  de  dos  años  de 
deftierro,  y  que  por  miedo  de 
la  muerte  fubicribio  [P.837.J 


Entrelos  fragmentos  de  San 
Hilario  hallamos  cofas  no  me- 
nos graves  de  efte  Papa ,  que 
quanto  puede  acriminarle  ío- 
bre  la  flaqueza  de  O  fio.  San 
Geronymo  en  el  cap.  97.  de 
los  Varones  iluftres ,  tampoco 
difsimuló  la  Cuida  de  Liberio: 
y  con  todo  eíTo  fe  lee  entre  los 
Santos,  por  la  geücrofidad  con 
aue  refarció  fu  desliz.  Sabién- 
dole pues  por  San  Athanaíio 
la  penitencia  de  Ofio,  con  que 
eftando  para  morir  deteftó ,  y 
anathematizó  á  los  Arianos; 
no  fulo  queda  vindicada  fu  ra- 
ma (aun  en  cafo  de  que  la  cal- 
da huvieíTe  fido  grave)  fino 
que  con  aquella  ultima  volun- 
tad dio  nueva  vida  á  las  ac- 
ciones heroyeas  de  virtud, 
conviene  á  faber ,  á  la  firmeza 
de  Fe  con  que  delante  de  el 
Pretor  Gentil  confefsó  el  nom- 
bre de  Jefu  Chrifto  nueftro 
Bien  :  á  la  tolerancia  con  que 
fufrió  las  penas ,  que  dejaron 
feñales  en  fu  cuerpo :  al  def- 
tierro con  que  primera  vez  fue 
feparado  de  fu  Iglefia,  por  no 
querer  faltar  á  la  verdad:  á  la 
manfedumbre  y  benignidad 
SacerdotaJ ,  con  que  ablandó 
el  animo  del  EmperadorConf- 
tantino  ,  para  que  mitigafle  el 
caftigo  de  los  reos  Donatiftas: 
á  los  paífos  que  dio  por  bien 
de  la  lgleíia  univeríal,  futrien- 
do 


Digitized  by  Google 


*  o  8      E/pana  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.J . 


do  la  fatiga  de  prolongadísi- 
mos viages :  al  zclo  con  que 
defendió  el  dogma  ,  y  la  dif- 
ciplina  de  la  Iglefía  en  tantos 
Concilios  en  que  fe  halló, fien- 
do  proclamado  Padre  de  los 
Obifpos  y  Synodos  ,  como 
quien  era  Gefc ,  voz ,  y  alma 
de  lo  que  fe  debía  eftablcccr: 
a  la  caridad  con  que  afirma 
S. Athanafio  haver  focorrido  á 
todas  íaslglefias,y  pobres,que 
fe  valieron  de  él  [p,  704.]  á  la 
folicitud  de  confervar  pura  la 
dottrina  Catholica ,  y  confir- 
mar en  ella  á  los  Obifpos ,  es- 
cribiendo Cartas  para  alentar- 
los á  fufrir  la  muerte  ,  antes 
que  faltar  á  la  verdad :  al  zc- 
lo verdaderamente  paftoral 
con  que  eferibió  al  Emperador 
Conítancio ,  difuadiendole  de 
los  perverfos  intentos  de  los 
hereges  :  á  la  invi&a  conftan- 
cia  de  no  condefeender  jamas 
en  condenar  al  inocente  ,  que 
era perfeguido  por  la  Feral 
martyrio  del  deftierro  ,  tor- 
mentos y  mole  (lias  que  le  hi- 
cieron padecer  en  una  edad 
mas  que  centenaria ,  cuya  de- 
bilidad no  impidió  ,  que  fu 
animo  fueíTe  fuperior  á  todo 
por  un  año  :  y  en  fin ,  fi  al  ca- 
bo de  tanta  ancianidad  tuvo 
algún  indicio  de  la  flaqueza 
humana  ,  no  fue  mas  que  por 
un  ligero  cfpacio,  dando  Dios 


luego  al  mundo  prueba  de  qüe 
corria  por  fu  cuenta  la  manu-i 
tención  de  un  Prelado  ,  que 
havia  (Ido  como  Coluna ,  y 
Atlante  de  la  Iglcfia  j  pues  por 
tanto  decretó ,  que  murieífe 
como  havia  vivido,  anathe-» 
matizando  en  el  ultimo  aliena 
to  á  la  heregia. 

HYGINO. 

De/de  cerca  del  258.  ba/ta 
cerca  del  35$. 

i  to  Luego  que  Ce  fupo  erf 
Córdoba  la  muerte  del  gran- 
de Ofio ,  fue  electo  en  (u  lu- 
gar Hygino  ,  ó  Adygino  ,  a 
quien  Sulpicio  reconoce  por 
Obifpo  de  efta  Tgleíia ,  en  el 
fin  del  lib.2.  de  fu  Hiftoria.  £1 
tiempo  de  fu  confagracion  fue 
muy  cerca  del  año  358.  ó  en 
eíle  mifmo ,  fegun  prueba  la 
Chronologia  de  Olio  :  pues 
muerto  éííe  en  el  27.  de  Agof- 
to  del  357.  huvo  Jugar  para 
que  llegaíTc  á  Efpaña  la  noti- 
cia en  aquel  año  ,  y  confa-* 
graflfen  fuceífor  en  el  figuicn-í 
te. 

ni  A  efto  mifmo  confpH 
ra  el  progreílb  de  la  hiftoria; 
pues  luego  que  nació  la  feda 
de  Prifcaiano ,  fe  opufo  á  ella 
Hygino :  y  haviendo  empeza- 
do aquella  heregia  en  el  año 


Digitized  by  Google 


©f  hs  Obi/pos  de  Córdoba.  Hyginó.  tbf 


3c  379.  fiendo  Confules 
nio,  y  Olybrio  ,  fegun  el  Chro- 
fcicón  de  Profpcro  5  rcfulta, 
que  por  entonces  fe  hallaba 
Hygino  preíidiendo  en  Cór- 
doba ,  como  fe  verifica ,  re- 
duciendo fu  confagracion  al 
año  358.  Añade  fe  ,  que  en  el 
año  de  387.  era  Hygino  muy 
anciano  ,  como  luego  dire- 
mos. No  pudiendo  pues  reco- 
nocerle electo  en  Córdoba 
antes  del  357.  en  que  vivía 
Oíio  ,  debemos  colocar  fu 
Epoca  muy  cerca  de  aquel 
año ,  para  falvar  la  ancianidad 
que  en  el  de  387.  le  atribuye 
San  Ambrofio. 

112  Tuvo  efte  Prelado  la 
gloria  de  haver  fido  el  prime- 
ro que  defeubrió  é  impugnó 
publicamente  la  heregia  de 
Prifciliano,  como  teftifica  Sul- 
picio  :  Primus  omnium  infe&a- 
ri  palam  bareticos  caepij/et. ^  Em- 
pezó aquel  feo  Herefiarca  á 
fembrar  fus  maldades  en  el 
año  de  379.  y  como  era  fobre- 
falicnte  en  nobleza ,  riquezas, 
y  cloquencia,  pervirtió  á  mu- 
chos, no  folo  de  la  plebe,  fino 
del  orden  Sacerdotal.  Entre 
eílos  huvo  dos  Obifpos ,  11a- 

Tom.X. 


mados  Inflando  ,  y  Sahiano; 
los  quales  adoptaron  los  erro- 
res de  Prifciliano ,  con  tanta 
tenacidad ,  que  fe  conjuraron 
para  defenderle.  No  fabemos 
de  qué  Iglefías  eran  Obifpos. 
Algunos  los  reducen  á  la  Be- 
tica  :  pero  parece  mas  proba- 
ble ,  que  eran  Lufi  taños ,  en 
vifta  de  referir  Suicido  ,  que 
haviendo  llegado  la  noticia 
de  aquella  mala  doctrina  á 
Hygino  de  Córdoba  ,  vecino, 
ó  confinante  con  ellos  ,  al 
punto  dio  parte  á  Idacio,  Me- 
tropolitano de  Merida,el  qual 
empezó  á  proceder  contra  Inf- 
rancio  ,  y  fus  compañeros:  *  ^ 
Y  efto  prueba ,  que  eran  fus 
fufraganeos,Obifpos  de  la  Lu- 
íltania  ,  no  de  la  Be  tica  :  ya 
por  haver  acudido  á  el  Hygi- 
no ,  y  ya  por  el  efecto  de  pro- 
ceder Idacio  contra  ellosrpues 
el  modo  mejor  de  filvar  todo 
aquello ,  es  fu  poniendo  que 
Idacio  era  Metropolitano  de 
los  reos :  en  cuya  fupoficion 
hay  refpuefta  que  aquiete  al 
que  pregunte  ,  por  que  Hygi- 
no dio  cuenta  al  Obifpo  de 
Merida ,  y  no  al  de  Sevilla :  y 
por  que  actuó  en  la  caufa  él 
O  Eme- 


(*)  NtnnvMi  Epifcopi  depravatr.ititer  quoi  Injfantitts  C5*  Sa!v':aiwt  Pr'tfcl'tll.i- 
nam  n»n  folum  conf<nftone  ,  fed  f.tb  quadam  tt'tam  cenjuratiorte  fufeepe- 

'  runt.  gao  Ad/ginus  Eprfcopui  Cordubcnfis  ex  vicítto  agots  comperto  ,  *d  lds- 
eium  Emtrit*  jti-ai'ii  (lee  Civttatis)  Sxcerdotcm  refert,  Is  veri  fme  modo  CT 
mitr*  quajn  oportuit  Injlantium  ,foc¡ofyue  ejtts  Uctjftnt  ÜV.  Sulp.líb.i.  hift. 

-pag.  171,  edic.  Amucrp.  1 574. 


Digitized  by  Google 


zxo       Efpaña  Sagrad 

Emeritenfe.  También  fe  veri- 
fica la  vecindad ,  ó  confín ,  de 
los  Obifpados  ,  fin  recurrir  á 
Que  Inflando  y  Salviano  fuef- 
íen  Bericos  ;  pues  Córdoba 
confinaba  con  Merida ,  fin  te- 
ner Silla  en  medio.  Demás  de 
efto  fabemos  por  ci  mifinoSul- 
picio  ,  que  aquellos  dos  Obif- 
pos con  íagraron  á  Prifciliano 
por  Obifpo  de  Avila  ,  Iglefia 
ele  la  Provincia  Emeritenfe :  y 
afsi  todo  confpira  á  una  wif- 
ma  Provincia* 

113  El  excedo  con  que 
Idacio  de  Merida  procedió 
contra  los  Sectarios  ,  encrude- 
ció la  herida  en  lugar  de  fa- 
narla.  Nueftro  Hygino ,  que 
havia  empezado  á  labrar  fe  una 
corona  de  honor  por  la  dela- 
ción de  los  Prifcilianiftas  ,  re- 
gió otra  de  ignominia  ,  paf- 
fandofe  feamente  al  partido 
de  los  enemigos  ,  y  comuni- 
cando con  ellos.  Tuvofe  un 
Concilio  en  Zaragoza  ,  para 
ocurrir  á  los  daños  que  ame- 
nazaban :  y  aunque  los  reos 
no  fe  atrevieron  á  concurrir, 
dieron  los  Padres  fentcncia 
contra  ellos  ,  condenando  á 
los  Obifpos  Inftancio  y  Sal- 
viano ,  y  á  Elpidio  y  Prifci- 
liano ,  legos  ,  juntamente  con 
todos  los  que  comunicaíTen 
con  ellos,  en  cuyo  numero 
entraba  con  efpecialidad  el 


.  Trai.}3.  Cap.{: 

Obifpo  Hygino ,  de  que  trá. 
tamos ,  por  haverlos  recibido 
á  fu  comunión  ,  dejandofe  en- 
gañar de  fus  aftucias.  La  in- 
timación de  la  excomunión  de 
Hygino ,  fue  encomendada  k 
Ithacio  ,  (Obifpo  de  Ofonobi 
en  la  Provincia  Emeritenfe) 
juntamente  con  la  publicación 
de  lo  decretado  en  el  Conci- 
lio ,  como  dice  expresamente 
Sulpicio:  Maximeque  Hyginum 
extra  communionem  Jaceret ; 
qui  cum  primus  omnium  infec- 
tar i  palam  heréticos  corpij/et, 
poftea  turpiter  depravar  us  in 
communionem  eos  recepijfet, 

114  Las  muchas  cofas, 
que  luego  fe  figuieron,  no  fon 
de  eftc  lugar ,  por  no  tocar  á. 
Hygino  ,  mas  que  el  deftierro 
que  fe  referirá.  Vcafc  el  To- 
mo 6.  fobre  el  Concilio  1.  de 
Toledo* 

115  En  el  Libelo  de  los 
Lucirerianos  Marcelino  y 
Fauftino,  hay  mención  de  un 
Prcsbytero  de  fu  fetta,  llama- 
do Vicente  ,  el  qual  fue  perfe- 
guido  por  los  Obifpos  Hygi- 
no ,  y  Luciofo,  Autores  legun 
alli  refieren  de  las  crueldades 
que  mencionan  :  Egrcgij  O* 
CatLolici  Epifcopi  Luciojus  ,  0* 
Hyginus  hujus  crudelitatts  auc- 
tores  fuerunt.  Efte  Hygino  pa- 
rece fer  el  mifmo  de  que  va- 
mos hablando  :  afsi  por  con- 


Digitized  by  Google 


{De  los  Ohifpos  de  Córdoba.  Hygíno.    1 1 t 

Venirle  el  nombre  ,  y  el  tiem-  fio  para  que  provcyeíTen  al 

pó ;  como  por  decirle  allí  que  anciano  Obifpo  de  las  cofas 

la  perfecucion  fe  movió  con-  ncceíTarias  :    Dolore  percitus 

\XfL    el  Prcsbytero  Vicente,  (dice  el  Santo)  quod  Hyginum 

concitando  contra  el  al  Prc-  Epifcopum  fenem  in  exilium 

recto  de  la  Betica  (de  cuya  duci  comperi ,  cui  nibil  jam  ni-  \ 

jurifdicion  era  Córdoba  ,  y  fi  extremus  Juperejfet [piritas* 

acá  ib  refidia  alli)  En  efta  fu-  Cum  de  eo  convenir em  comités 

poficion  fabemos  ,  que  Hygi-  ejus ,  ne  Jine  vefie  '{fine  pluma- 

no  no  era  Luciferiano ,  fino  tio  paterentur  extrudi  fienem, 

perfeguidor  de  aquella  fccTa.  extrufus  ipfe  fum.    Las  cir- 

Con  que  le  podemos  aplicar  cunftancias  del  tiempo ,  nom- . 

las  dos  acciones  de  contrade-  bre ,  dignidad  ,  y  deílierro, 

cir  á  los  Luciferianos ,  y  á  mueftran  fer  cite  el  Hygino, 

los  Prifcilianiftas  ,  que  le  hu-  de  que  hablamos  ,  y  afsi  lo. 

vieran  enfalzado  ,  íi  al  fin  no  entendieron  Tilemont,  y  Go- 

huviera  cedido  feamente ,  co-  mez  Bravo.  En  cuya  íupofi- 

municando  con  la  parte  de  cion  duró  fu  Pontificado  de f- 

Prifciliano.  de  el  358.  harta  el  de  387. 

116    En  pena  de  efte  deli-  que  fon  veinte  y  nueve  años: 
to  fue  Hygino  defterrado,  fe-  pudiendofe  decir  que  fobre- 
gun  fe  infiere  de  la  Carta  56.  vivió  muy  poco ,  fegun  pro- 
de  San  Ambrofio ,  donde  di-  mete  la  ancianidad  ,  y  el  mal 
ce  ,  que  faiiendo  de  Treveris,  tratamiento  en  el  viage  ,  y 
dcfpues  de  la  embajada  á  que  deílierro ,  que  en  qualquicra 
le  havia  enviado  Valentiniano  parte  donde  fucile  (pues  fe 
(en  el  año  de  387.  defpuesde  ignora  el  lugar)  tenia  poco 
Pafcua  ,  como  eferibe  Tile-  que  hacer  para  acabar  luego 
mont  rom.  8.  en  el  cap.  12.  de  con  la  vida  de  aquel  á  quien 
los  Prifcilianiftas)  tuvo  el  dif-  en  el  ano  3S7.  afirmó  San  Am- 
gufto  de  ver  que  llevaban  def-  brofio  no  le  ral  raba  ya  mas 
terrado  al  Obifpo  Hygino,  que  el  ultimo  efpiritu  :  Cui 
con  tanta  inhumanidad  ,  que  nibil  jam  nifi  extremus  fuper- 
eítando  ya  a  las  puertas  de  la  ejfct  fpiritus. 
muerte  por  fu  mucha  anda-  117    Si  fuera  verdad  loque 
nidad  ,  no  iba  aun  con  vcfti-  eferibió  Francifco  María  Flo- 
do,fm  que  baftafie  la  reprefen-  rentinio,  debiera  hacerfe  muy 
tacion  dei  mifino  San  Ambro-  diverfo  concepto  de  efte  Obi f- 

O2  po: 


Digitized  by  Google 


2 1 1      Efpaña  Sagrada. 

po :  pues  en  las  Anotaciones 
previas  á  fu  Martyrologio  di- 
jo ,  pag.  61.  que  havia  fido 
iluftrc  Confeflbr  ,  y  Antago- 
uifta  de  Prifciliano ,  y  que  fue 
deílerrado  por  el  Emperador 
Máximo ,  á  caufa  de  no  que- 
rer comunicar  con  los  Obif- 
pos  que  le  feguian ,  citando 
para  efto  las  palabras  ya  da- 
das de  San  Ambtofio.  Pero  yo 
creo ,  que  fe  equivocó :  pues 
el  que  no  quifo  comunicar 
con  aquellos  Obifpos  fue  el 
mifmo  San  Ambrollo  ,  íégun 
expreíTa  el  Santo  en  la  clau- 
fula  antecedente.  Hygino 
perfíguió  á  Prifciliano  en  fu 
principio  ;  pero  defpues  fe 
pufo  de  fu  parte  ,  como  afir- 
ma Sulpicio.  Por  efto  le  ex- 
comulgó el  Concilio  de  Zara- 
goza :  y  á  efto  debe  atribuirfe 
el  deftierro  ,  pues  por  aquel 
tiempo  fueron  otros  defterra- 
dos  por  lo  mifmo ,  fegun  fe 
lee  en  Sulpicio, 

GREGORIO, 
Vivid  al  fin  del  Siglo  quarto. 

118  Poco  defpues  del 
387.cn  que  digimos  vivía  Hy- 
gino ,  fe  halla  mención  de 
otro  Obifpo  de  Córdoba,  lla- 
mado Gregorio,  en  la  Carta 
que  anda  eu  nombre  de  los 


Trat.3J.Caf.  5: 

Obifpos  Cromado ,  y  HtRrt 
doro ,  eferita  á  San  Gerony-. 
mo. 

119  Efte  monumento  fue 
impugnado  por  Baronio  coma 
apocryfo ,  y  cafi  generalmen- 
te eferiben  hoy  lo  mifmo  los 
Críticos  modernos.  Francifco 
María  Florcntinio  examinó  la 
cofa  latamente ,  concluyendo 
que  para  perfuadir  la  falfedad 
de  aquella  Carta  no  hay  mas 
prueba  que  la  autoridad  de 
Baronio  :  porque  quanto  fe 
incluye  en  aquel  documenta 
es  verdadero  >  ó  admite  buen 
fentido. 

Para  mi  aíTunto  no  es 
precifo  efpcrar  la  decifioti 
de  aquella  duda :  por  fer  in- 
dubitable ,  que  aunque  las 
Cartas  de  Cromacio ,  y  de 
San  Geronymo,  que  hoy  exif- 
ten ,  no  fean  originales ;  con 
todo  cíTo  tienen  una  tan  ve-! 
nerablc  antigüedad,  que  pue- 
den  decirfe  muy  cercanas  al 
Siglo  en  que  falleció  San  Ge- 
ronymo :  fegun  fe  infiere  de 
verlas  antepuertas  á  los  Mar- 
tyrologios  antiquifsimos,  lia-, 
mados  Geronymianos ,  con-: 
viene  á  faber  en  el  Lucen/e, 
á  quien  Florentinio  califica  de 
fer  el  mas  antiguo  de  la  Ig!e- 
fia  Occidental >  en  el  de  ban 
Germán  Antifsiodoreníc  ,  re- 
conocido por   Mattcne  con 

an-r 


Digitized  by  Google 


©f  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Gregorio.    Jt  1 3 


antigüedad  de  mil  años,  f<?- 
f*&  3.  Anecdot.  col.  1 547.  En  el 
Epternaccnfe ,  cuyo  cara&cr 
fe  cftampó  al  principio  del 
Tomo  2.  de  Abril  de  Acia 
SancJorum ,  y   ha  mil  años 
que  citaba  hecha  la  copia. 
Prefcindicndo  pues  de  que  la 
Carta  citada  por  Cafiodoro 
en  nombre  de  Geronymo  á 
Cromado, y  Hcliodoro  ,  fea 
la  mifma  que  hoy  exifte  5  no 
fe  puede  dudar  la  gran  anti- 
güedad de  eftos  documentos, 
pues  del  modo  que  hoy  los 
tenemos  fe  hallaban  mas  ha 
de  mil  años  :  y  expresamente 
Jos  fupone  exiftentes  Walfrido 
Eftrabon  (Eícritor  del  Siglo 
nono)  diciendo  en  el  fin  del 
cap. 2 8.  Hieronymus  Martyro- 
¡ngium,  .  .  per  anni  clrculum 
tonjcripjit  ,    ea  occafione  ab 
Ep'fcopis  Cromatio*,  O*  Eliodo- 
ro  iliud  opus  regatas  compone- 
re  y  quia  Thcodojius  religiofus 
lmperator  ,  in  Concilio  Epijco- 
porttm    laudavit  Gregorium 
CORDUBENSEM  Epi/copum, 
qutd  ornni  die  Mtjfas  explican* 
eorum  Martyrum  ,  quorum  na- 
talitia  ejfent ,  nomina  plurima 
(ommemoraret. 

120  Aqui  vemos  mencio- 
nado á  Gregorio  de  Córdoba, 
del  mifmo  modo  que  le  nom- 
bra la  Carta  de  Cromacio,  y 
H- lio  Joro  á  San  Geronymo: 

Tom.X. 

Y-  ■ 


y  en  virtud  de  eítos  docu- 
mentos le  colocamos  en  el 
Catalogo  Cordubenfc ,  intro- 
duciéndole dcípues  de  Hyci- 
no,  muy  cerca  del  año  338. 
en  que  fue  vencido  Máximo, 
y  en  el  año  figuiente  pafsó 
Theodofio  á  Roma  ,  y  luego 
á  Milán ,  donde  alabó  la  cos- 
tumbre del  O'oifpo  de  Cór- 
doba Gregorio,  que  por  tanto 
debe  fuponerfe  c^nfagrado 
muy  cerca  del  referido  año, 
y  no  antes  del  387.  en  que 
vivia  Hygino,:  fino  que  de- 
puerto  éfte  antes  de  fu  deftier- 
ro  ,  eligicíTe  fu  Iglefia  al  fu- 
ceííbr. 

121  La  acción  mas  me- 
morable de  Gregorio  fue  la 
perpetuada  en  el  documento 
referido:  conviene  á  faber, 
que  cada  dia  hacia  comme- 
moracion  en  los  Divinos  Oli- 
dos de  los  Martyres  que  ha- 
vian  padecido  en  aquel  dia: 
coítumbrc  tan  laudable ,  que 
luego  fue  adoptada  por  la 
Igleíla  i  haviendola  puefto 
por  cgemplar  á  los  Obifpos 
de  Italia  el  Emperador  Theo-; 
dofío ,  que  como  Elpañol  pu- 
do faber  la  prácYica  del  Ooif- 
po  de  Córdoba  en  virtud  de 
los  Efpañolcs  que  trataba :  y 
en  cita  fupoíicion  es  gl  oria 
efpccial  de  la  Santa  Iglclia  de 
Córdoba  el  que  por  ella  c;vh 

O  3  pc-j 


Digitized  by  Google 


214      EfjfátSa  Sagradt. T<at. 3  3 . Cap.f: 


pczafíe  el  ufo  del  Mnrtyrolo-  crirorcs  :  y  tal  vez  fe  apííc* 
gio  ,  á  lo  menos  entre  todas  tan  bu-n  el  diftintivo  den- 
las del  Occidente.  nior  a  Ifidoro  pacenfe ,  como 
Ignorafe  el  tiempo  del  quien  fue  menos  antiguo  que 
Pontificado  de  Gregorio  ,  por  San  Ifidoro.  Afsi  lo  practicó 
no  haver  documento  ,  ni  cer-  el  Obilpo  de  Oviedo  Don  Per 
teza  fobre  el  fuceflbr.  Jayo,  como  verás  en  el  tom.4. 

pag.200.  Aísi  también  lo  re- 

TRATASE    DE    ISIDORO,  riere  Don   Nicolás  Antonio 

[lib.¿.  Blbl.  Vet.num.  109.] 

122  Sigebcrto  Gembla-  hablando  de  Fr.  Juan  Gil  de 
cenfe ,  Efcritor  del  principio  Zamora  ,  Francifcano,  el  qual 
del  Siglo  doce  ,  exprefla  otro  (dice)  no  reconoció  mas  que 
Obifpo  de  Córdoba,  nombra-  dos  Ifidoros ,  dando  al  Hifpa- 
do  Ifidoro  en  el  cap.  51.  de  lcnfe  el  didlado  de  Sénior ,  yt 
Script.  Ecclef.  por  eftas  pala-  al  Pacenfe  el  de  júnior, 

bras  :   Ifidorus   Cordubenjts  124    Eíto  es  lo  que  parece 

Epifeopus  ,  fcripftt  ad  Orojium  mas  razonable  ,    en  cafo  de 

libros  quatuor  in  libros  Regum\  querer  diftinguir  á  los  Ifido- 

y  como  Orofio  floreció  al  ros  por  recurío  á  los  dictados 

principio  del  Siglo   quinto,  de  Mozo  y  Viejo  :  pues  dado 

parece  que  por  entonces  vivía  que  huvieífe  otro  Cordobés, 

también  efte  Obifpo  :  y  de  Efcritor;  no  puede  ocafionar 

hecho  le  reduce  Trithcmio  confufion ,  por  no  exiftir  fu 

en  fu  cap.  120.  al  año  de  420.  Obra  ,  ni  fer  de  la  materia 

fegun  lo  qual  fue  Ifidoro  fu-  que  hi  (loriaron  los  otros.  Aun 

ceííbr  de  Gregorio.  fupueítos  los  tres ,  debiera  rc- 

123  Aquella  antelación  ctirrirfe  al  dittado  de  fus 
de  tiempo  en  que  Ifidoro  de  Iglefias ,  antes  que  al  de  Se- 
Córdoba  fe  fupone  antes  que  nior  ,  y  Júnior ;  porque  eftos 
el  Hifpalenfe  ,  fue  ocafion  de  diftinguen  bien  al  primero  del 
que  Trithemio  dicíTc  al  pri-  fegundo,  mas  no  al  fegundo 
mero  el  titulo  de  Sénior  ,  y  del  tercero,  en  virtud  de  que 
que  Sigeberto  intitularte  Ju-  ambos  fon  Mozos  en  compa- 
nior  a!  iegundo  [  cap.  55.  ]  co-  ración  del  mas  antiguo.  Si^e- 
mo  también  le  intituló  Trt-  berro,  y  defpues  Trithcmio, 
themio  [  cap. 1^2.  ]  De  ellos  pudieron  conrenrarfe  con 
pafsó  la  elpecie  á  otros  Ef-  aquellos  dos  títulos  ,  por 

quan-s 


Digitized  by  Google 


©f  los  Obiffos  de  Córdoba.  Ifidoro.      1 1  j 


fluanro  no  conocieron  al  ter- 
cer Ifidoro :  pero  nofotros  de- 
biéramos recurrir  á  los  tres 
didados  de  Cordubeníe,  Hif- 
palenfe ,  y  Pacenfe ,  en  lance 
que  fe  pueda  recelar  equivo- 
cación ;  aunque  hoy  no  es  de 
temer  ,  por  no  exiftir  los  qua- 
tro  libros  que  atribuyen  al 
de  Córdoba  los  Autores  cita- 
dos ,  diciendo  que  eran  fobre 
Jos  libros  de  los  Reyes ,  y  que 
los  dedicó  á  Orofio  ,  Prcsby- 
tero  Efpañol  ,  como  añade 
Trithcmio.  Sigeberto  no  de- 
clara tiempo  ,  ni  dice  que  ef- 
te  Orofio  ruefle  el  Efpañol, 
difcipulo  de  nueftro  Padre 
San  Auguftin :  y  afsi  por  él 
jio  podemos  determinar  el 
tiempo  en  que  floreció  el 
Obiípo  de  quien  fe  trata; 
pues  el  mifmo  Sigeberto  nom- 
bra en  el  cap. 5 5.  á  Orofio,di- 
ciendo,  que  San  Ifidoro  le  de- 
dicó el  libro  de  Significationi- 
bus  nominum.  Efte  Orofio  no 
pudo  fer  el  que  Trithemio  re- 
fiere en  Ifidoro  de  Córdoba; 
porque  el  Orofio  difcipulo  de 
nueftro  Padre  San  Auguftin, 
floreció  dos  Siglos  antes ,  que 
aquel  á  quien  San  Ifidoro  de- 
dicó la  obra  de  las  Alegorías: 
y  efte  era  Obifpo  (fegun  prue- 
ba el  dictado  de  Domino  fanc- 
to  ,  ac  revereniifsimo  fratri 
QroJ¡o ,  con  que  le  trata  San 


Ifidoro)  aquel  era  Prcsby  tero. 
Hallandofc  pues  en  Sigeberto 
el  nombre  de  Orofio,  iin  dis- 
tintivo en  los  capítulos  de  los 
doslfidoros,no  puede  deducir- 
fe  por  él  la  edad  del  Cordobés: 
y  fi  la  expoficion  fobre  los  li- 
bros de  los  Reyes  eftaba  de- 
dicada á  Orofio ,  decimos  que 
no  exifte  :  y  afsi  hoy  no  pue- 
de confundirfe  Ifidoro  de 
Córdoba  con  los  Efcritos  que 
tenemos  bajo  el  nombre  de 
Ifidoro ,  ni  fe  necefsita  el  dic- 
tado de  Sénior ,  fino  que  fea 
paradiftinguir  al  Sevillano  del 
Pacenfe ,  únicos  Efcritores  de 
Efpaña  con  tal  nombre. 

125  Vifto  lo  que  fe  aplica 
á  Ifidoro  de  Córdoba  en  quan- 
to  al  tiempo  ,  dictado  de  Sé- 
nior, y  libros,  refta  exami- 
nar fi  hoy  puede  afirmarfe 
que  huvieíTe  tal  Prelado :  y, 
tengo  por  mas  cierto  el  ne- 
garlo ,  diciendo  que  le  intro- 
dujo en  el  mundo  Sigeberto 
por  equivocación  ,  fegun  em- 
pezó a  probar  Don  Nicolás 
Antonio  en  el  cap.  2.  del  lib.^. 
Bibl.Vet. 

126  La  razón  es ,  porque 
haviendo  eferito  de  Varones 
iluftres  antes  que  Sigeberto 
otros  muchos  Autores ,  y  en- 
tre ellos  algunos  Efpañoles; 
ninguno  mencionó  á  Ifidoro 
de  Córdoba,  fiendo  Efcriroc 

O4  tan 


Digitized  by  Google 


i  1 6      Ef¡>áña  Sagrada. 

tan  antiguo  ,  que  fe  reduce  al 
principio  del  Siglo  quinto. 
Entreverte  y  Sigcbcrro  media- 
ron unos  fetecienros  años, 
pues  la  muerte  de  Sigcberto 
fue  en  el  de  1112.  por  lo  que 
no  pudo  hablar  originalmente 
de  cofa  tan  remota  de  fu 
tiempo.  Tampoco  pudo  leerlo 
en  San  Geronymo  ,  en  Gcna- 
dio  ,  en  San  Iíidoro ,  en  San 
lldefonfo  ,  ni  en  Honorio  Au- 
guftodunenfe  »  que  hablaron 
<ie  Efcritores  Eclefiafticos  ,  y 
ninguno  mencionó  tal  Iíido- 
ro. Pues  de  donde  tomó  Si- 
geberto  la  memoria  de  aquel 
que  no  la  tiene  entre  los  Ef- 
critores de  líete  Siglos  prece- 
dentes? Si  los  Efpañolcs  mas 
cercanos  al  Siglo  quinto  no 
conocieron  á  llidoro  de  Cór- 
doba 5  cómo  le  defeubrió  Si- 
geberto  ,  íiendo  mucho  mas 
moderno,  y  haviendo  vivido 
en  Lorena ,  y  en  Bravante, 
en  tiempo  de  grandes  turba- 
ciones? Qtie  "texto  alega  en 
fu  favor?  Qué  antiguo  "le  fa- 
vorece? Ninguno.  Luego  no 
íiendo  cofa  de  fu  tiempo ,  no 
tiene  autoridad. 

1 27  En  fuerza  de  cita  fal- 
ta de  apoyo  eferibió  Juan 
^Alberto  fabricio  fer  creíble, 
<juc  Sigeberto  introdujo  por 
propria  autoridad  á  Iíidoro 
<dc  Cotdoba ,  que  no  es  conq- 


cido  en  ningún  otro  Efcrítorl 
Fieri  potuit ,  ut  lfidorum  Cor- 
dubenfem  ,    quem  omnes  a!ij 
ignorara,  Sigcbertus  effinxerit^ 
como  eferibe  en  la  nota  fo- 
bre  el  cap.  1 20.  de  Trithemio. 
Don  Nicolás  Antonio  recurre 
á  que  provino  por  equivoca- 
ción :  pues  entre  los  Sermo- 
nes de  nueftro  Padre  San  Au- 
guftin  le  halla  uno  ,  que  anti-. 
guamente  fe  contaba  el  35. 
ds  San  51  i  i ,  luego  fue  el  83. 
del  Apendicc,y  hoy  es  el  208. 
en  el  Apéndice  de  la  Edición 
de  San  Mauro.   Alli  fe  cita  á 
San  Ambrollo  ,  y  á  IíTdoro,  en 
elnum.3.  y  viendo  Sigcbcrro 
un  Iíidoro  en  obra  atribuida 
á  nueftro  Padre  San  Augüftin, 
tuvo  fundamento  para  reco- 
nocer un  Efcritor  de  aquel 
nombre  mas  antiguo  que  San 
llidoro  de  Sevilla ,  y  que  San 
Augüftin.   Pero  cfto  va  mal 
fundado :  porque  aquel  Ser- 
món no  es  de  nueftro  Padre, 
fino  de  Fulberto  Carnotenfe, 
fegun  los  Thcologos  Lova- 
nienfes  :  y  las  palabras  que 
alli  fe  citan  de  iíidoro ,  fon 
del  Hifpalenfc  en  la  obra  de 
Ortu  &  Obitu  Patrum,  cap.67. 
y  aí>¡  certa  el  inductivo  de  in- 
troducir ningún  llidoro  mas 
antiguo,  ó  coetáneo  cennuef» 
tro  Padre  San  Augüftin. 
128    Imbuido  Sigeberto 


Digitized  by  Google 


S)e  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Ifidoro.  117 


'¿c  que  huvo  tal  Efcritor  ,  pu- 
do ver  la  Obra  que  San  lfido- 
.  ro  dedicó  á  Oroíio  5  y  coi.fír- 
marfc  en  aquel  penfamiento 
por  fer  muy  ramolo  el  nombre 
de  Orofio  en  la  entrada  de  el 
Siglo  quinto.Si  acafo  víó  (Lici- 
tas las  Quafiiones  de  San  Ifi- 
doro íbbre  los  quatro  libros 
de  los  Reyes  (que  íe  hallan  en 
la  Obra  intitulada  :  Myftcrio- 
rum  expofitio  Sacratnentorum) 
Ó  fi  citaban  juntas  con  las  Ale- 
gorías dedicadas  á  Orofio  ;  fue 
muy  fr.ct.ible  ,  que  imaginaíle 
un  Ifidoro  coetáneo  con  el  fa- 
mofo  Orofio ;  y  le  atribuyele 
la  Obra  febre  les  Reyes.  Pero 
aquel  Orofio  fue  algún  Obii- 
po  del  Siglo  feptimo  ,  á  quien 
folo  pudo  dedicar  San  Ifidoro 
Ja  Obra, que  contiene  (u  nom- 
bre. 

129  Por  alguno  de  cftos 
principios  pudo  equivocarfe 
Sigcberto,y  con  él  Trithe- 
iruo  ,  Juzgando  que  huvo  Ef- 
critor llamado  Ifidoro  en  la 
entrada  del  Siglo  quinto.  Pe- 
ro para  hacerle  Obiípo  de 
Córdoba  no  defeubro  motivo 
de  equivocación  :  fi  no  que 
acafo  ,  mal  eferito  el  dictado 
de  Carnotenft  al  margen  del 
Sermón  citado  ,  le  y  ene  Cor- 
dobenfe  :  y  aunque  cíto  no 
fueíTe  afsi ,  no  por  eflb  debe- 
mos apoyar  tal  nerabre-,  fi- 


no infiftir  en  el  dictamen  dé 
Fabricio  ,  eíto  es ,  que  le  fin- 
gió. El  Padre  Ccillier'  no  dio 
plaza  á  Ifidoro  entre  los  Eícri- 
tores  Eclefiallicos  del  tiempo 
en  que  le  pufo  Triihemio :  y 
hablando  en  el  tomo  17.de! 
Comentario  de  los  Reyes ,  y 
de  las  Alegorías  de  San  Ifido- 
ro ,  confieíía  nc  dwberfe  apli- 
car á  Ifidoro  de  Córdoba,  fino 
al  Hifpalenfe.  Vicr.do  pues, 
que  nueftros  mas  antiguos  Es- 
critores ,  y  los  modernos  CrU 
ticos ,  domelticos  y  forafteros, 
no  reconocen  tal  nombre ,  ni 
dan  texto  fuficiente  los  que  le 
íuponen  j  no  citamos  obliga.-, 
dos  á  admitirle. 

130  Acerca-  de  las  ficciov 
aes  pretendidas  por  el  Chro- 
nicón  de  Dextro  en  orden  a 
Ifidoro  de  Córdoba  ,  confultc 
á  Don  Nicolás  Antonio, era 
el  lugar  citado,  quien  dcíec 
gaítar  el  tiempo  en  ellas, 

ESTEVAN. 
Vivía  al  fin  del  Siglo  quinto» 

131  Don  Jofeph  Martí- 
nez Moreno  ,  Macftro  de  Ce-: 
icmor.ias  de  la  Santa  Ig lefia 
de  Córdoba,  eferibió  un  libro 
fobre  el  origen  de  decir  todas 
¡os  di  as  el  Martyrologio  en  el 
Oficio  Divino  :  y  deíde  la  pag. 
160.  en  adelante,  pufo  un.  co-? 

Digitized  by  Google 


a 1 8        E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  5  • 


píofo  Catalogo  de  los  Obifpos 
de  Córdoba  ,  en  que  no  fulo 
no  libra  fietc  antccefl">res  de 
O  b  ,  ílno  los  fuceíTorcs  de 
Itüoro.  Nofotros  nos  conten- 
ta n  >s  con  citarle  :  pues  le 
deíatendió  Gómez  Bravo  con 
razón  ,  por  ir  todo  fundado  en 
piezas  ful  fas. 

132  D¿fde  Hygino  no  te- 
nemos noticia  cierta  de  los 
Prelados  halla  el  año  de  504. 
en  que  hallamos  á  Efleuan, 
firmando  con  efte  nombre  ,  y 
bajo  el  titulo  de  Obifpo  Cor- 
dubenfecn  el  Concilio  quinto 
Romano  del  Papa  Symmaco, 
tenido  en  el  año  de  504.  íc- 

fun  Pagi :  y  en  aquel  año  era 
(levan  tan  antiguo  ,  que  fir- 
mó en  fexto  lugar  entre  do- 
cientos  y  diez  y  ocho  Obif- 
pos :  con  que  fi  fubferibieron 
por  antigüedades ,  era  la  de 
Eftevan  muy  notable.  Pero  no 
folo  no  hay  certeza  en  aque- 
llo ,  fino  que  parece  no  perte- 
necen las  firmas  á  efte  Syno- 
do,  como  previno  Baronio  fo- 
bre  el  año  de  503.  num.  9. 
Tampoco  fabemos  el  motivo 
con  que  pafsó  á  Roma  efte 
Obifpo  de  Córdoba  :  y  afsi  la 
noticia  fe  reduce  á  la  firma: 
Stephanus  Epifcopus  Corduben- 
Jis  fubfcripfi ,  fin  poder  fe  afir- 
fiar  ,fi  volvió  á  fu  Iglefia,ó 
mraurió  en  Italia. 


AGAPIO  I. 
De/de  antes  del  589.  bajf* 
certa  del  591. 

133  Defdc  el  tiempo  de 
la  entrada  de  los  Barbaros  en 
Efpaña  ,  hafta  que  los  Godos 
fe  hicieron  Catholicos ,  andu- 
vieron las  cofas  tan  turbadas, 
que  no  ha  quedado  veftigio  ni 
aun  de  los  nombres  de  los 
Obifpos  y  que  por  entonces 
gobernaron  efta ,  y  otras  Iglc- 
íias.  Llegó  en  fin  el  tiempo 
de  la  frc'quencia  de  los  Syno- 
dos >  y  en  ellos  vemos  perpe- 
tuados los  nombres  de  los  que 
concurrieron :  entre  los  qua«- 
les  el  primero  fue  Agapio. 

134  Afsiftió  efte  Prelado 
al  Concilio  tercero  de  Toledo 
en  el  año  de  589.  y  firmó  en 
el  numero  29.  de  nueftra  edi- 
ción en  el  tomo  6*.  pag.  148. 
precediendo  ¿33.  Obifpos:  lo 
que  fupone  alguna  notable  an- 
tigüedad. 

135  Sus  principios  no  fue- 
ron dentro  del  fervicio  de  la 
Iglefia ,  fino  en  la  Milicia  fe- 
cular  >  de  la  qual  fue  tomado 
para  el  orden  Sacerdotal >  fi- 
guiendofe  de  allí  algunos  per- 
juicios :  pues  como  no  eftaba 
enterado  de  las  leyes  Eclefiaf- 
ticas ,  cometió  algunos  yer- 
ros ,  encomendando  á  Prcsby- 
teros  la  erección  de  Altares 

en 


Digitized  by  Google 


S)e  Us  Obi/pos  Je  Córdoba.  Ágapio  I.       1 1  f 


tn  aufencia  del  Obifpo  ,  y  la 
con/agracien  de  Iglefias  :  lo 
que  r.o  ¿Mo  hacer ,  por  fer 
acciones  proprias  del  Pontifi- 
cado ,  prohibidas  á  los  meros 
Presbíteros  5  como  declaró 
San  Ifidoro  ,  y  los  demás  Pa- 
dres del  Concilio  fegundo  de 
Sevilla  en  el  titulo  íeptimo, 
donde  al  mifmo  tiempo  que 
refieren  el  hecho,  diículpan 
al  Prelado  ,  reduciendo  la  ac- 
ción á  la  ignorancia  de  la  dis- 
ciplina Edefijítica ,  por  ha- 
verfe  criado  en  la  Milicia  ,  y 
haver  pallado  de  repente  ai 
minifterio  Sacerdotal :  Státim 
afaculari  mtlitia  in  Sacer dótale 
fntnifier  'mtn  delegatum.Dc  aqui 
fe  arguye  bien  contra  los  que 
le  hacen  Monge  por  profef- 
fion:  pues  íl  delde  el  eftado  de 
Ja  Milicia  del  ligio  rué  trasla- 
dado al  Sacerdocio ;  bien  cla- 
ro es  ,  que  no  tuvo  profefsion 
de  Monge.  Nació  ella  efpecie 
de  la  equivocación  ,  que  lue- 
go fe  defeubrirá  en  otro  Obif- 
po  de  elle  nombre. 

136*  Aquel  traníito,  y  la 
antigüedad  de  coníagracion, 
que  moftró  en  la  firma  de  el 
Concilio  tercero  de  Toledo, 
dan  á  entender  que  afcendió 
a  la  dignidad  Pontificia  en 
tiempo  del  Rey  Lcovigildo: 
pues  fu  perfecucion  fue  caula 
de  las  turbaciones  en  que  fe 


faltó  á  la  difciplina  de  ía  Igle- 
fia  ,  poniendo  dos  Obifpos  en 
una  Silla,  y  tomando  a  Aga- 
pio de  a  Milicia. 

137  Es  muy  creíble ,  que 
en  tiempo  de  cfte  Obifpo  en- 
tró San  Hermenegildo  en  Cór- 
doba ,  quando  andaba  en  la 
guerra  contra  fu  padre  5  pues 
aquella  entrada  fue  en  el  año 
de  584.  cinco  antes  del  Con- 
cilio tercero  de  Toledo  ,  en 
que  ya  preíldia  en  Córdoba 
Ágapio  ,  fegun  mueftra  la  an- 
tigüedad con  que  firmo ,  prc-r 
cediendo  333.  Obifpos.  Vea- 
fe  el  cap.4.  num.¿¿. 

138  Defpues  del  Concilla 
tercero  de  Toledo  concurrió 
Agapio  al  primero  de  Sevilla, 
fubferibiendo  en  el  tercer  lu- 
gar ,  defpues  de  San  Leandro, 
y  de  Juan  Obifpo  Egabrenfe, 
como  eftampó  Loayfa ,  y  con 
él  Aguirre  :  pero  ambos  erra- 
ron en  poner  al  margen  de 
Juan  de  Egabro  la  nota  de  que 
por  aquella  Iglefia  concurrió 
al  tercero  de  Toledo  Señen** 
to :  en  cuya  fupoficion  fuera 
Juan  fu  fuceíTor  ,  confagrado 
defpues  de  aquel  Concilio:  y 
por  tanto  no  debiera  preceder 
á  Agapio  ,  que  íc  halló  en  ei 
tercero  de  Toledo  :  pero  le 
precede  con  razón ,  á  caula 
de  que  Juan  Egabrenfe  firmo 
en  el  Toledano  coa  antela- 
ción 


Digitized  by  Google 


no        E/paña  Sagrada .  Trat. 3 3.  Cap. ^: 


ck)!i  a  Agapio  ,  como  fe  ve  en 
mi  edición  ,  hecha  fegun  los 
MSS.  del  Efcorial ,  en  los  qua- 
les  fe  lee  Tuan  con  titulo  de 
E^ibroj  y  Bencnato  con  el  de 
Erna ,  verificandofe  lo  mifmo 
en  los  MSS.  de  Toledo  :  y  afst 
correfponde  la  fubferipcion 
de  Agapio  en  el  Concilio  de 
Sevilla  con  el  orden  de  anti- 
güedad manifeftado  en  el  ter- 
cero de  Toledo. 

139  Poco  defpues  de  el 
Concilio  primero  de  Sevilla, 
celebrado  en  el  año  de  590. 
falleció  Agapio  :  pues  antes 
del  592.  tenia  fuceíTor,  como 
fe  dirá. 

140  Algunos  atribuyen  á 
e/le  Obifpo  el  defeubrimiento 
del  cuerpo  de  el  Marryr  San 
Zoyl  :  pero  íe  equivocaron 
con  otro  del  mifmo  nombre, 
fegun  luego  declararemos. 

141  Por  eílc  tiempo  fe 
edificaron  en  Córdoba  algu- 
lias  Iglefias,  como  da  a  enten- 
der San  Eulogio  lib.  3.  cap,  3. 
donde  habla  de  la  perfecucion 
de  Mahomai,  que  mandó  aflo- 
hr  las  Iglcíias  nuevas  de  los 
Curiftianos ,  y  lo  añadido  á 
las  antiguas  :  con  cuya  oca- 
íion  diee  el  Santo  ,  íe  propaf- 
faron  los  Mililitros  á  deltruir 
también  las  fabricas  antiguas, 
que  caí!  excedían  el  numero 
de  trecientos  años  de  funda- 


ción :  Etiam  ea  templorum  cuU 
mina  fubruunt ,  qu¿  d  tempore 
p.icis  ftuiio  &  iniuftria  Pa- 
trum  erecta ,  pené  trecentorum 
a  diebus  coniitionis  fu<e  nume- 
rum  excedebant  annorum.  Fue 
efto  en  el  año  de  85 2.  en  que 
empezó  á  rcynar  Mabomad:  y 
rebajando  de  allí  trecientos 
años  con  poca  diferencia  ,  fe 
prueba  lo  infirmado, de  que 
algunos  Templos  fe  edificaron 
cerca  del  Pontificado  de  Aga- 
pio I.  al  empezar  la  paz  de  U 
Iglefia  defpues  de  la  perfecu- 
cion de  los  Arianos. 

ELEUTHERIO. 
De/de  muy  cerca  del  591.  bajía 
defpues  del  $97. 

142  Sucedió  á  Agapio 
Eleurherio ,  cuyo  nombre  yt 
dignidad  confia  por  el  Conci- 
lio de  Toledo  tenido  en  el  año 
doce  de  Recarcdo ,  que  fue  el 
597.  de  Chrifto.  Concurrió 
por  la  Iglcfía  de  Córdoba 
Eleuthcrio  ,y  firmó  en  fepri- 
mo  lugar  ,  precediendo  al 
Obifpo  de  Ofma,  y  al  Gerun- 
denfe  (que  falta  en  las  edicio-' 
nes  de  Loayfa  ,  y  Aguirre)  y 
de  alli  fe  infiere  haver  fido 
confagrado  Eleuthcrio  muy 
cerca  del  jpi.  efto  es,  defpues 
del  590.  en  que  por  Noviem- 
bre vivia  A¿apio  (  fegun  el 

Con- 


Digitized  by  Google 


S)e  Us Ohtfpos  ¿le  Córdoba.  Elcutlierio.  tit 


Concilio  primero  de  Sevilla) 
yantes  del  592.cn  que  por 
O&ubre  era  Obifpo  de  Gero- 
na San  Juan  Biclareníe  ,  y 
viendo  que  le  precedió  Eleu- 
therio ,  es  feñal  de  que  cfte 
fue  con fa grado  antes  ,  muy 
cerca  del  501.  fi  no  fue  en 
aquel  mifmo  año. 

143  Ignoran  fe  las  demás 
acciones ,  y  aun  el  tiempo  de 
fu  muerte :  pues  aunque  Gó- 
mez Bravo  reconoce  vacante 
la  Silla  en  el  año  de  610.  no 
es  buena  prueba  la  que  alega, 
en  virtud  de  no  hallarte  el 
Obiípo  de  Córdoba  entre  los 
que  firmaron  el  Decreto  de 
Gundcmaro  :  pues  faltando 
alli  mas  de  treinta  lglefias,rc- 
íultára  que  vacaban  tantas ,  íl 
ei  no  firmar  es  prueba  de  la 
vacante.  Fue  pues  el  cafo, que 
haviendo  concurrido  á  la  Cor- 
te de  Toledo  muchos  Obif- 
pos  á  folemnizar  la  entrada 
del  Rey  (fegun  expreflaron  en 
fus  firmas  San  liidoro,  y  el 
Metropolitano  de  Mcrida,  pro 
üccurfu  Regio)  quifo  el  Rey  au- 
torizar fu  Decreto  cqn  la  fubf- 
cripcion  de  todos  aquellos  Pa- 
dres :  y  por  eflb  faltan  tantos, 
pues  no  firmaron  mas  que  los 
preíenres  :  lo  que  no  fucedie- 
r a  ,  íl  el  Rey  huviera  enviado 
el  Decreto  á  cada  Igleíia,  pa- 
ra que  le  firmaíTe  fu  Prelado* 


porque  en  tal  cafo  fe  leyera 
alli  el  nombre  de  otros  mu- 
chos ,  no  fiendo  perfuaílble 
que  vacaflen  á  un  tiempo  mas 
de  treinta  Obifpados.  Pudo 
pues  tener  Prelado  el  de  Cór- 
doba ,  y  no  firmar  el  Decre~ 
to  ,  á  caufa  de  no  hallarle  en 
Toledo  á  la  fazon.  Pero  fe  ig- 
nora >  íi  vivia  Eleuthcrio ,  ó  & 
tenia  fuceíTor. 

agapio  n ,  0  AGAprra 

De/de  antes  del  614.  bafiá 
tere  a  del  618. 

144  Eñe  Prelado  falta  etf 
muchos  Catálogos,  y  acafo  en 
.todos  ,  fuera  del  de  Gómez 
Bravo ,  que  le  nombra  Agapi- 
to ,  (y  no  Agapio)  por  quanto 
fe  lee  afsi  en  algunos  Brevia- 
rios. Nofotros  anteponemos 
la  voz  de  Agapio  y  no  folo 
porque  de  ella  nació  la  equr-; 
vocación  con  el  Obiípo  pri* 
mero  de  eñe  nombre  i  ÍInO 
pordeducirfe  de  la  Ley,  que 
luego  fe  citará. 

145  El  motivo  para  reco- 
nocer en  Córdoba  un  Agapio 
diverfo  ,  y  pofterior  al  que 
vivia  en  tiempo  del  Concilio 
tercero-  de  Toledo  ,  es  por 
leerfe  en  la  Vida  de  San  Zoyl, 
que  un  Obifpo  de  aquella 
Iglefia  (nombrado  en  unos  tex- 
tos. 


Bigitized 


ra  %        E/paña  Sagrada.  Trai.  y§:  Cap.  j ;  *; 


tos  Agapio ,  y  en  otros  Aga- 
pito)  defeubrió  el  cuerpo  del 
Santo  en  tiempo  del  Rey  Si- 
f chut  o  :  y  como  Agapio  I.  no 
alcanzó  efte  Reynado  (íiendo 
indubitable  ,  que  falleció  en 
eldeRecaredo)  es  precifo  re- 
conocer otro  Agapío  pofte- 
rior. 

146  Si  digeres  con  los  Pa- 
dres Antuerpienfcs  (17.  Jun.). 
que  ha  de  leerfe  Recaredo  en 
lagar  de  Sifebuto  ;  refpondo, 
que  eít  >  carece  de  autoridad, 
y  es  efecto  de  no  ha  ver  cono- 
cido nucílros  Autores  en  Cór- 
doba mas  que  un  Agapio:pucs 
todos  los  documentos  que  yo 
he  vifto  ,  y  nombran  Rey, 
convienen  firmemente  en  Si- 
febuto.  Afsi  elMS.  del  Cer-' 
ratenfe  :  afsi  el  Breviario  de 
Burgos  del  Siglo  quince  j  y 
otros  del  rito  anticuo:  afsi 
Don  Lorenzo  Padilla  en  fu 
Catalogo  de  Santos ;  y  Lucio 
Marineo  Siculo  :  afsi  San  toro 
con  los  Martyrologios  MSS. 
de  la  Tglefia  de  Calahorra.  De 
modo  ,  que  fi  Henfchcnio  ,  y 
otros  htivicran  conocido  al 
íegundo  Agapio  ,  no  corri- 
gieran el  nombre  de  Sife- 
buto. 

147  Morales ,  que  atribu- 
yó cite  fucclTo  al  Agapio  del 
tiempo  de  Recaredo  ,  añade, 
que  pudo  alcanzar  también  el 

'<. 


Reynadb  deSifcbuto ,  cri  qug  j 
le  refieren  los  Breviarios:  por- 
que aunque  el  Concilio  íe- 
gundo de  Sevilla  nombra  k 
Agapio  como  difunto,  pudo 
haver  alcanzado  el  Reynado 
de  Sifebuto  en  fu  principio* 
pues  fe  tuvo  en  fu  año  fepti- 
mo  el  citado  Concilio.  AfsL 
Morales  en  fu  lib.io.  cap.  iy. 
por  lo  que  fe  convence ,  que 
no  conoció  al  Agapio  II.  ni 
aun  tuvo  prefente  al  antecef- 
for  Eleutberio ,  á  quien  el  mif- 
mo  Morales  reconoció  enCor- 
doba ,  al  hablar  del  Concilio 
Toledano  tenido  en  el  año  do- 
ce de  Recaredo, 5 97.de  Chrif- 
to :  pues  íi  al  eferibir  la  Vida 
de  San  Zoyl  fe  acordara  de 
Elcutherio ,  fuceífor  de  Aga- 
pio I.  viera  no  fer  pofsibler 
que  Agapio  del  tiempo  de  el 
Rey  Recaredo  alcanzaiíe  el 
Reynado  de  Sifebuto :  porque 
antes  de  acabar  fe  el  de  Reca- 
redo (efto  es  ,  en  fu  año  doce} 
ya  prcíidia  en  Córdoba  Eleu- 
tberio fuceílbr  de  Agapio  I. 
Nació  pues  la  equivocación, 
de  que  no  conoció  otroObif- 
po  de  aquel  nombre  en  el 
Reynado  de  Sifebuto. 

14&  Pero  que  debe  reco-í 
nocerfe  ,  confia  por  los  Bre- 
viarios antiguos,  y  Autores  ya 
citados  ,  que  convienen  en 
haver  tido  Monge  el  Obifpo 

á 


Digitized  by  Google 


De  /oí  Obifpos  de  Córdoba.  Aga  pió  II.       1 1 3 


&  quien  fe  hizo  la  revelación 
tlel  cuerpo  de  San  Zoyi :  y 
icomo  Agapio  I.  no  tuvo  aquel 
eítado  ,  fegun  queda  proba- 
do ;  debe  aplicarle  la  acción 
á  otro  Prelado  de  aquel  nom- 
bre en  tiempo  de  Sifebuto. 

149  Otra  prueba  tenemos 
en  la  Ley  de  Sifebuto ,  cuyas 
palabras  dimos  en  el  Tomo  7. 

Í>ac.  105.  en  la  qual  (y  no  en 
a  Carta  de  aquel  Rey  á  Ceci- 
lio ,  Obifpo  de  Mcntefa ,  á 
que  recurrió  Gómez  Bravo) 
íe  nombran  dos  Obifpos  Aga- 
pios:  Sanftifsimií  ae  beatijsi- 
mis  Agapio ,  Cacilio  ,  ítem  Aga- 
pio ,  Bptfeopis  ylib.  12.  tit.  2. 
L.  1 3 .  Eitos  Obi  fpos  eran  con- 
finantes >  Cecilio ,  de  Mentcfa: 
un  Agapio ,  deTucci  :  el  ctro, 
de  Córdoba  :  todos  comarca- 
nos, y  coetáneos.  A  Cecilio 
cícribió  el  Rey  la  Carta ,  que 
iiimos  en  el  Tomo  7.  por  la 
qual  confta  ,  que  era  de  Men- 
reía.  De  Agapia  Tuccitana 
hay  firma  en  el  Decreto  de 
Gundemaro ,  anteceíTor  de  Si- 
febuto. El  otro  Agapio  es  el 
que  en  la  Vida  de  San  Zoyl  fe 
dice  preíidia  en  Córdoba,  rey- 
fiando  Silébuto :  y  como  por 
Ja  Ley  citada,  fabemos  que 
en  la  comarca  de  Mentefa ,  y 
de  Tucci  havia  otro  Obifpl), 
llamado  Agapio,  coetáneo  del 
cxpreüado  Rey  5  fe  ve  clara 


fer  efte  el  que  preíidia  enCor- 
doba ,  quando  en  fu  reynado 
fue  revelado  el  cuerpo  de  San 
Zoyl :  porque  en  efta  confor- 
midad fale  todo  concorde  :  el 
tiempo,  el  territorio,los  nom- 
bres ,  y  el  Monacato  ,  que  no 
podemos  aplicar  aL  primer 
Agapio  de  Córdoba. 

ijo  De  la  mencionada 
Ley  del  Fuero  Juzgo  ,  inferi- 
mos ,  que  el  nombre  era  Aga- 
pio ,  y  no  Agapito  :  pues  eílc 
no  fe  podia  equivocar  con 
Agapio  de  Tucci  :  y  confia 
por  el  texto  ,  que  eran  fyno- 
nomos  ,  pues  por  tanto  usó  el 
Rey  de  la  exprefsion  :  ítem 
Agapio.  Eíte  mifmo  nombre 
íe  Ice  en  el  Martyrologio  de 
Ufuardo  >  y  en  los'  Códices  de 
A  don,  citados  por  Georgi,  fo- 
bre  el  dia  27.de  Junio, en  la 
memoria  de  San  Zoyl :  por  lo 
que  le  anteponemos  á  los  tex- 
tos ,  que  1c  nombran  Agapi- 
to. 

151  Hafta  aqui  hemos  cui- 
dado  de  la  diftincion  que  de* 
be  hacerfe  entre  los  dos  Aga- 
pios  ,  y  que  uno  pertenece  al 
tiempo  de  Recaredo ;  otro  al 
de  Siíebuto  ,  haviendo  vivido 
Eleutherio  entre  los  dos.  Aho- 
ra refta  expLicar  lo  que  por  los 
mifmos  documentos  confta 
pertenecer  á  las  acciones  de. 
Agapio  II, 

fue 


Digitized  by  Google 


2 1 4     E/paña  Sagrada.  Trae.}  3 .  Cap.  f. 

152  Fue  efte  Prelado  Go-  bando  hafta  que  defcubri5  el 
do  de  linage ,  rico ,  y  noble,  fagrado  cuerpo  ,  con  fumo 
Sobrefalia  en  el  Siglo  en  efta-  gozo  fuyo,  y  de  todo  el  Pue- 
do laical :  pero  defprcciando  blo.  Colocóle  en  la  Igiefia  de 
quinto  tenia ,  fe  metió  Reli-  San  Félix ,  engrandeciendo  la 
giofo.  Egercitófc  en  empleos  fábrica ,  y  erigiéndola  en  Mo- 
dc  virtud :  dedicófe  á  las  Sa-  nafterio  ,  que  confagró  en 
gradas  letras  :  aprovechó  en  gloria  del  Santo  Marty^como 
uno ,  y  en  otro :  y  vacando  la  exprefta  el  Ccrratenfe  ,  coa 
Silla  de  Córdoba  por  muerte  otras  individualidades  que  Ce. 
de  Elcutherio ,  fue  colocado  verán  en  la  Vida  de  S.ZoyL 

Agapio  en  fu  lugar.  1 54  Todo  c.fto     »  feSun 

153  El  honor  áque  af-  los  textos  mencionados ,  rey- 
cendio  ,  no  le  hizo  mitigar  nando  Sifebuto ,  que  empezd 
la  aufteridad  en  que  fe  eger-  en  el  año  de  612.  Muy  cerca 
citó  en  el  Monafterio:  pues  del  614.  formó  aquel  Rey  la 
profirió  acrifolandofe  con  Ley  ya  citada  del  Fuero  Juz* 
ayunos ,  oraciones ,  filicios,  y  ¿o,  en  que  mencionó  á  nueftro 
mala  cama  ,  en  lo  que  van  in-  Agapio :  y  confta  fer  del  cien* 
duidas  las  vigilias.  Cierta  no-  po  referido ,  en  virtud  de  ch 
che  hallándole  en  quietud ,  fe  tarfe  alli  Cecilio ,  (Obifpo  de 
le  apareció  San  Zoyl ,  decía-  Mcntefa)  que  en  el  ano  de 
randole  quien  era ,  y  previ-  615.  dejó  elObifpado:  y  co- 
nicndole  el  fitio  donde  los  mo  la  Ley  le  fupone  en  fu  Si-. 
Gentiles  havian  fepultado  fu  Ha ,  inferimos  hayerle  dado 
cuerpo ,  para  que  le  facafle  de  en  el  año  de  614.  ó  muy  cer- 
alii ,  como  fin  dilación  cum-  ca.  Al  mifmo  tiempo  vivían 
plió  el  buen  Obifpo ,  dando  Agapio  de  Tucci ,  y  Agapio 
cuenta  al  Cabildo ,  y  á  la  Ciu-  de  Córdoba  :  pero  ni  uno ,  ni 
dad  del  favor  que  Dios  les  ha-  otro  llegaron  al  ano  de 619. 
cia  en  la  revelación  de  aquel  en  el  qual  teman  fucefloresa 
theforo.  Concurrió  fagrada-  como  confta  por  el  Concilio 
mente  codiciofo  todo  el  Pue-  fegundo  de  Sevilla,  celebrado 
blo,  euíado  por  fuPaftorai  en  aquel  año:  y  viendo  que 
litio  declarado  por  el  Cielo:  y  Honorio  de  Córdoba  fubfen- 
no  queriendo  Agapio  ceder  bió  en  ultimo  lugar,  interinaos 
á  nadie  en  la  humildad  ,  tomó  haver  muerto  poco  antes  Aga- 
cn  fus  uianos  el  azadón  ,  ca-  pío.  j,oayw 


Digitized  by  Google 


£>¿  los  Oíi/pos  de  Córdoba»  Agapio  II.      z  1 5 


Loayfa ,  al  hablar  de 
las  firmas  del  Concilio  fegun- 
do  de  Sevilla ,  dijo  que  Fi- 
dencio Tuccitano  havia  fuce- 
dido  á  Agapio  Varón  Santo, 
que  del  citado  de  Monge  paf- 
só  al  Epifcopal :  y  lo  mifmo 
copió  defpues  Aguirrc  ,  fin 
adición.  Peroeíto  fue  equi- 
vocar al  Agapio  de  Tucci 
-con  el  de  Córdoba :  porque 
de  folo  éfte  ,  y  no  del  Tucci- 
tano ,  tenemos  texto  antiguo 
que  afirme  haver  fido  Monge 
antes  de  afcender  á  la  Silla, 
y  que  tuvo  las  particulares 
acciones  de  virtud  ,  ya  referi- 
das ,  por  las  quales  mereció 
la  revelación  del  Cielo  acerca 
del  cuerpo  de  San  Zoyl.  A 
efte  fucedió  en  la  Silla  de 
Córdoba  Honorio  ,  y  no  Fi- 
dencio :  con  que  debe  corre- 
gí ríe  en  la  nota  de  Loayfa  el 
nombre  de  Fidencio  en  el  de 
Honorio  >  ó  quitar  en  el  an- 
tecefíbr  de  Fidencio  la  cir- 
cunftancia  de  Varón  Santo  y 
Monge ,  que  no  confta  en  el 
Juca  taño. 

156  Otra  efpecie  muy 
notable  acerca  de  efte  Aga- 
pio es  la  que  eferibe  Yepes 
en  fu  Centuria  2.  fobre  el  año 
de  580.  fol.  370.  b.  donde  le 
nombra  San  Agapio  ,  y  dice, 
que  él  Conde  Fernán  Gómez 
llevó  deíde  Córdoba  á  Car,- 
Tom.X. 


rion  el  cuerpo  de  efte  Santa¡ 
Obifpo  con  los  de  San  Zoyl, 
y  de  San  Fclix  :  repitiendo  lo 
mifmo  en  la  Centuria  6.  fobre 
el  año  de  1047.  fol.74.  b.  En 
el  Breviario  adual  Benedicti- 
no fe  introdujo  también  la 
mención  de  efte  Obifpo  en  el 
Rezo  de  S.  Fclix :  y  recurrien- 
do yo  al  referido  Monafterio 
de  Carrion  ,  me  avifa  el  Re-, 
verendifsimo  Padre  Abad  Fr. 
Manuel  Ordoñez ,  conftar  por 
pergaminos  MSS.  antiquifsi- 
mos  de  aquel  Archivo,  que 
eftá  alli  el  cuerpo  de  San  Aga- 
pio ,  Obifpo  de  Córdoba ,  dL 
quien  reveló  Dios  el  fitio  del 
cuerpo  de  San  Zoyl.  Uíuardo 
en  fu  Martyrologio  trata  de 
Venerable  á  efte  Prelado  fo- 
bre el  dia  27.  de  Junio ,  en 
que  refiere  la  invención  del 
cuerpo  de  San  Zoyl.  El  Cer-, 
ratenfe  preconiza  en  la  Vida 
de  aquel  Martyr  las  virtudes 
del  Obifpo  Agapio :  y  juntan- 
do con  cfto  el  hecho  de  que 
£1  cuerpo  fue  trasladado  á 
Carrion  ,  con  los  otros  dos 
Martyrcs  ,  mueftra  el  efecto, 
que  en  Córdoba  le  veneraban 
como  á  Santo:  porque  de  otro 
modo  no  le  huviera  traslada- 
do á  Carrion  el  Conde  que 
folamente  bufeaba  Reliquias 
de  los  Santos. 

De  efte  Prelado  fe  volverá 

p  á 


Digitized  by  Google 


%  1 6      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  5 . 


á  tratar  en  la  Vida  de  San 
Zoyl ,  al  hablar  de  la  inven- 
ción del  cuerpo. 

HONORIO, 

■ 

De/di  muy  cerca  del  61%.  en 
adelante. 

1 57  El  fuceflbr  de  Agapio 
II.  fue  Honorio ,  cuyo  nombre 
y  dignidad  fe  leen  repetida- 
mente en  el  Concilio  II.  de 
Sevilla ,  tenido  reynando  Si- 
íebuto,  en  la  Era  657.  año 
de  619. 

158  El  orden  con  que 
fubferibió  Honorio  mueftra 
que  era  el  menos  antiguo, 
pues  firmó  en  ultimo  lugar, 
en  el  qual  fe  lee  también  en 
el  exordio  del  Concilio  ,  don- 
de fe  exprcífan  los  Obifpos 
que  concurrieron.  De  aquí 
inferimos  que  empezó  muy 
cerca  del  año  di 8.  pues  en  el 
año  fíguicnte  era  el  menos  an- 
tiguo. 

159  Por  el  mi fmo  Conci- 
lio de  Sevilla  íabemos  que  ef- 
tc  Prelado  defendió  los  limites 
de  fu  Dieccíi ,  procurando  re- 
tener ó  confeguir  la  pofí'ef- 
íion  del  termino  de  una  Par- 
roquia ,  que  le  diputaba  San 
Fulgencio  Obifpo  de  Ecija, 
como  coi.ñr.ante  con  la  Lile- 
lia  de  Córdoba  ,  pretendien- 


do cada  uno  mantener  fu  de- 
recho ,  como  leemos  en  el 
Canon  2.  del  Concilio,  y  pue- 
de ver  fe  la  refolucion  en  el 
tomo  precedente  pag.  259. 
fin  omitir  lo  prevenido  aqui 
en  la  pag.  90.  donde  trata- 
mos de  los  nombres  de  la  Par- 
roquia, á  que  cada  uno  de  los 
dos  Obifpos  pretendía  redu- 
cir el  territorio  de  que  fe 
difputaba. 

160  También  leemos  en 
aquel  Concilio  Can.6.  que  en 
tiempo  de  Honorio  fue  refti- 
tuido  á  la  Iglefia  de  Córdoba 
un  PresbyterOjllamado  Fr agi- 
tano ,  el  qual  en  otro  tiempo 
fue  depuefto  y  defterrado  in- 
juítamente  por  fu  Obifpo: 
contra  lo  qual  re fol vieron- los 
Padres  (prefididos  por  "San 
Iíidoro)  que  fueífe  reftituícfo 
el  Presbytero  á  fu  Orden :  y 
que  en  adelante  ningún  Obif- 
po depuíicííe  á  los  Presbyte- 
ros,  ó  Diáconos,  fin  junta  de 
Concilio. 

161  Fue  pues  reftituido 
Fragitano  á  Córdoba  ,  fiendo 
fu  Obifpo  Honorio  ,  uno  de 
los  que  fe  hallaban  en  aquel 
Concilio:  pero  la  depoficion 
del  Presbytero  fue  antes  de 
cfte  Pontificado ,  pues  la  re- 
duce el  Concilio  á  tiempo 
mas  antiguo  [  otim  ]  y  como 
Honorio  fe  hallaba  recien 

con- 


Digitized  by  Google 


~©¿  los  Obi/pos  de  l 

confagrado,  es  mas  probable 
apiicarla  á  fu  anteceflbr ,  con 
cuya  muerte  fe  movería  Fra- 
eitano  á  pedir  el  regreflbála 
Ciudad,  y  que  le  volvicíTen  á 
fu  honor  ,  como  en  efe&oJo 
confíguiópor  orden  del  Con- 
cilio. 

162  Ignorafe  el  tiempo 
que  vivió  Honorio  en  la  dig- 
nidad: íabiendofe  únicamen- 
te, que  antes  del  633.  tenia 
fuceílbr  ,  llamado  Leudefredo. 
Entre  los  modernos  leemos 
que  precedió  Heleca :  y  á  efte 
aplican  lo  incluido  en  k  Car- 
ta de  San  Iíldoro  á  San  Hela- 
dio ,  conviene  á  faber  ,  que 
fue  depuefto  por  un  pecado 
de  incontinencia. 

DE  HELECA. 

163  Del  nombre  de  Hele- 
ca en  Córdoba  no  hay  tefti- 
monio  antiguo ,  reduciendofe 
fu  mención  al  Chronicon  mo- 
derno publicado  en  nombre  de 
Julián  Percz,que  por  no  afear 
la  memoria  de  Honorio,fingió 
otro  Obifpo  no  conocido, 
a  quien  aplicó  el  pecado  de 
incontinencia  referido  en  la 
Carta  de  S.  Iíidoro  á  S.  Hela- 
dio ,  tratando  el  Santo  allí  de 
un  Obifpo  de  Córdoba  ,  fin 
cxprefíár  fu  nombre.  El  Doc- 
tor Gómez  Bravo  pufo  algu- 


ordoba.  Hclcca.  nj 

• 

nos  argumcnros  en  prueba 
de  no  fer  legitima  aquella 
Carta :  y  en  cafo  de  fer  fu- 
puefta,  no  hay  texto  que  atri- 
buya á  efte ,  ni  á  otro  Obifpo 
de  Córdoba  el  pecado ,  ni-  la 
depoíicion. 

164  Yo  río  tengo  empeño 
en  ninguno  de  los  dos  extre- 
mos :  porque  no  fe  me  hace 
increíble  la  flaqueza  de  urt 
hombre  (fea  quien  fuere)  ni 
juzgo  que  fea  borrón  de  la 
Iglefia  la  culpa  perfonal  de 
un  Obifpo :  y  afsi  por  efte  la- 
do no  encuentro  dificultad; 
en  el  contenido  de  la  Carta 
citada.  Tampoco  puede  con- 
vencerfe  de  fupuefta,  (pues  lo 
que  he  vifto  ordenado  á  efte 
fin  ,  no  lo  demueftra)  y  creo 
que  fe  huviera  dudado  menos 
de  efta  Carta,  fi  no  fe  huviera 
tomado  por  argumento  déla 
Primacía  de  Toledo  ,  de  que 
no  es  prueba,  fegun  lo  preve- 
nido en  el  Tomo  6*. 

165  El  CJ.  Padre  Remigio 
Ceillier,  Benedictino  ,  no  du- 
dó del  documento,  íiendo  afsi 
que  dificultó  fobre  otras  Car- 
tas del  Santo ,  como  vemos  en 
el  Tomo  17.  pag.643.num.31. 
fobre  San  Ifidoro;  Ambrofio 
de  Morales  afirma  lib.  1 2.  cap. 
21.  fol.  127.  que  fe  hallaba 
efta  Carta  en  el  libro  viejo  de 
Oviedo.  El  Señor  Don  Juan 

P  2  Bau- 


Digitized  by  Google 


i  z  8      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Ca¡).  {: 


Bautifta  Pérez  tuvo  á  fu  cargo   616.  dejarte  la  Silla  vacante 
la  Colección  de  las  Epiílolas   para  que  le  fucedicflfe  Leudc- 
del  Santo  para  la  Edición  de   fredo ,  que  en  el  año  de  633. 
Madrid,  y  la  pufo  entre  fus   moílró  fer  de  bailante  anti- 
Obras  ,  fin  mas  nota  que  la   guedad.  Suponiendo  pues  que 
diíTuelta  en  nueftro  Tomo  9.    huvicíTe  tal  pecado  ,  queda 
pag.66.  fobre  la  voz  Hifpalen-   incierto  el  nombre  del  Obif- 
Je :  pues  el  cftylo ,  las  fenten-   po :  y  folo  podemos  congetu- 
cias ,  y  el  eípiritu  de  humil-   rar  que  tendria  buen  fin,pucs 
dad  que  allí  fe  incluye ,  no   afsi  lo  promete  la  humildad  y 
defdice  del  mérito  de  San   compunción   que  manifefto 
Ifidoro ,  y  por  tanto  no  fe  la   quando  confefsó  fu  culpa,  fc- 
negó  el  Cl.  Don  Nicolás  An-   gun  inferimos  de  las  palabras 
tonio  lib.53ibi.Vet.num.152.    déla  Carta:  Agnita  ávebis 
Yeafe  cl  Tomo  6.  defde  la    confefsioms  eloquio. 
pag.153.  en  adelante. 

166    El  que  con  los  cita-       LEUDE  FREDO, 
dos  Autores  admita  la  men- 
cionada Carta  debe  recono-   Defde  antes    del  6*30.  hAfts 
cer  en  Córdoba  un  Obifpo,  ce  rea  del  646. 

que  dio  prueba  cierta  de  la 

fragilidad  humana  en  tiempo  16 y  Loayfa,al  dár  las  ñr-> 
de  San  Ifidoro  ,  y  preíidiendo  mas  del  Concilio  quarto  de 
en  Toledo  San  Heladio  ,  cito  Toledo  ,  eíhmpó  en  el  n.25. 
es,  defpuesdelañodi?.  Cer-  la  del  Obifpo  de  Córdoba, 
ca  de  aquel  año  empezó  á  nombrándole  en  el  texto  Leu-, 
fer  Obifpo  de  Córdoba  Ho-  deficoy  y  al  margen  Leodefredo: 
norio:  pero  como  ignoramos  Yo  no  se  de  donde  facó  la 
el  tiempo  determinado  en  voz  que  antepufo  de  Lcudefl- 
que  fe  juzgó  la  caufa  del  Prc-  co ,  pues  no  la  hay  en  las  Edi- 
lado  ,  y  dentro  del  Pontifica-  dones  antiguas,ni  en  losMSS. 
do  de  San  Heladio  pudo  Ho-  del  Efcorial.  y  de  Toledo :  y 
norio  fallecer  ,  y  tener  fuccf-    lo  que  mas  es,el  mifmo  Loay- 


ba  poco  tiempo  (á  caufa  de  guicntes   (  fexto,  y  feptimo 

fer   depuefto)  no   podemos  de  Toledo)  el  nombre  de  Lau- 

atribuir  la  caída  á  Honorio,  fredo,  y  Leudefredo,  fin  vol- 

yno  á  otro  que  cerca  doi  ver  á  mencionar  á  Lcudcflco, 


fien-, 


Digitized  by  Google 


©e  ¡os  Obi/pos  de  Córdoba.  Leudefredo.  22? 

¡fiendo  en  todos  tres  Conci-  fegun  afirma  el  Santo  en  la 
Jios  uno  mifmo  clObifpo.  De  refptiefta  5  donde  alaba  el  zelo 
alli  fe  figuió  el  perjuicio  de  paftoral  de  Leudefredo ,  y  fe 
que  Don  Nicolás  Antonio  encomienda  á  fus  oraciones. 
proccdieíTc  con  duda  en  apli-  Infiercfe  haver  (ido  efto  cer- 
car á  efte  Prelado  la  Carta  ca  del  año  63  3.  porque  á  los 
que  San  Ifidoro  eferibió  al  tres  años  ííguientes  pafsó  á 
Obifpo  Leudefredo  ;  provi-  mejor  vida  San  Ifidoro :  y  co- 
niendo  la  duda  de  ver  que  no  mo  al  tiempo  del  Concilio 
firma  afsi  el  de  Córdoba  en  quarto ,  y  años  antes  ,  ya  fe 
el  Concilio  quarto ,  fino  con  hallaba  Leudefredo  orefidien-: 
el  nombre  de  Leudefico.  Con  do  en  Córdoba ,  no  tolo  redu-¡ 
todo  eflb  eferibió  ,  que  acafo  cimos  las  Cartas  al  exprcíTado) 
feria  efte  á  quien  dirigió  fu  tiempo ,  fino  que  las  aplica- 
Carta  San  Ifidoro.  Pues  que  mos  al  Obifpo  de  Córdoba 
fuera  ,  fi  en  lugar  de  Leude-  (fin  embarco  de  no  expreíTar-i 
fleo  hallara  Leudefredo  ?  fe  la  Igleua  en  la  refpuefta) 
Claro  eftá  que  ceflara  fu  du-  porque  el  nombre  de  Lcude- 
da.  fredo  (no  vulgar)  y  la  circunf- 

168  En  los  Códices  MSS.  tancia  de  haver  concurrido 
fe  eferibe  el  nombre  de  efte  los  dos  Padres  á  un  Concilio, 
Prelado  ,  fin  mas  variedad  folamente  favorecen  al  Prela- 
que  la  de  Leudefredo  ,  Leo-  do  de  quien  vamos  hablando; 
defredo ,  y  Laudefrcdo  :  pre-  y  afsi  lo  reconoce  Ceillier  to- 
valecicndo  el  ptimero,á  quien  mo  17.  pag.  639.  donde  cita 
por  tanto  anteponemos.  La  efta  Carta  como  dirigida  al 
primera  vez  que  fe  lee ,  es  en  Obifpo  de  Córdoba  ,  con  cu- 
el  Concilio  quarto,  celebrado  yo  titulo  la  eílampó  también 
en  el  año  de 633.  en  que  pre-  Loayfa  entre  los  Concilios 
cedió  á  37.  Obifpos:  lo  que  pag.451. 
le  fu  pone  de  bañante  anti-  170  Dcfpues  del  Concilio 
guedad.  quarto ,  á  que  concurrió  Leu- 

169  Muy  cerca  de  efte  defredo  con  San  Ifidoro ,  fe 
tiempo  eferibió  una  Carta  á  halló  también  en  el  Concilio 
San  Ifidoro  ,  confultandolc  fexto  ,  año  de  638.  en  que  la 
acerca  del  orden  de  los  Orde-  Edición  de  Loayfa,  y  algunos 
nes ,  y  Oficios  Eclefiafticos,  MSS,  proponen  fu  nombre  en 
Tom.X.  Pl  el 


Digitized  by  Google 


130        E/paña,  S<i¿radd.  Trat  3  3 .  Cap.  $ . 


el  lugar  o£tavo  ;  lo  que  in-  yo  nombre  fe  halla  afsi  en  las 
cluye  deforden :  pues  antece-  Ediciones  antiguas ,  y  en  los 
de  á  Prelados  que  le  prece-  MSS.  aunque  Loayfa  impi- 
dieron en  el  Concilio  quarto:  mió  Euforo  en  elnum.38.  de 
y  íi  ha  de  mirarfe  á  eftc,  debe  las  firmas  del  Concilio  o  clavo 
ponerfe  eñ  el  Synodo  Texto  de  Toledo,  Tacando  al  margen 
defpues  del  num.16.  de  modo  Pbofphoro. 
que  tenga  antes  á  los  quefir-       173    Tuvofc  aquel Concí- 
maron  primero  en  el  Concilio  lio  en  el  año  de  653.  fietc 
quarto.  defpues  de  aquel  en  que  vivía 
171    Mantuvofe  Leude-  Leudefrcdo:  fin  que  tenga- 
ftedo  en  fu  Iglefia  de  Cordo-  mos  mas  noticia  de  Fosforo, 
ba  hada  cerca  del  año  646.  en  que  el  haver  afsiftido  al  Con* 
que  por  Odubrc  fe  celebró  el  cilio  octavo  de  Toledo  :  pues 
Concilio  feptimo  de  Toledo:  aun  en  el  orden  de  fu  firma 
y  no  pudiendo  ir  allá ,  envió    no  hay  firmeza  en  los  Codi- 
a  fu  Arciprefte  Valentiniano^i  ees ,  como  confia  por  lo  di- 
qual  fubferibió  en  primer  lu-    cho  fobre  aquel  Concilio  en 
gar  entre  los  Vicarios  de  los   el  Tomo  6.    Tampoco  fabe- 
aufentes.  Es  muy  creible,que   mos  el  tiempo  que  fe  manru- 
el no  concurrir  perfonalmente   vo  en  el  honor;  pornoleerfe 
el  Prelado  ,  fueflfe  por  la  en-   efta  Iglefia  en  los  quatro  Con«¡ 
fermedad,  de  que  murió:  pues   cilios  figuientes  de  Toledo, 
tenia  entonces  mas  de  diez  y 
feis  años  de  Prelacia  ,  fi  pone- 
mos fu  confagracion  antes  MUMULO, 
del  630.  como  pide  la  anti- 
güedad  que  moílró  defde 


Córdoba ,  defde  el  o&avo  al 
172   Sucedióle  Fosfowcu-   trece.  Del  nono,  décimo,  y 

un- 


cí 633. 


Defde  antes  delóSi.  baftaeer-. 
ca  del  690. 


FOSFORO, 


174  Treinta  años  fe  nos 
p  a  flan  fin  tener  mención  ex- 
preíTa  en  los  Concilios  Tole- 
danos de  la  Santa  Iglefia  de 


Vivía  en  el  año  de  653. 


Digitized  by  Google 


8)e  los  Obi/pos  de  C 

undécimo  no  hay  que  eftra- 
iíar :  porque  el  Concilio  nono 
fue  Provincial  de  losCartha- 
ginefes,  como  también  el  un- 
décimo. Al  décimo  no  con- 
currió ningún  Sufragáneo  de 
la  Bctica :  y  afsi  no  hay  efpe- 
cialidad  en  la  falta  del  Cordo- 
bés. En  el  Concilio  XII.  cele- 
brado en  el  año  de  68 1,  falta- 
ron muchos  Obilpos  :  pero 
en  el  XIII.  tenido  á  los  dos 
años  figuientcs  ,  fe  halló  pre- 
fente  Mumulo,firmando  en  el 
octavo  lugar :  cuyo  orden ,  fi 
fliera  verdadero  ,  le  fuponia 
confagrado  mucho  antes,pues 
antecedió  á  40.  Obifpos.  Pe- 
ro en  viña  de  que  los  demás 
Prelados  del  Concilio  antece- 
dente no  guardaron  en  efte 
el  orden  con  que  fubferibie- 
ron  en  aquel ;  no  podemos 
contar  fobre  la  antigüedad 
manifeftada  por  Mumulo  en 
el  Concilio  XIII.  Es  verdad, 
que  en  el  Concilio  XV.  del 
año  688.  perfeverafu  firma 
en  el  mifmo  lugar  ochavo  en- 
tre 61.  con  que  fi  efto  alcan- 
za ,  para  dar  por  legitimo  el 
orden  del  Concilio  trece ,  de- 
be reconocerfe  confagrado 
mucho  antes  del  681. 

175  Su  nombre  fe  eferibe 
también  Mummolo  :  pero  de 
las  acciones  no  fabemos  mas 


rdoha.  Mumulo.  231 

qnc  haver  concurrido  á  los 
dos  Concilios  Toledanos  XITI. 
y  XV.  y  que  murió  cerca  del 
690.  pues  de  alli  á  tres  años 
vemos  prefidiendo  en  Córdo- 
ba al  fuceíTor,  que  en  el  Con- 
cilio XVI.  manifeftó  fer  de  al- 
guna antigüedad. 


ZACHEO, 

De/de  cerca  del  690.  en 
adelante. 

176  El  nombre  de  efte 
Prelado  fe  eferibe  Zacceo  en 
los  MSS.  del  Concilio  XVI.  de 
Toledo,  en  que  fe  halló,  ocu- 
pando el  lugar  21.  entre  58. 
ó  60.  Corría  entonces  el  año 
693.  de  Chrifto  :  y  viendo  la 
antigüedad  de  la  firma,  puede 
reducirle  el  principio  de  fu 
Obifpado  al  año  de  690.  con 
poca  difcrencia,pues  dos  años 
antes  vivia  el  predeceílbr. 

177  Efta  Chronologia  da 
lugar  á  que  apliquemos  á  fu 
Pontificado  las  turbaciones 
del  reynado  de  Witiza  ,  que 
no  tuvieron  pequeña  parte  en 
Córdoba  ,  donde  vivia  Theo- 
dofredo  ,  hijo  del  Rey  Recef- 
vintho  (  fegun  Don  Rodrigo 
de  Toledo,  ieguido  por  el  de 
Palcncia)  A  efte  le  deftenó  á 

P  4  Cor- 


Digitized  by  Google 


1 3 1      E/paña  Sagrada.  Trat.5  3 .  Cap.  $ . 


Córdoba  el  Rey  Egica,  rece- 
lofo  de  que  no  afpiraíTe  al 
Throno  :  y  Theodofredo  fe 
enamoró  tanto  de  aquel  Pue- 
blo ,  que  adoptó  por  patria 
al  que  le  feñalaban  por  des- 
tierro. Edificó  un  Palacio  ,  y 
tafófe  con  una  Señora  de  fan- 
gre  Real ,  llamada  Ricilo  ,  de 
quien  tuvo  al  hijo  Don  Ro- 
drigo, que  dcfpues  fue  Rey. 
Muerto  Egica  heredó  y  aun 
realzó  fu  hijo  Witiza  la  máxi- 
ma de  cautelar  fe  de  Theodo- 
fredo ,   pues  perfiguiendole 
de  nuevo ,  hizo  que  le  facaf- 
fen  los  ojos.  Procuró  también 
hacer  el  mifmo  oficio  con  el 
hijo  Don  Rodrigo  :  pero  eñe 
hufeando  fu  propria  libertad, 
confpiró  derechamente  con- 
tra fu  perfeguidor.  Aumcnta- 
fcafc  cada  dia  el  partido  de 
Don  Rodrigo  ,  no  tanto  por 
el  amor  á  fu  Padre  ,  quanto 
por  el  aborrecimiento  de  las 
maldades  de  Witiza:  y  preva- 
leciendo aquel ,  hizo  con  ef- 
te  lo  mifmo  que  el  havia  ege- 
cutado  con  Theodofredo;pues 
le  faco  ios  ojos,  y  le  tuvo 


prefo  en  Córdoba  ,  donde 
murió ,  fin  cetro ,  fin  vifta,  fin 
honor,  y  cargado  de  mife- 
rias  por  fus  iniquidades. 

178   Haviendo  pues  paila-3 
do  en  Córdoba  tantas  pertur- 
baciones defde  el  tiempo  de 
Egica ,  y  de  Witiza  ,  no  hay 
duda  que  viviría  en  continuo 
fobrefalto  el  Obifpo  Zacheo. 
Efte  es  uno  de  los  que  el  Ar- 
zobifpo  Don  Rodrigo  men-f 
ciona  entre  los  Varones  iluf- 
tres  qne  ennoblecieron  á  Ef-í 
paña  antes  de  la  entrada  de 
los  Moros  ,  contándole  por 
eminente  en  Philofophia:  Z4-; 
zei  Cordubenfis  profunda  Pbi-. 
lofopbia,  lib,  3.  cap.  15.  ó  16. 
Pero  no  tenemos  noticia  de 
efectos  de  fu  fabiduria  ,  ni, 
de  otra  cofa  mas  que  de  ha-, 
verfc  hallado  en  el  Concilio) 
XVI.  de  Toledo  í  y  que  fegutí 
la  Chronoloeia  pudo  concur-: 
rir  á  los  dos  Concilios  figuien- 
tes ,  y  aun  fer  teftigo  de  los 
deplorables  exceílbs  de  los 
últimos  Godos  ,  y  del  prin- 
cipio de  los  Mahometanos  e£ 
t¡  paña. 


CA-i 

Digitized  by  Google 


'  D 


'Catalogo  de  los  <I(eyes  de  Córdoba.  133 
CAPITULO  VI. 

ENTRADA  <DE  LOS  MOHOS  ,  X  CATALOGO 

de  los  ^eyes  de  Córdoba. 

Efpues  de  perder  los   te  en  los  caminos,  que  tomaf- 
'  Godos  la  ultima  ba-    fen  alguno  que  le  digeíTen 
talla  ,  en  que  fueron  vencidos    nuevas  de  la  Villa  :  y  toma- 
por  los  Africanos ;  enviaron    ron  un  Ovcgero ,  y  otra  gen- 
cftos  contra  Córdoba  un  Ca-    te  mucha  que  yacían  entre 
pitan  ,  que  havia  apoftatado    Tafy  y  Seguda  :  &  envió  Mu- 
ele la  milicia  Chriftiana,  y  en-   get  po^quellas  Adalidas  que 
tre  losSaracenostomóclnom-   andaban  en  fu  compañía:  & 
bre  de  Mugct,  ó  Mugcid.  Eftc    dijoles  que  cataflén  de  aquer 
partió  con  fetecicntos  Sóida-   líos  prefos ,  fi  havia  hi  alguno 
dos  á  conquiftar  á  Córdoba;    Que  le  fopieflé  decir  nuevas 
y  en  efecto  fe  apoderó  de  la   de  la  Villa  :  y  trageronle  el 
Ciudad    en  la  conformidad    Ovegero.  Dijole  Muget :  Di- 
que refiere  el  Arzobifpo  Don   me  agora  (y  cata  no  me  micn- 
Rodrigo.  El  Efcrito  del  Moro   tas)  que  Villa  es  Córdoba,  y 
Raíis  cuenta  la  acción  muy    qué  muro  tiene  ,  y  qué  gente 
por  menudo  ,  diciendo  afsi.      mora  en  ella?  Y  él  le  dijo :  Se- 
ñor yo  vos  diré  nuevas  verda- 
Hifiorta  del  Moro  Rafis.        deras.  Creed  bien  cierto,  que 

quando  fopierón  que  el  Rey 
'2  Enviaron  á  Mugct,  Ca-  Rodrigo  era  muerto  ,  &  que 
ballero  de  los  Omitíanos  los  Moros  andaban  por  la  tter- 
muy  bueno  á  maravilla  con  ra  por  confello  del  Conde, 
íetecientos  cabuleros  fobre  ovieron  mucho  miedo :  &  en 
Córdoba,  que  era  eftonccs  cf-  todas  las  Villas  principales  de 
pejo  de  Efpaña  ...  &  Muget  Efpaña  ficieron  Reyes  ,  aníi 
con  fu  compañía  anduvo  tan-  como  Córdoba  ,  y  Sevilla ,  y 
to  por  fus  jornadas  fafta  que  Toledo  ,  Merida  ,  y  Elvira :  y 
llegó  á  una  aldea  de  Cordo-  acogefe  toda  la  gente  de  la 
ba ,  que  llaman  Seguda,  y  ya-  compañía  á  Córdoba  :  y  ya-: 
ce  fobre  Córdoba  tres  millas:  ce  tan  gran  gente  en  la  Vi-¡ 
&  mandó  echar  pieza  de  gen-  lia ,  que  es  maravilla  ,  y  ago- 
ra 


Digitized  by  Google 


1 3  +       EfpaSa  Sagrada.  Trat.  }}.Caf.  t. 

ra  anfi  no  sé  por  qual  razón,  entró  Muget  con  toda  fu 
mas  bien  creo  que  por  mic-  compañía  en  Ja  Villa ,  &  co- 
do que  toda  la  gente  es  ¡da,  y  menzaron  de  matar  á  quantos 
acogieronfe  á  las  Sierras,  y  no  fallaron ,  anfi  pequeños ,  co- 
nnco  con  el  Rey  ,  fino  quatro  mo  grandcs.Et  quando  el  Rey 
cicnt de acaballo  fus vafallos,  fopo,que  Muget  era  conéi 
que  el  havia  ante  que  lo fi-  en  la  Villa,  non  fopo  el  que 
cieflTcn  Rey  ,  &  non  fincó  en  facer ,  finon  que  fe  acogió  á 
Ja  Villa  fi  non  los  viejos  &Ios  una  Iglefia  de  S.  Jorge  con 
canfados,  Y  de  la  Villa  vos  aquella  mas  gente  que  pudo 
digo  que  es  muy  fuerte.  Et  ef-  haver.  Et  Muget  tomó  todas 
ronces  le  dijo  Muget  :  El  lu-  las  fortalezas  de  la  Villa  ,  y 
gar  mas  fin  embargo  por  don-  aíeñoreófe  de  ellas ,  y  baile- 
de  pueda  entrar  á  la  Villa  ciólas  de  fus  homes  y  de  fus 
cmal  es?  Y  el  Ovcgcro  le  di- 
jo ,  cerca  de  la  puerta  del  Al- 
capon  avia  un  muro  caldo  ,  y 
por  alli  avia  un  lugar, y  fí 
ellos  aquel  lugar  fubien ,  por 
el  entrarían.  Tanto  que  la  no- 
che vino,  movió  Muget  con 
toda  fu  Compañía  ,  &  tan  fe- 
fudamente  que  nunca  del  fo- 


armas ,  y  cercó  al  Rey  en  la 
Iglefia,  y  tomó  tan  grande 
aver  ,  que  maravilla  era  :  & 
defpues  que  todo  efto  uvo 
fecho  ,  envióle  decir  á  Tarifc 
y  al  Conde:  que  quando  ellos 
lo  fopieron ,  plogóles  mucho, 
Hafta  aqui  Rajis. 
3  El  Arzobifpo  Don  Ro-~ 
picron  parte  los  de  la  Villa  :  y  drigo  dice  en  el  lib.j.  cap.2?.' 
llevaron  al  Ovegero  que  los  que  los  principales  deCordo- 
guio  aquel  lugar ,  &  tomaron  ba  fe  retiraron  á  Toledo  ,  y 
las  tocas  de  « los  Moros  y  fu-  que  Mugeid  cogió  vivo  al  Go- 
bieron  por  ellas  unos  á  unos,    bernador  (á  quien  Rafis  noní- 


y  defque  fueron  entrados  en 
Ja  Villa  muy  mucha  gente,ca- 
balgó  Muget  en  fu  Caballo,  y 
fizo  cabalgar  configo  fafta  tre- 
cicns  caballeros ,  y  mandó  á 
los  de  la  Villa  que  avian  en- 
trado dentro,  que  quebran- 
taífen  las  puertas  lo  mas  aina 
que  pudieífen  :  &  defpues  que 


bra  Rey)  fiendo  eñe  el  único 
á  quien  los  Saracenos  cogie- 
ron vivo  enrre  todos  los  que 
hicieron  refiftencia,  y  fue  lle- 
vado a  la  prefencia  del  Califa 
Ulid  ,  que  llamó  á  Muza ,  y  á 
Mugeid  á  fu  Corte ,  dejando 
Muza  por  Gobernador  á  fu 


i      hiÍo  Abdalaziz ,  el  qual  refi* 
las  puertas  fueron  quebradas   dio  en  Sevilla  por  (jipado  de 

dos 


Digitized  by 


Catalogo  de  los  ^cyes  tle  Córdoba.  1 3  e 

dos  años  y  medio ,  defpucs  de  carón  los  Moros  el  Throno  de 
los  quales   fue  muerto  por  fu  cruel  dominación  ,  fegun 
Ayub,  yerto  pufo  en  Cordo-  afirma  el  Pacenfc  en  el  ninn. 
ba  la  Corte,  proliguiendo  def-  36.de  nucílra  edición  :  Cor- 
de  entonces    la  Ciudad  con  duba  in  fede  dudum  Patricia, 
mayor  profperidad  de  dia  en  qua  femper  extitit  pra  ceteris 
dia.  adjaecntibus  Civitatibus  opu- 
4  Defde  Ayub  gobernaban  lentifsima  y&'regno  V/iJigetbo- 
losSaraccnos  á  Efpaña  en  nom-  rum  primitivas  inferebat  deli- 
bre de  los  Califas  ,  feñalando  cias ,  Regnum  efferum  collocant. 
cftos  á  los  fugetos  que  debian  Efto  lo  refiere  el  Autor  al 
tener  aquel  cargo,  y  mezclan-  tiempo  de  la  entrada  de  los 
dofe  otros  en  los  intermedios,  Saraccnos  en  Efpaña ,  no  folo 
á  caufa  de  la  diftancia  en  que  antes  de  mencionar  á  Ayub, 
vivían.  Elle  es  el  motivo  de  fino   antes   de  nombrar  á 
que  en  el  Catalogo  de  los  Go-  Abdalaziz.  El  Arzobifpo  Don 
bernadores  de  Eípaña  pongan  Rodrigo  dice ,  que  Ayub  paf- 
unos  mas  nombres ,  y  otros  so  á  Córdoba  la  Corte  que 
menos.  Lomas  autorizado  es  Abdalaziz  tuvo  en  Sevilla  :  y 
feguir  al  Paccnfe,  que  \  ivíó  afsi  defde  eñe  á  lo  meóos  la 
en  aquel  tiempo :  y  afsi  como  fupond temos  allí, 
otros  han  puefto  fu  atención  5    El  Catalogo  de  los  Mo- 
en  las  cofas  de  los  Califas ;  la  ros  que  gobernaron  á  Efpaña 
pondrémos  nofotres  en  los  defde  Muza  hafta  Abderrab- 
Gefesque  gobernaron á  Eípa-  man,  primer  Rey  de  Cordo- 
ña  ,  por  fer  lo  mas  enlazado  ba ,  incluye  los  nombres  íl- 
eon nucílra  hiftoria.  El  fítio  guientes  ,  fegun  el  Chronicóa 
mas  oportuno  es  el  preíentc,  del  Pacenfe  ,  cuya  Chronolo-; 
gor  quanto  en  Córdoba  coló-*  gia  es  de  eftc  modo: 

Abdalaziz.  Era  750.  Hegira  94.  Año  712. 


Ayub.  {un  mes.)  753.  97.  715. 

Alabor  (caí!  tres  años.)  753.  97.  71 

Zama  (caíi  tres  años.)  757.  loo.  719. 

Ab derraman  (un  mes.)  759*  *°3»  721. 

Ambiza  (4.  años  y  medio.)  759.  103»  721. 
Hodera  (muy  poco.) 

Mía  (3.  años.)  76^  J07.  725. 


Digitized  by  Google 


23  6        E/paña  Sagrada.  Trat.)  3 .  Cap .6. 


Odifa  (6.mcfcs.) 
Autuman  I.  (5.mcfes.) 
Autuman  11.  (4.  mcfes, 
Albaytam  (10.  mefes.) 
Abderraman  (3 .  años.) 
Abd  'tlmelic  (cali  4.años. 
Aucupa  (5.  años.) 
Abdilmclic ,  iterum. 
Abulcatar. 
Toaba  (un  año.) 
Juzif. 

En  el  año  feptimo  de  Tuzif ,  6 
lYuceph  ,  acabo  fu  Chronicón 
el  Paccnfe,  corriendo  la  Era 
792.  y  el  año  754.  deChriíloj 
por  lo  que  no  pudo  feñalar 
los  años  de  fu  total  Reynado; 
ni  por  ahora  los  ncccfsitamos, 

Í>ucs  pertenece  á  la  claífe  de 
os  Reyes  de  Córdoba  ,  mas 
que  á  la  de  Gobernadores,  co- 
mo luego  diremos. 

6  Defde  la  entrada  en 
Córdoba  procuraron  iluftrar  á 
fu  modo  la  Ciudad ,  aunque 
por  las  turbaciones  ,  y  corte- 
dad del  tiempo  de  cada  uno, 
hicieron  poco  ;  ó  a  lo  me- 
nos fon  efeafas  las  memo- 
rias que  han  quedado.  Lo 
primero  fue  hacer  el  Puen- 
te en  la  Hegira  ciento  y  dos, 
fegun  expreffa  el  Arzobifpo 
Don  Rodrigo  en  la  Hiftoria  de 
los  Arabes  cap.  XI.  atribuyen- 
do la  acción  á  Adbam  ,  ó  Aza, 
aatccefíbr  de  Ambiza  ,  y  fu- 


Era  766.  Hegira  izt, 

Año  728. 

767. 

,) 

112. 

7*9- 

767. 

112. 

729. 

169. 

II?. 

3 

731. 

)  772' 

734» 

77Í- 

IIp. 

737- 

780. 

I24. 

742. 

782. 

12Ó. 

744- 

784. 

128. 

746. 

785. 

129. 

747- 

ceflbr  de  Abderrahman  :  lo 
que  incluye  yerro  del  nombre 
Adham ,  ó  Aza  ,  en  lugar  de 
Zima ;  y  hay  también  pofpo- 
ílcion  defordenada ,  en  colo-j 
car  defpues  de  Abderrahmad 
al  que  le  antecedió  :  pues  no 
Tolo  no  hay  tal  voz  de  Adham,; 
ó  Aza  ,  en  el  Pacenfe  ,  ni  en  el 
Chronicón  Albcldenfe  (que 
trata  de  eítos  Gobernadores) 
ni  en  el  Efcrito  de  Raíis  *  fino 
que  en  efte  fe  atribuye  la  fa-. 
brica  del  Puente  al  fuceíTor  de 
Alhaor  ,  y  anteccflbr  de  Ab- 
derrahman ,  que  fue  Zima.  Lo 
mifino  confta  por  la  Hegira 
fcñalada  por  Don  Rodrigo, 
(102.)  en  la  qual  gobernaba 
Zama ,  fegun  la  Chronologia 
del  Paccnfe.  Debefe  pues  atri- 
buir á  Zama  aquella  fabrica 
en  el  año  de  720.  y  figuienre, 
con  quienes  concurrió  la  He-í 
gira  mencionada. 

7   Defde  el  tiempo  de  los 

Re-, 


Digitized  by  Google 


Catalogo  de  los  0{eyes  de  Córdoba.        1 3  7 


Reyes  fue  mayor  el  auge  de  la 
Ciudad  ,  ácaufa  del  mas  dila- 
tado tiempo  ,  y  opulencia: 
aunque  también  crecieron  las 
tribulaciones  de  los  Chriítia- 
nos  ,  por  la  perfecucion  que 
varías  veces  fe  movió  contra 
ellos.  Los  Gobernadores  pu- 
lieron fu   atención  principal 
en  las  conquiftas  y  tributos. 
El  primero  que  oprimió  á  los 
Omitíanos  de  Córdoba  en 
exacciones  fue  Alhaor  ,  de 
quien  afirma  D.  Rodrigo,  que 
los  defubftanció.  £1  Pacenfe 
da  á  entender  ,  que  los  Mo- 
ros havian  quitado  algunos 
bienes  á  los  Omitíanos  en 
tiempo  de  paz ,  y  que  Alahor 
fe  los  volvió ,  para  facar  de 
allí  tributo.  A  los  Saracenos 
que  entraron  en  Efpaña  al 
tiempo  de  conquiftarla  ,  los 
encarcelaba  ,  y  atormentaba, 
para  que  declaraíTen  los  the- 
foros  que  havian  efeondido. 

8  El  íuccíTor  Zam*  formó 
padrón  de  todo  lo  que  fe  de- 
bía tributar  ,  haciendo  partes 
de  los  bienes  que  pofleian  los 
Moros  fin  diviíion  ,  ni  íéñala- 
miento :  en  cuya  conformidad 
diítribuya  por  fuerte  las  por- 
ciones ,  aplicando  unas  a  los 
Soldados  ,  y  otras  al  Fifco. 
A  los  Omitíanos  de  las  Ciu- 
dades conquiftadas  por  fuer- 
za los  gravó  en  la  quinta  par- 


te :  y  á  los  que  no  tuvieron 
refiftencia ,  los  feñaló  la  deci- 
ma ,  fegun  refiere  Don  Rodri- 
go. Ambiza  duplicó  los  tribu- 
tos de  los  Chriltianos,  aumen- 
tando tambienel  Fifco  con  los 
bienes  de  los  Judíos,  como 
exprefla  el  Pacenfe  en  el  num. 
53.  de  nueítra  edición.  labia 
figuió  los  paños  de  Aiahor: 
pues  fegun  el  mifmo  Autor, 
#«#7.54.  preciso  á  los  Moros  a 
que  rcílituyeíTen  á  losChríf- 
tianos  muchos  bienes  que  les 
havian  quitado  en  tiempo  de 
paz.  Efte  fe  nombra  Gabye  en 
el  Arzobifpo  Don  Rodrigo. 
Los  fuceflbres  vivieron  en  caíi 
continua  guerra  ,  halla  que 
eligieron  á  Tuctfi.tX  qual  man-, 
do  hacer  nuevo  Padrón  ,  bor-s 
rando  de  la  lifta  de  los  tribu-; 
tos  á  los  Omitíanos  ya  difun- 
tos ,  como  afirma  el  Pacenfe 
0*10.75. 

9  De  lo  expuefto  fe  infie- 
re la  cruel  fervidumbre  en 
que  vivían  abatidos  los  Chrif- 
tianos ,  fin  poder  refiftir  á  la 
fuerza  con  que  los  Moros  les 
quitaban  las  heredades  que 
querían  ,  ni  á  la  inhumanidad 
conque  hacían  tributar  á  los 
vivos  por  los  muertos  ,  hafta 
que  (como  fe  ha  dicho)  miti-. 
gó  Yuccf  aquella  tyrania.  La 
elección  de  efte  fue  hecha  por 
los  que  vivían  en  Eípaña ,  fin 


Digitized  by  Google 


1 3  J      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3  ."&/>.  ¿; 

efpcrar  confulta,  y  fin  que  en  defpues  de  prevalecer  contri 

adelante  fe  mezclaíTc  nomina-  Yuccf.  lXTdc  entonces  empe- 

cion  del  Gobernador  de  Afri-  zó  la  clafle  de  los  Reyes  ,  por 

ca  ,  ni  de  los  Califas  ,  por  la  la  independencia  ,  que  les  hir 

firmeza  con  que  Abderraman  zo  fer  Soberanos :  y  fu  Cata*. 

I.  fe  eftablcció  en  el  Solio,  logo  es  como  fe  figuc. 


RETES  MOROS  DE  CORDOBA. 


Yucef.   129  747. 

Abderraman  I. . . .  Hegira.  139  A  Tu  7  5  ¿. 

Iífen  ,  ó  Hiíiano.  171  788. 

f  Alhacan  ,  ó  Hikemo  179  795. 

Abderraman  II   .  206  821. 

Mahomad  238  852. 

Almondar  273  886. 

Abdalla  275  888. 

Abderraman  111  300  913. 

Alhacan  350  961. 

Iflen.  366  975. 

10    Abderraman  I.  viendo-  Arracifes  ,  que  atraviesan  los 

fe  aíTegurado  en  el  Throno  montes  y  los  valles  de  E/paña: 

por  muerte  de  Yucef  (á  quien  fizo  las  buenas  Calzadas  que 

quitaron  la  vida  los  de  Tole-  van  de  las  unas  Villas  para  las 

do  )  en  Ja  Hegira  142.  año  de  otras.  Murió  en  h  Hegira  171. 

•759.  empezó  á  ennoblecer  la  fegun  el  Arzobilpo  Don  Ro- 

Ciudad  ,  edificando  Alcázar,  drigo  ,  á  quien  feguimos  en 

y  plantando  Jardines.  Dio  efta  noticia  previa  de  lo  Civil, 

también  principio  á  la  Mcz-  que  fe  debe  tener'  prefentc 

quita  en  la  Hegira  169.  (que  para  lo  Sagrado.  Fuefepulta- 

empezó  en  13.  de  Julio  del  do  en  el  Alcázar  de  Cordo- 

78J.)  y  la  ideó  con  tanta  mag-  ba. 

ninecncia  ,  que  no  huviefle  1 1    Sucedióle  fu  hijo  Ifen, 

otta  igual  en  ptimor  ,  y  en  el  quai  perficionó  la  funtuofa 

grandeza.  El  Efcrito  intitula-  fabrica  de  la  Mezquita ,  ern- 

do  Rafis.  añade ,  que  fizo  las  pezada  por  fu  padre  ,  y  edi- 
ficó 


Digitized  by  Google 


Catalogo  de  los fyyes  de  Córdoba.  t¡? 


ficó  otra  en  el  Alcázar  ,  como 
también  en  otras  partes.  La- 
bró el  Puente  que  mira  á  la 
Puerta  principal ,  y  fe  man- 
tiene nafta  hoy  ,  haviendo  fi- 
do  el  tnifmo  Rey  diredor  ,  y 
Sobreftantc  de  la  fabrica. 

12  Albacan  fu  hijo,  fugetó 
a  Toledo ,  que  fe  le  rebelo :  y 
extinguió  un  tumulto  de  los 
Arabes  Cordubefes  ,  colgan- 
do á  mas  de  trecientos  en  la 
Puerta  del  Puente  en  el  año 
de  817. 

13  Abderraman  II.  fu  hi- 
jo ,  excedió  á  todos  los  ante- 
eeflbres  en  el  empeño  de  iluf- 
trar  la  Ciudad  ,  elevándola  á 
lo  fumo  de  la  pompa  munda- 
na ,  en  honras  riquezas,  y  de- 
licias ,  mas  de  lo  que  fe  pue- 
de referir  ,  como  teftifica  San 
Eulogio  ,  que  era  teítigo  ocu- 
lar :  Honoribus  fublimavit,  glo- 
ria dilatavit  y  divitiis  cumula- 
vit  y  cunÓiarttmque  delitiarum 
mundi  afjiuentia  ,  ultra  quam 
credi  y  veldicifjs  e/t,  vchcn.en- 
tius  ampUavit :  ita  ut  in  omni 
pompa  /acular i  pradecejfores^e- 
nens  fui  Reges  exceder et  yjupe- 
rarety  0*  vimerct ,  lib.i.  cap.  1 . 
Eitc  (lie  el  que  empedró  las 
Plazas  de  Córdoba  ,  y  trajo 
aguas  á  la  Ciudad  ,  por  medio 
de  conducios  de  plomo  deíde 
las  cumbres  vecinas  ,  con  lo 
que  labró  fuentes  junto  á  la 


Ai  ezquita ,  junto  al  Palacio ,  y 
en  otras  diverfas  partes  ,  en  la 
Hegira  236.  que  empezó  en 
Julio  del  año  850.  y  aquel 
año  fe  hizo  mas  memorable 
por  haver  fido  la  Epoca  de  la 
Perfecucion  Arábiga ,  que  duró 
nafta  fin  de  el  año  852.  en 
que  murió  el  bárbaro  enemi- 
go de  la  Igleíia  con  el  defaf- 
trado  fin  que  merecía  :  pues 
viendo  dcfde  una  galería  del 
Palacio  los  cadáveres  de  los 
últimos  Martyrcs ,  y  mandan- 
do quemarlos  ,  no  folo  fue 
aquella  la  ultima  palabra ,  fin 
poder  hablar  mas ,  fino  que 
antes  de  apagarfe  la  hoguera, 
que  mandó  encender  contra 
los  Cuerpos  Santos ,  bajó  fu 
alma  al  fcpulcro  de  llamas, 
que  tenia  labrado  en  los  In- 
fiernos. 

14  M ahornad  heredó  con 
el  Cetro  de  fu  padre  el  odio 
de  los  Chriftianos  ,  y  le  real- 
zó :  pues  en  el  mi  fino  dia  de 
la  coronación  los  echó  fuera 
del  Palacio,  declarándolos  in- 
dignos de  fus  cargos  ,  y  ha- 
ciendo que  tributalfcn  como 
gente  vulgar ,  fin  perdonar  a 
los  que  gozaban  fueldo  por 
la  Milicia  ,  pues  mando  fe  les 
quitaíTe  el  eftipendio  ,  como 
afirma  S.  Eulogio  hb.  3.  cap.i. 
Pufo  en  los  minilterios  públi- 
cos á  los  que  moliraban  mas 

cn- 


Digitized  by  Google 


2  4<>     E/paña  Sdgrála.  Trat.  3  3 .  Cap.  6: 


encono  contra  los  Chriftia-   los  Chriítianos ,  don3e  red- 


do  ruda  y  humildemente  en  17   Abderraman  ///.fu  nie-, 

tiempo  de  los  Moros*,  pero  no  to  ,  tomó  el  di&ado  de  los 

defeargó  de  un  golpe  el  im-  Califas ,  que  vulgarmente  fe 

pe  tu  de  fu  furor  ,  á  caufa  de  dice  Miramamolin  ,  efto  es, 

verfe  conturbado  por  rebe-  Rey  de  los  creyentes.  Edirl-. 

liones  de  las  demás  Ciudades,  có  un  Cadillo  junto  á  Cordo-i 

que  le  aminoraban  las  fuerzas  ba  ,  el  qualexiftia  en  tiempo 

de  la  tropa  ,  y  no  contribuían  del  Arzobifpo  Don  Rodrigo, 

con  los  muchos  tributos  que  como  afirma  en  el  cap.  31.7, 

cargaba.  Eftos  cuidados  con-  fe  cree  fue  en  el  íltio  llamado 

tenían  el  defeo  en  que  ardia  Córdoba  la  vieja.  Adornó  mag- 

de  extinguir  á  los  Chriítianos  nificatuente  la  Mezquita  de  I4 

y  Judíos ,  para  quedarfe  folo  Ciudad  ,  y  algunas  otras, 

con  los  Mahometanos:  pero  18    Acerca  de  eftos  quatro 

fu  perfecucion  bailó  para  ha-  Reyes  he  vifto  entre  los  MSS. 

cer  apoftatar  á  muchos  de  los  del  Monafterio  de  Monferra-i 

nueftros ,  y  para  que  algunos,  te  de  efta  Corte  un  fragmento 

íin  dejar  el  nombre  de  Chrif-  Tacado  de  la  Suma  univerfal 

tianos  ,  moleftaflen  á  otros,  de  las  Chronicas  de  Ama4ed- 

fegun  individualizaremos  ade-  din  Abumalamed  por  Marco 

Jante,  de  Obelio  Citeroni ,  y  tradu- 

1  ^     Almondar  ,  ó  Almun-  cido  de  Arábigo  por  el  mif- 

dir  fu  hijo  ,  mitigó  los  tribu-  mo  :  y  fiendo  efte  fragmenta 

tos  ,  perdonando  á  los  Cordo-  muy  útil  para  confirmar  la 

befes  las  Decimas.  Pero  rebe-  Chronoiogia  proyectada  ,  le. 

landofele  la  Ciudad  ,  murió  pondremos  aquí, 

antes  de  cumplir   los  dos  19    En  el  Mes  llamado  Ra- 

años.  bialaquir  1  en  el  año  238.020- 

1 6    Ab dalla  ,  fu  hermano,  rió  Ab-durrahaman,  *  Señor 

proílguió  con  quietud  del-  dcEfpaña,el  qual  nació  en  el  año 

pues  de  un  tumulto  excitado  176.  Reynó  31.  años  ,f$.fne- 

por  Homar ,  á  quien  rindió ,  y  fes.  Era  de  color  trigueña  ,  de 


obligó  á  Homar  á  paíTarfe  á   ba,y  U  tenia  con  alheña.  De- 


perfiguió  tenazmente  :  lo  que 


(1)  Rabiee-ti \agcr.  (t)  Abd-rabman* 


Digitized  by  Google 


Catalogo  délos  3 

jó  4f.  hijos t  de  los  que  le  fue e dio 
-x  Mahamed  Bina  Dirrhaman.  « 

20  En  el  año  de  273.  mu- 
rió el  fobrediebo  Mahamed  Dir- 
rahrnan  ,  Señor  de  Efpaña  ,  el 
foftrero  dia  del  mes  de  Safar 
del  dicho  año  ,  de  edad  de  6*. 
años ,  y  de  fu  imperio  34.  y 
once  mefes  :  porque  entró  en  ta 
pojfefsion  del  Reyno  en  el  año 
238.  Dejó  33.  hijos  varones,  de 
los  quales  le  fucedió  Almondcr 

*  Binmahamed  1  el  tercero  dia 
defpues  que  murió  fu  padre. 

21  En  el  año  275^.  murió 
el  fobrediebo  Almonder  Bin- 
mahamed :  y  en  el  mifmo  dia 
juraron  a  fu  hermano  Abdala 

i  Binmahamed ,  $  d  los  diez  y 
fíete  dias  del  mes  de  Safar  ,  y 
rey  no  2  5 .  años. 

22  En  el  año  de  300.  mu- 
rió Abdala  ,  hijo  de  Mahamed 
de  Abdurraiman  en  el  mes  de 

'4  Rabialaurel ,  4  de  edad  de  42 . 
años  >  el  qual  era  de  color  b Lin- 
eo colorado ,  y  ojos  garzos  ,  de 
efiatura  mediana  :  folia  teñir 
la  barba  de  negro.  Reynó  cin- 
co años,  y  once  mefes.  Dejó  once 
hijos  varones :  pero  un  hijo  fuyo 
llamado    Mahemed  Almattul 
(porque  el  dicho  Abdalla  le  man- 
eto matar  ,  pues  Almaftul Jigni- 
fica  matado)  tenia  un  hijo  lla- 
mado Abderrahaman  Anafer, 
Tom.X. 

(1)  Mtbsmed-Bcn  Abdrabaman.  (i) 
Ben-Mobamed.   (4)  Rabice  el  aual. 


[ejes  Je  Córdoba.  241 

y  éfle  fucedió  a  fu  abuelo,  y  re- 
cibió la  pojfefsion  prefentes  fus 
tios  ,  y  los  tios  de  fu  padre ,  y 
ninguno  de  ellos  fe  mojiró  con- 
trario ,  ni  difeorde  ,  y  éfle  def- 
pues fe  nombró  Anafer. 

23  Efte  es  el  que  nombra- 
mos Abderrahaman  III.  que 
reynó  50.  años,  á  quien  fu- 
cedió  fu  hijo  Alhacan  ,  el  qual 
desfrutó,  y  mantuvo  la  paz  enl 
que  fu  padre  le  dejó  el  Rey- 
no  ,  hafta  el  año  de  los  Arabeg 
366.  que  fue  el  976.  de  Chrifc 
to  en  que  murió  ,  y  le  fucc«< 
dio  fu  hijo  IíTen. 

24  Efte  IíTen  empezó  a  los 
diez  años  de  fu  edad ,  tenien- 
do por  Alhagib  ,  ó  Vi- Rey,  g 
Mahomad  Abenhamir,que  fue; 
llamado  Almanzor  (efto  esv 
defenfor)  y  gobernó  por  efpa-» 
ció  de  26.  años  dcfdc  el  977. 
al  1003.  en  qae  murió.  Efte 
crió  al  joven  Rey  IíTen  en  de-* 
licias  ,  teniéndole  como  en-* 
carcelado  en  el  Alcázar ,  ílt* 
tratar  mas  que  con  Eunucos, 
y  mugeres,  y  fin  tener  de  Rey 
mas  que  el  nombre.Por  muer- 
te del  Vi-Rey  Abenhamir,  en- 
tró en  el  manejo  fu  hijo  Ab- 
delmclich ,  y  fe  mantuvo  enf 
el  gobierno  por  feis  años  ,  y 
ocho  mefes  ,  hafta  la  Hegira 
quatrocicntas  ,  en  que  empe- 
ce zó 

Almondar  Ben-Mobamed.  (3)  Abdalta 


Digitized  by  Google 


%  4.  x      Efpatía  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  6. 


zó  fu  hermano  Abderramen, 
á  quien  por  fus  muchas  mal- 
dades mataron  á  los  quatro 
me  fes  y  medio  al  fin  del  año 
1009.  ó  principios  del  figuien- 
te ,  en  que  llevaba  Iflcn  trein- 
ta y  tres  años  de  titulo  de 
Rey. 

25  Con  la  muerte  de  aquel 
Gobernador  Abderramen,em- 
pezaron  grandes  difeordias 
entre  los  Moros  ,  figuiendo 
unos  el  partido  de  Almabadi, 
que  fe  rebeló  en  Córdoba  ,  y 
prendió  al  Rey  Iflen  ,  publi- 
cando que  havia  muerto  :  lo 
que  autorizó  con  la  maldad 
de  quitar  la  vida  á  un  Chrif- 
tiano  muy  parecido  á  Iflen. 
Otros  de  Berbería  efeogieron 
por  Principe  á  un  pariente  de 
Iflen ,  llamado  ZultmA,t\  qual 
fe  confederó  con  el  Conde  de 
Cartilla  Don  Sancho ,  hijo  del 
Conde  Don  Fernando:  y  vien- 
dofe  vencido  Almahadi ,  facó 
al  Rey  lflen, á  quien  antes 
fingió  muerto,  para  que  le  re- 
conocieflen  por  Rey  ,  y  no  fe 
fugetaíTen  á  Zulema :  lo  que 
no  pudo  perfuadir,  y  tuvo  que 
efeonderfe  para  falvar  la  vida: 
pero  rehaciendofe  defdc  To- 
ledo ,  venció  á  Zulema  ,  te- 
niendo á  fu  favor  treinta  mil 
Saracenos,  y  nueve  mil  Chrif- 
tianos.  Entró  victorioíb  en 
Córdoba ,  donde  fue  recoce 


cido  por  Rey  nafta  del  m¡£ 
mo  IíTen  ,  que  era  el  legitimo. 
Pero  aumentando  los  barba- 
ros fu  barbarie ,  reftituyeron 
en  el  Throno  á  Iflcn  ,  enve- 
gándole la  perfona  de  Alma- 
hadi ,  á  quien  degolló ,  y  en- 
vió la  cabeza  á  Zulema ,  cre- 
yendo que  de  aquel  modo  fe- 
guiria  fu  partido.  Zulema  la 
envió  á  Toledo ,  donde  vivía 
un  hijo  del  difunto,  y  fue  cau- 
fa  de  rebelarfe  la  Ciudad.Rin- 
dióla  luego  Iflen  ,  que  hizo 
degollar  al  hijo  de  Almahadi, 
llamado  Obeydalla  ,  á  quien 
los  Toledanos  havian  declara- 
do por  fu  Rey. 

26  No  defiftia  Zulema  de 
fu  empeño  ,  y  favorecido  de 
los  Berberifcos  juntamente 
con  los  que  preíidian  en  Zara-j 
goza  ,  y  Guadalajara ,  tomó  á 
Córdoba ,  viendofe  Iflen  prc- 
cifado  á  huir  á  Africa.  De  efte 
modo  fe  acabó  la  Monarquía 
de  los  Saracenos  en  Córdoba: 
pues  continuando  las  fedicio- 
nes  ,  fe  levantaron  por  Reyes 
los  Gobernadores  de  las  prin- 
cipales Ciudades  ,  cuyos  di- 
verfos  interefles ,  y  partición 
de  fuerzas,firvió  para  las  cott- 
quiftas  de  los  Chriftianos,  que 
cada  dia  iban  aumentando  fus 
dominios. 

27  La  guerra  de  Córdoba, 
fue  un  fobrefaliente,  que  fer- 

via 


Digitized  by  Google 


Catalogo  Je  los  fyjes  Je  Cor  Joba.  143 


vía  de  Epoca  en  la  memoria 
de  los  Moros  aun  en  tiempo 
del  Arzobifpo  Don  Rodrigo, 
como  afirma  en  el  cap.  35.  y 
dice  fue  en  la  Hegira  404.  ef- 
to  es ,  defde  el  dia  1?.  de  Ju- 
lio del  año  1013.  haíía  el  dos 
de  Julio  del  1014.  y  profiguió 
Ja  decadencia  por  medio  de 
las  guerras  civiles.  En  Africa 
le  levantó  la  facción  de  los 
Almorávides,  y  luego  de  los 
Almohades  ,  de  que  tratamos 
en  el  Tomo  precedente. 

2$  £1  ultimo  que  dcfpues 
de  las  turbaciones  del  reyna- 
do  de  IíTen  gobernó  en  Cór- 
doba ,  fe  llamó  labuar,  men- 
cionado por  el  Arzobifpo  Don 
Rodrigo  en  el  cap.  48.  de  la 
Hiftona  de  los  Arabes.  Def- 
pues  pafsó  Córdoba  al  domi- 
nio de  los  que  rcynaron  en  Se- 
villa ,  fegun  prevenimos  en  el 
Tomo  o.  pag.233. 

29  En  todas  eftas  turba- 
ciones no  hay  duda, que  pade- 
cerían mucho  los  Chriftianos. 
La  memoria  mas  iluftre  de 
aquel  tiempo  es ,  que  el  Rey 
Don  Alfonfo  I.  de  Aragón  hi- 
zo una  entrada  en  la  tierra  de 
los  Moros  con  poderofo  Egcr- 
cito  en  el  año  de  11 24.  en 
que  llegó  hada  Córdoba,  cau- 
fando  tanto  terror  en  los  ene- 
migos ,  que  ninguno  fe  atre- 
vió á  íalic  de  las  fortalezas. 


Los  campos ,  los  frutos  ,  y  los 
ganados  quedaron  francos  al 
pillage  de  los  Soldados ,  que 
lo  talaron  todo  por  efpacio  de 
íeis  femanas  en  que  fe  detuvo 
el  Egercito  por  aquellas  tier- 
ras. Los  Muzárabes  can  fados 
ya  de  tan  continuadas  c  info- 
portables  vejaciones ,  fe  pre- 
fentaron  al  Rey  Don  Alfoníb 
en  numero  de  cafi  diez  mil, 
proponiéndole  el  gozo  que 
havian  tenido  con  lu  venida, 
á  caufa  de  feries  ocafion  de 
librarfe  de  tan  dura  fervidum- 
bre  por  medio  de  feguirle  to- 
dos con  fus  familias,  como  de- 
feaban:  pues  aunque  afsi  ellos, 
como  fus  Mayores,  havian  re- 
cibido el  Bautifmo ,  y  feguido 
la  Fé  de  Chriftoj  con  todo  eífo 
laefclavitud  délos  Barbaros 
no  les  permitía  la  total  inftruc- 
cion  en  los  Myfterios  ,  por 
auanto  ni  los  Muzárabes  po- 
dian  paífar  á  Francia  á  bufear 
Doctores ,  ni  eftos  venían  á 
fus  pueblos ,  por  la  barbarie 
de  los  Enemigos.  El  Rey  con- 
defeendió  á  la  tierna  fúplica 
de  los  afligidos  :  y  una  gran 
multitud  de  familias  Muzára- 
bes efeogió  aquel  deftierro 
voluntario ,  dejando  la  amada 
Patria  por  amor  de  la  Religión 
Chriftiana  ,  y  fíguió  al  Rey 
Don  Alfonfo  ,  que  los  llevó 
„  á  fusReynos  de  Navarra  y; 

„  Ara- 


Digitized  by  Google 


244        E/paña  Sagrada.  Trat.$j.  Cap. 6 


„  Aragón ,  donde  no  folo  los 
heredó, mas  aun  mandó,que 
„  ellos  y  fus  fuceflbres  fueflen 
„  hijofdalgo  infanzones ,  dan- 
„  doles  para  ello  fus  privile- 
„  gios  ,  en  la  Villa  de  Alfaro 
„por  el  mes  de  Junio  de  efte 
„  mifmo  año  1 1 26.  fiendo  pre- 
„  fentes  Don  Sancho  de  Ro- 
„  fas  ,  Obifpo  de  Pamplona, 
f ,  Don  Eftevan  de  Huefca ,  y 
„  Don  Sancho,Obifpo  de  Ca- 
lahorra  &c.  como  eferibe 
Caribay  tom.3.  lib.23.  cap.8. 

30    La  expedición  referi- 
'da  del  Rey  Don  Alfonfo  fe 
halla  en  Orderico  Vital ,  cu- 
yos fragmentos  de  lo  que  mi- 
ra á  E ("paría  ponemos  en  el 
Apéndice  ultimo.  Veafe  defdc 
el  nnm.6*.  donde  refiere  la  fu- 
neíta  re  ful  ta  de  que  viendo 
los  Moros  de  Córdoba ,  y  de 
otras  Ciudades ,  la  multitud 
de  Chriftianos  ,  que  con  fus 
familias  y  bienes  íiguieron  al 
Rey  de  Aragón  ,  fe  irritaron 
tanto  contra  los  demás  Muzá- 
rabes ,  que  no  contentos  con 
quitarles  las  haciendas  ,  die- 
ron á  muchos  muerte  cruel- 
mente ,  á  otros  los  azotaron 
con  inhumanidad  ,  prendien- 
do á  unos,  injuriando  á  todos, 
y  finalmente  defterrando  á 
Africa  á  los  que  tuvieron  por 
delante  ,  con  el  intento  de  ex- 
tinguir la  Chnftiandad, 


21     Efta  infeliz  tragedia 
tuvo  principio  en  el  ano  de 
1123.  Era  de  1161.  en  que  los 
Anales  primeros  Toledanos 
feñalan  la  entrada  del  Rey 
de  Aragón  en  tierra  de  los 
Moros,  por  eftas  palabras:  En- 
tró el  Rey  de  Aragón  congrand 
bueft  en  tierra  de  Moros  ,  O*  li- 
dió ,  O-  venció  a  XI.  Reyes  di 
Moros  en  Aranzuel,  Era  MCL- 
XI.  En  el  año  figuiente  cx- 
preíTa  el  deftierro  de  losChrik 
tianos  pallados  á  Marruecos; 
Pajearon  los  Mozárabes  a  Mar- 
ruecos ambidos ,  Era  MCLXIÍ. 
que  fue  el  año  de  11 24. y  aun- 
que Orderico  refiere  efta  his- 
toria en  el  año  íiguiente  1125*. 
parece  debe  eftarfe  mas  al  do- 
cumento domeítico,puesOrde- 
rico  juntó  muchos  íuceífos  en 
aquel  año.  Si  no  que  digamos 
ha  ver  fe  empezado  la  perfecu- 
cion  en  el  de  24.  y  concluido-: 
fe  en  el  figuiente.  Lo  cierto 
es  ,  que  por  entonces  experi- 
mentó la  Chriftiandad  deCor-s 
doba  una  tempeftad  tan  def- 
echa ,  que  parece  la  condujo 
al  ocafo :  y  no  fe  defeubre 
tiempo  mas  oportuno  que 
te ,  para  la  acción  de  ocultar 
los  Chriftianos  las  Reliquias, 
que  defpues  fe  encontraron 
juntas  en  una  Iglciia  debajo 
de  la  tierra  :  pues  viendo  que 
los  queiian  deíterrar ,  es  muy 

con* 


Digitized  by  Google 


3)*/  eftado  de  la  Chrtftiandad,  <?e.      i  4. 5 

tonforme  á  razón  que  proco-  dejando  puerta  inferipcion  eri 

raíTca  dejar  en  falvo  loscuer-  una  pequeña  iofa ,  y  perfeve- 

pos,  y  reliquias  de  los  Santos,  rando  entre  los  Chriftianos  la 

ocultándolos  del  conocimien-  voz  de  la  Iglcfia ,  y  fítio  en 

fo  de  los  enemigos  ,  á  fin  de  que  citaban  depofitadas  las 

3[ue  no  los  profanaflen :  y  por  Sagradas  Reliquias.  Efta  voz 
1  Dios  fe  compadecía  algún  continuó  nafta  el  Siglo  deci- 
día de  volver  la  ferenidad  á  fu  mofexto,  en  que  fe  defeubric- 
Igicfia ,  los  recogieron  todos  ron ,  fegun  referiremos  ade- 
Cn  un  fepulcro  fubterranco,  lante. 

CAPITULO  VIL 

1DEL   ESTAW  S)E  LA  CH1#ST1AK®AZ> 

en  Córdoba  durante  el  cautiverio. 

X     A  Quel  Throno  de  la  remos  defpucs  :  ahora  cotí- 
íuperfticion  Maho-  viene  anteponer  lo  que  mira 
fnetana  que  los  Moros  efta-  al  efta  do  de  la  Chriftiandad, 
blecieron  en  Córdoba,  eftuvo  exponiendo  ,  que  Templos^ 
tan  lejos  de  apagar  la  luz  del  que  converfacion ,  que  libera- 
Evangelio  ,  que  antes  bien  tad ,  y  qué  oprefsion  teniani 
como  los  grandes  incendios  los  Chriftianos  de  Córdoba 
mas  fe  aumentan»  que  fe  apa-  durante  el  yugo  de  los  Reyc$ 
can  con  las  aguas ;  afsi  Cor-  Moros. 
Soba  mantuvo  viva  la  Fe  á 
vifta  de  los  enemigos  de  la  §.  I. 
Iglcfia,  fin  que  la  pudieíTcn 

extinguir,  por  fer  mayor  fu  OFIC  IOS    DIVINO  3+ 
caridad  ,  que  las  aguas  de  la     y  Templos  que  per/ev  eraron 
tribulación.  en  la  Ciudad. 

2  Huvo  acerca  de  efto 
'dos  citados :  uno  de  paz  :  otro  3  Todos  los  Chriftianos* 
de  pcrfccucion  :  pero  todas  que  efeogieron  quedarfe  en- 
de prueba,  por  los  malos  tre  los  Moros,  fe  mantuvic- 
cgemplos  de  los  Mahometa-  ron  con  libertad  de  Religión, 
n  os.  De  los  martyrios  trata-  por  la  utilidad  que  de  allí  fa- 
TétntXé  CJj  ca- 


Digitized  by  Google 


1^6        E/paña  Sagrad, 

caba  la  política  de  los  vence- 
dores ,  teniendo  de  eñe  modo 
tanto  mayor  numero  de  Vaf- 
fallos  tributarios  ,  quanto 
fuelle  mas  copiofo  el  de  los 
Chriftianos.  No  podían  los 
Saracenos  poblar  y  cultivar 
por  si  el  vafto  eípacio  de  las 
Provincias  que  conquiílaron. 
Tampoco  los  habitadores  an- 
tiguos fe  huvieran  reducido 
ápcrfeverar  en  fus  Pueblos  á 
cofta  del  gravifsimo  pecado 
de  apoftatar  de  la  Fe  :  permi- 
tiendo pues  el  Vencedor  la 
libertad  de  Religión  >  loqró 
tener  por  Vaífallos  á  los  mif- 
ffios  Señores  de  la  tierra ;  y 
eftos  efeogicron  la  fervidum- 
bre ,  por  no  dejar  el  fuelo  de 
íus  amadas  Patrias.  De  alli 
nació ,  que  en  los  Pueblos  no 
arruinados  qucdaíTc  tanto 
numero  de  Chriftianos  con 
Iglefias ,  con  Miniftros,  y  con 
egercicio  de  las  funciones 
acoftumbradas  ,  pues  todo  re- 
dundaba en  utilidad  de  los 
Barbaros ,  por  las  contribu- 
ciones que  de  alli  refultaban. 
Pero  huvo  otra  caufa  fupe- 
rior  de  parte  de  la  Divina 
Providencia ,  que  permitió  el 
-egercicio ,  y  purificación  de 
Jos  Fieles ;  mas  no  quifo ,  que 
la  Iglefia  fe  extinguicíTc  :  ve- 
rificandofe  entonces  lo  que 
de  ella  tenia  dicho  en  los  Can- 


.Trat.$}.Cap.7; 

tares  ,  que  era  como  la  Rófa 
entre  las  Efpinas.C*»f.2. 

$  Efta  libertad  de  los 
Chriftianos  en  punto  de  Re- 
ligión ,  confta  por  egemplares 
de  diverfas  Ciudades  :  pero 
aunque  no  fe  huvielle  confer- 
vado  ninguno  ,  bafta  lo  que 
fabemos  de  Córdoba :  pues  íl 
en  ella ,  ficndo  Throno  de  los 
Perfcguidores  ,  profeflabah 
libremente  la  Fe  ;  mucho  mas 
defahogo ,  ó  á  lo  menos  no 
menor ,  havria  en  otros  Pue-. 
blos.  La  libertad  de  la  Reli- 
gión en  Córdoba  fe  lee  en  San 
Eulogio  //¿.i.  Memor.  Sanéio- 
rumynum.i^,  donde  dice:  In~ 
ter  ipfos  fine  molcjiia  fidei  de- 
gimus  y  alegando  efto  como 
uno  de  los  argumentos  que  fe 
hacian  contra  los  que  íe  pre- 
íentaban  al  martyrio,  íegun 
luego  referiremos. 

5  Vivían  pues  los  Chrif- 
tianos fin  extoríion  en  punto 
de  la  Fe  ,  efto  es  ,  que  no  les 
moleítaban ,  ni  compelían  los 
Moros  á  que  faltaflén  á  ella, 
permitiéndole^  en  el  tiempo 
de  paz ,  que  tuvieífen  Iglenas 
con  Torres,  y  Campanas,  co- 
mo vemos  en  el  Apologético 
de  San  Eulogio  num.8.  Bafili~ 
carum  turres  everteret ,  tem- 
plorum  arces  dirueret ,  O*  ex- 
celfa  pinnaculorum  profterne- 
ret  ,  qua  fignorum geji amina 

trtnt 


Digitized  by  Google 


DW  cfta do  de  la  Chr¡fiUn¿aáy  <<rc.       1 4  \ 


innt  adconventum  canonicum 
quotidie  Cbrifticolis  innuen- 
dum.  Por  efta  libertad  de  te- 
ner y  ufar  Campanas  vemos 
también  la  de  concurrir  pu- 
blicamente á  lalgleíia  para 
los  Oficios  Divinos ,  que  el 
Santo  entiende  bajo  el  nom- 
bre de  Convento  Canónico, 
ó  Junta  feñalada  por  la  Ley, 
y  efta  era  quotidiana  ,  afsif- 
tiendo  cada  dia  los  Fieles  á  la 
Igleíia  ,  llamados  á  fon  de 
Campana. 

6  Podian  ufar  alli  de  fo- 
lem  lid  id  en  el  culto,  pues  los 
Cantores  ,  los  Pfalmiftas  ,  los 
Lectores ,  los  Levitas ,  todos 
egercitaban  fus  cargos,  como 
declara  el  Santo,  quando  en  el 
documento  Martyriat  num.7. 
Jlora  el  filencio  que  por  la 
aclual  perfecucion  padecía  la 
Iglefia :  Non  promit  Cantor  di- 
vinum  carmen  in  publico  :  non 
vox  Pfalmijla  tinnit  in  Choro: 
non  Lector  concionatur  in  pul- 
pito :  non  Levita  evangelizat 
in  populo :  non  Sac-rdos  thus 
infert  altaribus.  Celebraban 
folemnemente  las  fieílas  cla- 
ílcas  y  como  exprefla  el  Abad 
Samfon,  quando  afea  en  el 
Obifpo  Hoílegefis  ,  que  no 
afsiíticíTe  á  las  Vifpcras  cla- 
ficas  en  el  día  17.  de  Diciem- 
bre ,  en  que  defde  el  Conci- 
lio X.  Toledano  fe  celebraban 


las  Vifperas  de  la  folemnid  id 
de  la  Virgen  ,  y  íe  mantenía 
la  fieíta  en  el  citado  dia, quan- 
do efcrlbia  Samfon,  efto  es,en 
el  año  de  863.  comoeferibe 
en  el  Proemio  de  fu  libro  2.  al 
fin  del  num.2.  Jpfo  dle  quo 
vefpertinis  officiis  in  bonore.n 
Genitricis  Dotnini  SOLEMXI- 
TER  confuevit  Ecclejia  cele-' 
brare  O'c.  En  San  Eulogio  fe 
halla  también  mencionado 
varias  veces  el  Rito  d  z  las  H  o- 
ras  Canónicas  ,  obfervadas 
tan  conftantemente ,  que  aun 
citando  en  la  Cárcel  las  guar- 
daban ,  como  fe  vio  delpues 
de  el  martyrio  de  Santa  Flora 
y  Maria:  Horam  Nonam  in  Dei 
laude  perfolvimus  :  ac  deinceps 
autlis  tripudiis  Veípcrtinum, 
Matutinum  ,  0-  Mifale  Sacri- 
ficium  O'c.  Epift.  2.  ad  Aha- 
rum.  Alvaro  ,  en  el  Indiculo 
num.$.  refiere  las  irrifiones  de 
los  Moros ,  quando  oían  la 
Campana  con  que  los  Cfirií- 
tianos  tocaban  á  las  H  >ras 
Canónicas  :  Sed  cum  BafiV.cét 
Jignum,  boc  eft  tinnientis  ¿tris 
fonitum ,  qui  pro  conuentu  Ec- 
clejidt  adunando  boris  ómnibus 
Canonicis  percutitur ,  auJiunt, 
0-c. 

7  Para  aquel  culto  Divi- 
no havia  un  copiofo  numero 
de  Clérigos  ,  que  mantenían 
fu  regular  Gcrarquia ,  de  Ar- 

Qj.  ccí 


Digitizeci  by  Google 


14*      E/paña  Sagradd,  Trat.  3  3 .  Cap,?; 


cediano ,  y  Arciprefte  ,  prcíi- 
dídos  por  Obifpo  ,  como  fi 
«o  htiviera  havido  novedad 
en  los  Monarcas ,  fegun  conf- 
ta  por  las  Obras  de  San  Eulo- 
gio, de  Samfon ,  y  de  Cypria- 
»o  ,  que  fe  irán  alegando  en 
adelante. 

8  También  confervaban 
el  Rito  EcleíiaiTico  de  que  los 
Sacerdotes  fuefíen  por  los 
cuerpos  de  los  difuntos ,  y  los 
Ucvaflcn  en  pública  procef- 
ílon  a  la  Igleíia ,  con  los  Pfal- 
mos  acoftumbrados :  aunque 
cita  libertad  les  cortaba  bien 
cara  en  tiempo  de  perfecu- 
cion  ,  por  las  mofas  y  vilipen- 
dios con  que  afligían  á  los  Sa- 
cerdotes ,  y  á  los  Fieles,  fegun 
refiere  el  Autor  del  lndiculo 
luminofo  num.ó.tomo  Xl.pag. 
229.  Dum  defunélorum  corpo- 
ra  a  Sacerdotibus  vident,ut  mot 
ift  Ecdcjtafticus  ,  humo  dando, 
portare,  0-c.  Y  quando  en 
tiempo  turbado  mantenían 
hafta  en  las  calles  las  ceremo- 
nias fagradas ,  bien  claro  es, 
que  en  el  tiempo  de  paz  vi- 
vían en  fus  ritos  como  fi  no 
huvicra  fobrevenido  nove- 
dad. 

IGLESIAS  DENTRO  DE 
U  Ciudad. 


g  í-os  Templos  eran  mu- 


chos, fegun  la  grandeza  de  lá 
Corte  ,  y  el  copiofo  numero 
de  Chriftianos,  y  de  Clérigos. 
No  folo  perfeveraron  Iglcfias 
de  las  antiguas  ,  fino  que  pu- 
dieron reítaurarlas ,  y  hacer 
otras  de  nuevo ,  aunque  con 
ruda  fábrica  ,  como  teftifica 
San  Eulogio  iib.3.  cap.3.  Juh 
btt  Ecslejias  nuper  firuéias  di-», 
ruere ,  O"  quidquid  novo  cultu 
im  antiquis  Bajílieis  fplendebat9 
fuer at que  tetnporibus  Arabum 
rudi  formatione  adjefium,  tli-x 
dere. 

1  o  Eftas  rcftaui aciones ,  y 
fábricas  fe  hacían  con  las  T rr-; 
cias  que  dcfdc  lo  antiguo  efn 
taban  dedicadas  paralas  fá-t 
bricas  Eclefiafticas  ,  como  re- 
copiló el  Concilio  XVI.  de 
Toledo  tit.  5.  y  por  Samfon 
vemos  perfeveraban  de  eftc 
modo  los  Muzárabes  ,  pues 
con  razón  arca  en  Hoftegefis 
que  exigía  con  rigor  las  Ter- 
cias, empleándolas,  no  en  ref-» 
taurar  los  Templos ,  ó  en  fo-: 
correr  los  pobres  j  fino  en  re- 
gal  arfe ,  y  hacer  regalos  á  los 
Miniftros  del  Palacio ,  con 
otras  immundicias  ,  c  iniqui-. 
dades  ,  como  íc  ve  en  el  Proe- 
mio del  lib.2.  num.i.  Sed  &t 
Tertiam  oblationutn  Ecclejity 
quam  Epi/copt  legaliter  Jolent 
éu  cipe  re  ,  O*  in  refiautatione 
Bajiliearum  ,  fumptúfque  pau-, 
perum  wnfumert 

  ffíAfe 


Digitized  by  Google 


Iglefias  dentro  de  la  Ciudad. 


TEMPLO  DE  S.  ACISCLO. 

11  Entre  aquellas  Iglc- 
íias  hallamos  algunas  mcncio- 
nadas  en  San  Eulogio.  Una 
de  San  Acifclo  Martyr,  en  que 
citaba  fu  cuerpo ,  fegun  afir- 
ma el  Santo  lib.  2.  cap.  i.y  5. 
Menciónala  también  el  Abad 
Samfon  en  el  Prologo  del  lib. 
2.  num.  8.  diciendo ,  que  los 
enemigos  del  Obifpo  legiti- 
mo de  Córdoba  hicieron  re~ 
íidir  en  la  lgleíla  de  San  Acif- 
clo al  que  introdugcron  por 
fuerza  ,  quando  depuíieron  á 
¡Valcncio  :  In  Bafiücam  S.Acif- 
cli  fcccrunt  refidcre ,  fegun  re- 
feriremos al  hablar  de  aquel 
Obifpo.  El  Arciprefte  Cy- 
prian  hizo  también  memoria 
de  cita  Igleíia  en  los  Poemas 
que  publicamos  en  el  Tomo 
XI. 

Morales  ,  y  Ribas  dicen 
que  huvo  dos  lglcílas  de  San 
Acifclo ,  y  no  una  fola.  Pero 
Gómez  Bravo  infiftc  en  que 
no  huvo  mas  que  una ,  como 
prueba  en  el  lib.  2.  cap.  3. 
concluyendo  que  es  la  actual- 
mente dedicada  á  San  Acif- 
clo, y  Vitoria. 

12  De  eíta  Iglefta  eferi- 
ben  muchos,  que  era  á  un 
roifmo  tiempo  Monafterio, 
fundandofe  con  Morales  en 
que  hablando  San  Eulogio, 


del  Martyr  San  Perfecto,  Pref- 
bytero  del  Templo  de  San 
Acifclo ,  dice  que  pafsó  caíi 
toda  fu  juventud  en  aquel 
Convento  :  In  pradifto  tranft- 
git  Cambio  lib.  2. cap.  1.  Con 
todo  eflb  no  me  perfuado  á 
que  fuefle  Monafterio  aquella 
Igleíia :  porque  en  tal  cafo 
huviera  ¿do  Monge  San  Per- 
fecto ,  que  vivió  y  floreció  in 
pradifio  Caenobio  :  y  como 
San  Eulogio  nunca  le  dio  tal 
dictado  (íiendo  afsi  que  no  le 
calló  en  los  que  eran  Mon-¡ 
ges)  inferimos  que  era  Cléri- 
go, en  grado  de  Sacerdote  ,  ó 
Presby  tero ,  que  fon  los  nom- 
bres con  que  habla  de  el  San 
Eulogio ,  y  Alvaro  en  el  In* 
diculo  num.2.  Lo  mifmo  ve» 
mos  en  otros  Martyres  cria- 
dos en  aquel  Templo  ,  á  nin- 
guno de  los  qualcs  llama 
Mongcs  San  Eulogio  :  antes 
bien" en  el  lib.3.  cap.8.  dice, 
que  San  Anaftafio  fue  Diáco- 
no de  efta  Igleíia  ,  y  que  def- 
pucs  fe  inclinó  á  la  vida  Mo~ 
naftica :  lo  que  fupone,  no  fer 
Monafterio  el  Templo  en  que 
era  Diácono.  Diremos  pues 
que  el  nombre  de  Cenobio,  ar- 
riba mencionado,es  lo  mifmo 
que  Catus  ,  Junta,  6  Comuna 
dad  de  Clérigos. 

13  No  folo  fe  crió  en 
aquella  Igleíia  San  geife&o, 

fe 


Digitized  by  Google 


i  j  o      E/paña  Sagrada 

fino  que  defpucs  del  marty- 
rio  fue  allí  fepuitado.  Lo  mif- 
mo  fe  verificó  en  el  Levita 
San  Sifenando  Martyr  (  ¡ib. 2. 
sap.<¡.)  de  modo  que  á  un  mif- 
mo  tiempo  era  aquella  Santa 
cafa  Paicftra ,  y  Panteón  de 
Martyrcs.  En  efta  Iglefia  le 
armaron  ,  y  animaron  para  el 
mar ty rio  las  Virgenes  Santa 
Flora ,  y  Santa  María :  y  en 
ella  fueron  colocadas  fus  ca- 
bezas :  ¡ib.  2.  cap.  8.  Alli  fe 
crió ,  y  firvió  el  Prcsbyrcro 
San  Anaftafio  Martyr  :  ¡ib. 
cap. 8.  y  alli  fue  fepuitado  el 
Martyr  San  Argemiro  ¡ib.  3. 
cap.ió* 

TEMPLO  DE  SAN  ZOTL. 

14  La  fegunda  Iglefia  de 
Córdoba  era  la  de  San  Zoyl. 
En  efta  floreció  el  Sandísimo 
Padre  San  Eulogio  ,  íiendo 
uno  de  los  Clérigos  de  aquel 
Santo  Colegio  ,  y  fingulari- 
zandofe  en  paflar  alli  las  no- 
ches en  Oración ,  como  refie- 
re Alvaro  en  fu  Vida.  Dcf» 
pues  de  fu  martyrio  fue  colo- 
cado el  Santo  cuerpo  en  efte 
Templo ,  fegun  afirma  el  mif- 
mo :  infiriendofe  de  los  alega- 
dos cgemplarcs  ,  que  cada 
uno  fe  enterraba  en  U  Iglefia 
á  que  citaba  dedicado.  Lo 
núímo  fe  verificó  en  el  Dia- 


Trat.$$Xap.7. 

cono  San  Pablo ,  que  eftudio; 
y  firvió  en  efta  Iglefia,  y  def- 
pues  del  martyrio  fue  fepui- 
tado en  ella ,  con  el  cuerpo 
del  Martyr  San  Thcodemiro 
de  Carmona.  Alli  fueron 
también  puertos  los  cuerpos 
de  los  Martyrcs  San  Chrifto- 
val  >  y  Leovigiido  Monges, 
como  eferibió  San  Eulogio 
lib.2.cap.6.  y  11. 

15  También  fe  hizo  me- 
morable el  Templo  de  San 
Zoyl  por  el  iluítre  Samfon, 
que  fue  puedo  por  Abad  ,  ó 
Re&or  de  efta  Iglefia  ,  fegun 
refiere  él  mi  fino  en  el  Proe- 
mio del  lib.2.  num.8. 

16  Eftc  Templo  no  fue 
edificado  en  tiempo  del  mar- 
tyrio de  San  Zoyl ,  fino  def- 
pucs,  en  el  Imperio  de  los 
Godos.  La  advocación  que 
tuvo  en  fu  principio  era  de 
San  Félix:  y  empezó  á  intitu- 
larfe  de  San  Zoyl ,  deídc  que 
el  Obifpo  Agapio  II.  delcu- 
brió  el  cuerpo  de  eftc  glorio- 
fo  Martyr.  Entonces  le  colo- 
có en  la  Iglefia  de  San  Félix, 
y  fiendo  eíta  pequeña ,  la  en- 
grandeció ,  intitulandofe  def- 
de  entonces  de  San  Zoyl,  por 
el  cuerpo  de  tan  gloriofo  Mar- 
tyr. 

17  Los  Breviarios  anti- 
guos de  Córdoba  ,  y  de  Bur- 
gos ,  mencionados  por  Mora- 
les 


Digitized  by  Google 


Iglefias  dentro  de  la  Ciudad.  i  j  i 


Ies  lib.io.cap.15.  añaden  que 
el  Obifpo  hizo  a  cita  Iglcíía 
de  San  Zoyl  Monafterio  tan 
principal ,  que  vivían  en  el 
cien  Monges.  Oponefe  á  efto 
el  Padre  Roa  en  la  Vida  del 
Santo ,  diciendo  ,  que  el  Mo- 
nafterio  deS.Zoyl  era  muy  di- 
ver  fo  de  la  Igleüa ,  en  virtud 
de  hallarfe  aquel  fuera  de  la 
Ciudad ,  y  éíla  dentro  ,  como 
leemos  en  San  Eulogio.  Pero 
Morales ,  y  los  Breviarios  an- 
tiguos no  hablan  del  Monas- 
terio de  San  Zoyl ,  que  fe  in- 
titulaba Armilatenfe  ,  y  era  el 
deruera  de  la  Ciudad  ,  como 
luego  diremos  :  fino  de  otro 
edificado  en  la  mifma  Iglefia, 
donde  fe  pufo  el  cuerpo  del 
Santo ,  quando  fue  defeubier- 
to  por  el  Obifpo  Agapio  :  y 
eñe  Templo  de  las  Reliquias 
de  San  Zoyl  cftaba  dentro  de 
Ja  Ciudad  ,  como  confta  por 
San  Eulogio.  Aqui  es  donde 
los  textos  citados ,  y  el  MS. 
del  Cerratenfc  ,  Efcritor  del 
Siglo  XIII.  expreífan  haver 
edificado  el  Obifpo  del  tiem- 
po de  Sifebuto  el  Monafterio 
de  cien  Monges ,  como  lee- 
mos en  el  Apéndice  IV.  de 
efte  Tomo :  lo  que  no  puede 
equivocarle  con  el  Monafte- 
rio  Armilatenfe  dedicado  á 
San  Zoyl ,  pues  diilaba  cafi 


ocho  leguas  de  la  Ciudad, por 
la  parte  del  Norte. 

18  Verdad  es  ,  que  San 
Eulogio  en  fus  Obras  no  men- 
ciona Monafterio  de  S.  Zoyl 
dentro  de  la  Ciudad ,  cílo  es, 
en  la  Iglefia  donde  eftaba  fu 
cuerpo.  Pero  de  aqui  folo 
puede  inferirfe  ,  que  no  dura- 
ba en  el  Siglo  nono ,  el  Mo- 
nafterio edificado  alli  en  el 
Siglo  feptimo.  Suponiendo 
pues,  que  el  Cerraren  fe ,  y 
los  Breviarios  antiguos  habla- 
ron bien  informados  en  aquel 
punto,  diremos  que  huvo  Mo- 
nafterio en  la  Iglefia  de  San 
Zoyl ,  llamada  antes  de  San 
Félix  :  pero  que  no  exiftia  def- 
pues  de  la  entrada  de  los  Mo- 
ros ,  en  que  fe  hallaba  mane- 
jada por  Clérigos ,  uno  de  los 
quales  fue  el  mifmo  San  Eu- 
logio, de  quien  fabemos  por 
Alvaro ,  que  no  tuvo  el  infti- 
tuto  de  Monge. 

De  efta  Iglefia  no  ha  que- 
dado veftigio  :  pero  fe  man- 
tiene en  la  de  San  Miguel  una 
Capilla  con  titulo  de  S.Zoyl, 
como  refiere  Roa  en  la  Vida 
del  Santo. 

TEMPLO   DE  LOS  TRES 
Martyres, 

1 9  El  tercer  Templo  efta- 
ba 


Digitized  by  Google 


A  $  1       E/pana  Sagrada.  Trat.  3  3 . 


ba  dedicado  á  los  tres  Marry- 
r es  de  Córdoba  San  Faufto, 
Januario  ,  y  Marcial :  y  le 
menciona  San  Eulogio  lib.  2. 
cap.9.  diciendo,  que  San  Gu- 
mcíindo ,  Toledano,  fue  Clé- 
rigo de  cftc  Templo.  Def- 
pues  añade  en  el  cap.  10. 
que  Santa  Sabigotho  eftaba 
allí  enterrada. 

20  Todas  eftas  Iglefias  re- 
cibieron fus  títulos,  por  gozar 
de  los  cuerpos  de  los  Marty- 
res  en  cuyo  nombre  fe  erigie- 
ron :  y  como  (obre  los  anti- 
guos fe  añidieron  tantas  Re- 
liquias del  tiempo  de  los  Mo- 
ros ;  (cria  cada  una  un  famofo 
Santuario.  A  la  prefente  fe 
añadió  el  cuerpo  de  Santa  Ar- 
géntea, Martyr,  como  leemos 
en  las  A¿cas  publicadas  por 
Bcrganza  en  fus  Antigüedades 
de  Efpaña  lib. 3  .cap.7.  Argén- 
team  vero  Canobio  B afilies 
Sanclorum  Trium  ,  pr  a/ente 
Epifcopo  cum  omni  Clero Jolem- 
niter  recomientes.  Gómez  Bra- 
yocnla  pag.198.  quiere  cor- 
regir la  voz  Canobio  en  la  de 
Citniterio  ,  diciendo ,  que  cfta 
Iglcfia  era  de  Clérigos  ,  y  no 
de  Mongcs  ,  fegun  infiere  de 
San  Eulogio  en  la  Vida  del 
mencionado  San  Gumcfindo, 
donde  dice  fue  hecho  Diaco- 
|io  de  ofta  Baíilica  defpues  de 


algún  tiempo  en  que  floreció4 
alli,  criandofe  entre  fus  Maes- 
tros. Pero  no  es  nccelTario 
alterar  la  voz  de  Cenobio  ,  fi- 
no entenderla  como  fe  dijo 
en  la  Iglefia  de  San  Acifclo. 

21  Ambroíio  de  Morales 
dice  en  el  libro  17.cap.tf.  que 
la  Bafilica  de  los  Tres  Martyr 
res  es  la  intitulada  de  San  Pe* 
dro ,  y  que  efta  fue  la  antigua 
Cathedral  donde  refidió  ei 
Obilpo.  Convienen  en  lo  mi£. 
mo  los  demás  Efcritores  Cor-i 
dobefes ,  Roa  ,  y  Rivas  en  el 
Tratado  de  San  Rafael  fol.27.- 
Gómez  Bravo  pag.  198.  contra 
lo  que  no  de  (cubro  cofa  que 
convenza.  Veafc  el  cap.íig. 
num.27, 

TEMPLO  DE  S.  CTPRIAN, 
Obifpo  9  y  Martyr. 

22  De  cfta  Bafilica  hizo 
mención  San  Eulogio  en  el 
lib.i.cap.ii.  diciendo  ,  que  fe 
criaron  en  ella  los  Santos  Mar- 
tyres  Emila  ,  y  Jeremías :  y; 
que  las  Vírgenes  del  Conven- 
to Tabanenfe  fe  paífaron  a 
vivir  junto  á  ella ,  con  tanta 
immediacion  ,  que  oian  el 
canto  de  los  Clérigos ,  como 
añade  en  el  lib.$.  cap.  10.  n.¿. 
En  efta  Iglcfia  de  San  Cyprian 
fue  Prcsby  cero  el  UuftreLeo- 


Digitized  by  Google 


tyefias  dentro  de  U  Ciudad. 


M3 


Vigíldo  (Efcritor  del  Tratado 
de  Habitu  Cleric$rum  ,  del  que 
hablaremos  en  el  Tomo  ít- 
guientc)  como  prueba  fu  ex- 
ordio ,  donde  dice  le  manda- 
ron componer  aquella  Obra 
los  Clérigos  fus  compañeros 
que  fervian  en  la  lglefia  de 
San  Cyprian,  Obiípo ,  y  Mar- 
tyr. 

23  En  el  Cementerio  de 
San  Cyprian  fue  colocada  la 
cabeza  del  gloriólo  Martyr 
San  Pelayo ,  fegun  afirma  Ra- 
guel  en  la  Vida  ,  y  Martyrio 
de  efte  Santo.  También  en- 
terraron allí  los  cuerpos  de 
San  Adulpho ,  y  Juan  ,  como 
digimos  en  el  Tomo  o.  y 
confia  por  la  Traslación  de 
San  Jorge  ,  y  Aurelio,  que  fe 
pone  aqui  en  el  Apéndice  VI. 
num.  7.  donde  fe  añade,  ha- 
verfe  hofpedado  allí  el  Mon- 
ge  Ufuardo  ,  quando  vino 
defde  Paris  á  Córdoba. 

IGLESIAS  DE  SAN  GINES, 
y  de  Santa  Olalla. 

24  En  la  Vida  de  San  Eu- 
logio efe  rita  por  Alvaro  Pau- 
lo, leemos,  que  la  B-ifilica de 
San  Gines  citaba  en  el  Varrio, 
ó  Arrabal ,  llamado  Tercios, 
cuyo  ro  ubre  hace  recelar,  fi 
acafo  no  era  preeilamente 
yarrio ,  fino  Aldea ,  lúa  á  tres 


millas  de  la  Ciudad  ;  al  modo 
que  junto  á  Sevilla  hay  Cadi- 
llos ,  llamados  Qttartos  ,  y 
Quintos ,  por  diftar  quatro ,  y 
cinco  millas  de  la  Capital. 
Pero  Morales  refiere  efta  lgle- 
fia entre  las  fundadas  dentro 
de  la  Ciudad  :  y  creo  fe  pue- 
de autorizar  en  vida  de  que 
hablando    San  Eulogio  del 
mifmo  nombre  Tercios  ,  a 
quien  llama  Viculo ,  y  donde 
dice  edaba  el  Monaderio  de 
San  Ginés  ,    parece  denota 
Varrio ,  ó  Arrabal,  y  no  lugar 
que  di  da  (Te  tres  quartos  de  le- 
gua. El  contexto  es  ,  que  tra- 
yendo un  Sacerdote  del  Ví- 
culo  Tetcios  el  cuerpo  de  San 
Rodrigo  á  fu  lglefia  defde  el 
rio,  fe  le  agregó  una  gran 
multitud  de  Fieles  ,  con  el 
Obiípo,  y  muchos  Clérigos: 
todo  lo  qual  es  mas  proprio 
de  una  lglefia  de  la  Ciudad 
en  el  Varrio,  llamado  Tercios, 
que  de  un  lugar  diftante  tres 
millas  de  la  Ciudad  ,  como 
muedran    las  circundancias 
de  la  pronta  concurrencia  de 
tantos ,  y  que  era  muy  de 
noche  ,  aunque  por  las  luces 
que  facaron  parecía  de  dia. 
Veaíc  el  Apologético  de  San 
Eulogio  defde  el  num.  18. 

25  En  San  Gines  fueron 
fepultados  los  cuerpos  de 
Santa  Leocricia ,  y  de  Santa 

Li- 


Digitized  by  Google 


1 5  4      Efpaña  Sagrada 

Liliofa ,  como  afirman  Alva- 
ro ,  en  el  lugar  citado ,  y  San 
Eulogio  lib.2.cap.io.num.i3. 
San  Rodrigo  tuvo  el  mifmo 
fepulcto ,  fegun  fe  infiere  de 
el  mencionado  Apologético. 
También  fue  alli  enterrado 
clMartyr  SanPelayo,  como 
refiere  Raguel  en  la  Hiftoria 
de  fu  martyrio. 

Efta  Iglefia  de  San  Ginés 
parece  era  la  del  Monaílcrio 
de  fu  nombre ,  pues  Alvaro  la 
pone  en  Tercios ,  donde  San 
Eulogio  dice  cftaba  el  Con- 
vento. 

26  La  Igleíia  de  Santa 
Olalla  eftaba  en  el  Varrio  de 
Fragelas  ,  como  afirma  San 
Eulogio  lib.3.  cap.  io.num.8. 
Qiu  in  vico  Fragellas  conftitu- 
ta  efi:  y  entendemos  la  voz 
vico  de  Varrio,y  no  de  Aldea, 
por  aiianto  San  Eulogio ,  ha- 
blando ,  en  el  lugar  citado, 
del  martyrio  de  Santa  Colum- 
ba ,  dice ,  que  fu  cuerpo  fue 
arrojado  en  el  rio  ,  y  que  ha- 
llado milagrofamente  entero 
defpues  de  feis  dias ,  fue  traí- 
do ala  Ciudad,  y  enterrado 
dignamente  en  la  Igleíia  de 
Santa  Olalla  en  el  Varrio  Fra- 
gelas :  Nobis  ailatum  eft  ,  dig- 
noque  officio  in  Bafilica*  Sanóla 
Eulalia  Virginis  &  Martyris, 
qué  in  vico  Fragellas  conftituta 
ejl  y  honorabilem  mcruit  fcfml- 


Trat.3¡.Cap.7. 

turam.  La  exprefsion  de  nobh 
ailatum  efi  ,  denota  que  fue 
traído  á  Córdoba,  donde  vi- 
vía ,  y  efcribiaSan  Eulogio: 
y  como  al  punto  añade  que 
colocaron  el  fagrado  cuerpo 
en  la  Igleíia  de  Santa  Olalla, 
fe  infiere ,  fer  efta  una  de  las 
que  havia  en  la  Ciudad :  pues 
de  otra  fuerte  digera  que  fue 
llevado  á  Fragelas,  íi  traído 
á  Córdoba  (donde  havia  Igle- 
íias)  le  huvieflen  íepultado 
fuera  de  la  Ciudad. 

En  efta  Iglefia  fueron  fe- 
pultados  los  cuerpos  de  las 
gloriofas  Vírgenes ,  y  Marty- 
res  Santa  Columba  (llamada 
vulgarmente  Santa  Coloma) 
y  de  Santa  Pompofa,  como 
eferibe  San  Eulogio  en  los 
capítulos  10.  y  11.  de  fu  Üi 
bro  3. 

IGLESIA  DE  LA  VIRGEN 
María. 

27  Efta  fe  halla  mencio-s 
nada  por  Salviato  en  la  Vida 
de  San  Martin  de  Soure ,  di- 
ciendo que  de  Sevilla  fue 
paíTado  á  Córdoba  ,  donde 
murió ,  y  fue  enterrado  in 
Baftlica  B.  Mari*.  Fue  eft© 
en  el  año  de  1 147.  y  afsi  en- 
tonces exiftia  tal  Iglefia  :  de 
la  qual  eferibe  Gómez  Bravo 
pag.  234.  que  le  parece  fer  la 

con- 


Digitized  by 


Igtefias  dentro  di  la  Ciudad.  i  $  5 

confervada  junto  á  la  Corre-  San  Eulogio  del  Presbytero 

dera  con  nombre  de  nueftra  que  llevó  el  Cuerpo  de  San 

Señora  del  Socorro.  Rodrigo  á  fu  Igleíia  de  San 

Gines  ,  añade,  que  aquel  mif- 

§.   IL  mo  Sacerdote  del  Varrio  11a- 

mado  Tercios  y  encontró  pos 

DB  LAS  IGLESIAS,  avifo celeftial  el  Cuerpo  del 

y  Monafterios futra  de  Beato  Salomón  (que  ruemar- 

Cordoba.  tyrizado  con  San  Rodrigo)  en 

la  orilla  del  Rio  ,  que  bañaba 

28  San  Cbriftoval.  Con  el  Varrio  Nympbiano ,  de  don- 
¡efte  titulo  huvo  una  Igle-  de  le  facó  ,  y  llevó  al  Varrio 
fia  ,  y  Monafterio  cerca  de  llamado  Colubris ,  dándole  fe- 
la  Ciudad  ,  y  á  fu  vida ,  por  pultura  en  la  Igleíla  de  San 
la  parte  del  Mediodía ,  á  la  Cofme  y  San  Damián ,  con  af-r 
orilla  del  Bctis  ,  como  refiere  fiftencia  de  los  venerables  Sa- 
San  Eulogio  lib.  2.  cap.  4.  di-  cerdores  de  Dios ,  fegun  ex- 
tiendo ,  que  en  aquel  Monaf-  preíTa  en  el  fin  del  Apologeti- 
terio  floreció  el  Martyr  San  co:yfde  efto  inferimos, que  afsi 
Habencio :  y  en  el  cap. 9.  aña-  como  el  fitio  de  Tercios  ,  y  la 
de ,  que  fueron  fepultados  en  Iglefía  de  San  Gines,  eran  par- 
eíta  Igleíla  los  Martyres  San  te  de  la  Ciudad ,  de  el  mifmo 
Gumefiiido  de  Toledo,  y  Ser-  modo  lo  era  la  de  San  Cofme 
vufdei  de  Córdoba,  como  y  San  Damián :  pues  por  tan- 
ta m  bien  el  del  Martyr  San  Fe-  to  afsiftieron  al  entierro  del 
lix  ,  de  quien  trata  en  el  cap.  Beato  Salomón  los  venerables 
10.           •  Sacerdotes ,  que  poco  antes 

29  San  Cofme  y  San  Da-  refiere  San  Eulogio  ha  ver  con- 
tnian,  Eílos  Santos  dieron  ri-  currido  al  de  San  Rodrigo.Pe- 
tulo  á  otra  Iglefía ,  que  eftaba  ro  en  cafo  de  no  fer  la  Igleíla 
en  el  fitio  llamado  Colubris,  de  San  Cofme  y  San  Damián 
yes  una  de  las  que  Morales  una  de  las  de  Córdoba  >  á  lo 
(y  con  él  Gómez  Bravo  pag.  menos  eftaba  cerca, 

139.)  refiere  entre  las  de  fue-  30   San  Félix  tenia  Iglcfia, 

ra  de  la  Ciudad.  Yo  recelo,  y  Monafterio  en  Froniano  ,  lur 

que  era  Varrio  ,  ó  Arrabal ,  y  car  de  la  montaña  de  Cordo- 

no  población  diverfa  de  la  ba  por  la  parte  del  Occiden- 

principal  :  porque  hablando*  te ,  á  tres  leguas ,  ó  doce  Mi- 
llas 


Digitized  by  Google 


i  j  6        E/paría  Sagrada.  Trat. 3  j .  Cap.?: 


lias  de  la  Ciudad  ,  como  afir- 
ma San  Eulogio  en  el  num.  8. 
del  Apéndice  ultimo  del  To- 
mo precedente.  Aili  fue  á  vi- 
vir el  Padre  de  San  Uvalabon- 
fo  ,  y  de  Santa  Maria,  con  fus 
hijos ,  y  muger ,  donde  preíi- 
dia  en  el  Monafterio  de  San 
Félix  un  piadofo  Sacerdote, 
llamado  Salvador  ,  el  qual  to- 
mó á  fu  cargo  al  joven  Uvala- 
bonfo ,  para  inftruirie  en  las 
cofas  de  la  Iglefia,en  que  ade- 
lantó tanto ,  que  luego  logró 
la  corona  de  el  martyrio.  De 
eñe  lugar  Froniano  fue  natu- 
ral San  Sabiniano ,  mar  ty riza- 
do con  Uvalabonío  ,  fegun 
leemos  en  San  Eulogio  lib.  2. 
cap.4. 

3 1  San  Martin  era  un  Mo- 
na íterio  de  la  montaña  de 
Cocdoba ,  en  el  lugar  llamado 
¿?o/j»j.Floreció  en  aquel  San- 
tuario el  Martyr  San  Chrifto- 
val ,  Difcipulo  de  San  Eulo- 
io ,  y  natural  de  Córdoba,  de 
onde  pafsó  al  Monafterio  de 
San  Martin  ,  y  de  (pues  bajó  á 
la  Ciudad  ,  á  confeíTar  la  Fe, 
por  la  qual  dio  la  vida  ,  lib.  2. 
tap.11.  La  Iglcfia  de  San  Mar- 
tin diftaba  dos  Millas  de  la 
Ciudad ,  con  poca  diferencia, 
fegun  infiero  por  la  Vida  de 
San  Juan  Gorzienfc  ,  publica- 
da por  Labbe  en  el  Tomo  1. 
¿a  fu  JSMotheca ,  y  reprodu- 


cida porBolando  fobre  el  27. 
de  Febrero  ,  en  cuyo  numero 
118.  confia  ,  que  el  Rey  de 
Córdoba  le  pufo  el  hofpeda-i 
^e  cerca  de  dos  Millas  del  Pa-¡ 
lacio ,  quando  vino  por  Emn 
bajador  de  Otton  (que  def- 
pues  fue  Emperador)  y  en  el 
num.  124.  añade  el  Autor,  que 
junto  á  la  tal  cafa  donde  hof- 
pedaron  á  San  Juan  ,  eftaba  la 
Iglcfia  de  San  Martin  ,  á  que 
el  Santo  iba  en  los  Domingos,, 
y  Fieftas  grandes  (pues  folo  cri 
tales  dias  le  permitían  acudir: 
á  la  Igleíia)  Ad  Ecclcfiam  pro* 
ximam ,  qu¿e  erat  in  honor  e  S», 
Martini.  Y  viendo  que  la  caía, 
diftaba  dos  Millas  de  la  Cíuh 
dad  ,  y  que  la  Igleíia  de  Sari 
Martin  eftaba  junto  á  ella,  re-; 
fulta  que  el  lugar  de  Rojana^ 
diftaba  media  legua  de  Cor-) 
doba  ,  donde  tenia  titulo  de 
San  Martin  la  Igleíia  del  Mo-» 
nafterio  referido.  La  venida; 
de  San  Juan  Gorzienfc  á  Cor-» 
doba  fue  en  el  año  de  057. 
fegun  Pagi  fobre  aquel  año :  yt 
por  tres  años  concurrió  á  la 
referida  Iglefia. 

32  Sanjujlo  y  Paftor.  K 
eftos  gloriofos  Martyres  efta- 
ba dedicado  un  Monafterio  ea 
lo  interior  de  la  montaña ,  en 
un  íitio  llamado  Fraga  ,  muy, 
montuofo  ,  junto  al  lugarcillo 
Uiultnfe ,  diftaatc  de  Cordo- 


Digitized  by  Google 


ba veinte  y  cinco  Millas, ó 
feis  leguas  y  quarto :  defdc 
donde  bajo  San  Leovigildo, 
natural  de  Granada ,  á  pade- 
cer martyrio  ,  ¡ib. 2.  cap.11. 

3  3  San  Salvador  ,  y  Peña- 
melaría.  Eítc  Monaítcno  fe  in- 
titulaba de  San  Salva  ior  por 
la  dedicación  ,  y  Pinamcla- 
rienfe  por  el  íírio  ,  pues  citaba 
fundado  á  la  falda  de  una  Pe- 
ía ,  donde  defde  lo  antiguo 
formaban  las  Abejas  fus  pana- 
les de  Miel ,  los  qualcs  dice 
San  Eulogio  M.3.  cap.n.  que 
perfeveraban  en  fu  tiempo  ¿  y 
lo  mifmo  afirma  Morales  en 
las  notas  al  citado  capitulo, 
exprefíando  diftar  aquella  Pe- 
ña quatro  Millas  de  la  Ciudad, 
y  previniendo  fer  cita  la  men- 
cionada por  el  Santo ,  y  no 
otras  junto  al  rio  Guadiato, 
(donde  también  hay  muchas 
Abejas)  pues  eftas  diftan  caí! 
Veinte  Millas  de  Córdoba  ,  y 
aquella  tenia  fu  fituacion  jun- 
to á  la  Ciudad  ,  fegun  refiere 
San  Eulogio  en  ci  cap. 8.  (lca- 
fe  en  ci  feptimó)  Lo  mas  ur- 
gente es  ,  que  el  Santo  pone 
eíte  Monafterio  al  Septentrión 
de  Córdoba ,  fegun  veras  en 
el  Apéndice  I.  del  Tomo  7.  y 
que  falicndo  de  el  Santa  Pom- 
pofa  dcfpues  de  M  íytines  ,  y 
antes  de  rayar  el  Alva  ,  lle^ó 
¿  Córdoba  al  falir  el  Sol  "lo 
kque  viene  bien  con  la  diítan- 

Tom.X, 


e  la  Ciudad.  1  j  7 

cia  de  una  legua ,  y  excluye 
la  de  cinco. 

34  Efte  Monaftcrio  fue 
fundado  por  los  Padres  de  San- 
ta  Pompofa ,  como  afirma  San 
Eulogio  en  la  Vid  1  de  aquella 
Santa.  Era  de  los  que  lla  n  ui 
duplices,  por  ha  ver  allí  habita- 
ción para  Religiofos  y  Rcii-; 
giofas ,  fegun  vemos  en  el  ci- 
tado lugar  del  Tomo  7.  don- 
de San  Eulogio  nombra  á  los 
Mongos  de  San  Salvador  de  U 
Penamelaria  ,  y  en  la  Vida  de 
Santa  Pompofa  lib.  3.  cap.  ir. 
dice ,  que  la  Santa  vivia  en  el 
mifmo  Monafterio,  de  que  ba- 
jo San  Fandila  á  confuir  en 
Córdoba  la  Fe.  En  la  Vida  de 
Santa  Columba  añade  ,  que 
entre  las  celdas  de  los  hom- 
bres y  de  las  mngeres  hivia 
feparacion  de  altas  paredes, 
de  modo  que  aunque  el  Abad 
era  uno  mifino  ,  de  ningún 
modo  podían  regiftrarfe  unos 
á  otros  :  y  quando  la  concur- 
rencia de  hermanos  ó  huefpc- 
des ,  les  obligaba  j  falia  á  la 
ventana  la  Prelada  ,  lib.^.cap. 
10.  Veafe  también  elConci-, 
lio  2.  de  Sevilla  tit.11.T0m  9. 
pag.260. 

3  5  Hizofe  memorable  aq  icl 
Santuario  por  los  dos  citadas 
Santos  ,  que  vivieron  alli :  co- 
mo también  por  los  Cuerpos 
de  los  Martyres  San  Jorge, 
Aurelio ,  y  Pedro ,  de  quienes 

&  ía-s 


Digitized  by  Google 


1  j 8       Ef¡>df¡a  Sagrada.  Trat.  j  3 .  Cap.7: 


trata  San  Eulogio  en  los  luga- 
res ,  que  citaremos  en  fus  Vi- 
das.No  fue  deílruido  eftc  Mo- 
naílerio ,  quando  el  Tabanen- 
fe  (arruinado  en  el  año  de 
853.)  pues  en  clde  858.pcr- 
fcveraba ,  como  fe  ve  en  la 
Hiftoria  de  la  Traslación  de 
los  Cuerpos  de  San  Jorge ,  y 
Aurelio. 

36  Armilatenfe  Monafle- 
rio,  intitulado  ¿/¿  San  ZoyI.  Ef- 
tc tenia  fu  licuación  al  Norte 
de  Córdoba  en  una  horrible 
foledad  y  a  (pereza  de  Mon- 
tes, fin  mas  commodidad  tcm- 
poral  que  la  del  rio  Armilata, 
por  el  qual  fe  llamaba  Armi- 
latenfe. Corria  aquel  rio  por 
el  margen  de  la  montaña  en 
cuya  falda  fe  fur.dó  el  Monas- 
terio ,  y  ficndo  muy  abundan- 
te en  peíca  ,  contribuía  á  los 
Monges  con  fu  ñuco.  Hoy  fe 
llama  Guadal  milla' o  ,  cflo  es, 
Rio  Almellato  ,  en  que  confer- 
va  el  veftigio  de  Armilata.  Su 
nacimiento  es  al  Septentrión 
de  la  Ciudad  ,  bajando  á  me- 
terfe  en  el  Becis  dos  leguas  y 
media  antes  de  Córdoba.  El 
Monaílerio  dilhba  de  la  Ciu- 
dad mas  de  treinta  Millas,  co- 
mo afirma  San  Eulogio  en  el 
Apéndice  I.  de  cite  Tomo  :1o 
que  prueba  haver  citado  caíl 
dos  leguas  mas  arriba  de  el 
Convento  actualmente  llama- 
do San  Franci/co  del  Monte ,  el 


qual  fegun  Morales  (en  la  nó¿ 
ta  al  cap.4.  del  libro  2.  de  Sari 
Eulogio)  difta  veinte  y  quatro 
Millas  ,  y  algo  mas,  de  la  Ciu-* 
dad :  y  como  el  Santo  expreífa 
treinta,  y  algo  mas,  en  la  ÍI- 
tuacion  del  Monaíterio ;  reful- 
ta  no  fer  una  mifma  la  diltan- 
cia,  fi  no  hay  yerro  en  los  nú- 
meros. Lo  cierto  es,  que  aun- 
que el  lugar  no  fea  idéntico, 
es  tan  notable  la  obfervancia 
de  los  venerables  Padres  Fran- 
cifeanos  en  aquella  Soledad, 
que  pueden  decirfe  herederos 
del  cfpiritu  y  rigor  de  los  an-; 
tiguos. 

37  La  advocación  fue  de 
San  Zoyly  como  afirma  San  Eu- 
logio :  y  fegun  el  Padre  Roa 
en  el  rol.  93.  de  los  Santos  de 
Córdoba  ,  fe  mantiene  en  San 
Francifco  del  Monte  una  Cue-, 
va  del  nombre  de  San  Zoyl. 

En  cite  Monaílerio  floreció 
San  Uviítrcmundo  ,  de  quien 
hablamos  entre  los  Santos  de 
Ecija. 

38  Cut  celara  era  un  lugar 
cerca  de  Córdoba  por  la  par- 
te Occidental,  donde  havia  un 
Monaílerio  ,  intitulado  Cute- 
clarenfe  por  el  nombre  de  ei 
Pueblo  ,  y  dedicado  con  el 
g'oriüíb  nombre  de  la  Virgen 
Mama  ,  defde  lo  antiguo  ,  fe- 
gun afirma  San  Eulogio  en  el 
Apéndice  VIII.  del  Tomo  9* 
num.i.  Era  cíte  Monaílerio  de 

mu? 


Digitized  by  Google 


tglefias  fuera  de  la  Ciudad.  i  $  p 


mugerés ,  y  fe  hizo  muy  fa- 
mofo  por  la  Santa  Matrona 
Artemia  ,  madre  de  los  Mar- 
tyres  Adulfo ,  Juan ,  y  Aurea, 
y  Maeílra  de  la  Martyr  Santa 
Maria ,  que  padeció  con  San- 
ta Flora  ,  la  qual  Maria  vivió 
en  eftc  Monafterio  (como  San- 
ta Aurea)  y  falió  de  él  para 
padecer  el  martyrio.  Alli  flo- 
recieron también  los  Marty- 
res  Pedro  Aíligitano  ,  y  Uva- 
labonfo  Eleplenfe ,  (hermano 
de  la  mencionada  María)  el 
primero  en  grado  de  Presby- 
tero  ,  y  el  fegundo  de  Diáco- 
no. Fue  también  enterrado  en 
efta  Santa  Cafa  el  Cuerpo  de 
la  Martyr  Maria  ,  aunque  fin 
la  cabeza ,  que  con  la  de  San- 
ta Flora  fueron  colocadas  en 
Ja  Iglefia  de  San  Acifclo. 

39  Tábanos  tenia  fu  íltua- 
icion  al  Norte  de  Córdoba, 
diftando  de  laCiudad  fíete  Mi- 
llas, ó  dos  leguas  menos  quar- 
ta  Allí  havia.  un  famofo  Mo- 
nafterio de  hombres  ,  y  tam- 
bién de  mugeres ,  que  fe  inti- 
tulaba Tabanenfc  Fue  funda- 
do por  la  fanta  familia  de  Je- 
remías, y  fu  muger  Ifabél,  que 
eran  muy  ricos  en  bienes  tem- 
porales ,  y  abundantes  en  la 
piedad  ,  y  dcfprecio  de  las  co- 
fas terrenas.  Eftos  fantos  con- 
fortes ,  y  cafi  toda  fu  parente- 
la ,  fe  fueron  á  vivir  al  Mo- 


nafterio que  fundaron ,  dedi- 
candofe  uniformemente  al  fér- 
vido de  Diosen  aquella  afpe- 
reza ,  por  no  mezclarfe  en  na- 
da con  la  fuperfticion  ,  lib.  2. 
cap. 2. 

40  La  obfervancia  en  que 
florecía  alii  la  Religión  ,  era 
fuma  ,  de  modo  que  fu  fama 
iluftraba  el  Occidente  ,  como 
afirma  San  Eulogio  lib.  2.  cap. 
10.  Su  duración  fue  corta, por 
haverle  arruinado  los  Maho¿ 
metanos  :  pero  en  aquel  corto 
efpacio  anduvo  tan  liberal  la 
bendición  del  Cielo,que(como 
en  el  Firmamento)  folo  Dios 
podrá  contar  los  Aftros  que  1c 
ennoblecieron. 

41  Alli  florecieron  el  Mar- 
tyr San  Jeremías  ,  y  íu  muger 
lfabcl ,  á  quien  San  Eulogio 
nombra  repetidamente  con  el 
tratamiento  de  Venerable.  Alli 
fue  Monge.el  Martyr  S.  Ifaac, 
fobrino  del  expreííádo  Jere- 
mías. Alli  vivió  algún  tiempo 
San  Fandila ,  bajo  la  difeipli- 
na  del  Abad  Martin  ,  herma- 
no de  la  Venerable  Ifabél ,  al 
qual  Abad  trata  San  Eulogio 
con  titulo  de  mucha  reveren- 
cia ;  y  fue  el  que  educó  á  San 
Ifaac  ,  y  San  Fandila.  Eftc 
mifmo  Martin  fue  el  que  trató 
al  Martyr  San  Jorge ,  Monge 
del  Oriente ,  quando  llegó  al 
Monafterio  Tabanenfe ,  co  no 

£2  ex- 


Digitized  by  Google 


t éó       E/pana  Sagrada.  Trat. 3  3 .  C ap.j: 


fcxprefla  el  mifmo  Santo  en  la 
Cai  ta  ,  infartada  por  San  Eu- 
logio en  fu  libro  2.  cap.  10. 
Alli  fue  también  donde  fe  re- 
tiro ,  y  alentó  para  el  marty- 
rio  Santa  Sabigotbo  ,  y  donde 
pufo  á  fus  dos  hijas ,  entre- 
gándolas al  cuidado  de  aque- 
llas Santas  Relidofas.  Alli  flo- 
reció Santa  Columba  ,  herma- 
na de  los  ya  cxprelVados  Ifa- 
bel ,  y  Martin.  De  alli  falió  á 
padecer  martyrio  Santa  Dig- 
na ,  difcipnla  de  la  Venerable 
Ifabel ,  como  todo  confia  por 
San  Eulogio  ,  que  en  el  lib.  3. 
cap.  10.  añade  haver  fídodef- 
truido  cíteConvento,pncs  por 
tanto  fe  pjfsó  Santa  Colum- 
ba ,  con  las  demás  Religiofas, 
á  vivir  en  la  Ciudad  ,  junto  á 
Ja  Parroquia  de  San  Cyprian: 
y  como  el  martyrio  de  cita 
Santa  fue  en  el  año  de  853.a 
jy.  de  Setiembre  >  no  hay  mas 
memoria  del  Convento  defdc 
.entonces. 

42  Ananelos  era  un  lugar- 
cilio  de  la  montaña  de  Córdo- 
ba ,  que  tenia  Iglefia  propria, 
iegun  confta  por  San  Eulogio 
lib.^,  cap.  12.  donde  dice  ,  que 
el  Presbytcro  San  Abundio 
era  natural  de  aquel  lugar  ,  y 
que  alli  egercia  fu  oficio  de 
Sacerdote. 

43  Aiijinianos  fue  un  lu- 
gar ,  que  diíloba  ocho  Millas, 


ó  dos  leguas ,  de  Córdoba ,  al 
Occidente  :  y  de  alli  era  natu- 
ral la  madre  de  la  Virgen  y 
Martyr  Santa  Flora.  Afsi  el 
Padre  ,  como  la  Madre  de  la 
Santa  eran  muy  nobles  :  pero 
la  Madre  juntaba  el  fer  muy 
Chriftiana  ,  y  piadofa  (lo  que 
no  fe  verificaba  en  el  Padre) 
de  lo  que  inferimos  la  Iglcíia 
y  Chriftiandad  de  Aufinianos,^ 
lib. 2.  cap. 2. 

§.  III. 

ESTUDIOS,  TRAGB, 
y  gobierno  civil. 

44  Efte  numero  de  Igle- 
fiasmueftra  la  abundancia  de 
Chriftiandad  que  tenia  la  Ciu>. 
dad  de  Córdoba  dentro  y  fue- 
ra de  fus  muros ,  fin  excluir 
lo  mas  afpero  de  los  Montes; 
y  aun  podemos  decir  ,  que 
havria  mas  Templos  y  Mo-. 
nádenos  ,  por  quanto  los  re-, 
feridos  fon  precifamente  los 
citados  por  San  Eulogio  con 
ocafion  de  los  fucefíbs  que 
menciona  :  y  es  muy  creíble 
huvieífe  otros  de  quienes  no 
ncccfsitaflc  fu  hiftoria  hacer, 
mención. 

45  No  fo!o  fíorecia  ctl 
aquellas  Igíeílas  el  culto  de  la 
verdadera  Religión  ,  fino  los 
Eftadios  de  las  Artes  libera-. 

ks> 


Digitized  by  Google 


E/iudÍQs ,  trdge  , y  Gobierno.  z6i 


les,y  Eclefiaftícas  Difciplinas, 
qual  en  ninguna  otra  partes 
pues  por  tanto  acudían  allí, 
no  folo  defde  las  Ciudades  co- 
marcanas ,  fino  de  las  diñan- 
tes ,  como  á  Univcrfidad  la 
mas  famofa ,  y  única  en  el  do- 
minio de  los  Moros.  Afsi  fe 
verificó  en  los  Martyrcs  San 
Amador  de  Tucci ,  San  Fandi- 
la  de  Acci ,  y  San  Sifcnando 
Pacenfe  ,  que  paíTaron  á  eftu- 
diar  á  Córdoba ,  como  refiere 
en  fus  Vidas  San  Eulogio.  Los 
Moros  tenian  también  alli  fus 
Cathedras  ,  y  entre  ellos  fo- 
breíálen  no  pocos  Efcritores. 

46  Los  Chriftianos  goza- 
ron  de  excelentísimos  Maef- 
tros  ,  quales  no  pudiera  el 
mundo  efperar  ,  atendiendo  á 
la  oprcfsion  del  cautiverio  ,  y 
al  comercio  continuo  con  los 
Saracenos.  Pero  la  Divina 
Providencia  cuidó  de  conce- 
der á  fu  Iglefia  Miniftxos  dili- 
gentes ,  y  Dodores  Catholi- 
cos ,  que  confervaíTen  en  pu- 
reza la  doctrina. 

47  Entre  eftos  fobrefalió 
el  gloriofo  Padre  San  Eulopio, 
infigne  no  folo  en  fantidad, 
fino  en  literatura,  como  re- 
feriremos en  fu  Vida  :  pues 
aísi  como  San  Ifidoro  fue  el 
Dodor  del  tiempo  de  los  Go- 
dos ,  que  reftauró  las  ciencias; 
¿del  mifmo  modo  las  renovó 

Tom.X. 


en  el  imperio  de  los  Moros 
San  Eulogio  ,  fiendo  el  pri- 
mero que  introdujo  entre  los 
Muzárabes  el  Metro  de  la  La- 
tinidad, entonces  ignorado  en 
Efpaña ,  y  el  que  le  empeñó 
en  recoger ,  y  dar  á  conocer, 
los  Efcntos  de  los  antiguos. 

48  Antes  que  San  Eulogio 
floreció  fu  Maeftro  el  Abad, 
llamado  Efperaindco  ,  luz 
grande  de  la  Iglefia  ,  como  le 
intitula  el  mifmo  Santo  ,  y  de 
quien  trataremos  defpues.  Al-- 
varo  Paulo  menciona  al  Doc- 
tor VicentiyComo  achual  Maef- 
tro de  fu  tiempo.  San  Eulo-j 
gio  nombra  á  algunos  Aba-: 
des,  en  cuya  difciplina  apren- 
dieron las  Letras  varios  Mar-; 
tyres.  Samfon  fue  tambierf 
Do&or  iluftre :  el  Arcipreftc 
Cyprian,y  elPresbytero  Leo- 
vigildo  ,  nos  dejaron  veftigios, 
de  fu  literatura.  Alvaro  Paulo, 
aunque  no  era  Eclefiaftico,de- 
tendió  con  fu  pluma  la  caufa 
de  la  Iglefia  ,  como  todo  fe 
propondrá  á  la  larga  ,  al  dár 
los  Efcritos  de  unos  y  otros, 
citándolos  defde  ahora  ,  en 
prueba  de  los  Eftudios  que 
florecían  en  Córdoba. 

49  Todos  eftos  Doctores 
Eclefiafticos,  mantenían  la  in- 
fignia  de  fu  Orden  Clerical, 
teniendo  la  libertad  de  andar 
vellidos  al  ufo  de  la  Iglefia, 

R3  fin 


Digitized  by  Google 


xéi        E/paña  Sagrada. Trat.}  3 .  Cap.j. 


fin  que  neccfsitaíTen  difsimu- 
lar  el  trage  ,  pues  aun  las  Vir- 
enes  confagradas  á  Dios  ufa- 
an  del  Velo  de  fu  eftado,  co- 
mo fe  vio  en  Santa  Aurea  ,  á 
quien  encontraron  fus  parien- 
tes con  la  intlgnia  de  Rcli- 
giofa  ,  fegun  afirma  San  Eulo- 
qio  en  fu  Vida :  Sacra  devo- 
tionis  injignitam  ftigmate ,  lib. 
3.  cap.  ij.  En  el  libro  1.  ma- 
nifcííó  el  Santo ,  que  los  Cíe- 
ricos  andaban  con  la  feñal 
del  Orden  Sacro ,  por  cuya 
mueftra  fe  excitaban  los  ene- 
migos á  mofarfe  de  ellos  con 
ludibrios  :  Ut  Jligmata  in  no- 
bis  ordinis  faeri  advertunt t  ac- 
clamatione  derifiouis  ut  amen- 
tes  <¡f  fatuos  impetunt :  y  al 
hablar  del  Presbytero  S.  Ro- 
drigo en  el  Apologético ,  di- 
ce :  Quem  ut  cernit  Jligmata 
f  ie  religionis  ferentem  0-c.  El 
Presbytero  Leovigildo  ,  ya 
mencionado  ,  efcnbió  un  tra- 
tado del  Habito  de  los  Cléri- 
gos ,  y  fu  lignificación  ,  á  fin 
que  ninguno   ignorarte  fus 
myfterios ,  ni  dei  ampara  (Ve  el 
trage  por  falta  de  conocimien- 
to del  adorno  interior  á  que 
fe  ordena  ,  fegun  referiremos 
en  el  Tomo  figuiente. 

5  o  Por  la  Epiftola  XIII.  de 
Alvaro  Cordobés  vernos  en  el 
num.  2.  que  los  Conteflbres, 
eílo  es,  el  grado  de  los  Clé- 


rigos Cantores  (  fegun  lo  que 
alti  notamos)  tenian  diftintivo 
en  el  trage :  el  qual  no  fe  de- 
clara ala  ,  ni  puede  deducir- 
fe  de  las  claufulas  ,  por  quan- 
to  el  fugeto  de  que  trata ,  no 
tenia  regularidad :  ni  era  Con- 
feiTor  propriamente  >  ni  era 
Sacerdote  :  el  trage  le  figura- 
ba ConfeíTor :  pero  la  lengua 
era  de  mofador :  la  lana  y  ef- 
tambre  de  fu  vellido  le  mof- 
traba  Religiofo :  la  barba  lar- 
ga (añade  Alvaro)  era  de  lego, 
o  feglar  :  Qttcm  babitus  Con* 
fejforem  ,  &  lingua  comprobat 
deriforem  :  quem  ftaminia  O* 
lana  ovium  religiofum  adpro- 
bat,  ®*  prolixitas  barba  laicum 
adfirmat.  Según  efto  los  Reli- 
giofos  veftian  puramente  de 
lana :  los  demás  podían  ufar 
feda.  Los  legos  mantenían  la 
barba :  los  Ecletlaílicos  la  qui- 
taban ,  figuiendo  la  colum- 
bre del  Clero  del  Occidente, 
que  á  diferencia  de  los  Grie- 
gos ,  la  raían  defde  el  origen 
de  la  Igleíla,  como  afirma  San 
Gregorio  Séptimo  lib.8.  Epiíl. 
10. 

51  En  el  libro  2.  del  Me- 
morial de  los  Santos  refiere 
San  Eulogio  en  el  cap.  10.  que 
los  Santos  Aurelio  ,  y  Félix 
refolvieron  manifeftar  fu  Fe, 
por  el  medio  de  que  fus  Ef- 
pofas  fueífen  á  la  Igleíla ,  fin 

He- 


Digitized  by  Google 


E/ludios  f  trage  ^ y  Gobierno.  z6$ 


llevar  cubierto  el  roftro  ,  á 
fin  que  de  cfte  modo  fuellen 
conocidas  ,  y  recayefíe  luego 
el  cargo  en  los  maridos  ,  co- 
mo efectivamente  fucedió:  Vi- 
fum  eft  nobis  (eferibe  allí  el 
Diácono  San  Jorge)  ut  perge- 
rent  fororts  noftr*  revelatit 
vultibus  ad  Ecclejiam.  De  aqui 
infiere  Morales ,  que  las  mu- 
geres  Chriftianas  iban  á  lalgle- 
Fia  cubierta  la  cabeza  y  rof- 
rro  :  pues  para  que  eftas  ruef- 
fen  conocidas  ,  fe  tomó  la 
particular  providencia  de  que 
rueften  á  cara  defeubierta.  Sin 
embargo  no  es  prueba  general 
para  todas  las  Chriftianas  cfte 
egemplar  :  porque  aquellas 
Santas  mugeres  (que  fe  llama- 
ban Sabigotho,  y  Liliofa)  eran 
Chriftianas  folamente  en  lo 
oculro  ,  como  fus  maridos  :  y 
no  citando  reputadas  por  los 
.Moros  en  el  numero  de  los 
Chriftianos ,  fue  precifa  aque- 
lla providencia  ,  para  el  lance 
en  que  defearon  manifeftar  fu 
Fé.  Infierefe  pues  ,  que  las 
Chriftianas  ocultas  iban  á  la 
Iglcfia  de  modo  que  no  ruef- 
ícn  conocidas  :  las  reputadas 
por  Chriftianas  podían  ir  á  ca- 
ra defeubierta  ,  pues  los  Mo- 
ros fablan  fu  profefsion  :  y 
quien  permitía  la  Chriftiandad 
publicamente  ,  no  hay  que 
cftrañar  pcrirutieflfc  el  trage 


particular  de  los  Omitía- 
nos. 

52  Los  fcglares  no  tenían 
diftíncion  de  los  Arabes  en  el 
veftido  exterior ,  á  lo  menos 
en  el  medio  del  Sielo  nono, 
en  que  cftaban  ya  de  eJ  todo 
atemperados  á  los  Moros  por 
la  larga  dominación.  Afsi  fe 
infiere  por  el  Autor  del  Indi- 
culo  luminofo  ,  quando  en  la 
Vida  del  Santo  ConféíTor  Juan 
(que  era  Mercader  feglar)  re- 
fiere en  el  num.y.  el  cargo  que 
los  Moros  le  hacían ,  de  que 
artificiofamente  ufaba  de  el 
nombre  de  Mahoma  >  en  rea- 
lidad por  defprecio ,  pero  en 
la  apariencia  para  atraer  á  los 
que  ignoraban  íér  Chriftiano: 
Auribus  te  ignorantibus  Chrif- 
tianum  ejfe.  Efto  fu  pone ,  que 
el  trage  de  los  Chriftianos  y 
Moros  era  uniforme :  porque 
fi  los  Fieles  tuvieran  diftín- 
cion ,  nadie  ignorara  ,  que 
Juan  era  Chriftiano.  Veafe  el 
Tomo  XI.  pag.228. 

53  Para  el  Gobierno  civil 
de  los  Chriftianos  havia  defti- 
nados  miniftros  ,  cuyo  princi- 
pal empleo  era  el  de  Conde, 
que  equivale  á  Intendente ,  6 
Gobernador.  De  cfte  cargo 
hay  mucha  mención  en  los  Éfc 
critores  de  aquel  tiempo  ,  es- 
pecialmente del  Conde  Ser- 
vando ,  de  quien  hablamos 

R  4  mu- 


Digitized  by  Google 


1 6  4  Ef paría  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  7. 


muchas  veces,  por  los  muchos 
males  que  hizo  ,  como  mal 
Chriftiano.  Menciónale  Alva- 
ro en  la  Epiftola  9.  num.  6.  y 
el  Abad  Samfon  en  el  Proemio 
del  libro  2.  num. 5.  donde  re- 
riere  fus  maldades ,  y  confia 
que  las  egercitaba  en  aquel 
empleo  por  los  años  de  861. 
62.  y  63.  Antes  dcel,fuc  Con- 
de de  los  Chnftianos  otro,lla- 
mado  Romsno  ,  á  quien  eferi- 
bió  Alvaro  la  Epiftola  9.  como 
explicamos  en  el  cap.  2.  del 
Tomo  figuiente  ,  num.  7.  El 
Arciprcfte  Cyprian  da  noticia 
en  los  Epigramas  que  publi- 
camos en  el  Tomo  figuiente, 
del  Conde  Adulfo  ,  el  qual 
cofteó  los  gados  de  la  Bibíio- 
theca  (efto  es ,  de  los  libros 
del  nuevo  y  viejo  Tcftamen- 
to)  que  dio  á  la  Iglefia  de  San 
Acifclo,  como  eferibe  en  el 
Poema  I.  y  añade  en  el  quarto 
el  nombre  de  otro  Condejla- 
mado  defde  el  bautifmo  G«/- 
fredo  ,  y  de  fu  muger  la  Con- 
de ía  Guijinde.  Eftos  fon  pofte- 
riores  á  Servando. 

54  En  San  Eulogio  vemos 
el  nombre  de  Cenfor  ,  como 
cargo  honorífico :  pues  dice, 
que  San  Argcmiro  fue  coloca- 
do por  el  Rey  en  aquel  em- 
pleo ,  y  que  dcfpues  de  remo- 
vido de  la  adminiftracion  del 
Pficio,  fe  metió  Monge,  //¿.3. 


cap.16.  Entre  los  Romanos  era 
muy  famofo  efte  cargo:  y  aca-> 
fo  alguno  fe  inclinará  á  que 
los  Arabes  le  confcrvaíTen  en 
el  mifmo  fentido,  á  fin  que  h*H 
cicíTc  el  Cenfo  de  los  Chriftian 
nos.  Pero  es  mas  autorizable 
decir,  que  era  voz  propria  del 
Juez :  pues  San  Eulogio  decía-; 
ra ,  que  pertenecía  á  efte  em- 
pleo la  adminiftracion  de  la 
jufticia  :  Semotus  ab  adminif- 
tratione  judicij  ,  lib.y  cap.  16. 
y  en  el  Prologo  del  libro  r. 
defpucs  de  expreíTar ,  que  Sar* 
Iíaacfe  prefentó  al  Juez,  aña-, 
de ,  que  éfte  olvidado  de  la 
gravedad  de  Cenfor ,  dio  una 
bofetada  al  Santo.Era  pues  ef- 
te  nombre  lo   mifmo  que 
aquel ,  denotando  al  Juez  ,  ó 
Alcalde  ,  que  ola  ,  y  fentcn- 
ciaba  en  primera  inftancia  las 
caufas  de  los  vecinos :  y  elle 
era  empleo  común  á  los  Mo* 
ros  ,  y  á  los  Cht iftianos ,  efto 
es, que  cada  uno  tenia  fu  Juez, 
como  fe  vio  en  San  Argemiro-, 
y  en  el  cafo  de  San  Ifaac.  Por 
la  Carta  9.  de  Alvaro  fabe- 
mos  de  un  Juez  de  los  Chrif- 
tianos ,  llamado  Gracwfo ,  en 
tiempo  del  Conde  Servando: 
Quidquid  vero  Félix,  Gratiqfi 
judiéis  filius  y  in  aures  DomM 
Servandi  Comitis  &c.  nvm.6. 

55    También  hallamos  en 
San  Eulogio  el  oficio  de  Ex- 


Digitized  by  Google 


Gobierno  cfail  de  los  CkriJUanos;       1 6  j 


ceptor ,  que  era  muy  honori- 
co,  pues  por  no  carecer  de 
el ,  y  no  perder  la  entrada  en 
Palacio ,  negó  el  nombre  de 
Chriftiano  aquel  rico  en  cau- 
dales y  en  maldades,  de  quien 
habla  San  Eulogio  lib.3.cap.2. 
Perfiguió  al  Santo  cruelmen- 
te y  como  refiere  en  el  libro  2. 
tap.15.ynt>  perdono  ni  aun 
á  los  Martyres.  San  Ifaac  tu- 
vo antes  de  éílc  el  cargo  de 
Exceptor.  Ambos  fueron  muy 
doctos  en  la  lengua  Arábiga; 
y  aunque  Morales  con  Bu- 
dxo ,  y  otros  ,  creen  fer  lo 
mi  fino,  que  Efcribano,  ó  No- 
tario }  tengo  por  mejor  decir, 
que  Exceptor  era  el  Adminis- 
trador ,  ó  Thcforero  de  los 
caudales  :  de  modo  que  publi- 
€*  reí  exceptor ,  fea  lo  mifmo 
que  publicorum  vettigalium  ex- 
teptor  :  pues  folo  los  muy  ri- 
cos le  tenían  ,  como  capaces 
para  la  fianza.  El  Autor  del 
Indiculo  Luminofo  llama  P«- 
bliea.no  ,  en  el  num.18.  al  que 
San  Eulogio  nombra  Exceptor. 
ElPublicano  no  fignifica  Ef- 
cribano ,  ni  Notario  ,  fino  Ar- 
rendador. 

56  Si  es  legitima  la  Escri- 
tura del  Moro  de  Coimbra, 
que  Sandoval  pone  en  la  Hif- 
toria  de  los  cinco  Obifpos, 
pag.89.  vemos  en  ella  muchas 
individualidades  ,  notables 


acerca  de  efta  linea  del  Go- 
bierno civil.  La  fecha  es  de 
la  Era  DCCLXXU.  ( año  de 
734.)  en  que  Alboacen  lben 
Mahomet  Alhamar,  Goberna- 
dor de  Coimbra ,  eftableció: 

Que  los  Chriítianos  paguen 
„  doblado  tributo  de  lo  que 
,  pagan  los  Moros :  y  de  las 
„  lg le  fias  paguen  por  cada  una 
„  veinte  y  cinco  pefos  de  bue- 
„  na  plata  :  y  por  los  MonaC- 

terios  paguen  cinquentape- 
„  fos :  y  las  Obifpales  paguen 

cien  pefos.  Y  los  Chriftia- 
„  nos  tengan  un  Conde  de  fu 
>?  propria  gente,  que  los  man- 
J,  tenga  en  buena  ley ,  con- 
„  forme  á  la  coftumbre  de  los 
„  Chriftianos:  y  cite  compon-i 
„  drá  las  difeordias  que  fe  mo-¡ 
„  vieren  entre  ellos,  y  no  ma-* 
„  tara  hombre  alguno  fin  or-¡ 
„  den  del  Alcaycte ,  6  Algua-» 
„  cil  Moro ,  mas  traerlo  han[ 
„  delante  del  Alcayde,  y  mof-¿ 
„  trarán  fus  Leyes ,  y  él  dirá* 
„  bien  cftá  ,  y  darle  han  por 
„  decir  bien  cftá ,  cien  pefos 
„  de  plata  >  y  matarán  al  cul- 

pado.  En  las  poblaciones 
„  pequeñas  pondrán  fus  Jue-, 
„  ees,  que  los  gobiernen  bien, 
„  y  fin  difeordias :  y  fi  acon- 
„  tecierc  que  hombre  Chrif-i 
„  tiano  mate  ,  ó  injurie  hom«* 
bre  Moro,  el  Alguacil,  óeí 
„  Alcayde  difponga  del  con- 

„  fofa 


Digitized  by  Google 


z  i  6      Efpaña  Sagrada .  Trat.  3  3 .  Cap.  7 . 


„  forme  á  las  Leyes  de  los 
„  Moros.  Si  el  Chriftiano  for- 
„  zare  alguna  Mora  doncella» 

hagafe  Moro  ,  ó  cafefe  con 
„  ella  ,  ó  quitenle  la  vida ;  y 
„  fi  fuere  cafada,  mátenlo. 

,,  Si  algún  Chriftiano  en- 
„  trare  en  la  Mezquita ,  ó  di- 

gere  mal  de  Dios ,  ú  de  Ma- 
„  homa ,  tornefe  Moro,  ó  fea 
„  muerto.  Los  Obifpos  de 
„  los  Chriftianos  no  maldirán 
9>  a  los  Reyes  Moros :  y  (i  lo 
„  hicieren ,  mueran  por  edo. 

Los  Sacerdotes  no  celebren 
„  fus  Miílás ,  fino  á  puertas 
„  cefradas  ,  y  haciendo  lo 

contrario  ,  paguen  diez  pe- 
„  fos  de  plata.  Los  Monafte- 
„  ríos  que  eftán  en  mi  Seño- 
„  rio  poífean  fus  bienes  en 
„  paz ,  y  paguen  los  fobre- 
„  dichos  cinquenta  pefos.&c. 

57  Eftc  gobierno  civil, 
en  quanto  á  que  los  Chriftia- 
nos no  enfrailen  en  la  Mez- 
quita de  los  Moros ,  fe  halla 
autorizado  en  San  Eulogio 
iib.2.cap.i$.  donde  afirma  fer 
reputado  por  los  Moros  gran 
delito  el  que  en t rallen  los 
Chriftianos  en  fu  Mezquita 
(quod  apud  tilos  grande  facinut 
reputatur)  La  pena  era  no 
menos  que  de  muerte  ,  cor- 
tando antes  al  tranígrefíbr  los 
pies  y  las  manos  ,como  íe  vio 
d o  San  Rogelio ,  y  Scrviodeo, 


por  haver  entrado  en  la  Mez- 
quita ,  predicando  la  Fe  ,  fe- 
gun  allí  refiere  San  Eulogio. 

58  La  ley  de  que  no  di- 
geflen  mal  de  Mahoma  la  fig- 
nifica  Alvaro  en  el  Indiculo 
num.6.  pag.»28.  quando  afir- 
ma, que  en  todo  el  Reyno 
eftaba  publicado  el  Decrero* 
de  que  fueíTe  azotado  el  que 
blasfcmafte  :  y  por  efta  ex- 
prefsion  puede  entenderfe 
qualquier  dicho  contra  el  fal- 
fo  Propheta  i  pues  los  Moros 
reputarían  efto  como  blasfe- 
mia :  Etee  lex  publica  pettdet, 
O"  legalit  juffa  per  omne  reg- 
num  eorum  difeurrit ,  *t  qui 
blaspbemaverit  flagelletur.  Y¡ 
en  efe&o  alega  efta  ley,'al  ha- 
blar del  ConfcíTor  Juan  ,  á 
quien  dieron  quatrocientos 
azotes ,  por  haver  dicho  mal 
de  Mahoma ,  pregonando  de- 
lante de  el ,  que  afsi  debe  fer 
caftigado  el  que  hablare  mal 
del  Propheta ,  como  también 
afirma  San  Eulogio  iib.i.n.6*. 
En  los  Martyres  de  aquel 
tiempo  era  efte  el  capitulo 
mas  criminal  :  de  modo  que 
aunque  enfalzaílen  la  Fé ,  no 
íecommovtan  los  ánimos  de 
los  Jueces ,  hafta  que  oyeíTem 
decir  mal  de  Mahoma ,  ü  de 
fu  Seda :  y  afsi  vemos  que 
en  los  dos  primeros  (que  no 
fe  presentaron  efpontanea- 

meq- 


Digitized  by  Google 


Gobierno  CiVd  de  los  Chrt/ttanos.  167 


mente)  folamente  acufaron 
los  delatores  los  diferios  con- 
tra el  Propheta :  y  al  Diácono 
San  Jorge  (que  fue  prefo  con 
San  Aurelio ,  y  con  otros)  le 
dejaban  ir  libre  los  Jueces, 
por  no  haverle  oido  decir  na- 
da contra  la  ley  de  Mahoma. 
Pero  luego  que  habló  contra 
ella,  le  íentenciaron  á  muer- 
te. Añade  Alvaro  la  ley  de 
que  fea  muerto  el  que  hiriere 
á  otro  :  Qui  bltspbemaverit 
flagelletur  ,  &  qui  percuferit, 
occidatur  :  ]o  que  parece  apela 
contra  el  Chriftiano  que  hi- 
riere al  Moro  :  pues  de  efte 
modo  tirarían  á  contener  á  los 
nueftros  ,  y  guardar  indemnes 
á  los  Tuyos. 

59  Otra  ley  tenían  contra 
los  que  apoftataflen  del  Ma- 
hometifmo ;  por  quanto  en 
ello  eftaba  envuelto  el  mayor 
crimen  de  fentir  mal  de  la 
Secta  de  Mahoma :  de  modo 
que  aunque  el  fer  Chriftiano 
no  era  delito  para  el  gobierno 
civil,  paitaba  a  fer  gravifsimo, 
fi  havia  precedido  el  culto 
Mahometano,  óeleftar  ahi- 
tado en  aquella  reputación, 
aunque  el  corazón  no  afsin- 
tiefle  al  error.  Afsi  fe  vio  en 
San  Aurelio ,  y  fus  compañe- 
ros ,  que  eftaban  reputados 
por  Moros  en  la  Seda  :  y  fa- 
biendo  que  eran  ChriíUanosi 


bailó  aquella  que  juzgaban 
apoftasía,  para  crimen  de  pe- 
na capital ,  como  les  intimó 
el  Juez  en  el  cargo  primero 
que  les  hizo.  Sin  embargo 
era  condonable  efte  delito, 
como  volvieíTen  al  Mahome- 
tifmo  :  pero  fi  delante  del 
Juez  perfiftian  en  decir  mal 
de  la  Setta ,  no  havia  remif- 
íion.  El  mifmo  cargo  de  apof- 
tasía hizo  contra  Santa  Flora 
fu  hermano  :  y  otro  que  lo 
era  también  de  San  Rodrigo, 
como  todo  confta  por  San  Eu- 
logio. 

60  Acerca  de  los  Tributos 
hay  frequente  mención  en  los 
Efcritores  de  aquel  tiempo. 
Unos  eran  ordinarios  :  otros 
extraordinarios.  Los  primeros 
fueron  los  eftablecidos  defde 
el  principio ,  en  virtud  de  los 
quales  lograron  los  Chriftia- 
noslamaníion  entre  los  Mo- 
ros ,  por  no  dejar  fus  patrias. 
Por  medio  de  cftos  conferva- 
ron  el  ufo  de  la  Religión, 
Iglefias,  Miniftros,  y  Cam- 
panas :  de  modo ,  que  quanra 
libertad  tenian  ,  era  á  fuerza 
de  mayor  fervidumbre  :  y 
como  en  Córdoba  era  grande 
el  ufo  público  de  las  cofas 
(agradas  ,  feria  copioíifsimo 
ef caudal  de  fus  contribucio- 
nes. Defde  el  Gobernador 
Alabor  empezó  á  acrecentarfe 

el 


Digitizéd  by  Google 


i  ¿  8      E/paña  Sagrada.  Trat.}  3  .Cap.j: 


el  Erario ,  cargando  los  tribu- 
tos ,  como  refiere  el  Pacen  (c 
num.43.  y  44.  de  nueftra  Edi- 
ción. El  Arzobifpo  Don  Ro- 
drigo dice ,  que  á  los  Chrif- 
tianos  de  Córdoba  los  exte- 
nuó del  todo  :  Emunfíos  u/que 
ai  exinanitionem.  cap,  10.  El 
fuceflbr  Zama  hizo  padrón 
general  de  todo  lo  conquifta- 
do  para  la  contribución  ,  apli- 
cando parte  á  los  Compañe- 
ros ,  y  Soldados  ,  y  parte  al 
Fifco,  fegun  el  Paccnfe,  «.48. 
Añade  Don  Rodrigo,  que  el 
Calipha  Izit  envió  acá  á  Azam, 
para  arreglar  los  tributos  en 
efta  forma :  Qie  las  poblacio- 
nes conquiftadas  pagaíTen  la 
quinta  parte  de  todos  fus  bie- 
nes :  y  la  decima  las  que  por  si 
fe  dieron.  Pero  Awbiza ,  que 
gobernó  defpues  duplicó  los 
tributos ,  propaflfandofe  algu- 
nos Saracenos  á  quitar  á  los 
Chriftianos  fus  poíTefsiones: 
de  lo  que  informado  el  fucef- 
lbr Jabia  y  mandó  volverles 
fus  bienes,  como  afirma  el  Pa- 
ccnfe fobre  la  Era  763.  que 
fue  el  año  725.  En  todo  efte 
tiempo ,  y  mas  de  veinte  años 
defpues  ,  fufrieron  los  Chrif- 
tianos la  inhumana  exacción 
de  pagar  tributo  por  los  muer- 
tos :  hada  que  en  el  año  de 
747.  en  que  empezó  Juzif  á 
gobernar ,  mandó  hacer  nue- 


vo padrón ,  en  que  no  fe  efc 
cribieflen  los  nombres  de  los 
que  no  vivian  ,  fegun  refiere 
el  Pacen  fe  (que  florecía  en- 
tonces) en  el  num.75.de  nuek 
tra  Edición. 

61    El  modo  de  las  contri-i 
buciones  no  era  repartiendo 
el  tributo  por  familias ,  fino 
exigiéndole  á  las  mi ím  as  per-: 
fonas ,  quando  los  Miniftros 
las  encontraban  en  público; 
de  fuerte  que  uno  no  pagaba 
por  otro  ,  fino  cada  uno  poc 
si ,  y  efto  en  cafo  de  manifef-i 
tarfe  :  pues  mientras  fe  man- 
tuviefte  recogido  en  cafa  ,  no 
le  hacían  extorfion ,  fegun 
prueba  el  libro  de  Habitu  Cíe* 
ricorum  ,  eferito  por  el  Prefr 
bytero  L*ovigildo ,  cuyo  mo-¿ 
tivo  fue  para  inftruir  á  losClc^ 
rigos  ,  que  no  falian  al  públ:% 
co  por  enfermedad  ,  ó  por  el 
tributo  que  en  cada  mes  pa-< 
gabán  los  Chriftianos :  Ut  qui 
ex  nobis  ad  remanentes  Doóío-* 
res  imbecillitate  corporis  pra* 
peiiente  dirigere  grejfus  nequi- 
verit  y  aut  quem  inquijitio  vet 
cen/us ,  vel  vc&igaliSy  quod  om- 
ni  lunari  men/e  pro  Chrijti  no- 
mine folvere  cogimur,  retinue- 
rit  y  faltim  notturno  tempore 
qui  necejfarium  duxerit  legat 
O-c.  Efta  reclufion  por  librarfc 
de  los  tributos  ,  prueba  que 
folo  los  pagaban  quando  fa- 


Digitized  by  Google 


Gobierno  Ctál  de  los  Chri/lianos.        1 6$ 


lian  al  público  ,  libres  de  to- 
da extorfion ,  íi  la  enferme- 
dad,© la  pobreza  los  obligaba 
á  mantcnerfe  ocultos. 

62   Sobre  los  tributos  or- 
dinarios ,  fe  añadían  otros  en 
tiempo  de  perfecucion,  fegun 
Ja  avaricia ,  y  odio  de  los  Re- 
yes contra   los  Omitíanos. 
Eftos  llegaron  á  fer  infopor- 
íablcs :  porque  como  algunos 
Barbaros  tiraban  á  extinguir 
el  nombre  del  Señor ,  no  da- 
ban entrada  á  la  commifera- 
cion.  De  eftos  tributos  hicie- 
ron mención  San  Eulogio ,  y 
Alvaro.  El  Abad  Samfon  aña- 
de otras  cxtoríiones  mas  de- 
plorables ,  por  nacer  de  ma- 
los hijos  de  la  telefia ,  quales 
fueron  el  Obitpo  Hoftcgeüs, 
y  el  Conde  Servando :  pues 
aquel  formó  padrón  de  todos 
los  Fieles  del  Obifpado  de 
Malaga  ,  incluyendo  á  los  Jo- 
venes  ,  y  á  los  Niños  ,  fin  que 
ninguno  fe  le  ocultafle  ,  por 
creer  los  Padres  de  Familias, 
que   el  encabezamiento  era 
para  bien  eípirituai  de  las 
Ovejas ,  como  hecho  por  ma- 
no del  Paftor  :  pero  en  reali- 
dad fue  para  mayor  detrimen- 
to ,  pallando  luego  á  Córdoba 
el  traydor  Prelado,   á  con- 
graciarle con  los  Miniaros  de 
la  Corte ,  por  medio  del  ma- 


yor zelo  que  moftraba  en  de-? 
latar  á  los  inocentes,  para  que 
fe  aumenraífe  el  Erario  del 
Infiel ,  con  la  nueva  contribuí 
cion  de  los  que  antes  havia 
dejado  cíTentos  aun  el  barba-» 
re.  De  efte  modo  fe  hizo  la| 
fervidumbre  de  los  Fieles  mas. 
iníbportablc.  El  Conde  Ser-» 
vando ,  fu  pariente ,  no  qniíb 
fer  inferior  en  la  maldad  :  y 
logró  orden  del  Rey ,  para 
exigir  de  los  Omitíanos  de 
Córdoba  cien  mil  fueldos: 
cofa  que  exagera  bien  la  in^ 
humanidad  de  aquel  cruel 
Miniítro ,  y  el  lamentable  c£». 
tado  de  los  pobres  Muzára- 
bes. Desfallecían  algunos,  y 
hacian  prevaricar  a  otros, 
faltándoles  con  la  fangre  las 
fuerzas  para  yugo  tan  inhu- 
mano :  pero  afsi  como  la  ma- 
no del  Altifsimo  miró  con  fo- 
berana  providencia  á  los  que 
gimieron  bajo  la  dura  oprc£ 
íiun  de  Fharaon  ;  afsi  también 
cuidó  de  nueftros  Fieles  Mu- 
zárabes ,  no  tacándoles  como 
á  los  Ifraciitas  de  la  fervi- 
dumbre ,  fino  oftentando  fii 
poder   por  otro  medio  mas 
maravillólo ,  de  que  perfeve^ 
rando  en  medio  de  los  enemi- 
gos pudicílv'mos  hoy  predi- 
car fu  conftancia  tanto  mas 
fina  ,  tauto  mas  acriibla<áa, 

taxt* 


Digitized  by  Google 


*7°     E/paña  Sagrada.  Tratan .  Cap. i. 


tanto  mas  relevante ,  quanto 
era  mayor  la  fuerza  de  la  con- 
tradicion. 

Vcafe  para  los  conceptos 
generales  el  Tomo  5-pag.3  26". 

HE  REGÍAS    EN  TIEMPO 
del  cautiverio . 

¿3    Sobre  la  tribulación 
'del  cautiverio  fe  añadió  la 
mas  ícnfible  de  las  malas 
doctrinas   que  efparció  el 
enemigo,  y  permitió  el  Cielo, 
para  prueba  y  purificación  de 
los  que  le  eran  fíeles.  La  pri- 
mera fue  la  de  Eli  pando  ,  que 
predicaba    á   Chrifto  Hijo 
Adoptivo  de  Dios :  y  fegun  lo 
dicho  en  el  Tomo  quinto 
(pa^.353.  Cobre  Elipando)em- 
pezó  por  Córdoba  aquel  mal, 
íegun  el  teftimonio  de  Alcui- 
co  :  Máxime  origo  bujus  perfi- 
dia de  Cor  duba  Ctvitate  procef- 
fit.    En  el  miíino  Elipando 
hallamos  mencionada  efta 
Ciudad ,  quando  eferibiendo 
á  Félix  ,  Urgelenfe ,  le  dijo, 
havia  remitido  fu  Carta  á  los 
hermanos  Cordobefes  ,  que 
íentian  bien  de  Dios;  los  qua- 
les  (añade)  me  participaron 
muchas  cofas ,  que  debia  ha- 
ver  puefto  en  tu  noticia ,  para 
que  las  protegicíTes  ,  ó  te  íir- 
iricfícs  de  ellas :  Ego  vero  di- 


rexi  EpiftoUm  tuam  ad  Corío* 
bam  fratribus  qui  de  Deo  re¿i* 
fentiunt ,  &  mihi  multa  ferip- 
ferunt ,  qu¿  in  tuo  adjutorh 
debueram  dirigere.  Veafe  efta 
Carta  en  el  Tomo  5»pag.577« 
Sabe  fe  también  por  la  Carta 
quarta  de  Alvaro  Cordobés, 
num.  27.  que  la  Heregia  de 
Elipando  causó  muchas  des- 
gracias en  aquel  Obifpado ,  ó 
Provincia ,  fegun  alii  fe  expli- 
ca :  Eo  tempore  quo  Elipandi 
lúes  ve f ano  furore  nofiram  vaf* 
tabat  Provineiam  &c.  Veafe 
el  Tomo  nono  pag23o.  De 
modo  ,  que  no  puede  dudar  fe 
en  vifta  de  tanros  teftimo- 
nios  ,  que  en  Córdoba  tuvie- 
ron mucho  que  padecer  los 
verdaderos  Fieles  en  fuerza 
de  la  mencionada  heregia. 

64  Otra  huvodefpues,no 
menos  perjudicial ,  que  fue  la 
de  los  Anrropomorphitas,  hc- 
reges  afsi  llamados,por  quan-r 
to  atribulan  á  Dios  figura  cor- 
poral humana,  engañados  con 
la  ruftica  inteligencia  del  tex- 
to, Faciamus  hominem  ad  ima- 
gine m  O*  fimilitudinem  nof- 
tram  ,  que  tomaban  crasa- 
mente ,  fegun  el  material  fo- 
nido :  y  como  en  Griego  fe 
llama  el  hombre  anthropost  yt 
morpbe  la  forma  ;  fueron  inti- 
tulados Antbropomorpbitas  los 


Digitized  by  Google 


Gobierno  Cfail  de  los  Cha/llanos.  íjf 


qüc  ponían  en  Dios  forma  ,  6 
figura  corporal  de  hombre, 
contra  la  Fe  que  nos  enleña, 
fer  Dios  Efpiritu  puro.  Efta 
heregia  fe  halla  introducida 
en  Córdoba  en  tiempo  del 
'Abad  Samfon ,  que  en  la  Pre- 
fación al  libro  2.  de  fu  Apo- 
logético num. 6.  dice  ,  eftaban 
manchados  con  aquel  error 
los  dos  infelices  auxiliadores 
y    amigos  del  mal  Obifpo 
Hoftegefis ,  llamados  Román, 
y  Se baílian  ,  aquel  padre  ,  y 
éfle  fu  hijo  ,  tan  perverfos, 
que  ni  aun  es  decente  referir 
íus  maldades.  Veaíe  el  citado 
lugar  de  Samfon  ,  donde  para 
mieftro  intento  exprefra:J«»r- 
tis  fibi  Romanum  ,  0  Sebajiia- 
num  Antropomorfo  ano  errore 
inferios  ,  cfto  es  ,  que  fe  halla- 
ban manchados  con  el  error 
de  los  Antropomorphitas. 

65  El  malvado  Hoftegefis 
participaba  de  la  miíma  infec- 
ción ,  defendiendo  (en  confe- 
rencia de  la  forma  corporal 
que  los  hereges  citados  ima- 
ginaban en  Dios)que  la  Divi- 
nidad no  efta  prelentc  en  to- 
das partes  por  eflencia  ,  fino 
por  furílcza,dicicndoqucDios 
efta  prcícnte  en  lo  fupremo 
del  Cielo ,  y  que  dcfde  alli  ve 
y  gobierna  lo  criado :  de  mo- 
do que  aunque  fe  d:ga  eftar 
dentro  de  algunas  cofas,  no 


fe  admita  en  todas.  Añadía,- 
que  el  Verbo  Eterno  no  havia 
encarnado  en  el  vientre ,  fino 
en  el  corazón  de  la  Virgen, 
como  todo  confta  por  el  Apo- 
logético de  Samfon  ,  que  pin 
blicamos  en  el  Tomo  figuien* 
te. 

66   Ellas  malas  doctrinas 
eran  fumamente  perjudicia- 
les ,  no  folo  por  la  opoíicion 
con  los  fagrados  dogmas,  fino 
por  hallar  fe  foftenidas  de  los 
que  tenían  en  fus  manos  el 
mayor  poder  ,  y  la  tuerza  de 
la  autoridad  ,  como  era  el 
mencionado  Obifpo  ,  y  el 
Conde  Servando  ,  que  prote- 
gía la  maldad.    Mas  quifo 
Dios  que  no  falta  (Ten  algunos 
defenfores  de  la  verdad  ,  co- 
mo fueron  Samfon  ,  y  Leovi- 
gildo  :  aquel  fiempre  intrépi- 
do: efte  condcfccndienre  en 
algo  por  la  fuerza ;  pero  na 
fin  ganancia  :  pues  de  ningún 
modo  quifo  ceder  á  comuni- 
car con  el  mal  Obifpo  ,  nafta 
que  afsi  á  efte ,  como  á  Ai 
amigo  Scbaftian  los  hizo  de- 
teftar  publicamente  la  here- 
gia antropomorfitica,  á lome- 
nos  en  algunas  cofas,  coma 
fue  la  de  confeflur  que  el  Ver- 
bo encarnó  en  el  purifsirnc* 
vientre  de  la  Virgen.  De  to- 
do efto  fe  hablará  con  mas 
oportunidad    en   ks  Vidas 


Digitized  by  Google 


17  %      Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Ca¡>.$. 

Be  Samfon,  y  Leovigildo,  á  Chriftiano  apoftata  ,  que  fe 

que  nos  remitimos ,  por  no  llamó  Eleazaro.    Y  porque 

repetir  en  dos  partes  una  mif-  contra  cite  militó  esforzada-, 

ma  materia.  mente  el  Caballero  Alvaro, 

¿7   Añadiófe  también  en  referiremos  en  fu  Yida  la  tra¿ 

Córdoba  el  Judaifmo  ,  fofte-  gedia. 
nido  perniciofaracnte  por  un 

CAPITULO  VIII. 

0E  LOS  QUISTOS   ©fí  CORDOBA 

en  tiempo  del  cautiverio. 

j  T  1NA  de  las  cofas  mas  de  la  entrada  de  los  Moros,* 
y^J  notables  que  perfe-  aunque  por  falta  de  docu- 
veraron  en  Córdoba  deípucs  mentos  de  aquel  tiempo  ,  no 
de  la  entrada  de  los  Moros,  fabemos  los  nombres  de  los 
fue  la  dignidad  Epifcopal,quc  Prelados :  p'ero  íi  los  havia  en 
defdc  Jos  primeros  Siglos  de  la  mayor  fuerza  de  la  períe- 
la  Igleíia  fe  eítableció  en  la  cucion  del  Siglo  nono  j  debe- 
Ciudad  ,  y  continuó  por  todo  mos  fuponerlos  en  el  antece* 
el  tiempo  de  los  Godos.  Afsi  dente, 
lo  pedia  la  numerofa  Chrií- 

tiandad ;  la  antigua  poíTefsion  S  AULO, 
de  aquel  honor;  la  politica  en 

que  por  los  tributos  fe  inte-  De/de  antes  del  8  jo.  ba/ia  el 

reliaban  los  Moros  ,  y  el  co-  de  86 1. 
piofo  numero  de  Clérigos, 

que  mantenian  la  Gerarquia  2    El  primero  cuyo  nonw 

regular  ,  de  Arcediano  ,  Ar-  bre  fe  conferva  fue  Saulo ,  fe- 

ciprefte ,  y  los  que  fe  inclu-  gun  vemos  en  dos  Cartas  que 

y  en  debajo  de  cftos  grados,  como  á  fu  Obifpo  le  eferibió 

Todo  cito ,  junto  con  las  ex-  el  Caballero  Alvaro.  Antes 

preflfis  pruebas,  que  luego  defcrObifpo  comunicó  con 

Ce  darán,  fupone  la  exilien-  un  excomulgado  ,  perfe  verán-? 

£¿a  del  Obifpado  en  el  Siglo  do  dcfpues  del  honor,  en  tra- 
ta;: 


Digitized  by  Google 


I 

(De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Saulo.  273 


far  íbh  los  que  le  trataban: 
no  porque  fe  mezcla  (Te  ter- 
ror, ó  violencia  ,  fino  por 
cariño,  y  amiftad.  Dióle  tam- 
bién una  Cafulla  para  que 
digelfc  MiíTa  :  y  en  aquellos 
dias  le  amonedo  algunas  co- 
fas el  Caballero  Alvaro  ca- 
ritativamente ,  como  refiere 
en  fu  Epiítola  XIII.  El  modo 
con  que  obtuvo  fer  confagra- 
do  no  fue  limpio  ,  pues  fe 
obligó  á  pagar  á  los  Eunucos 
quatrocientos  fueldos  ,  y  efto 
no  fecretamente  ,  fino  por  ef- 
critura  hecha  en  Arábigo ,  lo 
que  fue  reputado  fimonia. 
Empezó  Saulo  cometiendo  al- 
gunos yerros  :  pues  no  folo 
ordenó  Sacerdotes ,  fin  darles 
teftimonio  del  Orden ,  fino 
que  lo  hizo  faltando  el  con- 
íentimicnto  del  Clero ,  y  del 
Pueblo.  Propafsófe  también 
á  poner  dos  Redores  en  una 
Iglefia  fin  mirar  al  Canon  en 
efto, y  en  otras  cofas  ,  como 
refiere  Alvaro  en  la  Efnftola 
fegunda  al  mifmo  Saulo  tf.3. 
que  es  la  XIII.  entre  las  Obras 
de  Alvaro ,  que  ponemos  en 
el  Tomo  figuientc. 

3  Sobreíalió  defpues  en 
la  devoción,  y  obfequiode 
Jos  Martyres ,  defendiendo  fu 
caufa ,  y  concurriendo  á  re- 
coger ,  y  dar  honorífica  fepul- 
tura  á  los  benditos  cuerpos, 

Tom.X. 


fegun  inferimos  de  San  Eulo- 
gio ,  que  en  el  lib.2.  del  Me- 
morial de  los  Santos  cap.i.di- 
ce,que  S.Perfe&o  fue  enterra- 
do con  digno  obfequio  del 
Obifpo  ,  y  Sacerdotes  [en  el 
año  de  850.  ]  A  los  fiete  años 
defpues  concurrió  también 
el  Prelado  á  recoger  el  cuer- 
po del  Martyr  San  Rodrigo, 
fegun  refiere  el  mifmo  San 
Eulogio  en  el  Apologético  de 
los  Martyres  ,  donde  da  al 
Obifpo  los  di&ados  de  Vene- 
rable Pontifice  ,  y  de  inclyto 
Papa,  aplicándole  la  acción 
de  que  befó  tiernamente  las 
Santas  Reliquias  >  y  dándonos 
con  efto  prueba  de  la  tierna 
devoción  con  que  promovía 
el  culto  de  los  Martyres.  En 
el  año  de  858.  favoreció  tam- 
bién al  Monge  Ufuardo,  íobre 
que  llevaífe  á  Francia  los  cuer- 
pos de  los  Martyres  San  Jor- 
ge ,  y  San  Aurelio  ,  recibien- 
do el  Obifpo  por  fu  mano ,  y 
venerando  las  Sagradas  Reli- 
quias ,  como  confta  por  Ay- 
mon  en  el  Apéndice  VI. 

4  A  efte  zelo  fe  juntó  una 
firme  conftancia  en  confeífar 
la  Fe  en  los  tiempos  mas  cala- 
mitofos  de  las  furiofas  perfe- 
cuciones  de  Abdcrramán  II.  y 
fu  hijo  Mohomat ,  logrando 
la  dicha  de  fer  prefo  dos  ve- 
ces por  amor  de  la  Fe.  En  la 

S  pri-j 


Digitized  by  Google 


171-      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  'Cap.  8 


primera  vez  fe  le  añadió  el 
confuelo  de  tener  por  com- 
pañero en  la  prifion  á  San  Eu- 
logio ,  fegun  expreflfa  Alvaro 
en  la  Vida  del  Santo  ,  num.4. 
donde  dice  ,  queflte  encarce- 
lado con  fu  Obifpo  ,  y  con 
otros  Sacerdotes :  Cum  Pontí- 
fice fuo  ,  ve\  aliis  Sacerdetibus 
vincitur.  Hailabanfc  al  mif- 
mo  tiempo  en  aquella  cárcel 
las  Santas  Vírgenes  Flora ,  y 
María  :  de  lo  que  inferimos 
haver  fido  efta  priíion  en  el 
año  de  851.  en  que  padecie- 
ron martyrio  las  expreíTadas 
Vírgenes  en  el  dia  24.  de  No- 
viembre. Havian  prometido 
las  Santas, que  pedirían  á  Dios 
la  libertad  de  los  encarcela- 
dos  luego  que  eftuvieíTen  en 
la  gloria  :  y  viófe  cumplida  la 
promeíTa  prontamente ,  pues 
en  el  dia  29.  del  referido  mes 
falió  de  la  prifion  el  Obifpo, 
y  los  demás  que  padecían  con 
él.  Afsi  lo  afirma  Alvaro  en 
el  lugar  citado,  y  San  Eulogio 
en  la  Vida  de  aquellas  San- 
tas. 

5  Duro  poco  aquella  li- 
bertad del  Prelado ;  porque 
en  el  año  íiguiente  852.  en- 
ardecido nuevamente  el  Rey 
Abderraman  contra  los  Chrif- 
tianos  ,  al  vér  los  que  fe  pre- 
íentaban  á  confelfar  la  Fe, 
prendió  fegunda  vez  alObif: 


po ,  como  teftifica  San  EuIo-¿ 
gio  lib.2.cap.i6.  afirmando, 
que  le  encarceló  en  un  horri- 
ble calabozo  :  Denud  Ponti- 
fex  horribili  carcerum  fpecui 
traderetur.  Murió  en  aquel 
año  Abderraman:  y  acafo  por 
efte  motivo  falió  de  la  priíion 
el  Obifpo.  Lo  cierto  es ,  que 
en  el  año  próximo,  853.  man- 
dó el  nuevo  Rey  Mahomad, 
que  prendieílen  al  Prelado;  lo 
que  le  fupone  libre.  El  moti- 
vo fue,  porque  creyendo  la 
arrogancia  de  aquel  Rey,que 
nadie  fe  atrevería  á  contrade- 
cir fus  decretos,  y  viendo  que 
San  Fandila,  Accitano,  fe  ofre- 
ció libremente  áconfeflar  la 
Fe  ,  fe  perfuadió  á  que  el 
Obifpo  esforzaba  á  los  Chrif- 
tianos,y  al  punto  con  voz  ter- 
rible mandó  que  le  prendief- 
fen ,  refuelto  ya  á  quitarle  la 
vida.  El  Prelado  noticiofo  de 
lo  que  paífaba ,  fe  libró  hu-; 
yendo ,  como  refiere  San  Eu- 
logio en  la  Vida  de  San  Fandi- 
la ,  puerta  en  el  Apéndice  I. 
del  Tomo  7. 

6  A  la  perfecucion  de  los 
Mahometanos  fe  juntó  otra, 
no  menor  de  algunos  de  los 
Chriftianos,  que  no  fentian 
bien  de  los  martyrios  de 
aquel  tiempo  ,  y  querían  im- 
pedir la  confefsion  publica  de 
la  Fe,  motivando  que  dealli 

prq? 


Digitized  by  Google 


De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Saulo. 


provenían  todas  las  calamida- 
des que  padecía  la  Iglefia  en- 
tre los  Saracenos.  Efte  parti- 
do fe  hallaba  foftcnido  por 
muchos  principales  del  pue- 
blo ,  y  lo  que  mas  es ,  por  al- 
gunos Sacerdotes  ,  y  aun 
Obifpos.  Entre  eftos  fobre- 
falia  Recafredo  ,  que  como  un 
violento  torbellino  empezó  á 
combatir  á  las  Iglefias ,  fegun 
refiere  Alvaro  en  la  Vida  de 
San  Eulogio ;  de  lo  que  dedu- 
cen los  Autores  fer  efte  el  Me- 
tropolitano de  la  Betica ,  no 
defcubriendofe  otro  titulo 
por  donde  tuvieíTe  jurifdi- 
cion  en  Córdoba  ,  ai  tiempo 
en  que  prefidia  en  efta  Iglefia 
Saulo  ,  de  quien  vamos  ha- 
blando. Recafredo  fue  el  que 
prendió  primera  vez  á  Saulo, 
y  á  San  Eulogio  en  el  año  ci- 
tado de  851.  y  configuiente- 
mcnte  fe  infiere  haver  fido 
Saulo  defenfor  de  la  caufa  de 
Jos  Martyres ,  como  San  Eu- 
logio ;  pues  por  tanto  los  per- 
íiguió  el  Metropolitano  Re- 
cafredo. 

7  El  modo  con  que  efte 
Metropolitano  contradecia 
los  martyrios  ,  fue  tan  del 
agrado  de  Abderraman  ,  que 
dio  orden  compulfivo  para 
que  los  Chriftianos  fe  adhi- 
rieflen  á  Recafredo ,  como  en 
cfe&o  fe  hizo ,  tratando  con 


él  en  lo  exterior  el  mifmo 
San  Eulogio ,  y  los  demás 
Chriftianos  obligados  del 
terror ,  y  procurando  evitar 
mayores  males.  Poco  def- 
pues  fe  refolvió  San  Eulogio 
á  retirarfe  del  facrificio ,  ef- 
cogiendo  efte  medio  entre  los 
extremos  de  tratar  con  el  que 
queria  evitar ,  y  de  no  poder- 
lo refiftir :  pero  el  Obifpo 
proprio  (que  era  el  de  Cór- 
doba) le  obligó  con  amenaza 
de  excomunión  á  que  conti- 
nuarle en  facrificar ,  como  tef- 
tifica  Alvaro  en  fu  Vida,  n.j. 
añadiendo  en  la  Epiftola  XIII. 
la  exprefsion  de  que  efte 
Obifpo  era  Saulo  ,  á  quien 
fue  dirigida  aquella  Carta: 
Eulogio  in  primo  perfecutionis 
ímpetu  /aerificare  jufiftis.  71.4. 
De  lo  que  inferimos ,  haver 
fido  Saulo  el  Obifpo  de  Cór- 
doba de  quien  Alvaro  en  la 
Vida  de  San  Eulogio ,  y  el 
mifmo  Santo  en  íus  Obras, 
tratan  fin  nombrarle.  Infiere- 
fe  también  ,  que  Saulo  fe  ha- 
llaba confagrado  en  el  año  de 
851.  en  que  por  la  voluntaria 
confefsion  de  la  Fe  ,  hecha 
por  San  Ifaac  ,  y  otros  que  le 
figuieron ,  empezó  la  fuerza 
de  la  perfecucion  ,  en  cuyo 
primer  ímpetu  mandó  Saulo 
á San  Eulogio,  que  no  defif- 
ticífc  del  facrificio. 

S  2  Aun- 


)igitized  by  Google 


i 7  6  Ef paría  Sagrada.  Trac.  3  } .  Cap.  í . 


8   Aunque  Saulo  havia  fu-   martyrio  ,  como  fe  p-iede  ver 
frido  ,  como  los  demás  Chrif-   en  las  Aftas  de  los  Martvres, 
tianos  ,  la  fuerza  de  Recafre-   que  cira  Dufrefne  en  fu  Glof- 
do  ,  no  afsintió  á  fu  doctrina,    íario  media  ®*  ínfima  ¡atinita- 
antes  bien  perfeveró  defenfor   tis.  La  caufa  de  la  turbación 
de  la  caufa  de  los  Martyres,    de  Córdoba  nacía  de  aquel 
por  mas  que  los  Metropolita-    mifmo  principio :  y  como  el 
nos  yObifpos,  congregados   Obifpo  Saulo  defendia  fer  ver- 
conciliarmente  en   Córdoba    daderos  Martyres  los  que  mo- 
por  mandado  del  Rey  ,  pare-    rían  por  la  Fe ,  aunque  fuerte 
cian  contradecirla  en  un  de-   voluntaria ,  y  no  compclida, 
crcto  que  dieron ,  didado  con    la  confefsion  ;  ruvieron  fun- 
cítudio  artifkiofo.  Saulo,  San    damento  para  llamarle  Biothc- 
Eulogio  ,  y  Alvaro  ,  no  fintie-    nato  ,  ó  mejor  Biothanato. 
ron  bien  de  aquel  modo  de      9   Otro  improperio  era  11a- 
proceder :  y  como  el  pueblo    marle  maldito :  lo  que  incluía 
veia  palpablemente  las  veja-    la  circunftancia  mas  feníible 
ciones  que  padecía  ,  y  por    de  provenir  de  fentencia  de 
otro  lado  creía  eftár  autoriza-    Obifpos ,  los  quales  le  maldi- 
do  con  dictamen  de  los  Prela-    geron  y  deteftaron,como  taña- 
dos ,  que  fe  oponían  á  Saulo;    bien  á  los  que  fe  ofrecían  al 
fue  muy  grave  la  perfecucion    martyrio  :  y  el  pueblo  miran-, 
que  fe  concitó  contra  el  Obif-    do  á  eftos  decretos  humanos, 
po.    Llamábanle  Biotbenato:    mas  que  á  las  leyes  divinas, 
voz  con  que  exprobó  el  Rey    defeargaba  dicterios  contra 
Leovigildo  al  Metropolitano    Saulo ,  y  contra  losConfcflb- 
deMerida  Majfina  y  como  ef-    res  de  la  Fe.  Veafe  la  prueba 
cribe  Paulo  Ementen  fe  en  el    de  todo  efto  en  el  Indiculo  !u- 
cap.  12.  y  la  mencionó  tam-   mino/o  de  Alvaro  ,  Tomo  XL 
bien  Sdn  llidoro  lib.  10.  Etym.  pag.245. 
entre  los  nombres  de  la  letra       10    Tomaron  tanto  cuer- 
]>.  explicándola  fegun  fu  ori-    po  aquellas  diflTeniioncs  ,  que 
gen  griego,  en  que  fignifica    llegaton  á  cifma  entre  el  Paf- 
el  qu¿  muere  por  fuerza  vio-    tor  ,  y  las  Ovejas  ,  fegun  ve- 
lenta  :  y  por  tanto  los  Genti-    mos  en  las  Epiftolas  XII.  y 
les  llamaban  Bhthenatos  á  los    XIII.  de  Alvaro  ,  donde  pare- 
Chriitianos,  en  virtud  de  que    ce  que  Saulo  era  tratado  de 
fe  ofrecían  voluntariamente  al   Migenciano ,  Donatifta,  y  Lu- 

Digitized  by  Google 


(De  ksÓílfyosl 

cifcrianó  :  Plañí  nefeio  quos 
falfüginofas  ajferitis  ,  &  prope 
Migentianos  ,  Donatiftas  ,  & 
Luciferianos  notatis.  Epift.XIL 
num.i.  Al  mifnio  arfunto  de 
Lucífero  alude  Alvaro  en  la 
Carta  (¡guíente ,  quando  dice: 
Sardorum  falfedinem  devitans, 
&C.  num.^.  De  Lucífero,  Sar- 
do ,  todos  faben  ,  que  evitó 
el  trato  con  los  que  huvieflen 
delinquido.  Migecio  también 
aludió  á  eílo  en  fus  errores; 
pues  como  prevenimos  en  el 
Tomo  5.  pag.  541.  no  quería 
comer  con  pecadores ,  tenién- 
dole por  Santo.  Los  Donatif- 
tas  llegaron  á  decir ,  que  folo 
entre  los  de  fu  Setta  fe  con- 
fervaba  la  verdadera  Iglefia: 
y  ¡untando  todo  eíto  inferi- 
mos, que  el  Obifpo  Sáulo  evi- 
taba tratar  con  los  que  no  íe 
portaban ,  y  fentian  como  él: 
confirmandofe  el  aífunto ,  en 
vifta  de  que  eftaba  oculto  en 
Córdoba  ,  y  de  que  no  con- 
cedió á  Alvaro  la  abfolucíon 
de  la  penitencia  ,  porque  co- 
municaba con  un  Obifpo ,  á 
quien  Saulo  no  recctaocia  por 
legitimo ,  y  por  tanto  le  amo- 
nedaba que  evitarte  el  comer- 
tío  con  los  malos  :  lo  que  es 
prueba  de  que  Saulo  no  co- 
municaba con  Alvaro  ,  ni  con 
Ja  mayor  parte  de  el  pueblo, 
pues  llamaba  multitud  de  per-, 
Tom.X, 


t  Zorloba.  Saulo;  177 

- 

dtdos  á  los  que  no  feguian  fuj 
partido. 

1 1  Que  Saulo  andaba  re-» 
tirado ,  confta  expresamente; 
por  la  Carta  XIII.  entre  las  de 
Alvaro ,  donde  le  dice  e'ftc* 
gue  eftraña  mucho  le  aconfe- 
jafle  á  no  temer  á  los  honn 
bres ,  quando  él  mi  fino  eftaba' 
feparado  de  los  fuyos  ,  y  va- 
gaba efcOndido :  Mtror,  cur 
jortifsinta  docens  abfeonditur, 
0*  bominum  ti  more  d  propriit 
fegregatus  per  diverja  vagatur^ 
num.q..  Efta  feparacion  no  era; 
por  aufenciadel  Obifpo,  que 
fe  falieífc  de  Córdoba ;  puetf 
aunque  Alvaro  le  eferibió,  no 
fue  por  eftár  aufente,(lno  por-; 
que  la  enfermedad  que  pade-í 
ció  no  le  permitía  vifítarle 
perfonalmente  :y  afsi  vemos 
que  el  Obifpo  le  refpondió, 
haciéndole  cargo  de  que  efta- 
ba prefente :  Quid  ad  h<ec  oppo- 
nere  poteJHs,cum  me  babetis 
prdj entem*.  Epift.  XII.  num.  2. 
Eftaba  pues  Saulo  dentro  de 
Córdoba  :  y  nacia  fu  retiro  de 
parccerlc  que  no  debia  comu- 
nicar con  los  que  no  feguian 
fu  partido  ,  perfuadido  á  que 
los  demás  iban  mal  ,  y  que 
debían  fe-r  evitados ,  como  ex- 
prelTamente  aconfejaba  á  Al- 
varo. 

12  Pero  efta  divifíon  ,  6 
Gfma  ,  no  era  precifamente 

S3  por 


Digitized  by  Google 


x  78       Efpaña  S agrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  8  • 

por  el  motivo  infirmado  de  tos :  y  enfermando  gravemeri- 
que  Sauio  defcndieíTe  la  caufa  te  Alvaro  en  aquella  coyun- 
de los  Martyrcs  >  pues  efta  la  tura  ,  recibió  la  penitencia  de 
defendia  también  Alvaro  fir-  mano  de  los  Sacerdotes  de  fu 
memente  ,  como  prueba  fu  parcialidad.  Recuperó  la  fa- 
Indicuh  luminofo.  Por  ella  pa-  lud  :  y  defeando  fer  abfuclto 
decióSaulo  loque  arriba  fe  de  aquella  penitencia  por  me- 
expufo.  Ahora  parece  fobre-  dio  del  proprio  Obifpo ,  le  re- 
vinieron mas  caufas  de  diflen-  gó  por  eferito  ,  que  enviaífe 
íion  ,  pues  dice  que  comuni-  algunos  de  fus  Sacerdotes,  pa- 
caba  Alvaro  con  un  falfo  Obif-  ra  que  le  abfolvieffe.  Con  efta 
po  ,  y  que  no  podia  abfolver-  ocafion  refpondióSaulo  lo  que 
le  hafta  que  huvielTc  Concilio,  fe  ha  referido  5  conviene  á  fa- 
cn  que  íe  decidieífe  el  fentir  ber ,  que  no  podia ,  mientras 
de  unos  y  otros  :  Nifi  fuer  ti  no  huvicífe  Concilio  que  de- 
infpirante  Deo  Concilio  legiti-  cidieífe  la  queftion  :  pues  de 
mo  eorunt  &  nofira  quaftio  ven-  otra  fuerte  profeguiria  Alva- 
tilata,  Epift.XlI.  num.2.  ro  comunicando  con  el  falfo 
.  1 3   Efte  Pfeudo  Obifpo  pa-  Obifpo,  como  hafta  allí :  y  cC- 
rece  fer  Samuel  (fegun  prefu-  te  contexto  prueba,  que  la  di- 
mió  Gómez  Bravo  pag.  148.)  viílon  achual  provenia  de  tra- 
cl  qual  defpues  de  naver  íido  tar  unos ,  y  no  otros ,  con  el 
depuefto  de  Elibcri ,  fe  vino  á  Obifpo  (fea  quien  ruefle)  de 
Córdoba ,  y  renegó ,  juntan-  cuyo  comercio  fe  libró  Saulo, 
dofe  á  los  Muzlcmitas ,  como  ocultandofe,  y  por  eífo  le  tra- 
eferibe  el  Abad  Samfon  en  el  taban  de  Migcnciano;Donati& 
Proemio  del  libro  2.  num.  4.  ta  ,  y  Luciferiano.. 
Eite  tal  períiguió  gravemente  14  De  hecho  llegó  el  día 
á  los  Chriftianos,  autorizado  defeado,  en  que  huvieíTe  Con- 
cón el  poder  del  Conde  Ser-  cilio :  y  fue  tanto  el  golpe  de 
vando  ,  fu  pariente  ,  y  fue  uno  fentencias  de  los  Santos  Pa- 
delos  malos  Chriftianos  que  dres  alegados  á  favor  de  la 
mas  aflicieron  á  los  Fieles,  compaísion,  ó  comercio  coa 
Compelíaos  eftos  por  la  fuer-  los  caídos  >  que  no  podia  re- 
za ,  comunicaban  con  el" falfo  íiftir  ninguno  que  reípetafle  el 
Obifpo  :  otros  fe  ocultaban,  juicio  de  los  Padres  :  Tantis 
para  evitar  el  trato.  De  aque-  fe  tefiimoniorum  probationibus 
ílos  era  Alvaro ;  Saulo  de  ef-  munierunt ,  tantifaue  Patrum 

feth 


Digitized  by  Google 


los  Obi/pos  de  Córdoba.  Saulo.  27? 


fentewtiisy  qu£  compafshne  ege-  expreíTadas.  Y  fegun  efto  fe 

'    rant  plebium  ¡  firmaverunt ;  ut  infiere  ,  que  Saulo  fe  redujo  a 

pene  eifdem  in  aliquid  obviare  buen  fentir  ,  defpues  de  la  fc- 

non  Jit  ejus  ,qu¡  cuntía  fe  judi-  gunda  Carta  de  Alvaro ,  en 

eio  ®*  exempio  Patrum  ajfcrit  que  le  trató  con  acrimonia, 

.  innodare ,  como  leemos  en  la  pretexrando  que  no  juzgaba 

.  Epiftola  X.  que  eftá  entre  las  fer  propria  del  Obifpo  la  Car- 
de Alvaro  :  y  aunque  no  de-  ta  á  que  refpondia  ,  fino  dic- 
ne  titulo ,  parece  fer  del  Obif-  tada  por  otro  en  nombre  del 
po  Saulo :  pues  ciertamente  es  Prelado, 
de  un  Prelado  á  otro  :  y  em-  15  Fue  efto  antes  del  año 
pieza  ponderando  las  calami-  862,  en  que  empezó  el  fucef- 
dádes  que  padecía  :  lo  que  á  for  de  Saulo :  y  cerca  del  86 r. 
ninguna  Iglcfia  convenia  con  por  cuyo  tiempo  pidió  Alva- 
tanta  propriedad  ,  como  á  la  ro  la  abfolucion  de  la  peniten- 
cie Córdoba*  Demás  de  efto  cia,  que  dio  ocafion  á  las  Car- 
confiefla  ,  que  mudó  de  pare-  tas  de  que  hablamos.  Y  como 

.  cer ,  como  fe  vk  en  el  num.t.  por  el  año  de  850.  era  ya  Sau- 

Senientiam  meam . . .  commu-  lo  Obifpo ,  refulta  haver  prc- 

tavi :  expreflando  lo  hizo  por  fidido  en  Córdoba  por  efpa- 

amor  de  la  concordia,  con  cu-  ció  de  once  años  ,  fin  contar 

.  yo  fin  fe  prefentó  en  el  Con-  lo  que  antecediclTe  al  año  de 

cilio  j  y  viendo  los  textos  que  850.  pues  para  efto  nodefeu- 

fe. alegaban  ,  depufo  el  anti-  brimos  texto, 
guo  fentir  fundado  en  feveri-      16   Porefte  tiempo  vivió 

.  dad  de  juicio  ,  y  en  leves  ar-  el  malvado  E ¡cazar o,  llamado 
gumentos.  Todo  cfto  fe  acó-  antes  Bodo ,  contra  quien  ef- 
moda  bien  á  Saulo ,  cotejan-  cribió  el  iluftrc  Alvaro  Cor- 
dolo  con  la  Carta  eferita  á  Al-  dobés  ;  y  por  tanto  referiré- 

'  varo  ,  y  con  la  refpuefta  de  mos  fu  hiftoria  en  la  Vida  del 

cftc  ;  pues  vemos  que  el  Obif-  mencionado  Alvaro, 
po  citaba  feparado  del  cuerpo 

del  rebaño:  que  no  quena  co-  VALENCIO. 
municar  con  los  mas:  y  que  le       De/de  el  8<Sa.  en  adelante. 
trataban  de  Luciferiano  :  á  lo 

que  alude  bien  la  depoficion  de       17   Afsi  como  los  MSS.  de 

la  fentencia,  que  declara  en  la  Alvaro  nos  han  dado  alguna 

Carta  X.con  las  circunftancias  noticia  de  las  cofas  del  Obif- 

S4  po 


1 8 o     E/paña  Sagrada.  Trat. 33.  Cap. 8: 

po  Saulo ;  de  el  mifmo  modo  „  crituras  ,  y  amigo  de  la  ;u£- 

fcrvirán  los  del  Abad  Samfon  „  ticia  y  rectitud  :  *  prendas,  * 

para  hablar  de  Valencio;  pues  que  no  Tolo  en  aquel  tiempo 

folo  por  fu  efcrito  tenemos  tan  caiamitofo  ,  fino  en  ei 

poticia  de  efteObifpo.  mas  pacifico  ,  podían  hacer 

18   Fue  fuccífor  immedia-  envidiable  á  la  Iglcfia  que  me-, 

to  de  Saulo  ,  haviendo  fido  recieffc  gozar  de  tan  gran  Pjh 

confagrado  en  la  Era  nove-  dre. 

tientas,  (año  de  862.  )  como  19  Fue  muy  oportuna  lá 
exprcíTa  el  Abad  Samfon  en  la  providencia  del  AÍtifsimo  en 
Prefación  del  lib.2.  de  fu  Apo-  conceder  áCordoba  femejante 
logetico  (que  ponemos  en  el  Prelado,  quando  los  Fieles  ge- 
Tomo  undécimo  )  en  cuyo  aiannofoloporlaperfecucioa 
numero  feptimo  dice  afsi :  Poft  de  los  Moros,fíno  de  unos  per-a 
§rdinationem  Dni  mei  Valentij  verfifsimosChriftianos,que  Ca* 
JBpifcopi,quemCordobenfisEccle-  bre  afligir  á  los  demás  con  in- 
fiafub  Era  DCCCC*  meruit  foportable  carga  de  tributos 
Reiiorem  fufeipere  &e.  donde  (por  congraciarfe  con  la  Cor- 
es digno  de  notar  el  modo  ho-  te)  querían  introducir  errores 
rorinco  con  que  fe  explica,  en  el  dogma.  El  Autor  de  tan 
diciendo  ,  no  que  Valencio  lamentable  tragedia  era  (para 
mereció  afcender  al  honor  hacerla  mas  funefta)  un  ObiA 
Pontifical ,  (¡noque  la  Iglefia  po, llamado  Heftegefis^  quien, 
de  Córdoba  mereció  gozar  de  miradas  fus  obras ,  convenia 
tal  Prelado:  como  que  eran  mejor  el  nombre  de  Hojtis- 
tan  excelentes  fus  prendas,  J'f*>  fegun  gloífa  Samfon.  Em-; 
que  en  lugar  de  recibir ,  po-  parentó  eftc  con  otro  fu  fe- 
dia  dar  honra  á  la  Sede  :  pues  mejante  ,  llamado  Servando, 
fegun  allí  le  pinta  era  „  Varón  descendiente  de  Efclavos  de 
„,  lleno  de  fe  ,  adornado  de  la  Iglcíia  de  Córdoba  ,  el 
¿,  virginidad ,  dado  á  la  abfti-  qual  casó  con  una  Prima  de 
nencia ,  fundado  en  humil-  Hoftegefís ,  y  era  íobervio, 
„  dad ,  fervorofo  en  la  cari-  avariento  ,  cruel ,  malvado  fi-j 
99  dad ,  encendido  en  zeio  de  nalmcntc  en  un  todo.  No  obf. 
„  la  verdad ,  do&o  en  las  E£  tante  la  bajeza  del  origen ,  fu-: 

bíó 

(*)  Yitum  fidt  plenum ,  virgtnitate  %rnatum  ,  abjUnerntU  deditttm  ,  hmmU 
titate  fundatum  ,  KarttMte  fervidttm  ,  vtrttúttt  telo  fuccenfum  ,  Scriptursrfim 
ffitQtis  gnarwn  Jttfjtia     rjSUvdinu  atnicum.  Samfoa  Ub.x.  ia  Prxfau 


Digitized  by  Google 


£)e  ¡os  ÓhifpM  de  Córdoba.  Valencio.      1 8 1 


bió  por  fus  maldades  á  la  al- 
tura de  fer  Conde  de  los 
Chriftianos  de  Córdoba:  hon- 
ra que  folo  correfóondia  á  los 
iluftres :  y  como  íí  no  baftaf- 
íén  eftos  dos  para  afligir  á  las 
Igleíias  ,  fe  unieron  con  otro 
par  de  perverfos,llamados  Ro- 
mane ,  y  SebaftUn  ,  padre  y 
hijo ,  cada  uno  peor  que  el 
otro ,  immundos,  adultero»,  y 
hereges  Antropomorphitas , 
que  daban  á  Dios  cuerpo ,  ne- 
gando fu  prefencia  en  todas 
partes ,  y  añadiendo  que  en- 
carnó en  el  corazón ,  no  en  el 
purifsimo  Vientre  de  MA- 
RIA. 

20  Florecía  por  entonces 
el  Abad  Samfon  ,  que  como 
buen  Catholico  predicaba  lo 
contrario  ,  afianzando  á  los 
Fieles  en  la  verdad.  Hoftege- 
fis  le  reprehendió  feveramen- 
ic :  y  no  pudiendo  pervertirle 
icón  las  amenazas ,  recurrió  al 
medio  de  que  fe  tuvieíle  un 
Concilio ,  en  que  Samfon  ruef- 
fc  depuefto  ,  y  condenado. 
Fuele  muy  fácil  confeguir  or- 
den del  Rey  ,  por  el  valimien- 
to del  Conde  Servando ,  y  el 
que  el  mifmo  Hoftegefís  te- 
nia con  los  Miniftros  del  Pala- 
cio, á  quienes  havian  conquif- 
tado  en  fuerza  de  lo  que  ro- 
baban á  los  Fieles.  Previnofe 
el  Abad ,  dando  a  los  Obifpos 


tres  dias  antes  del  Concilio  fií 
confcfsion  por  eferito  5  y  aun- 
que la  alabaron  ,  no  efperó 
Hoílegeíis  fus  dictámenes  def- 
pues  de  eftár  congregados, 
adelantandofe  á  que  leyeúen 
la  fentencia  que  llevaba  ya 
eferita  contra  Samfon,  decre- 
tando fueífe  depuefto  delSar 
cerdocio,  y  anathematizado 
como  herege.  Los  Obifpos 
añadieron  íus  firmas  violenta-, 
dos  con  el  terror  de  los  Mi- 
niftros Reales  ,  que  les  eftre- 
charon  con  fuerza. 

21  En  Valencio,  Obifpo 
de  Córdoba ,  havia  la  circunk 
tancia  de  fer  el  menos  anti- 
guo :  y  aunque  conocía  bien 
la  injufticia  j  con  todo  eíTo 
viendo  que  firmaban  los  den 
más ,  no  quifo  moftrarfe  con-', 
trario  á  los  que  poco  antes  le 
havian  con  fa grado.  Cedió  por 
un  rato  á  la  fuerza ,  conside- 
rando que  era  mas  acertado 
fiar  al  tiempo  la  reducción  de 
los  errantes  ,  inftruyendoles 
en  converfaciones  familiares,- 
que  oponerfe ,  quando  ame- 
nazaba mas  daño  que  prove- 
cho. Afsi  lo  teftinca  el  mif. 
mo  Abad  Samfon  en  el  lugar 
citado. 

22  PaíTada  aquella  fuerza* 
envió  el  Obifpo  Valencio  la 
Confefsion  de  Fe  hecha  por, 
Samfon ,  ¿  los  Prelados  aufen-í 

tC5* 


Digitized  by  Google 


1 8 1        E/paña  Sagrada,  Tr4t.  3  3 .  Cap.  8 . 


tes ,  para  que  mamfeftaíTen  fu 
dictamen  :  y  viendo  que  unos 
declaraban  inocente  á  Sam- 
fon,  y  otros  fe  remitían  al  vo- 
to de  Valencio  ¡  fe  juntó  efte 
con  elObifpo  AÍidoncnfe,  lla- 
mado Miro ,  y  los  dos  pro- 
nunciaron en  nombre  de  to- 
dos la  inocencia  del  Abad ,  y 
la  nulidad  del  decreto  ñrmado 
violentamente  contra  él. 

2  3  Viendo  los  Clérigos  de 
la  Igleíia  de  San  Zoyl  el  buen 
éxito  de  la  caufa  de  Satnfon, 
le  pidieron  por  fu  Abad  :  y  en 
efeelo  proveyó  en  él  aquella 
plaza  lu  Obifpo  Valencio :  lo 
que  enardeció  mas  los  ánimos 
de  los  enemigos  ,  para  procu- 
rar acabar  no  folo  con  el 
Abad  ,  fino  con  el  Obifpo.  A 
efte  fin  inventó  fu  aftucia  va- 
rios modos  de  calumnias ,  co- 
mo ditémos  en  el  Tomo  fí- 
guiente  í  al  tratar  de  la  Vida 
de  Samfon,  con  quien  eftán 
aquellos  fuceíTos  mas  encade- 
nados ,  que  con  el  Obifpo  Va- 
lencio. 

24  £1  Conde  Servando 
abufando  del  poder,  tuvo  mu- 
chas ocafíones  en  que  vengar- 
fe  de  los  lances  que  fe  le  fruf- 
traban  para  perderle  ,  ó  darle 
que  fentir.  A  efte  fin  no  con- 
tento con  la  tyrania  de  exigir 
cien  mil  fucldos  de  losChnf- 
tianos  de  Córdoba ,  vcudia  los 


Sacerdocios,  caufando conci- 
to no  folo  el  intolerable  mal 
de  que  el  Seglar  metiefíé  ia 
mano  en  lo  (agrado  ,  fino  el 
gravifsimo  perjuicio  de  que  la 
Iglefia  recibicíTe  Miniftros  me- 
nos dignos ,  ó  indignos  ,  co- 
mo fuele  fuceder ,  quando  fe 
dan  por  precio  los  Oficios. 
Todo  efto  quanto  era  de  fumo 
dolor  para  el  buen  Prelado, 
tanto  merecia  fex  contradeci- 
do.Pero  á  qué  Tribunal  acudi- 
ría? Ladraba: mas  no  podía  de- 
fender del  Lobo  á  fu  rebaño. 
Quería  el  fobervio  Conde  en- 
fan ^rentar fe  libremente  en  las 
ovejas  :  y  como  Valencio  vic- 
iaba ,  difpuíb  quitar  aquel 
Paftor.  Para  efto  fugerió  al 
Rey  ,  que  no  podría  haver 
paz  ,  mientras  Valencio  no 
fuelle  depuefto,  pretextando 
oue  era  caufa  délas  inquietu- 
des. Decretóle  como  fe  pedia: 
y  juntando  prontamente  unos 
Obifpos  ,  y  Clérigos  de  la  fac- 
ción de  la  Corte,  logró  el  mal- 
vado Conde ,  que  pronunciad 
fen  fentencia  de  depoficion 
contra  Valencio,  como  fe  ege- 
cutó  en  el  año  de  864.  eli- 
giendo en  fu  lugar  á  otro,  que 
fe  llamaba 


Digitized  by  Google 


©e  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Eftcvari.      * 8  3 

*      ESTE  VAN,  publicarte  la  dcpoficion  de 

Valencio ,  y  elección  de  Efte- 
Intrufo ,  por  dtpofmon  dt  Va-    van  ,  fegun  dice  el  menciona- 
Unció  Mo  864.  do  Abad  :  D,0atam  fcnun- 

2y  Los  mifmos  que  de-  rí/lim  or.Jmfmi,  tmpctr*. 
pulieron  á  Valencio  \  nom-  vtrunt  roborar, ,  de  cuyo  con- 
braroo  por  Obifpo  de  Cor-  texto  fe  infiere,  <fBd*«"£ 
doba  á  E/levan  Flacco  ,  fin  fer  ran  era  Oficio  del  que  poma 
Íoftulado!  ni  bufcado  por  na-  el  felloirrefta S^^n  los  De- 
di  e  ,  y  faltando  la  prefencia,  cretos  a  que  ya  no  le  poda 
ó  informe  del  Metropolitano,  contradecir. 

con  folo  el  orden  del  Rey ,  y  ff,  Autor**d^d  ?  ?$b 
por  medio  de  la  fuerza  de  los  modo  la  elección  del  rntrufo, 

Sayones  Muzlemitas  :  con  lo  quifieron  ^*  ™"*5£" 

que  fe  dice  la  calidad  del  fu-  za,  llamando  »l  Metropohta- 

geto  ,  pues  fiendo  de  la  apto-  no . ,  P»«  q«  con  J*gP»£ 

lacion  de  tales  elettores.no  Obifpo  de  Cabra , ,y  Bea  o  de 

era  oportuno  para  la  Iglefia:  Ecija  ,  vinieft.J 

LwLpr  [Valentio]  *t  illi  Eftevan.  ReM'"™^ *  »J? 

tbftquentt  manu  ,  Stephanum,    dolos  con  iu» 

«¿Lrii  FUrfl«»,  /m/w-   res,  cedieron ,  al  _ poder  or 

„„//<,  quinte  advocatum,  mi-   Acifclo  ,  0  haciendo  W*™^ 

rr^viSetSadeefia  ^^^fe 

acción  era  tan  clara ,  que  aun  Egabrenjem  >  y  D         ¿  ;_ 

el  tnrfino  Servando  parece  la 

juzgaba  poco  firme  :  y  afs.  no  W  *«w i»« 

contento  con  verla  decretada  M,  tnuittj qu ■  1 

por  los  Eclefiafticos  corrom-  da, ,  in  *&™» £  f^enda 

Sos!. ogro  fu  ultima  firme-  ^^g^SE 

za  ,  haciendo  que  el Scamaran  en  la  lgiena  oc .o  { 

(llamado  UnfatUl)  feUaüe  y  ptueba  que  fuefle  aqucüaU 


Digitized  by  Google 


z  8  4      E/paña  Sagrada. 

Cathcdral  ,  pues  como  el 
tiempo  era  de  turbación ,  ef- 
taban  todas  las  cofas  de  (or- 
denadas :  y  acafo  pufieron  allí 
al  intrufo ,  por  no  atreverfe  á 
añadir  la  violencia  de  que  ya 
que  quitaban  áValencio  ladig- 
nidad  Epifcopal ,  le  privaflén 
también  de  reíidir  en  la  Igle- 
fia  Cathcdral. 

28  Lo  mas  (entibie  es, 
que  no  podemos  concluir  las 
memorias  de  Valencio ,  y  de 
Eftcvan,por  no  profeguir  ade- 
lante la  Obra  de  Samfon ,  ni 
perfeveran  otros  documentos 
en  que  fe  perpetuarte  la  noti- 
cia del  paradero  que  tuvieron 
CÍtas  cofas. 

N.  OBISPO 
en  el  año  de  931. 

29  La  poca  noticia  que 
tenemos  de  los  Obifpos  de 
Córdoba  en  tiempo  de  los 
Moros ,  no  debe  reducirfe  á 
que  no  los  huvieflfe ,  fino  á 
taita  de  memorias  en  que  fe 
perpetuaren  fus  nombres: 
pues  en  una  que  perfevera  en 
el  Monafterio  de  Cárdena 
(que  fon  las  Aftas  del  marty- 
rio  de  Santa  Argéntea ,  publi- 
cadas por  Berganza  libro  3. 
cap.7.)  vemos  que  quando 
padecía  efi  Córdoba  Sania 


IW.3  3.  Cap.f. 

Argéntea  en  la  Era  969.  (año 
deoji.)  fue  fcpultada  en  la 
Igleíía  de  ios  Tres  Santos  por 
el  Obifpo,  acompañado  de 
todo  el  Clero :  Notfe  autem 
venientes  fidelifsimi  Cbriftiani 
eorpora  ámbar um  pervi giles  ra-> 
puerunt ,  &  honorífica  fub  Era 
DCCCCLXFJin.  fepelierunt^ 
Argenteam  vero  Cctnobio  Bajt~\ 
licét  Sanélorum  Trium  prtf en- 
te Epifcopo  eum  omni  Clero 
folemniter  reeondentes  &c. 
Aqui  vemos  mención  expref- 
ía  del  Obifpo ,  pero  no  de  fu 
nombre  :  y  afsi  folo  fabemos 
que  perfeveraba  ocupada  la 
Silla  en  el  año  de  931.  igno-¿ 
rando  como  fe  llamaba  el  que 
entonces  preludia  en  fiojy 
¿oba. 

JUAN, 

Vivía  en  el  año  de  957 

30  Otro  Obifpo,  llamada 
Juan,  fe  halla  mencionado  en 
la  Vida  de  S.  Juan  Gorzienfc, 
de  quien  hicimos  memoria  en 
el  capitulo  precedente  num. 
31.  El  motivo  de  hablar  de 
nueftro  Obifpo  el  Efcritor  de 
aquella  Vida  ,  fue  porque  en 
la  Carta  de  Embajada  que 
trahia  San  Juan ,  venían  clau- 
fulas  contra  la  Seda  de  Ma-i 
homa  >  y  divulgada  la  cfpccie 


Digitized  by  Google 


<De  los  Obi/pos  de  Córdoba.  Juan.       1 8  j 


le  conturbaron  todos,  por  ha- 
ver  entre  los  Moros  ley  de 
muerte  contra  qualquiera  que 
diga  mal  de  Mahoma.  £1  Rey 
de  Córdoba  no  queria  faltar 
á  fu  ley  :  pero  tampoco  fe 
atrevía  á  cumplirla  en  un  Em- 
bajador.   Pretendió  que  San 
Juan  hicieífe  fu  Embajada, re- 
servando las  Cartas  :  pero  no 
condefeendiendo  el  Santo,rc- 
currió  á  las  amenazas  ,  y  en- 
tre ellas  una  era  acabar  con 
los  Chriílianos  de  lu  Rey  no. 
En  efta  coyuntura  pafsó  el 
Obifpo  Juan ,  á  ver  fi  podía 
ablandar  el  animo  del  Emba- 
jador  San   ]uan  Gorzienle, 
proponiéndole  la  fentencia 
del  Apoílol  ,  fobre  que  no  re- 
fiftamos  á  la  Potellad  (Rom. 
13.)  y  que  pues  la  Corte  no 
fe  oponía  al  ufo  de  nueflra 
Sagrada  Religión  ,  que  cedief- 
fc  a  la  fuerza,  á  íin  de  no  oca- 
íionar  gravifsimos  perjuicios, 
y   exterminio   á  los  fuyos, 
quando  no  havia  preciílon, 
pues  la  entrada  íe  podia  ha- 
cer, entregando  precifaraentc 
los  regalos. 

3 1  No  expreíTa  aqui  el 
Autor  el  titulo  de  Córdoba  en 
cfte  Obifpo :  pero  le  recono- 
cemos por  tal ,  á  caufa  de  que 
á  ninguno  le  pertenecía  el 
Oficio  de  mirar  por  aquel  re- 
baño l  mejor  que  alpropri^ 


Paftor.  Con  fu  propuefta  íe 
commovió  algo  San  Juan,  mas 
no  para  ceder ,  fino  para  opo- 
ner al  Prelado,  que  aquel  em- 
peño no  era  proprio  de  un 
Obifpo  Chriftiano,  á  quien 
por  Oficio  correfpondia  de- 
fender la  Fe ,  y  no  el  intento 
de  que  por  miedo  de  los  hom- 
bres dejafTe  otro  de  predicar- 
la. Motejóle  también  el  he-, 
cho  dcteftable  de  que  por  vi- 
vir con  los  Moros  le  circunci-? 
daban.  Pero  efto  no  era  gene- 
ral ,  fino  de  aquellos  malos 
Chriílianos,  que  anteponían 
á  la  gracia  de  Dios  la  de  los 
Miniltros  del  Palacio  ,  lo  qual 
fe  ve   deteílado  en  Alvaro 
Cordobés  al  numero  ultimo 
del  Indiculo  en  el  Tomo  íi- 
guíente  pag.  273. 

32  Fue  efto  por  el  año  de 
957.  defde*  el  qual  hafta  el 
de  960.  eftuvo  detenido  en 
Córdoba  San  luán  Gorzi enfe 
(  fegun  Pagi  íobre  aquel  año) 
íin  defiftir  del  empeño  de 
entregar  las  Cartas,  hafta  que 
vino  orden  de  fu  Corte  por 
otro  Embajador. :  y  entonces 
hizo  la  entrada  con  una  pom- 
pa fobervia  ,  preparada  por 
el  Rey  de  Córdoba  para  ofi 
tentación  de  fu  grandeza» 


JUAN 


Digitized  by  Google 


% 8 6      E/paña  Sagrada.  Trat. }},Cap.%. 


JUAN  II. 
Vivía  en  el  año  de  988. 

33  De  eftc  Prelado  hay 
noticia  en  el  teftimonio  per- 
petuado en  la  Biblia  Gothica 
de  Toledo  ,  que  cftampamos 
en  el  Tomo  7.  pag.93.  por 
el  qual  fabemos,  que  Juan  fue 
intimo  amigo  ,  y  compañero 
de  Servands,  Obifpo  Aftigita- 
no  ,  ó  Baftigitano,  cuya  rué  la 
Biblia  en  que  fe  mantiene  la 
memoria.  Efte  fe  la  donó  á 
Juan,  por  la  amiftad  quecon- 
trageron  defde  que  fe  trata- 
ron en  Sevilla  ,  pues  uno  y 
otro  fe  criaron  en  aquella 
Santa  Iglefia  ,  como  teftifica 
el  documento. 

3  4  Tenia  Juan  un  tio,  lla- 
mado Eftevan  ,  que  por  fu  fa- 
biduria  ,  y  buenas  prendas 
llegó  á  fer  Obifpo  Aíidonen- 
fe.  Efte  inftruyó  ai  fobrino 
en  las  buenas  letras ,  y  le  or- 
denó de  Sacerdore.  Creció 
en  fin  la  fama  de  la  literatura 
y  buenas  coftumbres  de  Juan, 
y  fue  cle&oObifpo  deCartha- 
gena.  En  elObifpado  corres- 
pondió á  la  obligación  de  Paf- 
ror ,  defempeñando  el  cargo 
con  tan  publica  aclamación, 
que  vacando  la  Sede  de  la 
Corte  de  los  Moros ,  fue  pro- 
movido á  Córdoba. 


3  $  Eftando  ya  colocado 
en  efta  Iglefia ,  quifo  corres- 
ponder á  lo  que  debia  á  la  de 
Sevilla  ,  donde  fe  havia  cria- 
do ;  ofreciéndola  alguna  me- 
moria :  y  fin  efperar  á  la  ulti- 
ma enfermedad  ,  determinó, 
hallandofe  bueno  y  fano ,  do- 
narla el  gran  Códice  del  Nue- 
vo y  Viejo  Teftamento ,  que 
havia  fido  de  fu  amigo  Ser- 
vando. Afsi  fe  egecutó  en 
honra  y  gloria  de  la  fiempre 
Vireen  Maria.en  la  Era  1026. 
(año  de  988.)  como  leemos 
en  la  Nota  que  efta  al  fin  de 
la  mifma  Biblia  ,  confervada 
actualmente  en  la  Santa  Igle- 
fía  de  Toledo.  Veafe  elTo-. 
mo  7.  en  el  lugar  citado. 

36  Según  efto  fe  hallaba 
Juan  prendiendo  en  la  Sanra 
Iglefia  de  Córdoba  antes  del 
año  988.  y  fu  confagracion 
para  la  dignidad  Epifcopal 
fue  algunos  años  antes,  quan- 
do  le  nombraron  para  el  Obis- 
pado de  Carthagena  ,  de  que 
fue  trasladado  al  de  Córdoba 
antes  del  988.  y  efta  Chrono- 
logia  prueba  la  diftincion  en- 
tre eftc  Obifpo  ,  y  el  prece- 
dente ,  pues  defde  el  año 
957.  (en  que  el  primero  prc- 
fidia  en  Córdoba)  hafta  el  de 
988.  en  que  vivia  el  fecundo) 
hay  treinta  años  de  diferen- 
cia:  y  un  efpacio  tan  dilatado 

HO 


Digitized  by  Google 


S)e  los  Obtfpos  de  Córdoba.  Juan  II.  187 


fio  es  regular  en  un  Prelado: 
cfpccialmcnte  quando  debe 
añadirte  en  cite  lance  el 
tiempo  que  Juan  huvieflfe  te- 
nido antes  en  la  Sede  de  Car- 
thagena  ,  defde  donde  le  tras- 
ladaron á  Córdoba  :  que  todo 
excede  el  numero  de  treinta 
años  :  lo  que  fin  texto  no  po- 
demos aplicar  á  uno  miimo; 
pues  del  fegundo  fabemos 
que  eftaba  bueno  y  fano  en 
el  año  de  988.  lo  que  es  mas 


proprio  en  fugeto  diveríb 
del  primero,  que  en  uno  car- 
gado de  años  ,  qual  corres- 
pondía^ no  fueran  diverfos. 

37  Las  demás  acciones,  y 
el  tiempo  que  vivió  efte  Pre- 
lado ,  no  han  dejado  memo- 
ria ,  ni  aun  Tupiéramos  fu 
nombre ,  fi  no  fuera  por  el 
documento  referido.  De  los 
demás  Prelados  no  defeubri- 
mos  veftigio  :  y  afsi  paflare-: 
mos  á  otra  claflé. ; 


Digitized  by  Google 


»8S 


CAPITULO  NONO. 

<DE  LOS  SANTOS  QUE  FLORECIERON, 
antes  de  la  entrada  de  los  Moros. 


Ordoba  es  Madre 
tan    fecunda  de 
Santos  ,  que  para 
darlo  á  entender 


con  algún  metho- 
ido ,  es  neceftario  diftribuirlos 
como  por  familias ,  formando 
varias  claífes :  una  de  los  mas 
antiguos ,  que  vivieron  en 
tiempo  de  los  Romanos  :  otra 
de  los  martyrizados  por  los 
Moros ,  confiderando  prime- 
ro en  efta  linea  á  los  que  eran 
naturales  de  la  Ciudad  ,  y 
defpues,  á  los  foraílcros.  En- 
tre todos  ocurren  en  primer 
lugar  por  tiempo ,  y  excelen- 
cia de  dignidad ,  como  Patro- 
nos de  Córdoba ,  los  ílguiea- 


SAN  ACISCLO, 
y  Vi&oria. 

2  El  martyrio  de  cftoi 
Santos  fe  halla  muy  celebra- 
do ,  y  uniformemente  referi- 
do en  los  Breviarios  antiguos, 
y  Legendarios  MSS.  de  las 
Iglcfias  de  Efpaña  ,  en  que  fe 
ponen  las  Adas ,  que  damos 
en  el  Apéndice  III.  facadas 
del  libro  grande  de  San  Juan 
de  los  Reyes  de  Toledo  (de 
que  hablamos  en  el  Tomo  6. 
pag.  314.  y  en  el  Tomo  7. 
pag.116.)  fegun  cuyos  docu-; 
mentos  refulta  lo  figuientc. 

2  Llegó  á  Córdoba  el 
Préndente  Dion ,  y  como  en 
todo  el  Orbe  ardia  la  perfe- 
cucion  contra  los  que  no 
adoraban  los  Ídolos  ;  publico 
el  iniquo  perfeguidor  de  los 
Chrillunos  fu  decreto  ,  para 

que. 


Digitized  by  Google 


los  Santos  ¿e  Corlobá.  S.  Acifcío.  28? 


fyie  todos  dicflcn  culto  á  los 
Dio  fes ,  ó  fe  proccdieíTe  con 
rigor  de  tormentos  contra  Jos 
tranf^rcíTores.    Vivían  á  la 
fazon  en  Córdoba  unos  terne- 
ro fos  fiervos  de  Dios  ,  llama- 
dos Acifclo  ,  y  Vicloria  ,  los 
quales  como  muy  Chriftia- 
«os ,  y  muy  Santos  perfevera- 
ban  defdc  fu  primera  edad  en 
las  alabanzas  de  Dios :  y  lle- 
gando á  noticia  de  uno  de  los 
Miniftros  Gentiles,  llamado 
Urbano,  la  honefta  conver- 
facion ,  y  vida  de  cftos  San- 
tos ,  avisó  al  Prcfidentc ,  que 
havia  defeubierto  á  unas  per- 
íbnas ,  qucdcfpreciaban  fus 
decretos  ,  y  publicaban  fer 
puramente  piedras  los  que 
veneraban  como  Diofcs ,  in- 
capaces de  hacer  bien  á  quien 
los  adorafle.  Oyendo  eáo  el 
Juez ,  mandó  que  ios  tragefle 
a  fu  prefencia  ,  y  teniéndolos 
delante  ,  les  dijo  :  Sois  vofo- 
tros  los  que  mcnofpreciais  á 
nueítros  Diofes ,  y  pervertis 
a  todo  el  pueblo  ,  para  que 
fe  aparte  de  fus  facriñeios? 
Nofotros  ,  le  refpondió  San 
Acifclo,  fomos  fiervos  de  nuef- 
tro  Señor  Je/u  Cbriflo  ,  no  fer- 
vimot  A  los  demonios  ,  ni  a  las 
piedras  immundas.  El  Juez  le 
dijo:  Sabes  la  fciucncia  que 
hemos  dado  contra  los  que  no 
Sacrifiquen?  San  Acifclo  reí- 


pondió :  Sabes  tu  ,  Juez. ,  la 
pena  que  nueftro  Señor  Jcfu~ 
Cbrifio  tiene  preparada  contra 
ti  9  y  contra  tus  Principes* 
Oyendo  cito  Dion  fe  empezó 
á  enfurecer  como  una  fiera 
contra  el  Martyr  de  Dios:  y, 
mirando  á  Santa  Victoria  ,  la 
dijo :  Compadezcome  de  ti,  ó 
Vi&oria  ,  como  fi  fueras  hija 
mia.  Ven  pues  a  nueítros  Dio- 
fes  ,  y  adóralos ,  para  que  te 
fean  propicios  en  tus  cuipas,y, 
te  libren  del  error  en  que  vi- 
ves 5  porque  íi  afsi  no  lo  ha- 
ces ,  deícargarc  fobre  ti  gra-< 
vifsimos  tormentos.  La  Santa 
refpondió :  Gran  favor  me  ha- 
rás ,  ¿Juez ,  Jiempre  que  pon-* 
gas  por  obra  tus  amenazas. 
Entonces  Dion  fe  volvió  al 
Santo,  y  le  dijo:  Coníidera 
bien  Acifclo  la  flor  de  tu 
edad ,  no  fea  que  en  tan  bello 
eftado  perezcas.  El  Santo  ref- 
pondió :  Mi  confider ación  es 
Cbrifio ,  que  me  formo  del  pol- 
vo de  la  tierra :  pero  tu  por  tu 
flaqusza  quieres  compeler  a  los 
hombres  ,  d  que  adoren  unas 
Obras  de  manos  ,  que  ni  ven9 
ni  tienen  en  si  algún  fentido. 

4  Irritado  Dion  mandó 
que  fueífen  cerrados  en  \o 
mas  profundo  de  la  carecí, 
donde  los  Santos  fe  empica- 
ron en  meditar  las  palabras 
de  Dios :  y  eitando  en  aquel 


1 9 o      E/paña  Sagrada.  Trat>$  3 .  Cap. 9* 

fa  grado  cgercicio,  vieron  ba-  Apolo  >  que  es  perdición  del 

jar  qiurro  Angeles  ,  que  tes  mundo7.  Quién  te  parece  femé' 

traían  el  alimento  :  á  cuyo  jante  d  los  Propbetas  ,  y  Mar- 

favor    correfpondieron    los  tyres7    Por  ventura  Hercules, 

Martyres,  diciendo:  Señor,  que  vivid  malvadamente  ,  y 

Dios  nueftro ,  que  eres  Rey  cometió  muchas  cofas  nefandasl 

Celeftial ,  y  Medico  de  las  Dime ,  d  quién  mas  quieres  ve- 

heridas  ocultas ,  bien  fabemos  nerar  ,  a  Diana  homicida,  de 

que  no  nos  defamparas  ,  fino  los  inocentes  ,    ó  d  MARIA 

que  te  acuerdas  de  nofotros,  Virgen  Madre  de  nueftro  Señor 

y  nos  has  enviado  alimento  Jeju-Cbriflo  Salvador  ,  que  le 

por  los  Angeles  defde  vueí-  engendró  ,  per] ever  ando  fiem- 

tras  alturas ,  llenándonos  del  pre  Virgen  ,  antes  y  defpues  del 

fruto  de  Redención.  parto7  Avergüénzate  de  vene- 

5    A  efte  tiempo  mandó  el  tar  d  quien  no  es  Dios ,  finó 

Juez  ,   que  le  llevaflfen  los  Idolos  vanos  ,  fin  oído ,  y  fin, 

Santos ,  y  les  dijo :  Oidme,  y  voz. 

facrifícad  á  los  diofes ,  no  fea  6   Mandó  entonces  el  im- 

que  os  atormente  cruelmente,  piifsimo  Dion  atormentar  á 

Replicó  San  Acifclo:  A  qué  los  Martyres.  .  Acifclo  fue 

Diefes  nos  dices  que  f aerifique-  azotado  con  varas,  y  Victoria 

tnos7  Por  ventura  d  Apolo  , y  d  herida    gravemente   en  las 

jSeptuno  ,  f alfós ,  é  immundos  plantas,   volviéndolos  ala 

demonios7    Acafo  ,  d  Júpiter,  cárcel ,  hafta  que  el  Juez  in- 

Vrincipe  de  los  vicios  5  d  la  im-  ventalle  la  pena  con  que  los 

púdica  Venus  ,  ó  al  adultero  havia  de  martyrizar.   Al  día 

Marte7    No  quiera  Dios  que  figuiente  eftando  en  publico 

veneremos  a  aquellos  d  quienes  tribunal  mandó  que  le  tragef- 

nos  avergonzamos  de  imitar,  fen  los  Santos:  y  conforme 

Lo  que  yo  anuncio  al  pueblo  pre-  iban  al  Pretorio  con  prifiones, 

fente  que  has  juntado  ,  y  lo  que  clamaba  á  Dios  el  pucblo,que 

digo  oygan  todos  ,  es  los  nom-  los  confortarte .    Él  Juez  los 

bres  de  los  Santos  ,  cuya  compa-  miró  con  un  temblante  terri- 

üi a  apetezco.  Mas  tu .,  d  quien  ble,  mandando  á  los  MiniC 

pones  por  femejante  al  primero  tros  ,  que  encendieíFen  una 

de  los  Apofioles  San  Pedro  ,  d  hoguera  ,  ú  horno  ,  y  que  los 

quien  como  d  coluna  de  la  Igle-  echaífen  alli  vivos.  Los  ben- 

Jla.  debemos  dar  oído7  Acafo  d  ditos  Santos  recibieroa  ale- 
gre* 


Digitized  by  Google 


Jbe  los  Santos  de  Córdoba.  S.  Adíelo,     i )  i 


gres  la  fentencia ,  Icvaotando 
al  Cíelo  los  ojos ,  y  confian- 
do en  la  Divina  mifeticordia. 
Al  accrcaríe  al  fuego  fe  ar- 
maron con  la  feñal  de  la 
Cruz,  y  entraron  en  el  hor- 
no ,  bendiciendo  á  Dios ,  y 
dándole  alabanzas.  Mezcla- 
ion  fe  con  ellos  los  Angeles, 
glorificando  unos  ,  y  otros  al 
Señor  en  alta  voz ,  de  modo 
que  caíi  todos  los  circundan- 
tes lo  oían  ,  y  los  que  encen- 
dian  el  fuego  avifaron  al 
Juez  ,  que  entre  las  llamas 
havian  oido  cánticos  ,  y  vo- 
ces que  decían  :  Gloria  d  Dios 
en  las  alturas  ,  y  paz  en  la  tier- 
ra a  los  hombres  de  buena  vo- 
luntad. 

7  Con  efto  el  Prefídente, 
mandó  que  prontamente  fa- 
caífen  á  los  Martyres  del  fue- 
go :  y  pafmado  de  que  no  les 
nuvicílc  dañado  nada  ,  dijo 
confufo  :  O  infelices  ,  dónde 
haveis  aprendido  el  arte  de 
tanto  maleficio ,  que  os  libraf- 
fe  de  la  iefion  del  fuego?  De- 
poned ya  vueftra  magia,  y 
venid  á  facrificar  a  los  Dio  fes, 
para  que  os  fean  propicios.  Y 
Tú ,  ó  Victoria  ,  dime,  en  que 
tenéis  la  efperanza  ,  que  os 
hace  perfeverar  en  tal  fober- 
via?  Que  decis  de  vofotros  ♦  ó 
que  efperais?  La  Sanca  ref- 
pondi* ;  No  te  hemos  dicho, 


immundo  efpiritu  ,  que  nueftro* 
Padre ,  Señor  ,  y  Salvador ,  es 
Chrifto  ,  que  nos  da  victoria, 
para  vencer  d  los  que  no  le  co- 
nocen ,  y  a  vueflras  abomina- 
ciones ,  en  que  eftais  engañados 
para  adorar  a  las  f alfós  dio- 

8    Entonces  dio  el  Juez 
fentencia  de  que  fucífen  arro- 
jados en  el  rio  ,  atando  pie- 
dras grandes  á  fus  cuellos: pe- 
ro egecutado  afsi ,  volvieron 
á  experimentar  la  protección 
del  Cielo  ,  manteniéndoles 
los  Angeles  fobre  las  aguas, 
donde  cantaban  alabanzas  á 
Dios  ,  y  elevando  al  Cielo  los 
ojos ,  oraron  diciendo  :  TU 
Señor  Je fu-Cbrifto  ,  Rey  de  to- 
dos los  Siglos  y  que  fiempre  af- 
fiftcs  d  los  que  te  invocan ,  y 
nunca  dej amparas  d  los  que  te 
bufean  ;  proteged  ahora  d  vuef- 
tros  ficrvos  ,  /  manifeftando 
vuefiras  maravillas ,  haced  que 
ahora  ,  y  en  eftas  aguas  reciba- 
mos el  fgnaculo  J agrado.  Con- 
cédenos los  veftidos  de  la  im- 
mortalidad ,  pues  tu  eres  el  que 
andubifte  fobre  las  aguas  del 
rio  y  y  las  bendigifte  ,  para  que 
recibiendo  no/otros  el  baño  de 
la  regeneración  afeamos  limpios 
de  la  maldad  que  hemos  con- 
traído.   Alumbradnos  ,  Seí'wr, 
con  vueftra  fanta  claridad  ,  y 
veftidnos  con  el  r*fplandor  de 

T  2  vuef- 


)ig¡tized  by  Google 


x?z      E/parta  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  9 


vueftra  gloria  ,  para  que  os 
glorifiquemos  por  los  figlos  de 
los Jiglos.  Empicados  en  efta 
Oración  los  Santos ,  y  pcrfe- 
verando  fobrc  las  aguas,  fo- 
no ,  como  á  la  media  noche, 
una  voz  del  Cielo ,  que  deciar 

Oyó  el  Señor  vueftra  fúpli- 
„  ca  ,  ó  fidelísimos  j  y  cum- 

plió  lo  que  fe  ha  veis  pedido. 
Entonces  vieron  fobre  fus  ca- 
bezas una  nube  blanca ,  y  la 
gloria  del  Señor ,  que  venía 
con  Angeles  delante  ,  preve- 
nidos de  fu  a  v  ida d  de  olores,  y 
cantando  Hymnos.  Corres- 
pondieron los  Santos  tnuygo- 
zofos,  diciendo  :  Hijo  de  Dios 
vivo  JtfuCbrifto  ,  invijtblc> 
inmortal ,  que  boy  has  bajado 
de  lo  alto  de  tos  Cielos  con  mu- 
cha gloria  de  Angeles  fobre  ¡as 
aguas  de  efie  rio  ,  /  nos  baveis 
dado  el  veftido  de  la  immorta- 
lidad ,  y  renovación ,  d  Tí  te 
bendecimos  ,  y  alabamos :  d  Tí 
damos  la  gloria ,  que  eres  el  que 
con  el  Padre  ,  y  con  el  Efpiritu 
Santo  pojfees  un  mifrno  Reyno, 
ahoray  y  fiempre ,  y  por  los  figlos 
de  los  figlos.  Amen. 

9  Defpues  de  cfta  Ora- 
ción falieron  del  rio, y  fe  vol- 
vieron á  la  cárcel ,  donde  el 
Angel  los  introdujo»  Súpolo 
«i  Preíidente,  y  mandando 
traerlos  á  fu  vifta ,  hizo  que 
fe  prepararen las  ruedas,  y 


los  ataflen  en  ellas ,  poniendo 
fuego  debajo  ,    y  echando 
aceyte  encima,  para  que  bre- 
vemente fue  (Ten  confumidos. 
Afsi  fe  egecutó  :   y  aunque 
fobre  el  martyrio  del  fucgo> 
era  cruelifsimo  el  de  Jas  rue- 
das ,  en  que  fe  defeoyuntabanv 
los  cuerpos  ,  perseveraron- 
firmes  los  Santos  en  alabar  a 
Dios  ,  y  volviendo  al  Cicló- 
los ojos ,  digeron  :  Bcndeci- 
mofle  Dios  nueflro  que  eftds  en 
los  Cielos  ;  y  a  Tí  Señor  Jefu^ 
Chrifio  damos  las  gracias.  No 
nos  def ampares  en  la  lucha ,  / 
eftiende  la  mano  ,  tacando  et 
fuego  que  nos  abrafa  ,  para 
que  fe  apague  ,  y  no  fe  glorie 
Dion  fobre  nofotros.  Al  decic 
eíto  ,  faltaron  las  llamas  ,  yÁ 
abrafaron  á  mil  quinientos  y, 
quarenra  Idolatras,  defean- 
fando  los  Martyres  fobrc  las 
ruedas  como  íl  fueran  unos 
mullidos  Catres ,  pues  los  ef- 
taban  afsiiliendo  los  Ange-j 
les. 

10   Viendo  tantas  maravi-: 
Has  el  Tyrano ,  hizo  que  los 
dcfataíTcn  de  las  ruedas  ,  y 
puertos  en  fu  prefencia,  les 
dijo  .-  Baíleos  ya  ,  infelices? 
pues  ya  haveis  moftrado  to-* 
das  vueílras  mágicas  artes. 
Venid  aun  ahora  ,  y  facrifin 
cad  a-  los  invictísimos  dio-; 
fes  que  os  fufcen.  A  eílo  te 


Digitized  by  Google 


S)e  tos  Santos  de  Córdoba.  S,  Acifclo;  19$ 


8íjo  San  Acifclo  :  Infenfato, 
fin  entendimiento  ,  y  fin  temor 
de  Dios  :  no  vés  por  tus  ciegos 
ojos  las  grandezas  de  Dios ^obra- 
das por  el  Padre  Celeftial ,  con 
fu  Unigénito  y  coeterno  Hijo 
Jefu  Chrifio  nueftro  Señor ,  que 
libra  d  fus  Siervos  de  vuefiras 
malvadas  manos*  Lleno  de  ira 
Dion  hizo  apartac  de  allí  al 
Santo  ,  y  que  á  Victoria  la 
cortaíTen  ios  pechos :  en  cuyo 
mar  ty  rio  le  dijo  :  Dion  de  co- 
razón de  piedra ,  y  expelido  de 
toda  virtud  de  Cbri/lo :  man- 
dafle  que  me  cortajfen  los  pe- 
chos :  mira  ahora  y  repara  co- 
mo en  lugar  de  f angre  /ale  le- 
che :  y  convirtiendo  la  Santa 
fus  ojos  acia  el  Ciclo ,  dijo: 
Gracias  os  doy  Señor  mió  Je/u 
Cbri/lo ,  Rey  de  ¡os  Siglos  ,  que 
os  haveis  dignado  ferme  propi- 
cio 9  para  que  por  vueftro  nom- 
bre me  cortajfen  los  impedimen- 
tos de  mi  cuerpo  :  pues  si ,  que 
ya  es  tiempo  de  que  mandéis 
dege  efte  mundo ,  /  pajfe  a  vuef- 
tr a  gloria. 

11  Haviendo  dicho  eílo, 
mandó  el  iniquifsimo  Dion, 
que  fueíTcn  vueltos  á  la  Cár- 
cel ,  y  redimidos  á  ella  ,  vi- 
nieron las  Matronas  de  la  Ciu- 
dad á  confolar  á  la  Santa, 
compadecidas  de  los  tormen- 
tos que  havia  tolerado  ,  y  la 
hallaron  femada,  meditando 
tom.X. 

— 


en  las  palabras  de  Dios.  Pof- 
traronfe  á  fus  pies ,  befando- 
dolos  :  y  ella  las  hablaba  de 
los  myfterios  fagrados.  Admi- 
rabanfe  las  Matronas  de  ver 
fu  tranquilidad  ,  y  fíete  de 
ellas  abrazaron  la  Fe  de  nuef- 
tro  Señor  Jcfu  Chrifto.  Por 
la  mañana  los  volvieron  á  pre- 
íencia  del  Juez ,  y  mirando  á 
la  Santa,  dijo  :  Ya  llegó  tu 
tiempo  Vi&oria.  Vén  acá  ,  y, 
conviértete  á  los  diofes :  por-. 
que  fi  afsi  no  lo  haces,  te  ar-« 
ranearé  el  alma.  La  venerable 
Santa  refpondió :  Cruel  Dion, 
ya  no  tendrás  tu  defeanfo  de/de 
ahora  ,  ni  en  efta  vida  ,  ni  en  /* 
otra.  El  Tyrano ,  no  pudicn- 
do  fufrir  lo  que  oia  ,  mandón 
que  la  cortaílén  la  lengua.  L* 
Santa  ,  levantando  las  manos 
al  Cielo,  dijo  :  Señor  Dios  miop 
Criador  de  toda  bondad  ,  que 
no  has  defamparado  d  vueftro) 
Sierva  ,  mírame  ahora  defde 
vueftro  Tbrono,y  mandad  que 
acabe  en  efte  fttio ,  pues  fe  acer- 
co la  hora  de  que  defeanfe  en 
vos.  Orando  afsi ,  íbnó  una 
voz  de  el  Cielo ,  que  decía; 
„  Inmaculados  y  puros ,  que 
„  haveis  trabajado  mucho,  ve- 
„  nid>  pues  tenéis  abiertos  los 
„  Cielos,  y  preparado  fu  Rcy- 

no.  Todos  me  glorifican  y 
„  bendicen  por  vofotros  ,  en 

viña  de  lo  que  por  mi  tole- 
T  3       „  raf. 

Digitized  by  Google 


i?4      E/pana  Sagrada.Trat.i  yJCap.f; 


s/rafteis  dcfde  el  principio. 
„  Alegranfc  los  Judos ,  vien- 
„  do  vuedra  pelea. 

12    Volvió  á  fonar  otra 
voz ,  que  les  decia  :  „  Venid 
„  á  mi  Santos  mios ,  y  recibi- 
„  reís  las  coronas  eternas  ,  y 
el  galardón  de  vuedras  pe- 
leas.  Oyó  Dion  efta  voz: 
indo  á  que  cortaífen  á  la  San- 
ta la  lengua,  por  quanto,  aun» 
que  lo  havia  mandado  antes, 
no  fe  havia  egecutado.  Tomó 
Victoria  en  fu  mano  la  porción 
de  la  lengua ,  y  tirándola  á  la 
cara  del  Juez ,  le  dio  en  un 
ojo ,  y  perdió  la  vifta  5  cla- 
mando entonces  la  SantarD/o* 
impío ,  colocádo  en  tinieblas,  de- 
feafte  alimentarte  del  órgano  de 
mi  cuerpo  ,  y  cortar  la  lengua^ 
que  bendecía  d  Dios,  Juft amen- 
te  has  perdido  la  vi/ta  ,  pues 
viniendo  /obre  ti  la  palabra  de 
Dios ,  te  privo  de  la  luz.  No 
pudiendo  Dion  futrir  aquella 
mjuria,mandó  que  ruede  afae- 
tcada :  y  trafpaíTando  una  fae- 
ta  fu  pecho ,  y  otra  el  coila- 
do  ,  dio  al  Cielo  fu  purifsimo 
cfpiritu,  perfeverando  hada  el 
fin  en  la  confefsion.  San  Acif- 
clo  fue  fentenciado  al  cuchi- 
llo :  y  degollado  en  el  Anfi- 
theatro,  vino  una  Señora  muy 
Chridiana  ,  llamada  Minicia- 
na  ,  la  qual  recogió  los  cuer- 
pos con  honor ,  lepultando  al 


de  San  Acifcio  en  fu  cafa  ,  y 
al  de  Santa  Vittoria  junto  á  la 
puerta  del  rio.  Colocados  afsi 
los  fagrados  Cuerpos  con  paz 
y  con  honor,  fe  obran  alli  mu- 
chas maravillas  en  alabanza 
del  nombre  de  Jefus,  ayudan- 
do el  mifmo  Scñorjefu  Chrif- 
to ,  cuyo  es  el  honor ,  la  glo- 
ria ,  la  virtud ,  y  el  imperio 
por  todos  los  ílglos  de  los  fir 
glos.  Amen. 

1 3  Afsi  las  Adas  del  mar* 
tyrio  ,  que  no  individualizan 
los  demás  milagros ,  pero  los 
anuncian  como  que  actual- 
mente fe  egecutaban.EnAdon, 
Ufuardo ,  y  en  los  Martyro- 
logios  Geronymianos  del  Fio- 
rentinio,  fe  expreífa  el  prodi- 
gio de  que  en  el  dia  de  fu  fief- 
ta  nacian  milagrofamentc  Ro- 
fas ,  en  recomendación  de  la 
preciofa  muerte  de  edos  San- 
tos :  Ubi  ob  commendationem 
pretio/a  mortis  eorum  eodem 
die  rofét  orU  divinitus  9  eolli- 
guntur,  ij.Nov. 

Algunas  cofas  notables  /obre  las 
A&as  9  culto ,  y  Reliquias 
de  efios  Santos, 

14  Efto  es  lo  que  conda 
por  los  documentos  antiguos 
mencionados  ,  fin  que  deba 
omitirfe  el  Martyrologio  de 
Floro,  que  en  breve  epilogó  el 

nur- 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  de  Córdoba.  S.  Adíelo.       1 9  j 


martyrio  de  eftos  Santos  bajo 
el  día  18.  de  Noviembre  ,  di- 
ciendo :  Cordula  civitate  paf- 
fio  SS.  Aciftli  O  VitlorU  ,  qui 
poft  cárteres  O*  tormenta  merfi 
funt  in  fluvium ,  alligatis  ad 
tolla  pedtbus.  Unde  virtute  Do- 
mini  exeuntes  ,  alligati  funt 
rotis  ,  O0  fuper  ignem  volutati, 
ita  ut  mtmbra  eorum  quáffa- 
rentur.  Poftea  vero  Vitloria 
mammillit  abfcifsis ,  linguaque 
amputata ,  dignum  Deo  efflavit 
fpiritum.  Acifclus  autem  capi- 
tis  abfcifsione  implevit  marty- 
riumfub  Si  done  Prtfide.  [Don- 
de dice  Cordula,,.  pedibus... Si- 
done,  lea  fe :  Cor  duba...  lapidi- 
bus...  Dione.]  Otras  cofas  hay 
que  neccfsitan  examen,  y  por 
cSo  las  ponemos  aparte. 

La  primera  es ,  fi  las  Aftas 
ion  antiguas?Baillet,Tilcmont, 
y  otros ,  dicen  que  no  5  te- 
niendo alguna  difculpa  ,  por 
ver  que  en  las  publicadas  por 
Tamayo  fe  halla  el  año  303. 
de  Chrifto :  lo  que  no  puede 
íer  antiguo.  Pero  cfte  argu- 
mento ceíTa  en  virtud  de  las 
Actas  ,  que  nofotros  ponemos 
en  el  Apéndice  III.  en  las  qua- 
les  no  hay  tal  año  j  ni  le  huvo 
en  los  MSS.  de  Calahorra  ,  de 
que  fe  valió  Santero  :  ni  en  los 
de  Vega  y  Ocaña  ;  pues  no 
mencionan  tal  efpecie  de  el 
ano ,  en  la  relación  del  mar- 


tyrio ,  que  es  allí  conforme 
con  nucítras  Actas.  Tamayo 
ingiere  en  las  fuyas  al  año  de 
CCCIII.  pero  quién  ignora, 
que  aquel  Autor  añadía  ,  y 
quitaba  lo  que  quería?  No  ha- 
viendo  pues  tal  cofa  en  los 
MSS.  antiguos,  que  nofotros. 
citamos  $  celta  el  motivo  de  la 
duda  de  los  Efcritores  moder- 
nos. 

15  Baronio  en  la  nota  al 
dia  17.  de  Noviembre  ,  dio 
ocaíion  á  la  controvertía ,  por 
haver  citado  las  Adas  de  eí- 
tos  Santos  en  el  Flos  Sanólo* 
rarn  de  Efpaña  ,  donde  íc 
cuentan  entre  los  hijos  de  San 
Marcelo  Centurión:  lo  que  Ba- 
rón io  de fa  prueba ,  por  no  re- 
ferirlos Vafeo  entre  aquella 
Santa  Familia :  y  prevenidos 
con  el  citado  vicio  los  Críti- 
cos modernos ,  ficilmentc 
inclinaron  á  que  no  eran  ver- 
daderamente antiguas  aque- 
llas Adas. 

16  Pero  aqui  fe  debe  íe- 
parar  lo  vil  de  lo  preciofo: 
pues  en  el  Flos  Sanélorum  hay 
dos  cofas :  una  que  es  propria 
del  Colector :  y  otra  que  es 
traducción  de  Adas.  La  pri- 
mera es  apocryfa  ;  y  fe  redu- 
ce á  una  introducción,  en  que 
San  Acifclo  y  Vidoria  fe  di- 
cen hijos  de  San  Marcial, de 
León ,  contando  la  muerte  de 

T4  eíte 


Digitized  by  Google 


1 9  6      Efpaña  Sagrada.  Trat. }  '$ .  Cap.  9  ; 


fcfte  Santo  en  tal  conformidad,  tre  los  hijos  de  San  Marcelo,' 
que  aun  Don  Lorenzo  de  Pa-  (cuyos  nombres  propone  en 
dilla  (en  el  Catalogo  de  los  el  rol.70.al  hablar  de  los  Mar- 
Santos  de  Efpaña)  tuvo  que  tyres  de  León)  fino  folo  en-; 
impugnar  algo  ,  fiendo  todo  tre  los  de  Córdoba  ,  con  San 
apocryfo,  como  fe  verá  al  dar  Zoyl ,  y  fus  compañeros.  El 
las  Aftas  genuinas  de  S.  Mar-  Tudenfe  refiere  también  los 
celo.  La  otra  cofa  es  ,  el  mar-  nombres  de  los  doce  hijos  de 
tyrio  de  eftos  Santos  fegun  San  Marcelo ,  en  el  Prologo 
confta  en  las  Adas  que  pro-  de  fu  Chronicón  :  pero  no 


fin  interpolación  ni  aun  del  y  como  ni  en  fus  Aftas,  ni  en 

año  ,  que  añadió  Tamayo  :  y  los  Breviarios  antiguos ,  ni  en 

cfta  parte  fe  pone  con  nota  las  Chronicas  ,  fe  expreflTan 

de  divifion  de  lo  precedente,  como  hijos  de  San  Marcelo, 

empezando  por  eftas  pala-  (antes  bien  no  fe  incluyen  en- 


que  es  el  principio  de  nuef-  bres  de  los  doce  hermanos) 

tras  Aftas  :  In  Umporibus  iUis.  no  tenemos  fundamento  para 

Diftinguiendo    pues    entre  añadirlos  en  aquel  Catalogo: 

aquellas  dos  cofas  ,  fe  verá  pues  el  leerfe  folamente  en 

que  en  las  Aftas  no  hay  los  el  Flos  Sanftorum  antiguo,  no 

vicios  que  las  han  atribuí-  baila  5  por  las  muchas  cofas 

¿lo*  apocryfas  que  allí  fe  recopila- 

17   El  citado  Flos  Sanfto-  ron. 

frum  ,  Padilla ,  Trugillo,  y  aun  18   Y  como  para  hacerlos 

Morales  Ub.  10.  c ap.  23.  ponen  naturales  de  la  Ciudad  de 

á  eftos  Santos  entre  los  hijos  León  no  huvo  mas  principio 

de  San  Marcelo.  Pero  el  Pa-  que  juzgarlos  hijos  de  San 

dre  Roa  no  quifo  adoptarlo,  Marcelo  j  excluido  lo  uno ,  fe 

por  no  hallar  fundamento  pa-  defecha  lo  otro  :  quedando 

ra  ello  :  y  aun  el  mifmo  Mo-  por  mas  probable ,  que  fue-, 

rales  conoció ,  que  no  tenia  ron  naturales  de  Córdoba, 

autoridad  en  Chronicas  y  Bre-  donde  las  Aftas  los  recono- 

viarios  antiguos:  pero  fe  equi-  cen  viviendo  en  tiempo  de  la 

vocó  en  citar  á  Vafeo  por  tal  perfecucion  ,  fin  prevenir  que 

efpecierpues  no  pufo  los  nom-  fueíTen  de  otra  parte ,  y  de-» 

bítísdcAcifclq  yMiftoriaen-  clarando  que  Acifclo  erajo^ 


menciona  á  eftos  dos  Santos: 


tre  los  que  refieren  los  nom- 


ven-. 


•    Digitized  by  Google 


{De  los  Sañiós de  Corlóla.  S.  Acifclo:  197 


ven.  Confiando  pues, que  def- 
de  fu  primera  edad  fe  criaron 
en  el  temor  de  Dios ,  y  que 
vivían  allí  en  la  flor  de  fu 
edad  ;  los  fuponemos  natura- 
les de  Córdoba ,  por  no  pre- 
venirfe  la  excepcion.Y  de  he- 
cho San  Eulogio  en  el  lib.  3. 
cap.  8.  llama  Cordobés  á  San 
Acifclo:  Afud  B  afilie  am  Sanóli 
Atifcli  Cordubenfis. 

19  Acerca  de  íi  fueron 
hermanos ,  no  exprefían  nada 
las  Adas :  pero  los  reconoce- 
mos por  tales, no  en  virtud 
de  que  fe  digan  hijos  de  San 
Marcelo ,  fino  porque  afsi  lo 
afirma  fu  Oficio  5  permitién- 
dolo ,  ó  prometiéndolo  las 
Acias ,  quando  los  ponen  jun- 
tos defde  niños :  lo  que  qua- 
dra  bien  á  hermanos.  £1  Bre- 
viario antiguo  de  Sevilla  los 
aplica  el  Refponforio  :  Hac  efi 
vera  fraternitas :  y  el  de  Cór- 
doba predica  la  hermandad 
con  total  exprefsion. 

20  La  mención  mas  anti- 
gua del  mar ty rio  de  S.  Acif- 
clo es  la  de  Prudencio  ,  que 
en  el  Hymno  IV.  dice: 

Cor  duba  Acifclum  dabit,  & 
Zotllurriy 
Trefque  coronas. 

No  expreífa  el  nombre  de  San- 
la  Yiáoria :  y  aunque  Mora- 


les quiere  fe  entienda  bajo  la 
mención  de  las  tres  coronas  $ 
teniendo  por  mas  acertada  ef- 
ta  inteligencia  >  que  la  de  en«j 
tenderen  las  tres  coronas  & 
San  Faufto  ,  Januario,  y  Mar-; 
cial;  con  todo  eflb  debe  pre- 
valecer cita  fegunda  expoíi- 
cion :  porque  íi  las  tres  coro- 
nas denotaran  únicamente  á 
Santa  Vi&oria  fobre  Acifclo  y 
Zoelo  j  rcfultára,  que  Pruden-¡ 
ció  no  dio  á  Córdoba  mas 
que  tres  Martyrcs  :  lo  que  no 
le  debe  aprobar ,  haviendo  fi- 
do  muchas  mas  las  Palmas. 
Denotandofe  pues  en  aquel 
texto  mas  de  tres  Martyrcs 
(como  luego  fe  explicará)  no 
podemos  decir  ,  que  la  men- 
ción de  Prudencio  fe  redu-* 
gefíc  á  San  Acifclo ,  Vi&oiia,; 
y  Zoelo. 

21  En  el  Códice  Veronen-i 
fe  de  Blanquini  no  fe  menck* 
na  tampoco  mas  que  á  San 
Acifclo :  ln  die  S.  Atifcli,  quod 
efi  quintodecimo  Ka¡.  Decembr. 
El  Miflal  Muzárabe  folo  nom- 
bra al  Saqto.  Lo  mifmo  fuce- 
de  en  algunos  Martyrologios 
de  los  Geronymianos:dc  fuer- 
te que  viendo  algunos  moder- 
nos el  íilencio  que  hay  de  el 
nombre  de  la  Santa  en  docu- 
mentos legítimos  antiguos* 
creen  haverfe  añadido  en  vir- 
tud de  las  Adas :  y  como  á 


Digitized  by  Google 


2  j8      E/paña  Sagrada.  Trat.$  j.  Cap.p. 


eftas  no  las  publican  anti- 
guas* parece  poder  dudarfe 
de  Santa  Viftoria. 

22  Pero  afsi  como  no  fe 
puede  negar  con  fundamento 
la  antigüedad  de  las  Aftas; 
tampoco  debe  dudarfe  de  U 
realidad  de  haver  acompaña- 
do Santa  Viftoria  á  San  Acif- 
clo :  pues  Floro  en  el  Marty- 
rologio  compendió  el  marty- 
rio  de  los  dos,  conforme  le  te- 
nemos en  las  Adas.  Adón, 
Ufuardo,  el  Martyrologio  Ful- 
denfe  ,  y  el  Labeano ,  men- 
cionan los  dos  Santos ,  aunque 
en  el  ultimo  fe  viciaron  los 
nombres  ,  poniendo  (en  el  18. 
de  Noviembre)  AdifcU  marty- 
ris,  Vitforis  ,  en  lugar  de  Aeif- 
ili  martyris ,  ViRoria.  El  Bre- 
viario Gothico  Muzárabe ,  no 
folo  pone  en  el  titulo  á  los  dos 
Santos  (como  el  Miflal  en  el 
Kalendario ,  y  en  el  titulo  del 
dia)  fino  que  dentro  de  la  Ca- 
pitula y  Oraciones  exprefla  á 
Vióloria  con  Acifclo :  y  afsi  no 
puede  dudarfe  de  haver  pade- 
cido uno  con  otro. 

23  Ni  bafta  que  Pruden- 
cio no  cxpreflTe  el  nombre  de 
la  Santa :  pues  como  padeció 
con  San  Acifclo  5  queda  aque- 
lla entendida  ,  quando  fe  ex- 
prefla éfte.  Al  modo  que  en 
San  Zoyl ,  debemos  entender 
á  los  Compañeros  que  pade- 


cieron con  el  ,  no  obftante 
que  Prudencio  nombró  foja- 
mente al  Santo,  por  haver  (ido 
el  principal  contra  quien  fe 
enardeció  el  Preíidente. 

24  Acerca  del  tiempo  del 
martyrio  es  lo  mas  general  re- 
ducirle á  la  perfecucion  de 
Diocleciano  ,  por  haver  fido 
la  mas  general  y  mas  runefta. 
Gómez  Bravo  en  la  pag.14.  fe 
inclina  á  que  padecieron  an- 
tes :  por  quanto  eftos  fon  ve- 
nerados en  ei  Rezo  antiguo 
como  primeros  Martyres  de 
Córdoba  ,  y  por  otras  conge- 
turas  que  alli  alega.  Yo  infido 
en  el  tiempo  de  Diocleciano, 
por  decir  las  Aftas  que  la  per- 
fecucion eftaba  publicada  por 
todo  el  Orbe ;  lo  que  á  ninguna 
otra  conviene  mejor  que  á  la 
de  Diocleciano. 

25  £1  dia  fue  fegun  algu- 
nos Martyrologios  antiguos 
Geronymianos  el  18.  de  No- 
viembre (XVLKaLDec.)  Otros 
feñalan  el  dia  17.  (XV.  KaU 
Dec.)  Afsi  las  Aftas  en  el  titu- 
lo ,  el  Códice  Veronenfe.  ya 
citado ,  el  MilTal  y  Breviario 
Gothico ,  y  los  Breviarios  an- 
riguos  de  las  Iglefias  de  Efpa- 
ña :  lo  que  obliga  á  que  ante- 
pongamos efte  dia  ,  por  fer 
el  obfervado  en  los  documen- 
tos antiguos  y  modernos  de  la 
propria  Nación. 


Digitized  by 


Df  los  Santos  de  CerJoba.  S.  Acifclo.      1 9  9 

i6  El  culto  de  eftos  San-  doba  lib. 2. cap.  18.  donde  pro- 
tos  es  antiquifsimo  ,  pues  tic-  pone  el  parecer  que  ultima- 
ren Oficio  proprioen  el  Rito   mente  dio  Morales  á  favor  de 
Gothico  ,  y  fe  menciónala   efte  extremo  determinado.  Lo 
fiefta  de  San  Acifclo  en  el  Co-   mifmo  figuió  Bravo  pag.  121. 
dice  Veronenfc.  En  tiempo  de      27   Efta  Iglefia  era  donde 
los  Godos  ,  y  determinada-   fe  veneraba  el  cuerpo  del  San- 
mente  al  medio  del  Siglo  fex-   to  Martyr  antes  del  Rey  Agi- 
to ,  gozaba  Córdoba  deTem-   la  ,  como  coníla  por  San  lfi- 
plo  en  el  fitio  donde  fe  vene-   doro  ,  que  fupone  allí  el  fe- 
raba  el  cuerpo  del  gloriofo   pulcro  del  Santo :  y  cita  mif- 
Martyr ,  como  refiere  San  Ifi-   ma  era  donde  perfeveraba  el 
doro  en  la  Hiftoria  de  el  Rey   fagrado  cuerpo  en  el  Siglo 
Agil* ,  fegun  cuyo  contexto  fe   nono ,  fegun  leemos  en  San 
infiere  haver  eftado  aquella   Eulogio  ,  quando  refiere  los 
Iglefia  fuera  de  la  Ciudad,   Martyres  que  fe  enterraron 
pues  ei  Rey  movió  guerra   alli,  efpeciaimente  al  hablar 
contra  ella  ,  y  antes  de  ren-   de  San  Perfedo  ,  y  de  Flora  y 
diría  profanó  aquel  Templo,   Maria.  No  la  da  San  Eu  ogio 
haciéndole  eftablo  de  caba-   titulo  de  San  Acifclo  y  Vifto- 
líos  en  defprecio  de  la  Catho-   ria  ,  fino  folo  de  San  Aajchi 
lica  Religión.  Salieron  los  de   ó  bien  porque  no  citaba  allí 
Córdoba  ,  y  dándole  batalla,   el  cuerpo  de  la  Santa  (  pues 
le  vencieron.  Confta  pues,que   Miniciana  los  enterro  lepara-, 
lalolefiade  San  Acifclo  efta-   dos)  ó  porque  aunque  eftu-. 
ba  "fuera  de  los  muros  ,  por-   vieíTen  ambos  en  aquella  Igler 
que  de  otra  fuerte  no  fe  hu-   fia  ,  fe  les  dedicaron  dircren- 
viera  apoderado  de  ella  el  que   tes  Altares ,  o  Capillas  >  y  los 
no  pudo  tomar, ni  rendir  la   Martyres  pofteriores  fe  en- 
Ciudad.  El  fitio  fue  donde  ef-   terraban  junto  al  Altar,  o  Ca- 
ta el  Convento  de  San  Acifclo   pilla  del  Santo.  Afsi  lo  denota 
y  Santa  Virtona  ,  que  antes   San  Eulogio  ,  quando  en  el 
fue  de  Padres  Ciftcrcienfes,  y   lib.2.  cap.i.  dice  de  San  Per- 
hov  de  Predicadores,  á  la  par-   fefto ,  que  fue  enterrado  en  la 
te  oriental  junto  al  rio  y puer-   Bafilica  de  S.  Acifclo  en  aque-. 
ta  de  Martos  ,  como  refuclve   Ha  parte ,  titulo  ,  o  Capilla, 
Fr.  Tuan  de  Ribas  en  la  Vida   donde  cftaba  fu  cuerpo:  In 
delSanto  Fr.  Alvaro  de  Cor^  Baftl'm b<rtj  Actfch 4 m  «ti* 


Digitized  by  Google 


30o      E/paña  Sagrada.  Trai.  3  3  .Cap.  9 ¿ 


tulo  quo  fétida  ejus  membra 
quiefcunt ,  bumatur.  Morales 
en  las  notas  á  efta  claufula  in- 
firió ,  que  havia  dos  Templos 
del  titulo  de  San  Acifclo ,  uno 
donde  eftaban  fus  Reliquias, 
y  otro  fin  ellas.  Pero  aunque 
San  Eulogio  añadió,  que  en 
lalglefia  de  San  Acifclo  fue 
enterrado  San  Perfecto  en  el 
titulo  donde  defeanfaba  fu  cuer- 
po ;  no  por  cífo  hemos  de  in- 
ferir dos  Iglefias  del  titulo  de 
San  Acifclo :  porque  fi  hu viera 
dos  ,  no  fe  explicira  bien, 
quando  dice  de  San  Anaftafio 
{lib.%.  cap.S.)  y  del  mifmo  San 
Perfecto  (¡ib. 2.  cap.i.)  aue  fe 
criaron  en  la  Igleíla  de  San 
Acifclo  ,  fin  añadir  diftintivo: 
porque  fi  huviera  dos  de 
aquel  titulo ,  no  pudiéramos 
entender  en  quál ,  por  no  fer 
pofsible  determinar ,  quando 
el  Santo  no  determina. 

28  Gómez  Bravo  (que  no 
Sifsintió  á  que  huviefle  dos 
Templos  de  San  Acifclo)  ex- 
plicó la  locución  de  San  Eu- 
logio ,  diciendo  ,  que  en  una 
mifma  Igleíla  havia  diverfos 
títulos,  y  que  Sao  Perfe&o  fue 
enterrado  en  el  dedicado  á 
San  Acifclo.  El  otro  titulo  di- 
ce feria  de  Santa  Viüoria\ 
pues  quando  trasladaron  á 
Francia  Reliquias  de  los  dos 
bermanos,es  prueba  de  que 


también  la  Santa  tenia  titulo, 
ó  Capilla  ,  donde  defeanfaba 
fu  cuerpo.  En  eíle  mifmo  fen- 
tido  explica  á  S.  Iíidoro,  quan- 
do referido  el  defacato  hecho 
por  el  Rey  Agila  al  Templo 
de  San  Acifclo  ,  añade  que  los 
Santos  le  caftigaron  digna- 
mente :•  Panas  dignas  San&is 
inferentibus  meruit :  y  fi  la  Ba-í 
fílica  fuera  únicamente  de  San 
Acifclo ,  digera  que  el  Santo 
havia  caftigado  fu  injuria.^*-. 
gina  117.) 

29  Mucho  mejor  me  pa-i 
rece  efta  expoficion  :  y  para 
mayor  claridad  fe  haldeno-i 
tar  ,  que  la  voz  Titulus  tiene 
muchas  lignificaciones  ,  como 
propone  Du-Cange  en  elGlof-: 
fario  de  media  é  Ínfima  latinn 
dad  :  una  es  (en  lo  que  perte- 
nece al  aflunto)  denotar  lo 
mifmo  que  Iglefia  :  en  cuyo 
fentido  fe  dice  en  muchos 
inftrumentos ,  que  el  Sacerdo- 
te no  fe  ordene  fin  cierto  ti- 
tulo ,  ni  le  mude :  y  de  efte 
modo  entendió  Morales  á  San 
Eulogio  ,  quando  infirió  dos 
Iglefias  ,  por  ver  contraída 
una  al  titulo  donde  defeanfa- 
ba el  cuerpo  de  San  Acif- 
clo. 

30  Otro  fentido  es  ,  de-- 
notar  precifamente  la  parte 
de  la  Iglefia  en  que  efta  la 
Capilla ,  ó  Altar ,  de  algún 


Digitized  by  Google 


!De  los  Santos  de  Córdoba.  S.Acifclo;  301 


Santo ,  como  prueban  los  tex- 
tos alegados  por  Du-Cange, 
que  propone  entre  ellos  las 
palabras  ya  citadas  de  San  Eu- 
logio :  y  afsi  el  proprio  fenti- 
do  es  ,  que  el  cuerpo  de  San 
Perfecto  fue  enterrado  en  la 
Iglejta  de  San  Acifclo  en  la  Ca- 
jilla donde  defeanfan  fus  /agra- 
dos miembros  :  lo  que  de  nin- 
gún modo  dá  á  entender»  que 
huvieíTe  dos  Templos  dedica- 
dos al  Santo  ,  fino  uno  con  di- 
ver  fos  Altares  y  Capillas ;  y 
que  San  Perfecto  fue  coloca- 
do junto  al  Altar  de  San  Acif- 
clo ,  como  expreíTa  el  mifmo 
San  Eulogio  lib.3.  cap.  16.  di- 
ciendo y  que  San  Argimiro  fue 
enterrado  junt o  al  fepulcro  de 
San  Acifclo  >  y  de  San  Perfeclo, 
EíTaba  pues  el  cuerpo  de  San 
Perfe&o  cerca  del  de  S.  Acif- 
clo ,  y  configuientemente  en 
una  mifma  Capilla  ,  ó  titulo. 

31  En  eñe  mifmo  fentido 
alegó  Gómez  Bravo  la  clau  fu- 
la de  que  el  cuerpo  de  S.  Eu- 
logio rué  trasladado  al  titulo 
principal  en  la  Igleíla  de  San 
Zoyl :  In  Bafilica  S.  Zoylí  ri- 
tulo  principali ,  como  fe  lee  en 
el  Códice  citado  por  Morales 
al  fol.g.  b.  de  las  Obras  de  San 
Eulogio :  y  no  obftante  la  adi- 
ción de  titulo  principal ,  no  re- 
conoció Morales  dos  Templos 
<de  Saa  Zoyl ,  fino  uno ,  edifU 


cado  por  el  Rey  ,  fegun  infíc-» 
re  por  la  voz  principal  (que 
entre  los  Godos  fignificaba 
cofa  del  Principe.)  Afsi  en  los 
Efcolios  de  las  Obras  del  San- 
to fol.  11.  b.  Pero  deípuesen' 
el  lib.14.  de  la  Hiftoria  ,  cap. 
30.  difeurrió  de  otro  modo, 
diciendo  ,  que  el  titulo  prin- 
cipal denota  traslación  de  un 
lugar  á  otro,  efto  es  ,  de  fe- 
pultura  humilde  en  el  cuerpo 
de  la  Igleíla  á  lugar  mas  ele- 
vado en  la  Capilla  mayor  :  y 
luego  añade  el  recurfo  de  que 
por  efto  fe  podrá  congeturar, 
que  havia  dos  Igle  fías  de  San 
Zoyl,fiendo  la  principal  aque- 
lla donde  eftaba  fu  cuerpo» 
Bravo  dice,  que  el  titulo  prin- 
cipal fe  pufo  á  diílincion  del 
titulo  de  San  Félix ,  que  tuvo 
también  aquella  Igleíiarlo  que 
no  fe  puede  admitir ,  fi  por  el 
titulo  fe  entiende  la  apelación 
del  Templo ,  que  al  principio 
fe  intituló  de  San  Félix,  y  def- 
pues  de  San  Zoyl ,  como  diei- 
mos  al  hablar  de  efta  Igleua. 
La  razón  de  no  cntenderfe 
afsi  bien ,  es  porque  en  efte 
fentido  todo  el  Templo  fe  in*¡ 
tituló  de  San  Félix  ,  y  dcfpues 
todo  el  mifmo  Templo  íelta- 
mó  de  San  Zoyl.  Haviendo» 
pues  fido  enterrado  San  Eulo- 
gio defde  fu  martyrio  en 
aquel  Templo  de  am¿>os  títu- 
los, 


Digitized  by  Google 


3  o  t        E/paña  Sagráda.  Trat.  j  3 .  Cap.  9 


los  ,  no  podía  fer  trasladado 
de  uno  a  otro.  £1  verdadero 
fentido  es  ,  que  la  traslación 
fe  hizo  á  la  Capilla  mayor  de 
San  Zoyl,  que  era  el  titulo 
principal ,  efto  es  ,  la  princi- 
pal parte  de  la  Iglefia. 
^  3 1  Acerca  de  fi  en  la  Igle- 
fia de  San  Acifclo  havia  Ca- 
pilla de  Santa  Vi&oria  ,  no  es 
prueba  la  alegada  en  el  num. 
28.  porque  el  decir  San  Ifido- 
ro ,  que  los  Santos  caftigaron 
al  profanador  del  Templo  de 
San  Acifclo ,  no  bafta  para  en- 
tender á  la  Santa  determina- 
damente :  pudiendofe  decir 
con  verdad,  que  los  Santos 
caftigan  al  que  injuria  á  uno, 
por  íer  común  á  todos  el  mo- 
tivo del  rcfpeto  debido.  Pero 
ábfolutamente  me  parece  bien 
reconocer  alli  el  cuerpo  de  la 
Santa  :  porque  fegun  las  Aftas 
fue  enterrada  á  la  puerta  del 
rio :  y  hallando  alli  Templo 
de  San  Acifclo  dcfde  antes  de 
los  Moros,  no  obftante  que 
el  Santo  fue  fepulcado  en  fitio 
diverfo  que  fu  hermana  ;  pa- 
rece veroíimil  ,  que  dcfpues 
de  ceiTar  las  pcrfccuciones  de 
los  Romanos  erigieron  los 
Chriftianos  aquel  Templo, 
juntando  los  dos  Cuerpos  en 
una  mi  fina  Iglefia ,  y  dando  el 
principal  titulo  ,  y  litio  a  San 
Acifclo  5  afsi  como  en  la  de 


San  Zoyl  llevó  efte  Santo  et 
titulo  principal ,  fin  embargo 
de  que  huvieíTe  otros. 

3  3  Mas  difícil  es  la  refo¿ 
lucion  de  íi  exiften  ,6  no ,  en 
Córdoba  ios  Cuerpos  de  ellos 
Santos  :  pues  el  Maeftro  Fr. 
Juan  Ribas  en  la  Vida  de  San 
Alvaro  de  Córdoba  lib.2.  cap. 
15.  dice  que  si.  Tolofa  de 
Francia  propone  entre  fus  Re- 
liquias las  cabezas  y  cuerpos 
de  San  Acifclo  y  Victoria.  Ca- 
taluña alega  lo  mifmo  en  la 
Obra  de  Domenec  fobre  U 
Vida  de  eftos  Santos.  ( 17,  dt 
Nouemb.) 

34  Pero  íi  (como  eferibé 
Saufay  en  el  Martyrologio 
Galicano  á  17.  de  Noviem- 
bre) fe  reduce  al  tiempo  de 
Cario  Magno  la  traslación  de 
aquellas  Reliquias  á  Tolofa; 
es  indubitable  ,  que  no  fue- 
ron los  Cuerpos :  porque  San 
Eulogio  ,  que  eferibió  años 
dcfpues  de  la  muerte  de  Cario 
Magno ,  exprelTa ,  que  eftaba. 
en  Córdoba  el  Cuerpo  de  San 
Acifclo,  como  vetas  en  las  pa- 
labras del  num.  27.  y  en  el 
Apéndice  ultimo  del  Tomo  9. 
num.  12.  Con  que  6  es  Cuer- 
po de  otro  San  Acifclo  el  que 
defde  Cario  Ma^no  fe  llevó  á 
Tolofa  (fegun  difeurre  Tama- 
yo  fobre  el  día  25.  de  Junio, 
hablando  de  San  Acifcio  ,  tio 

de 


Digitized  by  Google 


S)e  los  Santos  de  Córdoba.  S.Acifclo.  303 


de  Santa  Eurofia)  ó  no  puede 
fer  cuerpo  entero  del  Cordo- 
bés, fino  alguna  Reliquia. 

35  En  lo  que  mira  á  Ca- 
taluña ceífa  aquella  inftincia, 
pues  fe  reduce  la  traslación 
al  tiempo  pofterior  de  San 
Eulogio ,  y  fegun  los  docu- 
mentos alegados  por  Do  me- 
nee, fe  dio  el  Santo  cuerpo 
de  San  Acifclo  al  Monaílerio 
de  San  Salvador  de  Breda  al 
principio ,  ó  medio  del  Siglo 
trece  ,  por  el  Vizconde  de 
Cabrera  Don  Geraldo  ,  cuyo 
hermano  Don  Ramón  de  Ca- 
brera confirmo  la  donación 
en  Mayo  de  1 263 .  Pero  aun- 
que en  aquella  Efcritura  (im- 
prelTa  por  Domencc)  fe  nom- 
bra el  cuerpo  de  San  Acifclo 
Marryr ,  debe  entenderle  en 
el  ufo  común  ,  en  que  nom- 
bramos el  todo  por  la  mayor 
parte :  por  no  íer  pofsible, 
que  cfte  allí  todo  el  cuerpo, 
•  y  que  haya  parte  en  Córdo- 
ba, donde  f  1  hemos  que  pe  r- 
feveraron  Reliquias. 

36  Defdc  que  entraron 
en  Cataluña  ,  íe  propagó  el 
culto  de  eftos  Santos  :  pues 
fuera  del  Monafterk)  citado, 
tienen  Capilla  en  el  Caftillo. 


llamado  de  San  Acifclo,  Obis- 
pado de  Gerona  ,  en  la  Parro- 
quia de  Vidreras  ,  donde  fe 
confervan  Reliquias  ,  y  fegun 
el  Auto,  que  alega  Domenec, 
del  Obifpo  de  Gerona  Don 
Arnaldo  ,  fe  repartieron  al- 
gunas de  aquellas  por  diver- 
fas  partes  en  el  año  de  1339. 
San  Eulogio  envió  también 
defde  Cotdoba  al  Obifpo  de 
Pamplona  Wiliefindo  Reli- 
quias de  San  Acifclo ,  como 
refiere  en  fu  Carta.  Morales 
dice  que  en  Monferrate  hay 
dentro  del  Monafterio  una 
lglcfia  de  eftos  Santos  anti- 
quifsima :  lo  que  junto  con 
la  memoria  de  los  Breviarios 
antiguos  de  las  Igleílas  de 
Efpaña,  prueba  la  generali- 
dad y  celebridad  de  fu  cuL- 
to. 

37  Por  la  Inícrípciorr 
puefta  en  el  Tomo  7«pag.  i85. 
confia  haverfe  llevado  á  Me- 
dina-Sidonia,  Reliquia  de  San 
Acifclo  :  y  otra  huvo  también 
en  el  Monafterio  de  San  Ro- 
mán de  Hormifga  entre  Tor- 
dcfillas  ,  y  Toro  y  fegun  lee- 
mos en  la  Infcripcion  eftam- 
pada   por    Morales  ¡ib.  12» 


HIC 


Digitized  by  Google 


304  Efpai(aSagrada.Trat.i}.Cap.f, 


HIC  SUNT  RELIQUIAE  NUMERO  SAN 
CTORVM.  SANCTI  ROMANI  MONA 
CHI.  SANCTI  MARTINI  EPISCOPI.  SAN 
CTAE  MARIN AE  VIRGINIS.  SANCTI  PE 
TRI  APOSTOLI.  SANCTI  IOANNIS  BA 
PTISTAE.  SANCTI  ACISCLI.  ET  ALIO 
RVM    NVMERO  SANCTORUM. 


38  En  Córdoba  perfeveró 
iquia ,  fegun  confta  por  la 
Infcripcion  que  pondremos  al 
hablar  de  los  Tres  Martyres: 
y  en  virtud  de  todo  parece 
no  haver  en  efla  Ciudad  mas 
que  la  confervada  en  la  Igle- 
íla  de  San  Pedro  :  lo  que  per- 
mite decir  haverfe  trasladado 
antes  á  Cataluña  lo  principal, 
por  alguno  de  los  Señores 
que  venían  á  las  guerras  de 
Andalucía»  ó  por  los  Chrif- 
tianos  que  falieron  de  allí  á 
vivir  en  los  dominios  del  Rey 
de  Aragón  Don  Alonfo  I. 
conforme  á  lo  dicho  en  el 
cap.6.  num.  29.  y  ííguientes. 
Kcafe  aqui  el  nura.08. 


y  ID  A    T  MARTTRIO 
de  San  Zoyl ,  y  fus  Cobh 
pañeros. 

39  La  memoria  mas  ilus- 
tre y  antigua  que  tenemos 
del  Martyr  San  Zoyl  de  Cór- 
doba ,  es  la  perpetuada  en  el 
Hymno  IV.  de  Prudencio, 
donde  dijo  :  Cor  duba  Acifilum 
dab  'tt ,  &  ZOELLVM ,  fin 
que  deba  reparar  fe  en  la  E¿ 
pues  el  mifmo  Santo  fe  deno-j 
ta  eferibiendole  Zoelo,y  Zoi- 
lo. La  voz  que  prevalece  es 
la  de  Zoilo»  reducida  en  el 
ufo  vulgar  á  la  de  Zoyl  >  de  la 
qual  ufaremos. 

40  En  los  Martyrologios 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  de  Córdoba.  S.ZoyI.  305 


_  antiquifsimos  Geronymianos 
leemos  en  27.  de  Junio  el 
nombre  de  San  Zoil  con  otros 
Compañeros ,  aunque  en  los 
mas  de  los  manufcritos  fe 
atribuyen  en  general  á  Efpa- 
ña ,  fin  mencionar  á  Córdo- 
ba. En  el  de  la  Rey  na  Chrif- 
tina  fe  cxprefía  Cordobs  en 
E/paña  j  como  también  en  el 
Epternacenfe.  Unos  cfcriben 
los  nombres  de  los  Compañe- 
ros de  San  Zoy I5  otros  expref- 
fando  folo  á  algunos  ,  recur- 
ren á  la  el au fula  de  con  otros: 
y  en  efto  hay  también  dife- 
rencia :    poniendo  con  otros 
diez,  y  ocho  (nombrando  tres) 
y  ecn  otros  diez  y  nueve  (def- 
'  pues  de  expreúar  á  dos)  y  tal 
vez  con  otros  diez  y  nueve 
(mencionado  folo  uno)  De 
fuerte  que  en  unos  refulta  el 
numero  de  veinte  5  y  en  otros 
de  veinte  y  uno.  Los  mas  anti- 
guos ponen  en  primer  lugar  á 
Crefcentc ,  Julián,  Nemefio, 
y  ral  vez  otros.  Pero  algunos 
empiezan  por  San  Zoyl,  agre- 
gándole en  común  los  demás 
Compañeros.  Afsi  los  Marty- 
rologios  Trevirenfc,  el  de 
Adon  ,  el  de  Notkero ,  el  de 
G  ale  finio  ,  y  el  de  Baronio: 
Cordubd  SS.  Mm.  Zoili  & 
nliorum  decem  O*  novem.  El 
Colonienfe  S.  Maris  ad  Gra- 
TomJC. 


dus:  In  Hifpaniis  SS.  Zoeliy 
Juliani  &  aliorum  novendecim. 
De  modo  que  en  unos  es  San 
Crefcente  el  primero  :  en 
otros  San  Zoyl :  y  Ja  caufa 
rué,  fegun Henfquenio ,  por 
haverfe  defeubierto  el  cuer- 
po de  efte  Santo.  Pero  en  vida 
de  que  Prudencio  nombro 
precifamente  á  San  Zoyl ,  j 
no  á  otro  de  los  Compañeros; 
parece ,  que  efte  fue  el  Ante- 
fignano  de  todos  :  pues  ligios 
antes  de  la  invención  mila- 
grofa  de  fu  cuerpo ,  le  halla- 
mos mencionado  fin  expref* 
fion  de  otros.  Lo  mifmo  da; 
á  enrender  el  culto  del  Santa 
en  Efpaña  ,  que  fe  ordenó) 
defde  lo  antiguo  á  San  Zoyl^ 
fin  que  en  el  Oficio  Gothicoy 
ni  en  las  Acias  del  Santo  fe  an- 
teponga (ni  aun  fe  expreffe) 
otro :  pues  folamente  decla- 
ran ,  que  por  la  nobleza  de  fu 
familia  enderezó  el  Juez  con-. 
tracl  fus  amenazas,  perfua- 
dido  á  cjue  fi  hacia  apoftatat; 
al  mas  íluftrc  ,  íeguirian  fu 
egemplo  los  demás.  Tenemos 
pues  fundamentos  para  decir 
que  San  Zoyl  fue  el  principal 
entre  los  que  padecieron  con 
el ,  mencionándole  por  efto 
Prudencio,  fin  añadir  á  otros» 
y  no  hablando  las  Adas  mas 
que  de  fu  martyrio ,  por  fer 


Digitized  by  Google 


$o6      E/paña  Sagrada.  Trat.¡  $.Ctp.9. 

el  principal.  to,á  quien  algunos  vituperan, 

41    Ácafo  de  efle  modo  porque  intituló  Antiftes  á  Saa 

puede  vindicarfe  Wandelber-  Zoyl,  quando  dijo: 

Hefpertam  quinto  antiftes  martyrque  Zoellus 
Martyribus  cumulat  junftus  denifque  novemque* 

• 

Pero  en  la  voz  Antiftes  no  Praful  en  todos :  Inhisomni- 
quifo  denotar  que  fuefíe  bus  Praful  exiftis :  no  porque 
Obifpo,  (pues  no  fe  halla  vef-  fueíTc  Obifpo ,  fino  por  el 
tigio,ni  aun  fombra  de  tal  ho-  primer  lugar  que  ocupaba  fu 
ñor)  fino  que  fue  el  mas  fo-  íabiduria.  EpiftVLnum.i. 
brefaliente  entre  los  veinte  42  Acerca  del  numero  de 
Martyres :  porque  en  hallan-  los  Compañeros  fe  ha  excita- 
do lugar  de  buen  fentido,de-  do  grave  duda  ,  por  hallar/e 
bemos  interpretar  benigna-  en  algunos  documentos  los 
mente  á  los  antiguos  *.  y  ve-  nombres  de  eftos  Santos  en- 
mos  que  la  voz  Antiftes  fe  to-  tre  los  atribuidos  á  los  hijos 
111a  algunas  veces  por  el  prin-  de  Santa  Symphorofa  ,  y  por 
cipal ,  ó  mas  excelente  en  al-  quanto  unos  ponen  mas ,  y 
guna  linea ,  como  Juris  antif-  otros  menos.  Pero  mientras 
tes :  y  ómnibus  oler  i  bus  antif-  no  fe  defeubra  otra  cofa ,  fe- 
tat  ,  iegun  habló  Catón  de  la  güimos  á  los  Padres  Antuer- 
Brafsica  ,  ó  Verza.  En  cuyo  pienfes  ,  que  expreíTan  entre 
fentido  pudo  llamar  Wandel-  los  Santos  Gordobefes  veinte 
berto  á  San  Zoyl  el  antiftitc  nombres ,  fobre  el  de  S.Zoy^ 
de  los  diez  y  nueve  Martyres,  conviene  á  faber:  „  Crefcen- 


mirardole  como  el  mas  fo- 
brefaliente,  y  ofreciéndole  la 
voz  la  circunftancia  del  me- 
tro j  fin  que  fea  necefla rio  de- 
cir ,  y  culparle  de  que  le  juz- 
gó Obifpo  :  al  modo  que  elo- 
giando Juan  Hifpalenfe  á  fu 
amigo  Alvaro  Cordobés  en 


,  te ,  Julián  ,  Nemefio ,  Fra- 
,  tria  ,  Primitivo  ,  Juftino, 
,Statheo,  Novatiano,  Cle- 
,  mente  ,  Marcelino  ,  Zeddt- 
,  no  ,  Félix  ,  Veñudo  ,  Mar- 
,  celo,  Itálica  ,  Ltllo  ,  Capi- 
,  ton  ,  Tinno ,  Timarco  ó 
,  Tufco  ,  y  Silvano.  De  los 


los  varios  modos  con  que  bri-  qualcs  no  tuvieron  noticia 
Haba  fu  ciencia  ,   le  llama   nueftros  Efcritorcs ,  por  falta 

de 


Digitized  by  Google 


íDe  los  Santos  de  Córdoba.  S.Zoyl.  307 


de  los  Martyrologios  donde 
fe  nombran. 

43  El  tiempo  del  marty- 
rio  no  fe  individualiza  en  los 
Breviarios»  feñalando  única- 
mente el  de  la  mayor  fuerza 
de  la  perfecucion  contra  los 
Chriílianos  5  por  lo  que  aña- 
dió Galefinio  el  de  Dioclecia- 
no :  Cor  duba  S.  Zoili  marty- 
rit ,  &  fociorum  19.  qui  Die- 
cletiano  lmperatore  ,  praclaris 
pr$  pietáte  dimicationibus  ,  in- 
figniter  nobilitati,  coronantun 
y  efte  tiempo  parece  el  mas 
verofimil ,  por  haver  (ido  el 
mas  furiofo;  y  juntamente 
porque  la  mención  hecha  por 
Prudencio  no  permite  recur- 
rir á  tiempo  mas  moderno. 

44  Entre  los  Breviarios 
antiguos  que  tratan  de  San 
Zoyl  ninguno  mueftra  haver 
tenido  por  delante  Aftas  mas 
exaftas  que  el  Toledano  del 
año  1493.  aunque  por  la  cor- 
tedad de  las  Lecciones  ,  folo 
pone  parte  de  las  Aftas.  Pe- 
ro hallanfe  en  Legendarios 
antiguos  MSS.  en  pergamino, 
que  fe  guardan  en  la  Santa 
Iglefía  de  Toledo ,  Cajón  30. 
num.21.  y  en  el  36.  num.2. 
de  los  quales  cftan  Tacadas  las 
que  ponemos  en  el  Apéndice 
IV.  copiadas  por  el  Señor 
Doftoral  Infantas  á  mi  rue- 
go: y  délas  quales  (junta- 


mente con  otros  documentos) 
reíulta  lo  íiguiente. 

MARTTRIO  DEL  SANTO, 
y  revelación  de  /acuerpo. 

4?  Quando  la  rabia  de  la 
perfecucion  de  los  Gentiles 
fe  enfureció  mas  contra  los 
Chriílianos ,  vivia  en  Córdo- 
ba el  bienaventurado  S.Zoyl, 
como  Rofa  entre  las  efpinas, 
defpidiendo  de  si  un  fuavifsi- 
mo  olor  de  Chriftiandad ,  y 
totalmente  defprendido  del 
amor  de  las  cofas  terrenas, 
por  lo  que  muy  lejos  de  fen- 
tir  fu  privación  ,  fufpiraba 
con  vivifsimos  defeos  por  la 
gloria  de  perderlas  en  defen- 
fa  de  la  Fé :  y  como  efta  1c 
empeñaba  en  vivir  declarado 
por  la  verdadera  Religión, 
fácilmente  le  delataron  los 
Miniftro*  de  la  impiedad  ante 
el  Juez  ,  como  reo  de  la  que 
llamaban  fupcrfticion  del 
Chriftianifmo. 

aó  Era  el  Santo  de  familia 
iluftrifsima ,  y  aunque  Joven 
en  la  edad  ,  fobrefalia  en  ma- 
durez y  zelo  de  la  Fé ,  en  que 
fe  havia  criado  dcfde  la  in- 
fancia. Su  notoria  nobleza 
hizo  que  el  Juez  endcrczaíTe 
contra  él  fu  atención ,  lifon- 
geandofe  de  que  íi  lograba 
pervertirle ,  vencía  en  uno  á 
Y  2  mu- 


Digitized  by  Google 


3  o 8      Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  o  • 


muchos  t  debiendo  los  demás 
atemperarfe  al  egemplo  de  un 
Varón  tan  iluftre  entre  los 
mas  viílbles  de  la  Ciudad :  y 
á  cite  fin  adelgazando  el  arte 
de  fus  engañofas  perfuafio- 
nes ,  le  habló  afsi :  Hafta  aho- 
ra 1  hermano  muy  amado,  has 
tenido  pervertidos  por  infa- 
me confejo  los  primeros  años 
de  tu  vida  ,  y  es  razón  per- 
donarte >  por  no  lograr  to- 
davia  la  prudencia  ,  y  madu- 
rez que  no  toca  á  tu  edad: 
pero  de  aquí  adelante  no  de- 
bes quebrantar  las  Tantas  le- 
yes de  los  Emperadores  ,  fino 
mirar  por  tu  reputacion,no  fea 
que  por  tí  padezca  algún 
borrón  de  infamia  la  nobleza 
de  tu  eíclarido  linage  >  efpe- 
cialmentc  quando  íiguiendo 
mis  confejos,  puedes  gozar 
honores  ,  y  fer  dignamente 
enfalzado  en  el  Palacio.  Por 
ventura  no  fueron  enfalzados 
rmeftros  antepaflados  por  el 
culto  de  los  Diofcs ,  que  ha- 
cen fubfiftir  hada  los  mifmos 
elementos?  Los  Chriftianos  al 
contrario ,  no  han  (ido  confu- 
ndidos con  mil  miferias?  No 
fuercr»  unos  crucificadosjctros 
atados  á  troncos ,  y  afaetca- 
dos  ,  por  haver  dcfprcciado 
el  culto  de  los  Dioíes?  Tú 
íin  duda  has  errado  por  ig- 
norancia >  y  en  fuerza  de  eíto 


he  tenido  por  bien  difeulpar-* 
te  con  clemencia ,  pues  no  es 
razón  que  pierdas  la  ñor  de 
tu  ra  mofa  juventud  ,  ni  que 
fe  proceda  contra  la  gloria 
de  tu  nobleza  ,  como  ít  fueras 
de  linage  vil  y  defeonoci- 
do. 

47    Firme  el  pecho  del 
Santo  Joven  en  la  Fe  contra 
las  flechas  de  la  aftuta  fer-. 
píente,  refpondió  al  Preíiden- 
te:  „  Hafta  aquí,  6  Juez,  he 
„  guardado  filencio  ,  oyendo 
„  tus  li  fon  jas :  pero  ya  debo 
„ corre fponder  á  mi  Fe,  fi 
„  mandas  que  refponda.  Que 
„  mucho  perfigan  los  Infieles 
„  á  los  Fieles ,  fi  no  temieron 
„  condenar  al  Redentor  del 
„  mundo ,  aunque  no  cono- 
,,  ciendole :  pues ,  fegun  cftá 
,,  eferito,  fi  le  huvieran  co- 
„  nocido  ,  nunca  huvieran 
„  crucificado  al  Señor  de  la 
„  gloria.  Y  él  mifmo  previno 
„  alus  Difcipulos:  Si  á  mi 
,,  me  perfiguicron  ;  también 

os  períeguirán  á  vofotros: 
„  por  lo  que  acordandoíé  de 
„  eíto  los  Aportóles,  iban  á 
„  padecer  gozofos  ,  de  que 

los  tu  viene  por  dignos  de 
„  fufrir  contumelias  por  el 
„  nombre  de  Je  fus.  Afsi  tam- 
,,  bien  los  Martyres  padecie- 
„  ron  efeamios  ,  azotes ,  car- 
„  celes  >  y  tormentos  :w  pero 

ir  fue-: 


Digitized  by  Google 


!De  los  Santos  Je  Córdoba.  S.Zoyl.  30^ 


•„  fueron  Tacados  de  la  tierra, 
„  y  lavaron  en  la  fangre  del 
M  Cordero  fus  Eftolas.  Mas 
„  los  que  con  palabras  blaf- 
„phemas  afsicnten  al  culto 
„  de  ¡os  Idolos  por  el  defeo 
„  de  gozar  de  efta  vida  pere- 
cederá;  pierden  de  un  modo 
irreparable  la  efpcranza  de 
la  vida  eterna, fegun  el  Apof- 
„  tol,  quando  dijo,  que  fi  folo 
„  efperamos  en  efta  vida ,  fo- 
mos  los  roas  roiferables  de 
„  los  hombres.  Oyendo  efto 
el  Juez,  dijo:  A  los  que  feguís 
la  leda  de  un  no  se  qué  Chrif- 
to  ,  no  fe  os  ha  de  rcfpondcr 
con  palabras ,  fino  con  tor- 
mentos ,  porque  es  tal  vues- 
tra ceguedad,  que  ni  aun  que- 
réis mirar  por  vofotros  mif- 
mos:  y  afsi  efeoge  quál  juzgas 
mejor ,  ó  vivir  con  nofotros 
honoríficamente  ,  fi  facrificas 
á  los  Diofcs  fempiternos  ;  ó 
morir  torpemente  con  los  re'- 
probos  ,  á  fuerza  de  diverfos 
íupl icios  ,  fi  defprecias  las 
imperiales  dignidades. 

48    Intrépido  y  conftante 
San  Zoy l  refpondió:  „  Quanto 
„  mas  perfigas  mi  cuerpo,que 
por  ahora  fe  fugeta  á  tu 
.  „  brazo  ;  tanto  mas  fe  acre- 
„  cicnta  y  enfalza  mi  gloria, 
„  que  dcfprccia  tus  amenazas; 
pues   el  Señor  nos  dejó 
mandado  en  fu  Evangelio, 
Tom.X. 


„  que  no  temamos  á  los  que 
„  íolo  pueden  qukar  la  vida 
„  del  cuerpo ,  y  no  del  alma; 
„  fino  al  que  tiene  poder  de 
„  perder  alma  y  cuerpo,  dan- 
„  doles  pena  eterna.  Nueftros 
„  tormentos  fe  han  de  acabar 
„  en  breve :  pero  los  vueftros 
„fabemos  todos  ios  Fieles, 
que  no  han  de  tener  fin. 
49     Entonces  mandó  el 
Juez  que  fueífe  azotado  cruel- 
mente.   Pero  mientras  mas 
golpes  defeargaban  fobre  el 
bendito  mancebo  ,  mas  cen- 
fcíTaba  á  Chrifto  :  y  viendo 
que  nada  aprovechaba  para 
removerle  de  fu  fanto  propo- 
fito  ,  fe  enardeció  furibundo 
contra  el  Santo ,  intimando  2 
Jos  verdugos  que  difeurricf- 
fen  algún  modo  extraordina- 
rio de  tormentos  ,  ya  que  no 
alcanzaban  las  inhumanida- 
des regulares.  Entonces  fe  le 
ofreció  á  un  fayon  la  inaudi- 
ta crueldad  de  abrir  al  Santo 
por  la  efpalda  ,  y  facarle  por 
alli  los  ríñones,  como  lo  egc- 
cutó  ,  manifeftando  también 
Dios  fus  maravillas ,  pues  fin 
embargo  de  la  mortal  inhu- 
manidad perfeveró  el  Santo 
Martyr  vivo  en  la  confcfsion 
de  la  Fe.    Afsi  refiere  cite 
paífoge  Tamayo  en  las  Aftas 
que  dice  facadas  ex  AIS.  Le- 
gendario Segobienfí  ,  O*  edito 

V  3  alia 


Digitized  by  Google 


3  i  o  Ef paría  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  9  . 


alio  Hifpalenfs.  Efte  Hifpalenfc 
no  sé  quál  es  }  pues  en  el  Bre- 
viario antiguo  de  Sevilla  no 
fe  menciona  tal  efpecie.  En 
Scgobia  no  hay  tampoco  Le- 
gendario que  la  expreíTe,man- 
teniendofe  algunos  MSS.  que 
tratan  del  Santo.  Morales  ci- 
ta únicamente  al  Arciprcfte 
de  Murcia  en  el  Valerio  de 
las  Hiftorias ,  para  autorizar 
la  efpecie  de  que  facaron  al 
Santo  los  ríñones  por  las  cf- 
paldas.  Efcribió  aquel  Autor 
en  Burgos  año  de  1472.  vera 
Arciprcfte  de  Val  de  Santiva- 
ñez  ,  no  de  Murcia  ,  cuya  voz 
la  usó  en  el  apellido  ,  firman- 
do fe  Diego  Rodríguez,  de  Al- 
mella  vel  de  Murcia,  Arciprcfte 
de  Val  de  Santivañes  ,  como  fe 
vé  en  el  fol.2.  de  la  Edición 
que  yo  tengo  de  1536.  en  Se- 
villa. Fuera  de  lo  que  efte  di- 
ce lib.3.tit.3.cap.5.  leemos  lo 
mifmo  en  el  Rezo  de  Córdo- 
ba :  Poft  verbera  ,  O*  úngulas 
férreas ,  renibus  a  tergo  extrae- 
til  j  morte  tándem  ajjecit :  O* 
Jrmul  cum  eo  decem  altos  ac  no- 
vem /ocios ,  qui  in  eadem  Re- 
ligionis  caufa  certabant.  Pero 
mas  es,  que  el  Hymno  Gothi- 
co  ,  conlérvadu'cn  el  Brevia- 
rio Muzárabe  ,  parece  qre 
celebró  la  maravilla  en  efta 
cíUncia: 


Martyrum  nulli ,  remanente  vits, 
Contigit  terris  habitare  nofiris: 
Solus  tu  morti  propru  fuperfiet 
Vivís  in  Orbe  (al.  Urbe) 

50  Alude  en  efto  al  ex- 
traordinario marryrio  referi- 
do ,  de  que  vivieífe  defpues 
de  facarle  los  ríñones  ,  pues 
íiendo  incomponible  aquella 
falta  con  la  vida ,  fe  verificó 
maravillofamente  que  fobre- 
vivió  á  fu  muerte :  y  efte  por- 
tento irritó  de  tal  modo  el 
animo  del  Juez  ,  que  olvida- 
do de  la  gravedad  de  fu  ca- 
ra ¿ter,  deíembay  no  la  cfpada, 
y  cortó  al  Santo  la  cabeza. 
Mandó  entonces  que  dego- 
llaíTen  á  los  diez  y  nueve  ,  ó 
veinte ,  que  tenia  encarcela- 
dos por  la  Fe  *  fepultandolos 
en  el  lugar  de  los  demás  pa- 
ganos, á  fin  que  mezclados, 
con  los  cuerpos  de  los  genti- 
les ,  no  pudíeflen  difccrnirlos 
en  algún  tiempo  los  Chrif- 
ti  a  nos. 

51  De  efte  modo  períe- 
veró  el  cuerpo  de  San  Zoyl 
hafta  cerca  del  año  613.  en 
que  reynando  Sifcbuto ,  y 
liendo  Obifpo  de  Córdoba 
Agapio  fecundo  de  efte  nom- 
bre ,  quiío  Dios  revelarle, 
maníféftando  una  noche  al 
referido  Prelado  el  lirio  don- 
de yacia  el  Santo  cuerpo,  y 

Digitized  by  Google 


<De  los  Santos  de  Córdoba.  S.Zoyl.  311 


'declarando  el  nombre  de 
quien  era ,  juntamente  con  la 
circunftancia  de  haver  fido 
martyrizado  por  la  Fe. 

5 1  lnftruido  el  buen  Obif- 
po  con  el  Celeftial  avifo ,  dio 
cuenta  por  la  mañana  de  lo 
que  le  pafsó  en  aquella  no- 
che :  y  acompañado  del  Clero 
y  de  los  Fieles  fue  al  íitio  fe- 
ñalado ,  donde  cabando  por 
fus  manos  defeubrió  con  go- 
zo general  lo  que  bufeaba :  y 
como  por  fu  humildad  no  le 
juzgafle  digno  de  tocar  con 
las  manos  las  Sagradas  Reli- 
quias ,  defahogó Tu  devoción 
en  befarlas  ,  haciéndolo  tan 
repetidamente  ,  que  parece 
excedió ,  pues  no  íolo  fe  le 
cayeron  entonces  los  prime- 
ros dientes ,  fino  que  apare- 
ciendofele  el  Santo  en  la  no- 
che figuientc  le  riñó  de  que 
lo  huvieíTe  hecho  tan  repeti- 
damente :  pues  G  el  fingula- 
rizarfe  en  el  culto  de  los  San- 
tos es  muy  edificativo  en  un 
Obifpo  5  el  modo  no  debe 
defdecir  de  quien  efta  obli- 
gado á  fer  perfc&o.  Eralo 

Agap» ,  y  P°r  tanto  no  f°lo 
le  corrígto  la  imperfección, 
fino  que  corregida  efta,  le  de* 
claró  haver  obtenido  de  Dios 
loque  pedia,  y  que  le  eran 
perdonados  fus  pecados. 
5  3   Con  can  buena  noticia 


defpertó  Agapio  muy  gozofo, 
llevó  el  cuerpo  de  S.  Zoyl 
la  Iglefia  de  San  Félix,  don- 
de le  colocó  honorífica  men- 
te :  pero  por  quanto  el  Tem- 
plo no  era  tan  grande  como 
defeaba  la  devoción  del  Obif- 
po,  y  la  circunftancia  de  un 
tan  iluftrc  Ciudadano  Mar- 
tyr ;  aumentó  con  admirable 
obra  la  fabrica  de  la  Iglefia» 
haciendo  también  un  ra  mofo 
Monafterio   con  habitación 
para  cien  Monges ,  á  fin  que 
dieflen  culto  á  Dios  en  gloria 
de  aquel  Martyr.  Veafe  acer- 
ca de  efte  Templo  lo  que  en 
fu  titulo  digimos  en  el  cap. j* 
54  Ufuardo  en  fu  Marty-. 
roloaíohizo  exprefla  memo- 
ria  de  efta  milagrofa  inven- 
cion  :  Corduba  S.  Zoili  Mar- 
tytis  ,  cujus  corpus  cum  longo 
tempore  ubinam  Jepuitum fue- 
rit  latuijfet ,  venerébili  Epif- 
copo  ejufdem  loci  nomine  Aga- 
pio ,  ex  divina  revelatione  ma- 
ní foftatum  eft :  y  nota  Solerio 
allí,  que  Ufuardo  añadió  de 
fuyo  aquel  milagro  de  la  re- 
velación ,  previniendo  ,  que 
el  examen  de  fi  fe  deferí  be 
exactamente ,  quiere  fe  haga 
mas  por  las  mi  (mas  A&as,que 
por  fu  arbitrio.    En  lo  que 
mira  á  las  A&as  debe  eftarfe 
á  los  documentos  alegados, 
donde  no  fe  atribuye  (como 

V4  juzr 


Digitized  by  Google 


3i»       E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  j . 


juzgó  Hcnfquenio)  el  colo- 
quio de  San  Zoyl,  y  del  Juez, 
a  la  aparición  que  Te  hizo  á 
Agapio  ,  fino  al  tiempo  del 
martyrio.    Ufuardo  con  fu 
mención  autoriza  la  verdad  y 
antigüedad  de  la  invención 
del  cuerpo  :  pues  la  oiria  en 
Córdoba,  donde  eftuvo  en 
el  año  de  858.  y  por  tanto  la 
ingirió  en  el  Martyrologio 
en  el  dia  27.  de  Junio.  Halla- 
fe  mas  á  la  larga  en  el  Cerra- 
tenfe ,  cuyo  documento  pu- 
blicamos en  el  Apéndice  IV. 
de  efte  libro. 

TRASLACION  DEL  SANTO 
a  Carrion  ,  y  fus  milagros 
bajía  boy  no  publica-, 
dos. 

'$5  Mantuvofe  en  Cordo^ 
ba  el  cuerpo  de  San  Zoyl  en 
la  Iglefia  de  fu  titulo  defpues 
del  dominio  de  los  Moros, 
como  repetidamente  declara 
San  Eulogio  en  fus  Obras, 
y  defpues  Samfon  en  el  Prolo- 
go de  fu  libro  2.  nUm.8.  nafta 
que  en  el  Siglo  once  fue  traf- 
ladado  á  Carrion  de  los  Condes 
por  el  Conde  Fernán  Gómez, 
hijo  de  Gómez  Diaz ,  y  de  fu 
muger  Tarafia  (  fegun  fe  cf- 
cribe  el  nombre  en  el  Epita- 
phio  de  Carrion)  los  quales 
fadres  fundaron  el  Monaíle- 


rio  de  Carrion  (que  es  del  Or- 
den de  San  Benito)  dedicando 
la  Iglefia  á  Dios  en  nombre 
de  San  Juan  Bautifta,  cuyo  ti* 
tulo  íé  commutó  en  el  de  San 
Zoyl,  defpues  de  llegar  allá 
el  cuerpo  de  efte  Santo. 

$6*    La  ocafion  fue  haver 
paíTado  á  Córdoba  el  expref- 
fado  Fernán  Gómez  á  íervir  al 
Rey  en  las  guerras  que  enton- 
ces havia  entre  los  de  aquella 
tierra :  y  le  firvió  tan  bien, 
que  al  tiempo  de  reftituirfe 
el  Conde  á  íu  cafa ,  le  quifo 
el  Rey  remunerar  con  dones: 
pero  el  no  los  recibió  ,  ref- 
pondiendo  que  tenia  baftante 
plata  ,  y  oro ,  y  que  mas  1* 
eftimaria  que   mandafte  le 
dieflen  el  cuerpo  de  S.  ZoyL 
Condefcendió  al  punto  elRey, 
como  quien  no  apreciaba  las 
Reliquias :  mandó  que  le  en-' 
tregaífen  lo  que  pedia  ,  y  el 
Conde  las  recibió  gozofo,  ca- 
minando con  prefteza  á  fu 
tierra,  y  experimentando  en 
el  camino  un  notable  mila- 
gro: pues  como  por  miedo 
de     Moros  ,   y  ludios  no 
quifiefle  hofpedarle  fino  en 
pueblos  murados;  fe  le  abrían 
por  las  mañanas  las  puertas 
fin  necef sitar  de  Guardas ,  ni 
de  llaves ,  con  folo  invocar  á 
San  Zoyl.  Llegó  pues  gozofo 
á  Carrion :  y  colocando  las 

Digitized  by  Google 


S5e  los  Santos  de  C  ordob*.  S.Zoyl.  313 


Sagradas  Reliquias  en  lalgle- 
íia  del  Monafterio  ,  continuó 
ci  Cielo  en  obrar  muchas  ma- 
ravillas por  incercefsion  de 
íu  Siervo.  Afsi  el  Cerratenfe: 
y  aunque  Papebroquio  noti- 
ciofo  de  los  milagros  en  co- 
mún (por  lo  que  leyó  en  Mo- 
rales)   procuró  inroruiarfc 
de  ellos  ,  valiendofe  de  fu 
amigo  el  Rmo.  Pérez  ,  Be- 
nedictino ;  no  llegó  á  confe- 
guirlo ,  por  muerte  del  ami- 
go. Yo  pondré  aquí  los  refe- 
ridos por  el  Cerratenfe,  pues 
no  eftán  publicados. 

57   Huvo  en  la  Vafconia 
Un  pobre  tan  comprimido  de 
miembros  ,  que  no  podia  falir 
á  pedir  limoína  fino  arraftran- 
do.  Determinó  comprar  un 
borriquillo  con  las  limofnas 
que  juntó ,  para  ir  á  vifitar  ai 
Ápoftol  Santiago  :  y  puefto 
ya  enCarrion  fe  le  murió  el 
jumento.  Fue  tanta  la  aflic- 
ción del  pobre  ,  que  lloraba 
fin  confuelo:  y  viéndole  uno 
tan  afligido  le  propufo ,  que 
en  aquel  lugar  eftaba  el  cuer- 
po de  San  Zoy  1 ,  el  qual  tenia 
tanto  mérito  delante  de  Dios, 
que  ninguno  acudia  á  fu  in- 
tercefsion  fin  experimentar  el 
confuelo  ?  y  afsi  que  fe  enco- 
mendaífe  á  él,  y  confiarte.  En 
efe&o  acudió  el  miferable  co- 
mo pudo  á  la  Iglefia  del  San- 


to, y  poftrandofe  en  Oración, 
recibió  una  perfecta  fanidad. 

58  Durmiendo  unamu- 
ger  incautamente  fe  la  entró 
en  el  cuerpo  una  culebra :  y, 
conociendo  dcfpucs  el  peligro 
de  vida ,  la  llevaron  á  la  igle- 
fia de  San  Zoyl ,  y  haciendo 
Oración  la  fobrevino  un  vo- 
mito de  íanere ,  en  que  arrojó 
la  perjudicial  fabandija  ,  y, 
quedó  buena. 

59  Otra  mala  muger  no 
quería  guardar  la  fiefta  de  San 
Zoyl ,  haciendo  burla  de  los 
que  la  obfervaban  ,  y  ella 
andaba  muy  armada  con  la 
rueca.  Reprehendióla  una  ye-, 
ciña  fuya ,  natural  de  la  Villa 
de  la  Calzada ,  y  no  qoerien-. 
do  defiftir  de  trabajar ,  fe  la 
torció  el  brazo  en  que  tenia 
el  ufo ,  pegandofe  contra  la 
efpalda  5  y  conociendo  por  el 
caftigo  fu  pecado ,  obró  Dios 
fegundo  milagro ,  reftinfyen-i 
do  el  brazo  al  eftado  natural, 
defpucs  que  arrepentida  fe 
valió  de  la  interccfsion  del 
Santo. 

6*0  Un  dia  en  que  el  Cielo 
eftaba  muy  fereno,  fe  levantó 
una  fuerte  tempeftad  de  true- 
nos y  relámpagos  ,  que  oblU 
gó  á  los  Monges  de  S.  Zoyl  á 
refugiarfe  á  la  Iglefia :  y  vien- 
do que  caían  granizos  tan 
grandes  como  pedernales, 


Digitized  by  Google 


314       E/paña  Sagrada. Trat. }  3. Cap. 9; 


pedían  á  Dios  que  confcrvaí- 
íc  los  frutos  de  los  campos. 
Sacaron  la  Urna  de  las  Reli- 
quias de  San  Zoyl,  y  repenti- 
namente cefsó  todo  el  erani- 
zo  ,  quedandofe  como  pén- 
dulo en  el  ayre.  Afsi  el  Cer- 
ra ten  fe. 

61  Sobre  eftos  debemos 
añadir  los  que  defeó  ,  y  no 
alcanzó  Papebroquio  :  pues 
procurando  yo  cooperar  á  la 
gloria  del  Santo ,  recurrí  al 
Rmo.  Padre  Fray  Manuel 
Ordoñezy  Abad  del  Monaf- 
terio  de  Carrion :  quien  pron- 
tamente manifeftó  fu  ze- 
lo ,  y  liberalidad  ,  remitién- 
dome copia  de  los  Milagros 
que  hiftorió  el  Monge  RoduJ- 
fo  y  hijo  de  aquella  Cafa,  por 
los  años  de  mil  ciento  y  treinta 
y  feis,  á  petición  de  San  Pedro 
'Venerable;  cuyo  original  fe 
guarda  en  el  Archivo.  Entre 
ellos  fe  hallan  los  referidos 
por  el  Cerratenfe  ,  aunque 
mas  á  la  larga ;  y  conviniendo 
en  muchas  palabras^  fe  infiere 
havcrlos  lacado  de  alli  el 
Cerratenfe,  Efcritor  porte rior 
á  Rodulrb.  Unos  y  otros  fe 
ponen  (por  no  eftár  publica- 
dos) en  el  Apéndice  IV. 

6z  Los  quatro  primeros 
fon  los  referidos  defde  el  nu- 
mero 56.  en  adelante.  El 
fuint*  es  de  un  Oficial,  que 


no  quería  guardar  la  fiefta  del 
Santo ,  diciendo  que  fu  cuer- 
po cftaba  en  Córdoba  ,  y  que 
no  fe  havia  trasladado  á  Car- 
rion. Pufofe  pues  á  trabajar 
con  efcandalo  de  la  vecindad: 
y  al  ir  á  taladrar  con  fuego 
los  mangos  de  la  obra  erx 
que  trabajaba  5  permitió  Dios 
en  caítigo  de  fu  protcrvia,que 
en  lugar  de  taladrar  el  cabo, 
fe  taíadrafe  la  palma  de  la 
mano  :  y  con  femejantc  cau- 
terio fe  le  abrieron  los  ojos, 
confeffando  á  voces,  con  mu- 
cha complacencia  de  los  veci- 
nos, la  prefencia  del  Santo  ,  y* 
lo  digno  que  era  de  que  todos 
celebraíTcn  fufiefta. 

VI.  Los  criados  de  unos 
Soldados  dieron  en  meter,  ya 
de  noche  ,  ya  de  dia ,  fus  ca- 
ballos en  los  fembrados  del 
Monafterio  de  San  Zoyl :  y 
aunque  los  Mongcs  los  amo- 
nedaron ,  no  quifieron  deíi£ 
tir:  pero  faliendo  el  Cielo  á 
vengar  y  contener  la  injufti- 
cia  ,  fe  cayeron  muertos  qua- 
tro de  los  caballos  que  pacían: 
con  lo  que  procuraron  guar- 
dar bien  los  demás  de  aquel 
pafto  mortífera. 

El  VIL  es  mas  portentoíbt 
pues  negando  unos  ludios, 
que  el  Santo  huviefie  fide 
caufa  del  caítigo ;  fe  atrevió 
uno  de  ellos  á  decir,,  que  él 


Digitized  by  Google 


fDe  los  Santos  de  Córdoba.  S.Zoyl.  315 


havia  de  meter  fu  caballería 
en  los  íémbrados  de  S.  Zoyl, 
íin  rezelo  de  que  fuefíe  pode- 
rofo  para  hacerla  mal.  Afsi  lo 
hizo :  pero  también  el  Santo 
le  dio  fu  merecido ,  pues  te- 
niendo el  ludio  el  ramal  de 
un  <*ran  mulo  dentro  del  íem- 
brado  ,  á  poco  que  pació  ,  fe 
cayó  muerto.  Huyó  confufo 
el  infiel  :  pero  concurriendo 
el  pueblo  ,  fucedió  otro  mila- 
gro de  que  los  Judíos  detef- 
taden  fu  perfidia,  glorificando 
todos  á  Dios  por  las  maravi- 
llas de  fu  Santo. 

VIII.  UnVafcon  llamado 
Vidal  y  llegó  á  fer  maltratado 
del  diablo  (de  refulta  de  unos 
malos  cantares  en  que  fe  de- 
leytaba)  quedando  debilitado 
en  todo  el  cuerpo,  y  fin  oido. 
Lleváronle  á  San  Zoyl ,  y  ce- 
lebrando Miífa  ,  recobró  en- 
tera fanidad,  alabando  á  Dios 
en  fu  Santo. 

IX.  Por  el  mifmo  tiempo 
fue  llevado  á  San  Zoyl  otro 
endemoniado ,  que  daba  unas 
voces  efpantoías :  y  rogando 
todos  por  él ,  dijo  en  voz  cla- 
ra el  enemigo  que  faldria,por 
mandarlo  Zoyl.  Arrojó  dos 
carbones  por  la  boca  con  al- 
gún humor  fanguineo  pefti- 
lente:  y  fe  reftttuyó  fano  y 
gozofo  á  fu  cafa. 

X.  Aun  fuera  de  Efpaña 


quifoei  Santo  alargar  fu  be- 
neficencia: pues  (k  apareció 
en  Normandia  á  una  muger 
afligida  ,  diciendola  que  paf- 
íáfle  á  vifitar  fu  cuerpo  ,  pre- 
viniéndola dónde  eftaba  ,  y 
de  quién  era.  La  buena  mu- 
ger fe  vino  tan  en  derechura 
á  Cirrion  ,  como  fi  el  mifmo 
Martyr  la  condugera.  Pufo 
(obre  el  Altar  del  Santo  un 
velo  que  ella  mi  fina  havia  te- 
gido :  contó  á  todos  lo  que  la 
havia  paíTado  :  y  obteniendo 
fu  de  feo  ,  fe  volvió  muy  ale- 
gre á  fu  Provincia. 

XI.  Un  ciego ,  natural  de 
un  lugar  de  la  Comarca  ,  lla- 
mado Studellum  (que  parece 
fer  el  aclual  Eftudillo  ,  ó  Af- 
tudillo)  vino  á  roear  al  Santo 
le  alcanzaíTe  la  vifta:  y  perfe- 
verando  con  fe  en  la  Oración, 
la  configuió. 

XII.  Por  aquel  mifmo 
tiempo  falió  en  un  Sábado  un 
muchacho  á  jugar  con  otros: 
y  apoderandofe  de  fu  cuerpo 
el  enemigo ,  le  llevó  el  padre 
al  Altar  de  San  Zoyl,  y  le  vol- 
vió fano  á  fu  cafa  ,  con  la  ha- 
bla, de  que  carecía. 

XIII.  Poífeida  del  enemi- 
go una  muger  de  las  familias 
que  pertenecían  á  la  poflef- 
íion  de  San  Zoyl ,  era  tanta 
fu  furia  ,  que  aun  atada  á  pe- 
nas podiái)  fugetaila  lies  hom- 
bres. 


Digitized  by  Google 


3 1  ¿      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap. 9; 


bres.  Balaba  como  oveja  :  la- 
draba como  perro :  y  remeda- 
ba los  cantos  de  las  aves. 
Licuó  el  día  de  la  fiefta  del 
Santo ,  en  que  era  grande  el 
concurfo  de  toda  aquella  tier- 
ra :  y  llevándola  á  la  Iglefia, 
rogaba  por  ella  todo  el  pue- 
blo ,  tanto  mas ,  quanto  mas 
la  maltrataba  el  enemigo.  Sa- 
lió el  cuerpo  del  Santo  para 
la  Procefsion  :  y  al  llegar  á 
la  puerta  del  Monafterio,  pu- 
lieron á  la  infeliz  debajo  de 
las  Andas  ,  y  al  punto  falió  el 
diablo  de  fu  cuerpo  ,  dejando 
un  olor  muy  peftiféro.  Glori- 
ficó á  Dios  ,  y  al  Santo  todo 
el  pueblo :  y  el  milmo  Monge 
que  efto  eferibe,  fe  halló  pre- 
íente. 

XIV.  Un  labrador  def- 
preciando  la  fiefta  de  S.  Zoyl 
JTc  fue  á  fegar :  pero  torcicn- 
dofele  las  manos,y  conocien- 
do fu  pecado»  acudió  ai  San- 
to. Veló  allí  una  noche  en 
Oración ,  y  al  dia  figuientc 

uedó  fano  :  perfeverando 
efde  entonces  reconocido  á 
fu  gran  bienhechor. 

XV.  Otra  endemoniada, 
natural  de  Fons  Monionis, 
orando  una  noche  ante  el  íe- 
pulcro  del  Santo ,  fe  vio  libre 
en  el  dia  figuientc. 

El  XVI.  es  el  referido  en 
el  num.60.del  granizo. 


XVII.  Defpreciando  int 
labrador  la  fiefta  del  dia  de 
San  Zoyl ,  y  las  amoneda- 
ciones de  los  vecinos ,  fe  em- 
peñó en  acarrear  hierba  del 
prado :  pero  al  herir ,  y  apli- 
car al  carro  las  bacas ,  diípu-* 
fo  Dios  que  á  una  fe  la  cayef- 
fe  una  nafta :  con  lo  que  co~ 
nociendo  el  ruftico  fu  culpa, 
acudió  al  Santo  a  pedirle  per* 
don  ,  llevando  oferta  ,  y  pro- 
metiendo aplicarfe  en  ade-» 
lante  á  fu  fervicio ,  pagándole 
cada  año  al^un  tributo. 

XVIII.  Cierto  Soldado  fe 
halló  un  dia  en  el  campo»  cer- 
cado repentinamente  de  uno* 
enemigos  ,  que  venian  jura-» 
mentados  á  matarle.  Vien-» 
dofe  fin  armas ,  y  con  muchos 
contrarios ,  recurrió  á  la  pro-, 
teccion  de  San  Zoyl ,  invo-* 
candóle  anfiofamentc ,  coma 
quien  miraba  fu  muerte  inevi- 
table :  y  fue  tan  viva  fu  fé ,  y 
tan  pronto  el  focorro,  que 
fe  mudó  el  miedo  de  la  muer- 
te á  los  enemigos ,  huyendo 
eftos  tan  precipitadamente, 
como  íi  vieran  una  fuerza  ir- 
rcfiftible  fobre  si.  Agradeci- 
do el  Soldado  á  fu  Patrono  lle- 
vó luego  al  Santo  Martyr  la 
cfpada  en  teftimonio  de  fu 
milagroíá  defenfa,  refiriéndo- 
la á  todos ,  y  quedandofe  a 
fervirle  en  fu  Iglefia. 

Un 


2 


Digitized  by 


!De  los  SáHtos  de  Córdoba.  S.ZoyL  317 


XIX.  Un  anciano ,  natural 
de  Se  lints  ,  fe  hallaba  ciego,  y 
fin  oido.  Recurrió  á  varias 
Reliquias  ,  que  fe  veneraban 
en  diverfos  lugares  :  y  no  ha- 
llando en  ninguna  fu  remedio, 
paísó  á  S.  Zoyl :  donde  oran* 
00  devotamente  ,  recibió  vif- 
ta  y  oido  ,  volviendofe  gozo- 
íifsimo  áfu  cafa. 

XX.  A  un  pobre  mozo  le 
fucedió  por  el  mifmo  tiempo 
tener  una  mano  tan  contrahi- 
da ,  que  fe  le  metían  las  uñas 
por  la  palma.  Efte  pedia  ii- 
mofna  á  la  puerta  de  la  Igle- 
íia  de  San  Zoyl :  y  pidiéndole 
también  al  Santo, que  le  fa- 
nafle ,  logró  que  la  mano  fe 
pufiefíe  en  la  difpoficion  na- 
tural :  con  lo  que  agradecido 
al  beneficio  ,  ofreció  quedarfe 
á  fervir  al  Santo  Martyr. 

XXL  Finalmente  guardan- 
do los  de  Carrion  la  fieíta  del 
día  de  San  Zoyl  ,  huvo  un 
hombre  que  no  defiftió  de  el 
empleo  que  los  demás  cum- 
plen en  dia  de  trabaje) ,  en 
quanto  á  amaílar ,  y  cocer  el 
pan.  Metió  en  efetío  los  pa- 
nes en  el  horno  :  y  teniéndo- 
los alli  el  tiempo  competente, 
los  facó ,  al  parecer  con  bue- 
na cara ,  pero  por  dentro  era 
una  parte  ceniza  ,  y  otra 
clticrcol.  Pafinóle  con  fu- 
ceflb  tan  maravillofo ;  y  do* 


liendofe  del  hecho ,  tomó  al- 
gunos de  los  panes  ,  y  acom- 
pañado de  varios  vecinos ,  y 
de  muchas  mugeres  ,  íe  fue  á 
la  Igleíia  de  San  Zoyl,  en  oca- 
fion  que  los  Monges  decían  el 
Hymno  acoftumbrado  dcfpues 
de  la  Mida  :  y  viendo  tan  eí- 
traño  prodigio  ,  celebraron  la 
prefencia  del  Santo  ,  entonan- 
do el  Te  Deum ,  y  magnifican- 
do á  Dios  ,  y  al  Santo  Mar-: 
tyr. 

6%  Afsi  el  referido  Monge 
Rodulro  en  el  tcxto,quc  pone- 
mos en  el  Apcnd.4.en  que  hay 
algunas  voces  ,  que  pueden 
añadirfe  al  Gloífario  de  Du- 
Cange  ,  como fptrnebatur,  por 
fpernebat:  confpicabantur,  por 
confpiciebant  :  tonvicenea , 
por  convicina  ,  ¿Ve.  Y  ha- 
víendo  íido  eferitos  eftos  mi-» 
lagros  cerca  de  el  año  11 35. 
fegun  previene  en  fu  Carta 
el  Rmo.  Ordoñez  j  confia, 
que  fueron  muy  cercanos  á  la 
Traslación  del  Santo ;  pues  al- 
gunos los  refiere  fu  Éfcritot 
como  remotos  de  fus  dias: 
otros  como  que  aun  vivían  los 
que  fe  hallaron  prefentes  :  to- 
do lo  qual  confpira  al  fin  del 
Siglo  XI.  y  principio  del  XII. 
en  cuyo  año  36.  cicribia  Ro-¡ 
dulfo. 

64   Acerca  del  tiempo  de 
aquella  Traslación  eícribieron 

Mo- 


Digitized  by  Google 


3  1 8        Efpaña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  $ 


Morales  ,  y  Roa ,  que  fue  cer- 
ca del  año  mil  y  fetenta9ñn 
alegar  mas  pruebas  ,  que  el 
haver  muerto  el  Conde  (que 
traslado  los  Cuerpos)  en  el 
año  de  1083.  y  configuicn  te- 
men te  ,  que  poco  antes  fe  hi- 
zo la  Traslación.  Roa  añade, 
que  la  Condcfa  Doña  Tercia, 
muger  de  Don  Gómez  Diaz 
de  Carrion ,  fundó  aquel  Mo- 
nafterio  poco  antes  de  el  año 
105 1.  y  que  á  los  veinte  años 
de  fu  fundación ,  con  poca  di- 
ferencia, fue  trasladado  allá 
el  Cuerpo  de  San  Zoyl. 

65  Pero  todo  efto  celTa ,  fi 
es  legitima  la  Efcritura  men- 
cionada por  Yepes  en  la  Cen- 
turia 6.  cap.  1.  fobre  el  año 
de  1047.  y  exhibida  en  el 
Apéndice  14.  de  fu  tomo  6. 
donde  vemos ,  que  en  la  Era 
108  año  de  1047.  ya  fe  inti- 
tulaba de  San  Zoyl,  y  San  Fé- 
lix ,  la  Iglefia  de  San  Juan  de 
Carrion  :  Dono  Deo  ,  &*  Eccle- 
Jt¿  SJoannis  Baptift*,®'  Sane- 
torum  Zoyli ,  at que  Felicis  &c. 
Fafía  cbarta  donationit  die  vj. 
Feria  idus  Martij  Era  LXXXf. 
foft  millefimam.  Es  Efcritura 
del  Conde  Don  Gómez  Diaz, 
padre  del  que  llevó  á  Carrion 
el  Cuerpo  de  San  Zoyl :  y  fi 
en  el  año  de  1047.  fe  intitula- 
ba ya  de  San  Zoyl  la  Iglefia  de 
aquel  Monafteriojes  prueba 


de  que  antes  cftaba  ya  trasla- 
dado el  Cuerpo  de  aquel  San- 
to. 

66  Yo  recelo  que  tiene, 
yerros  la  Efcritura  $  no  folo 
porque  en  la  Era  108 j.  noca-» 
yo  en  Feria  fexta  el  dia  de  los 
Idus  de  Marzo  (pues  fue  Do- 
mingo ,  en  virtud  de  la  letra 
Dominical  D.  y  Cyclo  Solar 
20.)  fino  porque  en  el  año  de 
1047.  no  pudo  haver  hecho  la 
traslación  de  los  Santos  el  hir 
jo  del  Conde  referido.  La  ««• 
zon  es ,  porque  fi  entonces  te- 
nia ya  la  Iglefia  titulo  de  San 
Zoyl ;  fe  hallaba  alli  antes  el 
Cuerpo  ;  á  lo  menos  en  el  de 
1046.  pues  la  Efcritura  es  de 
Marzo  :  y  en  el  año  de  1045. 
no  tenia  Fernán  Gómez  edad 
para  haver  hecho  la  trasla- 
ción :  pues  fi  entonces  havia 
ya  vuelto  de  Córdoba ,  debe- 
mos fuponer  aquí  algún  tiem- 
po antes ,  en  virtud  de  afirmar 
el  Cerratenfe ,  que  fe  detuvo 
no  poco  con  el  Rey  de  Cór- 
doba', (apud  quem  non  modice 
moratus)  y  configuientemenre 
faldria  de  Carrion  para  la  An- 
dalucía muy  cerca  del  104^ 
fi  en  la  entrada  del  47.  fe  in- 
titulaba ya  de  San  Zoyl  la  Igle- 
fia de  Carrion.  Y  efto  digo 
que  no  parece  creíble  ,  por- 
que en  aquel  año  era  muy  ni- 
ño, de  cofa  de  quince  años: 

edad 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  de  Córdoba.  S.Zoyl.  31? 


edad  muy  delicada  ,  y  agerú 
de  las  proezas  con  que  ganó 
4a  gracia  del  Rey  Moro,  pues 
pedían  otro  brazo  mas  robuf- 
to ,  en  tiempo  en  que  la  mili- 
cia no  fe  egercitaba  con  ar- 
mas de  fuego  ,  fino  con  lanza 
y  alrange.  De  aqui  fe  infiere 
mejor ,  que  ni  en  el  año  de 
lo^i.podia  círár  hecha  la  traf- 
lacicn  j  porque  no  lo  permite 
la  edad  del  fugeto. 

67  Efta  fe  deduce  por  la 
de  fu  madre  Doña  Terefa, 
Fundadora  del  Monafterio  de 
Carrion  :  la  qua!  vivia  á  prin- 
cipios del  año  mil  y  noventa  yf 
tres,  Era  de  1131.  pues  no 
murió  hafta  9.  de  Junio  de 
aquel  año  (diez  defpues  de  la 
muerte  del  hijo)  como  confia 
por  fusEpitaphios  confervados 
en  Carrion,  y  eftampados  por 
Sandoval  en  la  Obra  de  los 
cinco  Reyes,  fol. 63.  De  mo- 
do ,  que  aunque  la  vida  de  la 
madre  fe  alargue  hafta  ochen- 
ta años  ,  no  refultará  fu  naci- 
miento antes  del  1013.  y  aun- 
que íc  atropelle  la  edad  para 
cafarla  ,  no  podemos  recono- 
cer al  hijo  primogénito  fino 
cerca  del  1030.  de  modo,  que 
el  matrimonio  fe  contragefle 
cerca  de  los  16.  años  de  la 
madre  :  y  aun  afsi  tendría  el 
hijo  once  años  en  el  de  io4r. 
( atorce  en  el  de  44.  edad  muy 


impropria  para  proezas  de 
guerra  en  aquel  tiempo.  Es 
pues  mucho  mas  razonable  re- 
ducir laTraslacion  de  los  San- 
tos al  efpacio  cercano  al  año 
de  1070.  de  modo,  que  el  Ca- 
pitán Fernán  Gómez ,  hijo  de 
Doña  Terefa  ,  y  del  Conde 
Don  Gómez ,  patTaíTe  á  fervir 
á  Córdoba  cerca  del  1066.  en 
que  renia  36.  años ,  edad  no 
abanzada  ,  pero  propria  para 
el  fogofo  efpiritu  de  aumen- 
tar el  honor  por  la  milicia :  y 
junramente  mas  proporciona- 
da para  la  madurez  que  ma- 
nirleíta  el  defeo  de  anteponer 
Reliquias  á  las  riquezas. 

68  Con  el  Cuerpo  de  San 
Zoyl  llevó  el  Conde  á  Carrion 
el  de  el  Martyr-S*»  Félix ,  fe- 
gun  eferibe  Morales  libro  10. 
cap.15.  citando  Efcritura,que 
de  ello  fe  conferva  en  aquel 
Monafterio,donde  ambos  San- 
tos fe  veneran  „  en  dos  Arcas 
„  de  plata  muy  antiguas  ,  me- 
„  tidas  en  nichos  del  Retablo 
„  en  el  Airar  mayor  con  mu- 
„  cha  decencia  y  veneración. 
Añade ,  que  en  las  donacio- 
nes de  los  fuceíTorcs  de  aquel 
Conde  fe  nombran  íiempre 
San  Zoylo ,  y  San  Félix,  como 
Patronos  en  cuya  honra  ha- 
cían las  donaciones.  Pero  co- 
mo en  Córdoba  huvo  diveríbs 
Martyres  con  el  nombre  de 


Digitized  by  Google 


i  i  o  Ef paila  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  p". 


Félix  ,  ha  quedado  lugar  para 
la  duda.  Vcafe  el  cap.i i.num. 
88. 

6g  Demás  de  los  Cuerpos 
de  los  dos  Santos  Uevó  tam- 
bién el  Conde  á  Carrion  el 
de  San  Agapio ,  Obifpo  de 
Córdoba ,  a  quien  reveló  Dios 
el  fitio  de  el  Cuerpo  de  San 
Zoyl,  fegun  refiere  Yepcs  (ci- 
tado al  hablar  de  aquel  Obif- 
po) y  lo  mifmo  me  certifica 
el  Rmo.  Padre  OrdoñeZy  Abad 
a£tual ,  diciendo  conftar  afsi 
por  manuferitos  muy  anti- 
guos del  Monafterio,  ruera  de 
los  quales  no  defeubro  otra 
mención. 

70  En  la  Urna  de  S.  Zoyl 
fe  hallaron  en  el  año  de  mil  y 
(eifeientos  „  la  cabeza  parti- 
#,  da  en  pedazos  ,  y  muchos 
.   „  hucíTos  grandes  y  pequeños 

envueltos  en  un  cendal  del- 

gado  como  nuevo  ,  y  una 
„  camifade  lienzo  muy  del- 

gado ,  y  una  ropa  colorada 
>,  de  íeda  muy  delgada ,  pe- 
„  gada  á  la  camifa  con  la  fan- 
99  gre  del  Martyr  ,  y  una  cin- 
„  ta  de  feda  envuelta  en  un 
„  Almayzal  colorado  y  ama- 

rillo ,  y  una  bolfa  grande  de 
„  cuero  llena  de  tierra ,  ó  cal, 
„  envuelta  en  otro  Almayzal 
„  (es  genero  de  toes)  de  íeda 
„  negro  y  amarillo  ,  con  un 
a  tedero ,  que  dice :  Aquí  yace 


,,  el  Cuerpo  de  San  Zoyl  tolo 
y,  entero  ,  e  la  camifa ,  é  la  faya 
y ,  en  que  fue  wart y  rizado ,  é  la 
fu  cinta  ,  é  la  tierra  de  la  fu 
,,  fueffa  yé  la  tierra  de  buejfos 
y 9  menudos  en  otro  palio.  B  las 
y  y  candelas  que  ardían  fobre  la 
,  y  fu  fucjfa  por  la  gracia  de 
y  y  Dios  y  porque  los  Cuendes  ha* 
,  y  liaron  el  Cuerpo  de  S.  Zoel¿ 
fegun  eftampó  Sandoval  en  el 
lugar  citado ;  previniendo  que 
el  Cuerpo  no  es  todo  entero, 
en  vifta  de  que  San  Eulogio 
envió  á  Pamplona  la  canilla  d§ 
un  brazo.  Antes  de  San  Eulo- 

fio  fe  remitió  otra  Reliquia 
Medina-Sidonia,como  prue- 
ba la  Infcripcion  dada  en  el 
Toui.7.  pag.  186. Demás  deef- 
to  ,  quando  el  Conde  facó  el 
Cuerpo  del  Santo ,  dejó  RcIh 
quia  en  Córdoba  ,  fegun  con- 
vence la  Infcripcion,  que  íé 
pone  aquí  en  la  Vida  de  los 
tres  Martyres. 

71  Sin  embargo  de  tener 
Córdoba  la  mencionada  Re- 
liquia 1  defeó  gozar  otra  para 
cumplir  fu  devoción  ,  pues 
aquella  no  eftaba  conocida 
individualmente ,  fíno  envuel- 
ta con  otras :  y  á  eñe  fin  inftó 
al  General  Benedictino ,  y  al 
Abad  de  Ca  rrion ,  pidiéndoles 
Reliquia,  en  lo  que  condes- 
cendieron ,  defpues  de  havec 
hecho ,  con  tal  fin,  el  reconc* 


Digitized  by  Google 


5)í  hs  Santos  íe  Corlohd.  S.Faufto.      3 1  r 


Amiento  ya  expreflfado  de  la 
Urna ,  en  el  año  de  mil  y  ícif- 
cientos.  Pero  aunque  Córdo- 
ba reñía  ya  dados  fus  poderes 
al  Padre  Roa,para  que  paífafle 
&  recibir  ia  Reliquia  ofreci- 
da ,  no  fe  pudo  efeftuar ,  por 
«na  peftilcncia  que  fobrevino, 
y  por  haver  muerto  el  Señor 
Obifpo  Reynofo ,  que  fomen- 
taba aquella  pretenfion.  En 
fin  fe  confíguió  en  nueftroSi- 

Í;lo  la  defeada  Reliquia  ,  co- 
ocandola  en  Córdoba  á  18. 
de  Junio  de  17 14. 

72  Manricnefe  en  aquella 
Ciudad  un  pozo,  que  llaman 
de  S.Zoyl,cuya  agua  ha  hecho 
muchas  curaciones  maravillo- 
fas  en  los  que  padecen  dolo- 
res de  riñones ,  y  fiebres,  por 
la  fe  con  que  la  ufan  en  vir- 
tud de  la  tradición  de  que  allí 
fueron  arrojados  los  riñones 
del  Santo. 

1 

0 

tOS  TRES  MARTTRES 
Vaufto  y  y  anuario  ,  y 
Marcial* 

73  Defpues  de  nombrar 
t\  Poeta  Prudencio  á  S.  Acif- 
tío  ,  y  San  Zoyl ,  añade ,  que 
Córdoba  dará  también  las  tres 
coronas: 

Corduba  Acifclum  dabit ,  ®* 

Zotllum, 
Tnfqut  coronas^ 


Y  ha  (ido  tan  común  la  inteli- 
gencia de  que  por  las  tres  co- 
ronas íc  entiende  Santa  Vitto* 
r/¿,que  aun  el  Padre  Henfque- 
nio  lo  afirmó  afsi  íbbre  el  dia 
27.de  Junio  en  la  Vida  de  San 
Zoyl.  Solerio  ,  y  otros  mo- 
dernos anteponen  la  expoíi- 
cion  de  que  alli  fe  incluyen 
los  tres  Martyrcs  Faufto  ,  Ja- 
nuario ,  y  Marcial :  y  efto  es 
lo  que  debe  prevalecer  por 
las  razones  figuientes.  La  1. 
que  íi  por  las  tres  coronas  en- 
tendiera Prudencio  á  Santa 
Victoria  ,  refultaba  ,  que  oinn 
tia  tres  martyrios  famofifsi-* 
mos ,  por  citar  uno  :  lo  que 
no  debe  aprobarfe.  La  2.  que 
ñ  pretendiera  expreífar  á  U 
hermana  de  San  Acifclo ,  San- 
ta Victoria ,  no  havia  de  decir 
defpues  de  San  Acifclo ,  y  Sart 
Zoyl,  y  tres  coronas ,(iuo  y  otra 
tercera  ;  porque  defpues  de 
dos ,  no  es  la  Santa  tres  coro- 
nas ,  fino  tercera.  La  3.  que  (i 
pretendiera  nombrar  á  Santa 
Victoria  ,  podia  difponcr  me-, 
jor  el  verfo ,  diciendo: 

Corduba  Acifclum  dabit  0*¿ 

fororem, 
Atque  Zoellum. 

74  La  4.  porque  diciendo 
defpues  de  nombrar  a  dos  San- 
tos ,  que  Córdoba  dará  tam- 


Digitized  by  Google 


3  1 1      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  €ap.  9  • 


bien  las  Tres  Confías ,  deben 
entenderfe  tres  Martyrts  di- 
verfos  de  los  ya  nombrados: 
la  que  de  ntr.gun  modo  qua- 
dra  bien  en  una  lbla  Santa ,  y 
fe  verifica  á  la  letra  en  los 
Tres  referidos ,  los  quales  aun 
en  tiempo  de  San  Eulogio  fe 
entendían  por  la  precila  lo- 
cucion  de  los  tres  Santos  :  y 
cfto  es  lo  mifmo  que  decir 
Prudencio  las  tre%  Coronas. 

La  5.  razón  es ,  que  Santa 
Victoria  debe  quedar  enten- 
dida bajo  la  mención  del  mar» 
tyrio  de  S.  Acifclo  coa  quien 
padeció  :  pues  como  la  cita  de 
eltos  Santos  fue  incidente  en 
Prudencio  en  un  Hymno  en 
que  no  tomó  per  afíunto  ha- 
blar de  ellos ,  fino  de  los  diez 
y  ocho  de  Zaragoza  5  fe  con- 
tentó con  mencionar  los  que 
con  otros  llevan  el  primer 
nombre  »  fegun  vemos  en  San 
Zoyl  ,  á  quien  nombró  fin 
los  Compañeros  >  de  los  qua- 
les no  permiten  prudente  du- 
da las  menciones  de  otros  an- 
tiquísimos documentos  ante- 
riores á  Adon  ,  que  harta  hoy 
perfeveran  con  el  gloriofo 
nombre  de  San  Ccronymo.. 
Al  modo  pues  ,  que  Pruden- 
cio nombró  á San  Zoyl  foía- 
xnenre  ,  como  el  mas  fobre- 
la lien  te  entre  todos  los  que 
fueron  degollados  en  fu  dia,  y 


eítos.  deben  entenderfe  en  hr 
mención  de  fu  martyrio  5  afsi 
también  incluyó  á  Santa  Vio* 
toria  en  el  de  fu  hermano  San 
Aciíclo :  y  de  efte  modo  que- 
da franca  la  exptcfsion  de  las 
Tres  Coronas  >  para  que  poc 
ella  fe  entiendan  los  rres  Mar- 
tyrcs  Cordobelcs  Fauíto  ,  Ja- 
nuario, y  Marcial. 

75;  Su  memoria  es  muy 
famofa  en  los  Martyrologios 
Geronymianos  en  el  dia  tres 
de  los  Idus  de  Octubre  ,  aun- 
que en  los  nombres  hay  tanra. 
confuííon ,  que  (i  no  hu viera, 
otros  documentos  ,  diñculto- 
famente  pudieran  liquidarte» 
Primeramente  muchos  de 
aquellos  Martyrologios  no 
expreífan  el  lugar  ,  fcualando 
folo  á  Efpaña :  algunos  ni 
aun  la  Nación  :  otros  nom- 
bran á  Córdoba  ,  y  tal  vez 
Godoba.  Pero  lo  mas  obf- 
curo  es  lo  que  mira  a  ios 
•nombres,  hallandofe  ya  Faus- 
to y  Marcia :  ya  Fauíto ,  Mar- 
cial, y'Adria,  fin  Januario:  ya 
Fauíto,  Marcelo  ,*y  Marciana, 
fin  Marcial :  ya  aplicado*  á 
Calcedonias.  Adriano » Fauf- 
to, Januario,  y  Marcelo:  y  ya 
finalmente  excluidos  de  allí. 

j6     Para  ocurrir  á  cito, 
conviene  exhibir  los  textos* 
con  que  fe  pruebe  la  equivo- 
cacipn  que  deícamos  de  (cu- 
brir^ 


Digitized  by  Google 


©e  los  Santos  de  Cordold.  S.Faufto.  313 


Wr.  El  Lucen  fe  de  Florentr- 
tito  :  In  Sp Antis  Godoba  Civi- 
tatt  Faufli ,  Mareta.    In  Cal- 
tidonia  natalis  SS.  Adriani. 
Faufli.  Ianuarii.  Mareelli.  El 
Antuerpienfo  que  alega  alli 
Florcntinio  (i^.Ock.)  In  Spa- 
nis  Faufli ,  Martialis  ,  AdrU. 
C  in  Calcedonia  Mareelli ,  & 
alibi  Faufli,  Ianuarii ,  Mareel- 
li ,  Alexandri  ,  Anathafi  Epif- 
topi.  El  Corbeienfe  publica- 
do por  Achcri  t  In  Hi/pania 
Cor  duba  Civitatt  Faujli,  Mar- 
ti*. In  Calcedonia  natalis  S. 
Adriani.  Item  Faufli  ,Janua~ 
rij,  Mareelli.  El  Corbeienfe, 
impreflb  en  el  Tomo6.dc  Ju- 
nio parte  2.  de  Acia  San&o- 
rum :  ///.  Id.  0#.  In  Hifpa- 
nis  ,  Córdoba  Civitate,  S.Lupi, 
Aurelia.    El  Corbeieníe  im- 
preflb  en  el  Tomo  3.  del 
Thefaurus  novus  Anccdotor 
rum  de  Martcne  :  lll.ld.08. 
In  Spaniis  Córdoba  Civitatt 
Faufli  ,  Marti  a.  Pridie  Id. 
0¿l.  Córdoba  Civitate  S.  Lupi, 
Aurilia.  En  el  de  San  Ger- 
mán Anriíiodorcnfc  ,  publi- 
cado por  el  mi  fino  Martene: 
II!.  Id.  Q£l.  Faufli ,  Mareelli, 
Martian*.  En  el  Turoncnfc 
del  miímo  :  ///.  (id.  Oct. ) 
Mareelli ,  Adriani,  Marci.  En 
el  Gelloncnfe    de  Achcry 
(Tom.a.Spicil.  Edit.  Martcne) 
III.  Id.  08.  Faujli ,  Mareelli, 


Hadriani ,  Marci* ,  Januariip 
Atbanafli  Epifcopi.  Lo  mi  fino 
en  el  Labbcano.  El  Augufta- 
no  omite  el  Mar  ti  a,  y j>or Ha- 
driani pone  Andriani.rX  Otto> 
boniano  publicado  por  Geor- 
gi :  ///.  Id.  Ocl.  In  Ifpania,  in 
Córdoba  ,  Faujli ,  &  Marci*. 
El  Richenovicnfc  antepuerto 
á  la  parte  2.  del  Ufuardo  de 
Solerio :  III.  Id.  Ocl.  In  Spa- 
niis, Faufli ,  Martialis,  0*  An- 
driani.  Et  in  Caleedonia,Mar- 
telli.  Et  alibi ,  Fauflini ,  C. 
Januarii. 

77     Todo  efto  es  oe- 
ccífano  para  difeurrir  fobre 
el  aflunto  con  algún  funda- 
mento ,  y  moftrar  que  hay 
equivocaciones, nacidas  de  los 
nombres  de  Marcelo  ,  y  Mar- 
cial ,  Faufto ,  y  Fauftino,  Mar- 
cos, y  Marcia,  Adria,y  Adria- 
no: y  mucho  masen  virtud 
.de  los  lugares ,  que  callan- 
,dofc  en  muchos  Martyrolo- 
gios  >  cxpreíTandofc  en  algu- 
nos ,   v  trafoonicndole  en 
otros,  ha  rcíultado  el  nudo 
tan  diiicil  ,   que  parece  no 
puede  diflblverfe  fin  cortarle. 
Convienen  todos  en  propo- 
ner eftas  memorias  en  el  dia 
13.  de  Octubre  :  IU.Id.OHob. 
Pero  mucha  parte  de  la  difi- 
cultad proviene  de  erraras 
de  Copiantes  ,  fegun  vemos 
por  las  voces  Alexandri  en 
*  Xa  lu- 


Digitized  by  Google 


r3 14      ÉJpAnA  Sapá7*.Trif.3y£ap$t  " 

lugar  de  AlexandfU  :  Ana-  cfto  fueefe&o  de  trocar  loá 

thafii  (ó  Ano/ibofi)  por  Atho~  lugares  ,  poniendo  en  Cor* 

n*J*j>  Y  a^s*  de  otros  :  de  mo-  doba  al  Marcelo  de  Calcedo-* 

do  que  en  virtud  de  los  Mar-  nia ,  con  Adrix  ;  y  Martiae :  y¡ 

tyrologios  Geronymianos  no  en  Calcedonia  á  Faufto,  y  ]a4 

pudiéramos    averiguar    los  nuário  con  Matéelo.  Efto* 

nombres  ,  ni  el  numero  de  vuelvo  á  decir,  fue  trocar  los 

los  Santos  Cordobcfes  :  pero  lugares :  y  quedará  todo  bien 

por  lo  mifmo  que  confta  uno  en  la  conformidad  en  que  Id 

y  otro  firmemente  por  las  Ac-  ponen  Maurolyco  ,  y  Galcíi- 

tas ,  y  por  el  texto  del  Oficio  nio :  In  Spaniis  ,  Cor  duba  Ch 

Gothico,  hay  luz  para  aclarar  vívate ,  Faufti ,  Januarij ,  0*t 

el  punto.  Martialis.  In  CalcedoniatMar^ 

78  Debe  fe  fuponer  que  d,  Marcclli,  &  Hadrianu 
en  el  mifmo  dia  13.  de  Oc-  79  Qnc  losMartyrcs  Cor- 
tubre  huvo  en  Calcedonia  dobefes  fueron  prccifamcntc 
tres  Santos  llamados  Marcos,  Faufto,  Januario,  y  Marcial,y; 
Marcelo  ,  y  Adriano  ,  legua  no  Marcia,  ni  Adria ,  fe  con-i 
leemos  en  el  Martyrolo^io  vence  por  el  Oficio  Gothico, 
de  Maurolyco,  y  en  el  de  Ga-  donde  no  folo  fe  mencionan 
lefinio  ;  y  fe  puede  autorizar  fus  nombres  conftantemente, 
lo  miímo  por  los  Geronymia-  fino  que  fe  hace  myfterio  dei 
nos :  pues  el  Turonenfe  junta  Ternario.  Lo  mifmo  confia 
los  tres  Santos  :  y  muchos  ex-  por  los  Breviarios  antiguos, 
preíla n  en  Calcedonia  á  Mar-  por  San  Eulogio  ,  y  otros  do- 
celo  ,  y  Adriano  :  de  modo  cumentos ,  en  que  la  Iglcfía 
que  para  poner  en  Calcedo-  de  eftos  Santos  fe  dice  Sane* 
nia  á  Marcos  ,  Marcelo,  y  torutn  trium.  Lo  mifmo  por 
Adriano  hay  textos  exprefíbs:  el  Martyrologio  Romano  pc- 
y  afsi  como  eftos  nombres  fe  queño ,  por  Adon  ,  U  fu  ardo, 
desfiguran  en  algunas  copias,  y  otros ,  aunque  no  convic- 
también  fe  invirtieron  los  lu-  nen  en  el  dia ,  fegun  diremos, 
gares.  De  Marci  rcfuUó Mar-  Lo  mifmo  firmemente  en  las 
da,  y  Marciana:  de  Adriani,  /das  perpetuadas  en  Brcvia- 
Adria,  Andriani,  y  Andromah  rios  antiguos  ,  y  en  Leccicna- 
de  Faufto  ,  Fatiftino  :  y  acafo  rios  MSS.  Ruinart  las  ingirió 
también  Marcelo  de  Marcial:  entre  las  felectas  ,  añadiendo, 
aunque  me  inclino  mas  á  que  íobre  lo  que  Surjo  tunó  de 

Lu-, 


Digitized  by  Google 


©e  los  Santos  de  Co¡\loía>.  S.Fauílo.     3  %  5 


Ludo  Marineo,  el  cotejo  con 
quatro  MSS.  Nofotros  las  po- 
nemos cotejadas  con  los  Bre- 
viarios antiguos :  y  de  todo  fe 
deduce  que  los  nombres  fue- 
ron los  del  titulo :  que  no 
fueron  mas  que  tres :  y  que 
fue  fu  martyrio  en  efta  for- 
ma. 

80   Llegó  á  Córdoba  con 
facrilega  intención  y  malva- 
do efpiritu  el  Prefidente  Eu- 
genio ,  que  mas  parece  vino  a 
acriíblar  y  contar  el  numero 
de  los  Siervos  de  Dios ,  que 
á  pervertirlos  ,  fegun  rué  la 
conftancia  de  los  Santos.Man- 
dó  que  todos  facrificaíTen  á 
los  diofes  :  pero  poniendofe 
delante  Faufto  ,  Januario ,  y 
Marcial ,  le  digeron  :  Que 
pretendes  Eugenio ,  queriendo 
contradecir    d  los  Siervos  de 
Dios,  en  lugar  de  confentir 
con  ellos*  Irritado  Eugenio  les 
dijo  :    O  infelices  hombres, 
que  es  lo  que  vofotros  que- 
réis fer?  Nofotros  (dijo  San 
Faufto)/0jw<w  Chrijlianos.  Eu- 
genio preguntó:Que  es  Chrif- 
to?  Januario  refpondió?C¿r//^ 
to  es  el  Señor  por  quien  todas 
las  cofas ,  y  nofotros  hemos  fido 
hechos.    Eugenio  preguntó: 
De  dónde  os  ha  venido  eíTa 
defeíperada  compañía?  San 
Faufto  dijo  :   No  hay  defefpe- 
r ación  en  nofotros ,  fino  en  t'h 
Tom.& 


que  te  empeñas  en  vano  en  ha- 
cernos negar  a  Dios,  Oido  ef- 
to  por  el  Prefidente  fe  irritó 
mas  ,  y  dijo :    Poned  en  el 
Eculeo  á  Faufto ,  que  me  ha- 
bla con  tanta  irreverencia. 
Entonces  San  Januario  dijo 
á  Faufto  :  „  O  carifsimo ,  no- 
„  fotros  fomos  la  ocaíion  de 
„  que  padezcas  cflb,pues  qui- 
„  uftc  hacerte  compañero  de 
„  lo  que  merecen  nueftros 
pecados.  San  Faufto  le  ref- 
pondió  :  Nueftra  compa- 
ñia ,  ó  Januario ,  ha  perma-: 
„  necido  ílempre  en  la  tier-. 
„  ra  ,  y  durará  perpetuamen- 
„  te  en  el  Cielo. 

81    Admirado  Eugenio  de 
oír  aquellas  cofas  ,  les  dijo: 
Que  converfacion  es  la  vue& 
tra  ,  que  tan  impíamente  ha- 
veis  querido  refponderme? 
San  Januario  refpondió  :  La 
confefsion  de  Cbrijlo  no  es  para 
nofotros  impiedad.  Vuelto  en-» 
tonces  el  Prefidente  á  San 
Marcial ,  le  dijo :  Bien  veo  la 
necedad  del  animo  de  eftos 
que  te  recogieron  á  fu  com- 
pañía :  no  quieras  tú  entre- 
garte á  eftos  impíos  y  malhe- 
chores. Refpondió  San  Mar- 
cial :  Solo  es  Dios  immortal  el 
que  hizo  el  Cielo  y  la  Tierra. 
E/le  ferd  el  que  te  cafiigue  d  ti 
por  tus  maldades.  Oyendo 
aquello  Eugenio  dijo:  Pon- 

X3  gan 


Digitized  by  Google 


3 1 6      E/paña  Sagrada.  Trat.$  3 .  Cap. 9. 


gan  también  á  cite  en  el  Ecu- 
lco.  Y  al  ver  el  Santo  que  fe 
egecutaba  ,  dijo  :  0  bienaven- 
turada é  immortal  la  gloria  de 
Chrifto  y  que  fe  ha  dignad*  jun- 
tarme a  ti  y  y  al  hermano  Fauf 
to.  Entonces  dijo  el  Juez  á  los 
verdugos:  Atormentadlos  haf- 
ta  que  adoren  á  nueftros  dio- 
fes.  San  Faufto ,  padeciendo 
ya  el  tormento ,  dijo  :  Difícil 
es  y  que  ni  tü}  ni  tu  padre  el  dia- 
blo nos  bagan  pajfar  de  las  leyes 
de  nueftros  padres  a  fu  morta- 
lidad. Eugenio  renovó  fu  pre- 
teníion  diciendo  ,    que  los 
facratifsimos  Emperadores 
mandaban  que  adoraífen  á  los 
diofes  :  pero  refpondio  San 
Faufto :  No  hay  mas  que  un 
Dios  ,  por  quien  han  fido  for- 
madas todas  las  cofas  ,  y  nofo- 
tros  por  él.   Pero  vofotros  nó 
tenéis  mas  diofes  que  al  que  te- 
neis  por  padre ,  el  qual  Je  llama 
Satanás.  Pues  ahora  (dijo  el 
Juez)  te  llenare  de  tormentos, 
fcortenlc  las  narices ,  las  ore- 
jas ,  las  cejas >  y  faqucnlc  los 
dientes  de  la  mandibula  de 
arriba ,  quitándole  el  labio  de 
abajo.  Afsi  fe  egecutó  ,  Que- 
dando San  Faufto  alegre,  dan- 
do gracias  á  Dios.  Entonces 
dijo  Eugenio  á  San  Januario: 
No  ves  quantos  tormentos  ha 
padecido  Faufto ,  por  mante- 
nerte en  fu  impía  opinión 


pertinazmente?  Efla  impiedad 
(dijo  Januario)^  la  pertinacia 
de  Faujlo  y  fea  la  que  no  me  fal- 
te y  y  dure  en  mi  el  vinculo  de 
fu  amor.  Al  punto  exclamó  el 
Juez :  Córtenle  también  á  ef- 
te  lo  que  al  otro.  Y  mientras 
eftaban  martyrizando  á  San 
Januario  dijo  Eugenio  á  Mar- 
cial :  Ves,  ó  Marcial ,  quantos 
males  caen  fobre  tus  compa- 
ñeros por  fu  locura?  Mira  por 
ti,y  apártate  de  fu  mala  com- 
pañía ,  y  voluntad  perverfa. 
San  Marcial  refpondio  :  Mi 
confolacion  es  la  mifma  que  ef- 
tos  gozofos  publican  con  gran 
voz  :  por  tanto  debe  fer  con- 
fejfado  y  alabado  Dios  Padre, 
el  Hijo,  y  el  Efpiritu  Santo. 

82  Lleno  el  Juez  de  furor 
mandó  que  fucífen  quemados 
con  legitimo  fuego:  y  al  tiem- 
do  de^  llevarlos  al  lugar  del 
martyrio  ,  iban  todos  con  un 
mifmo  efpiritu  diciendo  á  la 
plebe  Chriftiana :  „  Vofotros 
muy  amados  Siervos  de 
„  Chrifto  no  deis  crédito  á 
„  cfte  enemigo ,  ni  al  diablo, 
„  cuyo  tiempo  es  ahora  5  fino 
,,  acordaos  que  eftais  hechos 
„  á  la  imagen  y  femejanza  de 
„  Dios.  A  cfte  haveis  de  ado- 
,,  rar  y  bendecir ,  que  es  el 
,,  Autor  de  todo  5  y  no  ado- 
reis,  como  eftos  otros, alas 
„  obras  que  ellos  hacen,  pues 


Digitized 


$)e  los  Santos  de  Córdoba.  S.Faufto.  327 


>,  fus  diofes  de  madera,  de 
„  piedra ,  oro  ,  y  plata ,  fon 
„  obras  de  las  manos  de  los 
„  hombres.  Vofotros  defpre- 
„  ciando  tal  injuria ,  confef- 
„  fad  á  Chrifto  Jefus,y  á  folo 
„  Dios  haveis  de  dar  alaban- 
zas  cada  dia  fin  ceíTar.  Lle- 
váronlos al  fuego  los,  verdu- 
gos por  cuyas  manos  havian 
íldo  antes  atormentados ,  y 
empezaron  á  ponerlos  á  las 
llamas,  en  que  con  gozo  die- 
ron á  Dios  fus  cfpiritus.  Todo 
efto  firvede  egempk>,  para 
oue  quantos  lo  lean  preparen 
íus  ánimos  á  padecer ,  y  to- 
mando egemplar  de  la  paf- 
fion  de  nueftro  Señor  Jefu- 
Chrifto  ,  y  de  eftos  Santos, 
fea  bendecido  el  nombre  del 
Señor  por  los  íiglos  de  ios  íi- 
glos. Amen. 

Hafta  aqui  las  Aftas. 
83  Tilemont  en  el  To- 
mo 5.  pag.796.  propufo  acer- 
ca de  eftas  Aftas  algunas  di- 
ficultades ,  que  fegun  Solerio 
(  fobre  el  13.  de  Octubre  del 
Martyrologio  de  Ufuardo) 
pueden  diSblverfc  fácilmen- 
te. Yo  no  intento  detenerme 
en  ello,  porque  el  mifmo  Ti- 
lemont en  la  pac. 5 52.  dijo, 
que  aquellas  dificultades  no 
bailaban  para  quitar  la  auto- 
ridad á  las  Aftas,  confeflando 
que  le  parecían  eferitas  en 


tiempo  de  la  perfecucion  ;  y 
por  tanto  que  los  reparos  fo- 
lamen te  movían  á recelar,  íí 
fe  havian  alterado  algunas 
clau fulas.     Acerca  de  efto 
fubferibo  á  fu  diftamen  ,  di- 
ciendo que  hafta  ahora  no  fe 
han  publicado  Aftas  perfec- 
tamente puras ,  y  completas: 
pues  las  eílampadas  por  Lu- 
cio Marineo  (reproducidas  en 
el  Tomo  7.  deSurio)  no  tie- 
nen todo  lo  que  damos  en  el 
Apéndice  V.  tomado  de  Rui- 
nart ,  y  de  los  Breviarios  an-» 
tiguos  allí  citados.  En  eftos 
tampoco  eftán  completas,pues 
folamente  puíieron  lo  que 
convenia  para  componer  las 
Lecciones  5  y  á  veces  lo  ex- 
tractaron ,  compendiando  las 
voces.    En  Ruinan  faltan  al- 
gunas cofas  que  fu  pone  in- 
cluirfe  en  los  MSS.  que  vio: 
y  quando  no  las  publicó  ni 
aun  al  pie  del  texto  ,  dio  á 
entender  que  no  las  reputaba 
autenticas  ,  lo  que  prueba  el 
recelo  de  Tilemont  fobre  que 
es  de  temer  hayan  padecido 
algunas  alteraciones :  y  de  lo 
mifmo  inferimos  ,  que  hafta 
hoy  no  fe  hallan  publicadas 
perfectamente  puras  y  com- 
pletas. 

84  Efto  debe  entender  fe 
en  quanto  á  lo  material  de  las 
claufulas  5  como  mueftran  las 

X  4  ptue- 


Digitized  by  Google 


3  1 8       E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  C*/>.  9. 


pruebas :  pero  no  en  quanro 
á  lo  formal  de  la  autoridad 
de  las  Adas  ,  á  que  no  dero- 
gan las  dificultades  excitadas 
par  Tilemont ,  como  el  mif- 
mo  conficíTa :  y  viendo  que  el 
efpiritu  denota  fer  original 
el  procedo  ,  no  debemos  em- 
barazarnos en  tal  ó  qual  lo- 
cución de  la  letra :  por  lo  que 
deducimos  lo  figuiente. 

85  Primeramente,  que 
San  Faufto  era  el  mayor ,  ó  el 
principal ,  pues  habla  en  pri- 
mer lugar  ,  es  nombrado  el 
primero ,  y  lleva  la  primera 
atención  del  Prcfidcntc.  Afsi 
leemos  expresamente  en  el 
Hymno  Gothico  :  Faufius  be- 
riignus  primus  ijl.  Y  por  uno 
y  otro  documento,  fe  infiere, 
que  San  Marcial  era  el  menor: 
f>ues  fe  trata  de  fu  caufa  def- 
pues  de  los  otros  dos. 

86  Lo  2.  que  reíulta  por 
las  Aftas  es ,  que  San  Faufto 
fe  agregó  á  la  amiftad  y  com- 
pañía en  que  vivían  antece- 
dentemente San  Januario  y 
Marcial  :  pues  cito  prueba 
San  Januario ,  quando  al  ver 
en  el  Eculeo  á  San  Faufto  le 
dijo  ,  padecia  aquello  por  ha- 
ver  fe  agregado  á  la  compa- 
ñía de  los  dos:  y  configuien- 
temente  fe  deduce  también 

87    Lo  3.  que  eftos  tres 
Santos  no  eran  hermanos ,  o 


hijos  de  San  Marcelo  Centu- 
rión :  pues  aunque  algunos 
Efcritores  Efpañoles  lo  han 
afirmado  afsi ,  previno  bien 
Ruinart ,  que  no  debe  adop- 
tarfe  ,  mientras  no  fe  alega- 
ren pruebas  de  buena  re.  Am- 
brollo de  Morales  cita  por 
aquella  opinión  á  laHiftoria 
General,  á  Fr.Juan  Gil  de 
Zamora  ,  y  á  Vafeo ,  fin  que- 
rer fubferibir  ;  antes  bien  de-- 
claró  que  en  fu  juicio  no  fue- 
ron hijos  de  San  Marcelo  ,  ni 
aun  hermanos,  lib.io.cap.i^.. 
Yo  no  hallo  mas  fundamento, 
que  el  haver  referido  elTu- 
denfe  entre  los  hijos  de  San 
Marcelo  á  San  Faufto ,  Janua- 
rio ,  y  Marcial ;  lo  que  no  es 
fuñeiente ,  por  el  poco  efme- 
ro  que  tuvo  aquel  Autor  en 
orden  á  cofas  muy  remotas 
de  fus  días,  como  fe  ha  decla- 
rado en  varias  partes ,  y  fe 
verá  también  en  otros  Santos 
de  los  que  cuenta  por  hijos 
de  San  Marcelo. 

88  En  quanro  a  los  tres 
prefenres  bafta  leer  las  Aftas, 
para  conocer  que  no  fueron 
hermanos ,  fino  amigos  uni- 
dos en  caridad  verdadera,re- 
fueltos  á  no  diíTblver  la  com- 
pañía, aunque  por  defenderla 
Fe  fuelle  neceflnrio  dar  la  vi- 
da. Efta  amiftad  ,  efta  focie- 
dad,  es  la  que  publican  fus 

ra- 

-  * 


Digitized 


S)e  los  Santos  de  Córdoba.  S.  Faufto.  329 


razonamientos ,  y  los  del 
Juez :  efta  mifma  es  la  decla- 
rada en  el  Miífal  Gothico, 
pues  en  la  Oración  fobre  el 
Pater  nofter  celebra  ,  que  no 
fuefle  dividida  la  fociedad  de 
los  tres  Santos,  fin  mencionar 
hermandad. 

89  Acerca  del  tiempo  no 
hay  tampoco  teftimonio  en 
las  Adras,  ni  en  los  Breviarios: 
pero  á  vifta  del  orden  con 
que  Prudencio  mencionó  ef- 
tos  Santos  ,  poniéndolos  def- 
pues  de  San  Acifclo ,  y  de  San 
Zoyl ,  parece  que  fon  poftc- 
riores ,  y  los  últimos  de  la 
perfecucion  Gentílica.  Aña- 
defe ,  que  el  Prefidcntc  Euge- 
nio alegó  el  decreto  de  los 
Sacratifsimos  Emperadores :  y 
efta  cxprefsion  de  Emperado- 
res en  plural ,  favorece  á  los 
dos  últimos  perfeguidores  ge- 
nerales ,  Dioclcciano  ,  y  Ma- 
ximiano :  á  cuyo  tiempo  los 
dejaremos  reducidos  mientras 
no  fe  defeubra  texto  que 
pruebe  antelación. 

90  Sobre  el  dia  en  que 
ponen  fu  martyrio  los  Marti- 
rologios hay  también  varie- 
dad: pues  unos  los  mencionan 
en  el  28.  de  Setiembre  (4.KaI. 
Oct.)  otros  en  el  13.  de  Octu- 
bre (III.  Idus  Od.)  Los  Gero- 
ny míanos  infiften  en  el  13.de 
Octubre,  y  lo miimo Uíuar. 


do ,  y  Baronio.  Por  el  28.  de 
Setiembre  eftán  el  Romano 
pequeño  ,  con  quien  Adon,  y 
los  Breviarios  antiguos  de  To- 
ledo, Sevilla,  Abila ,  y  el  Mu- 
zárabe. Algunos  Martyrolo- 
gios  ponen  en  uno  y  en  otra 
dia  la  memoria ,  como  Wan- 
delbcrto,  S.  Notkero  ,  Galeíi- 
nio ,  y  algunos  Códices  atri- 
buidos á  Beda  ,»en  cuya  Obra 
genuina  vacan  los  dos  días. 
Yo  me  aplico  al  dia  28.  de 
Setiembre ,  porque  á  cite  le 
favorecen  mejores  textos  ,  es- 
pecialmente en  lo  que  toca  á 
Efpaña  ,  hallandofe  á  fu  favor 
el  Oficio  Muzárabe  ,  el  Tole- 
dano antiguo ,  el  Sevillano ,  y 
el  de  Abila  ,  con  el  Martyro- 
logio  de  Rofveido,  que  en  co- 
fas del  Occidente  no  debe 
pofponcrfe  á  los  Geronymia-. 
nos. 

INTENCION   DE  LAS 
Reliquias, 

91  Tuvieron  eftos  Santos 
en  Córdoba  un  Templo  muy 
antiguo,  que  perfeveró  def- 
pues  de  la  entrada  de  los  Mo- 
ros ,  y  aun  fue  la  Cathcdral 
de  aquel  tiempo  fegun  Mora- 
les. Veafe  lo  dicho  febre  eC- 
ta  Iglefia  en  fu  titulo.  San 
Eulogio  en  el  cap.9.  del  lib.2. 
afirma  que  fe  veneraban  en 

aquel 


Digitized  by  Google 


3  3°      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  9; 


aquel  Templo  las  cenizas ,  ó 
Reliquias  quemadas,  de  los 
Santos :  Apud  bafilicam  Sant- 
torum  trium  ,  qua  FauftusyJa- 
nuarius  ,  O*  Marti  al  i  s  Marty- 
rts  préfentialibus  corporum 
fuorum  favillis  quiefeunt.  En 
el  fin  del  Siglo  décimo  fe 
menciona  ella  Igleíia  en  los 
Anales  Compoftelanos  con  ti- 
tulo de  los  Tees  Santos  ,  di- 
ciendo que  fue  alli  entenado 
el  Conde  Garci  Fernandez: 
Duéius  ad  Cordobam,  &  fepuU 
tus  in  San&os  tres.  De  efta  ef- 
cribe  Morales  lib.  17.  cap.6. 
fer  la  dedicada  á  San  Pedro 
Apoftol  por  el  Santo  Rey  Don 
Fernando ,  quando  conquiftó 
la  Ciudad  ,  porque  haviendo 
logrado  el  triumpho  en  dia 
del  Santo  Apoftol ,  quifo  pri- 
vilegiar con  fu  titulo  aquella 
Iglefia  ,  ya  que  no  podía  ha- 
cerla Cathedral ,  por  corref- 
ponder  efte  honor  á  la  fábrica 
mayor ,  que  antes  era  Mez- 
quita ,  la  qual  fe  confagró 
con  nombre  de  la  Virgen. 

92  En  fuerza  de  cfto  fe 
aplica  á  la  Igleíia  de  los  Tres 
Martyrcs  todo  lo  que  defpues 
de  la  Conquifta  fe  dice  acon- 
tecido en  la  intitulada  de  San 
Pedro :  y  por  tanto  las  Reli- 
quias encontradas  en  efta  en 
ei  año  de  1575.  fueron  ocul- 
tadas en  la  de  los  Tres  Marty- 


res:  de  modo  que  el  fítio  fueP- 
fe  el  mifmo ,  íín  mas  diferen- 
cia que  la  de  los  titulos:  y  afst 
vemos  que  en  el  Marmol  don- 
de fe  ex preñaron  los  nombres 
de  las  Reliquias  colocadas  en 
aquella  Igleíia,  ocupan  el  pri- 
mer lugar  los  nombres  de  San 
Faufto,  Januario,  y  Marcial. 

93  La  invención  de  eftas 
Reliquias  fue  en  el  dia  2 1.  de 
Noviembre  del  año  1575.0)11 
motivo  de  una  fábrica,  en  que 
abriendo  zanjas  íe  defeubrió 
á  eftado  y  medio  de  hondo  un 
fcpulcro  de  cantería  menuda, 
donde  „  fe  incluían  muchos 
„  huelfos  con  nueve  cabezas 
„  cafi  enteras  j  muchas  partes 
„  de  otras  que  al  parecer  de 
„  los  Médicos  eran  de  otras 
„  nueve :  y  huefíbs  de  otros 
„  diez  y  ocho  cuerpos ,  que 
„  fegun  eran  entre  si  diferen-! 
„  tes,  no  podian  fer  de  menos 
„  numero 5  y  algunos  quema- 
dos, fegun  eferibe  Roa,lo  que 
alude  a  los  Martyres  de  que 
hablamos.  Faltaba  en  el  fe- 
pulcro  una  piedra,  que  def- 
pues fe  encontró  en  medida 
forzofa  del  hueco  del  fepul- 
cro  ,  y  es  un  Marmol  de  tres 
quartas  de  largo ,  y  una  tercia 
de  ancho ,  en  el  qual  fe  gravo 
lo  ílguicnte: 

Se, 


Digitized  by  Google 


(De  los  Santos  de  Córdoba.  S.Faufto.  331 


i : 

¡ 


XPI I  HYí?l 
FAV3TIIA 
NVABIET 

AÍARTIA- 

f////HZCT¿  P 
l/£TA<ZSCLg 

//N////Í 


Según  lo  qttal  fe  confervaron 
alli  Reliquias  de  San  Faufto, 
Januario  ,  y  Marcial ,  con  las 
de  San  Zoyl,y  Acifclo,  cuyos 
nombres  fe  leen  con  expref- 
fion  ,  declarados  en  el  Mar- 
mol ,  como  los  mas  principa- 
les. Las  demás  letras  íc  orde- 
narian  á  la  mención  de  otros 
en  general  j  por  quanto  el 


numero  de  hucflbs  convence 
que  havia  mas. 

94  Morales  ,  y  dcfpues 
otros,  juzgaron  que  en  los 
últimos  renglones  fe  incluía 
la  EfU.  r.  S.  N.  eílo  es,  mil- 
lefíma,  fexagcfima  ,  6  feptua- 
gefima,nona;  año  de  103 1. 
o  el  de  1041.  en  que  fe  ocul- 
taron alli  las  Santas  Reliquias. 
Pero  es  mucho  mejor  el  dic- 
tamen de  Bravo ,  que  dice 
deberfe  aplicar  aquellas  le- 
tras á  nombres  de  los  Santos 
cuyos  fon  los  hucíTbs ,  y  no 
al  año.  La  razón  fe  toma  de 
lo  expueílo  íbbrc  la  Trasla- 
ción de  San  Zoyl:  pues  quan- 
do  el  Caballero  Fernán  Gó- 
mez pidió  al  Rey  aquel  Santo 
cuerpo,  fe  hallaba  conocido 
en  íu  Iglefía,  y  de  ningún 
modo  podia  haverfe  hecho 
por  entonces  el  fepulcro  en 
que  los  Chriftianos  tiraron  a 
ocultar,  y  confervar  las  Reli- 
quias ,  como  fe  prueba  por  el 
efc&o  de  que  ni  pudiera  dif- 
tinguirfe  el  cuerpo  de  S.Zoyl, 
íi  eíluviera  ya  mezclado  con 
los  otros  ,  ni  huvieran  dejado 
franco  aquel  cuerpo ,  quando 
ocultaron  los  de  tantos.  Es 
pues  precifo  decir,  que  quan- 
do fe  trasladó  el  cuerpo  de 
San  Zoyl  no  le  havian  efeon- 
dido  todavía  las  Reliquias  que 
fe  hallaron  juntas  en  el  fepul- 
cro 


Digitized  by  Google 


3  3  z      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  9 .: 


ero  de  que  trata  la  Infcrir*- 
cion  referida.  Y  como  la 
Traslación  de  San  Zoyl  fe  hi- 
zo defpues  del  año  1041.  (co- 
mo fe  probó)  no  puede  en- 
te nderfe  el  Marmol  de  modo 
que  por  las  ultimas  letras  fe 
fignifique  la  Era  1079.  en  que 
fe  ocultaíTen  las  Reliquias;  fi- 
no otra  cofa  diverfa  ,  que  no 
deja  lugar  á  declararfe  ,  por 
lo  mal  confervado  de  las  le- 
tras. 

9  j  Añadefe ,  que  en  el 
año  de  1041.  no  confia  per- 
fecucion  contra  los  Chriftia- 
nos,  eftando  entonces  los  Mo- 
ros ocupados  entre  si  en  las 
guerras  civiles  de  quien  ha- 
via  de  prevalecer ,  como  fe  vé 
por  la  Hiíloria  de  los  Arabes 
del  Arzobifpo  Don  Rodrigo: 
y  en  eftas  guerras  fe  vahan 
los  Moros  de  Soldados  Chrif- 
tianos,  como  mueftra  el  íucef- 
fo  del  hijo  del  Conde  de  Car- 
rion,  que  vino  á  fervir  al  Rey 
de  Córdoba :  en  cuya  coyun- 
tura no  era  buena  politica 
perfeguir  á  los  Santos  ,  ni  á 
los  Chriftianos ,  á  quienes  ne- 
cefsitaban. 

96  £1  tiempo  mas  opor- 
tu  no  para  la  ocultación  de  las 
Reliquias  en  Córdoba  es  el 
de  la  ultima  perfecucion  de 
los  Saracenos  ,  que  en  el  año 

11 24.  tiraron  á  extinguir 


del  todo  la  Chriftiandad  de 
Córdoba,  trafportando  á  Afri- 
ca á  los  que  no  desfallecieron 
antes  ,  como  fe  dijo  en  el 
cap.6.num.3i.  Viendo  enton- 
ces los  Chriftianos  el  fin  que 
amenazaba  á  lo  fagrado ,  pro-, 
curarían  ocultar  las  Reliquias* 
y  el  hecho  de  fepultarlas  en 
Córdoba  tan  de  acuerdo  co-> 
mo  indica  el  fepulcro  fubter-í 
raneo  de  que  vamos  hablan- 
do ,  no  permite  recurramos  a. 
otro  tiempo  mas  que  al  ex- 
presado :  fegun  el  qual  reful- 
ta  que  eftuvicron  ocultas  por 
efpacio  de  quatro  Siglos  y 
medio,  fin  que  perfeverafle 
mas  noticia  que  la  de  venir  de 
unos  á  otros  la  voz  de  que  en 
aquella  Iglefia  de  los  tres 
Martyres,  y  de  San  Pedro, 
havian  ocultado  los  Chriftia- 
nos las  Reliquias ,  y  que  efta- 
ban  por  la  parte  de  la  nave  en 
que  defpues  fe  hallaron  ,  fe- 
gun eferiben  largamente 
Roa ,  y  Morales >  aquel  fobre 
el  dia  21.  de  Noviembre  en 
fu  Santoral  de  Córdoba  >  y 
efte  en  el  lib.17.  defde  el  cap. 
4.  en  adelante ,  donde  puede 
acudir  quien  defee  faber  las 
cofas  por  menudo.  Veafe  tam- 
bién Pedro  Diaz  de  Ribas  en 
el  Tratado  que  imprimió  fo- 
bre San  Raphacl ,  á  cuyo'firt 
pufo  unas  Revelaciones  acer- 
ca 


Digitized 


\De  los  Sanios  de  Córdoba.  S.Riuíló.      3  3  j1 


ta  de  eftas  Reliquias. 
•  py  La  reíulta  fue ,  que  el 
Obifpo  Don  Fr.  Bernardo  de 
Frefneda,  del  Orden  de  $an 
Francifco  ,  hecha  legitima  in- 
formación declaró  que  eran 
Reliquias  de  Santos ,  y  que  fe 
tuvíeflfen  en  cuftodia,  remi- 
ticndofe  á  la  Santa  Sede  en 
orden  á  íu  culto.  El  Papa 
Gregorio  XIU.  aprobó  lo  he- 
cho ,  mandando  fe  expuíief- 
fen  al  público  los  Santos 
hueflos  en  Arca  puefta  en  al- 
to, y  concediendo  indulgen- 
cia píen  aria  á  los  que  digna- 
mente vifitaíTcn  el  fepulcro 
en  el  dia  de  fu  invención  5  re- 
mi  tiendofe  para  otras  cofas 
á  Concilio  Provincial :  y  de 
hecho  teniendofe  uno  en  To- 
ledo (aunque  para  otro  fin)  en 
el  año  de  1582.  íe  confirmó 
el  culto  de  las  Santas  Reli- 
quias. 

98  Por  la  Infcripcion  ale- 
gada confia  bien  claramente, 
que  allí  hay  Reliquias  de  San 
Faufto ,  Januario  ,  y  Marcial. 
Lo  mifmo  debe  decirfe  de  San 
Zoyl ,  y  San  Acifclo  ,  fin  que 
fea  necefíario  luponer  allí  el 
cuerpo  de  efte  ultimo ,  al  mo- 
do que  de  San  Zoyl  folodebe 
reconocer  fe  Reliquia.  Por 
parte  de  San  Acifclo  eferibió, 
contra  Roa ,  Ribas  en  la  Vida 
de  San  Alvaro  de  Córdoba 


defde  el  fol.243.  defendiendo 
que  en  la  Iglefia  de  San  Pedro 
folo  puede  haver  parte  ,y  no 
todo  el  cuerpo  de  San  Acif- 
clo :  lo  que  es  mas  cierto  que 
el  decir  fe  halla  en  el  Con-í 
vento  de  los  Martyres  ,  con- 
tra loque  milita  lo  referido 
en  la  Vida  del  Santoj  y  lo  que 
de  aqui  íe  infiere ,  en  virtud 
del  fepulcro  donde  losChrif-, 
tianos  ocultaron  las  Reliquias 
principales  ,  de  que  no  pucr 
den  exceptuarfe  las  de  Sao 
Acifclo :  y  configuientcmen- 
te  no  puede  perfuadirfe  ,  que 
dejafTen  fuera  de  aquel  lugar 
el  cuerpo  de  efte  gloriofo 
Santo ,  íi  entonces  fe  confer- 
vára  en  Córdoba  :  pues  ocul-- 
taron  la  Reliquia  que  tenian: 
y  quien  tira  á  refguardar  una 
parte,  no  haviade  dejar  en 
franco  lo  principal.  Por  tan- 
to fe  hace  mas  verofímil,  que 
ya  no  havia  quedado  en  Cór- 
doba fino  lo  que  ocultaron 
los  Chriftianos  en  la  Iglefía  de 
los  Tres  Martyres  ,  mientras 
no  fe  pruebe  la  excepción  coa 
razones  urgentes. 

DE  SAN  LUPO, 
y  Aurelia. 

99  Aunque  Prudencio  no 
nos  propone  en  Córdoba  mas 
que  los  Santos  ya  expreíTados, 

no 


Digitized  by  Google 


334  m Pa"a  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap. 9 . 

no  por  cflb  debemos  afirmar,  bre  el  14.  deO&ubre  ,  junta 
que  no  tuvieífe  otros :  pues  con  ellos  Santos  á  San  Satur- 
para  quien  no  tomó  por  af-  niño:  In  Corduba,  n  átale  Sanc- 
íuntoel  referir  todos  los  Mar-  torum  Satumini ,  Lupi>  &  Au- 
tyres  de  aquella  ,  ni  de  otra  reliá.  £1  Grcvenfedel  Au&a- 
Ciudad,  le  baftó  mencionar  rio  penúltimo  dice  afsi:  C/v/~ 
algunos  de  los  mas  fobrefa-  tateCorduba  ,  Sanélorum  Lupi 
lientes :  y  afsi  por  el  filencio  O*  AurtlU.  Satumini  &  Lupi 
de  aquel  Autor  ,  no  debemos  Martyrum.  El  Corbcicnfe  Ge- 
excluir  lo  que  fe  pueda  pro*  ronymiano :  Córdoba  Civitatt 
bar  por  otros  documentos.  Lupi ,  AurtlU  ,  Maxinti.  De 

100  En  los  Martyrologios  modo  que  no  folo  nos  halla- 
antiguos  Geronymianos  lee-  mos  con  la  variedad  del  dia, 
mos  como  Santos  de  Córdoba  13 .  ó  14.  y  del  nombre  Aurc- 
a  San  Lupo ,  y  Aurelia,  fegun  lio,  ó  Aurelia ,  fino  del  nume- 
verás  en  los  Corbeienfcs  cita-  10,  de  dos,  de  tres ,  y  de  qua- 
dos  en  el  num.76.  con  la  di-  tro.  Pero  me  inclino  á  que 
ferencla ,  que  uno  los  pone  ninguno  es  de  Córdoba:  pues 
en  el  1  y  de  Oftubrc  ,  y  otro  en  algunos  Martyrologios 
en  el  día  íiguiente ;  en  el  qual  Geronymianos  vemos  á  San 
los  expreíu  también  el  Lu-  Lupo,  y  Saturnino  contraidos 
cenfe  de  Florentinio:  II.  Idus  á  Capadocia  con  varios  com- 
OSl.  Córdoba  Civitate  S.  Lupi9  pañeros  :  en  otros  fe  atribu- 
Aurelij ,  aunque  debe  leerfe  yen  á  Córdoba  ,  añadiendo  á 
Aurel'u,  fegun  los  dcmás:pues  San  Máximo^  de  quien  los  de- 
fe  expreflan  también  en  a Igii-  mas  no  hacen  mención  en 
nos  MSS.  del  Martyrologio  de  Córdoba :  y  por  tanto  inferi- 
Beda  ,  de  Adon  ,  y  en  los  de  mos  fer  in  trufo  allí  en  la  apli- 
Rhabano,  y  San  Notkcro  :  fin  cacion  á  efta  Ciudad  ,  como 
que  tengamos  mas  noticia  que  también  San  Saturnino  :  pues 
las  memorias  de  íemejantes  fue  Martyr  de  Capadocia, 
documentos  ;  pues  Córdoba  compañero  de  San  Lupo.  Al 
no  ha  introducido  rales  San-  modo  pues  que  en  San  Fauf- 
tos  en  fus  Rezos  antiguos  ,  ni  to,  Januario,  y  Marcial,  huvo 
modernos.  .  tanta  inverfion  en  aquellos 

101  Ei  Üfuardo  Bruxelcn-  documentos,  mezclar.dofe 
íc  publicad  >  p;>r  Solcrio  en  otros  nombres ,  y  alterándole 
los  Auchrios  de  Ufaardo  fu-  el  ütio  5  atsi  también  es  muy 

de 


Digitized 


£)f  los  Santos  de  Córdoba.  S.Sandalio.  335 


«de  recelar,  que  fe  mczclafle 
aquí  otra  tal  permutación,  de 
aplicar  á  Córdoba  lo  que  per- 
tenecía á  Capadocia ,  pues  fe 
junta  la  notable  circunda  ncia 
de  que  no  hay  dia  en  medio 
entre  el  de  aquellos  ,  y  el  de 
cftos  :  y  aun  elCorbeienfe  de 
$olcrio  coloca  á  San  Lupo,  y 
Aurelia  en  el  dia  en  que  los 
demás  ponen  en  Córdoba  á 
San  Faufto  (  ///.  Id.  08.  dia 
13.)  fin  expreílar  á  San  Fauf- 
to y  Januario,  y  Marcial.  Pues 
que  mucho  que  en  tanta  va- 
riedad ,  romafe  alguno  el  lu- 
gar de  San  Faufto ,  poniéndo- 
le en  San  Lupo?  El  defbrden, 
la  immediacion ,  y  el  no  ha- 
llar conocidos  en  Córdoba, 
ni  en  otro  documento  de  Ef- 
paña  ,  tales  Santos  5  obliga  á 
recelarlo  afsi;  ó  á  lo  menos 
ya  que  Córdoba  no  los  ha  re- 
conocido por  Tuyos,  tampo- 
co citamos  obligados  á  adop- 
tarlos ,  mientras  no  fe  de  (cu- 
bran mejores  fundamentos, 
pues  ios  citados  no  tienen  en 
efta  parte  bailante  autoridad. 

*  DE  SAN  S  AND  ALIO 
Martyr. 

T02  Muv  de  otto  modo 
fucede  en  cftc  Santo  :  pues  í] 
aquello**  Ic 'hallan  menciona- 
dos en  Martyrologios  anti- 


guos ,  y  no  en  Córdoba ;  efte 
Te  lee  en  el  Breviario  antiguo 
Cordubenfe ,  y  no  en  Marty- 
rologios, nafta  que  Baronio 
le  introdujo  en  el  fuyo,  dia  3. 
de  Setiembre  ,  previniendo 
que  le  tomaba  del  Flos  Sane- 
torum  de  Efpana.  En  el  que 
yo  tengo  del  1566.  no  hay 
tal  Santo,  como  ni  en  Padilla» 
ni  en  Trugillo  ,  ni  en  Vega* 
Ocaña,  y  Santoro,  pues  íegun 
confíeíía  Córdoba  en  fu  Ofi- 
cio ,  no  hay  noticia  de  las 
cofas  particulares  de  efte  San- 
to :  y  afsi  parece  que  toda  la 
memoria  fe  reduce  al  Brevia- 
rio antiguo  de  Córdoba ,  en 
que  fe  natía  fu  nombre  :  y¡ 
cfto  puede  rccelaríe  íi  pro- 
viene de  alguna  efpecie  no 
bien  autorizada ,  á  vifta  de 
los  cgemplaxes  ííguientes. 

103  En  el  dia  15.de  Abril 
hallamos  haver  celebrado 
Córdoba  a  los  Santos  Olim- 
pias >  u  Olimpiades ,  y  Máxi- 
mo ;  como  también  en  el  23. 
del  mifmo  mes  áSan  Parme- 
nio ,  Hclyma ,  y  Chryíotcio. 
Pero  eftos  de  ningún  modo 
pueden  decirfe  nueftros,conf- 
tando  ya  que  fon  Martyres  de 
Ja  Períia  ,  en  la  Ciudad  de 
Cardula  ,  donde  los  ponen 
cxprcíTamente  algunos  Mar- 
tytologios  :  y  aunque  aquella 
Ciudad  fe  eferibe  Córdoba  en 

las. 


Digitized  by  Google 


3  3*        E/paña  Sagrada .  Trat.  3  3 .  Cap.  $  : 

las  Adas  de  San  Lorenzo  fe-  lio :  pues  no  folo  le  etclüyérí 
.  gun  algunos  cgemplares ;  con  bien  los  Padres  Antuerpienfes 
todo  eflb  declara  el  mifmo  entre  los  prctermiflbs  de 
Contexto  no  fer  la  de  Efpaña,  aquel  día  ,  lino  que  Roa  le 
pues  la  propone  entre  aque-  reconoce  puefto  en  el  Mari 
lias  donde  llegó  Dedo  en  fu  tyrologio  de  Baronio  entre 
yíage  á  la  Perlia :  y  en  efc&o  los  Compañeros  de  S.  Vi&o^ 
fio  reza  ya  Córdoba  de  cftos  Mafsiiienfe. 
Mat tyrcs.  Al  modo  pues ,  que  en  el 
■  104  En  el  13.  de  Julio  fe  Breviario  antiguo  de  Córdoba 
celebró  también  en  ¿ordoba  fe  pufieron  con  buena  re  San- 
á  San  Habundio  ,  Marcos  ,  y  tos  oue  luego  ha  conocido  no 
Compañeros ,  de  quienes  no  fer  íuyos ;  afsi  también  pudo 
hallamos  noticia  ,  ni  fe  inclu-  haverfe  introducido  San  San- 
yen  ya  entre  los  Oficios  de  dalío  por  alguna  aluíion  íe- 
¡Cordoba.  mejante  á  la  que  movió  á  re- 
loj Omito  kSan  Felicia-  zzz  de  los  que  ya  no  incluí 
no  colocado  por  Galeílnio  en  ye  en  fus  Oficios, 
gordoba  fobrccl2i.  deju- 

CAPITULO  X. 
©H  LA  <PE<R§ECUCIOK  SA^ACEKICA. 

- 

* 

§.   I.  mas  ya  propueftas ;  rué  nue* 

vamente  acrifolada  con  otra 

'AFLTC  C  10  N  DE  LOS  ño  menor  perfecucion  de  los 

Muzárabes  por  los  Infieles,  Mahometanos.  Efta  fue  pro- 

y  por  los  malos  Cbrif-  movida  por  la  aftuta  ferpien- 

tianos.  te  con  mil  artes :  pues  no  baf- 

  N  tando  las  que  fugeria  a  los 

1  T"^  Ernas  de  la  perfecu-  enemigos  dclalglefia,  quifo 
L/  cion  gentílica  del  armar  á  unos  Fieles  contra 
tiempo  de  los.  Romanos  ,  en  otros  ,  á  los  Chriílianos  ma- 
que la  Santa  Iglcfia  de  Cor-  los  contra  los  buenos,  a  los 
doba  fe  coronó  con  las  pal-  del  Siglo  contra  los  Eclcfiafti- 

cos, 


Digitized  by  Google 


(De  la  perfecttcion  Saracenica.  337 

eos,  á  un  Altar  contra  otro  dij crimen  ,i r¡b.  i. num.  1 2.  Opri- 

AJrar ,  á  un  Sacerdote  contra  men  (añade  el  Santo)  los  cue- 

otro  Sacerdote :  y  fobre  todo,  líos  de  los  Fieles  ,  con  un  yu- 

a  los  Sacerdotes ,  y  Obirpos  go  gravifsimo :  pretenden  cx- 

contra  los  Martyres.  De  cada  terminar  de  fu  Reyno  el  nom- 

cofa  apuntaremos  algo,  en  bre  de  los  Chr  i  (lia  nos:  tai  vez 

prueba  de  la  conírancia,  y  fi  nos  permiten  el  ufo  de  Re- 

íumo  mérito  de  la  Iglcíia ,  y  ligion ,  es  á  medida  de  fu  guf- 

Chriftiandad  de  Córdoba.  to :  unas  veces  nos  oprimen 

2  Primeramente  en  lo  con  tan  dura  fervidumbre, 
que  mira  á  la  contradicción  que  como  en  tiempo  de  Pha- 
por  los  que  vivían  fuera  de  la  raon  hacen  fea  fiftidiofa  la 
Iglcfia,debe  tomarfe  en  cuen-  vida  :  otras  veces  Tacan  á 
ta  la  dura  fervidumbre ,  y  los  fuerza  un  tributo  intolerable: 
crueles  tributos  con  que  ex-  ya  forman  público  decreto 
tenuaban ,  y  confumian  á  los  contra  los  cuellos  de  los  aíU- 
Chriftianos  ,  fin  mas  titulo  gidos :  ya  nos  quitan  los  bie- 
que  el  de  fer  Chriftianos ,  y  nes ,  y  las  haciendas :  ya  real- 
eo tanto  grado  de  inhumani-  zan  con  crueldad  los  deti  i- 
dad ,  <juc  como  teítifica  San  mentos :  y  en  fin  entre  tanto 
Eulogio,  era  menos  dolorofa  genero  de  oprefsioncs ;  enrre 
Ja  muerte ,  en  que  de  un  gol-  tan  diverfos  modos  de  molef- 
pc  fe  pufieíTe  fin  á  tales  cala-  tias  ,  creen  que  con  nueftros 
midades,  que  una  vida  pro-  perjuicios  obfequian  á  fu 
longada ,  fin  poder  refpirar:  Dios.  *  # 
Adeó  ut  expedibilius  nobis  Jit  3  Los  calabozos  (profi- 
compendium  mortis  ,  quam  gue  el  mifmo  Santo)  cftan 
egentifsim*  vita   labor iofum  llenos  de  catervas  de  Cleri^ 

Tom.X.  Y  gos: 

• 

*  Qg'  gwifiimú  jugo  colla  premenlet  fidcltum,  omne  a  regni  fui  /¡>iibtttt 
ficuti  cerntth  ,  genus  excludere  moiiuntur  Cbrijlicolum  ,  nunc  pro  fuo  libito 
tantummodo  exercere  nos  finentet  Cbr'tfliantfmmn  :  nunc  dirá  ftrvhutc  f retere 
facientes  rttm  Pbaracnico  fudorem  nofirum  :  nunc  intolcrabilitcr  a  nobis  vc£l¡- 
galem  extorquentes  cbirograpbum  :  nunc  pubiieum  imponente!  tniferorum  cer- 
vicibus  cenfum  :  nunc  rtbut  nos  abdicantes  ,  crudeliter  detrimentis  atterunt 
rerum,  Et  ¡ta  vario  opprefsionis genere  ortbodoxorum  fatigantes  conventutn.di- 
vrrfoque  perfecutionis  incurfu  gregem  affligentes  dominicum  ,  pratum  fe  Veo  fu* 
ntflrit  jacluris  credunt  prjtfiare  obfequium.    Docun.  Maru  §.  Undc, 


Digitized  by  Google 


3  3  8        E/paña  Sagrada.  Trat  3  3 .  Cap. 10. 


gos :  las  Igleíias  privadas  del 
oficio  de  tus  Prelados  ,  y  Sa- 
cerdotes :  ios  Tabernáculos 
Divinos  pueftos  en  una  hor- 
renda foledad  :  las  arañas  ef- 
tienden  fus  telas  por  el  Tem- 
plo :  el  ayrc  calma  en  un  to- 
tal filcncio :  no  fe  entonan  en 
público  los  Cánticos  Divinos: 
no  refuena  en  el  Coro  la  voz 
del  Pfalmifta ,  ni  en  el  Pulpito 
la  del  Le&or :  el  Levita  no 
evangeliza  en  el  pueblo  ;  el 
Sacerdote  no  echa  incienfo 
en  los  Altares  5  porque  heri- 
do el  Paftor  ,  fe  defparramó 
el  rábano :  efparcidas  las  pie- 
dras del  Santuario  ,  falto  la 
harmonía  en  los  Miniftros, 
en  los  minifterios ,  en  el  fan- 
to  lugar :  y  en  tanta  confuíion 
íbío  refuenan  los  Pfalmosen 
lo  profundo  de  los  calabo- 
#  zos.# 

4  Afsi  lloraba  el  bendi- 
tísimo Eulogio  la  funefta  tra- 
gedia de  fus  días  :  y  aun  fien- 
do  afsi  ,  no  faltaban  malos 
Chriftianos ,  que  digeflen  no 
era  tiempo  de  perlecucion: 


como  íi  no  lo  fueíTe ,  el  dolo* 
rofo  eftado  en  que  por  la  Fe 
eran  arruinadas  las  Igleíias, 
defpreciados  los  Sacerdotes, 
y  oprimidos  con  tantas  veja-» 
ciones  los  pueblos  ,  como 
propone  el  Santo  lib.i.  n.12. 
donde  fin  ínfiítir  en  lo  que 
provenia  del  Palacio  ,  declara 
lo  que  los  Fieles  padecían  por 
el  pueblo  de  los  Mahometa* 
nos:  llamándolos  fatuos,  y 
locos ,  fiempre  que  los  cui- 
dados de  las  cafas  los  preci- 
faban  á  falir  á  lo  publico.  En* 
tonces  no  folo  los  adultos, 
fino  la  chufma  de  los  mucha- 
chos ,  los  llenaba  de  opro- 
bios, mofas,  y  contumelias, 
propaíTandofe  á  tirarles  pie- 
dras, y  otras  cofas  i mmu ria- 
das, (fiando  los  Chriftianos 
llevaban  los  cuerpos  difuntos 
á  la  Iglefia ,  exclamaban  los 
Infieles ,  que  no  tuviefle  Dios 
mifericordia  de  ellos.  Cada 
toque  de  campana  era  def- 
pertador  de  nuevas  irriíiones 
contra  los  que  acudían  á  la 
Iglefia,  faliendo  entonces  á 

mo-. 


*  Repleta  funt  ptnetraWa  earceris  Clericomm  catervis :  viduata  tft  Eccle- 
fta  facro  Prafulum  W  Sacerdotum  o/ficto.  Horrent  divina  tabemacula  fquaVt- 
dam  folitudtnem  :  arañen  texit  templum :  tenent  cunda  fiientium.  Confufi 
funt  Sacerdotes  Miniflri  Altar  i  s ,  quia  difperfi  funt  lapides  Saneluarij  in  ca- 
pite  omnium  platearum  ,  (S"  definent'tbus  in  Conventu  bymnis  canticnum  cxlef- 
tium  ,  refonant  abdita  earceris  munnure  f añil  o  pfalmorum.  Non  promit  cantor 
trr.  como  arriba  cap.7«num«6. 


Digitized  by  Google 


©e  h  per/canción  Saracenica.  339 

mofarfe ,  hacer  geftos ,  yex*  tros  del  férvido  Real ,  fin  re- 
aíperarálos  Omitíanos,  no  parar  en  la  injuílicia,  ni  en 
lodos  igualmente ,  fino  (como  que  no  es  fervir  al  Throno  el 
tcftifica  Alvaro  en  el  Indiculo)  extenuar,  y  confumir  á  los 
inventando  cada  uno  mil  mo-  mifmos  que  le  han  de  manté- 
elos de  contumeliasjludibrios,  ner. 
:  y  dcfprecios.  *  O  que  tiem-  6  En  efta  linea  de  maldad 
po!  Qiie  anguília!  Que  pre-  fobrefalió  el  malObífpoH0/. 
ciofa  era  entonces  la  Fe,quan-  tegefis ,  que  vifitando  las  Igle- 
do  fe  mantenía  á  tanta  cofta!  fias  ,  y  haciendo  Matricula. 
Que  viva  ,  quando  no  fe  apa-  de  los  nombres  de  los  Fieles 
gaba  en  tal  tormenta!  Pero  adultos ,  y  pcqueños,fe  apro-. 
como  la  Fe  fe  aflemeja  mas  á  vechó  de  ella ,  no  para  orar 
la  afcua ,  que  á  la  llama  j  ar-  por  todos ,  ó  focorrer  á  cada; 
dia  mas,mientras  mas  la  com-  uno  fegun  fu  necefsidad,  fino 
batían  los  vientos  de  la  tribu-  para  delatarlos  al  Tyrano,ha- 
lacion.  ciendofe  ,  (como  otro  Simón 
5  Por  parte  de  los  mifmos  de  los  Macabcos)  delator  del 
que  tenían  el  nombre  de  Santuario  (lib.2.c.$.  Maebab.) 
Chriftianos  huvo  también  y  paíTando  defde  Malaga  á 
lances  en  que  fe  aumentó  la  Córdoba ,  para  que  la  Corte 
perfecucion  de  los  Fieles}  agravaíTe  los  Tributos ,  fegun 
pues  queriendo  congraciarfe  refiere  como  cofa  notoria  el 
con  los  Miniftros  del  Palacio  Abad  Samfon  en  el  Proemio 
algunos  de  los  nueftros,  agrá-  de  fu  lib.2.n.2. 
vaban  el  yugo  de  los  afligí-  7  Otro  egecutor  de  la 
dos  ,  cargándoles  mas  pefo  maldad  fue  el  Conde  de  los 
del  que  podían  llevar  ,  por  Chriftianos  Servando,  que  en- 
medio  de  nuevas  contribucio-  lazado  con  Hoftegcfis,  y  otros 
nes  ,  ó  aumento  de  los  tribu-  femejantes,  hizo  tributarias  á 
tos  regulares,con  que  fe  que-  las  Iglefias ,  y  Altares ,  pro- 
rian  oftentar  buenos  Minif-  paífandofe  aponer  en  venta 

Y  2  el 

*    Sed  cum  Bafillc*  fignum  . . .  audiunt ,  derifioni  íT  contemptui  inbtan- 
tes  ,  moventes  c  api  ta  ,  infanda  iterando  congeminant ,  &  omnem  fexum  ,  «ni- 
verfamque  éttatem  ,  totiufque  Cbrifti  Domini  gregem  ,  non  uniformi  fubfanio^ 
fed  milleno  contumeliarum  infamio  ,  maledice  impetunt  &  deridunt.  Indicul. 
luiain.  Tom.Xl.  pag.i3o. 


Digitized  by  Google 


3  4o  Ef paría  Sagrada.Trat.}  3 .  Cap.  10. 


el  Sacerdocio  ,  y  enriquecer 
el  Erario  de  los  Mahometa- 
nos con  las  Sagradas  Obla- 
ciones del  Templo  :  de  modo 
que  no  folo  eran  reos  de  fa- 
crilcgio ,  fino  de  la  barbara 
inhumanidad  de  quitar  el 
agua  á  los  fedientos  para 
echarla  en  el  mar.  Veaíe  el 
mifmo  Samfon  allí  num. 
Otro  fue  el  Exceptor,  citado 
en  el  cap.y.num.jj. 

8  Todo  cfto  provenia  por 
los  Infieles  ,  ó  por  los  malos 
Chriftianos.    Pero  como  un 
deforden  fuele  llamar  á  otro, 
fe  añadió  en  ios  afligidos 
Chriftianos  otra  nueva  aflic- 
ción por  parte  de  los  mifmos 
que  íej>rcciaban  del  nombre 
del  Señor.  Efta  no  fe  reducía 
a  las  haciendas ,  fino  á  los  in- 
terefles  de  la  Fé ,  pues  los  lle- 
gó á  poner  en  un  eflrecho  de 
no  poder  confeííarla  ante  el 
Tyrano ,  prohibiéndolo  ex- 
preífamente  algunos  Eclefiaf- 
ticos  como  malo  ,  y  facando 
por  fuerza  el  juramento  ante 
la  Cruz  y  los  Santos  Evange- 
lios, deque  no  fe  prefenra- 
rian  al  martyrio ,  íegun  refie- 
re el  Autor  del  Indiculo  lu- 
minofo  num.i5.pag.24i.{2?/¿/ 
cbtendendum  eft  de  Mis  qttos 
EcdcJi&Jlice  interdixinntSy  &  d 
qitibus  ne  aliquando  ad  marty- 
rij  furger¿nt  palmarn  juramen- 


tum  extorfimusl  quibus  erra- 
res gentilium  infringere  vetui**, 
mus  y  O*  maledi&um  ng  male- 
diñionibus  impeterent ,  Evan- 
gelio &  Cruce  eduBa  vi  jura- 
re improbiter  fecitnus  &c.  Ent 
el  num.31.  menciona  también 
con  dolor  que  algunos  Padres 
havian  llegado  á  anatemati- 
zar á  los  que  havian  muerto; 
por  la  Fe.  Tom.XLpag.i6j. 

Acerca  dceftohuvo  dos 
motivos  principales :  uno  de 
los  que  decían  no  deber  re- 
putarfe  por  Marty  res  los  que 
voluntariamente  fe  prefentaf- 
fen  al  martyrio.  Otro  provi- 
no de  un  decreto  que  los  Me- 
tropolitanos ,  y  Obifpos  con- 
gregados por  orden  del  Rey; 
Abderraman  II.  firmaron, 
fignificando  artífkiofamente 
que  no  era  licito  prefentarle 
ante  el  Tyrano  á  confefíar  la 
Fé. 

De  ambas  cdTas  es  precito 
tratar ,  por  fer  proprias  de  la 
linea  ¿grada. 

§.  II. 

Sí  ER  AN  VERDADEROS 
Martyres  los  que  en  Córdoba 
fe  prefentaren  voluntaria-, 
mente  A  l.x  muerte 
por  la  Ftf  'i 

9   Lle^ó  á  tanto  la  perfe- 

cu- 


Digitized 


tDela  perfecucionSaracenica. 


cücion  contra  los  <juc  fe  pre- 
ferí taban  al  martyno  ,  que  no 
folo  no  querían  reconocerlos 
por  Martyres  ,  fino  que  aun 
defpues  de  dar  fus  vidas  por 
la  verdad  ,  los  perfeguian  con 
dicterios  y  blasphcmias ,  re- 
novando ,  ó  prolongando  en 
algún  modo  fu  pafsion ,  aun 
quando  no  eran  capaces  de 
padecer, 

10  Eira  perfecucion  em- 
pezó por  los  Infieles  ,  pero 
fue  también  adoptada  por  al- 
gunos de  los  Chriílianos.  El 
primer  argumento  fue  inven- 
tado por  los  Mahometanos, 
diciendo  que  G  era  verdadera 
ia  ley  por  la  qual  fe  fugeta- 
ban  al  fuplicio,  y  íi  era  faifa  la 
de  los  Mores  >  cómo  no  ha- 
cia Dios  algún  milagro  con 
que  fe  aterraífen  los  perfegui- 
dores  ,  y  brillaífe  la  Fe  en 
quien  la  confeflaba? 

íi  £1  fegundo  argumento 
provino  por  parte  no  folo  de 
los  Chriftianos  ,  Gno  de  algu- 
nos Sacerdotes  ,  que  no  que- 
rían admitir  por  Santos  á  los 
Martyres  de  aquel  tiempo, 
alegando  que  no  eran  preci- 
fados  por  los  Jueces  á  negar 
la  Fe ,  y  que  folo  por  fu  pro- 
prio  gufto  fe  prefentaban  a  la 
muerte  j  lo  que  calificaban  de 
fobervia  ;  y  querían  autori- 
zarlo con  el  texto  en  que.  fe 

Tom.X. 


nos  intima  ,  que  amemos  á 
nueílros  enemigos  :  y  con  el 
egemplo  del  Redentor  ,  que 
Gendo  maldecido  no  malde- 
cía. 

12  Añadían ,  que  no  eran 
bufeados  para  la  confefsion 
con  violencia ,  fino  que  ellos 
voluntariamente  iban  á  mo- 
leftar  á  quien  no  los  moleíU- 
\?A  >  pues  el  Rey  liberalmen- 
te  ios  permitía  vivir  en  el  Ri- 
to Chrütíano.  Finalmente  ale-; 
gabán  contra  la  Cantidad  de 
aquellos  Martyres  ,  que  fus 
cuerpos  no  perfeveraban  in- 
corruptos ,  y  que  no  eran 
prolongados  los  martyrios. 

13  Afsi  difeurrian  muchos 
de  los  Muzárabes ,  fcglares,  y 
EcleGa  (lieos  :  y  como  ha  vía 
otros  de  contrario  fentir ,  fe 
Jes  aumentó  fobre  la  pena  co- 
mún del  cautiverio  la  parti- 
cular de  la  mutua  contradic- 
ción. Saulo,  Obifpo  de  Cór- 
doba ,  foíluvo  el  partido  de 
los  Martyres.  El  Exceptor 
mencionado  por  San  Eulogio, 
fue  uno  de  los  mayores  im- 
pugnadores. San  Eulogio  facó 
la  cara  firmemente  por  la  cali- 
fa de  la  verdad  ,  eferibiendo  á 
eílc  fin  los  tres  libros,  que  in- 
tituló Memorial  de  los  Santos, 
y  el  Apologético  de  los  Marty- 
res. Su  íntimo  amigo  Alvaro 
tomó  también  la  pluma :  y  en 

Y  3  de- 


Digitized  by  Google 


3  4  i      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  1  o 


defenfa  del  martyrio  de  aquel 
tiempo  formó  el  Indiculo  lu- 
minofo  ,  intitulando  afsi  el 
libro  ,  por  quanto  en  él  mof- 
traba  lo  que  debia  fer  fegui- 
do,  y  evitado.  La  Iglefia  abra- 
zó defde  luego  eftos  Marty- 
rios ,  colocando  en  fus  Marty- 
rologios  los  nombres  de  los 
que  afsi  murieron  por  la  Fe, 
como  vemos  en  Ufuardo,  y  en 
otros.  Pero  aunque  efto  baf- 
taba  para  la  decifion  ,  con  to- 
do eíTo  conviene  que  afsi  co- 
mo hemos  referido  con  S.  Eu- 
logio los  argumentos  ,  demos 
también  con  el  Santo  las  ref- 
pu  ellas. 

14  Toda  la  queftion  eftri- 
va  en  declarar  la  naturaleza 
de  el  martyrio.  Ella  gloriofa 
emprcíTa  confiftc  principal- 
mente en  el  motivo ,  ó  caufa, 
por  quien  fe  da  la  vida.  Pue- 
defe  alterar  la  calidad  de  la 
pena  >  pero  no  la  circunílancia 
del  fin ,  que  ha  de  fer  precifa- 
mente  el  teílimonio  de  la  ver- 
dad revelada  por  Dios :  y  co- 
mo efto  fe  puede  contraer  á 
diverfas  materias ,  puede  tam- 
bién verificarfe  el  martyrio, 
padeciendo  alguna  pena  mor- 
tal en  defenfa  de  efta  ,  ü  de 
aquella  virtud ,  v.  g.  de  la 
predicación  contra  lo  ilícito, 
(como  el  martyrio  del  Bautif- 
ta)  de  la  ¿ufticia  del  figilo  Sa- 


cramental (como  en  el  Nepo* 
muceno )  de  no  manchar  la 
pureza  (como  San  Pelayo  de 
Córdoba)  y  generalmente  por 
la  Fe, como  en  los  que  mu- 
rieron, por  no  ador  a  t  los  ido-; 
los. 

15  En  lo  que  mira  á  la 
queftion  prefente  ,  no  es  ne- 
ceíTario  diftracr  el  examen  á 
todos  los  attos  en  que  puede 
verificarfe  el  martyrio  5  pues 
no  es  la  duda  fobre  la  íub£- 
tancia  del  fin  ,  fino  acerca  del 
modo.  La  caufa  por  que  mo- 
rían los  Chriftianos  de  Cór- 
doba, era  fin  duda  por  cor\- 
feífar  la  Fe  ,  y  publicar  las 
iniquidades  de  Mahoma  ,  y  de 
fu  faifa  fecla.  Efte  motivo  es 
de  jufticia ,  y  de  verdad  re- 
velada por  Dios :  pues  no  folo 
nos  manifeftó  los  myftcrios 
que  creemos  ,  fino  que  no 
pueden  fer  verdaderos  los 
contrarios  ,  aunque  los  anun- 
cie algún  Angel  del  Cielo,  co- 
mo exprefsó  el  Apoftol  de  las 
Gentes. 

16  El  modo  ,  por  el  qual 
fe  originó  la  duda ,  fue  ver 
que  voluntariamente,  y  fin 
fer  conftringidos  ,  acudían  á 
proteftar  la  Fe  ,  y  deteftar  la 
falfcdad.  Mas  por  ventura 
puede  perjudicar  á  la  bondad 
de  la  acción  la  mayor  volun- 
tariedad que  realza  el  mere- 
cí- 


Digitized 


(De  U  per/ecucion  Saracenica.  343 


cimiento?  En  el  Evangelio 
hallamos ,  que  el  que  en  efta 
vida  perdiere  fu  alma  por  Je- 
fus  ,  la  encontrará  en  el  Cielo: 
y  que  el  Redentor  confeflará 
por  fuyo  clelante  del  Padre 
Eterno  al  que  le  confeflare 
delante  de  los  hombres.  No 
añadió  el  Celeftial  Maeftro, 
que  debía  fer  precifada  aque- 
lla confefsion  5  ni  que  la  vida 
fe  perdiefle  por  ella  ,  folo 
quando  huviefíe  violencia  ex- 
terior para  negar  la  ley  :  fino 
que  la  mifma  heroyeidad  de 
exponerfe  á  la  muerte  por 
confefsion  de  fu  Fe ,  le  obli- 
garía al  reciproco  teftimonio 
de  reconocerle  por  fuyo  en  la 
gloria  del  Padre  :  y  como  los 
que  en  Córdoba  fe  prefenta- 
ron  voluntariamente  á  los 
Jueces,  predicaron  la  Fe  ,  y 
murieron  por  ateftiguarla  ,  y 
no  por  otro  motivo;  fe  infie- 
re que  fueron  verdaderos 
Martyres. 

17  Verificófc  en  ellos  lo 
que  el  Divino  Maeftro  previ- 
no á  fus  Difcipulos  :  No  que- 
rais  temer  d  los  que  matan  el 
cuerpo.  Predicad  la  verdad  á 
toda  criatura :  no  ocultéis 
la  doctrina :  enfeñad  en  pú- 
„blico  lo  que  os  he  dicho 

*    Cum  perfefuentur  vtt  in  Civitt 


privadamente,  &c.  Ais  i  lo 
practicaron  los  que  fortaleci- 
dos por  el  Cíelo  no  quiíicron 
contenerfe  en  el  rincón  de  fus 
cafas ,  fino  manifeílar  en  pú- 
blico ,  y  confeíTar  con  los  la- 
bios ,  lo  que  creían  con  el  co- 
razón. Corrcfpondieron  en 
no  ocultar  la  luz,  fino  ponerla 
/obre  el  candelero,  para  que  lu- 
cieíTe  á  todos  los  aue  eftaban 
en  las  tinieblas  del  Mahome- 
tifmo.  Dame  uno  que  la  ef- 
conda.  Qué  le  contiene?  El 
temor  délos  que  matan  el 
cuerpo?  Pues  quánto  mas  ani- 
mofo  ,  quánto  mas  esforzado, 
quánto  mas  heroyco,  es  el 
Soldado,  que  defafiendofe  del 
amor  de  la  vida  corporal ,  y 
defpreciando  el  cuchillo  de 
la  muerte  ,  fe  ofrece  volunta- 
riamente á  mirar  por  la  hon- 
ra de  fu  Rey?  Eftenfe  en  cafa 
los  débiles  :  huyan  á  otra 
parte  los  flacos :  no  fe  prefen- 
ten  los  que  (á  lo  menos  por 
entonces)  no  íe  hallan  llama- 
dos para  tan  alta  emprefla: 

Í>ermifsion  tienen  ;  licencia  fe 
es  da.  *  Pero  por  que  han  * 
de  negar  la  gloria  á  los  vale- 
rofos ,  á  los  esforzados ,  á  los 
animofos? 

18    No  fon  cftos  fober- 
Y  4  vios 

s  ¡/latfu¿¡te  in  ¿/f4m.Matth.io.v.z3* 


Digitized  by  Google 


344      E/paña  Sagrada, 

vios  (como  oponían  algunos) 
fino  magnánimos.  No  fon 
temerarios ,  fino  zelofos  de  la 
ley.  Hallabaíe  defpreciada  la 
Religión  5  mofadas  las  cere- 
monias mas  fagradas ;  blasfe- 
mada la  Divinidad  del  Re- 
dentor >  en  Calzada  la  maldad 
de  Mahoma  :  pues  que?  han 
de  fer  todos  los  Fieles  perros 
mudos  ,  que  no  fepan  ladrar 
contra  los  lobos?  No  ha  de 
haver  quien  de  teftimonio  de 
la  Verdad?  Y  fi  le  hay;  cómo 
no  fe  ra  Martyr?  Que  otra  co- 
fa íignifica  efta  voz  ,  fino  el 
*eftig°  >  que  fin  temor  de  la 
muerte  confieíía  la  verdad? 

1 9  Murieron  por  la  Fe  los 
degollados  en  Córdoba.  Efta 
virtud  ,  no  la  de  hacer  mila- 
gros (que  algunos  hechaban 
de  menos)  es  la  raiz,  y  el  fun- 
damento de  todas.  Por  ella 
vive  el  juílo:  por  ella  trium- 
pharon  los  Santos  (Hebr*.ii. 
t>.33.)Puesque  falta  les  hace 
la  gracia  accidental  de  los 
milagros?  Puede  el  reprobo 
hacer  mil  maravillas  ,  y  con- 
denarfe  al  fin,  porque  la  falud 
no  eftriva  en  aquella  gracia. 
Al  fin  del  mundo  ccííarán  los 
milagros,  (como  con  San  Gre- 
gorio eferibe  San  Eulogio) 

*  Non  poterat  ib  i  virtutetn  u'tem 
vh  futís  inultas  propter  ¡ncredttiitatetn 


,Trat.y}.Cap.ioi 

pero  no  faltaran  Santos.  Veafc 
el  cap.27.  del  lib.  a.  de  Samr 
fon,  en  el  Tomo  íiguiente, 
num.i.  El  mifmo  Redentor, 
hallandofe  en  fu  Patria ,  no 
pudo  hacer  allí  los  muchos 
milagros  que  obraba  en  otras 
partes ;  no  por  falta  de  poder, 
fino  por  la  incredulidad  de 
los  oyentes.  *  Viendo  pues 
el  Cielo  la  incredulidad  de  los 
Moros,  no  los  halló  dignos  de 
hablarlos  por  milagros.  Ni 
tampoco  eran  neceiíarios  pa- 
ra los  Fieles ,  hallandofe  bien 
radicados  en  la  Fe ,  y  abra- 
zándola por  la  efperanza  de 
los  bienes  eternos  ,  mas  que 
por  la  vifta  de  prodigios  viíi- 
bles  temporales.  Al  principio 
de  la  Iglcfia  abundaron  las  fe- 
ñaJes  del  Ciclo,corno  el  rieco 
en  las  plantas  recientes :  pero 
defpucs  de  eftár  propagada  la 
Fe  por  todo  el  mundo,  no  ne- 
ccfsitaron  los  Fieles  de  aquel 
riego.  Sí  alguno  fobrefale  en 
obrar  maravillas ,  no  fe  ha  de 
mirar  tanto  al  prodigio  exte- 
rior ,  quanto  á  las  obras  del 
que  hace  los  milagros*  fi  el 
cfpiritu,y  doctrina  es  de  Dios; 
fi  fe  alegra  mas  de  que  fu 
nombre  fe  eferiba  en  el  libro 
de  la  Vida ,  que  de  lanzar  dc- 

mo- 

f acere.  M.ircí  6.  v.f.  Non  fech  tbi 
¡iiorum*  M.uih.i  j.v.uh. 


Digitized  oogle 


(De  la  perfecuci 

«ionios :  fi  es  virtuofo ,  ó  vi- 
cioíb  el  proceder :  fi  reyna  en 
él  la  caridad  verdadera ,  y  la 
humildad  &c.  y  viendo  que 
muerto  al  mundo  vive  folo 
para  Dios ,  debe  edificarnos 
mas  la  fantidad  de  fus  obras, 
que  la  vifta  de  los  milagros. 
En  los  Martyres  de  Córdoba 
confta  la  verdad  de  la  do&ri- 
&a  ,  por  cuya  predicación  pa- 
decieron :  confta  la  humildad, 
la  honeftidad ,  la  caridad  con 
que  manifeftaron  el  mayor 
amor  de  dar  fu  vida  por  Je  fus, 
muertos  del  todo  al  mundo: 
vivos  únicamente  para  Dios. 
Pues  fi  tienen  la  fantidad  inte- 
rior >  que  falta  les  hace  lo  que 
no  es  precifo  en  los  amigos 
de  Dios?  Que  milagros  hizo 
el  buen  Ladrón  ,  canonizado 
por  boca  de  la  eterna  Verdad? 
Siguefe  pues ,  que  es  nulo  el 
argumento  ,  tomado  por  la 
falra  de  milagros  :  pues  fin  re- 
currir á  los  que  luego  íe  ve- 
rán en  la  Vida  de  algunos 
JMartvres  ,  confta  no  fundarfe 
en  ellos  la  Santidad. 

20  La  mifma  ineficacia 
tiene  el  argu  nento  de  que  fe 
prc  fe nt .2 fíe  n  vohtntariamenn 
ante  el  Tyrano.  Pero  por  fer 
eftc  el  principal  inductivo, 
conviere  no  diísimular  las 
urgencias  que  p  edén  alegar- 
fe  en  virtud  de  los  tcííimonios 


n  Saraceníca.         34  5 

de  otros  Padres :  pues  S.  Cy- 
priano  parece  defendió  lo 
mifmo,quando  en  la  Epift.83.  • 
dijo ,  que  ninguno  fe  ofrecief- 
fe  voluntariamente  á  los  ene- 
migos,ílno  quando  fueífe  prc- 
cifado ,  dando  por  razón,  que 
el  Señor  mas  quifo  nueftra 
Confefsion,  que  la  Profefsion; 
Qui  nos  confiten  magis  voluit, 
qnam  profiteri :  efto  es,  que  le 
confeíTeraos  no  por  intrufion, 
fino  por  precifion.    En  San 
Ifidoro  hallamos  también  es- 
crito ,  que  el  jufto  no  fe  prc- 
fente  á  la  lucha  del  martyrio 
por  fu  arbitrio:  Uitro  fe  pro 
apone  certaminis  non  debet  of- 
ferre  juflitia.  Y  da  la  razón 
el  Angélico  Dottor,  diciendo, 
que  no  debemos  dar  ocafioti 
á  otro  de  que  obre  inculta- 
mente, 2.  2.  g.124.  a.i.ad  3. 
Con  eftos ,  ü  otros  femejantes 
argumentos  confirmarían  fu 
opinión  los  Chtiftianos  de 
Córdoba. 

21  Pero  fi  bien  fe  exami- 
nan ,  no  prueban  el  intento: 
enervandofe  la  fuerza  con  el 
egemplo  de  tantos  ,  que  pu- 
diendo  no  buícar  al  enemigo, 
y  declinar  fu  fuerza ,  fe  ofre- 
cieron intrépidos  á  la  lucha, 
fin  que  lo  cfpontaneo  les  pri- 
vante de  fer  y  eftar  repinados 
en  la  Iglcfia  por  verdaderos 
Martyres ,  como  fin  recurrir 


Digitized  by  Google 


3  4  *      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  C¿/>.  1  o. 


a  otras  Naciones  ,  vemos  en 
la  de  Efpaña :  dándonos  Ge- 
•  roña  á  San  Félix,  Alcalá  á  San 
Jufto  y  Paftor  ,  Merida ,  y 
Barcelona  á  las  Eulalias  &c. 
Y  lo  que  es  mas ,  vemos  vene- 
radas en  la  Iglcfia  algunas 
Santas  ,  que  por  sí  mifmas  en- 
cogieron privarfe  de  la  vida, 
arrojándote  al  agua  (y  aun  al 
fuego)  haviendo  ley  de  que 
ninguno  íe  mate  por  sí  mif- 
mo.  Veafe  el  Cefarienfe  lib.S. 
cap.  12.  y  Auguftino  lib.i.  de 
Civ.  cap. 26.  donde  hablando 
de  las  Santas  que  por  no  per- 
der fu  caftidad ,  fe  echaron 
en  un  rio  ,  recurre  ,  como  en 
Samfon ,  á  la  infpiracion  de 
Dios :  y  del  modo  que  en  el 
Soldado  por  precepto  de  legi- 
tima poteftad  fe  hace  licito  el 
homicidio ,  que  fin  mandato 
feria  deteftable  ;  afsi  también 
la  muerte  que  es  ilícita  á  to- 
dos por  fus  manos ,  quando 
el  arbitrio  proprio  la  di&a, 
(como  en  Judas)  puede  feref- 
cogida  por  si  mifrao  en  el  que 
Dios  infpire  fu  precepto,  co- 
mo fucedió  en  las  Vírgenes 
referidas. 

22  No  fe  mataban  por  fus 
manos  los  Martyres  de  Cór- 
doba, fino  por  los  verdugos 
del  enemigo.  Acudían  volun- 
r arios  á  confeíTar  la  Verdad, 
fin  miedo  de  que  por  ella  les 


quitaíTe  otro  la  vida.  Pues  fi 
puede  fer  tenido  por  Martyr 
el  que  en  teftimonio  de  la  Fe 
efeoja  por  si  mifmo  lo  que 
fin  duda  le  prive  de  la  vida 
(como  es  arrojar  fe  al  agua ,  ó 
á  las  llamas)  quáato  mas  el 
que  hace  menos  ;  efto  es  ,  el 
que  no  fe  mata  á  si  mifmo,  fi- 
no que  precifamente  intenta 
confeíTar  la  verdad,  y  deteftar 
la  abominación  ,  aunque  de 
aquí  fe  figa  que  otro  por  fu 
vicio  le  prive  de  la  vida?  Y  fi 
en  aquel  la  gracia  del  Efpiri- 
tu  Santo  (qu¿  nefeit  tarda  ma- 
lí mina)  fe  mezcló  infpirando 
el  arrojarfe  al  fuego;  quién 
podrá  convencer ,  que  en  los 
Martyres  de  Córdoba  no  in- 
fluyó el  mifmo  Eípiritu ,  mo- 
viendo por  efpecial  inftinto  i 
fus  Athletas  ,  para  que  volun- 
tariamente fe  prefentaiTen  a 
fer  teftigos  de  fu  Divina  Ley? 
En  prueba  de  que  Dios  los 
guiaba  tenemos  las  Virtudes 
de  los  mifmos  fagrados  lucha- 
dores :  fu  inculpable  vida ;  la 
honeftidad  de  fus  acciones;  la 
moderación  ,  la  conftancia,  la 
fortaleza  en  el  fufrir  :  y  fobre 
Codo  la  perfección  de  la  doc- 
trina ,  exponiendo  fu  vida 
precifamente  en  teftimonio 
de  la  Fe  :  y  quando  la  caufa  es 
de  jufticia  ,  y  en  favor  de  la 
verdad,  la  obra  es  de  Dios. 

cVca- 


Digitized 


S)e  la  perfecucion  Saracenica.  347 

23    Veamos  ahora,  filos  no  eítableció  nada  San  Cy- 

Santos  Padres  alegados  en  fe-  priano. 
ñan  cofa  opuefta  á  lo  pra&i-      24   San  Ifidoro  mucho  me- 

cado  por  los  Martyres  de  nos :  pues  aunque  en  algunas 

Córdoba.  Pareccme  que  no:  Ediciones  fe  halla  el  texto  con 

pues  no  es  lo  mifmo  hablar  en  la  negación  del  non ;  previno 

general,fegun  la  doctrina  que  el  Señor  Loayfa  (en  las  Notas 

mira  á  toda  fuerte  de  perfo-  al  cap.23.  al.  26.  del  lib.i.  de 

ñas,  que  tratar  de  una  confti-  las  Sentencias)que  falta  en  to- 

tucion  particular.    San  Cy-  dos  los  MSS.  y  por  tanto  no 

priano  hablaba  á  toda  la  Igle-  fe  pufo  en  la  Edición  hecha 

fia  en  aquel  lance  ,  como  ex-  en  Madrid  ,  ni  en  la  fegunda 

prcíTa  en  el  titulo  de  la  Carta:  de  Paris.  Loayfa  en  las  Notas 

y  no  decimos ,  que  todos  in-  aprobó  que  fe  pufieíTe  el  non, 

diferentemente  deben  ofre-  en  virtud  del  mejor  enlace 

cerfe  al  Tyrano  ,  fino  que  al-  con  las  palabras  ,  que  al  pun- 

gunos  pueden  íer  laudables  fi  to  añade  el  Santo  :  Sed  tamen 

lo  hicieren  en  tales  ,  ó  tales  agonis  fruBum  videns  uberri- 

circunftancias.  Mirando  á  la  tnum ,  non  debet  declinare  lab  o- 

comunidad  fe  verifica  ,  que  tis  periculum.  Mas  para  nuef- 

Dios  nos  obligó  mas  á  la  Con-*  tro  aífunto  no  obfta  ,  que  fe 

fcfsion ,  que  á  la  Profefsion:  ingiera  allí  la  negación  :  pues 

pues  el  confeíTarle  quando  ef-  de  ella  folo  refulta  el  fentido 

temos  conftringidos  á  mani-  de  que  hablando  en  general, 

feftar  fu  Fe  ,  es  lo  mifmo  que  no  deben  todos  los  Fieles  pre- 

la  obligación  de  no  negarle;  fentarfe  al  martyrio :  pero  fu- 

y  cito  abraza  ,  y  eftrecha  á  pueda  afsi  la  fentencia ,  que- 

quantos  íe  vean  en  la  prefen-  da  lugar  á  otra ,  de  que  algn- 

cia  del  Tyrano.  Pero  la  Pro-  nos  juftos  pueden  ofrecerfe 

fcfsion ,  efto  es,  el  prefentaríc  volunrariamente  en  eftas ,  ó 

voluntariamente  á  publicar  la  en  aquellas  circunftancias  á 

Fe  ,  no  fe  manda  á  los  Fieles:  la  muerte ,  por  defender  la 

íiendo  acto  refervado  para  verdad, como  expreíTa? el  mif- 

algunos  de  los  mas  perfectos,  moSanlfidoro  en  la. primera 

y  zelofos  ,  fegun  la  eípecial  Sentencia  fobre  aquel  cap.23. 

difpoficion ,  y  moción  del  Ef-  (al. 26.)  del  martyrio:  Deifer- 

piritu  Santo  :  contxa  lo  qaal  vus  adverfitate  ulla  non  fran- 


Digitized  by  Google 


3  4  8      E/paña  Sagrada.  Trat.  3  3 .  Cap.  1  o. 


gitur ,  fed  pro  verltath  defen- 
fione  ULTRO  fe  certamini  of- 
fert.  Explica  luego  algunas 
circunílancias  ,  de  íi  el  fruto 
es  mayor ,  ó  menor ,  que  el 
trabajo :  y  concluye  ,  que  de 
allí  puede  inferirfe  ,  quando 
puede  alguno  ofrecerle  vo- 
luntariamente al  martyrio ,  ó 
q '.lando  no:  Di/ce  quomodo  ad 
wnartyrium  Je  ojferat  qwfque 
ULTRO  y  vel  quomodo  juxta 
fententiam  Del  cingatur  ab  al- 
tero. Pues  íi  fuera  de  la  clau- 
fula  arriba  citada  con  la  ne- 
gación ,  tenemos  otras  afir- 
mativas; poco  importa  para 
el  cafo,  que  el  non  fe  quite ,  ó 
fe  ponga  :  confiando  por  el 
Santo  Doctor ,  que  en  algunas 
circunílancias  puede  el  judo 
ofrecerfe  cfpontaneamcnte  al 
martyrio. 

25  Al  Angélico  Doctor  le 
cita  Loayfa  en  las  menciona- 
das Notas  de  San  Ifidoro,atri- 
buycndolc  las  palabras  de 
que  Martyrlum  oblatum  debet 
tolerari  patienter ,  fed  non  de- 
bet qudtri :  quia  non  debet  dari 
Gtcafio  agendi  injufte.  Pero  en 
la  queftion  124.  que  cita  ,  no 
hay  tal  fentencia  :  antes  bien 
en  el  art.  $.ad  1.  expreíTa  el 
cafo  de  que  vamos  hablando, 
admitiendo  ,  que  muchas  ve- 
ces en  virtud  del  zelo  de  ia 


fe,  y  candad  fraterna,  fe  ofre- 
cieron e/pont aneantente  al 
martyrio  algunos  Santos :  Ex 
zeio  fidei  ,  &  ebaritate  frater- 
na muitotiens  leguntur  San&i 
Mar ty res  f ponte  fe  obtuliffe 
martyrio.  No  era  el  intento 
de  los  Martyres ,  que  elTy- 
rano  obraíTe  mal,  fino  que  re- 
cibiefte  el  bien  de  la  Ley  de 
Dios:  y  afsi  laocafiondada 
era  de  obrar  bien:  pero  el  Ty- 
rano  facaba  de  allí  ocaílon  pa- 
ra lo  injufto ,  como  notó  Ca- 
yetano fobre  aquella  queftion 
124.  art.  1.  ad  3. 

26  Refulta  de  lo  expuef- 
to ,  que  el  prefentarfe  volun- 
tariamente aquellos  Martyres 
á  confeífar  la  Fé,  ni  tiene  con- 
tra si  la  autoridad  de  los  Pa- 
dres ,  ni  fuerza  de  la  razona 
porque  muy  lejos  de  intentar 
por  aquel  hecho  el  mal  de  los 
Tyranos  ,  nunca  mejor  mof- 
traban  el  amor  de  los  enemi- 
gos ,  que  quando  querían 
alumbrar  á  los  que  vivían  de 
afsicnto  en  las  tinieblas.Anun- 
ciabanles  la  luz  del  Evange- 
lio: predicaban  los  engaños 
de  Mahoma  :  deteftaban  la 
maldad  :  no  podían  decir,quc 
lo  malo  era  bueno:  recibieron 
de  Dios  efpiritu  para  oponer- 
fe  al  mal :  es  pues  claro ,  que 
bufeabapei  bien  del  enemigo, 

aun 


Digitized  by  Google 


©e  la  perfecucion  Saracenica;  349 


aun  á  coda  de  fu  vida ,  en  lo 
que  cftriva  la  mas  refinada 
caridad. 

27   Tampoco  tiene  efica- 
cia el  argumento  en  que  al- 
gunos ponían  la  mayor  fuer- 
za ,  diciendo,  que  voluntaria- 
mente iban  á  tentar  á  quien 
no  los  moleftaba  por  la  Fe, 
permitiéndoles  los  Moros  vi- 
vir en  los  Ritos  Ctoriftianos. 
Efto  parecia  á  muchos  muy 
urgente  contra  los  Martyrcs: 
pero  realmente  no  fe  fundaba 
en  verdad  :  porque  las  graves 
Vejaciones  de  tributos  info- 
portables  5  las  mofas  5  las  fer- 
vidumbres  $  la  ufurpacion  de 
las  mejores  heredades;  la  des- 
trucción de  las  Igleílas  j  y  la 
contradicción  de  fus  Minif- 
tros;  precifamente  nacían  del 
motivo    de  Religión  ,  no 
íiendo  comunes  á  los  Maho- 
metanos ,  fino  proprias  de  los 
Chriftianos  :  los  quales  con 
verdad  podrían  decir  al  Re- 
dentor :   „  Pufiftenos  como 
„  oprobrio  para  los  que  citan 
„  al  rededor  de  nofotros.  So- 
>,  bre  nofotros  vinieron  eftas 
aflicciones ;  y  con  todo  cf- 
»  fo ,  ni  Te  hemos  olvidado, 
j,  ni  nos  apartamos  de  tu  fa- 
„  grado  Teftamcnto.    Por  Ti 
„  nos  vemos  mortificados  to- 
„  do  el  dia  :  y  eftamos  repu- 
tados como  las  ovejas  del  mzz 


tsÁtxoiPofuifii  nos  opprobrium 
vicinis  nojlris ,  fub/anationem 
O*  derifum  bis>  quifunt  in  cir- 
cuitu  nojlro. , .  Hac  omnia  ve- 
nerunt  fuper  nos,  nec  obliti  fu- 
mus  te  :  &  inique  non  egimus 
in  teji amento  tuo. . .  Quoniam 
propter  te  mortificamur  tota 
die:  djlimati  fumus  Jicut  oves 
occijionis,  Pfalm.443. 

Pero  lo  mas  era  vér  bal- 
donada la  gloria  del  Señor, 
blasfemada  la  Divinidad  de 
Jefus :  enfalzado  como  ver- 
dadero Propheta  el  deteftable 
efpiritu  de  mentira,  y  fal fe- 
dad.  No  era  efta  perfecucion 
contra  la  Ley  de  Dios?  No 
era  moleftia  conrra  los  verda- 
deros Chriftianos?  Qué  vaf- 
fallo  fufre  con  igualdad  los 
vilipendios  de  fu  Rey?  Digafe 
que  alguno  no  fe  halla  con 
valor  para  facar  la  cara ;  mas 
no,  que  careció  de  moleftia 
el  que  en  femé  jantes  circunf- 
rancias  expufo  la  vida  por 
volver  por  fu  honor. 

28  Y  que  importa,  que 
no  fe  mantuvieíTen  incorrup- 
tos los  cuerpos  de  los  marty- 
rizados?  Que  les  perjudicó  á 
Jos  que  fe  convirtieron  en  ce- 
niza? Dejó  David  de  fer  á  me- 
dida del  corazón  de  Dios,por- 
que  fe  corrompiente  fu  carne, 
y  de  alli  ar£;uyefle  San  Pedro, 
que  no  hablaba  de  si,  finp  del 


Digitized  by  Google 


3  jo      E/paña  Sagrada.  Trat.¡  ¡.Cap.io: 

Redentor  ,  quando  predijo  la  ble:  y  efta  eficacia  en  el  amor 

incorrupción  de  el  cuerpo?  de  lo  eterno ,  efta  firmeza  ea 

{ASI. 2.) Claro  ella,  que  aun-  defpreciar  todo  lo  tempo- 

que  fe  convierta  en  tierra  el  ral ,  es  la  que    athefora  la 

cuerpo  que  lo  es  ,  íegun  pre-  corona  en  Iqs  que  dan  la 

vino  Dios  á  los  mortales ,  no  vida  por  la  Ley.  Entre  todos 

deroga  la  gloria  del  efpiritu,  los  tormentos  corporales  el 

que  reyna  coronado  en  el  mayor  es  la  muerte  :  a  efte  fe 

Ciclo.  ofrecieron    voluntarios  los 

29    Finalmente,  que  el  Martyres  de  Córdoba :  luego 

tormento  fea  prolongado,  ó  dieron  por  Dios  quanto  tcnian 

que  de  un  golpe  corte  el  Ty-  que  dar.  Y  es  acafo  menos 

rano  la  vida  al  Confeífor  de  la  caritativo  ,  y  liberal  el  que 

Verdad ,  no  altera  la  fubf-  de  un  golpe  reparte  fu  caudal 

tancia  del  martyrio :  pues  ef-  á  los  pobres  j  que  el  que  gaita 

ta  dcpoíita  fu  valor  en  el  zelo  muchos  dias  en  la  repara* 

de  la  Ley ,  y  en  la  caridad  cion? 
perpetuada  hafta  la  muerte,        30    Concluyamos  pues, 

cuyo  amor  fue  común  no  fo-  que  aqui  fe  verificó  la  fen- 

lo  á  los  que  tardaron  en  mo-  tencia  del  Efpiritu  Santo,  que 

rir,  fino  á  los  que  prontamen-  por  qualquiera  muerte  en  que 

te  fugetaron  fu  cuello  al  ene-  fallezca  el  judo ,  confeguirá 

migo.  Si  el  cuchillo  defeargó  fu  alma  el  refrigerio.  #Eítos  #; 

dekie  luego  $  también  t